Fisiología humana

Cuerpo humano. Sistema digestivo. Sistema cardiovascular. Corazón. Sistema respiratorio. Sistema renal

  • Enviado por: René
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 37 páginas
publicidad

ESCUELA BASICA JOSE MANSO DE VELASO

COPIAPO - REGION DE ATACAMA - CHILE

SISTEMA DIGESTIVO, SISTEMA CARDIOVASCULAR, EL CORAZON, SISTEMA RESPIRATORIO Y SISTEMA RENAL

SECTOR DE APRENDIZAJE: ESTUDIO Y COMPRENSION DE LA NATURALEZA

25 DE SEPTEMBRE DEL 2008

ÍNDICE:

Introducción……………………………………………………………….6

SISTEMA DIGESTIVO:

Esquema……………………………………………………………..……7

Definición……………………………………………………………….....7

La Digestión…………………………………………………………...….7

Acción en el estómago y en el intestino……………………………….8

Excreción……………………………………………………………..….10

Funciones de cada órgano: Definición de

Boca………………………………………………………...……………10

Glándulas Salivales……………………………………………….……10

Esófago……………………………………………………………..……10

Hígado……………………………………………………………………10

Estómago………………………………………………………………..11 Vesícula biliar……………………………………………………………11

Páncreas…………………………………………………………………11

Intestino Delgado……………………………………………………….11

Intestino Grueso……………………………………………………...…11

Apéndice…………………………………………………………..…….12

Esquema…………………………………………………………………12

Recto…………………………………………………………………..…12

Ano…………………………………………………………………….…12

SISTEMA CARDIOVASCULAR:

Esquema…………………………………………………………………13

¿Qué es el Sistema Cardiovascular?..............................................13

¿Cómo funciona el Sistema Cardiovascular?..................................13

La estructura del corazón…………………………………………...…14

El latido cardiaco……………………………………………………..…15

Otros órganos que apoyan el funcionamiento del Sistema Cardiovascular…………………………………………………………..17

Funciones de cada órgano: Definición de

Arteria carótida…………………………………………………….……17

Vena yugular………………………………………………………….…17

Vena cava inferior………………………………………………………17

Aorta……………………………………………………………………...17

Vasos sanguíneos………………………………………………..….…17

Esquema…………………………………………………………………18

EL CORAZON

Esquema…………………………………………………………………19

El corazón………………………………………………………...……..19

El sistema circulatorio…………………………………………….……20

El sistema cardiovascular…………………………………………...…20

Las arterias……………………………………………………………...21

Las venas…………………………………………………………..……22

Funcionamiento de los dos sistemas juntos…………..……………22

Funciones de cada órgano (Definición):

Arteria aorta………………………………………………………….…23

Vena cava superior………………………………………………….…23

Aurículas………………………………………………………….…..…23

Arteria pulmonares…………………………………………………..…23

Venas pulmonares…………………………………………………..…23

Válvulas cardiacas…………………………………………………..…23

Ventrículos………………………………………………………………24

Pared muscular del corazón………………………………………..…24

Vena cava inferior………………………………………………………24

Circuitos vasculares y esquema………………………………………24

Esquema…………………………………………………………………25

Circulación menor……………………………………………………....25

Esquema…………………………………………………………………26

Esquema………………………………………………………………...27

SISTEMA RESPIRATORIO

Esquema………………………………………………………………...28

La respiración…………………………………………………..…….…28

Funciones de cada órgano (Definición):

Las fosas nasales………………………………………………………28

La faringe………………………………………………………………..28

La laringe……………………………………………………………...…28

La tráquea………………………………………………….……………28

Los Bronquios……………………………………………………...……28

Los pulmones……………………………………………………………28

El Diafragma………………………………………………………….…30

Alvéolos……………………………………………………………….…30

Proceso de Inspiración y exhalación del aire:

Esquemas………………………………………………………….……31

Inspiración…………………………………………………………….…31

Exhalación……………………………………………………………….32

SISTEMA RENAL

Esquema…………………………………………………………………33

Eliminación de desechos………………………………………………33

Funciones de cada órgano (Definición):

Esquema…………………………………………………………………34

Riñones…………………………………………………………………..34

Uréteres………………………………………………………………….34

Vejiga………………………………………………………………….…34

Uretra…………………………………………………………………….34

Como se forma la orina…………………………………………….….35

Conclusión………………………………………………………………36

Bibliografía………………………………………………………………37

INTRODUCCION:

El tema de Investigación, de la clase de Estudio y Comprensión de la Naturaleza, es sobre el:

  • Sistema Digestivo

  • Sistema Cardiovascular

  • El corazón

  • Sistema Respiratorio y

  • Sistema Renal

En este trabajo, analizaremos la importancia y para que sirven cada uno de estos sistemas en nuestras vidas, y cuales son las funciones de cada un o de los órganos que los componen

EL APARATO DIGESTIVO


El aparato digestivo

Definición

El aparato digestivo es el conjunto de órganos que, por medios químicos y mecánicos, transforman los alimentos en sustancias solubles simples que pueden ser asimiladas por los tejidos. Este proceso, llamado digestión, varía entre los distintos grupos de vertebrados; un caso único es el de los rumiantes que poseen microorganismos simbiontes en el estómago que se encargan de digerir la celulosa.

La Digestión

La digestión incluye procesos mecánicos y químicos. Los procesos mecánicos consisten en la masticación para reducir los alimentos a partículas pequeñas, la acción de mezcla del estómago y la actividad peristáltica (actividad motora que facilita el avance del bolo alimenticio) del intestino. Estas fuerzas desplazan el alimento a lo largo del tubo digestivo y lo mezclan con varias secreciones.

Aunque los procesos mecánicos son importantes, la transformación de los diferentes alimentos ingeridos en unidades pequeñas utilizables depende principalmente de los procesos químicos, que se realizan gracias a la acción de distintas enzimas. La digestión química se inicia cuando se ingieren los alimentos; las seis glándulas salivares producen secreciones que se mezclan con los alimentos. La amilasa salival es una enzima presente en la saliva que rompe el almidón en maltosa, glucosa y oligosacáridos. La saliva también estimula la secreción de enzimas digestivas y lubrica la boca y el esófago para permitir el paso de sólidos.

A lo largo del tracto digestivo tienen lugar tres reacciones químicas: conversión de los hidratos de carbono en azúcares simples como la glucosa, ruptura de las proteínas en aminoácidos como la alanina, y conversión de grasas en ácidos grasos y glicerol. Estos procesos son realizados por enzimas específicas.

La digestión final y la absorción tienen lugar principalmente en el intestino. La digestión de las grasas ocurre esencialmente en el intestino. Las sales biliares y la lecitina se unen a los monoglicéridos y a los ácidos grasos que de esta forma pueden pasar a través de las células intestinales. Otros nutrientes como el hierro y la vitamina B12 ven facilitada su absorción por la acción de proteínas transportadoras específicas que les permiten pasar a través de las células intestinales.

Acción en el estomago y en el intestino

El jugo gástrico del estómago contiene agentes como el ácido clorhídrico y algunas enzimas, entre las que se encuentran pepsina, renina e indicios de lipasa. (Se cree que la superficie del estómago está protegida del ácido y de la pepsina por su cubierta mucosa). La pepsina rompe las proteínas en péptidos pequeños. La renina separa la leche en fracciones líquidas y sólidas y la lipasa actúa sobre las grasas. Algunos componentes del jugo gástrico sólo se activan cuando se exponen a la alcalinidad del duodeno; la secreción es estimulada por el acto de masticar y deglutir e incluso por la visión o idea de cualquier comida. La presencia de alimento en el estómago estimula también la producción de secreciones gástricas, éstas a su vez estimulan la liberación de secreciones digestivas en el intestino delgado donde se completa la digestión.

La parte más importante de la digestión tiene lugar en el intestino delgado: aquí, la mayoría de los alimentos sufren una hidrólisis y son absorbidos. El material predigerido que proporciona el estómago es objeto de la acción de tres líquidos: el líquido pancreático, la secreción intestinal y la bilis. Estos líquidos neutralizan el ácido gástrico con lo que finaliza la fase gástrica de la digestión.

El líquido pancreático penetra en el intestino delgado a través de varios conductos. Contiene tripsina y quimiotripsina, enzimas que continúan la digestión enzimática de las proteínas en componentes más simples que se pueden absorber y utilizar en la reconstrucción de proteínas del organismo. La lipasa pancreática rompe las grasas; la amilasa pancreática hidroliza el almidón en maltosa (al igual que la amilasa salival), que más tarde otras enzimas rompen en glucosa y fructosa; las nucleasas rompen el ADN y el ARN en nucleótidos. La secreción del jugo pancreático es estimulada por la ingestión de proteínas y grasas.

Las secreciones del intestino delgado contienen varias enzimas cuya función es completar el proceso iniciado por el jugo pancreático. El flujo de las secreciones intestinales es estimulado por la presión mecánica del alimento digerido parcialmente en el intestino.

La función de las sales biliares en la digestión es ayudar a la absorción de las grasas, que emulsionan y las hacen más accesibles a las lipasas que las hidrolizan. La bilis, segregada por el hígado y almacenada en la vesícula biliar, fluye al intestino delgado tras la ingestión de grasas. La observación de una ictericia obstructiva (que impide la secreción biliar) pone de relieve la ineficacia de la digestión de grasas en ausencia de bilis.

La absorción de los productos de la digestión a través de la pared del intestino delgado puede ser pasiva o activa. El sodio, la glucosa y muchos aminoácidos son transportados de forma activa. Por lo tanto, los productos de la digestión son asimilados por el organismo a través de la pared intestinal, que es capaz de absorber sustancias nutritivas de forma selectiva, rechazando otras sustancias similares. Los hidratos de carbono sólo se pueden absorber como monosacáridos; las proteínas se absorben como aminoácidos, aunque ciertas proteínas pequeñas pueden atravesar la barrera intestinal. El estómago y el colon —en el intestino grueso— tienen también la capacidad de absorber agua, ciertas sales, alcohol y algunos fármacos. La absorción intestinal tiene otra propiedad única: muchos nutrientes se absorben con más eficacia cuando la necesidad del organismo es mayor. En el adulto, la superficie replegada de absorción del intestino supone 140 m2. La absorción está favorecida también por la longitud del intestino delgado que es de 6,7 a 7,6 m como valor medio.

Las sustancias hidrosolubles, tales como minerales, aminoácidos y algunos hidratos de carbono, pasan al sistema de capilares del intestino y a través de los vasos del sistema portal, directamente al hígado. Sin embargo, muchas de las grasas se vuelven a sintetizar en la pared del intestino y son recogidas por el sistema linfático, que las conduce a la circulación sistémica a través del sistema de la vena cava. Con ello se evita el primer paso a través del hígado.

Excreción

El material no digerido se transforma en el colon en una masa sólida por la reabsorción de agua hacia el organismo. Si las fibras musculares del colon impulsan demasiado rápido la masa fecal por él, ésta permanece semilíquida. El resultado es la diarrea. En el otro extremo, la actividad insuficiente de las fibras musculares del colon produce estreñimiento. Las heces permanecen en el recto hasta que se excretan a través del ano.

Funciones de cada órgano (Definición):

Boca: Es la primera parte del aparato digestivo. En su interior se encuentran los dientes y la lengua. Los dientes trocean, desgarran y trituran los alimentos. La lengua es un órgano formado por un músculo que ayuda a mezclar los alimentos con la saliva.

Glándulas Salivales: Las glándulas salivares (son seis) producen secreciones que se mezclan con los alimentos. La amilasa salival es una enzima presente en la saliva que rompe el almidón en maltosa, glucosa y oligosacáridos. La saliva también estimula la secreción de enzimas digestivas y lubrica la boca y el esófago para permitir el paso de sólidos.

Esófago: Es un tubo largo que atraviesa el tórax y comunica la faringe con el estómago. En sus paredes hay músculos que se contraen y empujan con fuerza el alimento hacia el estómago

Hígado: Es el órgano más grande de tu cuerpo. Está en la cavidad abdominal, arriba y a la derecha. Tiene forma triangular y es de color rojo oscuro. El hígado tiene muchas funciones. En la digestión, su labor más importante es la producción de la bilis. Esta se almacena en la vesícula biliar, y desde allí se envía al intestino delgado, donde participa en la digestión de los alimentos.

Estómago: Está situado en el abdomen, en la parte superior y hacia el lado izquierdo, dentro de una cavidad que se llama cavidad abdominal. Por arriba se conecta con el esófago, y por abajo continúa en el intestino delgado.

En las paredes del estómago hay una gran cantidad de músculo y muchos pliegues. Su interior está recubierto por una capa que tiene células especiales. Estas producen el jugo gástrico, un líquido que participa en la digestión.

Vesícula Biliar: La bilis, producida por el hígado es almacenada en la vesícula biliar, de donde fluye al intestino delgado, donde con otras sustancias participa en la digestión química sobre los alimentos, que tiene lugar en ese órgano actuando sobre las grasas.

Páncreas: Es una glándula que está también en la cavidad abdominal, cerca del intestino delgado. Su forma puede recordar a una hoja. Produce el jugo pancreático, un líquido que participa en la digestión de los alimentos y que llega al intestino delgado por un pequeño conducto.

Intestino Delgado: Es un tubo que mide unos siete metros y que está enrollado en el centro de la cavidad abdominal. Se comunica con el estómago y con el intestino grueso. La primera parte del intestino delgado se llama duodeno; la parte central, yeyuno, y la última, íleon.

El intestino delgado produce jugos intestinales que participan en la digestión. Además, por unos pequeños conductos, recibe unos líquidos, la bilis y el jugo pancreático, que también intervienen en la digestión. La bilis se fabrica en el hígado; el jugo pancreático, en el páncreas.

Intestino Grueso: El intestino grueso mide alrededor de un metro. También está en la cavidad abdominal, y es más corto que el intestino delgado, pero más grande. Tiene forma de C invertida. Está compuesto por el colon y el recto. El colon se divide en el colon ascendente, el colon transverso y el colon descendente.

Apéndice: Es un tubo sin salida conectado al ciego. Se desarrolla embriológicamente a partir del ciego. En los adultos, el apéndice mide por término medio unos 10 cm de largo, aunque puede variar entre los 2 y 20 cm. El diámetro del apéndice es normalmente menor de 7 u 8 mm. Aunque la base del apéndice se suele encontrar en una localización constante, la localización de la punta del apéndice puede variar desde ser retrocecal hasta encontrarse en la pelvis o ser extraperitoneal. En la mayoría de la gente, el apéndice se encuentra en el cuadrante inferior derecho del abdomen.

Recto: El recto es la parte final del intestino grueso. Es un tubo corto que termina en un orificio, el ano.

Ano: Orificio, por donde salen las heces al exterior.

.

SISTEMA CARDIOVASCULAR

¿Que es el sistema cardiovascular?

El sistema cardiovascular o circulatorio tiene como función principal el aporte y remoción de gases, nutrientes, hormonas, etc. de los diferentes órganos y tejidos del cuerpo, lo que se cumple mediante el funcionamiento integrado y coordinado del corazón, los vasos sanguíneos y la sangre. Esta relacionado directamente en el bombeo y la circulación de la sangre por todo el organismo, incluso hasta el punto mas alejado del cuerpo, venciendo la fuerza de la gravedad

¿Cómo funciona el sistema cardiovascular?

El corazón en un órgano pequeño, del tamaño aproximado del puño de la mano, localizado en la mitad y un poco más a la izquierda de la cavidad torácica, sitio denominado mediastino. Uno cree y siente que el corazón está completamente al lado izquierdo del pecho, pero esto se debe a que en este sector, el órgano se acerca mucho a la superficie del cuerpo, por lo que es más fácil sentir o incluso escuchar los latidos ahí.

La estructura del corazón

Es relativamente simple. Sus paredes están formadas por tres capas; la más externa es una membrana llamada epicardio; la media, el miocardio, corresponde a la capa muscular del corazón, que a diferencia de otros músculos del cuerpo, tiene la capacidad de contraerse rítmicamente, pudiendo así responder a los impulsos eléctricos de este órgano; la capa más interna se denomina endocardio y reviste además las válvulas del corazón.

El corazón está dividido internamente en dos mitades (derecha e izquierda) mediante una capa muscular denominada tabique. Cada una de estas mitades tiene una cámara superior recolectora de sangre (“aurícula”) y una cámara inferior de bombeo (“ventrículo”), teniendo así, un total de cuatro cámaras cardíacas. Cada lado del corazón cumple tareas distintas, pero coordinadas entre sí. El lado derecho recibe a través de las venas cavas, superior e inferior, la sangre con bajo contenido de oxígeno y la expulsa hacia los pulmones para que se cargue de este gas. El lado izquierdo, por el contrario, recibe por las venas pulmonares, la sangre cargada de oxígeno desde los pulmones y la bombea hacia el resto del cuerpo.


Para cumplir con estas tareas, las aurículas y los ventrículos trabajan de manera coordinada en lo que se denomina el ciclo cardiaco. La aurícula recibe la sangre y la traspasa al ventrículo, funcionando de esta manera como un reservorio, para que siempre haya sangre lista para ser bombeada al organismo. Para regular que el flujo de sangre entre las aurículas y los ventrículos sea siempre unilateral, existen las denominadas válvulas aurículo-ventriculares; la del lado derecho se llama tricúspide y la del lado izquierdo bicúspide o mitral. 

Existen además otras dos válvulas en el corazón, las semilunares (pulmonar y aórtica), que se encuentran a la salida de cada ventrículo, evitando que la sangre se devuelva al corazón una vez que ya ha sido bombeada desde los ventrículos. El ventrículo derecho bombea la sangre a través de la válvula pulmonar, hacia las arterias pulmonares, que llevan la sangre a oxigenarse al pulmón. El ventrículo izquierdo bombea la sangre a través de la válvula aórtica, hacia la arteria aorta, que distribuye la sangre oxigenada por todo el organismo.

Para que el ciclo cardiaco se lleve a cabo, el corazón está dotado de un complejo sistema de conducción eléctrica, que funciona mediante estímulos y respuestas. Este ciclo se origina espontáneamente en una estructura llamada nodo sinusal, ubicado en la aurícula derecha.

Este impulso se trasfiere por una senda eléctrica predeterminada hacia el nodo aurículo-ventricular, que se encuentra entre las cámaras superior e inferior del lado derecho. Desde acá se genera una onda eléctrica que se trasfiere secuencialmente por todo el miocardio, generando así un latido cardiaco ordenado y rítmico.

El latido cardiaco

Tiene dos fases: la diástole y la sístole. Durante la diástole, el corazón se relaja y las cavidades se llenan de sangre.

Durante la sístole, en cambio, el músculo cardiaco se contrae y la sangre es expulsada del corazón hacia la arteria aorta. Esta arteria es la principal de las arterias mayores, que llevan la sangre hacia los diversos territorios. La elasticidad de las arterias mayores es un factor determinante de las características del flujo de la sangre y de la presión arterial. Más pequeñas que estas arterias, se encuentran las arteríolas que distribuyen la sangre a los distintos órganos, según la necesidad del momento. Los vasos más pequeños, corresponden a los capilares, a través de los cuales se produce el intercambio de gases, agua y otros elementos, en los tejidos. Cuando la sangre ya le ha entregado sus nutrientes a los tejidos, se devuelve por los capilares hacia las venas, que contienen la mayor parte del volumen sanguíneo y lo devuelven al corazón.

Todo este sistema, tiene como función movilizar y distribuir la sangre hacia el organismo, ya que todos los órganos, tejidos y células del cuerpo necesitan este elemento para la supervivencia. El mayor componente de la sangre es agua, en la cual se mantienen suspendidos los tres tipos de células que existen en ella: eritrocitos (glóbulos rojos, transportan el oxígeno), leucocitos (glóbulos blancos, son las defensas del organismo) y plaquetas (participan en los procesos de coagulación). La sangre contiene además, colesterol, hidratos de carbono, proteínas, hormonas y gases como el oxígeno y el nitrógeno.

El corazón, por mantenerse activo constantemente, es el órgano que requiere de la mayor estabilidad en la irrigación sanguínea, por lo que está previsto de un sistema de circulación propio muy completo, la circulación coronaria, compuesta por las dos arterias coronarias (izquierda y derecha).

Éstas se originan en la base de la arteria aorta, y se van dividiendo en diferentes ramas que rodean completamente al músculo cardiaco, nutriéndolo así con sangre oxigenada. La arteria coronaria derecha nutre de sangre principalmente al lado derecho del corazón. La arteria coronaria izquierda se divide en dos grandes vasos que irrigan la mitad izquierda del corazón: la arteria descendente izquierda anterior y la arteria coronaria circunfleja. Estas arterias son apoyadas por un complejo sistema de circulación colateral que aumenta la irrigación en la zona, cuando las arterias coronarias se obstruyen.

Otros órganos que apoyan el funcionamiento del sistema cardiovascular.

De manera muy cercana son los riñones, el hígado y el sistema nervioso. Los riñones actúan filtrando la sangre, extrayéndole agua, sodio, potasio y otros componentes, regulando así la cantidad de agua en el organismo y el equilibrio ácido-base de la sangre. El hígado recibe una gran cantidad de sangre, de la cual tiene la capacidad de extraer y aprovechar la energía; se encarga además de purificarla de sustancias tóxicas incluyendo las ingeridas por alimentos, alcohol y medicamentos o drogas. El sistema nervioso mantiene un contacto constante con el sistema cardiovascular, y ayuda a regular la composición química de la sangre, la presión arterial, y la respuesta cardiovascular a cambios en el medio interno y/o externo.

Funciones de cada órgano (Definición):

Arteria carótida: Aporta sangre oxigenada a la cabeza

Vena yugular: Son vasos de paredes delgadas y poco elásticas que recogen la sangre de la cabeza y la devuelven al corazón, desembocan en la Aurícula derecha formando la Cava superior.

Vena cava inferior: Es una de las dos grandes venas conducen la sangre venosa a la aurícula derecha del corazón, que recoge la sangre procedente del abdomen y las piernas,

Aorta: Una de las arterias principales es la aorta. La aorta es un vaso sanguíneo grueso que sale del ventrículo izquierdo del corazón, del cual se originan las arterias que van al cuello, cabeza y brazos, lleva la sangre oxigenada desde el ventrículo izquierdo a todo el organismo. La aorta desciende a lo largo de la columna vertebral por la cavidad torácica y abdomen, terminando en las dos arterias ilíacas que van a las piernas.

Vasos sanguíneos: Los vasos sanguíneos son un sistema cerrado de conductos que transporta sangre del corazón a los tejidos y de vuelta al corazón. Conforme se aleja del corazón, los diferentes vasos sanguíneos presentan variaciones en su capa muscular, lo cual le permite disminuir o aumentar su diámetro para regular el paso de la sangre de acuerdo a las necesidades que presentan los tejidos

EL CORAZÓN

El corazón:Es un órgano que posee cavidades, similar al tamaño del puño, encerrado en la cavidad torácica, en el centro del tórax en un lugar denominado mediastino, entre los pulmones, sobre el diafragma, dando nombre a la "entrada" del estómago o cardias.

Histológicamente en el corazón se distinguen tres capas de diferentes tejidos que, del interior al exterior se denominan endocardio, miocardio y pericardio. El endocardio está formado por un tejido epitelial de revestimiento que se continúa con el endotelio del interior de los vasos sanguíneos. El miocardio es la capa más voluminosa, estando constituido por tejido muscular de un tipo especial llamado tejido muscular cardíaco. El pericardio envuelve al corazón completamente.

El corazón está dividido en dos mitades que no se comunican entre sí: una derecha y otra izquierda, La mitad derecha siempre contiene sangre pobre en oxígeno, procedente de las venas cava superior e inferior, mientras que la mitad izquierda del corazón siempre posee sangre rica en oxígeno y que, procedente de las venas pulmonares, será distribuida para oxigenar los tejidos del organismo a partir de las ramificaciones de la gran arteria aorta. En algunas cardiopatías congénitas persiste una comunicación entre las dos mitades del corazón, con la consiguiente mezcla de sangre rica y pobre en oxígeno, al no cerrarse completamente el tabique interventricular durante el desarrollo fetal.

El sistema circulatorio

Sirve para llevar los alimentos y el oxígeno a las células, y para recoger los desechos metabólicos que se han de eliminar después por los riñones, en la orina, y por el aire exhalado en los pulmones, rico en dióxido de carbono (CO2). De toda esta labor se encarga la sangre, que está circulando constantemente.

El sistema circulatorio se compone del corazón, arterias y arteriolas, venas, vénulas y capilares.

El sistema circulatorio representa un conjunto de órganos especializados en transportar los alimentos y gases respiratorios por todo el cuerpo, se especializan para facilitar la circulación de la sangre en el organismo.

El sistema cardiovascular

Sirve para:

1) Distribuir los nutrientes por todo el cuerpo.

2) Está relacionado con el intercambio de gases (oxígeno y dióxido de carbono).

3) Recoge y retira los productos de desecho del metabolismo celular y los lleva al sistema excretor.

4) Transporta reguladores químicos, tales como hormonas o sustancias formadas en las glándulas de secreción interna.

5) Lleva energía calorífica desde las regiones internas del cuerpo hasta la piel, o sea, tiene que ver con la regulación de la temperatura corporal

La sangre describe dos circuitos complementarios llamados circulación mayor y menor.

En la circulación menor la sangre va del corazón a los pulmones, donde se oxigena o se carga con oxígeno y descarga el dióxido de carbono. En la circulación mayor, la sangre da la vuelta a todo el cuerpo antes de retornar al corazón.

Los glóbulos rojos, se encargan de la distribución del oxígeno (O2) por todo el cuerpo, fundamentalmente en aquellos músculos o grupos musculares, que a causa de la actividad física, mas consumo de oxigeno efectúan y por ende mas necesita recuperar.

Los glóbulos rojos tienen un pigmento rojizo llamado hemoglobina que les sirve para transportar el oxígeno desde los pulmones a las células

Una insuficiente fabricación de hemoglobina o de glóbulos rojos por parte del organismo, da lugar a una anemia.

Como una bomba, el corazón impulsa la sangre por todo el organismo, realizando su trabajo en fases sucesivas.

El corazón tiene dos movimientos: Uno de contracción llamado sístole y otro de dilatación llamado diástole. Los golpes que se producen en la contracción de los ventrículos originan los latidos, que en el ser humano normal oscilan entre 70 y 80 latidos por minuto (pero varían de acuerdo a la edad, peso y sexo), el conteo de los latidos en un minuto se denomina frecuencia respiratoria por minuto.

La sangre circula por el cuerpo a través de las arterias y las venas.

Las Arterias

Por definición son aquellos vasos sanguíneos que salen del corazón y llevan la sangre a los distintos órganos del cuerpo. Todas las arterias excepto la pulmonar y sus ramificaciones llevan sangre oxigenada. Las arterias pequeñas se conocen como arteriolas que vuelven a ramificarse en capilares y estos al unirse nuevamente forman las venas. Las paredes de las arterias son muy elásticas y están formadas por tres capas. Sus paredes se expanden cuando el corazón bombea la sangre, de allí que se origine la medida de la presión arterial como medio de diagnóstico. Las arterias, contrario a las venas, se localizan profundamente a lo largo de los huesos o debajo de los músculos.

Las Arterias son vasos gruesos y elásticos que nacen en los Ventrículos aportan sangre a los órganos del cuerpo por ellas circula la sangre a presión debido a la elasticidad de las paredes.

Las arterias principales son la aorta y la arteria pulmonar. La aorta es un vaso sanguíneo grueso que sale del ventrículo izquierdo del corazón, del cual se originan las arterias que van al cuello, cabeza y brazos. La aorta desciende a lo largo de la columna vertebral por la cavidad torácica y abdomen, terminando en las dos arterias ilíacas que van a las piernas. Al pasar por cada cavidad del cuerpo se subdivide para suplir distintos músculos y órganos.

Las Venas

Son vasos de paredes delgadas y poco elásticas que recogen la sangre y la devuelven al corazón. Son vasos sanguíneos microscópicos que corren superficialmente a la piel. Su circulación se debe a la presión de la sangre que afluye de los capilares, a la contracción de los músculos.

Las venas en la circulación traen sangre de todas las regiones del cuerpo al corazón. Esta sangre venosa es de un color rojo oscuro y contiene dióxido de carbono y menos oxígeno que la arterial.

Funcionamiento de los dos sistemas juntos.

Cuando nosotros inspiramos, estamos introduciendo en nuestros pulmones distintos gases, entre ellos el oxigeno.
Cuando el aire inspirado llega a los alvéolos pulmonares, el oxigeno pasa a la sangre y a través de la hemoglobina es transportado por las arterias a las células de los músculos.

Los músculos toman el oxigeno y devuelven el dióxido de carbono (uno de los productos de deshecho del ejercicio) a la sangre, que a través de las venas lo lleva hasta el corazón.

El corazón recibe esta sangre con dióxido de carbono y la envía hasta los pulmones; allí, los alvéolos pulmonares la absorben y se produce la expiración de los pulmones mediante el cual eliminamos el dióxido de carbono.

Este trabajo mancomunado entre el sistema respiratorio y circulatorio se produce efectuando aproximadamente 17 respiraciones y 70 latidos (ambos por minuto) en un adulto normal dependiendo de ello el sexo, edad, talla y peso.

A medida que nosotros ejercitamos el cuerpo (ejemplo un trote, una carrera de 12 minutos aproximadamente o pruebas de velocidad máxima), las células de nuestros músculos gastan mas oxigeno que en reposo, por ende, nuestros pulmones tendrán que inspirar más rápido para aportar mas oxigeno a la sangre y el corazón deberá también latir más rápido para enviar ese oxigeno velozmente a los músculos.

Funciones de cada órgano (Definición):

Arteria aorta: La aorta es un vaso sanguíneo grueso que sale del ventrículo izquierdo del corazón, del cual se originan las arterias que van al cuello, cabeza y brazos. La aorta desciende a lo largo de la columna vertebral por la cavidad torácica y abdomen, terminando en las dos arterias ilíacas que van a las piernas. Al pasar por cada cavidad del cuerpo se subdivide para suplir distintos músculos y órganos.

Vena cava superior: Es una de las dos grandes venas, que lleva la sangre procedente de los brazos y la cabeza

Aurículas: Son dos de las cuatro cavidades que forman el corazón, al contraerse las Aurículas la sangre pasa a los ventrículos que estaban vacíos (Sístole auricular).

Arteria pulmonares: En el esquema general del sistema cardiovascular, la sangre es vertida desde el corazón en las arterias  grandes, por las que viaja, el ventrículo derecho impulsa la sangre desoxigenada hacia los pulmones mediante las arterias pulmonares. Las arterias tienen paredes gruesas, duras y elásticas, que pueden soportar la alta presión de la sangre cuando ésta abandona el corazón.

Venas pulmonares: Transportan a sangre que retorna de los pulmones hacia la aurícula izquierda.

Válvulas cardiacas: Entre la Aurícula y el Ventrículo derecho hay una válvula llamada tricúspide, entre Aurícula y Ventrículo izquierdos está la válvula mitral. Al contraerse los ventrículos, impiden que la sangre pueda volver a las aurículas por haberse cerrado las válvulas bicúspide y tricúspide, sale por las arterias pulmonar y aorta. Estas también tienen sus válvulas llamadas válvulas sigmoideas, que evitan el reflujo de la sangre.

Ventrículos: Son dos de las cuatro cavidades que forman el corazón, los ventrículos se contraen y la sangre que no puede volver a las aurículas por haberse cerrado las válvulas bicúspide y tricúspide, sale por las arterias pulmonar y aorta. Estas también tienen sus válvulas llamadas válvulas sigmoideas, que evitan el reflujo de la sangre (Sístole ventricular).

Pared muscular del corazón: En el corazón humano, las paredes están constituidas predominantemente por músculo cardíaco, formado por miocitos.

Vena cava inferior: Es una de las dos grandes venas, conduce la sangre venosa a la aurícula derecha del corazón, que recoge la sangre procedente del abdomen y las piernas

Circuitos vasculares y esquema: Hay dos circuitos principales a partir del corazón

  • Circulación mayor: o circulación somática o general. El recorrido de la sangre comienza en el ventrículo izquierdo del corazón, cargada de oxígeno, y se extiende por la arteria aorta y sus ramas arteriales hasta el sistema capilar, donde se forman las venas que contienen sangre pobre en oxígeno. Desembocan en una de las dos venas cavas (superior e inferior) que drenan en la aurícula derecha del corazón.

En la circulación general o mayor, la sangre da la vuelta a todo el cuerpo antes de retornar al corazón.

En la imagen La sangre oxigenada se muestra en rojo, y la desoxigenada en azul. Las porciones de los pulmones en las cuales ocurre el intercambio gaseoso son irrigadas por la circulación sistémica. La sangre que viaja a través de los capilares provee de oxígeno y de nutrientes a cada célula de estos tejidos y se lleva el dióxido de carbono y otros desechos. En las terminaciones venosas de los lechos capilares la sangre pasa a través de vénulas, luego a venas más grandes y finalmente retorna al corazón a través de las venas cavas superior o inferior

  • Circulación menor o circulación pulmonar o central. La sangre pobre en oxígeno parte desde el ventrículo derecho del corazón por la arteria pulmonar que se bifurca en sendos troncos para cada uno de ambos pulmones. En los capilares alveolares pulmonares la sangre se oxigena a través de un proceso conocido como hematosis y se reconduce por las cuatro venas pulmonares que drenan la sangre rica en oxígeno, en la aurícula izquierda del corazón.

  • Circulación portal. Es un subtipo de la circulación general originado de venas procedentes de un sistema capilar, que vuelve a formar capilares en el hígado, al final de su trayecto. Existen dos sistemas porta en el cuerpo humano:

  • Sistema porta hepático: Las venas originadas en los capilares del tracto digestivo desde el estómago hasta el recto que transportan los productos de la digestión, se transforman de nuevo en capilares en los sinusoides hepáticos del hígado, para formar de nuevo venas que desembocan en la circulación sistémica a través de las venas suprahepáticas a la vena cava inferior.

  • Sistema porta hipofisario: La arteria hipofisaria superior procedente de la carótida interna, se ramifica en una primera red de capilares situados en la eminencia media. De estos capilares se forman las venas hipofisarias que descienden por el tallo hipofisario y originan una segunda red de capilares en la adenohipófisis que drenan en la vena yugular interna.

  • Sistema respiratorio

    La respiración:

    Es el proceso por el cual ingresamos aire (que contiene oxígeno) a nuestro organismo y sacamos de él aire rico en dióxido de carbono. Un ser vivo puede estar varias horas sin comer, dormir o tomar agua, pero no puede dejar de respirar más de tres minutos. Esto grafica la importancia de la respiración para nuestra vida.

    Funciones de cada órgano (Definición)

    El sistema respiratorio de los seres humanos está formado por:

    Las vías respiratorias: son las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios y los bronquíolos.  La boca también es, un órgano por donde entra y sale el aire durante la respiración.

    Las fosas nasales son dos cavidades situadas encima de la boca.  Se abren al exterior por los orificios de la nariz (donde reside el sentido del olfato) y se comunican con la faringe por la parte posterior.  En el interior de las fosas nasales se encuentra la pituitaria, que calienta y humedece el aire que inspiramos. De este modo, se evita que el aire reseque la garganta, o que llegue muy frío hasta los pulmones, lo que podría producir enfermedades.

    La faringe se encuentra a continuación de las fosas nasales y de la boca.  Forma parte también del sistema digestivo.  A través de ella pasan el alimento que ingerimos y el aire que respiramos.

    La laringe está situada en el comienzo de la tráquea.  Es una cavidad formada por cartílagos que presenta una saliente llamada comúnmente nuez.  En la laringe se encuentran las cuerdas vocales que, al vibrar, producen la voz.

    La tráquea es un conducto de unos doce centímetros de longitud.  Está situada delante del esófago.

    Los bronquios son los dos tubos en que se divide la tráquea.  Penetran en los pulmones, donde se ramifican una multitud de veces, hasta llegar a formar los bronquiolos.

    Los pulmones

    Son dos órganos esponjosos de color rosado que están protegidos por las costillas.

    Mientras que el pulmón derecho tiene tres lóbulos, el pulmón izquierdo sólo tiene dos, con un hueco para acomodar el corazón. Los bronquios se subdividen dentro de los lóbulos en otros más pequeños y éstos a su vez en conductos aún más pequeños. Terminan en minúsculos saquitos de aire, o alvéolos, rodeados de capilares.

    Una membrana llamada pleura rodea los pulmones y los protege del roce con las costillas.

    El diafragma

    Es un músculo que separa el pecho del abdomen. Cuando inhalamos se mueve hacia abajo para aumentar el tamaño de la cavidad torácica. Al contrario, cuando exhalamos se mueve hacia arriba, reduciendo la capacidad torácica y empujando los gases para que sean eliminados por la boca o nariz.

    Alvéolos

    En los alvéolos se realiza el intercambio gaseoso: cuando los alvéolos se llenan con el aire inhalado, el oxígeno se difunde hacia la sangre de los capilares, que es bombeada por el corazón hasta los tejidos del cuerpo. El dióxido de carbono se difunde desde la sangre a los pulmones, desde donde es exhalado.

    El transporte de oxígeno en la sangre es realizado por los glóbulos rojos, quienes son los encargados de llevarlo a cada célula, de nuestro organismo, que lo requiera.

    Al no respirar no llegaría oxigeno a nuestras células y por lo tanto no podrían realizarse todos los procesos metabólicos que nuestro organismo requiere para subsistir, esto traería como consecuencia una muerte súbita por asfixia (si no llega oxígeno a los pulmones) o una muerte cerebral (si no llega oxígeno al cerebro.

    Proceso de inspiración y exhalación del aire.

    Inspiración

    Cuando el diafragma se contrae y se mueve hacia abajo, los músculos pectorales menores y los intercostales presionan las costillas hacia fuera. La cavidad torácica se expande y el aire entra con rapidez en los pulmones a través de la tráquea para llenar el vacío resultante.

     

    Espiración

    Cuando el diafragma se relaja, adopta su posición normal, curvado hacia arriba; entonces los pulmones se contraen y el aire se expele.

    SISTEMA RENAL

    Eliminación de desechos

    La excreción es el proceso por el cual el organismo elimina los desechos metabólicos del organismo. En el ser humano esta función está a cargo de diferentes órganos. Sin embargo, el riñón juega un papel importante en la excreción de los desechos, producto del metabolismo de los alimentos.

    Una vez que los alimentos son digeridos por el sistema digestivo y absorbidos y transportados hacia el sistema circulatorio para ser utilizados por las células, se generan productos de desecho que son eliminados del organismo gracias al sistema renal.

    Estas sustancias son eliminadas mediante la formación de la orina, cuyos principales componentes son: agua, urea, ácido úrico, creatinina y productos finales del metabolismo de la hemoglobina y metabolitos de hormonas.

    Para realizar la función excretora, el sistema renal cuenta con una serie de estructuras que cumplen funciones específicas:

    Funciones de cada órgano (Definición)

    Riñones: Órganos secretores donde se elabora la orina.

    Uréteres: Conductos colectores que recogen la orina a la salida del riñón.

    Vejiga: Órgano receptor de la orina.

    Uretra: Conducto secretor que vierte la orina al exterior.

    ¿Como se forma la orina?

    La labor más importante del sistema urinario la realizan los nefrones, mientras que las otras partes del sistema son generalmente vías de paso o depósitos. Los nefrones llevan a cabo tres funciones importantes. Controlan la concentración y el volumen de la sangre removiendo cantidades seleccionadas de agua y solutos, contribuye a regular el pH de la sangre y remueven algunos tipos de desechos tóxicos de ella. A medida que los nefrones desempeñan estas actividades, remueven muchos materiales de la sangre, regresan aquellos que el cuerpo requiere y eliminan los restantes. Los materiales eliminados se denominan conjuntamente orina. Un buen sistema para aprender cómo los nefrones llevan a cabo las funciones reguladoras, es seguir la formación de la orina a partir del corpúsculo renal hasta los conductos colectores. Aunque los conductos o tubos colectores no son parte del nefrón, toman parte en la formación de la orina. La formación de la orina requiere tres procesos principales:

  • Filtración glomerular

  • Reabsorción tubular

  • Secreción tubular

  • CONCLUSIÓN

    Habiendo terminado este Trabajo de Investigación, sobre el

    • Sistema Digestivo

    • Sistema Cardiovascular

    • El corazón

    • Sistema Respiratorio y

    • Sistema Renal

    Y habiendo conocido cada uno de estos sistemas, y de los órganos que los conforman, puedo decir que cada uno de ellos, en forma individual y también interactuando en forma conjunta, son vitales para el desarrollo de la vida humana, si uno de estos sistemas falla, puede ocasionar la muerte.

    BIBLIOGRAFIA

    - Enciclopedia Encarta 2007

    - Fisiología Humana Editorial: Mcgraw-hill (2005, 3ª edición)

    - Icarito (www.icarito.cl)

    - Educar Chile el portal de la educación

    - Enciclopedia Medica Salvat

    - Diccionario Larouse Ilustrado

    2