Fracturas

Medicina. Deporte. Educación física. Salud. Primeros auxilios. Lesiones. Procedimientos

  • Enviado por: Zon
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


  • Fracturas

  • Una fractura es la pérdida de continuidad de un hueso.

    Como consecuencia de la aplicación de una fuerza sobre el esqueleto, de forma directa o indirecta, se puede producir una lesión ósteo-articular. Un traumatismo en las extremidades pocas veces origina una situación de riesgo vital pero puede ocasionar discapacidades.

    En cualquier caso de traumatismo es muy importante conocer el antecedente que ha originado la lesión: el mismo accidentado nos indicará los mecanismo por los cuales se ha producido la lesión y si ha notado un ruido en el momento de producirse la lesión. A continuación se explican las fracturas y los distintos tipos que hay, así como causas, síntomas y actuación.

    1.1. Clasificación:

    1.1.1. Incompletas: Cuando el trazo de la fractura no alcanza todo el espesor del hueso

    1.1.2. Completas: Cuando el trazo de la fractura afecta todo el espesor del hueso y lo divide en dos o más fragmentos. Se dividen según el trazo de la fractura en:

    1.1.2.1. Transversales: La línea de fractura es transversal y suelen ser producidas por contusión directa.

  • Oblicuas: La línea de fractura es oblicua.

  • Espiroideas: Siguen una línea oblicua que gira alrededor del hueso, que acaba cortando en punta.

  • Conminuta: El punto de fractura del hueso se desmenuza en pequeños fragmentos.

  • 1.1.3. Cerradas: El hueso se rompe, pero la piel recubre la extremidad queda intacta.

    1.1.4. Abiertas: La piel que recubre la extremidad también se rompe, produciendo una herida cercana al punto de fractura, con riesgo de complicaciones: infección de las puntas del hueso fracturado y del resto de los tejidos lesionados, hemorragias, lesiones de las estructuras vecinas al hueso roto.

    'Fracturas'

    1.2. Causas:

    1.2.1. Directas: El punto de fractura coincide con la zona de impacto.

    1.2.2. Indirectas: La fractura se encuentra alejada de la zona de impacto.

    1.2.3. Espontáneas: No hay traumatismo, sino que la fractura se produce porque el hueso es frágil.

    1.2.4. Fracturas por arrancamiento: La musculatura arranca un fragmento de hueso.

    1.3. Síntomas:

    -Dolor intenso que aumenta con la movilización de la extremidad.

    -Inflamación que comienza en el punto de fractura y se extiende al transcurrir el tiempo.

    -Deformidad de la extremidad.

    -Enrojecimiento de la zona.

    1.4. Actuación:

    Ante la sospecha de una fractura en una extremidad debemos conseguir el traslado a un centro sanitario, procurando, mientras tanto calmar el dolor.

    Al ser inmovilizada la fractura el dolor disminuye. Para esto hay que seguir los siguientes pasos:

    1.-Hablar con la víctima.

    2.-No mover al herido.

    3.-Hacer un examen visual y localizar puntos dolorosos.

    4.-Retirar objetos que dificulten la circulación sanguínea como relojes, pulseras, anillos, etc.

    5.-Aplicar frío local, protegiendo la piel (hielo envuelto en una toalla)

    6.-Inmovilizar desde el punto de fractura y una articulación por arriba y por debajo de la extremidad.

    7.-Si se trata de fracturas abiertas cubrir la herida con gasas húmedas y estériles.

    1.5. Debemos tener en cuenta:

    Ante un traumatismo en una extremidad debemos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

    -La aplicación de calor provoca inflamación, está contraindicado.

    -Las pomadas pueden dificultar la exploración.

    -Las fracturas se deben inmovilizar tal y como se presentan.

  • Inmovilización de las extremidades

  • Ante la sospecha de una lesión procederemos a su inmovilización. Trataremos las técnicas de inmovilización improvisadas (sin material preestablecido) de aquellas lesiones que afectan a los huesos de las extremidades.

    2.1. Actuación general frente a un traumatismo:

    La actuación apropiada ante la sospecha de una lesión ósea o articular es la movilización. Con una correcta inmovilización evitaremos el dolor que provoca la movilización del extremo fracturado cuando se mueve la extremidad.

    La persona que presta los primeros auxilios, debe seguir los pasos explicados anteriormente. Se debe localizar el foco de la fractura, que suele ser el de máximo dolor e hinchazón.

    Para realizar las inmovilizaciones improvisadas se requieren:

    -Piezas triangulares de tela, que llamaremos triángulos, de una medida aproximada de 40x40x60 cm.

    -Tiras rectangulares de tela, que llamaremos frondas de 10 cm. de ancho por 50 cm. de largo.

    -Periódicos y revistas.

    -Maderas acolchadas (con algodón, ropas, toallas, etc.)

    Hay que tener en cuenta que la inmovilización puede provocar malestar.

    'Fracturas'

    2.2. Inmovilización de la extremidad superior:

    Las personas que presentan lesiones del esqueleto en el hombro, el brazo o la mano, no tienen afectada su capacidad de desplazamiento. Sostienen la extremidad herida en la posición más cómoda y menos dolorosa. Es en esta posición en la que se ha de preparar la inmovilización.

    2.2.1. Fractura de la clavícula: La clavícula es la parte esquelética que articula el brazo y el tronco. No podemos inmovilizar la clavícula porque no es accesible, pero podemos inmovilizar todo el brazo, porque si el brazo no se mueve la clavícula no trabaja. La combinación de un cabestrillo y una contracharpa hacen la función de inmovilizar la extremidad. Así, un triángulo se disponga por fuera del brazo herido, haciendo coincidir el vértice con el codo, y la hipotenusa con el lateral del cuerpo de la víctima. El extremo inferior del triángulo se recoge por debajo del codo y, por la espalda se anuda con el otro extremo sobre la clavícula sana. Finalmente una contracharpa fija el montaje al cuerpo de la persona afectada.

    'Fracturas'

    2.2.2. Fractura del brazo y antebrazo: Hay que sustituir el efecto que la propia persona accidentada hace al sostenerse el brazo herido, ángulo de noventa grados. Esto se consigue con un triángulo en cabestrillo, un triángulo que se interpone entre el cuerpo y el brazo herido de manera que la hipotenusa o lado largo, quede en paralelo al lateral del tronco de la víctima, a la vez que el vértice del triángulo se hace coincidir con el codo de la extremidad herida. Al doblar el triángulo hacia arriba, cada una de las dos puntas pasará por un lado del cuello, y con un nudo a uno u otro lado de la nuca quedará el brazo suspendido, aunque aún no está inmovilizado. Faltará anudar la punta del triángulo a la altura del codo, llenar el espacio anatómico bajo el codo y fijar el montaje al propio cuerpo del herido. Esto último se consigue con otro triángulo que, abrazando el húmero del brazo herido por una zona central, se anuda al otro lado del cuerpo, a nivel de la axila.

    'Fracturas'
    'Fracturas'

    2.3. Inmovilización de la extremidad inferior:

    Al contrario que en los casos anteriores, la mayoría de las personas que presentan lesiones esqueléticas en la pierna o el pie no pueden andar y permanecen tumbadas. Es en esta posición en la que debemos realizar las inmovilización. La inmovilización de esta extremidad requiere el uso de material rígido. Se empleará una férula, herramienta que se emplea para inmovilizar posibles fracturas que generalmente son improvisadas como maderas.

    La técnica del ocho consiste en pasar la fronda por detrás del tobillo, cruzarla sobre el pie y girarla hasta hacer el nudo en la planta del pie.

    'Fracturas'

    La inmovilización con material improvisado solamente se ha de hacer cuando la víctima no puede ser atendida por los servicios de socorro (montaña, bosque, acampada, etc.)

    2.3.1. Fractura del fémur, tibia y/o peroné: Antes de nada hay que localizar el foco de la fractura. En el caso de tibia -peroné, a partir de dicho punto se deben prever cuatro ataduras con frondas, una para situarla por encima de la articulación superior al foco, otra para colocarla por debajo de la rodilla y alejada del lugar de la fractura, otra más abajo del foco de la fractura y una última que se colocará en ocho. Las cuatro frondas se colocan si necesidad de mover la pierna herida. En el caso del fémur, preparar al menos las siguientes ataduras: articulación superior, es decir, la cadera, dos equidistantes a la altura de la rodilla, y una en ocho a la altura del tobillo. Las frondas se colocan en su sitio sin mover la pierna herida. Seguidamente, dos férulas acolchadas adecuadamente, que se colocan paralelas a la pierna y se hacen las ataduras de la pierna, comenzando por la más lejana al cuerpo hasta llegar a la más próxima. Finalmente se anuda la cuarta fronda, con la técnica en ocho con el nudo en la planta del pie, lo que nos permitirá tensarla.

    'Fracturas'

    'Fracturas'

    2.3.2. Fractura del tobillo: La actuación más recomendada pasa por liberar el tobillo del calzado que lo oprima y preparar dos frondas para efectuar ataduras y una manta. La parte herida se protege con esta manta, que se dispone en forma de u alrededor del pie, el tobillo y la pantorrilla. Con las frondas se hacen dos ataduras para fijar el montaje. Mientras se espera el traslado, la pierna herida puede mantenerse en poco alzada, aplicando frío.

    'Fracturas'

    3. Traumatismos en la columna vertebral

    La columna vertebral como conjunto de huesos no presenta un riesgo por la fractura de una vértebra en sí misma, sino por la posible lesión que pueda producirse en la médula espinal.

    3.1. Causas:

    Las causas suelen ser muy diversas. Las más frecuentes son:

    -Caída sobre los pies o glúteos desde una cierta altura (lesión, fractura indirecta, aplastamiento vertebral)

    -Golpes violentos sobre la columna (caída sobre la espalda, accidente de moto, etc.)

    -Movimientos violentos y forzados de la columna (frenazo de coche, colisiones frontales).

    -Golpes directos en la cabeza.

    'Fracturas'

    3.2. Síntomas:

    -Dolor localizado en el punto de la lesión.

    -Rigidez muscular.

    -Posibilidad de la pérdida de la movilidad y/o de la sensibilidad de las extremidades inferiores, sobre todo de las inferiores, por lesión medular.

    En caso de duda, hay que prevenir y tratar al accidentado como si se presentara una posible lesión medular.

    3.3. Debemos recordar:

    -Que como en todas las lesiones óseas, los síntomas pueden aparecer más tarde, y un mal criterio de actuación puede producir una lesión mucho más importante.

    3.4. Actuación:

    -Evitar el movimiento. Si está consciente indicarle al herido que no se mueva.

    -Avisar a una ambulancia.

    -Controlar los signos vitales.

    'Fracturas'

    Índice

    1. Fracturas:

    -Clasificación

    -Síntomas

    -Actuación

    -Debemos tener en cuenta

    2. Inmovilización de las extremidades:

    -Actuación general frente a un traumatismo

    -Inmovilización de la extremidad superior

    -Inmovilización de la extremidad inferior

  • Traumatismo en la columna vertebral:

  • -Causas

    -Síntomas

    -Debemos recordar

    -Actuación