Fortunata y Jacinta; Benito Pérez Galdós

Narrativa española del siglo XIX. Novela realista. Biografía. Personajes. Argumento. Interpretación. Mundo social

  • Enviado por: Ninoa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad


Fortunata y Jacinta; Benito Pérez Galdós

Índice:

EL AUTOR Y SU NOVELA

Breve reseña bibliográfica............................. .pág. 3

DESCRIPCIÓN

Argumento de la historia................................................ pág.4

Temas centrales pág.4

Personajes pág.5

EXPLICACIÓN

Marco histórico pág.9

Escenas clave de la novela pág. 9

INTERPRETACIÓN

El autor y la obra pág.10

Relación de la novela con la historia pág.10

AUTOR Y SU NOVELA

Breve reseña bio-bibliográfica

Benito Pérez Galdos nació en las Palmas (Islas Canarias) en 1843, décimo hijo de un coronel del Ejército. Fue un niño reservado, interesado por la pintura, la música y los libros. La llegada a las Palmas de una prima le trastornó emocionalmente y sus padres decidieron que fuera a Madrid a estudiar Derecho, en 1862. en esta ciudad entra en contacto con el krausismo por medio de Francisco Giner de los Ríos, el cual le anima a escribir y le presenta en la redacción de algunas revistas. Se transforma en un madrileño que frecuenta tertulias literarias en los cafés, que asiste puntualmente al Ateneo madrileño, que recorre incesantemente la ciudad y se interesa por los problemas políticos y sociales del momento: se define a sí mismo como progresista y anticlerical.

En 1868 viaja a París y descubre a los grandes novelistas franceses. A su regreso traduce a Dickens, escribe teatro y, por fin, en 1870 se decide a publicar su primera novela, La Fontana de oro, con el dinero que le da una tía, ya que en esa época las novelas o se publicaban por entregas en publicaciones periódicas, revistas y periódicos, o corrían a costa del autor. La obra era todavía romántica, pero en ella ya empezaban a verse sus ideas radicales que aflorarán en el decenio siguiente. En estos años comienza a escribir los Episodios Nacionales, en la década de 1880, su época de máxima creación. También es estos años se compromete activamente a la política, ya que de 1896 a 1890 es diputado por el partido de Sagasta, aunque nunca pronunció discurso. A pesar de la oposición ultracatólica que le perdonó haber escrito Doña Perfecta (1876), un panfleto anticlerical, fue elegido miembro de la Real Academia Española. El paso de los años le daban brío y en 1892 se entregó a la reforma del teatro nacional. El estreno de Electra (1901) supuso un acontecimiento nacional; al acabar la representación, los jóvenes modernistas acompañaron al autor hasta su casa elogiado por la multitud. En 1907 volvió al Congreso, como republicano, y en 1909 con Pablo Iglesias, fue jefe titular de adopción.

DESCRIPCIÓN

Argumento: cuenta brevemente la historia

La novela nos narra de manera detallada un trío amoroso durante un largo período de tiempo. Por una parte, tenemos al matrimonia Santa Cruz formado por la dulce y comprensiva Jacinta y el vil y embustero de Juanito Santa Cruz, pertenecientes ambos a la burguesía rica y acomodada de Madrid. El tercer miembro de este trío es la amante de Juanito Santa Cruz, Fortunata, perteneciente a la clase baja y obrera, donde vivían en auténtico suburbios.

Jacinta conoce los múltiples deslices de su marido (no sólo con Fortunanta), pero es cauta y por más que lo intenta no consigue nada debido a la sociedad del momento ya que hay que recordar la precaria situación de la mujer dentro del marco del matrimonia y la sociedad.

Jacinta odia a con todas sus fuerzas a Fortunata, y viceversa, ya que luchan por el amor de el mismo hombre y las dos se creen mujeres legítimas.

Lo que hace Benito Perez Galdós en esta novela es una crítica aplastante de la sociedad del momento, de sus costumbres, de su ceguedad con la religión, etc.

A lo largo de la novela van apareciendo numerosos personajes, todos muy distintos unos de otros, con personalidades muy marcadas. Galdós lo que hace es describirnos la sociedad a través de todos ellos. Hay personajes burgueses, es decir, de buena vida, y hay personajes que viven en la miseria. También critica la personalidad de los burgueses tachándolos de hipócritas y de hacer las cosas solamente para aparentar.

Fortunata y Jacinta son dos polos opuestos: la sociedad paralizada y atrasada contra la reveldía de Fortunata, que la tacha de mujer indecente por su empeño en querer al hombre de otra, de la santa Jacinta que goza de una reputación de altura.

Tema o temas centrales: haz un comentario de ello

El matrimonio

A parte del reflejo de los modos de vivir de esta sociedad, el autor nos transmite una clara imagen del papel de la mujer dentro de esta estructura social.

Dentro del papel que cumple la mujer en la obra, se puede destacar el tema de la maternidad tan vinculada a esta. De este modo la necesidad que tiene Jacinta de experimentar la maternidad es vista como el deseo de encontrar su sitio social ya que el puesto de madre le puede dar una identidad clara dentro de la estructura social del momento histórico en el que transcurre la trama de la novela. El matrimonio se ve como una especie de contrato cuyo principal fin es procrear y como Jacinta no se queda embarazada siente esta ausencia como una falta suya.

En la novela hay numerosas alusiones al matrimonio, en realidad se trata de la historia de dos mujeres casadas, de dos matrimonios.

La primera parte de la novela está dedicada a la narración de las causas que llevaron al matrimonio a Baldomero y a Bárbara, padre de Juanito. Éste se hace amante de Fortunata y después marido de Jacinta. Este matrimonio debería producir un heredero que llegará al final y de este modo Jacinta podrá honrar al contrato matrimonial.

En el caso de Fortunata que se casa con Maximiliano existe una diferencia porque ella no quiere asumir las expectativas maternales propias de su condición de esposa. Ella tiene sus propias ideas sobre los vínculos legales que unen a una pareja y quiere ponerlas en práctica. Quiere cambiar un niño por otro y aquí podemos ver esa noción de doble maternidad. Desea cambiar al hijo por el padre. En realidad Fortunata piensa que si no hay niños no hay matrimonio y que por ser ella la madre también es la verdadera esposa.

Queda claro que el papel de la niña cuando se hace mayor es el de ser esposa y madre. En la novela hay numerosas alusiones a la falta de preparación intelectual de todas las mujeres. También se menciona el poco interés de las mujeres por la historia. Sólo les interesa su propia historia de maternidad. Estas mujeres por tanto son propiedad del hombre y están puestas al servicio de su reproducción.

La maternidad

En cuanto a la maternidad, Jacinta es estéril, inútil para un sistema económico basado naturalmente en la producción. Por lo tanto el matrimonio entre Juanito y Jacinta es un fracaso.

Jacinta pesca un marido estupendo. Los datos que se nos aportan en la novela sobre Jacinta nos demuestran que será tan fracasada en el matrimonio como su madre. Isabel Cordero tiene nueve hijos pero sin embargo esto tampoco la hará valiosa ya que siete de sus hijos son hembras.

Queda claro que la descendencia femenina es una carga. El único fin de la mujer es el de casarse y procrear, no sirve para ninguna otra cosa. Coser y tejer son primordialmente tareas femeninas.

A Jacinta le llegará el matrimonio con Juanito. Su suegra trata de buscar y escoger una buena esposa para su hijo, esta tiene que ser adecuada para sustituirla en el papel de madre. Pero Jacinta es una mercancía inútil, su esterilidad la anula como mujer.

Fortunata es la otra mitad, el complemento de Jacinta que tiene lo que a ella le falta. Pero a esta otra le falta la fidelidad. A la mujer le está prohibido el adulterio porque la fidelidad de la mujer es la única certidumbre que el hombre tiene de que sus bienes, sus riquezas, van a pasar a sus hijos y sus nietos.

El nacimiento del niño

Fortunata cree que dando a luz a un hijo de Juanito podrá ser vista como mujer a los ojos de Juanito.

El papel de Fortunata es el siguiente: el padre es el que engendra al niño, por tanto este llevará su nombre, ella lo cuida y estará junto a él únicamente en cuanto se necesite de ella. Cuando el hijo ya no necesite de la madre, será arrancado de ella y devuelto a su padre, a su dueño. Fortunata una vez conseguido su objetivo empieza a darse cuenta de la inutilidad del esfuerzo porque una vez amamantado el niño no pertenece a la madre y debe volver a la casa paterna. Ahora Jacinta, gracias al hijo de Fortunata va a poder representar su papel. Cuando Fortunata ve que no puede amamantar al niño, ve también su final. Fortunata ha cumplido ya su papel de recipiente. El hijo vuelve al padre y la madre dolida por la separación se seca y se descompone.

Personajes: describe los protagonistas, antagonistas y algunos personajes secundarios.

Los personajes aparecen con cierta apariencia: personas mezquinas, bondadosos, burgueses adinerados, nobles arruinados, desheredados... Los personajes de la trama no forman un mundo agradable, sino que se mueven por intereses materiales u honoríficos, no presenta un mundo de personajes generosos debido a que no daría apariencia de realidad. Y generalmente, sobre todo gentes de clase alta, aparentaban de cara a la sociedad y escondían con mucho cuidado sus problemas interiores (económicos, familiares...). todos y cada uno de los personajes que aparecen en esta novela tienen unas características propias determinadas y bien definidas; cada uno tiene su tipo de lenguaje, expresiones, acciones, pensamientos, ideología...

Personajes principales.

FORTUNATA: es una mujer inocente y sentimental, es uno de los personajes que parecería más ficticio porque tiene el ideal de buscar el amor de su vida y seguirle para siempre. Es una mujer que esclava y humilde, ya que cumple con la orden de casarse con un hombre al que no ama, pero sin embargo, no renuncia a él, aunque su corazón le dicta otro camino y encuentra el amor en Juanito, aunque ella no se vea correspondida con el amor de éste, ya que no puede aspirar a él, porque tienen un nivel económico más bajo. También tiene una individualidad propia, y es consciente de su condición de marginada y de decente.

Fortunata tiene un habla típica popular, debido a sus expresiones y sus dejes que ponen de manifiesto un lenguaje típicamente popular. Es una mujer que actúa por los impulsos que le dicta el corazón, a pesar de que es sumisa y humilde, se deja guiar por sus sentimientos e intenta encontrar el amor de su vida. Demuestra su amor de forma natural y no lo intenta esconder, aún cuando es acogida en el convento, más tarde sigue viéndose con su amante.

Fortunata es una mujer pobre, que no tiene dinero suficiente para poder seguir con su amante, aún así, es valiente porque intenta conseguirlo hasta el final. Pero aunque sea una mujer con pensamientos muy idealizados, tiene los pies en el suelo y sabe que lo suyo con Juan no puede llegar más allá por su categoría social y económica. Fortunata pertenece al pueblo, tienen un nivel cultural muy bajo, de ahí su lenguaje, y está destinada a casarse con un hombre al que no ama.

JUANITO SANTA CRUZ: es un vividor, quiere probar todo tipo de experiencias y, entre ellas, está el desenfreno, el amor, la infidelidad, el deseo... Es un joven que, por su nivel social no le está permitido mezclarse con el pueblo, pero él, sin embargo prueba el amor con una mujer de origen popular, la seduce, la engaña. Es el perfecto prototipo de Don Juan, que, con dinero dedica su vida, al desenfreno, a las fiestas, alas pasiones y a buscar el placer en las mujeres bellas.

Juanito Santa Cruz posee un lenguaje muy culto y lo tiene como una gran virtud, ya que, para seducir a las mujeres, una de sus artimañas es elogiarla hasta conseguir conquistar su corazón, para luego seducirla. Tienen un lenguaje culto cuando lo quiere usar, debido a que la educación que obtuvo gracias a su economía lo permitió, pero generalmente utiliza un lenguaje sencillo y manejable.

Tiene manera de una persona de clase alta burguesa como es él. Actúa según ha recibido su educación, no obstante es una persona manipuladora de las personas y de sus sentimientos. Tiene acción de rebeldía contra su madre ya que ella quiere conservar unos valores “anticuados” que chocan contra las ideas de Juan de buscar el placer y disfrutar la vida.

Juanito Santa Cruz es un joven rico y de buena familia. Con todas sus necesidades resueltas, no le afecta ninguna preocupación y vive libremente sin que nadie le ponga un limite.

JACINTA: es una joven de clase alta con unos conocimientos que le han inculcado muy tradicionalistas y conservadores. Tiene la cabeza muy en su sitio y cumple su papel dentro de la sociedad burguesa. Tiene algunos pensamientos muy extraños que se alejan de la realidad pero que ella se niega a cambiar. Es una mujer fría, curiosa y envidiosa. Se obceca en tener hijos, pero no los puede concebir y eso le desquicia. Es una mujer que, no tiene gran curiosidad por conocer mundo y las cosas que le rodean, probar nuevas sensaciones, etc. Acepta el papel que le toca cumplir dentro del marco social. Su matrimonio con Juanito, es de interés entre familias, algo muy habitual entre familias de clase alta, y aunque la familia de ella no es rica y pasaban apuros económicos, siempre iban bien vestidos cada uno de los hijos cuando salía a la calle aunque en casa apenas tuvieran unas zapatillas.

Jacinta es una mujer ha recibido una buena educación, tiene un lenguaje acorde con su nivel social y cultural. Aunque en el ámbito familiar habla con un lenguaje sencillo.

Jacinta actúa como una señorita refinada, guardando las formas, siempre al lado sin separarse de su marido. Tiene sentimientos de envidia hacia otras personas que pueden concebir hijos mientras que ella carece de esa virtud, y se amarga por ello.

MAXIMILIANO: es el prototipo de hombre educado para, en el momento de ser marido cumplir un papel determinado: acompañar a la mujer, gobernar la casa bajo su mando, etc. En general, son también, como el resto de los personajes de clase alta que aparecen en la obra. Maximiliano sufre mucho y se siente impotente ante la situación de infidelidad de su mujer, y a pesar de que se reconcilia con su mujer, ésta vuelve a serle infiel. Era un hombre tímido y insociable, aunque culto por haber cursado estudios académicos.

Maximiliano tiene un lenguaje sencillo, a pesar de que es una persona cultivada en el ámbito del saber pero no lo manifiesta en su lenguaje.

Maximiliano es un hombre sencillo, guarda las formas, pero no es un personaje muy dicharachero, sino muy tímido. Se obceca en pensamientos propios y les da vueltas, e intenta buscarles solución.

Personajes secundarios.

Hay gran cantidad de personajes a lo largo de toda la novela, que tienen distintos niveles de importancia: algunos actúan directamente en relación con los personajes principales y otros, en cambio actúan de relleno en la obra, y para completar aún más la descripción de la sociedad de la época que ofrece Galdós. Algunos de estos personajes secundarios son:

BARBARITA: es una mujer conservadora de los valores tradicionales. Intenta llevar a su hijo por los buenos caminos morales y alejarlo de todo lo relacionado con el pueblo: los vicios, las fiestas, el desenfreno... y que se centre únicamente en tener una mujer elegida por ella, crear una familia y ser un hombre de provecho ganándose su sueldo para vivir bien aunque no sean necesarios demasiados lujos.

ESTUPIÑÁ: es un buen amigo de la familia que trabaja para ellos. Es uno de los personajes más dicharacheros y alegres de la novela. Es el guiador de Juanito y también su protector, pero no en el sentido de su madre, sino que no le pase nada pero que tenga libertad para vivir.

DON BALDOMERO: es el marido de Barbarita, es el moderador de la familia. Frena ese sentimiento proteccionista que tiene su madre sobre Juanito, y permite que se forme su vida conociendo todas las cosas que pueda y probando experiencias, porque si no acabaría como él, siendo soso, aburrido, tímido y retraído, y todo porque sus padre tuvieron el mismo sentimiento proteccionista de impedir librar de todos los males a su hijo.

ISABEL CORDERO: es una mujer luchadora, y se las apaña para buscarse la vida y que sus múltiples hijos tengas una buena educación, vayan bien vestido a los lugares públicos, a pesar de estar sumidos en graves problemas económicos debido a que con el dinero que se ganaba no había para que todos vivieran bien. Le contaba sus penas a su cuñada pero jamás pidió limosnas, ya que ella se las apañaba sola.

GUMERSINDO ARNAIZ: es el marido de Isabel. Es un hombre miedoso, tímido, y temeroso ante los problemas que le plantea la vida. Cuando el negocio le iba mal, allí estaba Isabel que era la que solucionaba aquellos problemas que tuviesen.

JOSÉ IZQUIERDO: es un personaje que, conjuntamente con Segunda Izquierdo representan a un grupo dentro del sector del pueblo los cuales son el ejemplo de unas elecciones u otras en función del interés, un lenguaje tan vulgar que apenas podrían decir una palabra delicada, y una afición por el vicio como el alcohol.

GUILLERMINA: también es una mujer emprendedora que no se acobarda ante nada ni ante nadie. También es una mujer generosa y servicial (de ahí que quisiera abrir un orfanato de niños), y con tal de conseguir sus objetivos es capaz de hacer cualquier cosa que esté en sus manos.

EVARISTO FEIJOO: es el hombre guía de la vida de Fortunata. Ella le pide consejo y él se convierte en su conciencia y le enseña el camino que debe seguir para que las cosas prosigan un camino correcto. Fortunata confía en él y le abre su corazón, él la escucha y la aconseja.

Hay cantidad de personajes secundarios en esta novela además como pueden ser la familia Samaniego, Los Moreno -Isla, y los Morenos pobres, los Rubín, el resto de la familia de los Arnaiz, Villalonga; un compañero de fatigas de Juanito, que se iba con él de fiesta a divertirse, la familia Trujillo, la familia Ruiz Ochoa, Cayetano Villuendas...

EXPLICACIÓN

Explica el marco histórico en el que se sitúa la acción o acciones de la novela (época, situación económica y política, aspectos sociales y culturales...).

La trama se sitúa en una sociedad en la que, en aquel tiempo, la burguesía española se vuelve conservadora y se retrae, en vez de seguir avanzando por el camino de las reformas.

La burguesía intenta imitar a los europeos, ya que reciben una influencia directa de ellos. La burguesía de la novela desprecia al pueblo y los ven como personas sucias, maleducadas, inferiores y ordinarias; piensan que el pueblo sólo se mueve por las pasiones y el interés, y carece de cualquier tipo de honor y orgullo, mientras que ellos se creen superiores en cuanto a la riqueza moral, como económica.

El pueblo está caracterizado por Galdós como gente bonachona, sin mirar tanto como la apariencia de cara al público, y se muestran tal y como son, sin ningún tipo de complejo. El lenguaje de las gentes del pueblo es un tanto vulgar, expresa su nivel social y cultural. El pueblo es más inocente y no tan calculador y frío como el de la clase alta, guardan menos las formas ante el resto de la gente y, hay dos tipos de grupos: unos que saben y conocen perfectamente la realidad y, en cambio, otros que son más soñadores y tienen pensamientos agradables acerca de su futuro.

La época en concreto en que se desarrolla la trama no se podría definir muy bien, porque la obra transcurre a lo largo de muchos años. Podríamos distinguir por encima, la época del paso del gobierno provisional a la primera república. En determinadas escenas de la obra, se hace mención al movimiento cantonalista, a Amadeo I, y a todos los políticos que por esas fechas se encontraban en el gobierno.

Analiza algunas escenas clave de la novela, y recoge y comenta algunos pasajes que te hayan llamado especialmente la atención.

Desde mi punto de vista, una de los CAPÍTULOS clave sería en el que Juanito y Jacinta van de viaje de novios.

En él Jacinta, ya empieza a investigar sobre las “travesuras” que su nuevo marido había hecho o que podían ocurrir en su matrimonio. Ya, al principio del viaje, comienza a “tirarle indirectas” para poder indagar en su pasado. El viaje es un constante interrogatorio, en el que Juanito va también confesando poco a poco sus “pecados”.

Creo que este capítulo es muy importante porque es en este momento cuando empieza la trama del trío. Jacinta ya sabe de Fortunata y sabe que Juanito tuvo una relación con ella y que podría haber algún “polluelo”, como ellos dicen.

A partir de aquí, Jacinta tendrá mucho ojo con las salidas y entradas de su marido, aunque durante el matrimonio ella sabe que le es infiel, no solo con Jacinta y nunca le reprocha nada, supongo que será, para “compensarle” el hecho de que ella no puede tener hijos.

INTERPRETACIÓN

Valora el modo en que el autor trata la época y las cuestiones que refleja la novela; cómo desarrolla o no diferentes puntos de vista; estudia los límites del realismo en la ficción, es decir, hasta qué punto el autor intenta ser objetivo y cómo aflora su subjetividad.

En un principio, cuando Galdós comienza a escribir la novela se ve atraído por la clase burguesa, pero a medida que va avanzando en la trama se ve como va tomando más simpatía por el pueblo llano, mucho menos superficial, más inocente y no existe tal cantidad de engaños. Eso es precisamente lo que critica Galdós de la clase burguesa, su querer aparentar, su superficialidad, pero, no obstante, sus críticas en la novela las basa en apuntes que él hace de las formas de comportamiento de la realidad. Además critica que la burguesía perdió su carácter innovador y comienza a tener ideas conservadoras y tradicionalistas, su ideología no se adapta a los nuevos cambios que se producen en el ámbito social, cultural, político, etc. En la ciudad de Madrid, donde se centra el lugar de acción de Fortunata y Jacinta, es un lugar de grandes desigualdades sociales, que son reflejadas por Galdós en su novela.

Comenta la relación de la novela con la historia de España que estudias: ¿en qué medida puede contribuir a tu comprensión de ésta?

Creo que esta novela es útil para conocer las formas de vida en el siglo XIX, tanto de las personas que vivían bien como de las que no. Este libro es un fiel reflejo de la sociedad de entonces.

En lo que a mi respecta, he podido aprender de este libro la forma en que vivía la gente, sobre todo los hombres, la política en aquellos tiempos. Es algo desconocido para nosotros, porque aunque se hagan referencias a la gente, no acabas de comprender como la gente reaccionaba ante los cambios políticos y el sistema política que tenían. Cuando lees este libro, al saber que son cosas “reales”, conoces los colectivos de personas más interesadas en el tema de la política, qué pensaban, cual eran sus ideas para un gobierno mejor, etc, y muchas veces, por lo menos en mi caso, te sorprendes de que estas personas conocen en persona y tratan con los altos cargos que se encontraban en el gobierno en ese momento.

En conclusión, todas las lecturas son buenas para conocer un poco más de historia, aunque el libro que leas esté escrito el mes anterior.

10