Folclore chileno

Música tradiccional de Chile. Cachimbo. Cueca nortina. Trote. Huachitorito. Vara. Mazamorra

  • Enviado por: Berta Muñoz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

HISTORIA DEL FOLCLORE CHILENO

Al mezclarse indígenas, españoles y chilenos, se
fusionaron también la música, los bailes, los trajes y
las comidas. Esa herencia constituye la base del
folclore nacional.

El folclore en Chile se origina alrededor del siglo
XVIII en donde las alegrías populares eran siempre
acompañadas de música que se interpretaba en la
vihuela o guitarra, guitarrón, arpa o rabel. Los
bailes españoles de la época eran el fandango, la
seguidilla y el zapateo.

La expresión popular más genuina del folclore
nacional, era la controversia poética en la forma de
contrapunto o palla, que reunía a los más famosos
payadores en las grandes fiestas cívicas o religiosas.


Antes de la llegada de los españoles, en nuestro país
los indígenas practicaban la música en sus distintas
agrupaciones y en ella predominaba lo religioso, lo
social, lo utilitario siendo por ello muy expresiva.
Luego, la música autóctona fue confinada a los
reductos indígenas y poco a poco se va dejando de lado
y entonces se comienza a adoptar en forma predominante
lo que la cultura del conquistador conocía como música

La música constituye un elemento esencial para conocer
la cultura de un pueblo y además se relaciona
prácticamente con todas las actividades que el hombre
realiza. Nace como complemento a la pintura, como
expresión de las raíces de un pueblo y frecuentemente
asociada a fiestas religiosas.

En nuestra sociedad encontramos tres tipos de música,
cada una de las cuales posee características propias:
la música tradicional o vernácula, la música popular y
la música docta o selecta.

Debido a que Chile es un país largo y angosto con una
geografía muy diversa, existen diferentes costumbres,
expresiones literarias, arquitecturas, bailes y
comidas que representan a estas regiones geográficas,
cada una con un sello que las distingue entre si.

CULTURA Y FOLCLORE

Entre las formas de danza más antiguas de Chile
figuran las ceremoniales, que son colectivas, y las
rituales, que imitan a algún animal para absorber sus
cualidades o facilitar su caza. Algunos bailes del
norte son colectivos y están destinados a agradecer y
festejar a la Virgen.

La fiesta más importante del Norte Grande es la que se
celebra en el pueblito de La Tirana. Cada año, entre
el 12 y el 18 de julio, llegan unas 40 mil personas a
rendir culto a la Virgen del Carmen, patrona de Chile,
con cantos y danzas, que se caracterizan por la
destreza de los bailarines y sus coloridos trajes y
máscaras.

La Tirana es la fiesta más importante del Norte Grande

El huaso caracteriza al hombre de campo de la zona
central. Su herencia española andaluza permanece en su
traje de chaqueta corta y entallada, pantalón rayado,
sombrero de ala ancha, botas de cuero negro, espuelas
y poncho multicolor.

La cueca se convirtió en el baile típico nacional

Eminentemente campesina, surgió, según algunos, en
rebeldía a la Corona española, como símbolo de la
naciente vida republicana. Se baila en todo el país,
aunque con variaciones coreográficas.

Representa la rueda del gallo a la gallina, el cortejo
amoroso de una pareja o el asedio, en medio de un
potrero, del huaso a una potranca, a la que trata de
atrapar con un lazo. Hombre y mujer bailan enarbolando
sus pañuelos, al son del canto y de instrumentos como
la guitarra, el arpa y el acordeón.
Aún hoy, cuando la maquinaria moderna ha invadido las
labores agrícolas, en el campo chileno perduran
costumbres como la trilla a yegua, para separar el
trigo de la paja; y el rodeo, en el que una pareja de
jinetes debe atajar a un novillo en un lugar
determinado de una medialuna (empalizada forrada en
paja).

Chiloé, en el sur, es tierra de mitos, leyendas y
tradiciones. Allí existen personajes como "La
Pincoya", diosa de la fertilidad de playas y mares, y
"El Trauco", un fauno feo y enano que vive en los
bosques, ataca a los hombres y seduce a las mujeres.

La "Minga" es otra de las tradiciones de Chiloé. Es un
trabajo realizado con ayuda de amigos y vecinos. Por
ejemplo, para mudarse de vivienda: se monta la casa
sobre troncos, se tira con bueyes y se lleva a su
nuevo destino, a veces incluso por mar. El dueño de
casa sólo tiene que proporcionar comida y sobre todo
bebida para recuperar las fuerzas.











BAILES Y DANZAS


Zona Norte


1. EL CACHIMBO

Es, tal vez, el más tradicional y típico de los bailes
nortinos, propio de Tarapacá, Pica y Mamiña. Es una
danza festiva de pareja suelta, sin texto literario,
donde intervienen principalmente "quenas" e
instrumentos de bronce y de percusión. EL CACHIMBO es
un baile en que la mujer debe poner toda la coqueterla
que posea y a la vez debe dejarse conquistar por el
hombre que hace de pareja en el baile. Es una danza
muy similar a la CUECA, ya que en la coreografía
también se van realizando vueltas y giros al compás de
la música, sin dejar de Jugar a conquistar con el
pañuelo blanco que se lleva en la mano derecha.
Además, como el CACHIMBO no tiene texto, solamente
melodía, se puede acompañar con acordeón y guitarra,
Ilevando un acompañamiento rítmico igual que todas las
danzas nacionales. Finalmente, debemos agregar que el
CACHIMBO es un baile gallardo, en que los bailarines
no demuestran timidez ni inhibiciones, siendo una
danza hermosa donde se. puede apreciar la belleza
plástica y la alegría de nuestra gente.

2.LA CUECA NORTINA

Tiene caracteristícas propias, Io que la hace ser
diferente a la CUECA de otras Regiones del país. La
CUECA NORTINA no tiene texto, solamente melodía, la
cual es interpretada por instrumentos de viento, como
la trompeta y la tuba con una tonalidad menor y tiene
acompañamiento rítmico con bombo y caja (tambor). El
hombre pone toda su alma en el baile, reflejando tanto
él como la mujer, su alegría, al igual que en el resto
del país. La coreografía de la CUECA NORTINA es igual
que las demás y se representa --en forma más
sencilla-- la conquista de la mujer por el hombre.

3.EL TROTE O TROTECITO

Las danzas nortinas tienen características notorias
que se observan en las vestimentas y se palpan en la
música. No hay diferencias marcadas entre un
altiplánico de Argentina, Bolivia, Perú o Chile.

La vestimenta es de mucho colorido y predominan las
prendas de lana, ya sea de llama, vicuña o alpaca.
Podemos encontrar mujeres que lievan faldas de
terciopelo de colores, las que se van agregando una
sobre otra. También se usa el "aguayo", cuadrado de
lana que se dobla y coloca en la espalda sujeto de los
hombros y prendido por delante en el pecho, con una
hermosa cuchara de plata. Tanto el hombre como la
mujer usan sombrero.

El TROTE es un baile de pareja mixta, en el que los
bailarines realizan unos pasos de igual forma que si
estuvieran trotando, de ahí su nombre, avanzando y
retrocediendo; tomados de ambas manos se van
realizando giros para un lado y otro, sin dejar de
jugar con el movimiento de los brazos. Se interpreta
con gran variedad de instrumentos, incluyendo
guitarra, quena, zampoña, caja, bombo, etc.

4.EL HUACHITORITO

Corresponde a unos de los numerosos villancicos
danzados que tienen lugar en las compañías de los
Pastores de Navidad, que recorren el pueblo visitando
y saludando los "Nacimientos", frente a los cuales
realizan sus "mudanzas" al son de quenas, o guitarras,
violines o acordeones, acompañado por bombo y caja.

Este baile, HUACHITORITO, se realiza en el interior de
las casas durante la Navidad, cuando los vecinos, al
son de villancicos, pasacalles, etc., visitan los
"nacimientos" hogareños (pesebres).

En el Huachitorito intervienen varias parejas. La
coreografía del baile puede ser en filas de a dos, o
bien formando un círculo que rodea a las parejas que
se van alternando en el centro. El hombre hace las
veces de toro y la mujer lo torea con un pañuelo rojo
que desata de su cintura. Todas las figuras son
dirigidas por un caporal o caporala, por medio del
toque de una campanilla. La presente versión musical
fue recopilada por Calatambo Albarracín en el interior
de Iquique.

5.LA VARA

La Vara es un baile femenino a cargo del conjunto de
Las Cullacas, hermandad de mujeres danzantes que
cubren sus cabezas con un grueso paño rectangular, del
mismo color del vestido.

Usan largas y estrechas túnicas de dos colores: verde
y marrón que adornan con muchos collares. Las Cullacas
bailan alrededor de una "vara" o "poste" colocado
perpendicularmente. Cada mujer lleva en sus manos el
extremo de una cinta de diferente color, que para ella
tiene un profundo significado.

La copla se canta marcando el paso en sus puestos, y
en el estribillo se procede a trenzar la vara con
pasitos cortos en ritmo de trote. Todos los
movimientos e indicaciones del baile están a cargo de
la guía o caporala que se hace acompañar de una
campanilla. En el acompañamiento instrumental
intervienen la quena, el bombo y la caja.

Este canto es común a todas las cofradías danzantes
que llegan hasta el pueblo de La Tirana. Se canta con
ocasión de las llegadas. Estas manifiestan la alegría
que provoca, a lo lejos, la visión del pueblo y del
templo. También se canta en las diversas entradas, que
expresan el deslumbramiento de los peregrinos frente a
la iglesia y a la vista de la imagen milagrosa.

Los textos en forma de cuarteta, están contenidos en
pequeñas libretas o cuadernos escolares.
Isla de Pascua



El Sau Sau

El Sau - Sau es una danza de pareja suelta e
independiente, que realiza sus evoluciones casi
rozándose. Cuando intervienen varias parejas, éstas no
se mezclan, manteniendo cada una su independencia
respecto de las demás.
Los movimientos del Sau-Sau son suaves, siendo ajeno
al baile todo gesto brusco o expresión dura. Los
movimientos principales son los de brazos y caderas.
El brazo, la mano y los dedos forman un solo bloque
cuyos movimientos semejan líneas suaves y ondulantes.

Ambos brazos siguen movimientos libres y a veces la
mujer insinúa peinarse el cabello. El movimiento de
caderas es principalmente lateral, siendo el paso de
poco avance y muy apegado al suelo. No hay grandes
desplazamientos, bailándose más bien en el puesto y
cada bailarín realiza giros individuales, teniendo
como eje uno de los dos pies con el talón ligeramente
levantado.
La pareja empieza el baile con un verdadero corrido,
abrazando el varón a la dama y dando algunas vueltas
por la pista de baile. Después de unas tres o cuatro
vueltas de corrido la dama es soltada del brazo que la
ciñe y queda cogida sólo por la mano izquierda del
galán. Entonces debe ella hacer algunas vueltas sobre
sí misma, girando sobre el eje que le proporciona su
compañero con su mano, mientras la contempla girar.
Después de esta fase, en la cual la dama de unas dos o
tres vueltas sobre su eje, la pareja se separa y se
inicia la parte más original del baile. Esta parte se
caracteriza por cruces mas o menos en línea oblicua de
la pareja en uno y otro sentido, siempre dándose el
frente y ejecutando diversas figuras paralelas que se
van complicando cada vez más. La multiplicidad de las
figuras que ejecuta la pareja se alterna con pequeños
intervalos en los cuales los danzantes, colocados a
los extremos de sus respectivas pistas, se detienen un
instante para iniciar una nueva figura de diferente
forma.


Zona Central



1.LA MAZAMORRA

La Mazamorra, Su nombre deriva posiblemente del paso
mazamorreado que suele caracterizar esta danza, cuya
simple coreografía nos sitúa el pensamiento de dos
gavilanes que rodean una paloma.

Conocido generalmente como baile sureño, se han
encontrado versiones de esta danza en otras regiones
de Chile, No es posible, como ocurre en algunas
danzas, precisar su origen y antigüedad, por carencia
de noticias. Su estilo guarda relación con otras
danzas, pero su nombre y su forma se han ido
sepultando en el olvido.

En esta Danza los bailarines se moverán incesantemente
"para que no se pegue", describiendo graciosos
movimientos, presentándonos la forma como dos hombres
conquistan una mujer, pero no dentro de un ambiente de
competencia o rencilla. Extraña forma, lo que nos hace
pensar en lo cerca que puede estar esta danza de los
chapecaos.

La versión musical y coreográfica presentada,
corresponde a una recopilación de Clemente Izurieta
quién la encontró en la zona de Traiguén.




Comidas

1.Pastel de choclo

La comida chilena aprovecha bien los dones de la
tierra y el mar. El maíz, llamado choclo en el país,
es un ingrediente esencial de varios platos típicos.
El pastel de choclo, servido en fuentes individuales
de greda, es el más característico.

2.Pescados y Mariscos

La abundancia de peces y mariscos que ofrece la larga
costa de Chile puede convertirse en un menú tentador:
desde albacora o corvina a la mantequilla, hasta
congrio frito o en caldillo, mariscales, jaibas
rellenas, chupes de lapas y erizos con salsa verde.


3.Empanadas

Respecto a masas, el primer lugar lo ocupa la empanada
-de horno o frita-, que puede ser rellena con carne y
cebolla picadas, con queso o mariscos.

 4.Vinos

La primera vendimia se registra en 1551, en viñedos
ubicados en Copiapó, 800 kilómetros al norte de
Santiago. En el siglo XIX se introdujeron las cepas
Cabernet, Cot, Merlot, Pinot, Riesling, Sauvignon y
Semillón, que constituyen hasta hoy la base de la
producción nacional. Los primeros envíos de vino
chileno llegaron a Europa en 1877.A la hora del
aperitivo, lo más frecuente es un "pisco sour", una
mezcla de pisco con jugo de limón y azúcar. Para las
festividades nacionales se bebe un jugo de uva o de
manzana fermentado, la "chicha".
El vino chileno es conocido en todo el mundo por su
cuerpo y aroma. La vitivinicultura se formó en el país
junto con el desarrollo colonial y republicano. Según
los expertos, las primeras cepas llegaron en 1548,
traídas por sacerdotes españoles que necesitaban vino
para sus misas.
Sin embargo, las crónicas también cuentan que los
conquistadores españoles descubrieron vides silvestres
en terrenos deshabitados de la región cordillerana.
En todo caso, el cultivo de la uva encontró en Chile
clima y terreno propicios: cuatro estaciones bien
definidas, suelos de alta calidad y luminosidad
adecuada.


























Fiestas


NORTE:

LA FIESTA DE LA TIRANA

Dicen que el amor mueve montañas, pero en el caso de
la fiesta popular de LaTirana, lo que se mueve son
masas de peregrinos que le rinden homenaje a la virgen
del Carmen, y tácitamente a La Tirana, a partir del 15
de Julio década año y hasta el 17 del mismo mes. Lo
pagano y lo religioso católico se mezclan en esta
fiesta. Al igual que en Europa, en que las fiestas
paganas fueron "cubiertas" con un sentido religioso
cristiano. Ejemplar, en este sentido, es la fiesta de
Navidad en Europa que se celebra unos días después del
solsticio de invierno, fecha que estaba dedicada a la
diosa pagana Mitra, la que se suponía era la
responsable de la fertilidad y era invocada para que
el sol volviera a salir. En Suecia por esas fechas se
celebraba la fiesta de la luz, en la que la
desaparición del sol se conjuraba con luz de velas y
fuegos auspiciosos. Esa fiesta en Suecia está dedicada
hoy a una santa cristiana: Santa Lucía, sin embargo su
origen es pagano, legendario. En Chile y al interior
de Iquique (a unos 80 kilómetros hacia el oriente y en
medio de la pampa del tamarugal)junto a un arroyo, se
supone que yace enterrada "La Tirana" y su amante
castellano o chileno.

Los Bailes

Los grupos de baile de La Tirana ensayan todo el año
sus coreografías, elaboran con cariño y dedicación sus
trajes y sus máscaras, las que evidentemente son
interpretaciones de máscaras del carnaval chino. Como
se sabe numerosos chinos fueron traídos por las
empresas salitreras inglesas para trabajar en la pampa
y ellos trajeron su carnaval consigo. Los "bailes" se
llaman "bailes chinos" en la lengua popular del norte.

Cada baile consta de un número no superior a 20
personas, dirigidas por un líder que lleva la máscara
que identifica al grupo. Sea esta un lobo, un diablo o
una máscara de fantasía. Los trajes están
completamente bordados con figuras como pájaros y cada
dibujo o bordado tiene un carácter simbólico. Estos
bailes danzan en la gran explanada frente a la iglesia
de La Tirana, que fuera construida, según la leyenda,
en la tumba de los amantes que fueron asaeteados en
ese lugar. Los bailes son acompañados por tambores y
trompetas, lo que transforma a la plaza en un
multicolor y atronador espectáculo que es observado
por miles de curiosos y turistas que llegan cada año
especialmente a presenciar los homenajes a la Virgen.

Reglamento

Los "bailes" tienen una organización superior en
Iquique y ellos elaboraron un reglamento para
introducir orden en el caótico espectáculo. Cada
"baile" debe llevar un número y este se les entrega de
acuerdo a la hora de llegada a un punto en las afueras
de La Tirana. Los "bailes" que no tienen número no
pueden entrar al templo y no pueden participar en la
procesión posterior. El día 14 de Julio la entrada a
la Iglesia comienza a ser permitida a partir de las
trece horas. El recorrido que hará el "baile" por las
calles de La Tirana antes de entrar a la Iglesia es
determinado por el "caporal" de cada cofradía. Cada
conjunto sólo puede cantar cuatro estancias en la
Iglesia: pueden ser "las entradas"; "las adoraciones";
los "buenos días"; "las buenas tardes"; las "buenas
noches" o las "retiradas".

La comunidad que llegue atrasada, podrá solicitar a
las otras que le cedan la preferencia para ingresar a
saludar a la Virgen. A las 11 de la mañana se realiza
una misa de campaña en la plaza y todas las cofradías
se comprometen a guardar absoluto silencio durante la
ceremonia. Las cofradías inician su arribo a La Tirana
el día doce y siguen llegando hasta la noche del día
15 de Julio.

La "entrada" de los bailes es en la Cruz del Calvario,
instalada en la entrada de la calle principal del
pueblo. Desde allí inician su marcha bailando y
cantando su alegría por haber llegado sanos y salvos a
La Tirana y contando las peripecias del camino. Cuando
llegan a la entrada del templo los versos cambian de
carácter y comienzan a saludar a la Virgen


El baile avanza lentamente hasta llegar al altar y
allí cantan el correspondiente saludo, ya sea este
"los buenos días"; "las buenas tardes" o "las buenas
noches":


La cofradía canta luego la "despedida" y sale del
templo retrocediendo, sin darle la espalda a la Virgen
en señal de respeto y cantando y bailando.

Cumplido el saludo, la comunidad comienza el baile
propiamente tal, obedeciendo a un pito, matraca o
trompeta para hacer los giros y mudanzas de los bailes
que han sido ensayados todo el año por los bailarines
y bailarinas.

Cada uno está atento a la música de su banda que en
ocasiones se pierde por el enorme bullicio que reina
en la plaza y los bailarines deben, a veces, sólo
orientarse por el tronar del tambor para poder llevar
el ritmo de su baile.

Vigilia

En la noche del 15 al 16 de Julio, los bailes se
reúnen en la plaza para hacer la "espera del alba" que
es una vigilia en vísperas del día de la Virgen del
Carmen. En la plaza se encienden fogatas mientras los
bailarines danzan en torno a los fuegos y algunos
lanzan fuegos artificiales que brillan en la claridad
del cielo de la Pampa.

En la mañana del día 16 los bailes se retiran a sus
alojamientos para cambiarse de trajes que son más
vistosos que los que traían al ingresar. Una vez
vestidos, van al templo a cantar los "buenos días".

Poco antes de las diez de la mañana una imagen de la
virgen, adornada con flores y un poco más pequeña que
la está en el altar mayor de la Iglesia es bajada con
rodanas a una tarima y sacada a la plaza.

Las bandas tocan el Himno Nacional, se iza la bandera
chilena y se toca la Canción de Yungay, ya que la
Virgen del Carmen es la patrona del Ejército de Chile.

Luego enmudecen las matracas, las trompetas y los
bombos y la virgen es saludada con pañuelos. Luego es
oficiada una misa por el Obispo de Iquique, la que es
seguida en completo silencio por los asistentes que
llenan la explanada. Después de la misa los bailes se
retiran a almorzar y a preparase para la procesión de
la tarde.

Peregrinos

Los suplicantes llegan por miles a besar, tocar y
santiguarse frente a la "Virgen de Piedra" que es la
imagen grande de la Virgen del Carmen que está en la
Iglesia. Allí le elevan niñitos y bebés para que los
toque la Virgen y le prenden billetes de banco al
manto, de tal manera que en pocas horas la Virgen está
cubierta de billetes prendidos a sus ropas. Si los
peregrinos no han cumplido una promesa le piden perdón
de rodillas y llorando.

A la Virgen se le pide que ayude en enfermedades, en
situaciones económicas, en el resultado de negocios.
La fila de penitentes comienza el 12 y no se detiene
ni es interrumpida ni por el frío de la noche pampina,
ni por el calor del mediodía; la fila no se interrumpe
nunca en los cuatro días. Algunos llegan arrastrándose
al templo, de rodillas y sangrando. Otros sostienen
hincados en la iglesia, velones de un metro y medio de
largo hasta que se consumen totalmente en una especie
de manda de sacrificio en quietud.

La Virgen pequeña es sacada a las 4 de la tarde de la
Iglesia para hacer la procesión acompañada de los
bailes. Los promeseros se disputan a empujones el
honor de llevar las andarillas en que va la imagen.

Cuando la imagen de la Virgen sale del templo es
saludada por las bandas que tocan cada una la Canción
Nacional, por las trompetas, las matracas, los pitos,
panderetas y los gritos a voz en cuello, así como
miles de pañuelos agitándose. La virgen es acompañada
en su salida de la iglesia por el "baile de los
chinos", privilegio que goza esta cofradía desde
siempre ya que ese baile es el preferido por "ella",
como dice la tradición. Durante la procesión se
sueltan palomas desde los arcos de flores colocados en
las calles; se lanza  papel picado o  chaya (en
quechua); se canta y se baila.

Despedida

El día 17 concluye la fiesta con los bailes de
despedida los que están marcados por la profunda
tristeza que les produce a los romeros el tener que
abandonar a la Virgen.



SUR:

EL NGUILLATÚN O KAMARUCO

Una vez al año, en otoño, los Mapuches realizan sus
rogativas o fiestas religiosas (Nguillatún o
Kamaruco). En las cuales agradecen a la tierra
(Neguenechen), su dios más importante por su
existencia, sus cosechas, sus familias, el clima, etc.
La vital relación del mapuche con la tierra, no sólo
abarca el ámbito de subsistencia material, también
encuentra allí su expresión espiritual, su
cosmovisión, la forma en que representa al mundo, y su
relación con las fuerzas sobrenaturales. Esta relación
con su territorio explica su voluntad de
independencia, que no en vano mantuvieron durante tres
siglos y medio, luchando sin tregua por la libertad.