Foro Social de la ONU (Organización de las Naciones Unidas)

Pobreza. Hambre. Globalización económica. Identidad cultural. Movimientos y luchas sociales. Sociedad hindú. Países pobres. Antiglobalización. Solidaridad. Necesidades económicas

  • Enviado por: Wmsfradder
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

El Foro Social de las Naciones Unidas

Sobre el hambre y la pobreza (2004)

Contradicciones y Efectos

INTRODUCCION

El FSM es un espacio importante de debate democrático de ideas, profundización de la reflexión, formulación de propuestas, cambio de experiencias y articulación de movimientos sociales, red, ONGs y otras organizaciones de la sociedad civil que se oponen al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital y por cualquier forma de imperialismo, y buscan la construcción de una sociedad planetaria que tiene el ser humano como el centro.

En enero de 2004 se llevó a cabo el IV Foro Social Mundial en Bombay, India. Este IV Foro, que por primera vez tiene sede en Asia, tuvo como ejes de debate la globalización imperialista, el sectarismo religioso, las políticas de identidad y fundamentalismo, castas, racismo y exclusión social, el patriarcado la militarización la paz y guerra, nuevas tecnologías, democratización de la información y el Control para la utilización de los recursos Naturales. Siendo los mas relevantes las referentes a la economía y a la participación de la ciudadanía.

A raíz de este encuentro, en Bombay, los movimientos sociales reafirman su compromiso de lucha contra los temas mencionados anteriormente, así como a favor de la orientación sexual y la identidad de género. Están en contra de la discriminación de las personas que tienen capacidades diferentes y enfermedades incurables, en particular, de quienes padecen el VIH-SIDA.


Diversos tipos de encuentros regionales fueron organizados para discutir temas globales, regionales o nacionales, posibilitando de esta forma la participación en la preparación de FSM 2004 y su aproximación a la realidad de los movimientos y organizaciones de diferentes regiones del mundo. Estos foros son espacios abiertos que posibilitaron el intercambio y el debate entre organizaciones de la sociedad civil. Su metodología y criterios políticos son los estipulados por la Carta de Principios del FSM.

El foro social mundial termina su edición del 2004, donde se habla de una nueva oportunidad para poner en relación a las distintas componentes del movimiento de movimientos. Una nueva oportunidad para medir potencia y limites.

Por otra parte, para la realización de este Foro, fueron realizados previamente numerosos foros temáticos, los cuales profundizan en los debates sobre temas específicos, considerados prioritarios a nivel mundial por el Consejo Internacional del Foro.

A su vez, entre otro de los temas importantes discutidos en el FSM 2004, la ocupación de Irak mostró a todo el mundo el vínculo existente entre el militarismo y la dominación económica por parte de las corporaciones transnacionales y confirmó las razones que llevaron a movilizarse a las Organizaciones Sociales en contra.

En su IV encuentro anual entre el 16 y 21 de Enero de 2004, en el Centro Financiero de la India, Bombay, en un abandonado complejo industrial del Suburbio de Goregoun, se llevó a cabo el Foro Social Mundial, radicalizando demandas, extendiendo su alcance y cooperación entre grupos que participaron en él. Un importantísimo número de participantes, de entre 130.000 y 200.000 personas, en su mayoría Orientales, asistieron a la Colorida y a veces caótica reunión, siendo temas de álgida discusión: el tratamiento y la acción contra el VIH-SIDA, contra la privatización del agua y otras necesidades humanas, contra la destrucción de la agricultura y los campesinos de otro países, a través de la venta de variedades transgénicas de semillas por Corporaciones como Monsanto Y Cargill, como también todas las formas de discriminación y exclusión económica, social, política, étnica, de género, sexual, entre otras.

Entre los países cuya presencia fue la mas destacada se encuentran Los Estados Unidos, Gran Bretaña, México, Inglaterra, Francia, Cuba, España, Filipinas, Malasia, países de Sudáfrica, y por supuesto La India, quien aparte de ser el anfitrión de esta Convención, es el país que va a mostrar las realidades a los miembros y representantes de los países asistentes, entre otros.

El Foro Social Mundial y los movimientos anti globalización son el reflejo de la necesidad de toda una nueva generación de librarse de las cadenas impuestas por estas limitaciones reaccionarias. Ellos revelan incluso una sensibilidad colosal hacia las reivindicaciones de identidad cultural de las fuerzas y procesos sociales que parecerían los más arcaicos a ser superados por la falsa modernización.

El alto desarrollo de las fuerzas productivas contemporáneas asegura, al contrario, la posibilidad de supervivencia de formas culturales y civilizacionales que pueden convivir con las nuevas fuerzas productivas sin perder los elementos emocionales de sus orígenes.

De la misma forma, el hambre, el analfabetismo, el trabajo esclavo, el trabajo infantil y tantos otros males históricos que el capitalismo no pudo resolver en el cuadro de su globalización excluyente, desigual y concentradora, pueden perfectamente ser resueltos en el cuadro de las nuevas fuerzas productivas que dispone la humanidad, desde que ella se aplique en este sentido.

Es interesante ver cómo estas organizaciones acogen los varios acuerdos obtenidos en las cúpulas de la humanidad realizadas bajo la égida de las Naciones Unidas en la década de los 90s del siglo pasado, así como las resoluciones de la Cumbre del Milenio, como una agenda válida para unir estos movimientos sociales tan diferenciados en el diseño de un nuevo mundo posible

La importancia que ha adquirido este encuentro de varios movimientos sociales, organizaciones no-gubernamentales volcadas hacia las cuestiones mundiales, organizaciones populares y representantes de gobiernos con compromisos sociales empieza a suscitar discusiones y expectativas contradictorias.

Este debate se hace aún más necesario en la medida en que este Foro se articula explícita o implícitamente con un creciente movimiento anti-globalización que se manifiesta en acciones de eficacia creciente en contra de las tendencias dominantes en las organizaciones internacionales en favor de poderosas intereses económicos que chocan en contra de las necesidades de la mayoría de la población mundial.

No se trata de ser irreverente, mofarse o ridiculizar los esfuerzos realizados en estos 10 últimos años por reunir en un solo espacio a voces críticas, movimientos sociales y fuerzas políticas progresistas, antiliberales, socialistas, comunistas, antiimperialistas, pacifistas o anticapitalistas. Sin duda constituye una experiencia única en las luchas por la democracia a escala mundial. Pero como toda experiencia novedosa, su repetición regular y sistemática acaba por transformar sus objetivos y desvirtuar sus fines. Cada nueva convocatoria exige mayores fondos, gastos antes impensados a los que hay que sumar la pugna por hacerse con la sede. Lo institucional se consolida. La importancia del acto inaugural, las pancartas y sus lemas, la parafernalia y el acto de clausura son motivo de fuertes enfrentamientos. Frenético accionar donde se pierde el objetivo; proponer y poner en común experiencias de lucha, resistencia y, por supuesto, dar alternativas a las políticas conservadoras. Sin olvidar la necesidad de remarcar que dos terceras partes de la población mundial padecen las consecuencias de una sobreexplotación, con el consiguiente deterioro de las condiciones y calidad de vida para una gran parte de la humanidad. Lo inicialmente concebido para alertar y mostrar al mundo de los poderosos y ricos que no todos somos iguales, se trasforma en un Mogollón sin horizonte ni alternativas, salvo el común acuerdo de seguir reuniéndose. Muchos dicen que en ello radica su capacidad de convocatoria. La lluvia de ideas y el compartir optimismo es más que suficiente para justificar su existencia.

Si la base social de los FSM parece más bien corresponder a las clases medias empobrecidas por el neoliberalismo, y si esta base se radicaliza actualmente, y creemos que es el caso, la tarea prioritaria que se posa es la de una alianza de clases, para una acción común, entre esas clases medias y las clases populares.

El líquido vital en todo el planeta, esta cada vez en pocas manos, el fluido para beber escasea, y cada vez es de peor calidad. La disputa entre el agua como bien público y como mercancía privada, ha dejado de ser un asunto a resolver en el futuro para formar parte central de la agenda del presente.

Por otra parte, el FSM tuvo una gran importancia para la Sociedad Hindú, porque prestó un gran servicio a los movimientos sociales y a las luchas democráticas, las cuales son muy ricas pero estaban aisladas del resto del mundo. Los Hindúes comprendieron que el Foro es una ventana por la cual podrían divulgar sus luchas, y por primera vez muchas organizaciones se unieron. Con ésta unión, se pudo conformar un bloque social, que dio a conocer los diferentes problemas y necesidades que mantienen, tanto el pueblo Hindú, así como también la gran cantidad de países que son oprimidos por el Sistema Norte, haciendo estos últimos, que los oprimidos sean mas pobres, no tienen fuentes de trabajo que les brinde un salario justo que les permita mejorar su calidad de vida.

En nuestra opinión, uno de los basamentos y también contradicciones del FSM, es el hecho de que las ediciones anteriores se han realizado en ciudades como Davos y Porto Alegre, siendo éstas, ciudades con potencial económico considerable y con necesidades sociales casi nulas. En esta oportunidad, la IV Edición fue trasladada a la ciudad de Bombay, India, siendo uno de los temas de encuentro el hambre y la pobreza, lo que contradice o contrasta, ya que La India es un país con el mismo prototipo de los países pobres, con necesidades sociales y económicas, y mediano nivel cultural. Bombay, fue el reflejo de todos estos países, que no han tenido la oportunidad de asistir a los encuentros anteriores, aun y cuando han sido invitados, no participan por su baja condición económica y pobreza extrema que viven, como es el ejemplo de un país Sudafricano, a quienes un traslado con estadía durante la duración del encuentro, tuvo un costo de entre 4 y 5 mil dólares, y que citando a una parlamentaria Sudafricana “ Antes de ir a vivir de cerca lo que nosotros aquí tenemos, preferimos hacer este pequeño donativo a la causa que lucha contra el VIH-SIDA.

A principios de la década de los años 90 las vidas de los ciudadanos del “Primer Mundo” empezaron a sufrir ciertos cambios que no se alcanzo a comprender, entre los que nombramos la Precarización en el empleo, Subcontratación, deslocación, etc, hasta que los expertos le dieron el nombre a esos cambios vertiginosos e irreversibles de “Globalización Económica”, que significa, que el capital circula por todo el mundo libremente y con un único objetivo: “La búsqueda del máximo beneficio”. Una vez mas, lo económico aparece como la única legitimación de lo social.

En resumen de lo anterior, consideramos que ha pasado mas de una década y los países del Sur-Periferia han tardado en reaccionar ante esta “Globalización Económica”. Los movimientos anti-globalización, hermanos menores de los nuevos movimientos sociales, han recuperado uno de los anhelos que caracterizaron a los viejos movimientos sociales “Cambiar el Mundo”. Estos movimientos anti-globalización, han surgido de una sociedad civil que cuestiona el modelo económico actual, que condena a una inmensa parte de la población mundial a la miseria y la desesperanza.

Entre las reacciones de algunos países del Sur y del norte tenemos las siguientes:

“No iremos a la India porque somos parte de un sindicalismo Pobre” indicó a IPS un portavoz de la central de Trabajadores Argentinos (CTA).

Por otra parte, integrantes de una de las dos centrales sindicales existentes en Argentina, comentó: “Nos parece bien que la sede se traslade a otras regiones, porque eso demuestra que no se trata solo de América Latina, que el Foro es tema de interés para otros países”.

En cuanto a los países del centro, se destaco el comentario del premio Novel de Economía Joseph Stiglitz, quien afirmó: “La esencia de la Globalización Económica debe ser aquella que genera seguridad laboral. Si hubiera un compromiso al respecto, los países en desarrollo podrían haber obtenido nuevas oportunidades laborales con la apertura de sus mercados”. Stiglitz fue el mas aplaudido en la conferencia “Globalización, Seguridad Económica y Social”.

Mientras, el pacifista israelí Michael Warschawski, del Centro de Información Alternativa, subrayó la necesidad de que el Foro sirva para fomentar la solidaridad entre distintos lugares del mundo que están padeciendo conflictos, como Palestina.

Warschawski destacó que el FSM se convirtió en un centro de información anual de las distintas luchas sociales que se llevan a cabo en el mundo, y ha dado lugar a ”una nueva clase de solidaridad”

Entre otras de las importantes reacciones del Sur, encontramos también el surgimiento de alianzas entre los gobiernos de este sistema, ejemplo de ello es la conformación del G-3 (Brasil, India y Sudáfrica) o el G-20 en la OMC, las cuales sería importante apoyarlas ya que se discute mucho de la eficacia del FSM, a veces en una visión estrecha de causa y efecto. Esta alianza obliga a los países ricos a confrontar su hipocresía y acusa al G-3 de buscar una ampliación del libre comercio, que no es la solución. Esto último, es lo que piensa, por ejemplo, La (Red Internacional) Vía campesina. En nuestra opinión, creemos que no es una posición mayoritaria de las Organizaciones y Movimientos que constituyen el FSM.

CONCLUSION

En 2005, con la experiencia Hindú, el FSM volverá a Porto Alegre, donde nació. Las empresas brasileñas aplauden ya ese retorno: el FSM es también para ellas un negocio considerable. Sin embargo, la incertidumbre planea sobre el lugar y la realización del encuentro siguiente. Podría ser, en efecto, que el FSM 2006 no tuviera lugar, incluso cuando que los africanos manifiestan, con justa razón, su deseo de asociar su continente al movimiento mundial, acogiendo el Foro. Hay delegados que apoyan ya la candidatura de Sudáfrica, que hace poco todavía parecía estar en buena posición. Militantes marroquíes (cuyo gobierno acaba de infligir a su pueblo la vergüenza de ceder a las presiones estadounidenses al abstenerse del voto en Naciones Unidas contra el bloqueo impuesto a Cuba), y egipcios(cuyo gobierno es uno de los pilares del orden estadounidense en el mundo árabe) también han expresado su interés.

En todo caso, con o sin Foro social mundial, el mundo debe cambiar. Y no cambiará si no es por la voluntad y la acción de los pueblos, aplastados por la miseria, cuando no lo hacen las bombas. Para muchos, la idea de revolución, de revolución socialista, se ha vuelto a convertir en una exigencia. Porque las causas que han provocado las revoluciones del pasado, las que antes de surgir parecían imposibilidades totales, no han desaparecido. Porque los estragos planetarios de la explotación y del sistema mundial capitalistas, el "fascismo sonriente" del imperialismo actual, el apartheid mundial, la negativa de las clases dominantes a escuchar las voces y las aspiraciones al progreso y a la democracia de los pueblos del mundo se han hecho inaceptables.

El objetivo prioritario para todos los progresistas es ahora hacer converger sus energías hacia las luchas anticapitalista y antiimperialista. Y tanto mejor si en Mumbai Resistencia 2004, Marx seguía siendo la referencia inevitable, Lenin y Mao, los grandes liberadores de los pueblos, y las revoluciones rusa y china los modelos a seguir.

Aún y cuando en este foro se debió hablar mas a profundidad del tema de las necesidades sociales y económicas, es muy poco lo que se concretó, pues este es un tema que no solo requiere de sesiones de trabajo arduas, sino por el contrario que los países que han de ser realmente afectado sean los que planteen sus necesidades y sean ellos mismos quienes le muestren la verdadera cara de la pobreza y la miseria al mundo, cara esta, que la gran mayoría de los países conoce, pero que muy pocos comentan para no afectar sus intereses reales.

Consideramos que el resultado del FSM, fue observado por varios países como una oportunidad de comenzar de nuevo en cuanto a los planes de eliminar la pobreza y las necesidades sociales. Son numerosas las veces que se señala que es preciso y urgente la evolución del Foro para dar, sin traicionar, su esencia, una respuesta coherente y eficaz a las inquietudes que lo hicieron nacer. Para lo antes expuesto, es necesario un desarrollo de los foros en lo regional. Para algunos, el foro no debe ser capaz de formular propuestas, sino también, hacerlos realidad, así los países desarrollados y acaudalados ayuden a combatir mas necesidades (Hambre, pobreza y necesidades sociales).

A pesar de los inconvenientes presentados para la realización del Foro, en lo económico y cultural, este, será siempre un espacio abierto a una visión totalitaria y objetiva, a una implementación de una democracia verdadera reflexionaria y complementaria.

La pobreza y el hambre (Puntos de vista tratados en el FSM 2004), ha influido gravemente en el desarrollo y calidad de vida de cada ser humano. Una de las respuestas de los variados ponentes ante esta contrariedad fue la falta de estabilidad laboral que ofrecen las empresas (Llámese pública o privada) hacia las personas. Otro acontecimiento que genera el hacinamiento y el hambre es la falta de servicios públicos para personas de bajo poder adquisitivo. Las opiniones del FSM acerca de esto, es que están totalmente en contra de la privatización de los servicios públicos.

El resultado que dio el FSM fue observado por varios países como una oportunidad de comenzar de nuevo en cuanto a los planes para tratar de eliminar la pobreza y las necesidades sociales.