Formación del docente universitario

Profesores universitarios. Actualización. Nuevas reglas para que nadie aprenda nada. Ernesto Gore. Demandas a la profesionalidad

  • Enviado por: Grupo L Posadas
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 22 páginas
publicidad
publicidad

Formación y Actualización Docente Universitaria

1er Módulo

“Sistema Educativo y Profesionalización docente”

Grupo “L”

Posadas Misiones

Educativa Sede Misiones

Reglas para que todos aprendamos de todos

A) Actividades:

Leer y analizar detenidamente las “Nuevas Reglas para que nadie aprenda nada”, de Ernesto Gore, citadas en pilar Pozner. El directivo como gestor de los aprendizajes escolares. Pág 123. (se adjunta una copia extraída del libro).

Atreverse a TRANSFORMARLAS redefiniéndolas de manera que se conviertan en las “NUEVAS REGLAS para que todos APRENDAMOS DE TODOS”.

Presentar por escrito, copiando en una hoja las reglas modificadas. Recrearlas agregando imágenes significativas, fotos, representaciones gráficas....como se prefiera.

Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

Imágenes significativas (Valores Humanos)

1. Abrase a los demás y no subestime de antemano lo que los demás puedan decir por mas pequeño que sea, de todas las opiniones se pueden recoger cosas buenas.

2. Cuando hablen con Ud. preste mucha atención y afine sus sentidos, porque puede que sea muy importante para su progreso, de cualquier manera escuchar al otro es ser respetuoso.

3. Muéstrese comprometido y autentico con sus ideas, no tema a lo que puedan decir los demás, su opinión puede ser clave y muy importante.

4. Conserve la mente siempre abierta a los cambios, y no olvide que la autocrítica también lo ayudara a crecer como persona.

5. Sea transparente , no oculte ni disimule sus errores, eso habla de su calidad personal.

6. Muévase siempre con la verdad y sea Ud. mismo, muéstrese en todas las ocasiones de la misma manera.

7. Analice los errores, y el hecho de haber formado parte de alguna manera de ellos, sea humilde y humano a la hora solucionar situaciones difíciles.

8. Muévase con un orden de prioridades y sea cual fuera el problema sométalo a un debate, lo que ayudara a su solución.

'Formación del docente universitario'

Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

imágenes significativas

9. Siempre que entregué información hágalo de la forma mas completa y clara posible, esto ayudara a todos.

10. En caso de noticias desagradables, actué directa y frontalmente dentro del marco de un profundo respeto.

11. Recuerde siempre que dos pueden mas que uno y que la unión hace la fuerza, aliente la cooperación.

12. Tome conciencia de que su trabajo es solo una parte de la maquinaria y que todos deben tirar del mismo carro, comprométase con esto y con su tarea especifica, todo esto se traducirá en eficiencia.

13. No pierda la claridad ni se aparte de la tranquilidad de que lo que tenga que hacer o le indiquen hacer sea lo correcto.

14. Cuando las cosas no anda bien, abrase al diálogo en el marco de un ambiente agradable.

15. Recuerde siempre que nadie esta libre de errar, válgase de su trayectoria para que esta se traduzca en un beneficio para los demás.

16. Los cargos solo delimitan responsabilidades, apele por el buen trato y la igualdad.

17. Tenga en cuenta que todos tenemos algo que aprender por mas pequeño que sea, nadie es completamente incompetente y que la perseverancia suele ser mas efectiva que la experiencia.

18. En las emergencias actúen con sentido común y aporte lo mejor de uno mismo.

19. No haga las cosas pensando en las recompensas, están llegaran solas a su debido tiempo.

ð

Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

Imágenes significativas

20. Crea en su propio esfuerzo, mas allá de que se los reconozcan o no.

21. Sepa ganarse la amistad de sus compañeros de trabajo, hágalo saber y valore los logros de los demás, sin miedo a la extorsión.

22. Recuerde: algo es problema suyo siempre y cuando Ud. se sienta comprometido, tome parte en el aporte ideas y brinde su ayuda..

23. Tenga en cuenta que todos tiene derecho a saber lo que usted piensa y espera, todos los sobrentendidos solo acarrean confusión y decepción para los demás.

24. No se quede plantéese nuevos y renovados objetivos , arriésguese, descubra que no esta solo, a cada paso encontramos a alguien de quien aprender y dispuesto a colaborar con nosotros.

25. No se cargue ni se desligue de las responsabilidades, no se aislé, confié y delegue, esto se traducirá en un reconocimiento de los demás.

26. Déjese sorprender, de esta forma esta demostrando que es humano, no pierda la espontaneidad, lo que lo llevara a crear un ambiente de trabajo agradable.

27. Nunca calle cuando Ud., cree que no debe hacerlo. Pero no piense que se trata de disuadir sino de evaluar y unificar los criterios.

28. Siempre que se comunique hágalo en forma objetiva, responsable y realista. Esto forma parte del respeto por los demás y por nosotros mismos.

29. Comprométase con el constante progreso de su grupo de trabajo, analice y comunique todo lo que contribuya al bien común, esto traerá aparejado grandes progresos para todos.

30. Valore el pensamiento de los demás, ya que si lo emiten es porque se sienten identificados y comprometidos con el grupo.

ð

Reglas:

  • Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

  • Nuevas reglas

  • Hay que darse lugar para escuchar las otras verdades.

  • En tal caso demuestre interés y sea respetuoso del otro.

  • Hablar con la verdad y honestidad es beneficioso.

  • Sea permeable al aceptar equivocaciones, se enriquecerá.

  • Tome los errores como experiencia positiva y aprenda de ellos, discutiendo y analizándolos.

  • Obrar con la verdad y no actuar para conformar a unos (los poderosos) y amedrentar a otros ( los subalternos)

  • Hágase responsable de lo que esta bien, pero también de lo que esta mal evitando deslindar responsabilidades.

  • Los problemas deben ser enfrentados y no ocultados.

  • Las conductas autoritarias, no conducen al progreso, las opiniones diferentes son enriquecedoras.

  • Obrando cautelosamente y con criterio las malas noticias son menos pesadas.

  • Las intrigas no conducen a buenos resultados.

  • Asuma la responsabilidad que le toca, sin buscar a otros como culpables.

  • Acepte los desafío y hágase cargo de la conducción de sus tareas, aceptando la responsabilidad que emane de ello.

  • Haga misión introspectiva acerca de sus propias equivocaciones, aceptando las otras visiones de la realidad.

  • Visualice y discuta acerca de los errores y saque lo positivo, no teniendo como primera pauta el castigo, tampoco minimice los logros, provea estimulo en ambos sentidos.

  • La obsecuencia no conduce a buenos logros, así como la desconsideración con los subordinados.

  • Tratar de no caer en la común tentación de nivelar para abajo, tenga ecuanimidad.

  • La iniciativa es fundamental mas en situaciones difíciles.

  • por saber si las conclusiones fueron por todos

  • Tratar de no caer en la común tentación de nivelar para abajo, tenga ecuanimidad.

  • La iniciativa es fundamental Tratar de no caer en la común tentación de nivelar para abajo,

    Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

  • Las situaciones, n o son de mayor o menor gravedad, siempre pueden solucionarse compartiendo y discutiendo.

  • Dese lugar a tener la mente abierta a lo que los demas tienen para decir.

  • La persuación es una muy buena arma.

  • Asuman las situaciones malas tal como son, no tergiverse la realidad.

  • El análisis de todas las situaciones conduce a los mejores resultados.

  • Atienda el disenso, escuche a los otros aunque le resulta aburrido.

  • Aprenda a hablar en el momento preciso, después de escuchar.

    Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

    Tenga presente que todo está al alcance de la mano, las peores circunstancias materiales parecen excelentes. Luzca el sol o esté negro el cielo, siempre seguiremos adelante, jamás dormiremos.

    Recuerde que si usted, ante las amenazas que se acumulan, cede, renuncia a una parte del terreno es la que debío conquistar.

    Para fracasar intente enmendarse al sentir (impulsos), que poco a poco van desapareciendo todas las razones para vivir, al ver que se ha convertido en un ser incapaz de estar a la altura de una situación excepcional, difícilmente logrará su propósito.

    Si las profundidades de nuestro espíritu ocultan extrañas fuerzas capaces de aumentar aquellas que se advierten en la superficie, o de luchar victoriosamente contra ellas, es del mayor interés captar estas fuerzas

    El hombre, al despertar, tiene la falsa idea de emprender algo que vale la pena. Por esto, el sueño queda relegado al interior de un paréntesis, igual que la noche. Y, en general, el sueño, al igual que la noche, se considera irrelevante. Este singular estado de cosas me induce a algunas reflexiones, a mi juicio, oportunas

    Para conseguir hacer bien su trabajo sea constante

    Recuerde que el seguimiento y la motivación es impresindible para trabajar en equipo

    Menudear, expresar continuamente los <<buen trabajo, muchacho>>.

    Inspirar una visión común.

    Fomentar la visibilidad.

    Delegar poder, crea en los demás hasta que demuestren lo contrario, y aún ahí persiste recuerde usted es un transformador.

    Permita que la gente conozca la meta que intenta arribar, para ver “sentido último esfuerzo”.

    Asegurese de que todos los participantes en el proyecto sepan cuál es le designio

    global del mismo.

    Delegue poder a las personas para que sean eficaces, para que pongan en obra su intelingencia y sus energias naturales.

    Potencie a los demás, recuerde concederles los recursos y la autoridad que necesitan para que

    las cosas se hagan.

    Recuerde facilitar la cooperación a diario.

    Analice que, se usan los verbos "tener que" o "tiene que"; en otros casos se usa "debe o debería", y usted tendría que decir tenemos que.

    Nuevas Reglas para que todos aprendamos de todos

  • El Diálogo no es un ejercicio contemplativo sino generativo

  • Jamás vaya convencido de antemano lo que le van a decir.

  • Cuando le hablen preste atención escuche.

  • Diga la verdad de lo que usted cree y piensa (Guardar cosas, trae consecuencias).

  • Recuerde siempre es propio del necio el permanecer en el error y propio del sabio el cambiar de parecer.(admita que usted cambia y que la vida es movimiento).

  • Evidencie los errores, y afirme que todos aprendemos porque ensayamos y del error se aprende siempre.

  • Dígale a su jefe la realidad pero procure todo el tiempo de dar soluciones y no de plantear problemas, recuerde no ser parte del problema sino parte de la solución.

  • Autoevalúe su propia gestión y sea sincero, jams busque a un culpable, fuera de si mismo.

  • Trabaje en equipo y desheche la frase “Divida para reinar”.

  • Cuando algo ande mal, realice un plan de acción o propuesta de trabajo.

  • Reconozca los buenos ejemplos.

  • Sea usted mismo siempre, respete de igual forma a todos.

  • Actue en situaciones de emergencias, sea proactivo.

  • Valore los logros de su gente y no tema que le pidan aumento.

  • Busque siempre convencer a partir del diálogo.

  • Asuma posiciones siempre exprese su punto de vista.

  • l Defienda su posición y siempre intente indagar tener en cuenta el punto de vista de los otros.

  • Sistema Educativo y Profesionalización Docente

    Encuesta a Docentes

    Tema: nuevas demandas a la profesionalización docente. Esta encuesta nos ayudará a revisar juntos cuánto hemos logrado construir y cuánto aún nos falta en la relación a las nuevas demandas a la profesionalidad docente.

    Nombre y Apellido .............cargo..............fecha..............Nivel educativo..........Lugar de trabajo......nombre encuestador......

    A cada rasgo que citamos otórgale un puntaje conforme lo poseas:

    1 totalmete

    2 medianamente

    3 No lo poseas

    Rodea con un círculo lo que corresponda. Cuando en un ítem ( ) coloca una x en tus opciones

    Rasgos Personales en relación a sí mismo

    Puntajes

    Busco ser yo mismo, autónomo y creativo`

    1

    2

    3

    Me esfuerzo por superar las actitudes de superioridad que pueden afectar las relaciones con otros.

    1

    2

    3

    Me preocupo por ser tolerante y comprensivo con colegas ( ) alumnos ( )

    1

    2

    3

    Soy abierto al diálogo y al intercambio de ideas y experiencias con otros.

    1

    2

    3

    Me esfuerzo por estar de buen humor

    1

    2

    3

    No me dejo presionar ni manipular

    1

    2

    3

    Tengo una imagen positiva de mi mismo

    1

    2

    3

    Me interesa, “estar al día”, actualizado y superándome

    1

    2

    3

    Poseo una actitud abierta para aprender de mis errores y del entorno que me rodea

    1

    2

    3

    Rasgos profesionales en relación al proceso formativo

    Soy docente porque elegí serlo

    1

    2

    3

    Los cambios del sistema educativo argentino me importan y me involucran

    1

    2

    3

    Tengo una visión clara del tipo de persona que debo formar: autónoma ( ) crítica ( ) autorrealizada ( ) creativa ( ), socialmente integrada ( ) , feliz ( ).

    1

    2

    3

    Me preocupa lograr que mis alumnos me comprendan al exponer, explicar, solicitar trabajos y orientar aprendizajes

    1

    2

    3

    Planifico mis clases ( ) y cuando lo hago tengo en cuenta los intereses y necesidades de cada grupo de alumnos ( ).

    1

    2

    3

    Me interesa la calidad de los aprendizajes que mis alumnos alcancen

    1

    2

    3

    Conozco al sujeto del aprendizaje con el que trabajo

    1

    2

    3

    Me intereso por profundizar y actualizar mis saberes en forma continua ( ). Soy consciente frente al avance permanete de las ciencias ( ) y estudio y me actualizo ( )

    1

    2

    3

    Busco integrar equipos de trabajo con colegas y desarrollar el espíritu de colaboración y cooperación

    1

    2

    3

    He incorporado las nuevas tecnologías como recursos didácticos para enseñar y aprender ( ) y como herramienta de desarrollo personal ( )

    1

    2

    3

    Investigo, analizo y reflexiono sobre lo que hago y cómo lo hago

    1

    2

    3

    Escribe opiniones

    Firma

    Encuesta a docentes:

    5 cinco encuestas a docentes. Pueden o no colocar sus nombres pero deben firmar al pie de la misma.

    La información recogida debe analizarse criticamente y volcarse en un informe individual o grupal (según corresponda).

    Informe de la encuesta:

    En el trabajo de encuestar he observado, quizás algo de orgullo o soberbia, la mayoría de los encuestados manifiestan estar al día con los requerimientos de formación, mientras “yo” como partícipe de ese proceso, sé que no es así, que muy pocas o en ninguna circunstancia mis colegas se plantean su propia práctica frente al aula. O se auto-evalúan si su formación responde aún, a los nuevas exigencias de este mundo competitivo y globalizado.

    Un ejemplo es el trabajo de los ttp en Gestión cliente, también en los EDI, donde se trata de “meter a los docentes” que no han podido ubicar sus horas dentro de la nueva estructura, y muchas veces aparece la pareja pedagógica, que en la práctica solo son dos personas juntas, con un único interés de “salvar sus horas”, en otras son profesores de diferentes materias, que comparten un EDI, y trabajan juntos, pero realmente trabajan aisladas. Con respecto de “hacerce cargo” de los contenidos, compartir ideas, evaluaciones, etc. En muchas oportunidades, noté que uno de los profesores de la pareja pedagógica desarrolla un trimestre y evalúa y en el otro trimestre el otro. Para más asombro, en una de esas observaciones veo un profesional, con mucha actualización que no “pasa al aula” nada de lo que aprendió. Entonces creo que pasa por una toma de conciencia que debería bajar desde la “Gestión directiva” con la previa profesionalización del director para poder cumplir su rol en debida forma. El ámbito escolar es de por sí conflictivo: desinterés de las autoridades, espacios limitados e inadecuados, material didáctico inexistente, pocos estímulos semanales para los alumnos, exceso de horas de trabajo. En el marco de la transformación educativa, que no se ajusta a los recursos materiales y humanos que se cuentan para llevarlo a cabo.

    Los defectos en la formación si duda parecen potenciar el conjunto de problemas. El profesional debe actuar intentado transformar esa realidad.

    Es necesario pensar estrategias de acción llevadas desde la dirección hacia los equipos docentes, para intentar llevar a la práctica cambios positivos, que a la larga redundarán en beneficios primero del alumno, (formación integral- como ser humano, formado para la vida); como así también de los Profesores, (metodología y trabajo en equipo, nunca aislado) y todo esto dependerá también de cómo son presentados los contenidos, al alumno y todo eso hace denotar la profesionalidad de quien esta encargado del proceso enseñanza aprendizaje . No es posible pensar un desarrollo importante del área si no hay profesionales encargados de enseñar con sólidos conocimientos científicos. Creo en la capacitación continúa del docente en actividad, y de la importancia de las instituciones formadoras como generadoras de cambios tan necesario para esta época que demanda adaptarnos a las nuevas exigencias del mercado.

    Informe de la encuesta:

    En estas encuestas estamos ante cinco diferentes historias de vida, todas comprometidas con el quehacer docente. Podemos notar en las respuestas diferentes niveles de compromisos, y hasta podría animarme a decir que siendo esta encuesta algo serio, vemos en dos colegas, respuestas que equivalen a la perfección. ¿Será una vez más, un dato, una señal del modelo tradicional? ( Ese que obliga a ocultar el error y describe al docente como amo perfecto y Señor de la verdad ). Estaría dispuesto a afirmar que sí. Cuestión que me indigno.

    Por suerte vemos, muestra de sinceridad o de mayor sinceridad en los otros colegas, notando así su carácter de autocrítico; su ser humano; que ya determina un paso hacia delante como determinante de un docente, propiciador de situaciones. Y no como poseedor del saber.

    Perfil del Profesional Docente Real (que quiero o queremos llegar a ser)

    Cuando amor y creatividad trabajan juntos

    es fácil esperar un impacto esencial,

    una huella indeleble, una obra maestra

    María Inés Abrile de Vollmer.

    • Convertir el actual rol docente en profesional (es una exigencia no sólo de las transformaciones acaecidas en la organización de su trabajo, sino que es una consecuencia de los procesos de descentralización, de la autonomía en la gestión de las escuelas y de los cambios que están ocurriendo en lo pedagógico en el ámbito de la escuela.

    • Desarrollar las capacidades creativas y el espíritu crítico.

    • Lograr diferentes niveles de concreción y flexibilidad del currículum para ser adaptado a contextos y sujetos diferentes.

    • Incentivar la autonomía en la escuela para llevar a cabo un segundo nivel de concreción curricular (Proyecto Curricular de escuela) y adaptarlos así a las necesidades de su entorno.

    • Evidenciar autonomía y profesionalidad docente para llevar a cabo un tercer nivel de concreción y adaptación al grupo de alumnos, incluidas las adaptaciones curriculares a pequeños grupos y sujetos con necesidades educativas especiales.

    • Introducir el aprender a aprender como expresión de las teorías cognitivas.

    • Estimular la autonomía, la investigación y la innovación curriculares.

    • Incentivar el trabajo en equipo y colaborativo.

    • Fomentar hábitos democráticos, la igualdad de derechos y la no discriminación.

    • Incidir en la evaluación continua y formativa así como en la evaluación del currículum y del sistema .

    La preparación académica

    • El rol profesional que implica la resignificación de funciones tradicionales y el surgimiento de un conjunto de tareas nuevas que la escuela y la sociedad esperan ver realizadas en el ejercicio de la docencia, constituye el criterio más relevante para fundamentar y orientar la transformación estructural de las carreras de formación docente.

    • Ámbitos participativos integrados por docentes, padres y alumnos, generan una nueva relación de fuerzas donde es posible debatir ideas, dirimir conflictos.(3).

    • La docencia eficaz es consecuencia también de características de la personalidad tales como la paciencia, la persistencia, la capacidad de analizar problemas de los alumnos. .(3).

    • Explorar antes de hacer una opción definitiva y la amplitud para cambiar la dirección; el juicio diferido, que implica penetrar y comprender primero, reservándose la valoración y el juicio para más adelante.(3).

    • Su vocación de apertura y su capacidad de dar acogida a las múltiples expresiones y preocupaciones de la población. .(3).

    • Es el técnico que aplica aquellas metodologías que se han demostrado eficaces en los estudios. .(4).

    • Ha de saber interpretar cuanto sucede en el aula: roles, climas, relaciones, conflictos, etc., ha de generar significados que adquieren nuevos a partir de los hechos mar relevantes. .( 4)

    • Hará hincapié en la generación de actitudes críticas de cuanta norma, valores, presiones y pautas nos vienen impuestas desde arriba. (4).

    • Es ante todo un formador innovador y creativo que facilita el desarrollo de todas las potencialidades humanas (4).

    • Una imagen positiva de sí mismo, pues consciente o inconscientemente proyectamos a los demás la imagen que tenemos de nosotros. (4).

    • Personas predispuestas de ver el vaso medio lleno antes que medio vacío, cuando esté por la mitad. Mentes positivas que vean las oportunidades antes que los fracasos. (4).

    • Lo que sucede a nuestro alrededor se convierte en taller de aprendizajes. En el entorno tenemos una fuente inagotable de ejemplos. (4).

    • Que tenga una visión coherente y clara del tipo de persona y ciudadano que va a formar. (4).

    • La interacción es el concepto que mejor define nuestro enfoque de la enseñanza.

    • La calidad conduce a la excelencia y tanto una como otra requieren hábitos de esfuerzo, persistencia, exigencia. (4).

    • La formación hemos de entenderla no en sentido de asimilación de contenidos sino de cambio de significados, de ampliación de la conciencia. (4).

    • Capacitar al alumnado para que aprenda del medio. Ofrecer una acción tutorial tanto en grupo como personalizada. (4).

    • Espíritu de colaboración y trabajo en equipo. (4).

    • En un centro escolar lo mas importantes son las relaciones. (4).

    • Crear climas constructivos, afrontar conflictos. (4).

    • Conocimiento y comprensión de sí mismo: dirigido a conseguir del profesor una imagen de sí equilibrada y auto-actualizada

    • Contribución al desarrollo didáctico de otros compañeros.(5)

    • Participación en decisiones educativas en todos los niveles.(5)

    • La característica de la permanencia prolongada en las aulas, la hacen ser un ambiente de socialización.

    • Experto en relaciones humanas, como un procesador de información que debe tener una amplia competencia en el diagnóstico de realidades.(6)

    • Es un servidor público dentro de un sistema escolar que le da un currículo definido.(6)

    • La imagen de profesor activo, crítico de su propia práctica y de las condiciones del sistema en el que se desenvuelve.(6)

    • Técnico que trabaja con eficacia dentro de unas condiciones o realidad dadas.(6)

    • Las competencias del profesor deben entrar también en el dominio de lo organizativo.(6)

    • Autonomía como responsabilidad propia.

    • Interpreta la autonomía como un ejercicio y una construcción personal.(7)

    • La autonomía representa una búsqueda y un aprendizaje continuos, una apertura a la comprensión y a la reconstrucción continua de la propia identidad profesional.(7)

    • Aceptar la pluralidad, la diversidad de perspectivas y valoraciones y el diálogo como única forma de acercarse a la comprensión compartida.(7)

    • La autonomía va ligada no sólo al ineludible compromiso moral en los juicios y decisiones profesionales, sino también al autoconocimiento.(7)

    • La autonomía profesional se desarrollaría, de forma conciente y explícita, en el contexto de las relaciones, de proximidad y de distancia, con la sociedad variada y compleja.(7)

    • Analizar un tópico hasta desmenuzarlo y hacerlo comprensible.

    • Saber identificar lo que el alumno ya sabe.(8)

    • Saber manejarse en el marco de condiciones y características que presenta el grupo de estudiantes.(8)

    • Alto nivel de competencia en su materia.(8)

    • Interés y preocupación por los estudiantes a nivel individual: accesibilidad, actitud positiva, manejo de refuerzos positivos, etc.(8)

    • Enseñar es gestionar el proceso completo de enseñanza-aprendizaje.(8)

    • Habilidad para hacer que el material que ha de ser enseñado resulte estimulante y de interés.(8)

    • Utilizar métodos de evaluación contrastados.(8)

    • No ofrecer nunca menos apoyo que el necesario ni más que el suficiente.(8)

    • No es la práctica la que incrementa la competencia sino la práctica reflexionada.(6)

    • El paso de ser simple “especialista” de la disciplina a ser didacta de la disciplina.(6)

    • Buen profesional de la enseñanza: preocupación por los demás; competencia en las tareas propias del servicio que desempeña, y compromiso personal con el trabajo que desarrolla.(6)

    • El desarrollo profesional es ir creciendo en racionalidad, en especificidad, y en eficacia.(6)

    • Trabajar en un contexto de transnacionalidad. Por ello son necesarias habilidades lingüísticas y competencias interculturales.(6)

    • Mostrar interés y respeto por los estudiantes.(6)

    • Compromiso de dejar absolutamente claro que es lo que se ha aprendido, a que nivel y porque.(6)


    Actividad 2

    • Diseñar creativamente una figura Humana que represente al DOCENTE REAL. En torno a la figura expresar un mínimo de 50 (cincuenta) rasgos, requisitos y/o aptitudes profesionales que debe reunir un docente que responda al nuevo perfíl profesional exigido.

    • De los 50 rasgos, 40 o más deben ser extraídos de la bibliografía obligatoria, citando junto o debajo - el nombre del autor. Tener presente que no se solicitan listados de rasgos, sino selección de rasgos, los cuales se entrecrucen y se fusionen en un perfil, guardando coherencia y equilibrio.

    Desarrollo: ver figura anexa


    Coincido con la opinión de algunos autores con respecto a que la profesión docente es, aún hoy, una sobprofesión o una realidad desprofesionalizada porque

    Los docentes se encuentran todavía en una fase pre-profesional y los cambios sociales, culturales, científicos y tecnológicos van a pasos agigantados en relación con ello. Al asumir con conciencia el rol docente es necesario tener esto en cuenta, pero no como meros observadores, sino como transformadores de ésta realidad.

    La búsqueda de una identidad profesional nueva, autónoma, independiente y libre es un camino hacia el cual deben encaminarse, de aquí en más, todos los esfuerzos. Al hablar de esfuerzos y caminos por andar no podemos pensarlo solamente como obligación de los docentes como miembros aislados, sino que el aunar esfuerzos ya incorpora la idea de colectivo docente, de grupo humano con ideales y necesidades en común. Así lo afirma Francesco Tonucci

    “El nacimiento de las democracias occidentales y el desarrollo industrial exigen de la escuela una formación elemental, una alfabetización masiva. Lo exigen porque, si la democracia significa gestión popular del poder, cada ciudadano podrá participar en ella en la medida en que se disponga de instrumentos para informarse, expresarse, discutir”.

    En consecuencia, la búsqueda de la identidad profesional compromete a los docentes de todos los niveles y jerarquías, a la institución escolar con todos sus miembros (docentes, alumnos, padres, personal no-docente), a la comunidad y al Estado para socializar para la igualdad. Es así que comparto la reflexión de Delors Jaques que afirma “ Paradójicamente, podríamos afirmar que tiene éxito en la escuela los que no la necesitan. La escuela, que debería contribuir a introducir la igualdad entre los ciudadanos, por el contrario alimenta las diferencias.

    Al reflexionar acerca de la educación y al intentar mejorarla, estamos incorporando al debate a todas las generaciones de niños, jóvenes y adultos que asisten a las escuelas Argentinas. Ello implica pensar en el futuro de nuestros hijos, que compromete el futuro de nuestro país. Es por eso necesario coincidir con Franceso Tonucci que afirma que: “La escuela asume el papel de entidad educativa por antonomasia, amplía su duración y multiplica objetivos y actuaciones. Las familias piden a la escuela que dé más y que compense las deficiencias familiares y sociales. La escuela se convierte es un lugar de sociabilización, de recuperación, de terapia...”

    El módulo uno pretende mostrar una visión crítica de la realidad en la que se vive hoy en las escuelas, de la realidad de los docentes argentinos, pero la crítica en sí misma no actúa como superadora. La idea final es afirmar que el cambio es posible siempre que haya compromiso real de parte de todas las partes implicadas.

    Conclusión

    A lo largo de esta reflexión hemos visto, al menos desde algunos documentos, la orientación que proviene de los organismos internacionales respecto de lo que debería ser la docencia y por lo tanto por dónde debería encaminarse la formación docente, siempre desde sus propias lógicas. También hemos recurrido a otros estudios y autores que plantean estos temas desde otras perspectivas, a veces muy cercanas al discurso de las agencias y otras veces en las antípodas de esas propuestas.

    Podría sintetizar puntualmente algunas ideas:

    1. En lo que hace al discurso de las agencias internacionales, éstas apelan a la responsabilidad que supone actuar profesionalmente. Enfatizan en la responsabilidad por los resultados del aprendizaje de los alumnos, transfiriendo esta responsabilidad del Estado hacia los docentes e instituciones. Todos sabemos que los docentes siempre son responsables de su trabajo. Pero otra cosa es querer hacerlos responsables por todos los problemas no resueltos del sistema educativo, entre ellos la calidad del sistema, los índices de repitencia, deserción, etc. En estas cuestiones intervienen tantas variables, muchas de las cuales son generadas desde el Estado a partir de sus propias políticas económicas, sociales y educativas, que resulta incomprensible delegar semejante responsabilidad en los docentes.

    2. En lo que hace a la formación docente inicial y en servicio, el discurso profesionalizante aparece cuanto menos contradictorio. Si profesionalizar implica generar una formación sólida teórica y práctica, ésta debe darse fundamentalmente en los años de la formación inicial. Sólo de esta manera se podrá avanzar en una formación en servicio que resulte enriquecedora. Pretender que la formación en servicio, por sí sola, sea factor de profesionalización, resulta sumamente ambicioso y casi ingenuo. Esto pone en contradicción el discurso de la profesionalización con las políticas propuestas por ciertos organismos internacionales para la formación docente, atento a la lógica economicista que las guía.

    3. Las concepciones de los docentes como trabajadores o como profesionales parecen irreconciliables. La de los trabajadores aparece más comprometida con toda la clase trabajadora y parecería poseer un contenido más democrático y popular, mientras que la concepción profesionalizante resulta de un carácter más elitista, de defensa del monopolio de la ocupación en un contexto de ejercicio profesional en la lógica del mercado.

    4. Respecto de los autores citados, Schon critica la racionalidad instrumental que reviste a las profesiones tradicionales y propone incorporar la dimensión del arte en la formación de los profesionales. Tenti Fanfani rescata los conceptos mínimos que hacen a una profesión, como son el conocimiento acreditado mediante título, la autonomía en el desempeño laboral y el reconocimiento social, con lo cual la docencia tendría muy poco que ver con esta concepción de profesión. Burbules y Densmore, por otra parte, desde una perspectiva crítica de las posturas profesionalizantes, consideran a la profesionalización como una ideología y se oponen a la misma por cuestiones de presupuesto (profesionalización para unos pocos), por la incompatibilidad entre los objetivos democráticos y las exigencias de exámenes de acceso a la profesión, por la distancia que se establece entre los profesionales y el público, en particular con los padres de alumnos, y porque fomenta competencia en la elección de profesionales y por lo tanto apunta a la privatización de la educación con sistemas de bonos, créditos, etc. Finalmente, Schiefelbein y Tedesco ligan la necesidad de la profesionalización con la calidad del sistema y la posibilidad de instrumentar reformas educativas.

    Las posturas de los autores consultados parecen, en muchos casos, irreconciliables: no habría cabida para medias tintas donde se acepte la profesionalización solo parcialmente, o seleccionando aquellos aspectos que resultan positivos y descartando otros. Quizás sea necesario avanzar en la construcción de un concepto (sea nuevo o viejo) que identifique todo lo que implica el trabajo docente, sin tener que recurrir al de `profesional', tan ligado a la constitución de otras ocupaciones hoy identificadas como liberales o tradicionales, para evitar tantas ambigüedades y contradicciones. De todas maneras, creo que el debate profesionalización-no profesionalización seguirá intensificándose y seguramente será el fruto de este debate en el tiempo el que nos permita nuevas construcciones conceptuales para dar cuenta de la especificidad del trabajo docente.

    ¿Qué nos queda por hacer entonces a los docentes? Creo que resulta interesante la reflexión final de Burbules y Densmore sobre la profesionalización:

    “ ...más que confiar en un concepto antidemocrático que connota privilegio, status especial y la superioridad del trabajo mental sobre el manual, los profesores deberían considerar otras bases de organización. Una estrategia progresista subrayaría los propósitos comunes y compromisos con la educación que debemos construir en una democracia y plantearía esto de una forma directa en el dominio de lo público, no en las asociaciones profesionales de una élite ocupacional” (Burbules y Densmore, 1992: 83).

    En esta línea los autores citados proponen la participación de los profesores en actividades políticas sobre cuestiones educativas y extraeducativas, y la implicación con los grupos que se encuentran normalmente apartados del debate acerca de la calidad del sistema, tratando de generar una cooperación y comprensión mutua (especialmente con padres y otros actores) que haga posible incorporar a todos a los mejores niveles de calidad desde una docencia comprometida socialmente. Profesional o no, lo que queda claro es que los docentes deben poder dar razones de su accionar, de sus decisiones, para lo cual necesitan fundamentarse científicamente, asumiendo sus responsabilidades ante la sociedad y el colectivo docente.

    Conclusión

    El profesor tiene un papel determinante en el proceso educativo, el cual es un mediador entre el currículo y sus destinatarios(los alumnos) entendiendo que estos destinatarios son también mediadores de su propio aprendizaje.
    Esta afirmación tiene consecuencias muy importantes, como las siguientes:

    • El docente como responsable del polo de enseñanza ya que incide en ellos desde lo preinteractivo, lo interactivo y lo posinteractivo, es decir que su influencia afecta a los procesos de planificación, de desarrollo practico de su acción y de la evaluación de la misma en el aula. Estos procesos quedan afectados por otros factores más amplios, de la función docente, como el contexto especifico de la institución educativa y el contexto general.

    • El docente es un elemento constitutivo e imprescindible, clave de la calidad de la enseñanza.

    • Se da la paradoja, que disponiendo de suficiente información sobre la incidencia del docente exista una falta de correspondencia entre estos y la mejora en los planeamientos formativos de los docentes y su desarrollo profesional.

    • También se puede observar que los adelantos tecnológicos y el mejoramiento de los materiales utilizados en el proceso educativo, no han iniciado en el cambio de la función y roles docentes, es decir que se prescinde de elementos capaces de incidir en planeamientos innovadores y no seguir agarrado a los estilos tradicionales de enseñanza.

    La función docente esta estrechamente relacionada con el contexto de intervención donde opera el mismo. Este contexto se puede analizar desde tres puntos de vistas:

    B) El profesional de la educación
    Para empezar a tratar este tema fue necesario precisar la función que cumple un docente.
    Se puede considerar dos concepciones de profesionalidad:

  • La concepción tradicional: esta se caracteriza por su naturaleza estática y convergente, donde las profesiones son consideradas como entidades bien definidas y claras, cuyas características permanecen relativamente estables a lo largo del tiempo. En este ámbito, el conocimiento profesional no es mas que el fiel reflejo de las disciplinas académicas bien definidas, de la investigación típica y de las teorías a las que el profesional tiene que adherirse y por las que sus practicas debe guiarse.

  • El docente se considera u profesional técnico experto que legitima el servicio social, como un transmisor de conocimientos y valores sociales tradicionales a las nuevas generaciones.

  • Concepción alternativa: a diferencia de la anterior, asume cierta flexibilidad y divergencia, dando entrada a la profesión aspectos tales como los dilemas, las dudas y la falta de estabilidad. Esto nos lleva a entender la profesionalización como algo dinámico, sujeto a cambios y los contextos donde desarrollan su actividad los distintos profesionales. El docente es un profesional considerado como un practico reflexivo, es decir una persona que reflexiona sobre su practica, que utiliza el conocimiento de una manera intuitiva, flexible, dependiendo de la naturaleza de los distintos problemas que se les plantean en la practica. El mismo no es mero transmisor de conocimientos, sino que pasa a ser considerado como un facilitador del aprendizaje independientemente de los alumnos e indagador de nuevas alternativas. El conocimiento profesional se debe considerar como un fin en sí mismo y concebirse como vehículo para mejorar el pensamiento y la toma de decisiones.


  • Bibliografía Consultada

    • Abrille de Vollmer, María Inés “Nuevas demandas a la educación y a la institución escolar y la profesionalización de los docentes” en Filmus Daniel (comp).

    • Los condicionantes de la calidad educativa. Ediciones novedades educativas. Buenos Aires. 1995. Págs 23 a 49.

    • De la Torre, Saturnino. “El Profesorado que queremos” en estrategías Didácticas innovadoras. Octaedro. Págs 95 a 107 del autor.

    • Tejada Fernández, José “profesionalidad Docente” en estrategías estrategías Didácticas innovadoras. Octaedro. Págs 62 a 74 del autor.

    • Gimeno Sacristán, José “Profesionalidad Docente y cambio educativo” en maestros, formación, práctica y transformación escolar. Ed. Miño y Dávila. Págs 113 a 131 del autor.

    • Contreras Domingo, José. Las claves de la autonomía profesional del profesorado. En la autonomía del profesorado. Morata. Madrid. 1997. Págs 146 a 163.

    • Zabalza, Miguel A. El profesorado Universitario. En la enseñanza universitaria. El escenario y sus protagonistas. Narcea. Madrid. 2002. Págs 105 a 143.

    • Bibliografía optativa: otros autores a elección.

    Torre, Saturnino De la, et al., Estrategias de simulación, Octaedro, Barcelona, 1998.

    Abrile de Vollmer, M. I.: "Nuevas demandas a la educación y a la institución escolar y la profesionalización de los docentes", en: Filmus, Daniel (comp.) "Los condicionantes de la calidad educativa". Edit. Novedades Educativas. Bs. As. 1995.

    Diker, Gabriela y Terigi, Flavia: "La formación de maestros y profesores: hoja de ruta". Edit. Paidos. Bs. As. 1997.

    Gimeno Sacristán, José: "Profesionalización docente y cambio educativo", en: Allaud, A. y Duschatzky, L. (comp.) "Maestros, formación, práctica y transformación escolar". Editorial Miño y Dávila. Bs. As. 1992.

    Citado en Abrile de Vollmer, M. I.: 2000 Pág nº 22 al 59

    Abrille de Volmer, María Inés,”Nuevas demandas a la educación y a la institución escolar y la profesionalización de los docentes” en Filmud, Daniel (comp). Los condicionamientos de la calidad educativa. 1995, pág 23 a 49.

    De la Torre, Saturnino, “El profesorado que queremos” en Estrategías didácticas Innovadoras. Octaedro. 1995, pág 97 a 107

    Tajada fernández, José “Profesionalidad Docente” en Estrategías Didácticas Innovadoras. Octaedro. Pág 62 a 74 del autor.

    Sacristán Gimeno, José “Profesionalización docente y cambio educativo”, en maestros, formación, práctica y transformación escolar. Ed Miño y Dávila. Págs 113 a 131.

    Contreras Domiengo, José “Las claves de la autonomía profesional del profesorado”. Morata. Madrid 1997. Págs 146 a 163.

    Zabalza, Miguel A. “El profesorado Universitario”. Narcea. Madrid 2002. Págs 105 a 143.

    Citas Extraídas del libro "¿Enseñar o Aprender?", de Francesco Tonucci

    Citado en "¿Enseñar o Aprender?", de Francesco Tonucci

    Citado en TORRE. S. y otros (1998) Pág nº59

    TEJADA, J. (2000) El docente innovador Pág nº 67

    Citado en SCHÖN, D.A. (1992) Pág nº 34 “La formación de profesionales reflexivos”

    Pág nº 22