FMI (Fondo Monetario Internacional)

Sistema financiero. Políticas financieras. Servicios de apoyo económico. Deuda. Pobreza. Crédito. Finanzas

  • Enviado por: Miguel Simieli
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas

publicidad

El FMI


Que es el FMI?

Es el organismo especializado de la ONU cuyas funciones se interrelacionan y son básicamente tres:

  • establecer las normas del sistema monetario internacional,

  • prestar asistencia financiera en determinados casos a los países miembros,

  • actuar como órgano consultivo con los Gobiernos.

Características del Fondo Monetario Internacional:

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) inició oficialmente su existencia el 27 de diciembre de 1945 al firmar 29 países el Convenio Constitutivo del FMI (la carta orgánica de la institución); el FMI se creó en una conferencia celebrada del 1 al 22 de julio de 1944 en Bretton Woods, New Hampshire, Estados Unidos; sus operaciones financieras se iniciaron el 1 de marzo de 1947.

  • Número actual de países miembros: 183.

  • Total de cuotas: DEG 210.000 millones (casi U$S 300.000 millones), después de un aumento de cuotas del 45% que entró en vigencia el 22 de enero de 1999.

  • Órganos directivos: Junta de Gobernadores, Comité Monetario y Financiero Internacional, Directorio Ejecutivo.

  • Director Gerente: Horst Köhler, ciudadano alemán.

  • Personal: Aproximadamente 2.700 funcionarios procedentes de 123 países.

Unidad de cuenta: Derecho especial de giro (DEG). Al 2 de enero de 2001, 1 DEG era equivalente a U$S 1,30901.

Fines establecidos en el Convenio Constitutivo

El FMI se creó para fomentar la cooperación monetaria internacional; facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional; fomentar la estabilidad cambiaria; ayudar a establecer un sistema multilateral de pagos; poner a disposición de los países miembros con dificultades de balanza de pagos, temporalmente y con las garantías adecuadas, los recursos generales de la institución, y acortar la duración y aminorar el grado de desequilibrio de las balanzas de pagos de los países miembros.

Campos de actividad

La supervisión es el proceso mediante el cual el FMI evalúa la política cambiaria de los países miembros en el marco de un análisis global de la situación económica general y la estrategia en materia de política económica adoptada por cada país miembro. El FMI cumple su tarea de supervisión a través de: las consultas anuales bilaterales del Artículo IV con cada país miembro; la supervisión multilateral en el contexto del estudio sobre las perspectivas de la economía mundial, que se lleva a cabo dos veces al año, y los acuerdos de carácter precautorio, la supervisión reforzada y la supervisión de programas, que ofrecen al país miembro un seguimiento directo por parte del FMI cuando no se utilizan los recursos de la institución. (Los acuerdos de carácter precautorio fortalecen la confianza a nivel internacional en las políticas del país miembro. La supervisión de programas puede incluir la aplicación de indicadores de referencia en el marco de un programa sombra, pero no constituye un respaldo oficial del FMI.)

La asistencia financiera incluye créditos y préstamos otorgados por el FMI a los países miembros con problemas de balanza de pagos en respaldo de políticas de ajuste y reforma. Al 31 de octubre de 2000, el FMI mantenía acuerdos financieros a favor de 90 países por un monto total de DEG 46.000 millones (aproximadamente U$S 58.800 millones).

Créditos y préstamos del FMI pendientes de rembolso

(Miles de millones de DEG, al 31 de octubre de 2000)

Todo el mundo

46

África

6,5

América

5,4

Asia

18,6

Europa

14,7

Oriente Medio

0,6

La asistencia técnica comprende los servicios de expertos y la ayuda que proporciona el FMI a los países miembros en diversos campos: la elaboración y puesta en práctica de políticas fiscales y monetarias; el desarrollo institucional (por ejemplo, el desarrollo institucional de bancos centrales o tesorerías); la organización y contabilidad de las transacciones con el FMI; la recopilación y el afinamiento de los datos estadísticos; la capacitación de funcionarios en el Instituto del FMI
y—junto con otros organismos financieros internacionales— a través del Instituto Multilateral de Viena, el Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur, el Programa Regional de Capacitación del Oriente Medio y el Instituto Multilateral Africano.

Mecanismos financieros del FMI

El FMI pone sus recursos financieros a disposición de los países miembros a través de diversos servicios financieros, por medio de los cuales, salvo en el caso del servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP) —el antiguo SRAE (véase más adelante)—, un país miembro puede adquirir activos de reserva mediante la compra (giro) de monedas de uso general y DEG con un monto equivalente de su propia moneda. El FMI impone cargos sobre estos giros y requiere que los países miembros le recompren (rembolsen) al FMI sus respectivas monedas en un plazo determinado.

Políticas financieras del FMI

Las políticas financieras del FMI constituyen las modalidades para el uso de sus recursos en el marco de los actuales servicios de financiamiento. Entre dichas políticas figuran las siguientes:

ð Política relativa al tramo de reserva. Un país miembro tiene un saldo o una posición en el tramo de reserva que refleja los activos de reserva que ha transferido al FMI y que se mide de acuerdo con la medida en que su cuota excede a las tenencias del FMI en su moneda. Un país miembro puede girar hasta el monto total de su posición en el tramo de reserva en cualquier momento, con la única condición de que tenga necesidad de recursos para financiar su balanza de pagos. Este giro no constituye un uso del crédito del FMI, ya que la posición de reserva se considera parte de las reservas externas del país miembro, y no está sujeto a obligaciones de rembolso.

ð Política relativa a los tramos de crédito. Los créditos que se inscriben en el marco de los servicios financieros ordinarios se ponen a disposición de los países miembros en tramos (segmentos) equivalentes al 25% de la cuota. Para los giros en el primer tramo de crédito, los países deben demostrar que han hecho esfuerzos razonables por superar sus dificultades de balanza de pagos, y no se aplican normas de escalonamiento. Los giros en los tramos superiores de crédito (más del 25%) normalmente se escalonan en relación con ciertas condiciones o criterios de ejecución.

ð Política relativa a la asistencia de emergencia. El FMI proporciona asistencia de emergencia que permite a los países miembros efectuar giros para cubrir necesidades de financiamiento de la balanza de pagos que surjan de catástrofes naturales repentinas e imprevisibles y en situaciones de posguerra. Esta asistencia puede concederse en forma de compras directas, normalmente de un máximo equivalente al 25% de la cuota, a condición de que el país miembro esté cooperando con el FMI. En situaciones de posguerra, puede proveerse acceso adicional por un máximo equivalente al 25% de la cuota.

Servicios ordinarios

Acuerdos de derecho especiales de giro (DEG): Son simples partidas contables de una cuenta especial llevada por el FMI que se asigna a cada país afiliado en producción a su cuenta del Fondo. No pueden ser utilizados en la compra de bienes y servicios, y su utilidad radica en que los países con escasa liquidez pueden conseguir divisas utilizables transfiriéndose a otros países miembros del FMI.

Sólo son utilizables por miembros del FMI en situación de déficit de la balanza de pagos y que estén perdiendo reservas. El mecanismo funciona de la siguiente manera: cuando un país notifica al FMI su aspiración de utilizarlos el Director Gerente del FMI designa a un país excedentario para que entre en el trueque de DEG por divisas convertibles a favor del país deficitario.

Tienen por objeto proporcionar asistencia a corto plazo para financiar un déficit de balanza de pagos de carácter temporal o cíclico. Generalmente, estos acuerdos tienen una duración comprendida entre 12 y 18 meses. Los giros se escalonan trimestralmente, y los desembolsos están condicionados al cumplimiento de ciertos criterios de ejecución y a un examen periódico de los programas. Las recompras se efectúan en el plazo comprendido entre 2¼ y 4 años después de cada compra.

Ventajas y desventajas de la utilización de los DEG:

Ventaja: su generalidad y semiautomatismo, así como su no vencimiento a plazo fijo.

Desventaja: el país que usufructúa el mecanismo se compromete a que cuando su situación de la balanza de pagos haya cambiado de signo aceptará DEG de otros países en situación de la balanza de pagos adversa.

Servicio ampliado del Fondo (SAF): Tiene por objeto respaldar programas a mediano plazo que duran en general tres años. Mediante este servicio se procura superar dificultades de balanza de pagos derivadas de problemas macroeconómicos y estructurales. Se aplican criterios de ejecución, al igual que en el caso de los acuerdos de derecho de giro, y las recompras se efectúan en un plazo comprendido entre 4½ y 7 años.

Asistencia en condiciones concesionarias

Servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP): Fue creado en 1987 como el SRAE, ampliado y prorrogado en 1994, y reforzado en 1999 a fin de incluir la lucha contra la pobreza como un elemento fundamental y más explícito. El SCLP tiene como objetivo respaldar programas destinados a fortalecer considerablemente y de manera sostenible la situación de la balanza de pagos y promover un crecimiento duradero, mejorando así los niveles de vida y reduciendo la pobreza. Actualmente están habilitados para hacer uso del SCLP 80 países de bajo ingreso. Los préstamos se otorgan en el marco de acuerdos a tres años, con sujeción al cumplimiento de ciertos criterios de ejecución y a la conclusión del examen de los programas. Los préstamos tienen una tasa de interés del 0,5% anual, un período de gracia de 5½ años y un vencimiento a diez años.

Iniciativa para los países pobres muy endeudados (PPME): La Iniciativa para los PPME, adoptada en 1996, provee asistencia extraordinaria a los países habilitados para reducir la carga de la deuda externa a niveles viables, capacitándolos para servir sus obligaciones externas sin necesidad de acudir a otras medidas de alivio de la deuda ni comprometer su crecimiento económico. La Iniciativa es un enfoque de gran alcance en materia de alivio de la deuda que incluye la participación de organismos multilaterales, el Club de París, y otros acreedores oficiales y bilaterales. La asistencia otorgada a través de la Iniciativa está limitada a los países habilitados para recibir financiamiento del SCLP y créditos de la AIF, que hayan establecido un historial positivo en el marco de los programas respaldados por el SCLP y la AIF. Un sólido historial en materia de aplicación de políticas es necesario para garantizar el uso eficaz de los recursos otorgados para aliviar la deuda. Recientemente la Iniciativa ha sido reforzada con el fin de proveer un alivio más profundo, amplio y rápido de la deuda. Se prevé que hasta 36 países miembros del FMI podrían reunir los requisitos para recibir asistencia en el marco de la Iniciativa reforzada.

Otros servicios

Servicio de financiamiento compensatorio y para contingencias (SFCC): Provee financiamiento compensatorio a los países miembros que registran temporalmente una insuficiencia de sus ingresos de exportación o costo excesivo de la importación de cereales. Las recompras se efectúan en un plazo comprendido entre 2¼ y 4 años.

Servicio de complementación de reservas (SCR): Provee asistencia financiera en casos de dificultades excepcionales de balanza de pagos debido a la necesidad de financiamiento a corto plazo en gran escala resultante de una pérdida súbita y perturbadora de la confianza de los mercados. Los rembolsos se prevén en un plazo comprendido entre 1 y 1½ años, pero pueden prorrogarse, previa aprobación del Directorio del FMI, a un plazo comprendido entre 2 y 2½ años. Se impone un recargo de entre 3,00 y 5,00 puntos porcentuales para incentivar el rembolso anticipado.

Línea de crédito contingente (LCC): Su propósito es evitar la propagación de una crisis. Si bien los países que ya se encuentran en crisis pueden hacer uso del SCR, la LCC permite a los países miembros que aplican políticas económicas acertadas obtener financiamiento precautorio y ésta puede activarse para ayudarles a contrarrestar los efectos sobre sus economías causados por crisis financieras generadas en otros países. Los rembolsos se prevén en un plazo comprendido entre 1 y 1½ años, pero pueden prorrogarse a un plazo comprendido entre 2 y 2½ años.