Físicos de la Historia

Biografías. Obras. Aristóteles. Aristacos de Samos. Galileo. Newton. Einstein

  • Enviado por: Koji
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Análisis de Series
Análisis de Series
En el curso aprenderás como analizar la convergencia o la divergencia de una serie. También...
Ver más información

PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información


Aristóteles

Aristóteles nació en Estagira (Macedonia) en el año 385/4. Nicómaco, su

padre, oficiaba como médico del padre de Filipo de Macedonia, el rey

Amintas III, que se decía descendiente de la familia de los Asclepíades,

una de las dinastías médicas supuestamente descendientes de Asclepios. En

su infancia debió Aristóteles estar ligado a la corte macedonia y a la

vida palaciega.

Cuando tenía diecisiete años, se trasladó a Atenas sin perder

la ciudadanía de Estagira, donde ingresó en la Academia platónica para

estudiar. Platón debía tener unos cincuenta años por aquel entonces, y

Aristóteles debió ser uno de sus discípulos más brillantes ("el lector" le

llamaba Platón).

Allí colaboró en la enseñanza y escribió algunos diálogos a la manera

platónica, de los que quedan unos pocos fragmentos: Gryllos o De la

Retórica.

En el 347 muere Platón, que había designado a su sobrino Espeusipo como

sucesor en la dirección de la Academia y Aristóteles deja la Academia para

dirigirse a Asso (Eólida) acompañado de Jenócrates y Teofrasto. Allí,

donde trabajaban algunos platónicos, se convierte en consejero político y

amigo del tirano Hermias de Atarnea, con cuya sobrina, Pitia, se casará

más tarde.

Bajo su influencia, Hermias suavizó su política reformando su

constitución. Paralelamente, Aristóteles fundó una escuela de carácter

marcadamente científico, sobre todo en el campo de la investigación

biológica.

Tres años más tarde se traslada a Mytilene de Lesbos, inducido por el

mismo Teofrasto, donde enseñó durante varios años, para luego ser

invitado por Filipo de Macedonia a aceptar el cargo de preceptor de su

hijo Alejandro, el heredero del trono. Trató Aristóteles de convertir al

futuro rey en un verdadero griego, pero Alejandro tendrá una visión

política imperialista al modo oriental, incompatible con los ideales

griegos de libertad, autonomía y ciudadanía.

En Pela, corte del rey de macedonia, Aristóteles tiene noticias del

trágico fin de Hermias, sometido a tortura y luego crucificado por haber

conspirado con Filipo II de Macedonia contra los persas. La aflición que

le causó queda de manifiesto en la inscripción y el bello himno que

compuso Aristóteles a su muerte. Cuando muere Filipo (335-334), Alejandro

sube al trono y Aristóteles regresa a Atenas donde funda El Liceo o

Perípatos (especie de peristilo o galeria cubierta donde se discutía y se

paseaba, que estaba situado cerca del santuario de Apolo Licio). Allí

ejerció sus propias enseñanzas durante trece años separado ya del

platonismo de la Academia.

En el Liceo se creará por primera vez una de las más importantes

bibliotecas en las que se recopilaban los más diversos temas:

investigación histórica, historiografía filosófica, obras científicas

sobre biología, física, etc.

A la muerte de Alejandro, en el 323, en Atenas se produce una reacción

antimacedónica, y como Aristóteles estaba ligado con la monarquía de

Macedonia, se le amenaza con un proceso de impiedad, acusándole de haber

inmortalizado a Hernias en el himno que le compuso a su muerte. Temiendo

correr la misma suerte que Sócrates, Aristóteles huyó de Atenas para

refugiarse en Calcis de Eubea, lugar de nacimiento de su madre y donde se

hallaba su propiedad familiar. Allí, una supuesta afección estomacal puso

fin a su vida al año siguiente, cuando tenía sesenta y tres años de edad.

Consciente de su muerte, dejó un testamento (conservado por Diógenes

Laercio) en el que deja a su familia (su hija Pytias, su hijo Nicómaco y

su segunda mujer Herpillis) bajo la protección de Antipáter, lugarteniente

de Alejandro, y a Teofrasto la dirección del Liceo. A la hija de su primer

matrimonio la entrega en nupcias a su ahijado Nicanor, hijo del tutor que

tuvo (Próxeno) cuando murieron sus padres. Aristóteles pide también que no

se venda a sus esclavos y que se los libere en la edad adulta.

LA OBRA DE ARISTÓTELES

Los escritos de Aristóteles pueden ser divididos en dos grupos:

1. Las "obras exotéricas"

perdidas en los primeros siglos de la era cristiana, fueron publicadas por

Aristóteles y literariamente eran diálogos similares a los de Platón.

Tenemos constancia de alguno de los títulos de estas obras: Eudemo o Del

Alma; Protréptico; Gryllos o De la Retórica (contra Isócrates); Sobre la

Justicia.

2. Los "escritos esotéricos"

Se trata de una serie de manuscritos, notas que probablemente Aristóteles

utilizaba en sus cursos en el Liceo. Son los únicos que se han conservado

y fueron ordenados y publicados por el último escolarca, Andrónico de

Rodas. En la actualidad seguimos la ordenación y los títulos que les dió

este último y listamos, a continuación, las obras según el sistema seguido

por Bekker.

Organon

De la Interpretación

Primeros Analíticos (dos libros)

Segundos Analíticos (dos libros)

Tópicos (ocho libros)

Refutaciones de Sofismas

Física (ocho libros)

Tratado del Cielo (cuatro libros)

De la Generación y de la Corrupción (dos libros)

Metereológicos (cuatro libros)

Tratado del Alma (tres libros)

Tratados biológicos:

[De la sensación

De la Memoria y del Recuerdo

De la interpretación de los sueños

De la respiración

De la Juventud y de la Vejez

De la lonjevidad y de la brevedad de la Vida.

De la Vida y de la muerte]

Historia de los Animales (diez libros)

De las partes de los animales

Del movimiento de los animales

De la marcha de los animales

De la generación de los animales (cinco libros)

Problemas (treinta y ocho libros)

Sobre Jenófanes, Meliso y Gorgias

Metafísica (catorce libros)

Ética a Nicómaco (diez libros)

Ética a Eudemo (cuatro libros)

Gran ética

Política (ocho libros)

Económica (dos libros)

Retórica (tres libros)

Poética (falta la segunda parte, sobre la comedia)

La Constitución de Atenas

Aristarco de Samos

Aristarco nació Samos -Grecia- en el año 310 a.C. y murió en el 220 a.C.

Fue discípulo de Estratón de Lampsacos jefe de la escuela peripatética

fundada por Aristóteles. Años después Aristarco sucedería a Teofrasto como

jefe de esta institución entre años 288 y 287 a.C.

Fue un hábil geómetra pero es poco lo que se conoce de su vida, sus

hipótesis sobre el universo se han extraído a partir de las referencias

hechas por otros autores después de su muerte.

Ptolomeo en el Almagesto lo nombra como un concienzudo observador de los

solsticios y equinoccios. Parece haber interpretado estas observaciones

correctamente, atribuyendo estos fenómenos al movimiento de la Tierra

alrededor del Sol. Dedujo por esto que era necesario que la órbita

terrestre estuviera inclinada para explicar los cambios de estación.

Arquímedes en el Arenario -El contador de Arena- se refiere a Aristarco y

su teoría así:

"Aristarco de Samos publicó un libro basado en ciertas hipótesis y en el

que parece ....... que el universo es muchas veces mayor que el que ahora

recibe ese nombre. Sus hipótesis son que las estrellas fijas y el Sol

permanecen inmóviles, que la tierra gira alrededor del Sol siguiendo la

circunferencia de un círculo con el Sol en medio de la órbita, y que la

esfera de las estrellas fijas también con el Sol como centro, es tan

grande que el circulo en el que supone que la tierra gira guarda la misma

proporción a la distancia de las estrellas fijas que el centro de la

esfera a su superficie."

Plutarco también hace referencia a Aristarco resumiendo su idea

geocéntrica en que el cielo es inmóvil y la Tierra se mueve sobre una

órbita inclinada rotando al mismo tiempo sobre su propio eje. En el mismo

texto, Plutarco relata que Cleantes (alrededor de 260 a.C.) denunció a

Aristarco por impío, basándose en que desplazó la Tierra del centro del

universo.

De la literatura doxográfica se deduce que Aristarco consideraba al Sol

como una estrella y probablemente que las estrellas eran soles.

De lo que se conoce de los pensamientos de sus sobre el cosmos se puede

resumir que:

Fue uno de los primeros en promulgar la teoría Heliocéntrica

Comenzó a medir la distancia y comparar los tamaños relativos en la

cosmología utilizando la trigonometría.

Explicó los movimientos de rotación y traslación terrestres

Dedujo que la orbita de la tierra se encuentra inclinada

Amplio el tamaño del universo conocido - aunque con un gran margan de

error ya que calculó que el Sol era 19 veces mas grande que la Luna y se

encontraba 19 veces mas lejos, actualmente se sabe que es 400 veces mas

grande y esta 400 veces mas lejos-.

Pudo asumir que el Sol era una estrella mas de las que se observan en el

cielo

Desafortunadamente solo una de las obras de Aristarco nos ha llegado a los

tiempos modernos - Sobre las magnitudes y las distancias del Sol y de la

Luna - y aunque la mayoría de sus ideas se conocen a través de terceros se

puede decir de este personaje fue uno de los que se ha presentado mas

avanzado a su época. Es probable que de no ser por ausencia de sus

escritos y por los ataques que se empezaron a sentir por grupos guiados

por las creencias y la Fe religiosa es probable que la historia de la

cosmología hubiera sido diferente y que Aristarco "El geómetra" tuviera el

reconocimiento que se merece.

GALILEO GALILEI (1564-1642)

Galileo nació en Pisa en 1564. Su padre, Vincenzo Galilei fue un músico de

indudable espíritu renovador, defensor del cambio de una música religiosa

enquilosada en favor de formas más modernas. El tipo de educación recibido por

Galileo queda patente en las siguientes palabras de su padre:

Me parece que aquellos que sólo se basan en argumentos de autoridad para

mantener sus afirmaciones, sin buscar razones que las apoyen, actúan en

forma absurda. Desearía poder cuestionar libremente y responder libremente

sin adulaciones. Así se comporta aquel que persigue la verdad.

A la edad de 17 años, Galileo siguió el consejo de su padre y empezó a cursar

medicina en la Universidad de Pisa. Más adelante decidió cambiar al estudio de

las matemáticas con el consentimiento paterno bajo la tutela del matemático

Ricci (expero en fortificaciones). Su notable talento para la geometría se hizo

evidente con un trabajo en el que extendía ideas de Arquímedes para calcular el

centro de gravedad de una figura.

A los 25 años se le asignó la cátedra de matemáticas en Pisa y a los 28, en

1592, mejoró su situación aceptando una posición en Venecia que mantuvo hasta la

edad de 46 años.

Venecia era una ciudad llena de vida, poblada por unos 150000 habitantes y

dedicada al comercio. Galileo se casó en 1599 con Marina Gamba de 21 años con

quien tuvo tres hijos. De entre sus amistades venecianas figura el joven noble

Sagredo, quien aparece como uno de los personajes del Diálogo concerniente a los

dos sistemas del mundo.

A la edad de 46 años, en 1610, Galileo desarrolló el telescopio consiguiendo

gracias a ello una posición permanente con un buen sueldo en Padua. Presentó sus

asombrosos descubrimientos: montañas en la luna, lunas en Júpiter, fases en

Venus. Astutamente, dio el nombre de la familia Medici a las lunas de Júpiter

logrando así el puesto de Matemático y Filósofo (es decir Físico) del Gran Duque

de la Toscana.

Los descubrimientos astronómicos de Galileo favorecían dramáticamente al sistema

copernicano, lo que presagiaba serios problemas con la Iglesia. En 1611, Galileo

fue a Roma para hablar con el padre Clavius, artífice del calendario Gregoriano

y líder indiscutible de la astronomía entre los jesuitas. Clavius era rehacio a

creer en la existencia de montañas en la luna, actitud que dejo de defender tras

observarlas a través del telescopio.

Pero, poco a poco, nuevos descubrimientos como el de las manchas solares

añadidos a la inusitada contundencia de Galileo para refutar y ridiculizar a sus

oponentes le fueron granjeando enemistades. La complejidad de la situación se

acentuó y Galileo fue reconvenido a no defender sus ideas. El cambio de Papa,

ahora Urbano VIII, inicialmente admirador de Galileo, le llevaron a aumentar el

nivel de defensa de sus ideas.

En 1932, en un entrañado laberinto de permisos oficiales poco claro, Galileo

publicó su Diálogo, donde su defensa acérrima del sistema heliocéntrico viene

acompañada de vejaciones e insultos hacia sus enemigos. La Inquisición tomó

cartas en el asunto más por desobediencia de las directivas eclesiásticas que

por el propio contenido de su obra. Un largo proceso inquisitorial llevó a un

viejo y decrepito Galileo a abdicar de sus ideas y verse confinado a una villa

en Florencia hasta su muerte en 1642.

Galileo, padre de la ciencia moderna, defendió la matematización de la

naturaleza, asentó el procedimiento científico y propició, para bien o para mal,

el divorcio iglesia-ciencia. Un fragmento del mismo Galileo, característico de

su estilo punzante, en respuesta a ideas defendidas por su enemigo Sarsi hace

patente su forma de pensar:

En Sarsi discierno la creencia de que en el discurso filosófico se debe

defender la opinión de un autor célebre, como si nuestras mentes tuvieran

que mantenerse estériles y yermas si no están en consonancia con alguien

más. Tal vez piense que la filosofía es un libro de ficción escrito por

algún autor, como la ilíada. Bien, Sarsi, las cosas no son así. La

Filosofía está escrita en ese gran libro del universo, que se está

continuamente abierto ante nosotros para que lo observemos. Pero el libro

no puede comprenderse sin que antes aprendamos el lenguaje y alfabeto en

que está compuesto. Está escrito en el lenguaje de las matemáticas y sus

caracteres son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin las

cuales es humanamente imposible entender una sola de sus palabras. Sin ese

lenguaje, navegamos en un oscuro laberinto.

Albert Einstein

Nacido el 14 de marzo de 1879, en Ulm, Alemania. Fallecido el 18 de abril de 1955, en Princenton, Estados Unidos.

Tímido y retraído, con dificultades en el lenguaje y lento para aprender

en sus primeros años escolares; apasionado de las ecuaciones, cuyo

aprendizaje inicial se lo debió a su tío Jakov que lo instruyó en una

serie de disciplinas y materias, entre ellas álgebra: "...cuando el animal

que estamos cazando no puede ser apresado lo llamamos temporalmente "x" y

continuamos la cacería hasta que lo echamos en nuestro morral", así le

explicaba su tío, lo que le permitió llegar a temprana edad a dominar las

matemáticas. Dotado de una exquisita sensibilidad que desplegó e el

aprendizaje del violín, Albert Einstein fue el hombre destinado a integrar

y proyectar, en una nueva concepción teórica, el saber que muchos hombres

de ciencia anteriores prepararon con laboriosidad y grandeza.

Nacido en Ulm, Alemania el 14 de marzo de 1879. Antes cumplir dos años, su

familia se trasladó a Munich, donde permaneció hasta 1895, período en el

cual vio su vida trastornada cuando su familia se trasladó a Italia

después del hundimiento de la firma eléctrica de su padre en Munich.

Dejado en Munich para que terminara el año escolar, Albert decidió muy

pronto abandonar el curso. y reunirse con su familia, cuando aún le

faltaban tres años para terminar su educación media. El colegio no lo

motivaba; era excelente en matemáticas y física pero no se interesaba por

las otras materias. Así, a la edad de dieciséis años, Albert tuvo la

oportunidad de conocer la gran tradición cultural italiana; admirar las

obras de Miguel Ángel, que le impactara profundamente, y recorrer Italia

pensando y estudiando por su cuenta. Durante este período empezó a

contemplar los efectos del movimiento a la velocidad de la luz, un

rompecabezas cuya resolución cambiaría para siempre la, física y la

cosmología.

En Italia tuvo toda la libertad que quería y gozó por un tiempo de su

vida, pero su padre lo obligó a pensar en la universidad. Regresó a Munich

y luego se traslado a Zurich, en Suiza, para continuar sus estudios. En

esta última ciudad no pudo ingresar a la universidad debido a no haber

completado sus estudios secundarios. Alternativamente decidió incorporarse

al Instituto Politécnico de Zurich, donde logró estudiar física y

matemáticas con Heinrich Weber y Hermann Minkowski. Fue condiscípulo de

Marcel Grossmann, que llegó a ser su gran amigo. Pero en la nación

helvética, los caminos que tuvo que recorrer Albert Einstein no fueron

fáciles. Llegó a conocer el hambre, la segregación académica - por no ser

suizo - y también llegó a casarse con una joven matemática croata, Mileva

Maric, luego de haber terminado sus estudios, en el año 1900, y de haber

obtenido la nacionalidad suiza.

Con la graduación llegó el final de la asignación que le pasaba su

familia, y Einstein tuvo que buscar trabajo. Sin recomendaciones -más

tarde recordó que "no estaba en buenas relaciones con ninguno de sus

anteriores maestros"-, no pudo encontrar ningún trabajo permanente y tuvo

que arreglárselas de maestro para dictar clases particulares y/o a tiempo

parcial. Después de dos años de empleos esporádicos, Einstein se volvió a

beneficiar de la amistad de Marcel Grossmann, a quién había conocido en

sus tiempos de estudiantes del Instituto Politécnico de Zurich, que por

aquel entonces estaba enseñando matemáticas. A través de su contacto

familiar, Grossmann consiguió para Einstein un puesto como experto técnico

de tercera clase en la Oficina de Patentes suiza en Berna.

Trabajando en la oficina de patentes de Berna, Einstein pudo escamotear

tiempo en su trabajo, gracias al dominio que había logrado en las

funciones que desempeñaba, y dedicarlo para sus propios estudios sobre

temas tales como las propiedades físicas de la luz. Por las noches

trabajaba en ciencias o invitaba a algunos amigos a su apartamento para

hablar de física, filosofía y literatura. Estas reuniones solían ser

animadas y ruidosas duraban hasta altas horas de la noche, ante la

irritación de sus vecinos. Aunque Einstein era esencialmente un solitario,

la oportunidad de desarrollar ideas y probarlas sobre los agudos

intelectos de sus amigos era valiosísima. Empezó a publicar los resultados

de sus investigaciones en uno de los principales diarios científicos, y

focalizó sus intuitivos análisis sobre las implicaciones de la cuestión

que lo había intrigado años antes: ¿Cómo sería cabalgar en un rayo de luz?

A la temprana edad de veintiséis años, Einstein publicó cuatro trabajos

científicos. En uno postula los cuanta de luz, para explicar el efecto

fotoeléctrico. El segundo trabajo era acerca del movimiento browniano. Sin

duda el trabajo más importante fue el titulado «Acerca de la

electrodinámica de los cuerpos en movimiento», donde expone la relatividad

especial. En él plantea dos postulados que tienen inmensas consecuencias:

Todos los observadores que se mueven entre sí con velocidad constante

son equivalentes en lo que a las leyes de la física se refiere. Este es

el principio de relatividad que excluye la noción de espacios y tiempos

absolutos.

La velocidad de la luz en el vacío es la misma para todos los

observadores, 299.792 kilómetros por segundo, y es independiente del

movimiento relativo entre la fuente de luz y el observador. Este

postulado explica el resultado negativo del experimento de Michelson y

Morley. En esos primeros años Einstein plantea su famosa relación E = m

x c2, el producto de la masa por el cuadrado de la velocidad de la luz

dan la energía asociada a una masa m. Masa y energía son dos formas

equivalentes. Esto produjo una revolución en nuestra comprensión de la

física del Sol y las estrellas y constituye la base de la energía

nuclear.

Hacia 1909, fue nombrado profesor del Instituto Politécnico de Zurich.

Actividad docente que luego desarrolló en Praga y Berlín. Einstein trabajó

afanosamente en una generalización de su teoría de la relatividad. En

1911, formula el principio de equivalencia entre un movimiento acelerado y

un campo gravitacional.

Separado de su primera mujer, con la cual tuvo dos hijos varones, contrajo

matrimonio con su prima Elsa Einstein en 1915, que también era separada y

con dos hijas. Un año después, en 1916, dio a conocer su teoría general de

la relatividad, en un periodo pleno de vivacidad y alegría. Escribió a uno

de sus amigos: "En el curso de este último mes he vencido el periodo más

excitante de mi vida y el más fructífero". En la relatividad general,

geometriza la gravitación. Una masa deforma el espaciotiempo a su

alrededor y Einstein proporciona las matemáticas que permiten calcular

punto a punto la "geometría" en la vecindad de una masa.

Pese a ser de una concepción eminentemente de base de matemática

abstracta, la relatividad general tenía un gran número de aplicaciones

concretas. Por un lado, explicaba una desconcertante discrepancia en la

órbita de Mercurio, el planeta más interior del sistema solar. El

perihelio del planeta -el punto en el que está más cerca del Sol- avanzaba

cada año en una cantidad significativamente más grande que la predicha por

las leyes de Newton. En sus esfuerzos por explicar la diferencia, los

astrónomos habían especulado durante algún tiempo en la existencia de un

pequeño planeta que orbitara entre Mercurio y el Sol. Einstein demostró

que ese cuerpo era innecesario. Su nueva teoría de la gravedad explicaba

completamente el misterio de la órbita de Mercurio como una consecuencia

del espacio intensamente curvado en las inmediaciones del Sol.

El éxito de esta primera aplicación de la teoría a la observación

complació enormemente a Einstein: " Estuve fuera de mí por el éxtasis

durante días", escribió a un amigo. La hazaña impresionó también a sus

colegas científicos, pero después de todo era una explicación a hechos ya

conocidos.

La primera comprobación empírica de la teoría de la relatividad ocurrió,

cuando mediciones hechas durante el eclipse total de Sol de 1919

demostraron que sus cálcalos, sobre la curvatura de la luz en presencia de

un campo gravitatorio, eran exactos. Cuando se dieron a conocer los

resultados en la Royal Society de Londres, su presidente expresó

emocionadamente: "No se trata en este caso del descubrimiento de una isla

alejada del mundo, sino de todo un nuevo continente de nuevas ideas

científicas. Es el más grande descubrimiento concerniente a la gravitación

que se haya hecho después que Newton enunció sus principios".

Pero junto con la gloria también se hizo presente el dolor. En poco tiempo

había perdido a su hijo Eduardo y fallecían dos de sus hijas: Ilsa y la

que había tenido con su primera esposa.

Albert Einstein fue galardonado con el Premio Nobel de Física en el año

1921, por sus investigaciones sobre el efecto fotoeléctrico y sus grandes

aportaciones en el terreno de la física teórica.

Desde comienzos de los años '30, y con el avenimiento en Alemania del

nazismo, su vida se caracterizó por sus continuos viajes obligados,

protegiéndose del régimen gobernante alemán, y por su decidida oposición a

éste. Vivió en Coq, Bélgica, accediendo a una invitación de los reyes.

Estuvo asimismo en Francia y Gran Bretaña, para finalmente echar raíces en

Estados Unidos y, a contar de 1933, establecerse en Princenton. Allí

falleció en 1936 su segunda esposa. En 1940, obtuvo la nacionalidad

norteamericana y, hasta su muerte, acaecida el 18 de abril de 1955,

Einstein trabajó por integrar en una misma teoría las cuatro fuerzas de la

naturaleza: gravedad, electromagnetismo, y las subatómica fuerte y débil,

las cuales comúnmente reconocemos como «fuerzas de campo».

Einstein escribió numerosos artículos de divulgación para revistas

científicas, dictó conferencias que transcribieron, y algunos libros. Los

títulos más destacados: Electrodinámica de los cuerpos en movimiento,

Fundamentos de la teoría de la relatividad general, Sobre la teoría del

campo unificado, Mis ideas y opiniones; La física, aventura del

pensamiento, esta última obra escrita en colaboración con Leopold Infeld.

Isaac Newton

Nacido el 25 de diciembre de 1642, en Woolsthorpe, Inglaterra.

Fallecido el 20 de marzo de1727, en Cambridge, Inglaterra.

Newton es el más grande de los astrónomos ingleses; se destacó

también como gran físico y matemático. Fue en realidad un genio al cual

debemos el descubrimiento de la ley de gravitación universal, que es una

de las piedras angulares de la ciencia moderna. Fue uno de los inventores

del cálculo diferencial e integral. Estableció las leyes de la mecánica

clásica, y partiendo de la ley de gravitación universal dedujo las leyes

de Kepler en forma más general. Logró construir el primer telescopio de

reflexión. También son importantes sus contribuciones al estudio de la

luz. Sus obras más importantes publicadas son la Optica, en la que explica

sus teorías sobre la luz, y la obra monumental Philosophiae Naturalis

Principia Mathematica, comúnmente conocida como Principia, en la cual

expone los fundamentos matemáticos del universo.

Desde el momento de su nacimiento prematuro (con sólo un kilogramo de

peso, se dijo que era lo bastante pequeño como para caber en una jarra de

un litro), la vida de Newton estuvo presidida por la agitación. Su padre,

que era granjero, había muerto de neumonía unos meses antes, y su madre

luchó por sacar adelante la granja de la familia en Woolsthorpe, una aldea

a unos 150 kilómetros al norte de Londres. Eran tiempos difíciles en el

país. Una sangrienta guerra civil que trastornaría Inglaterra durante seis

años había empezado en 1642 en Nottingham, no lejos de Woolsthorpe. Los

ejércitos contendientes del rebelde parlamentario Oliver Cromwell y los

realistas de Carlos I avanzaban y se retiraban regularmente por entre los

pequeños pueblos.

Cuando Isaac tenía tres años su madre volvió a casarse, dejando a su hijo

al cuidado de sus abuelos. Su primera educación la recibió en las escuelas

de los pueblos cercanos. A los doce años fue inscrito en la escuela

primaria de Grantham, una ciudad a diez kilómetros de su hogar. Allá

estudió latín -el idioma de la gente instruida en Europa- y la Biblia,

pero tuvo poco contacto con las matemáticas o las ciencias. El joven

Newton vivía en la casa de un tal William Clarke, el farmacéutico de la

ciudad, que tenía una de las mejores bibliotecas del lugar y una hermosa

hijastra, con la que más tarde Newton tuvo un romance adolescente, el

primero y último de su vida. Se llevaba mal con los demás muchachos de la

escuela, que al parecer lo encontraban extraño y demasiado listo.

La rápida mente que alienaba a los compañeros de clase de Newton halló

muchas salidas durante sus años en Grantham. Años más tarde, los

residentes de la ciudad recordarían los inventos mecánicos que realizaba

mientras los demás muchachos se dedicaban a jugar. Newton construyó un

pequeño molino de viento de madera. Hizo un carrito que podía propulsar

haciendo girar un torno mientras se sentaba en él. Incluso diseñó una

linterna plegable de papel que utilizaba para iluminar su camino a la

escuela las mañanas oscuras. Cautivado por el principio de los relojes de

sol, aprendió a calcular no sólo la hora sino también el día del mes, y a

predecir acontecimientos como los solsticios y los equinoccios. Incluso el

viento lo fascinaba. Un día, cuando Newton tenía dieciséis años, se alzó

una gran tormenta. Mientras la gente prudente buscaba refugio del viento,

el joven realizó lo que más tarde recordaría como su primer experimento

científico. Primero saltó con el viento, luego contra él. Comparando las

distancias de los dos saltos, fue capaz de estimar la fuerza del

ventarrón.

Poco después, Newton fue llamado de la escuela para ocuparse de la granja

de la familia. Un viejo sirviente de confianza recibió la tarea de

enseñarle todas las habilidades necesarias, pero Newton nunca puso su

corazón en el trabajo. Construía un molino de agua en el arroyo -completo

con presas y compuertas- mientras sus ovejas sin vigilar invadían los

campos de maíz del vecino. Los días de mercado sobornaba a un sirviente

para que se ocupara de las compras y las ventas a fin de poder pasar el

tiempo trasteando con nuevos artilugios o leyendo. Su curiosidad,

virtualmente ilimitada en asuntos de ciencias e invenciones, tenía

evidentemente un límite: no se extendía hasta la agricultura.

Después de sólo nueve meses, la familia decidió que tal vez aquel curioso

manipulador estuviera mejor en la escuela. El maestro de Grantham, que

insistía en que los talentos de Newton se estaban desperdiciando en la

granja, se ofreció a alejarlo en su propia casa. Así, en otoño de 1660,

Newton regresó a Grantham a fin de prepararse para la universidad. En

junio del año siguiente estaba listo para ir a Cambridge. Deseaba ya

convertirse en profesor.

Newton se pagó su estancia en Cambridge realizando trabajos serviles para

los estudiantes más ricos. También puede que sacara algunos beneficios

prestando la pequeña cantidad que recibía de su madre. Ninguna de estas

actividades le reportó muchos amigos. Como en Grantham, era incapaz de

ocultar su inteligencia; más aún, había adoptado una actitud puritana muy

poco común en aquellos tiempos, en los que la mayoría de los académicos

habían descubierto las delicias de los cafés y las cervecerías. No

satisfecho con abstenerse de estos placeres, Newton inició incluso una

lista codificada de sus propios pecados, que incluían ofensas tales como

«tener pensamientos y palabras y acciones y sueños sucios».

En Cambridge, Newton llenó su soledad con el estudio de una amplia

variedad de temas, que iban desde la astrología hasta la historia. Al

final de su etapa de no graduado en 1664, había descubierto también las

matemáticas y la filosofía natural, un campo que abarcaba los temas hoy

conocidos como ciencias físicas.

Newton se estaba preparando para empezar el trabajo de posgraduado cuando

su vida dio otro brusco giro. Inglaterra fue golpeada por la peste

bubónica, que se llevó consigo miles de vidas, sobre todo en ciudades como

Londres y Cambridge, cuyos sucios y atestados arrabales proporcionaban un

caldo de cultivo ideal para la enfermedad transmitida por las ratas. La

universidad cerró temporalmente mientras sus estudiantes huían a regiones

rurales menos afectadas. Newton regresó a Woolsthorpe, visitando Cambridge

de tanto en tanto para usar su biblioteca. Tranquilo al calor de

Lincolnshire, puso a trabajar su poderoso intelecto en una amplia gama de

problemas científicos y matemáticos, sentando las bases a toda una vida de

logros. Construyó la primera versión funcional de un nuevo instrumento

astronómico, el telescopio de reflexión, que usaba un espejo curvo en vez

de lentes para enfocar la luz. Desarrolló una nueva y poderosa rama de las

matemáticas llamada cálculo. Y efectuó el trabajo fundamental de su teoría

de la gravitación.

El relato popular del origen de esa teoría -que Newton la concibió en el

verano de 1666 tras ver caer una manzana de un árbol- es imposible de

confirmar, pero la tradición ha señalado un árbol de la granja familiar

como aquel del que cayó la manzana. Cuando el árbol murió en 1820, fue

cortado a trozos, que fueron cuidadosamente conservados. En cualquier

caso, algo durante este período dirigió los pensamientos de Newton hacia

la idea de la ley universal de la gravitación.

Su gran tratado Principios Matemáticos de Filosofía Natural, publicado en

1687 presenta los estudios de Newton durante más de veinte años en

relación a la mecánica terrestre y celeste. Allí enuncia la ley de

gravitación: dos cuerpos se atraen con una fuerza proporcional a sus masas

e inversamente proporciona] al cuadrado de la distancia que las separa.

Además presenta en su gran libro los tres principios de la mecánica:

1. Todo cuerpo permanece en reposo o continúa su movimiento en línea

recta con velocidad constante si no está sometido a una fuerza exterior.

2. El cambio de movimiento de un cuerpo es proporcional a la fuerza

exterior, inversamente proporcional a la masa del cuerpo, y tiene lugar

en la dirección de la fuerza.

3. A toda acción se opone una reacción, igual y de sentido contrario.

Las leyes de Kepler del movimiento planetario se refieren al conjunto, son

integrales. La ley de Newton de la gravitación universal, por el contrario

es diferencial, permite deducir el estado que tendrá un sistema a partir

del que tenía un instante anterior; por definición satisface la

causalidad. Antes de Newton no había ningún sistema de causalidad física.

Con Newton el peso de un cuerpo sobre la superficie terrestre se

identifica con la fuerza de atracción entre los dos astros, el movimiento

de los proyectiles con el curso de los satélites; las mareas se explican

por la atracción luni-solar; se calculan las perturbaciones entre los

planetas; se calculan las órbitas de los cometas; se predice el

achatamiento del globo terrestre; se explica la precesión de los

equinoccios por la atracción del Sol sobre el abultamiento ecuatorial

terrestre. Después de Newton los grandes matemáticos pudieron extender los

dominios de la razón a todos los rincones del sistema solar. La

importancia filosófica de la obra de Newton es extraordinaria; la forma en

que el ser humano enfrentó la naturaleza el siglo XVIII y XIX es una

consecuencia de los descubrimientos del gran sabio inglés.

Newton en su camino a la cima intelectual que representa los Principia

inventó el cálculo de fluxiones (nuestro moderno cálculo diferencial e

integral) que hubiese sido por sí solo mérito suficiente para situarlo

entre los grandes intelectuales de la humanidad. Gracias a su rigor

analítico extraordinario y a su nueva y poderosa arma matemática, Newton

logró resultados donde muchos intelectuales de su época caminaban en las

tinieblas.

Los méritos de Newton no se reducen al campo de la mecánica y las

matemáticas; también la óptica supo de su talento. Descubrió que la luz

blanca puede ser descompuesta en todos los colores del arcoiris al hacerla

pasar por un prisma, iniciando con ello el análisis espectral, base de la

astrofísica contemporánea. Además Newton construyó un telescopio

reflector. Sus estudios sobre la luz lo llevaron a publicar en 1704 su

Tratado sobre óptica, donde además detalla su teoría corpuscular para la

naturaleza de la luz. Los últimos años de su vida los destino a profundas

meditaciones teológicas, alejado casi totalmente de aquellos quehaceres

intelectuales para los cuales no tuvo rival.

De Aristóteles a Einstein.

Biografías de grandes físicos de la historia

Vídeos relacionados