Formaciones vegetales españolas

Flora de España. Paisajes vegetales. Paisaje agreste. Paisaje de montaña. Matorral mediterráneo. Especies vegetales autóctonas. Medio ambiente. Protección espacios naturales

  • Enviado por: Fanny
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

4.LAS FORMACIONES VEGETALES O PAISAJES NATURALES.

Los paisajes vegetales son el conjunto de plantas o especie vegetales de un determinado territorio geográfico. En la vegetación afectan numerosos factores que se pueden agrupar en dos grandes grupos.

4.1 FACTORES CONDICIONANTES.

  • Físicos (geográficos): son aquellos elementos naturales que inciden en el desarrollo o en la cantidad de determinadas especies vegetales en un territorio. Las más importantes son:

    • Clima: condiciona un tipo de vegetación u otro. Es el que más influye en los paisajes vegetales.

    • Relieve: las distintas formas de relieve (pendiente, altitud) condicionan la existencia y el tipo de vegetación de esta zona.

    • El suelo: las características del suelo son un elemento condicionante del tipo de vegetación.

  • Humanos: la acción del hombre, actualmente condiciona considerablemente la distribución de la vegetación:

    • El hombre puede eliminar, degradar especies vegetales autóctonas.

    • Puede introducir nuevas especies.

    • Modificar la distribución de algunas especies autóctonas.

Los paisajes modificados por el hombre se llaman paisajes vegetales secundarios.

En conjunto España pertenece a una región que se llama Haloártico (situadas por encima de los trópicos) son zonas templadas, dentro de esta región en España se distinguen varias regiones vegetales o florales.

  • Reg. Boreoalpina: se desarrollan en las zonas más elevadas de las montañas como en la cordillera Cantábrica y en los Pirineos.

  • Reg. Eurosiberiana: se desarrolla en zonas de alta humedad como el norte de la península y algunas zonas de los sistemas Ibérico y Central.

  • Reg. Mediterránea: estos paisajes están adaptados al clima mediterráneo, se sitúan en el resto de la península.

  • Reg. Macaronésica: se localiza en las Islas Canarias, tiene una región de carácter floral de origen volcánico situadas en el Atlántico que sólo existen en determinadas zonas, llamadas especies endémicas.

En España existen más de 6.500 especies vegetales, muchas de ellas endémicas por ello se distingues cuatro paisajes vegetales clasificados según el clima.

5. LOS PAISAJES VEGETALES DE ESPAÑA.

5.1. PAISAJE VEGETAL DE LA ESPAÑA OCEÁNICA.

Se localiza en la España húmeda (Galicia, cordillera Cantábrica, Pirineos y gran parte de los sistemas montañosos situados en el centro de la península) es un paisaje de un color verde. Se distinguen tres formaciones vegetales:

  • El bosque caducifolio: es la formación vegetal característica, esta constituido por árboles bastante altos de troncos más o menos rectos, con grandes hojas que facilitan la evaporación y que se caen en otoño e invierno, volviendo a brotar en verano. En las zonas más bajas (sotobosque) lo que se desarrolla es una vegetación de helechos, musgos y pequeños arbustos. Los árboles más característicos son tres:

    • El roble: es un árbol bastante alto, de tronco recto, hojas grandes, madera muy dura por lo que ha sido muy explotada por el hombre para la construcción y la industria del mueble. Se adapta muy bien al frío pero no soporta las zonas muy húmedas. Se da más en la zona de solana que en la de umbría. En las zonas de transición hacia el bosque mediterráneo se desarrolla una variedad que es el roble albar, más pequeño y menos frondoso. Se sitúa en Galicia, cordillera Cantábrica, sistema Ibérico y Central pudiendo llegar hasta Sierra Morena y los sistemas Béticos.

    • El Haya: es de mayor altura que el roble, de troncos más rectos y de hojas más grandes, aunque su madera es menos dura y soporta muy bien el frío, se sitúa en zonas muy húmedas con suelos calizos. Su madera es muy apreciada sobretodo para la construcción de muebles. Se localiza en la cordillera Cantábrica y los Pirineos, el hayedo más grande se localiza en Montejo.

    • El Castaño: es de poca importancia en el bosque autóctono, pero ha incrementado su extensión por la intervención del hombre, de él se extrae su fruto y la madera, de ahí su crecimiento. Se localiza en Galicia, Asturias y León.

    • Otros árboles autóctonos son los Fresnos, los Olmos o los Avellanos. En las zonas situadas más al sur se desarrollan variedades como el Rebollo, el Quejibo, que no pierden su hoja hasta que surgen los nuevos brotes.

En muchas ocasiones la acción del hombre ha hecho desaparecer este bosque y ha realizado una reforestación con especies no autóctonas pero que tienen un gran poder económico, con pinos y eucaliptos, de los que se extrae la madera, la resina y la celulosa, pero estos árboles quitan fertilidad al suelo.

  • Landas: formación constituida por arbustos leñosos de determina altura que surge por la degradación natural del bosque caducifolio o por el desarrollo en altitud. Los más característicos son el Brezo, el Tojo, las Endrinas o los Helechos.

  • Pastos o praderas: son grandes extensiones cubiertas de plantas de poca altura generadas por la acción del hombre que ha eliminado los árboles y matorrales, quedando una superficie de hierba que se utiliza para la explotación ganadera (paisajes secundarios)

5.2. PAISAJE VEGETAL DE LA ESPAÑA MEDITERRÁNEA.

Este conjunto vegetal abarca la mayor parte de la península y las Islas Baleares, es el más extendido en nuestro país, su vegetación y sus especies estarán adaptadas a una estación muy calurosa y seca (verano), las plantas utilizan distintos métodos para captar la humedad y evitar la pérdida de la humedad (evapotranspiración) Las formaciones vegetales características son:

  • Bosque de hoja perenne: es la formación vegetal más extendida de la península y esta formada por árboles de mediana altura, de troncos gruesos, retorcidos, de corteza gruesa y rugosa, cuyas hojas se mantienen durante todo el año verdes, estas hojas son pequeñas, duras, espinosas que forman gruesas copas que permiten generar amplias sombras, debajo surge un sotobosque formado por Jaras, Retamas, Romero y otras plantas olorosas. Los árboles característicos son:

    • Encina: se adapta a todo tipo de suelos y a condiciones extremas climáticas, posee una madera muy dura, que se ha utilizado para utensilios, herramientas e infraestructura y del cual también se aprovecha su fruto para alimento de animales, los mayores bosques de encinas se sitúan en Sierra Morena, en el sistema central y en Extremadura.

    • Alcornoque: es de mayor altura que la encina, de madera muy dura y recubierta de una gruesa corteza que se utiliza para la obtención de corcho, necesita unas determinadas condiciones como temperaturas suaves, mayor humedad y suelos silicios. Se sitúa en Extremadura, Huelva, Cádiz y Cataluña.

Estos dos árboles pueden aparecer mezclados formando las dehesas. Otros árboles característicos son el pino y el olivo pero se deben a la introducción por parte del hombre. El pino es una conífera que ha transformado sus hojas al máximo, se adaptan a todo tipo de suelo, a las condiciones climáticas y de relieve, su problema es que provoca la aridez en los suelos que se desarrolla, sin embargo, es un árbol que se ha extendido debido a la repoblación por parte del hombre, y porque tiene mucha rentabilidad económica. El olivo es originario de Asia Menor que fue introducido aquí por los Griegos y que se ha extendido considerablemente en varias zonas, se adapta muy bien a zonas áridas o húmedas pero no se adapta muy bien al frío, se sitúa en el sur de la península, y de él se saca una alta rentabilidad económica, por su madera y sobretodo por su fruto. Se sitúa en el valle del Guadalquivir, sistemas Béticos y los Montes de Toledo.

En las zonas de rivera se desarrollan los bosques de galería o de rivera, están constituidos por árboles de hoja caduca. Los más característicos son: los Fresnos, los Sauces y los Álamos.

  • El matorral mediterráneo: es una formación de arbustos que surge por la degradación del bosque mediterráneo por causas naturales o por la acción del hombre, surgen dos formaciones vegetales:

    • Maquía: formación de arbustos leñosos muy densa, de mediana altitud que se desarrolla en suelos silicios con escasas precipitaciones. Las más características son: la Jara, el Brezo, la Retama

    • Garriga: formación de menor altitud y densidad que se desarrolla en suelos calizos y con precipitaciones muy escasas, se desarrollan especies olorosas y aromáticas: el Romero, el Tomillo, la Lavanda.

- Vegetación esteparia: se desarrolla en aquellos climas semiáridos, con escasísimas precipitaciones y suelos muy pobre en humedad y nutrientes, estos suelos se desarrollan las llamadas plantas xerófilas, que se tienen que adaptar a climas extremadamente secos, casi desérticos, suelen tener raíces de gran extensión, tallos carnosos y hojas muy finas, puntiagudas que han llegado ha transformase en espinas. Se da en Murcia o Almería, avanza desde la estepa constituida por hierbas bajas con arbustos como el esparto, el tomillo, el palmito, etc. En las zonas más secas casi desérticas se desarrolla una vegetación desértica (plantas xerófilas) plantas como los cactus, chumberas o yucas.

5.3. PAISAJE VEGETAL DE MONTAÑA.

La altura y la altitud son los elementos que más condicional la distribución y el tipo de vegetación, en estas zonas la vegetación varía según vamos ascendiendo. Hay que distinguir entre la vegetación de una ladera y de la otra. En la península se distinguen dos grandes paisajes vegetales de montaña.

  • Pirenaico: correspondería a las montañas de la España húmeda, la cordillera Cantábrica y los Pirineos. En este tipo la vegetación se clasifica en zonas, el más inferior se llama Basal (500m) se sitúan los cultivos y los bosques de encinas. El siguiente es el Colino montano (1200 m) en este aparecen bosques de hoja caduca, por encima de éste se sitúa el piso Subalpino (2200m), es este aparecen bosques de coníferas como los Abetos, el Pino Negral o el Pino Silvestre. En las zonas donde no hay arbolado se desarrollan arbustos como el Arándano, Por encima (3000m) esta el piso Alpino, en esta zona los árboles y matorrales van desapareciendo dando paso a las praderas alpinas, éstas están constituidas por hierbas de ciclo corto (crecimiento rápido sobre mayo y septiembre), según ascendemos en altura las zonas de pradera van disminuyendo apareciendo los canchales (roca desnuda). Por encimas de los 3000 se encuentra el piso nival, que esta cubierto completamente de nieve, acumulándose en las zonas bajas y llanas, en aquellas zonas con pendiente o donde aparece la roca surge una vegetación rupícola (esta en la roca) constituida por musgos y líquenes.

  • Mediterráneo: este tipo se desarrolla en el resto de los sistemas montañosos peninsulares, aunque se pueden establecer diferencias entre el sistema Ibérico, Central y Bético por la situación. El piso Basal en él se desarrollan bosque de hoja caduca, por encima se encuentra el piso supraforestal (2200m) se desarrollan árboles bajos y arbustos como el enebro, Savino, Brezo, Jara, y por encima se sitúan las praderas de alta montaña, con hierbas bajas, musgo sobretodo en las zonas más llanas y húmedas mientras que en el resto aparecen los canchales.

5.4. PAISAJE VEGETAL DE LAS ISLAS CANARIAS.

El conjunto vegetal de aquí es uno de los más importantes de España, porque se dan dos características vegetales propias: endemismo y porque aparecen reliquias florales (especies que pertenecen a épocas geológicas pasadas). Esto se da porque son islas bastante alejadas del continente, por su origen volcánico y por encontrarse en una zona climática afectada por los Aliseos, la corriente fría Canaria, etc. Pertenecen a la Región Macaronésica.

También se puede clasificar la vegetación en altitud estableciéndose varios pisos: Basal (400/por encima del nivel del mar)esta sometido a los vientos secos de los Aliseos, con una vegetación adaptada a un clima muy árido, arbustos como el Cardón o Tebaída junto a especies introducida como las Chumberas. Por encima se sitúa el piso intermedio (400-800) es una zona de mayor humedad, aparecen árboles como la Savina, la Palmera Canaria o el Drago. Por encima se sitúa el piso de Monte Verde (800-1200) es una zona de gran humedad, se desarrollan importantes bosques sobre las laderas que siempre son verdes, con dos tipos los bosque de laurisilva y de brezos y las fallas. Por encima esta el Canario (2200) se desarrolla el bosque de Pino Canario, de gran altitud y que se adapta a condiciones de frío y áridos, este árbol no se quema. Por encima se sitúa el Supracanario, aquí aparecen muchos Canchales pero pueden aparecer arbustos o flores de ciclo corto.

6. LOS SUELOS DEL TERRITORIO ESPAÑOL.

El suelo es la capa superficial de la corteza terrestre, este puede variar desde muy pocos milímetros hasta varios cientos de metros, lo que condiciona la vegetación. Esta compuesto por varios elementos: minerales, agua, componentes orgánicos y distintos tipos de gases.

6.1. FACTORES DEL SUELO.

Tienen un espesos de unas características propias que son fruto de la relación conjunta de varios factores. Los que más influyen son:

  • La roca madre: es la capa mineral a partir de la cual se forma el suelo, ésta condiciona varias características del suelo, el tipo de suelo en función de la roca puede ser:

    • Silíceo: estos tienen tres características: textura granulosa, permeables y muy ácidos.

    • Caliza: suelos pastosos, permeables y básicos.

    • Arcillosa: suelos pastosos, impermeables, pueden ser ácidos o básicos pero son casi siempre con un PH neutro.

  • El relieve: con fuertes pendientes (colinas, lomas) y muy erosionadas los materiales son desplazados dejando en muchos casos la roca madre desnuda, en las zonas llanas y bajas es donde se acumulan los mayores espesores del suelo.

  • El clima: los elementos favorecen o realentizan los procesos físicos, biológicos, químicos de creación del suelo. Las precipitaciones pueden generar la disolución o el arrastre de los elementos de la capa superior del suelo (lixiviación) son ácidos y bastante pobres.

  • Seres vivos: sobretodo la vegetación aportan al suelo la fertilidad, esta aparece determinada por el humus (cantidad de nutrientes orgánicos que posee el suelo) estos nutrientes pueden ser hijas, madera, seres vivos, excrementos que aportan esta fertilidad al suelo, incluso en el propio suelo existe una microflora compuesta por hongos, bacterias que hacen una doble labor, ayudan a la creación de suelo y sobretodo a aumentar la fertilidad de los suelos.

El ser humano puede modificar este suelo, en ocasiones puede aumentar, mejorar la fertilidad de un suelo, mediante la aportación de abonos (nitratos y fosfatos) mediante la repoblación de especies vegetales apropiadas. Puede desmejorarlos pudiendo llegar a destruirlos, realizando una mala repoblación.

Todos estos factores condicionan lo que se denomina el perfil del suelo, que es el conjunto de horizontes o capas observadas cuando se realiza un corte geológico del suelo que son:

  • Horizonte D: es el más profundo de todos y en él aparecen la roca madre agrietada pero no desmenuzada.

  • Horizonte C: es aquel en el que aparece la roca madre partida (meteorizada). Tanto el D como el C son los llamados horizontes de profundidad.

  • Horizonte B: esta compuesto por partículas de la roca madre junto a partículas procedentes de la disolución de los horizontes superiores, también se denomina horizonte de acumulación o de alteración, es el más grande del suelo:

    • B1: es la parte más superior del suelo, roca en arcillas, hierro.

    • B2: más cercano al C esta compuesto de partículas de roca madre.

  • Horizonte A o superficial: es el más cercano a la superficie es el que pisamos y en el que se sitúan los seres vivos y las plantes. Es el más rico en nutrientes, fertilidad, humedad. Se distinguen tres capas:

    • A0: son los materiales orgánicos sin descomponer, hojas, tallos, madera. Es el más pequeño.

    • A1: es el más rico en humus 8elementos orgánicos).

    • A2: es la capa más inferior y se mezclan los nutrientes orgánicos con otros materiales y suele estar bastante lavado.

6.2. TIPOS DE SUELO.

Los suelos se suelen clasificar en función del origen o de la creación, así los suelos pueden ser:

  • Zonales: son aquellos donde el factor clima es el determinante en la creación y clasificación de los suelos.

    • De clima oceánico: son suelos de gran humedad, muy lavados, bastante ácidos, silíceos, de gran espesor, con gran cantidad de nutrientes debido a la vegetación. Se pueden distinguir tres grandes tipos:

      • Tierras pardas húmedas: se desarrollan sobre terrenos silíceos, son de gran espesor y ricos en nutrientes pero muy ácidos, si se elimina ésta capa son muy fértiles.

      • Rankers: se sitúan sobre terrenos silíceos, en zonas de mayor altitud y pendiente, poco profundos que se dedican a los pastos y a los bosques.

      • Tierras pardas calizas: se da en territorios calizos, son profundos y ricos en carbonato cálcico, están muy lavados y son poco aptos para la agricultura desarrollándose las praderas y explotación forestal.

    • clima mediterráneo: en líneas generales estos suelos están muy modificados por la erosión y por la acción del hombre, son suelos adaptados a climas muy secos. Abarcan casi toda la península:

      • Tierras pardas meridionales: se sitúan sobre rocas silíceas, son suelos muy ácidos, fácilmente erosionables y con escasa fertilidad, se suelen dedicar a las dehesas y pastizales. Se sitúan en las zonas occidentales de la meseta.

      • Suelos rojos meridionales: se sitúan sobre roca caliza blanda, de gran espesor, ricos en nutrientes, humus y muy aptos para todo tipo de cultivo, lo único que necesitan es agua. El rojo lo da la disolución de los elementos del hierro. Se dan por zonas.

      • Suelos pardos calizos: son suelos dados sobre roca caliza, ricos en carbonato cálcico que se sitúan directamente sobre la roca madre, teniendo escasa fertilidad. Situados en la mayor parte del este de la península.

      • Terra Rosa: aparecen sobre roca caliza dura, en estos aparece un horizonte arcilloso sobre la roca madre generando por la descomposición de la roca caliza de la roca madre. Suelen ser no muy ricos en nutrientes y se dedican a cultivos de almendros, nueces y avellanas.

      • Tierras Negras: también se denominan vertisuelos, son bastante jóvenes que están constituidos por arcilla con grandes nutrientes, son arcillosos y absorben la humedad, aumentando su tamaño, aunque cuando se secan aparecen grietas siendo suelos cuarteados. Son los más fértiles de todos, por lo tanto se pueden dar todo tipo de cultivos. Se sitúan en el Valle del Guadalquivir.

      • Suelos grises esteparios: se dan en zonas con muy escasas precipitaciones, suelos muy secos sobre roca caliza, son muy escasos en nutrientes, muy salinos, sin embargo, si se les añade agua son bastante fértiles. Están situados en Murcia, Almería, Islas Canarias y en zonas de invernaderos.

  • Azonales: suelen ser suelos jóvenes, en proceso de creación, donde el factor relieve condiciona la mayor parte de la estructura.

  • Intrazonales: son aquellos donde los horizontes han sido altamente modificados, por la humedad, por un exceso de caliza y por un exceso de sol.

Los suelos zonales y azonales se sitúan en la zona de Galicia y Asturias y las tierras pardas y calizas en Cantabria, País Vasco y Pirineos.

TEMA 4 EL MEDIOAMBIENTE Y LA PROTECCIÓN DE LOS ESPACIOS NATURALES.

  • LOS ESPACIOS NATURALES.

  • FOTOCOPIA.

    Estos paisajes que constituyen el medioambiente sólo tienen importancia económica y una considerable influencia sobre el ser humano. Así los distintos factores o elementos naturales pueden influir en el hombre:

    • El relieve: posee una amplia influencia, porque afecta los asentamientos urbanos, a los industriales, a la construcción de infraestructura de la comunicación, a las actividades agrarias, a la obtención de recursos minerales y energéticos y a los recursos turísticos.

    • El clima: influye mucho, la temperatura y las precipitaciones condicionan el tipo de cultivo y la producción agrícola, la distribución demográfico, en los distintos hábitat rurales y urbanos (forma de construcción de los edificios), además proporciona determinadas fuentes de energías, llamadas alternativas, y condiciona determinadas actividades de servicio, sobretodo el turismo.

    • El agua: es un recurso vital para el hombre, pero es también muy importante para determinadas actividades humanas para el consumo domésticos, los cultivos de regadío, los procesos industriales, la producción de energía, evacuación de los deshechos, y para determinados servicios como la limpieza de las calles, el ocio o el turismo.

    • La vegetación: es importante y básica, nos proporciona oxígeno y elimina el dióxido de carbono, pero también nos proporciona la mayor parte de los alimentos. Además genera materias primas industriales (algodón, lino, caucho, madera) también es una importante fuente de energía (biomasa y madera) mejora la calidad de vida y las actividades de ocio y esparcimiento.

    • Los suelos: es un elemento básicos para la agricultura, ganadería y explotación forestal, también es muy importante para la distribución de la población y son importante para la construcción de viviendas e infraestructuras.

  • RIESGOS NATURALES.

  • Los paisajes naturales poseen un equilibrio bastante precario entre los distintos elementos y factores interrelacionados en ocasiones este equilibrio se rompe por dos elementos. La propia naturaleza o la acción del hombre.

    Son determinados procesos extraordinarios que pueden modificar el medioambiente y que también afectan a las actividades humanas. Se pueden agrupar en dos grandes grupos:

    • Geológicos: tienen su origen en la corteza terrestre o en el interior:

      • Seísmos: terremotos o maremotos, temblores de la superficie terrestre, se pueden producir por movimientos de las placas tectónicas o del magma. España es una zona bastantes libre de ellos, aunque existe un nivel sísmico medio situado en el sureste de la península.

      • Vulcanismo: actualmente sólo se puede dar en las Islas Canarias (La Palma, Tenerife o Lanzarote).

      • Movimientos de ladera o del terreno: sólo se mueven en zonas de pendientes con rápidos desplazamientos de terrenos, éstos pueden ser:

        • Deslizamiento: el suelo se desplaza sobre una vertiente por un exceso de lluvias.

        • Desprendimiento: cuando la pendiente es mucho mayor y se fractura parte del roquedo.

    • Climáticas: actuaciones extraordinarias originadas por los distintos factores climáticos. Podemos señalar.

      • Inundaciones y avenidas: las primeras se producen cuando existen precipitaciones muy abundantes en un corto espacio de tiempo. Las segundas son crecidas repentinas del cauce de ríos, arroyos, torrentes, éstas se pueden producir por fuertes precipitaciones o por deshielos rápidos y extraordinarios.

      • Temporales de vientos: la velocidad del viento puede causar desperfectos a los elementos naturales y a las personas. Las zonas de mayor riesgo son Galicia, el estrecho y Cataluña.

      • Sequía: período largo donde las precipitaciones son muy escasa o nulas, afectan a la vegetación, los suelos, agricultura y a los incendios forestales. Son cada vez más largas y en menores periodos de tiempo por la escasez de precipitaciones con el consumo de agua..

    El hombre ha intentado paliarlo, en algunos casos, mediante la prevención (terremotos, temporales) puede evitar en parte estos riesgos mediante la construcción de pantanos, diques, contención de laderas, malecones, etc.

  • LA INFLUENCIA DEL HOMBRE EN EL MEDIOAMBIENTE.

  • El hombre actúa de forma bastante importante sobre el medioambiente que se denomina antrópica, puede actuar positiva y negativamente sobre los espacios:

    • Positivamente: los protege, conserve, preserva para el futuro.

    • Negativamente: cuando los transforma, altera, modifica o destruye lo que genera son problemas medioambientales.

    • LOS GRANDES PROBLEMAS.

    • CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA.

    • La atmósfera es la capa gaseosa que envuelve la Tierra, esta compuesta por varios gases, éstos son necesarios para la vida en la Tierra, se mantienen en un equilibrio natural y estable, el hombre en los dos último siglos ha roto este equilibrio, modificándolo, alterándolo, porque han incrementado la cantidad de determinados gases agrícolas, transportes, etc. Pueden ser:

      • Efecto invernadero: la atmósfera posee una temperatura media y el equilibrio es clave y necesario para la vida de los seres vivos y los animales en la Tierra, si subieran o bajaran se producirían la de desaparición de ecosistemas. Esta temperatura tiene un origen único generada por los rayos solares que penetran, una parte que se refleja, rebota en las capas de la atmósfera lo que evita que las temperaturas sean muy bajs. El hombre produce un incremento de determinados gases en la atmósfera como: CO2, CO, NO, O3, Metano, éste incremento se produce sobretodo por la combustión de combustibles fósiles (transportes, determinadas fabricas, centrales térmicas, agricultura, ganadería) Estos gases actúan de pantalla, en la atmósfera, como consecuencia se produce un aumento de la temperatura media. Se calcula que la temperatura media a aumentado 2º en los últimos 100 años, este aumento tiene importantísimas consecuencias:

        • Deshielo de los casquetes polares, de los glaciares o de las zonas de nieve.

        • Subida del nivel del mar: muchas de las zonas costeras se cubrirían de agua.

        • También provocaría períodos de grandes seguías en determinadas zonas.

        • Al haber más agua mayor evaporación provocando grandes inundaciones.

      • Destrucción de la capa de ozono: en la atmósfera hay una capa que es muy rica en O3 este es vital para la vida en la Tierra, porque esta capa detiene la radiación ultravioleta de los rayos solares, si llegará a la capa terrestre provocaría quemaduras sobre los seres humanos, esta capa ha disminuido en las últimas década tanto que se ha generado un agujero en algunas zonas, ha disminuido por la intervención del hombre, a través de determinadas actividades industriales, domésticas, libera a la atmósfera unos gases llamados CFCS, estos son utilizado en aires acondicionados, procesos industriales, tienen una larga vida y son muy volátiles llegando a la capa de ozono, que impiden la creación de ozono.

      • Lluvia ácida: la emisión de gases ha provocado alteraciones en las precipitaciones, los transportes, los procesos industriales, las centrales térmicas, las calefacciones, incluso determinadas actividades agrícolas y ganaderas van a liberar a la atmósfera una serie de gases de dióxido de azufre y el óxido de nitrógeno. Estos ascienden a la capa de la troposfera donde reaccionan con el agua y pueden trasformase en ácidos. Pueden caer sobre la superficie terrestre en forma de lluvia o acompañándola, esta lluvia es muy peligrosa y tiene consecuencias directas sobre el ser humano, provocando quemaduras, irritaciones, el aumento de acidez de las aguas fluviales, desapareciendo la flora y fauna, acidez de los suelos lo que provoca una pérdida de fertilidad, también quemaduras en la cubierta vegetal, corrosión en monumentos, edificios.

      • Campana de humo o Smogh: sobre las ciudades y en determinadas condiciones climáticas se forma una densa concentración de gases contaminantes a los que se une determinadas partículas en suspensión (polvo, humo) Los causantes son el humo de los coches, calefacciones, fábricas. Esta contaminación tiene graves riesgos sobre la salud de las persona y los ecosistemas a las personas le pueden provocar enfermedades respiratorias, sarpullidos y en los ecosistemas desde más oscuros a la desaparición y a los edificios no sólo por lo sucio si no porque se deterioran sus materiales. Se puede evitar, con las precipitaciones porque las lleva al suelo y el viento las puede desplazar para dispersarlas, cuando hay anticiclones.

      • Contaminación acústica: generada por altos niveles de ruidos que se desplazan a través del aire. Actualmente estamos sometidos a altos niveles de decibelios, provocado por varios factores: transportes, las industrias, las construcciones, pero la concentración de población o determinadas actividades de ocio. Todos estos provocan un incremento del nivel de decibelios existente en el aire que en muchas ciudades españolas tiene graves consecuencias; la sordera, dolores de cabeza, insomnio, estrés, ansiedad.

      3.2. DESTRUCCIÓN DE LA CUBIERTA VEGETAL.

      Los espacios naturales poseen una importante riqueza vegetal pero en los últimos años esta cantidad de planta ha sufrido un importante deterioro, reducida, alterada o destruida por la acción del hombre, esta modificación se denomina deforestación aunque no sólo afecta a los bosque sino también a otros conjuntos vegetales. Las principales causas: la sobreexplotación de los recursos del suelo, en muchos zonas los bosques han desaparecido para convertirlos y utilizarlos en campos, pastos o explotaciones mineras a cielo abierto, la tala masiva de árboles destinadas para ser materia prima de la industria, papelería, del mueble, la construcción urbano son cada vez más grandes, industrial o de infraestructuras de transporte u ocio se ha hecho eliminando determinados espacios forestales o conjuntos vegetales, los incendios forestales, es uno de los más comunes y que más afectan a la superficie vegetal, éstos en su mayoría son provocados por el hombre, éstos accidentes se producen sobretodo en verano y se ven favorecidos por elementos climáticos o por la acción del hombre (sequía, el viento, no limpieza y adecuación de los espacios forestales, la repoblación con el pino o eucaliptos). En España se calcula que ha desaparecido el 85 % de la cubierta vegetal virgen, esta destrucción es mayor en unas regiones y menores en otras, se da más en la España mediterránea, y menos en la oceánica y de montaña.

    • DESERTIZACIÓN DEL SUELO.

    • Esta sometido de forma natural a un proceso de creación y destrucción del suelo, la destrucción esta producida por la acuación de la erosión, del agua y el viento, esta se ve favorecida en aquellas zonas con alta pendiente o en las expuestas al viento, este proceso de destrucción se ha incrementado de forma considerable en los últimos siglos, las causas son determinadas por las actividades humanas, así la deforestación junto a determinadas actividades agrícolas y ganaderas han generado que desaparezcan las especies vegetales que consolidaban este suelo de esta forma son más fácil de erosionas por la lluvia y el viento que desplazan las partículas del suelo empobreciéndolo. Además las actividad humanas provocan un mayor empobrecimiento del mismo y una contaminación. El hombre al eliminar gran parte de la cubierta vegetal provoca un descenso de la fertilidad, además están sobreexplotándolo cultivando la tierra constantemente lo que hace aumentar el empobrecimiento y es más fácil de erosionar. Las actividades ganaderas y agricultoras con la utilización de productos químicos hace que en el suelo aumente los gases tóxicos lo que provoca una contaminación y empobrecimiento dejándolo sin la cubierta vegetal, lo que provoca que se pueda erosionar más fácilmente. Todo este proceso a generado un grave problema que es la desertización (cuando un suelo se vuelve improductivo y fácilmente erosionable) En los últimos 20 años la superficie de suelos altamente erosionados se ha duplicado en la península, siendo las zonas de mayor riesgo las del sur de la península y la costa mediterránea.

      2.4 SOBREEXPLOTACIÓN Y CONTAMINACIÓN DE LAS AGUAS.

      En las últimas décadas se ha producido un incremento en el consumo de agua dulce, para el consumo urbano, incremento de los cultivos de regadío y la utilización en procesos industriales. para satisfaces este incremento ha sido necesario construir infraestructuras de abastecimiento (plantas desalinizadoras) y aumentar la profundidad y el número de pozos, todo esto ha provocado una sobreexplotación del agua, no sólo de superficie sino también de los acuíferos, esta sobreexplotación es mucho más grave en aquellas zonas donde llueve menos y ha repercutido en cambios medioambientales e incluso en la salinización de determinados acuíferos y zonas litorales.

      Otro problema es la contaminación, el hombre contamina todo tipo de agua, ríos y lagos, acuíferos y mares siendo uno de los problemas más graves del medioambiente. El hombre los contamina a través de vertidos urbanos que se realizan a ríos y mares, estos arrastran componentes orgánicos, químicos que contaminan aquellas aguas donde se vierten. Los procesos industriales, las actividades agrícolas también producen contaminación de no sólo superficiales si no también subterráneos al utilizar productos químicos que se filtran por el suelo iniciando el proceso de contaminación de los acuíferos y las mareas negras, el proceso de extracción, transporte y refinado del petróleo puede provocar vertidos a mares, ríos o acuíferos tanto por accidente como por limpiezas de tanques, cisternas, etc.

      Influye en la suciedad del agua, mal olor, desaparición de la fauna y la flora, llegando incluso a afectar a los hombres.

      En grandes ciudades o industrias es donde hay mayor contaminación del agua.

      3.5 LOS RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS.

      Las ciudades generan una gran cantidad de basuras, en los últimos años el crecimiento de estos residuos ha sido rapidísimo. Una parte de estos no son biodegradables pudiendo alterar el medio natural donde se depositan, en otros casos son tóxicos pudiendo contaminar los suelos y la vegetación y otro porcentaje es orgánico.

      Estos se depositan en vertederos que pueden ser:

      • Controlados: se produce una modificación del paisaje, una modificación de los ecosistemas naturales, pero además también pueden contaminar el suelo y el subsuelo provocando graves alteraciones, así mismo con las incineradoras liberan a la atmósfera dioxinas (elementos contaminantes y óxidos

      • Incontrolados: tirar basura donde les da la gana, provocando incendios, contaminación de las aguas y suelos, desaparición de fauna y flora.

    • LA PROTECCIÓN DE LOS ESPACIOS NATURALES.

    • Todos aquellos problemas que tiene el medioambiente por las actividades del hombre ha generado que surja en la sociedad una conciencia ecológica (idea de que debemos proteger y conservar nuestros medios naturales). Esta preocupación se ha desarrollado en las instituciones de gobierno, como el ICONA (Instituto de la Conservación de la Naturaleza)

      En la actualidad existe un Ministerio de medioambiente y consejerías en todas las comunidades. Ésta también afecta a las personas y así han surgido asociaciones de protección, conservación y denuncia del medioambiente. Todos estos elementos han producido unas políticas medioambientales, con dos objetivos básicos:

      • La protección y ampliación de los espacios naturales: en España existen más de 650 espacios naturales protegidos que representan el 9% de la superficie total, estos espacios se pueden clasificar en varios grupos:

        • Parque: espacios naturales de gran valor ecológico con ecosistemas singulares y únicos, tanto en aspectos geológicos, hídricos, vegetales y animales, estos parques se pueden clasificar en varios grupos:

          • Nacionales: áreas extensas con un importante valor ecológico y natural, por lo que su protección son de interés nacional. El primero que se creo fue en 1918 y fueron los Lagos de Covadonga, en la actualidad existen en España 13 parque que están gestionados por las Comunidades Autónomas.

          • Naturales: son áreas de menor extensión donde es primordial la conservación de los ecosistemas naturales, pero se permite que se desarrollen actividades del sector primario sobre ellos. Actualmente son un importante reclamo turístico, existen más de 120 parques en España.

        • Reservas naturales: son de menor extensión que las anteriores y se caracterizan por poseer ecosistemas singulares y muy frágiles, por esto deber ser protegidos y conservados.

        • Los monumentos naturales: son formaciones, conjuntos naturales de gran singularidad, belleza o rareza, se combina con la explotación económica de sus recursos.

      Además de estos existen otros de carácter regional o internacional (RED NATURA 2000 de la UE, RESERVAS MUNDIALES DE LA BIOSFERA)

      • Reducir, controlar los principales problemas medioambientales: las instituciones españolas y comunitarias han desarrollado un conjunto de medidas dirigidas a mejorar la calidad del medioambiente, proteger la salud de las personas y conseguir una explotación racional de los recursos naturales.

        • Contaminación atmosférica: la UE se ha comprometido a reducir las emisiones de gases contaminantes. Para los gases causantes del efecto invernadero se ha firmado el protocolo de Kyoto, para evitar la destrucción de la capa de ozono con el Protocolo de Montreal, para la lluvia ácida España firmó el Acuerdo Internacional de Ginebra, para controlar la contaminación urbana se ha promovido la utilización del transporte público, para la acústica se han establecido medidas de control y se ha intentado reducir las emisiones acústicas mediante la instalación de pantallas.

        • Destrucción de la cubierta vegetal y desertización del suelo: se han tomado decisiones para conservar los espacios naturales (vallado, declaración de zonas protegidas), se ha incrementado la repoblación con especies autóctonas, se ha desarrollado una política más eficaz contra los incendios forestales, mejorando los medios (bomberos) y con medidas penales contra los infractores. Para evitar la erosión del suelo se ha iniciado una política de recuperación, mediante la reforestación vegetal o mediante la construcción de barreras vegetales.

        • Sobreexplotación y contaminación de las aguas: se ha iniciado una política de construcción de depuradoras, se ha mejorado el control sobre las aguas continentales, planes para evitar la sobreexplotación de las cuencas hidrográficas y acuíferos. En relación con las zonas litorales se ha desarrollado una serie de leyes para protegerlos y en la medida de los posible de recuperarlos.

        • Los residuos sólidos urbanos: se desarrollan la reducción, recuperación y reciclaje, recuperar la utilización de estos residuos para obtener electricidad, biogos o compos (abono). Se utiliza el reciclaje ( de papel) y se va a establecer un mayor control de los vertederos incontrolados, junto con multas.

      Todas estas políticas medioambientales están unidas a un aumento de la conciencia de la sociedad y esto ha llevado a cambios en otros sectores o actividades. Como en los productos que se venden en los mercados con el etiquetado ecológico, también hay mayor control sobre los problemas medioambientales (cierre de empresas) y en la enseñanza cada vez tiene mayor importancia la educación del medioambiente.