Filósofos. Nietzsche

Crítica cultura occidental. Filosofía y ciencia. Religión. Nihilismo. Superhombre

  • Enviado por: Reisanis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

F. Nietzsche

Se reveló contra todo y contra todos, hasta contra su familia y sociedad. Estaba marginado. Su filosofía es desenmascaradora. Nietzsche odiaba a Platón. Creía que la religión eran cadenas para el hombre para que no actuase contra el mundo. La vida es voluntad de poder. Pensaba que en el fondo de cada una de las personas se encontraba un alma llena de roña. Por eso quedaba claro el valor de lo que decían los cristianos. Cuando una persona tiene tendencia a portarse bien con los demás tiene el alma corrompida por la envidia hacia los fuertes, puesto que éste siempre será débil ya que el fuerte no tiene que llevar cuidado con lo que hace. Nietzsche no argumenta lo que dice simplemente desenmascara el heroísmo, la santidad, etc. Para Nietzsche la civilización ha convertido un tigre en un gato, y eso está mal puesto que un tigre tiene que seguir siendo un tigre para que los demás animales le tengan miedo y respeto. Hace filosofía a partir de la sicología. Con su sicología destruye la filosofía que cree falsa y nociva. Todo lo que limita el instinto natural del ser humano es perjudicial. Únicamente el aristócrata vive plenamente la vida sin preocuparse de prejuicios. Todo lo contrario a la vida es necesariamente falso, en cambio es verdadero todo aquello que ayuda a la vida a ser libre. Marx pensaba lo contrario (a favor de la plebe). Su pensamiento todavía tiene influencia, es el único que perdura entre Marx, Freud y Nietzsche. El hombre auténtico busca la verdad y una seguridad verdadera. Nietzsche, en sus expresiones, era violento y expresivo. Los hombres auténticos renuncian a la seguridad y felicidad falsas.

Crítica de la cultura occidental

Es una reivindicación a la filosofía del derecho a ser felices y a vivir. No hay alegría sino tristeza con el mundo occidental el cual asfixia la vida. Los débiles corroídos por la envidia han superado al aristócrata bueno. No hay nada peor que la envidia y el sufrimiento de causa. Todos los hombres que predican la bondad son en realidad malos. Hay que desconfiar de los que se prestan a ayudar sin motivo. Nietzsche es vitalista, la vida es energía, actividad. En el mundo occidental no hay ninguna de estas cosas, la vida se ahoga y muere. El débil hace de la necesidad virtud. El hombre al que Nietzsche llama esclavo, no quiere que el fuerte actúe como le ha hecho la naturaleza porque le haría víctima, entonces quiere domesticar al fuerte; así el débil queda como bueno y bondadoso ya que no tiene otra opción aunque su alma está sucia. El débil no renuncia al poder, simplemente no puede tenerlo. Finge querer todo aquello que está obligado a hacer. El infierno es la máxima expresión del pecado cristiano. La moral es lo que hace al hombre triste. Los aristócratas y los pobres tienen conceptos distintos de lo bueno. El hombre fuerte no piensa, el débil piensa por lo tanto trama, o sea, inventa argucias para vivir mejor. El amor solo es bueno cuando viene del aristócrata. Los débiles han conseguido domesticar a los fuertes y un hombre fuerte domesticado no es real, es una caricatura. Los débiles están disfrazados de humildad. Con su pensamiento buscan la venganza y critican la diversión. Los fuertes si se ven atacados se vengan y los débiles se retiran aumentando así su odio. La mala conciencia aparece cuando no podemos sacar los instintos naturales. Como el hombre fuerte no puede estar siempre alerta hace un pacto con los débiles para evitar la traición.

Crítica a la filosofía y a la ciencia

Nietzsche también critica la filosofía occidental, especialmente la de Platón y la racionalista que son vengativas, falsas. Pensar es un sucedáneo de vivir. Nietzsche no cree que las ideas sean puras, cree que la inteligencia está guiada. Detrás de las concepciones puras de la filosofía se esconde pensamientos malos. Lo que frustra es malo y lo que libera tus instintos es la felicidad. La filosofía occidental tiene una concepción estática de la realidad. Nietzsche estima a Heráclito y odia a Sócrates. Y dice que los filósofos son en el fondo curas. Los filósofos han convertido una realidad en movimiento en una realidad estática (todo cambia, nada es estático). Éste es el único mundo real, no el del ser, el metafísico.

Crítica de la religión

La religión es culpable de que no vivamos la vida, por lo que su ataque a ésta es brutal. Desenmascara el alma cristiana demostrando que el cristianismo es falso. Los cristianos son dignos pero tienen envidia, odio. La moral cristiana asfixia la vida. Los sacerdotes no se equivocan, mienten. Lo contrario de lo que dicen los cristianos es verdadero. Gracias al pecado, consiguen un sentimiento de culpa con el cual nos domina. Los pecados son necesarios para la subsistencia del cristianismo. Para los cristianos pecado es todo aquello que nos hace vivir la vida. Nietzsche se alegra de la muerte de Dios, el cual nos oprime. Con Dios la moral cristiana ganaba en credibilidad. Nietzsche intentaba probar que no se podía probar su existencia. Decía que Dios la ha palmao y con esto nos liberamos. Los cristianos piensan que esta vida es insoportable y por eso desdoblan la vida en dios mundos: el más allá y más acá. Afirmando el otro, los miserables y los enfermos, quitan valor al más acá. Los débiles son los únicos seguidores del cristianismo. Desenmascara al hombre que necesita este Dios. Con la muerte de Dios volvemos a la libertad pero esta libertad no es fácil, la vida no está hecha para los débiles. El infierno, según el cristianismo, sería el placer.

Nihilismo

La muerte de Dios no es inmediatamente buena, ya que en este momento echan de menos la vida la cual tenía sentido. Con esto llega la amenaza del vacío, del sin Él sin sentido, el nihilismo.(Un mundo sin sentido que agobia más que el mundo agresivo de Dios). Esa etapa intermedia da lugar a un hombre nuevo por construir. El peor de los males no es la opresión sino el sinsentido. El oscurantismo era un mundo de tinieblas gobernado por la religión.

El superhombre

Es el ideal que predica por boca de Zaratustra. El hombre está entre el mono y el superhombre. El superhombre es el que vive con seguridad y confianza en la vida, el que dice un sí incondicional a la vida. Es un hombre libre que vive con el disfrute de la vida. El superhombre es la vida hecha hombre.

El eterno retonno

La idea es que existe la eternidad, no lineal sino circular. Una vez se ha muerto se vuelve a esta vida de nuevo, se repite infinitamente esta vida, asustando al débil que no le gusta esta vida; pero al superhombre es una idea que le gusta. Infinitamente hacemos lo que estamos haciendo ahora.