Fin de la Segunda Guerra Mundial

Historia universal contemporánea. Siglo XX. Consecuencias. Guerra Fría. OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte). Pacto de Varsovia

  • Enviado por: Manuel Carrascosa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

TEMA 15: EL NUEVO ORDEN MUNDIAL TRAS LA IIª GUERRA: LOS BLOQUES Y LA “GUERRA FRÍA”.

15.1.-El final de la guerra y las “esferas de influencia”: en Europa: la cuestión alemana y 15.2.-Los comienzos de la “guerra fría”: la sovietización de la Europa centro-oriental.

Las relaciones internacionales de la postguerra corresponden a un sistema bipolar, es decir, se articulan en torno de cada una de las dos grandes potencias mundiales: EEUU y URSS, que constituyen los polos hacia los cuales son atraídos los países que gravitan en los campos respectivos. El mundo queda así dividido en dos grandes grupos antagónicos:

1º- EL captitalista occidental, bajo la hegemonía de EEUU, cuya superioridad industrial y financiera, le permite “prestar ayuda” a los países considerados amigos, consiguiendo de esta forma su supeditación política o alianzas favorables.

EEUU también se sitúa en situación privilegiada por su superioridad en armamentos, con el monopolio de la bomba atómica hasta 1949, en esta fecha la fabrica también la URSS y por su dominio en el Atlántico y en el Pacífico, lo que le proporciona un cinturón de seguridad.

2º- El comunista oriental, bajo la hegemonía de la URSS, que se caracteriza por:

-Su predominio en la Europa Central y Oriental, gracias a la satelitización de los países librados en la Segunda Guerra Mundial por el ejército ruso.

-El hecho de formar un compacto bloque euroasiático, fácil de defender y con grandes posibilidades autárquicas.

-Obtención de la bomba atómica en 1949.

-Triunfo de Mao en China, lo que supone una mejora favorable a la URSS en el equilibrio de fuerzas.

Las diferencias entre ambos bloques son de tipo económico, político e ideológico:

Los países comunista tienen un sistema económico basado en la propiedad colectiva o estatal de los medios de producción y una economía de planificación.

El ejercicio de los derechos ciudadanos (de expresión, asociación, etc.) sólo es permitido en la medida en que coincide con los intereses del partido comunista, único permitido en el poder.

En los países capitalistas, el sistema tiene como base fundamental la propiedad privada de los medios de producción y la economía de libre empresa y libre mercado, lo que origina la diferencia de las clases sociales y provoca la lucha de clases.

-El reparto del mundo: URSS y EEUU como potencias hegemónicas:

Las conferencias de Yalta y Postdam habrían ya fijado un primer reparto de zonas de influencia todavía a tres bandos: EEUU, Inglaterra y URSS. La distribución de Europa central y oriental dejó las manos libres a la URSS en Polonia, Yugoslavia, Hungría y Checoslovaquia, pero Alemania y Austria se convirtieron en zonas de conflicto entre los occidentalistas y la URSS. EEUU se iba convirtiendo en el primer garante de dichos acuerdos con una intervención militar y diplomática constante en asuntos.

Las dos grandes potencias no estaban equilibradas, especialmente en el terreno económico y técnico la superioridad norteamericana sobre una URSS recién industrializada en sus sectores básicos, pero también habiendo sufrido importantes devastaciones de guerra, era evidente.

Los EEUU convirtieron la Europa occidental castigada por la guerra, hundida económicamente y sin mayor fuerza militar, en una plataforma excelente para asegurar su expansión económica y militar.

-La “guerra fría”: enfrentamiento entre los dos bloques.

EL enfrentamiento global entre estos dos bloques (occidental y oriental) tiene su raíz originaria en el conflicto ideológico entre la doctrina liberal-capitalista y el ideario comunista.

La lucha de dos estrategias orientadas a un mismo fin: la dominación hegemónica de una u otra potencia mundial sobre la mayor parte del mundo.

Truman, presidente de los EEUU de 1945 a 1952, formuló esta estrategia en 1947 con la llamada doctrina “Truman”, defendiendo el derecho y el deber de su país de intervenir militarmente y expansionarse económicamente para ayudar a los Estados amenazados por el avance comunista.

Por su parte, Stalin sostenía que la lucha por la paz se identificaba con la lucha de los pueblos contra el imperialismo y el capitalismo.

-La cuestión alemana.

La división del territorio alemán en cuatro zonas de ocupación militar y administración política de las cuatro potencias, será una fuente de conflictos. Los aliados occidentales, por un lado, y la URSS, por otro, intentan configurar una Alemania renovada lo más identificada con sus concepciones políticas.

En 1948, los aliados occidentales decidieron unificar políticamente sus zonas de ocupación, autorizar su transformación en Estado soberano en un proceso constituyente que ellos controlarían y apoyar económicamente a la nueva República alemana así surgida. EEUU, por su parte, incluía a estos territorios en el Plan Marshall de reconstrucción económica.

En 1949 se constituirá la República Federal Alemana.

Por su parte, en la zona soviética se van nacionalizando las industrias y minas fundamentales. En 1949, nuevas elecciones y nuevo Congreso, que ratifican la constitución de la nueva República Democrática Alemana.

La URSS impone en su zona el bloqueo de Berlín (ocupado por las cuatro potencias, a pesar de encontrarse en la zona soviética), salvado por el puente aéreo norteamericano.

En 1950 los aliados garantizan la seguridad territorial y soberanía de la República Federal y de Berlín, autorizando su rearme y constitución de su propio ejército: Reconocen en el gobierno de Bonn al representante de toda Alemania.

En 1954 fracasa la Conferencia de Berlín, de la que pretendía obtener un plan de reunificación aceptado por todos, y en 1955 tampoco se consigue nada en la Conferencia de Ginebra. Entretanto, la República Federal entraba en la OTAN con su propio ejército en 1954, mientras que la República Democrática se unirá en 1956 al Pacto de Varsovia. La adscripción de ambas Alemanias a cada uno de los bloques era un hecho consumado.

15.3.- La disuasión nuclear y los focos de conflicto:

-La guerra de Corea.

La península de Corea también había sido dividida dos zonas de ocupación por el paralelo 38. La norte, soviética; la sur, americana. E igual que en Alemania, los acuerdos de reunificación no tuvieron ningún resultado. En 1948 se constituyen la República de Corea del Sur y la República Popular de Corea del Norte, retirándose las tropas soviéticas y americanas.

Unos incidentes en la línea divisoria desencadenan en 1950 la guerra. Los éxitos iniciales de las tropas del Norte mueven a los EEUU a intervenir militarmente, al mismo tiempo que consigue que la ONU declare agresor a Corea del Norte. Las tropas americanas formando parte totalmente de un contingente de la ONU, bajo el mando de Mac Arthur, invaden Corea del Norte y llegan a la frontera china. China Popular interviene entonces al lado de los comunistas coreanos, rechazando la ofensiva aliada, estabilizándose de nuevo los frentes en el mismo paralelo 38. En 1953 se consigue el armisticio, que deja las cosas como estaban.

-Oriente Medio.

La tensión que se arrastraba en la zona de Palestina desde antes de la guerra mundial, por los enfrentamientos entre palestinos y judíos, se agudiza partir de la creación del Estado de Israel en 1948 y la expulsión de numerosos árabes de sus territorios.

La riqueza petrolífera de los Estados árabes va a provocar la perpetuación en esta zona de las ambiciones imperialistas anglo-francesas, apoyadas por los EEUU.

El régimen nacionalista árabe, implantado en Egipto por Nasser trata en convertirse en un aglutinante de este sentimiento arabista, orientándolo tanto contra el Estado de Israel como contra la dominación económica occidental.

En 1956 toma una audaz iniciativa: nacionaliza el Canal de Suez, indemnizando a los accionistas británicos y franceses.

El Estado de Israel, que, por otra parte, se estaba convirtiendo en la base predilecta de la penetración occidental en Oriente Medio, aprovecha la ocasión para desencadenar un ataque militar por sorpresa sobre Suez, mientras tropas expedicionarias inglesas y francesas ocupan la zona del Canal.

La URSS toma partido a favor de Egipto y amenaza con intervenir. La ONU, con la abstención de los EEUU, condena la acción de Israel, de Inglaterra y Francia. Estas últimas no tienen más remedio que retirarse.

-La guerra del Vietnam de 1962 a 1974, extendida desde 1970 a toda la península Indochina y que requirió la intervención directa e incluso masiva de las tropas y la maquinaria militar de EEUU, de ahí que su derrota haya sido traumática.

-Las guerras periódicas en Oriente Medio.

-Por lo que se refiere a América Latina, podemos decir, que a excepción hecha de Cuba, se mantiene pese a sus convulsiones, bajo la hegemonía norteamericana de una manera segura.

No obstante sería un error pensar que este nuevo sistema de relaciones no ha mostrado sus fallos. Pensemos en la crisis del Caribe de 1962, que pareció apunto de provocar el enfrentamiento global o la tensión surgida de la intervención soviética en Checoslovaquia en 1968.

La crisis del Caribe se provocó cuando los servicios de espionaje norteamericanos descubrieron que barcos soviéticos con dirección a Cuba transportaban cohetes con cabeza atómica destinados a establecerse en la costa de la isla más próxima a los EEUU. Kennedy lanzó un ultimátum y decretó el bloqueo del Atlántico. Finalmente se llegó a una solución negociada, renunciando la URSS a la instalación de dichos cohetes.

-La carrera de armamento: la disuasión nuclear:

Una de las consecuencias de esta lucha por la hegemonía será el lanzamiento de ambas potencias a una carrera de armamentos.

Se trata de tener siempre el arma más efectiva, más sofisticada y perfeccionada, en la seguridad de que cualquier ventaja en este terreno es fácilmente recuperable por el antagonista.

Al propio tiempo se trata de incrementar la superioridad de las dos grandes potencias sobre cualquier otro país en este terreno, con lo cual, a la vez que los arrastran en dicha carrera, les obligan a depender de sus ventas en este mercado.

Las armas nucleares son parte fundamental de este arsenal del equilibrio del terror, En 1949 la URSS consigue experimentar su primera bomba atómica.

Misiles y cohetes de largo alcance, dotados incluso de cabezas atómicas. La posibilidad de utilización de los satélites artificiales y vehículos espaciales para los ataques militares.

Frente a esta carrera, los distintos planes de desrame o limitación de armamentos han tenido hasta ahora escasa rentabilidad.

15.4.- Los organismo internacionales.

EL bloque económico, político y militar occidental, encabezado por los EEUU, se da su forma jurídica institucionalizada en la OTAN, claramente dirigida contra una amenaza comunista interior o exterior.

La OTAN se crea en Washington en 1949 con el objetivo, según sus estatutos, de defensa de las libertades democráticas a través de una estrecha colaboración política y económica.

Este bloque también actuará conjuntamente en la labor de asegurar la hegemonía en Asia, así surgirá la SEATO (en el sudeste asiático).

El 26 de junio de 1945 se constituye la ONU, que integra inicialmente a 50 Estados. Sus objetivos, proclamados en la carta fundacional, serán asegurar la paz por medio pacíficos, la defensa de los derechos del hombre, la igualdad de todos los pueblos. Admite la posibilidad de aplicar sanciones económicas o políticas, o el empleo de fuerzas armadas, cedidas por sus miembros, con fines pacificadores. Podrán ingresar en ella todos los Estados que reconozcan la Carta de la ONU.

Sus órganos más importantes son la Asamblea General, anual; toma decisiones por mayoría de dos tercios, que sólo serán vinculantes para los que las voten.

El Consejo de Seguridad. Como miembros permanentes con derecho a veto respecto a cualquier resolución (EEUU, URSS, Inglaterra, Francia y China) y otros 10 no permanentes, elegidos cada tres años por la Asamblea General. Para que una votación sea válida debe reunir el consenso de al menos nueve miembros de quince.

El Secretario General es elegido cada cinco años por la Asamblea General a propuesta del Consejo de Seguridad.

Otros organismos importantes son el Consejo Económico y Social, el Tribunal Internacional de la Haya, la UNESCO (para la cooperación científica, cultural y educativa), la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y otras instituciones económicas, educativas, etc., especializadas.