Fisioterapia respiratoria

Enfermería. Problemas respiratorios. Pulmones. Tos. Analgesia. Tubo endotraqueal

  • Enviado por: Katiia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Serie de ejercicios resueltos de Ecuaciones Diferenciales Este curso va ligado al curso actual de Ecuaciones...
Ver más información

Curso de Integrales Múltiples
Curso de Integrales Múltiples
En este curso aprenderás integrarles dobles sobre funciones de dos variables e integrales triples sobre...
Ver más información


Definición.-

Son procedimientos físicos utilizados en el tratamiento de pacientes con una incapacidad, enfermedad, ó lesión del aparato respiratorio, con el fin de alcanzar y mantener la rehabilitación funcional y evitar una disfunción.

Recuerdo anatomo-fisiológico.-

'Fisioterapia respiratoria'
Pulmones, órganos pares situados en la cavidad torácica que llevan a cabo la respiración. En el ser humano adulto, cada pulmón mide entre 25 y 30 cm de largo y tiene una forma más o menos cónica. Los dos pulmones están separados por una estructura denominada mediastino, que contiene el corazón, la tráquea, el esófago y vasos sanguíneos. Los pulmones están cubiertos por una membrana protectora llamada pleura pulmonar, que está separada de la pleura parietal —una membrana similar situada en la pared de la cavidad torácica— por un fluido lubricante. El aire inhalado pasa a través de la tráquea, que se divide en dos tubos denominados bronquios; cada bronquio conduce a un pulmón. Dentro de los pulmones, los bronquios se subdividen en bronquiolos, que dan lugar a los conductos alveolares; éstos terminan en unos saquitos llamados alvéolos.

'Fisioterapia respiratoria'

Objetivo.-

Conseguir una relación ventilación/perfusión eficaz, por medios físicos. Fomentar la eliminación de las secreciones respiratorias evitando su acumulo. Se intentará que por medio de la auscultación pulmonar se realice la técnica más adecuada para rehabilitar la función pulmonar y prevenir complicaciones.

Material y Método.-

Posición.- Se intenta conseguir que por medio de una posición concreta, que el paciente mejore su patrón respiratorio.

Percusión.- Acción mecánica sobre la pared torácica, transmitiendo un impulso de transmisión sonora, cuyo efecto consiste en la movilización de las secreciones del árbol bronquial. Esta ha de ser más duradera en tiempo cuanto más distal sea él acumulo de secreciones del árbol bronquial principal. El material utilizado es: dedos, manos en posición ahuecadas, percutores electrónicos (cepillos de dientes, rotores de percusión, etc.), percutores mecánicos (mascarillas, utensilios ahuecados flexibles, etc.) y aerosoles ultrasónicos (por excitabilidad de las partículas inhaladas).

Tos.- Mecanismo fisiológico por excelencia para la expulsión de las secreciones bronquiales sobrantes. En ocasiones el paciente tiene el reflejo de la tos abolido debido a su patología, lo que nos obliga a su estimulación, esto se consigue, si el paciente colabora, invitándole a que realice inspiraciones profundas y si no colabora se realiza por medio de estímulos externos (suero salino, sondajes, etc.).

Analgesia.- Se utiliza principalmente en aquellos casos en que existe una contractura muscular y postural de la pared torácica, debido a intervenciones torácicas y/o abdominales. Para ello administramos drogas prescritas.

Expulsión de líquidos y aire del espacio pleural.- Ver protocolo de drenaje pleural.

Aspiración de secreciones del árbol bronquial.- Se utiliza para el drenaje de secreciones del árbol bronquial principal. Para ello utilizamos sondas especificas conectadas a un sistema de vacío que genera una acción mecánica de succión sobre el árbol bronquial principal.

Lavado bronquial.- Consistente en administrar una sustancia líquida en el árbol bronquial principal (suero fisiológico, “Mucofluid”, etc.), para conseguir una fluidificación de las secreciones bronquiales.

TECNICA DE ASPIRACION DE SECRECIONES DE LAS VIAS AEREAS

Para la realización de esta técnica son necesarias dos personas, un Diplomado en Enfermería (el que realiza la técnica) y un Auxiliar de Enfermería (quien ayuda a la realización de la técnica).

Material.-

  • Sistema de aspiración:

  • Sistema de vació (centralizado ó no centralizado).

  • Manómetro de vació para el control de presión.

  • Macarrón (Tubo bulbo).

  • Colector de secreciones.

  • Colector con solución de limpieza del sistema.

  • Conexión con control de succión.

  • Sondas de aspiración de Levin (con o sin control de succión) con el nº Ch adecuado a cada situación:

  • Ch nº [5-7] con control de succión. Se utilizan en prematuros y/o RN.

  • Ch nº [8-12] sin control de succión. Se utilizan desde lactantes a niños escolares.

  • Guantes estériles.

  • Guantes de un solo uso.

  • Solución fluidificante (generalmente suero fisiológico).

Metodología.

Previamente a la aspiración de secreciones del árbol bronquial principal se realizará técnica de percusión sobre la pared torácica según patología existente en el paciente, posteriormente se coloca el paciente en decúbito supino con la cabeza ligeramente hiperextendida favoreciendo la apertura de las vías aéreas.

1.- Se comprueba el sistema de vació, asegurándose de que la presión de succión no sea excesiva al tipo de aspiración a realizar, aproximadamente [20-40] mmHg. de presión de succión.

Sin tubo endotraqueal.- (Aspiración oronasofaringea)

  • Esta técnica no tiene porqué ser aséptica. Se puede hacer con guantes de un solo uso.

  • Se toma la sonda con la mano diestra y el macarrón con el control de succión en la mano siniestra.

  • Se introduce la sonda apropiada por la boca hasta llegar a aproximadamente a la parte posterior de la faringe (sin aspirar).

  • Se aspira intermitentemente (con el control de succión) retirando la sonda con suavidad.

  • Se introduce solución de lavado por boca aproximadamente 0,5 cc.

  • Se introduce la sonda por ambas fosas nasales, rebasando las coanas (sin aspirar) y posteriormente se retira la sonda suavemente con aspiraciones intermitentes.

  • Una vez concluida la técnica comprobamos que los movimientos respiratorios son normales y no comprometen la ventilación de nuestro paciente.

Con tubo endotraqueal.- Aspiración endotraqueal.

  • Se pide colaboración de un compañero.

  • Es una técnica que se debe de realizar de una manera aséptica.

  • Colocación de guantes estériles. Como mínimo la mano diestra (la que introduce la sonda de aspiración).

  • La mano siniestra será la encargada de controlar la succión.

  • Se introduce la solución fluidificante (generalmente suero fisiológico). Aproximadamente 0,2 cc./Kg. de peso.

  • Se desconecta el tubo endotraqueal del sistema de ventilación asistida, se introduce la sonda de aspiración apropiada por la luz del tubo endotraqueal hasta que llegue a un tope (generalmente de 2 a 4 mm. por debajo de la punta del tubo endotraqueal, lo ideal seria medir el tubo e introducir la sonda de aspiración hasta la punta del tubo endotraqueal para prevenir lesiones de la mucosa bronquial), sin aspirar, una vez hecho el tope se succiona intermitentemente girando la sonda suavemente sobre si y retirándola suavemente a lo largo del TE (tubo endotraqueal), posteriormente se conecta el TE al sistema de ventilación asistida. Esta maniobra no debe de rebasar los 10 segundos de desconexión de TE del sistema de ventilación asistida. A ser posible se debe de utilizar un sistema que permita el tiempo mínimo de desconexión del paciente al sistema de ventilación asistida.

Complicaciones.-

Las clasificaremos por orden de frecuencia de aparición, y de aparecer cualquier complicación se debe de comunicar de inmediato al medico responsable de la UCIP.

  • Desaturación por debajo de 85%. Según pulsioxiometría.

  • Broncoespasmo.

  • Extubación accidental.

  • Movilización de secreciones que ocluyen totalmente el TE (tapón de moco).

  • Erosión de la mucosa bronquial.

  • Reflejo vasovagal.

Contraindicaciones.-

La fisioterapia respiratoria debe de ser realizada con cautela ó incluso contraindicada en los siguientes casos:

  • Pacientes con coagulopatias.

  • Estado asmático.

  • Estado epiléptico.

  • Posoperado de cirugía craneo-encefálica.

  • Sistema osteoarticular debilitado con riesgo de fracturas.

  • Fractura de costillas.

  • Aumento de la presión intracreaneal.

'Fisioterapia respiratoria'