Fisiología

Salud. Anatomía. Piel. Pelo. Uñas. Lesiones cutáneas

  • Enviado por: Zareth
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo organizar tu horario con óptima eficiencia
Cómo organizar tu horario con óptima eficiencia
Que es para ti el tiempo? Tu manejas el tiempo o dejas que el tiempo te maneje y te pones nervioso pensando que no...
Ver más información

Lógica y Conjuntos
Lógica y Conjuntos
En este de curso de Lógica y Conjuntos estudiaremos fundamentos de la lógica matemática, lo cual...
Ver más información

publicidad

La piel Anatomía y fisiología

La piel proporciona al organismo una cubierta protectora elástica y fuerte capaz de auto regenerarse.

La piel en una forma estratificada constituida por varias capas funcionales relacionadas, la epidermis, la dermis y la hipodermis su anatomía varia en cierta medida entre las distintas zonas del cuerpo.

La estructura de la piel y los procesos fisiológicos que en ella se producen facilitan diferentes funciones integrales:

Protege a la invasión de microorganismos y cuerpos extraños, así como a frente pequeños traumatismos físicos.

v     Limita la perdida de líquidos del organismo proporcionando una barrera.

v     Contribuye a regular la temperatura corporal mediante radiaciones, conducción, convección y evaporación.

v     Proporciona percepción sensorial mediante las terminaciones nerviosas libres y los receptores especializados.

v     Produce vitamina D mediante los precursores cutáneos.

v     Contribuye a regular la presión sanguínea mediante la constricción de los vasos sanguíneos cutáneos.

v     Repara las heridas superficiales acelerando el proceso normal de renovación celular.

v     Excreta sudor, urea, y ácido láctico.

v     Expresa emociones

Las glándulas sudoríparas ecrinas se abren directamente a la superficie de la piel y contribuyen a regular la temperatura corporal mediante la excreción líquido. Este tipo de glándulas esta distribuida por todo el cuerpo excepto en los bordes de los labios, las membranas timpánicas, los lechos urgueales, la superficie interna del prepucio y el glande del pene.

Las glándulas apocrinas son estructuras especializadas que sólo encuentran en las axilas, las aréolas de los pezones, la región anogenital, los párpados y los pabellones auditivos.

Son glándulas de mayor tamaño que las ecrinas y localizadas a mayor profundidad en respuesta a estímulos emocionales secretan un líquido blanquecino que contiene proteínas, carbohidratos y otras sustancias, son inoloras, su descomposición bacteriana que se produce en ella genera un olor característico en los adultos de raza blanca y negra.

Las glándulas sebáceas secretan sebo, una sustancia rica en lípidos que evita la desecación de la piel y el cabello, su activación es estimulada por las hormonas sexuales.

El pelo lo forman células epidérmicas que se invaginan hacia el interior de las capas dérmicas, presentan una raíz un tallo y un folículo. En los adultos existen dos tipos de pelo, el vello, y el pelo terminal.

El vello es corto, fino, suave y escasamente pigmentado; el pelo terminal es mas grueso, largo y consistente y suele estar mas pigmentado.

Las uñas están formadas por células epidérmicas transformadas en placas duras de queratina.

 

Piel Inspeccion

Es esencial contar con buena iluminación, se recomienda la luz de día, se recomienda hacer una exploración global cuidadosa de todo el cuerpo, para proporcionar una idea adecuada de toda la extensión de las lesiones (en caso de que existan) además permite apreciar las zonas expuestas al sol.

Es absolutamente necesario descubrir la piel, quitando la ropa que pueda ir dificultando la exploración.

 

Examine cuidadosamente las zonas no expuestas habitualmente como axilas, nalgas, perineo, dorso de los muslos y porción superior de la cara anterior de estos, quite los zapatos y calcetines para poder observar los pies.

A medida que complete la exploración de cada región, vuelva a cubrir al paciente.

 

La gama de coloración cutánea posible oscila entre marrón oscuro y canela claro, con matices rosados o amarillentos. Es posible que existan zonas oscurecidas por el sol y otras mas oscuras en rodillas y codos. En los pacientes de piel oscura los nudillos pueden tener un color mas intenso. Las zonas de color vascular (mejillas, cuello, porción superior del tórax y región genital) pueden presentar una coloración rosada o roja sobre todo en caso de excitación o ansiedad.

Los nevos (lunares) se manifiestan con una gran diversidad de tamaños y grados de pigmentación, se presenta con mayor frecuencia en pacientes de piel clara y pueden localizarse en cualquier región del cuerpo, pueden ser planos, ligeramente elevados, cupuliformes, lisos, rugosos o vellosos, su color varia entre canela, gris y matices entre marrón y negro.

Casi todos los adultos y niños sanos presentan variaciones en el color de la piel, incluyendo estrías no pigmentadas, efélides o pecas en algunas zonas expuestas al sol, algunas manchas o marcas de nacimiento, y algunos nevos.

 

En las personas de piel oscura las alteraciones de color se observan en la esclerótica, la conjuntiva, la mucosa bucal, la lengua, los labios, y las palmas.

 

Palpación

A medida que examina palpe la piel para determinar su grado de humedad, temperatura, textura y movilidad. La palpación puede aportarnos información adicional con vista a la descripción de la lesiones sobre todo referente a su elevación o depresión.

 

Preste especial atención a las zonas que tiene poca o nula exposición al aire libre, como los pliegues de mamas, de gran tamaño o de abdómenes obesos, así como la región inguinal.

Al tacto dela piel debe sentirse fresca o cálida, emplee la superficie dorsal de la mano o los dedos para percibir la temperatura

 

La textura de la piel debe de ser suave, blanda o lisa.

Para determinar la movilidad y turgencia, pellizque suavemente una pequeña zona de la piel del antebrazo o la región esternal entre el índice y el pulgar y suéltela.

Lesiones cutáneas

Cuando explore la piel, preste especial atención a cualquier lesión que pueda observar.

Describa las lesiones de acuerdo a sus características

Tamaño

Forma

Color

Textura

Elevación o depresión

Exudado: color, olor, cantidad, consistencia

Región del cuerpo

Pelo

Palpe el pelo para conocer su textura, al mismo tiempo que examina su color, distribución y cantidad. El cabello puede ser fino o grueso, rizado o liso y debe ser brillante, suave y flexible.

Palpe en busca de sequedad o fragilidad

El color puede variar desde un rubio muy claro hasta un negro o gris, puede tener modificaciones debido a tintes, lociones o permanentes.

La cantidad y distribución del pelo varían en función de la dotación genética de cada individuo, por lo general existe pelo en el cuero cabelludo, parte inferior de la cara, cuello, nariz, orejas, tórax, axila, espalda, hombros, brazos, piernas, dedos del pie, región púbica y en torno a los pezones.

Uñas

Uñas

Inspeccione su color, longitud, configuración, simetría y limpieza.

El estado de las uñas de los dedos de las manos pueden proporcionarnos una información considerable en cuanto al auto estima del paciente. ¿están mordidas? ¿Están limpias? ¿Están cuidadas o presentan un aspecto descuidado? también existen indicios físicos de alteraciones fisiopatológicas en las uñas.

El estado del pelo y las uñas nos proporcionan información en cuanto a la higiene del paciente así como ciertas ideas de su situación económica e integración social.

La opacidad de la uña varia enormemente.

La aparición de una tonalidad amarillenta se observa en varias enfermedades de las uñas incluyendo psiorasis o infecciones por hongos y también en caso de patología respiratoria crónica.

El oscurecimiento puede deberse a fármacos antipaludocos, hiperbilirrubinemia y traumatismos crónicos.

 

La aparición de una tonalidad verde-negruzca, que se relaciona por infección por pseudomonas, puede confundirse con una alteración por una lesión en el lecho ungueal.

 

Las manchas blancas de la placa de la uña, que constituyen un hallazgo frecuente, pueden ser el resultado por manipulaciones de la cutícula u otros traumatismos leves.

 

Los bordes ungueales deben ser suaves y redondos, los bordes o cutículas mordisqueados, rotos o irregulares señalan hábitos higiénicos inadecuados y pueden predisponer a infecciones localizadas.

 

La placa de la uña debe tener un aspecto liso y plano y levemente convexo, el ángulo de la base debe medir 160° una manera de determinarlo consiste en colocar una regla o el borde de una hoja de papel a lo largo de la uña y la superficie dorsal del dedo, y observe al ángulo que forma el pliegue ungueal y la placa de la uña.

Palpación

Las placas de las uñas deben ser duras y lisas con un grosor uniforme, las uñas pueden engrosarse por el empleo de zapatos muy ajustados, traumatismos crónicos, y ciertas infecciones por hongos. El adelgazamiento puede ser consecuencia de ciertos procesos patológicos ungueales. El dolor en el área del surco de la uña puede ser secundario a isquemia.

 

Oprima suavemente la uña entre el pulgar y el índice para comprobar su adherencia al lecho ungueal, la base de la uña debe sentirse firme.