Finis mundi; Laura Gallego García

Literatura española contemporánea. Siglo XX. Novela. Narrativa juvenil. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

  • Introducción

  • Eje del presente

  • Eje del futuro

  • Eje del pasado

INTRODUCION

Francia. Año 997 de nuestra era. Michel, un joven monje de Cluny, se embarca en una peligrosa misión. Según las revelaciones escritas en unos pergaminos, que Michel consigue salvar del incendio de su monasterio, donde pone que el mundo se acabará en el año 1000 y sólo hay una manera de evitarlo: invocando al Espíritu del Tiempo y dándole una razón para que le conceda a la humanidad mil años más. Pero antes hay que reunir los tres Ejes sobre los que gira la Rueda del Tiempo.

Junto con Michel viaja Mattius, un juglar trotamundos, y Lucía, una joven gallega que quiere ser juglaresa, que recorrerá la Europa medieval junto a ellos en busca de las joyas. Aunque continuamente tendrán que hacer frente a los miembros de la Cofradía de los Tres Ejes, una secta que predica el reinado del Anticristo y quiere evitar que el Espíritu del Tiempo sea invocado. Alinor de Bayeux es la aparentemente inofensiva dama normanda que mueve todos los hilos de la Cofradía de los Tres Ejes; al final, los cofrades descubrirán su traición y se vengarán de ella.

EL EJE DEL PRESENTE

Año 997. Michel y Mattius van en busca de Aquitania y de la tumba de Carlomagno que es donde el monje cree que se encuentra el eje del presente. Van pasando aventuras por distintos pueblos y ciudades en las cuales van conociendo gente y recaudando dinero con las actuaciones del juglar.

Por fin y con la ayuda de Jaques consiguen llegar al palacio de Aquitania, conocen al capellán y tienen su primer encuentro con García Núñez el jefe de la cofradía de los tres ojos y el anticristo. El capellán es asesinado por la cofradía. Como Michel suponía el eje se encontraba en la tumba de Carlomagno, este se encontraba intacto como si los años no hubiesen pasado por él. Al cogerlo de su pecho Carlomagno se descompone a velocidad de vértigo hasta quedar convertido en polvo.

EL EJE DEL FUTURO

Año 998. Según los pergaminos de Michel el eje del futuro estaba en un lugar perdido de la tierra. Mattius pensó que seria en Finisterre en Santiago de Compostela. Por el camino de peregrinación hasta Santiago y en una posada encuentran a una joven llamada Lucía que quiere ser juglaresa. Mattius no quiere que los acompañe porque es un peso y las juglaresas tienen mala reputación y acaban tomándolas por prostitutas.

De camino a Santiago se encuentran con la cofradía de los tres ojos que de nuevo intenta detenerles pero gracias a la abuela de Lucía una meiga de gran poder consiguen seguir hacia su objetivo.

Una vez que llegan a Santiago, que había sido saqueada por los moros, intentan conseguir la mayor información posible de una ermita perdida a lo largo de Finisterre. Durante tres meses ayudan a reconstruir Santiago, con la ayuda de juglares del gremio, compañeros de Mattius y de Lucía.

Lucía sabía donde estaba esa ermita ya que su abuelo había sido pescador, así que siguen su camino hacia el eje del futuro. Por fin encuentran la ermita y bajo un pedestal encuentran el eje del futuro, y a la salida se encontraron con la cofradía a la que de nuevo consiguieron derrotar aunque también perdieron un juglar.

EJE DEL PASADO

Buscando el eje del pasado se embarcaron hacia Britania Michel, Mattius y Lucía, abordo conocen a Alinor, que es la esposa de un noble normando Lucia se hizo sirvienta de Alinor para ganar un poco de dinero.

Una vez allí Michel se va a ver al arzobispo de Winchester, Mattius a las tabernas a aprender el idioma cuanto antes Alinor se inventa una trama para meter a Mattius en los calabozos porque la dama normanda era la cabecilla de la cofradía de los tres ojos y había seguido a los tres muchachos hasta aquí porque no sabía donde se encontraba el tercer eje, el eje del pasado.

Encarcelan a Mattius y a Michel pero Lucía consigue escapar en el saquillo que lleva los dos ejes y se va en busca del tercer eje. Cabalga durante dos días por el medio del bosque hasta que se encuentra con el último druida existente. Este le da información sobre el círculo de los druidas donde se encuentra el eje del pasado.

Lucía se introduce en el bosque y a las horas llega al círculo de los druidas. Excavó al lado de una piedra plana y topó con una cajita de madera y en su interior se encontraba el tercer eje. Puso los tres ejes sobre la piedra, los tres brillaban, pero Alinor llego donde ella estaba y se los arrebató. Al poco rato llego García y mató a Alinor y al caballero que le acompañaba, Mattius con su perro, Michel y Sirius, se abalanzaron sobre García y acabaron con él.

Los tres muchachos se colocaron frente a los tres ejes que estaban sobre la piedra y cogieron uno cada uno, cerraron los ojos y una voz dijo: -He llegado, estoy aquí; ¿Qué queréis? -Queremos que la rueda del tiempo siga girando. La voz contestó: -Para qué, si el hombre la esta desperdiciando.

De pronto millones de imágenes del presente del pasado y del futuro y de cada rincón de la Tierra fueron proyectadas en sus mentes y vieron el hambre, la pobreza, también la riqueza y la felicidad; los inventos del futuro, las máquinas más eficaces…y Michel vio el nacimiento de un hijo entre Mattius y Lucía…

El espíritu del tiempo dijo: - Veis como el mundo esta viejo, debe morir, aunque deje mil años mas de vida el hombre se destruirá el solo…-Michel le hizo ver al espíritu del tiempo la imágenes mas felices, un nacimiento, una meta conseguida, el amor entre amigos, esposos, hermanos, padres e hijos… el espíritu dijo a Michel: -¿Sigues confiando en el hombre después de estas imágenes?-Si, contesto Michel

Para que haya un nuevo milenio debéis darme algo a cambio. Antes de que Mattius o Lucía dijeran algo, Michel se adelantó y dijo: -Mi vida, entrego mi vida para que se pueda vivir mil años más…

Michel vio una luz blanca muy brillante y sintió un extraño dolor dentro de sí y se esforzó por soportarlo y seguir adelante. De pronto todo acabó.

Mattius y Lucía enterraron a Michel junto al eje del presente para que su cuerpo se mantuviese intacto como el de Carlomagno. Lucia, Mattius y Sirius marcharon al gremio de juglares a contar toda su aventura.