Fisiología del pie

Podología. Pies. Huesos. Músculos. Piel. Inervaciones. Pies planos

  • Enviado por: Esmeralda Flores
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Cálculo Vectorial y de varias Variables
Cálculo Vectorial y de varias Variables
En este curso se estudiarán conceptos relacionados con las funciones de varias variables como una...
Ver más información


Índice.

Introducción……………………………………………………………….pag. 3

Descripción topográfica………………………………………………….pag. 3

Piel…………………………………………………………………………pag. 3

Fascias……………………………………………………………………pag. 3

Músculos………………………………………………………………….pag. 4

Huesos…………………………………………………………………….pag. 7

Articulaciones……………………………………………………………,pag. 8

Irrigación………………………………………………………………….pag.10

Inervacion………………………………………………………………...pag.10

Caso clínico………………………………………………………………pag. 11

Bibliografía………………………………………………………………..pag. 11

Planta del pie.

Pie.

El pie soporta el peso del cuerpo y proporciona el mecanismo de palanca para caminar y correr. Es único en cuanto a su construcción en forma de arcos, lo cual le permite adaptar su forma a superficies irregulares. También sirve como un resorte resistente para amortiguar los golpes, ejemplo un salto.

La planta se ensancha conforme se hace distal y normalmente forma una especie de cúpula o arco plantar de concavidad caudomedial, de tal forma que el pie normalmente se debe apoyar mediante una eminencia redondeada y posterior (talón), y otra eminencia transversa y oval que corresponde a la extremidad distal de los metetarsianos. El borde lateral de la planta es también prominente y tiene contacto en mayor o menor extensión con la superficie de sustentación.

La piel de la planta del pie es gruesa y frecuentemente con callosidades en las eminencias del talón y de los metatarsianos.

El borde medial (borde interno) del pie se torna angosto. En su parte proximal se observa el maleolo medial contorneado en su limite dorso caudal por una eminencia arqueada que forma el extremo posterior del borde medial del pie continua con la región calcánea.

Descripción topográfica.

En el pie se estudia las regiones calcánea, dorsal y plantar.

Región calcánea corresponde al talón del pie; cranealmente se separa de las regiones talocrurales, su limite ventral se forma por un plano el cual pasa imaginariamente por el ápice de los maléolos.

Las regiones dorsal y plantar se hallan separadas entre si por los bordes del pie, su limite proximal lo marca el plano que pasa por el ápice de los maléolos, que las separa de las regiones talocrural anterior y calcánea en tanto que el límite distal corresponde al plano vertical que pasa por el pliegue digitoplantar.

En los dedos también se encuentran regiones dorsal y plantar, limitadas proximalmente que se menciono, y se extiende en sentido distal hasta el límite natural de los dedos del pie.

Piel.

La piel de la planta es gruesa y carece de pelo. Mantiene una unión firme con la fascia profunda subyacente mediante numerosas bandas fibrosas. La piel muestra unos cuantos pliegues por flexión en los sitios donde se mueve. Tiene gran cantidad de glándulas sudoríparas. La inervación sensorial de la piel plantar proviene de la rama calcánea medial del nervio tibial, la cual inerva la parte medial del talón, ramas del nervio plantar medial, que inervan los dos tercios mediales de la planta, y ramas del nervio plantar lateral, que inervan el tercio lateral de la planta.

Fascia plantar.

Existe una profunda y otra superficial. La primera se extiende aplicada directamente a los metatarsianos e interóseos plantares, formando el fondo de la región muscular media.

A su vez, la fascia superficial comprende una medial, otra intermedia y otra más lateral; por su espesor la intermedia es la más importante, su comportamiento anatómico, es de forma triangular y su vértice se inserta en la extremidad proximal del calcáneo. Entre sus fibras destacan las longitudinales que forman las cintas pretendinosas y fascículos transversos que se condensan en la parte distal o base, para formar dos series de arcos: unos digitales, que dan paso a los tendones flexores, y otros interdigitales para los baso y nervios colaterales de los dedos.

Por sus bordes, la fascia plantar emita a la profundidad los septos intermusculares medial y lateral, que van al borde plantar del primero y quinto metatarsianos, respectivamente. A cada lado se continúa con las fascias laterales, las cuales, por sus bordes extremos, se insertan en el borde del esqueleto del pie y se continúan con la fascia dorsal.

En la cara superficial, la fascia plantar esta en relación con la tela subcutánea que aquí aloja a una gran red venosa (suela venosa).

Músculos del pie.

Están ubicados en cuatro regiones, una dorsal y tres plantares. Los músculos plantares ocupan lóculos osteofibrosos mas o menos independientes, por ello se estudian separados por regiones medial, intermedia y lateral.

Región plantar intermedia.

Abarca a su vez tres planos musculares profundo, ocupado por los interóseos plantares; medio, integrado por el cuadrado plantar y los lumbricales; y superficial ocupado por el flexor breve de los dedos.

Interóseos plantares.

Son tres cintillas musculares delgadas, colocadas bajo los interóseos dorsales y ocupan los últimos espacios. Se insertan en la mitad plantar de la media del cuerpo de los metatarsianos tercero, cuarto y quinto, zona que los interóseos dorsales ha dejado libres para ellos.

Ocupando solo la mitad lateral del espacio intermetatarsiano, se insertan distalmente mediante un tendón pequeño en la cara axil de la base de la falange proximal de los dedos tercero, cuarto y quinto.

Acción rudimentaria, los músculos mencionados flexionan ligeramente la primera falange y aproximan los tres dedos al eje del pie.

Cuadrado plantar (carnoso de Silvius).

Es alargado en sentido dorsoventral y aplanado en el vertical. Nace por dos fascículos que se insertan en la cara plantar del calcáneo: uno que es medial, lo hace en la proximidad del túber, y el otro, lateral, se inserta tanto en el proceso lateral del túber, como en el ligamento calcáneocuboideo plantar. Distalmente, las fibras del cuadrado plantar se fijan directamente en el borde dorsolateral del tendón del flexor largo de los dedos, en todo el tramo que pertenece a la región plantar intermedia.

Relaciones. La cara dorsal de este músculo se relaciona con el plano osteroarticular, mientras que la planta esta cruzada por el nervio y los vasos plantares laterales que lo separan parcialmente del flexor breve de los dedos.

Acción, flexión de los dedos. A la vez sirve de apoyo al mismo, ramificando el sentido de su contracción.

Lumbricales.

Son cuatro pequeños músculos. El primero se inserta en el lado medial del primer tendón del flexor largo de los dedos, en tanto que los otros tres lo hacen en los bordes adyacentes de los cuatro tendones del mismo flexor.

Vitalmente, los tendoncitos se insertan en la cara medial de la base de la falange proximal de los cuatro últimos dedos, emitiendo antes una expansión que por su cara medial contornea a la base de la falange proximal y se funde con el tendón correspondiente del extensor largo de los dedos.

Relaciones, la cara profunda o dorsal de los lumbricales se relaciona con los interóseos plantares y el abductor de hállux. La cara plantar esta cruzada en sentido ventrolateral por la porción transversa de los vasos plantares laterales y cubierta por el flexor breve de los dedos.

Acción. Son flexores de la falange proximal; además gracias a su expansión, auxilian a su labor al extensor largo de los dedos.

Flexor breve de los dedos (flexor corto plantar).

Músculo policefálico, de inserción común proximal, que tiene lugar en la cara plantar del calcáneo, sobre el proceso medial del túber y alrededor de el, en la aponeurosis plantar y en los septos intermusculares.

De esta zona de inserción nace un cuerpo muscular grueso y aplanado craneocaudalmente que en dirección distal origina, en el tercio medio de la planta del pie, cuatro fascículos que se adelgazan para continuarse con otros tantos tendones delgados que se dirigen a los cuatro últimos dedos, de modo que al pasar bajo la articulación metatarsofalángica, cada uno se divide en dos lengüetas que se insertan, contorneando las falange proximal, en la cara correspondiente en la cara de la falange media.

Relaciones. La cara dorsal del flexor breve de los dedos cubre al plano medio, del que esta parcialmente separado por los nervios y los vasos plantares laterales. La cara plantar está cubierta por la aponeurosis y la piel, en tanto que los bordes contactan con los setos intermusculares que le separan de las regiones plantares lateral y medial. Al dividirse los tendones antes de insertarse en la falange, limitan con ella un espacio por el que pasan en sentido distal el tendón correspondiente del flexor largo de los dedos, que funciona como tendón perforante, mientras que el flexor breve lo hace como tendón perforado.

Acción. Flexor de los dedos.

Región plantar medial.

Integrada por dos planos: uno profundo, que en orden medio lateral abarca el flexor breve y el aductor hállux. El plano supercial esta ocupador por el abductor de hállux.

Flexor breve del hállux.

Pequeño, aplanado craneocaudalmente y aplicado de modo directo al primer metatarsiano, nace del borde inferior de los cuneiformes intermedio y lateral, del hueso navicular y de la expansión tendinosa del tibial posterior.

El cuerpo muscular del flexor breve del dedo grueso se divide en dos fascículos que por su cara plantar forman una especie de canal que da paso al tendón del flexor largo del hállux, junto con los vasos y los nervios plantares mediales, los separan del abductor que le cubre superficialmente. Cada fascículo termina en un tendoncito, el medial se funde con el abductor y el lateral con el de la cabeza oblicua del aductor, para terminar cada uno en la cara correspondiente de la base de la falange proximal.

Acción. Flexor del primer dedo.

Aductor del hállux.

Constituido por dos fascículos llamados cabeza oblicua y cabeza transversal.

Inserciones y descripción. La cabeza oblicua se origina en la cara plantar del cuboides, el ligamento calcáneo cuboideo plantar y en la base de los dos últimos metatarsianos. Siguiendo en dirección ventromedial, se aplica al plano de los interóseos y termina, mediante un tendón común al de haz lateral de flexor breve, en la cara lateral de la base de la falange proximal del hállux y en el hueso sesamoideo correspondiente.

la cabeza transversa se origina en la cara plantar de las cápsula articulares metatarsofalánngicas tercera, cuarta y quinta; con dirección medial, también se aplica al plano de los interóseos, de modo que antes de llegar a la primera articulación metatarsofalángica origina un tendoncito que enseguida se divide en una dorsal y otro plantar. Ambos haces contornean la cara lateral de la primera falange, y se unen del modo siguiente: el dorsal con el tendón del extensor largo, y el plantar con el del flexor largo del hállux.

Relaciones. Ambas cabezas están en relación por su cara plantar, con su plano medio de la región plantar intermedia. Por su cara dorsal se relacionan con el plano osteóarticular.

Acción. Conduce el primer dedo aproximándolo al eje del pie, separándolo del plano medio.

Abductor del hállux.

Músculo fusiforme de longitud mayor anteroposterior; contornea el borde medial del pie y se origina en el condilo medial del túber calcáneo y en la aponeurosis plantar, así como en el septo intermuscular medial.

En sentido distal. El abductor del hállux avanza de tal modo que cubre la inserción del tibial posterior y el paso de los tendones flexores de los dedos y del hállux; después cubre el haz medial del flexor breve del hállux, mientras que en todo su trayecto esta cubierto por la fascia superficial y por la piel. Termina en un corto tendón que rodea y a veces se fija en el hueso sesamoideo medial, para insertarse definitivamente en la cara medial de la base de la falange proximal, después de emitir una expansión que la contornea, y se une al tendón del extensor largo del hállux.

Acción. Contracción del abductor del dedo grueso determina la flexión del primer dedo, así como su separación del eje del pie.

Región plantar lateral.

Comprende tres músculos, dos de los cuales están colocados en un plano profundo: oponente y flexor breve del quinto dedo, y el abductor de este dedo lo está en el plano superficial. Conviene advertir que el oponente es rudimentario y en ocasiones no existe.

Músculos profundos.

El oponente y el flexor breve tiene su origen proximal común el la base del quinto metatarsiano y en la vaina fibrosa del peroné largo. Se dirige en sentido distal, y en tanto que el oponente se detiene en la cara caudomedial del cuerpo del quinto metatarsiano, el flexor breve continúa en sentido caudamedial al primero, hasta llegar a la cara plantar de la quinta articulación metatarsofalángica e insertarse en ella en la base de la falange proximal.

Relaciones. La cara dorsal o profunda de los dos músculos se relaciona con el último interóseo plantar y el quinto metatarsiano. La cara superficial o plantar esta parcialmente cubierta por el abductor, la fascia profunda y la piel.

Acción. El flexor breve flexiona el quinto dedo y el oponente, supina ligeramente al quinto metatarsiano y con el al dedo pequeño.

Abductor del dedo pequeño.

Es el músculo más largo de la región, contornea superficialmente el borde lateral de la planta del pie. Se origina en el cóndilo lateral del túber calcáneo, en la fascia plantar y en el septo intermuscular lateral. Con dirección ventral y aplanado verticalmente cubre parcialmente a los precedentes y a su vez es cubierto por la fascia superficial y la piel.

El abductor del dedo pequeño termina en un tendón delgado en la parte caudolateral de la base de la falange proximal del dedo pequeño.

Acción. Contracción del abductor del dedo pequeño produce flexión y ligera separación del quinto dedo.

Huesos.

El esqueleto del pie consta de 7 huesos tracianos, 5 metatarsianos y 14 falanges. Estos se dividen en tres partes:

Posterior, astrágalo y el calcáneo.

Intermedia; escafoides, cuboides y las cuñas.

Anterior; metatarsofalángica.

El tarso. Consta de siete huesos, calcáneo astrágalo, cuboides, escafoides y las tres cuñas. El astrágalo se articula con los huesos de la pierna.

El calcáneo (hueso del talón) es el mas grande y fuerte del pie transmite el peso corporal del astralazo al suelo. El calcáneo se articula con el astrágalo por arriba y el cuboides es por delante. La apófisis menor del calcáneo se proyecta a modo de repisa, desde el borde superior de la cara medial del calcáneo y sujeta la cabeza del astralazo. La cara lateral del calcáneo tiene una cresta lateral oblicua (tróclea del perone). Sobre la parte posterior del calcáneo aparece la tuberosidad que dispone del tubérculo medial lateral y anterior. Solo el tubérculo medial apoya en el suelo en bipedestación.

El cuboides de forma aproximadamente cúbica, hueso más lateral de la hilera distal del tarso. Delante del tubérculo del cuboides se encuentra un surco para el tendón del músculo peroneó largo, en las caras laterales e inferior del hueso.

Las tres cuñas, son medial (1ª), intermedia (2ª), lateral (3ª). Cada cuña se articula con el escafoides por detrás y con la base del metatarsiano correspondiente por delante. La cuña lateral se articula con el cuboides.

El metatarso. Se compone de cinco huesos metatarsianos se enumeran desde la cara medial del pie. Primer metatarsiano es mas corto y duro que los demás. El segundo es el mas largo. Cada metatarsiano posee una base proximal un cuerpo y una cabeza distal. La base de cada metatarsiano es el extremo proximal de mayor tamaño. Las bases de los metatarsianos se articulan con la cuña y el cuboides, y las cabezas; con las falanges proximales. La base del quinto metatarsiano tiene un gran tubérculo que se articula sobre el borde lateral del cuboides. En la cara plantar de la cabeza del primer metatarsiano se encuentran los huesos sesamoideos medial y lateral, prominentes; están cubiertos por los ligamentos plantares.

Falanges son 14, el primer dedo (dedo grueso) tiene dos falanges (proximal y distal); los cuatro dedos restantes tienen tres cada uno, proximal media y distal. Cada falange se compone de una base y un cuerpo y cabeza distal. Las falanges del primer dedo son anchas cortas y poderosas. La falanges es media y distal del quinto dedo suelen estar unidas en las personas mayores.

Articulaciones.

Subastragalina, articulación sinovial plana; la cara inferior del cuerpo del astrágalo se articula con la cara superior del calcáneo. La cápsula articular fibrosa se inserta en los bordes de las caras articulares. Los ligamentos astrágalo calcáneos medial, lateral y posterior sujetan la cápsula; el ligamento astrágalo calcáneo interóseo une los ligamentos entre si, movimientos inversión y eversión del pie, vascularización arteria tibial posterior y perineal, innervación cara plantar: nervios plantares medial o lateral; cara dorsal nervio perone o profundo.

Articulación astragalocalcaneoescafoidea, sinovial; la porción astrágaloescafoides corresponde a una enartrosis. La cabeza del astrágalo se articula con el calcáneo y el escafoides, la cápsula fibrosa rodea la articulación de manera incompleta, el ligamento calcaneoescafoideoplantar sujeta la cabeza del astrágalo, movimientos de deslizamiento y rotación. La vascularización arteria tibial anterior atreves de la arteria lateral del tarso, innervación cara plantar; nervios plantales medial o lateral; cara dorsal nervio peroneó profundo.

Articulación calcaneocuboidea, sinovial plana, el extremo anterior del calcáneo se articula con la cara posterior del cuboides, una cápsula fibrosa rodea la articulación. Los ligamentos calcaneoscuboideo dorsal, calcaneocuboideo plantar y plantar largo sujetan la capsular fibrosa. Movimientos inversión y eversión del pie, vascularisación arteria anterior de la tibia atreves de la arteria lateral del tarso. Enervación cara plantar nervios plantares medial o lateral, cara dorsal nervio peroneó profundo.

Articulación tarsometatarsiono, sinovial plano, los huesos anteriores del tarso se articulan con las bases de los metatarsianos, una cápsula fibrosa rodea cada articulación. Ligamentos dorsal plantar e ínteróseo. Movimiento deslizamiento. Vascularisación arterial lateral del tarso, rama de la arteria dorsal del pie, innervación nervio peroneó profundo plantar, medial, lateral y sural.

Articulación íntermetatarsiana, sinovial plana, las bases de los metatarsianos se articulan entre si, cápsula fibrosa rodea cada articulación. Ligamentos dorsal, plantar e ínteróseo une los huesos entre si. Muy poco movimiento de cada hueso. Vascularisación arteria metatarsiana lateral, rama de la arteria dorsal del pie. Innervación nervios digitales.

Articulación metatarsofalángica, sinovial plana, las cabezas de los metatarsianos se articulan con las bases de las falanges proximales; una cápsula fibrosa rodea cada articulación. Los ligamentos colaterales sujetan la cápsula a cada lado; el ligamento plantar de la cápsula. Movimiento flexión, extensión y cierta separación, aproximación y circunducción. Vascularización arteria lateral del trazó, rama de la arteria dorsal del pie, innervación nervios digitales.

Articulación ínterfalangica, sinovial de tipo bisagra, la cabeza de cada falange se articula con la base de la falange distal, una cápsula fibrosa rodea cada articulación los ligamentos colateral y plantar sujetan todas las articulaciones, movimientos flexión y extensión. Vascularizacion ramas digitales del arco plantar, innervación nervios digitales

Irrigación.

Recibe una prolífica irrigación sanguínea. Estas arterias provienen de la arteria tibial posterior, que se divide en la profundidad del músculo separador del dedo gordo para dar las arterias plantares medial y lateral. Paralelas a los nervios homónimos.

Arteria plantar medial. Es pequeña e irriga, sobre todo los músculos del dedo gordo; casi todas las arterias digitales plantares nacen de este vaso. La rama superficial de la arteria plantar medial ayuda a irrigar la piel de la cara medial de la planta, y envía ramas que acompañan a las ramas digitales del nervio plantar medial; estas ramas de las arterias digitales contribuyen a al circulación de los dedos del pie.

Arteria plantar lateral. Acompaña al nervio homónimo. Sigue lateral y anterior, al principio en la profundidad del músculo separador del dedo gordo y luego del músculo flexor corto de los dedos. La arteria plantar lateral se arquea medial mente con el ramo profundo del nervio plantar lateral para dar el arco plantar profundo, que se completa con la arteria plantar medial. El arco plantar profundo empieza enfrente de la base del quinto metatarsiano y se completa medial mente con la unión de la arteria plantar profunda, rama de la arteria dorsal del pie. A medida que cruza el pie, el arco plantar envía 4 arterias metatarsianas plantares y tres arterias perforantes, así como numerosas ramas para la piel, la fascia y músculos de la planta del pie. Estas arterias se unen a las ramas superficiales de las arterias plantares medial y lateral para formar las arterias digitales plantares, que prefunden los dedos adyacentes.

Inervación.

El nervio tibial se divide detrás del maléolo medial en los nervios plantares medial y lateral. Estos inervan los músculos intrínsecos del pie, con excepción del músculo extensor corto de los dedos, inervado por el nervio peroneó profundo.

Separador del dedo gordo es inervado por el nervio plantar medial (S2 y S3).

Flexor corto de los dedos inervado por el nervio plantar medial (S2 y S3).

Separador del dedo pequeño lo inerva el nervio plantar lateral (S2 y S3).

Cuadrado plantar es inervado por el nervio plantar lateral (S2 y S3).

Lubrícales inervación medial por el nervio plantar medial (S2 y S3), tres laterales por el nervio plantar lateral (S2 y S3).

Flexor corto del dedo gordo es inervado por el nervio plantar medial (S2 y S3).

Flexor corto del dedo pequeño es inervado por el ramo superficial del nervio plantar lateral (S2 y S3).

Interóseos plantares inervados por el nervio plantar lateral (S2 y S3).

Caso clínico.

Pie plano trastorno en el que el arco longitudinal medial se deprime o colapsa.

Como consecuencia la parte anterior del pie se desplaza en sentido lateral y se evierte.

La cabeza del astrágalo pierde el soporte, y el peso corporal lo empuja hacia abajo y en dirección de la línea media entre el calcáneo y el hueso navicular. Cuando la deformidad ha existido durante cierto tiempo los ligamentos plantar, calcáneonavicular y medial de la articulación del tobillo se estira de modo permanente y la forma de los huesos se modifica.

Los músculos y tendones también se estiran de manera definitiva. Las causas del pie plano son congénitas y adquiridas.

Los pies planos son comunes en las personas mayores, sobre todo si están demasiado tiempo de pie o aumentan rápidamente de peso, lo que añade una mayor sobrecarga para los músculos y los ligamentos que soportan estos arcos.

Paciente femenino, 43 años de edad, originaria del DF. Peso 82Kg, Estatura 1.50

Antecedentes patológicos: se le diagnostico diabetes mellitus tipo ll hace año y medio, y actualmente esta en tratamiento.

Padecimiento actual inicia hace 8 meses con dolor en la planta del pie y no puede estar mucho tiempo de pie o caminar mucho.

Exploración física: se observa el arco longitudinal medial colapsado.

Dx. Pie plano.

Pr. Bueno para la vida y función.

Tx. Dieta balanceada y ejercicios especiales para el pie plano.

Bibliografía.

Anatomía con orientación clinica, Keith L. Moore, Arthur F. Dalley. Cuarta Edición 2002, Editorial Panamericana.

Semiología Medica y técnica exploratoria, Juan Surós Batlló, Antonio Surós Batlló. Reimpresión 1999, Editorial Salvat.

9