Filosofía del hombre

Pensamiento filosófico. Ciencias antropológicas. Antropología filosófica, médica, físico-biológica, cultural. Raza. Hoebbel. Etnologismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 33 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


TEMA 1:

El problema de la “ciencia del hombre”: antropología y antropologías

  • Planteamiento de problemas.

  • Sobre el término “hombre”. Tipos de conceptos que se le refieren.

  • Ciencia y Filosofía. Ciencias humanas y ciencias antropológicas.

  • Relaciones entre las ciencias antropológicas y la Antropología filosófica.

  • Bibliografía:

    • D. Alvargonzález, “Materialismo filosófico y ciencias humanas: problemas y expectativas”

    • G. Bueno, “Estatuto gnoseológico de las ciencias humanas”.

    • E. Ronzón, “Notas acerca del concepto de “antropología” desde el punto de vista del materialismo filosófico”.

    .............................................................................................................................................

    Introducción. La Antropología en las distintas facultades: el conflicto de las Antropologías. La Antropología en la Facultad de Filosofía.

    Existe una tradición de la antropología en distintas facultades:

    • Ciencias: Antropología Biológica (estudio del género humano estableciendo subdivisiones según raza e historia) y Antropología Médica (orientada desde la perspectiva anatómica, estudia el ser humano como cuerpo individual).

    • Historia, Sociología y C.C. Políticas: estudios etnológicos(costumbres y ritos de las sociedades bárbaras)

    • Filosofía: sigue una orientación plural, puesto que no hay una única filosofía. La tradición predominante puede ser la escuela de Mark Scheler. Se tratan la antropología física (el hombre como animal) y la antropología cultural (más compleja que la anterior).

    .............................................................................................................................................

    TEMA 1:El problema de la “ciencia del hombre”. Antropología y antropologías.

    1.2. Sobre el término “hombre”. Tipos de conceptos que se le refieren.

    La Antropología admite muchas definiciones ya que hay una gran diversidad de ramas antropológicas, para nosotros en la “ciencia del hombre”.

    El hombre es el único animal que tiene cultura. La Antropología aparece muchas veces con acotaciones que especifican su especialidad (A. General, A. Biológica...) ¿Hay acaso una Antropología general de la que derivan el resto de antropologías? ¿O hay muchas ciencias antropológicas? Si hay una pluralidad antropológica, ¿qué sentido tiene hablar de “ciencia/cultura general”? ¿Qué tienen que ver estas ciencias antropológicas con las CC Humanas?. Los dos términos del problema son “HOMBRE” Y “CIENCIA”.

    • Tipos de conceptos referidos al término “Hombre”.

    “Hombre” tiene una amplia pluralidad de significados, tanto mundanos como científicos.

    Cuando se habla de hombre como objeto de conocimiento, se utilizan unos sentidos principales:

    • Hombre como especia (zoología)

    • Hombre como individuo (cuerpo humano)

    • Hombre como sujeto histórico (historia universal)

    • Hombre como cultura humana

    Ej: El individuo humano y el aborto. ¿Cuándo se habla de hombre? ¿En el momento mismo de la concepción? ¿O en qué otro momento? La ciencia no admite argumentos determinantes, mientras que las legislaciones suelen atender a razones sociales.

    Ej: El hombre como especia (homo). ¿Cuándo empieza el hombre?

    No hay pues una definición precisa de hombre, puesto que el hombre tiene una gran pluralidad de contenidos, de aspectos.

    La definición de hombre incluye aspectos muy variados: médicos, biológicos, etc. Tipos de conceptos referidos al hombre:

  • Distinción entre hechos y valores

  • Descriptivos: hombre como categoría científica (Cro-Magnon, Homo-Sapiens). Los conceptos descriptivos pueden ser naturalistas o fisiológicos.

  • Axiológicos: hombre como valor, como ideal. Son conceptos valorativos, en el que lo humano es un ideal.

  • Distinción entre un tratamiento especializado y una idea general o filosófica. Según la perspectiva filosófica, el término “hombre” constituye principalmente una IDEA y no una categoría. Cuando hablamos del hombre como totalidad nos referimos a una idea, pero eso no significa que el hombre no sea objeto de estudio especializado. Puesto que ninguna ciencia agota lo humano, la noción de hombre en su totalidad es principalmente filosófica.

  • Categorías: tratamiento especializado o generalizado

  • Ideas: idea general o filosófica

  • 1.3. Ciencia y Filosofía. Ciencias Humanas y ciencias antropológicas.

    No se puede dar una ciencia general de hombre. El saber del hombre como totalidad ha de ser filosófico.

    Cuando se habla de conocimiento se supone que existen diversos tipos de saberes. Por ejemplo, Neurath distingue entre saberes científicos y saberes no científicos. Los saberes pueden ser míticos, religiosos, mágicos, técnicos, tecnológicos, etc.

    • Saberes propios de sociedades Pre-estatales: mito, magia, religión, técnicas.

    • Saberes propios de sociedades Históricas o Universales: ciencia, filosofía, Pseudociencia, Ideologías.

    La Ciencia y la Filosofía son propias de sociedades Históricas. No se puede decir que las sociedades pre-estatales tengan ciencia, puesto que sus técnicas no se remiten a la noción de ciencia. La Ciencia y la Filosofía son saberes universales, nacionales y críticos que se desarrollan históricamente y que permiten explicar los demás saberes.

    • Características de la Filosofía.

    La Filosofía es un saber de segundo grado, puesto que se construye sobre saberes previos. El filósofo construye ideas a partir de contradicciones previas, organizándolas de modo crítico. Ya que las ideas están dadas, el filósofo no necesita inventarlas, por lo que la Filosofía no es una ciencia.

    • Características de la Ciencia.

    La Ciencia es un saber que ha surgido de la Filosofía. A partir del siglo XVII la ciencia se desarrolla, dejando a la Filosofía relegada a un segundo plano. El saber científico es un saber particular que va relacionando las partes que conocen. La Ciencia tiene temas contradictorios como la idea de “hombre”. La idea de hombre es una idea filosófica, ya que la Filosofía reúne todas las ideas científicas previas dadas, dando el concepto de hombre en su totalidad.

    • Disciplinas vs. Ciencias.

    Las disciplinas son conjuntos organizados de conocimientos que tienen una tradición y desarrollan un tipo de técnicas.

    Las ciencias abarcan todo tipo de disciplinas especializadas y se caracterizan por su rigor.

    Disciplinas científicas:

    • Fenoménicas (Antropología General): es el conjunto de saberes que se ocupan de una entidad de carácter práctico (CC del Mar, Urbanismo...)

    • Sistemáticas: Ciencias, Antropología Física, Antropología Cultural...

    • Disciplinas no científicas.

    La parapsicología abarca temas que escapan a la propia Ciencia.

    La Mariología o Ciencia de la Virgen María estuvo en auge durante el siglo XIX, pero es de rigor formal aparente.

    • Ciencias Humanas y Ciencias Antropológicas.

    Existe una pluralidad de CC Antropológicas y CC Humanas, como el Derecho, la Lingüística, la Sociología...

    Existen conflictos de competencia entre ellas. La Antropología Social y la Sociología son distintas, aunque traten temas similares como por ejemplo las técnicas agrícolas.

    Hay dos perspectivas desde las que se pueden tratar estos conflictos: la EMIC (plano de las intenciones) y la ETIC (plano de los hechos). Para distinguir las CC Antropológicas nos referiremos a ellas con la perspectiva ETIC:

    • El adjetivo antropológico lo aplicaremos a aquellas ciencias o categorías que se refieran al hombre en su totalidad extensional.

    • Para referirnos a aspectos concretos de la raza humana como distintos de otras Ciencias Humanas.

  • Relaciones entre las CC Antropológicas y la Antropología Filosófica.

  • La relación entre CC Antropológicas y la Antropología Filosófica se realizará según los siguientes pares de conceptos:

    1º. Especulativo / Práctico.

    Quienes utilizan el modelo consideran que las CC Antropológicas son de carácter especulativo y al Antropología Filosófica es de carácter práctico. Esta distinción procede de la filosofía Griega Especular. Especular es un término latino (derivado del griego “theoria”) que significa observar desde cierta distancia, escrutar algo atentamente.

    El conocimiento especulativo es equivalente al teórico.

    Aristóteles habla al referirse a la Física de una EPISTEME THEORETIKÉ (C. Teórica) y opone este conocimiento a otras formas de conocimiento no tan rigurosas que serían la EPISTEME PRACTIKÉ (C. Práctica) y EPISTEME POITIKÉ (C. Productiva).

    Según esta distinción especulativo / práctico, la teoría es propia de las ciencias, mientras que en lo práctico no hay fundamentos teóricos (aunque es muy importante porque tiene que ver con la política y la vida).

    El término especulativo se refiere a aquello que no tiene fundamento (Descartes).

    Aún hoy prima el sentido del Conocimiento Teórico.

    Las CC Antropológicas son disciplinas especulativas, puesto que tratan de conocimientos teóricos. La Antropología Filosófica es práctica, ya que establece una idea de hombre y da modelos de lo humano más que describirlo.

    La distinción entre Especulativo y Práctico requiere de un contexto. Según Leclerq, en su obra “Antropología y Colonialismo”, la Antropología Cultural es una especie de Ciencia del Colonialismo. Considera que como Ciencia, la Antropología Cultural habría tenido una fuente ideológica.

    Leclerq considera que cada una de las tres grandes escuelas de la Antrop. Cultural coincide con las tres grandes etapas del desarrollo del colonialismo. Dice que la Antrop. Cultural está al servicio de este sistema, por lo que le atribuye un carácter eminentemente práctico.

    Escuelas de la Antropología Cultural (correspondientes a las tres fases del colonialismo):

    • Evolucionismo / Expansión Colonial

    • Funcionalismo / Gobierno Indirecto (dejar a los líderes autóctonos dirigiendo a su favor)

    • Estructuralismo / Descolonización

    Levi-Strauss (Antrop. Cultural de la escuela Estructuralista). Su Antropología Especulativa se asienta en principios morales que no son científicos. Formula una gran cantidad de leyes sobre la cultura.

    Ver esquema de Hoebbel rectificado por Beorlegui sobre “Lecturas de Antropología Filosófica”.

    2º. Fenómeno / Esencia

    Las CC Antropológicas se ocupan de fenómenos, mientras que la Antrop. Filosófica se ocupa de la esencia humana.

    Según Scheler: “No hay problema filosófico que reclama nuestro tiempo más que la Antrop. Filosófica”. Esta Antropología sería la única que podría establecer un fundamento último, por lo que Scheler la trata de Ciencia última, es decir, que el verdadero saber del hombre sería el filosófico.

    Horkheimer (Escuela de Frankfurt) reprocha la razón instrumental que haga del hombre un objeto de dominio: “Las CC Sociales como forma de brujería”.

    Andreski defiende la impostura de las CC Humanas y reprocha a las CC Antropológicas su falta de cientifidad.

    Se puede decir que las CC Antrop. también tratan de esencias que tienen que ver con el hombre.

    3º. Parte / Todo (Ver esquema de Hoebbel)

    Según Hoebbel la Antropología trata de muchas cosas. Beorlegui reproduce lo que dice Hoebbel, pero añade la Antropología General que se dividiría en varias partes, mientras que Hoebbel habla de disciplinas sueltas sin nada que lo globaliza.

    Ambos consideran que las CC Antrop se ocupan de la parte y la Antrop Filosófica del todo (hombre). Es un esquema muy frecuente, que a veces se utiliza para otras ciencias antropológicas (cultural, física...). La filosofía es aquí una síntesis de la Ciencia.

    Beorlegui, tras dirigirse a las distintas antropologías (llamadas regionales) se ocupa de la Antrop Filosófica, que se limita a ser una reflexión globalizante de los resultados obtenidos en el resto de las ciencias. La Antrop Filosófica estudiaría pues al hombre como una totalidad. Pero esta síntesis no puede ser definitiva porque el hombre va cambiando, al igual que la Antropología.

    Para Hoebbel, hay cuatro niveles de conocimiento del hombre. El cuarto sintetiza los recuerdos de la Antropología, realizando una visión general.

    Según Cencillo (“Curso de Antropología Integral”) el conocimiento del hombre tiene que partir de saberes generales, que no agoten el estudio del hombre, puesto que el hombre es el ser multivalente. Habla de distintas ciencias llamadas niveles, cada uno de los cuales es luego estudiado por distintas ciencias. Todo ello ha de integrarse en la Antrop General.

    Para Dear, la Antrop Filosófica implica unas ideas de carácter postivista, puesto que si decimos que la Antrop Filosófica realiza síntesis e integración entre las CC Antropológicas, es evidente que hay que tener en cuenta que semejante consideración no convierte a la Antrop Filosófica ni en Ciencia ni en Filosofía. La síntesis la convierte por tanto en una labor que observa la realidad, una especie de enciclopedia.

    La distinción parte/todo alude a cosas que son verdad, pero la Antrop Filosófica difícilmente podría verse como una acumulación de recuerdos.

    Esquema de Hoebbel .

    Ya que ninguna de las tres distinciones anteriores nos convence, nos quedaremos entonces con que la relación de Antrop Filosófica y CC Antropológicas será una relación entre categorías e ideas. Las CC Antrop se ocuparían del análisis de las categorías que tienen que ver con el hombre, son pues conocimientos precisos.

    Ninguna de las CC Antrop se ocupa del Hombre como totalidad, por lo que ninguna puede ser llamada la Ciencia del Hombre.

    Las CC Antrop no serán CC del Hombre, porque el Hombre desborda el tratamiento especializado, lo que impide que haya una Ciencia del Hombre en la pluralidad que lo caracteriza. El Hombre como totalidad es una idea, algo que está más allá de las ciencias. Las ideas son propias de los filósofos que saben un poco de todo y no saben mucho de nada. El Hombre como idea es objeto de la Antropología Filosófica, entendiendo que la idea de Hombre aparece ligada a otras como libertad o Dios. Estas ideas han ido cambiando a lo largo de la Historia, por lo que no todas las filosofías las contemplan de la misma manera.

    TEMA 2. LA ANTROPOLOGÍA MÉDICA

    2.1.Concepto y principales ideas antropológicas de la tradición médica.

  • La Antropología médica en la tradición clásica griega.

  • Persistencia de la tradición antropológico-médica desde la época moderna hasta la actualidad. Algunos ejemplos.

  • Bibliografía:

    • G. Bueno, “Epílogo” ala 2ªed de “Etnología y Utopía”

    • D. Gracia Guillén, “Aproximación histórica a la Antropología médica”

    • E. Ronzón, “Notas acerca del concepto de “antropología” desde el punto de vista del materialismo filosófico”.

    .............................................................................................................................................

    2.1. Concepto y principales ideas antropológicas de la tradición médica.

    La antropología médica es la perspectiva antropológica más antigua. Sus orígenes se remontan a Hipócrates y a la Tradición Hipocrática-Galénica, que incluso era anterior. El primer tratado del hombre fue hecho por Acmeón de Crotona. En los siglos XV y XVI se produjo un gran cambio en la medicina.

    Distinguimos gnoseológicamente entre el punto de vista de la Antropología Médica y el punto de vista físico-biológico. El hombre al que se refiere la Antrop Médica es distinto al que se refiere la Antrop biológica. La Antrop Médica se distingue también de estudios etnológicos referidos a la medicina.

    • Rasgos de la Antrop Médica:

    El Hombre objeto de la Antrop Médica es el individuo humano corpóreo y genérico. Es aquel sobre el que se ejerce la actividad curativa. La especia humana no es relevante para el médico, puesto que prima la estructura del ser humano individual. El médico reconoce pues al hombre genérico según clases, no razas, como sexo, edad,... puesto que son rasgos que influyen a efectos médicos. Este reconocimiento se opone al de los zoólogos, que estudian al hombre según su raza.

    El Hombre de la Antrop Médica aparece como una totalidad compuesta de partes (órganos, tejidos, sistemas...).

    El concepto de Hombre aparece entre los términos “salud” y “enfermedad”. Hay un ideal de salud, un canon de perfección corpórea.

    El organismo humano se considera desde el punto de vista médico, siempre inserto en un medio (ecológico y social) que aparece como modificador del organismo.

    Hay un fuerte reduccionismo (de lo psíquico a la estructura corpórea) de la idea de Hombre. Ciertos comportamientos psíquicos están determinados por el organismo del hombre. También hay reduccionismos sociales (síndrome pre-menstrual).

    En el ámbito de la Antrop Médica aparece un gran interés por el tema de la muerte, puesto que supone el fin de su objeto, el hombre.

    • La Antrop Médica mantiene conflictos con otras categorías antropológicas.

    • Oposición con la Antrop Físico-Biológica.

    Para el zoólogo humano lo determinante del hombre no es ese organismo corpóreo individual, sino la pertenencia a un género con todas sus variedades. Para el zoólogo las leyes son fundamentalmente las referidas a la especie, puesto que el hombre sigue sus propias leyes y sigue una estructura de grupo.

    • Oposición con la Antrop Cultual.

    La cultura (educación) determina al hombre. La estructura individual es irrelevante; el medio cultural es decisivo para la Antrop Cultural.

    • Oposición con la Antrop Teológica.

    Según la Antrop Teológica, la idea de que el hombre es ante todo espíritu y tiene alma es lo que distingue al hombre de la realidad y del resto de los seres vivos. El fin del hombre no es la muerte sino un episodio de su vida, ya que su alma es inmortal.

    • Ideas filosóficas en la tradición médica.

    • La idea de Hombre como cúlmen de la naturaleza. El hombre ocupa el lugar más elevado del mundo (“apex mundi”).

    • Idea de separación radical entre hombre y animales. Según Gómez Pereira en “Antoniana Margarita”, los animales son como máquinas. Durante el Renacimiento estuvo en auge la idea del Humanismo Médico, que defiende la dignidad del hombre y su derecho a la muerte, incorporando un cierto matiz corporeísta.

    2.2. La Antropología Médica en la tradición clásica griega.

    Es la más antigua de las disciplinas (Hipócrates) y defiende una visión muy naturalista del hombre.

    En el “Tratado del Hombre” de Acmeón de Crotona el hombre aparece como una totalidad rodeada de un medio, susceptible de salud y enfermedad, y dependiente de un médico. La “phisis” o naturaleza es externa, el hombre tiene principio y fin (según Diels-Kranz “el hombre muere porque no puede enlazar el principio con el fin”). El hombre es un objeto natural, una especie de micro-cosmos (aristotélica; compara al hombre con el universo y la polis).

    En el Renacimiento tiene lugar la renovación de la medicina occidental. Las ideas médicas siguen desarrollándose de forma semejante a la tradición griega: idea de cuerpo como algo individual, idea de micro-cosmos, distinción hombre-animal, ideas corporeístas. Las ideas corporeístas se oponen por ejemplo a la idea de hombre de la Teología, que defiende la omnipotencia de Dios.

  • Persistencia de la tradición antropológico-médica desde la época moderna hasta la actualidad. Algunos ejemplos.

    • Reducción del hombre al cuerpo (corporeísmo) con matiz espiritual.

    Miguel Servet: el alma se reduce al cuerpo, es decir, se corporeiza. Servet era un médico español que murió en la hoguera por sus ideas teológicas. Era además un gran teólogo. Es conocido por el “descubrimiento” de la circulación de la sangre (circulación menor). Posteriormente, Harvey demostró su teoría. Servet introduce en su obra teológica “Christianismi Restitutio” la explicación de la circulación menor de la sangre, defendiendo que “la sangre es el asiento del alma”.

    • Relación Hombre - animal

    Hay una tendencia científica en la distinción Hombre - animal, que ve al hombre como algo superior a lo animal. El hombre tiene funciones corpóreas pero no es un animal más.

    La teoría de Gómez Pereira en “Antoniana Margarita” defiende que los animales son puramente máquinas (automatismo de las bestias). Dice que los animales no tienen un alma racional porque la idea de alma superior sólo puede estar en el hombre, pero Pereira se contradice a sí mismo al dar numerosos ejemplos de racionalidad animal.

    • Idea de Micro - Cosmos

    Miguel Sabuco, en su obra “Nueva filosofía de la naturaleza del hombre”, habla de la naturaleza del cerebro y de las pasiones humanas. Defiende que el cuerpo humano está sano cuando hay un equilibrio entre pasiones y virtudes regido por el cerebro, el cual es el asiento del alma y de toda sensación. El cerebro lleva incorporado el alma y es muy difícil distinguir la parte física de la parte espiritual.

    TEMA 3. LA ANTROPOLOGÍA FÍSICO-BIOLÓGICA

    3.1. Concepto y partes de la Antropología físico-biológica.

    3.2. Constitución de la perspectiva físico-biológica en el siglo XVIII.

    3.3. La Antropología físico-biológica en el siglo XIX: principales ideas antropológicas.

    3.4. La Antropología física-biológica en el siglo XX. Crisis de la antropología físico-biológica como perspectiva totalizadora.

    Bibliografía:

    • G. Bueno, “Epílogo” a la 2ª ed. De “Etnología y Utopía”.

    • J. Comas, “Capítulo 1” de su “Manual de Antropología física”.

    • E. Ronzón, “Notas acerca del concepto de “antropología” desde el punto de vista del “materialismo filosófico””.

    .........................................................................................................................................

    3.1. Concepto y partes de la Antropología Físico-Biológica.

    La Antropología biológica estudia la especie humana, dándonos una perspectiva zoológica del hombre.

    El sentido de Hombre es la especie humana como totalidad, dividida en partes que son los grupos humanos, generalmente denominados razas.

    El sentido de Hombre se contrapone con la Idea de Grupo de Población (Antrop Cultural), puesto que no es necesario que un grupo social de una determinada cultura tenga los mismos rasgos, ni comparta una raza común.

    En la Antrop Físico-Biológica está presente la Idea naturalista de Hombre, ya que hay un punto de vista zoológico con respecto al hombre

    La Antrop Biológica tiene dos perspectivas:

    • Perspectiva sincrónica o sistemática: la raciología se ocupa de las variaciones de la especie humana.

    • Perspectiva diacrónica o histórica: la paleo-antropología es el estudio científico de los fósiles. Se atiene a los aspectos evolutivos de la especie, contemplando los orígenes del género humano (Cuvier, Usher, Lamarck).

    3.2. Constitución de la perspectiva Físico-Biológica en el siglo XVIII.

    La Raciología tiene sus orígenes en Lidneo, proyecta una descripción sistemática de la naturaleza.

    Buffan introduce la noción de historia natural del Hombre.

    Blumenbach denomina antropología a la perspectiva de la raciología y viene a decir que el hombre es zoología.

    • Lidneo (1707)

    Es el primer autor que en su obra “Sistema naturae” concibe una clasificación sistemática de la naturaleza; es decir, clasifica la naturaleza con términos que aún hoy conservamos. Dentro de la clase primera (cuadrúpedos o mamíferos) sitúa el orden de los primates, que tiene cuatro géneros, utilizando un método anatómico-descriptivo:

  • Homo

  • Homo-Sapiens (se conoce a sí mismo, tiene conciencia)

  • Homo-Troglodites (grandes simios superiores)

  • Simio

  • Lemur

  • Vespertilio

  • El homo sapiens tiene seis variedades, descritas según rasgos físicos, psicológicos y sociales:

  • Ferus (feroz): habitantes de selvas, hombres monstruosos.

  • Americanus: tez roja, nariz dilatada, moreno, alegre, testarudo, libre, se rige por la costumbre.

  • Europeus: blanco, ardiente, rubio, ojos azules, ligero, ingenioso, inventor, se rige por ritos.

  • Asiaticus: cetrino, ojos oscuros, melancólico, severo, avaro, se rige por la opinión.

  • Africanus (Afer): negro, cabellos negros y ensortijados, nariz hundida, labios gruesos, mujeres con el repliegue del pudor y las mamas con pendientes, perezoso, vagabundo, negligente, se rige arbitrariamente.

  • Monstruosus: ideas míticas, relatos de viajeros.

  • Esta clasificación de Lidneo da una visión totalizadora y reduccionista. Hace clasificaciones sociales, describiendo los grupos a partir de los rasgos físicos y en éstos basa sus rasgos psicológicos.

    • Buffon (1707)

    Concibe una gran obra, la “Historia general natural del hombre”. Tiene una visión más evolucionista que Lidneo. En su primer libro “La teoría de la tierra”, Buffon remonta el origen de la tierra a hace 25000 años, contraponiéndose a lospensadores de la época.

    Estudia al hombre desde un punto de vista físico.

    Hace una distinción gnoseológica y ontológica.

    Buffon opone la “Historia natural del Hombre” a la “Historia civil”. El hombre natural es el que no tiene historia civil. Así, los negros, bantús y australianos no tiene historia civil, y así como la totalidad del hombre civilizado no se reduce al hombre natural, la totalidad del hombre natural puede ser objeto de la historia natural. Hay partes del hombre civil que desbordan el punto de vista naturalista, aunque el hombre natural es objeto de estudio de la historia civil.

    La perspectiva de Buffon es más dinámica que morfológica, le interesa la especie, su existencia, el paso de unas especies a otras...es decir, la evolución, por lo que se opone al pensamiento de Lidneo.

    Buffon aplica la noción de raza al hombre. Habla de la influencia del medio. Considera la alimentación y el clima como razas, ya que para él determinan la especie. Lo humano es entonces estudio de la historia natural, pero no es fácil su estudio.

    La historia natural del hombre tiene como objeto la animalidad del hombre, observando aspectos psicológicos, sociales y morales vinculados a las razas y regidos por leyes morales. Esta perspectiva se ocupa de la totalidad de los aspectos del hombre, pero más bien en los pueblos bárbaros, que no tienen historia civil y cuyas características pueden explicarse según las leyes naturales. Los pueblos civilizados sólo siguen la historia natural en aspectos físicos (raza) anteriores a la fase civilizada. Todos los hombres serían estudiados por la historia natural, pero no todos podrían serlo por la historia civil. La humanidad se organiza entonces en dos grandes grupos:

    • Historia natural (hombre primitivo). Equiparable con la Antropología.

    • Historia civil (hombre civilizado)

    • Blumenbach (finales del siglo XVIII)

    Blumenbach se plantea el problema de si en el origen del hombre hay una o varias especies y de dónde proceden. Su respuesta es que hay una única especie humana y que las diferencias físicas son accidentales, mantiene la idea unitaria de género (raza). Dice que esto es objeto de estudio de la Antropología.

    A partir de aquí se asienta la Antropología como ciencia que estudia los temas de razas o raciales. Se empiezan a usar criterios craneométricos o somatométricos.

    3.3. La Antropología Físico-Biológica en el siglo XIX: principales ideas antropológicas. Historia natural del hombre como Antropología.

    Los criterios craneométricos o somatométricos dan una nueva perspectiva para el estudio del hombre. Se fijan más en el cuerpo y en la forma del cráneo, atendiendo a mediciones más científicas.

    En el siglo XIX aparece la idea del “reino hominal”, que dividió a la comunidad científica. Esta idea defendía que la clasificación del hombre en la naturaleza no podría ajustarse a los criterios establecidos (animales, vertebrados, invertebrados), por que el hombre tiene rasgos que no tienen los animales y, por tanto, no pertenece al reino animal, sino al reino hominal.

    Aparece también en este siglo un tema nuevo: el origen del hombre. Esta idea fue totalmente revolucionaria, puesto que mezcló las clasificaciones raciales con los aspectos sociales.

    Instituciones donde se equipara al hombre con la Antropología:

    • Paul Broca (“Antropología”)

    Para este autor, la Antropología es la ciencia que tiene por objeto el estudio del cuerpo humano en su conjunto, en sus detalles y en su relación con el mundo exterior; se podría entender como historia natural del hombre. Ésta es una definición completamente zoológica, que señala que la ciencia del hombre se ha de estudiar desde el punto de vista naturalista. Las peculiaridades del hombre (lenguaje, historia, religiosidad...) hacen que el naturalista esté atento a otro tipo de cosas relacionadas con él. Hace una división de la Antropología en tres partes:

  • Antrop zoológica: estudio del grupo humano considerado en sus relaciones con otros seres vivos de la naturaleza (origen de la especie, etc.).

  • Antrop descriptiva o etnológica: estudio del grupo humano en sus detalles anatómicos (razas): variedades de la especie, distintos grupos humanos, y en ocasiones de aspectos intelectuales y morales. Es una tendencia reduccionista.

  • Antrop general: en terminología zoológica, es la perspectiva comparativa entre las distintas variedades humanas.

    • Manuel Antón.

    Manuel Antón define la Antropología como una ciencia que se ajusta al hombre considerándolo como especie y no como individuo.

    • Lyell (“La antigüedad del hombre”) es el primero que introduce un estudio biológico sobre el origen del hombre (completado más tarde por Boucher de Perthes, Thomsen, Rigollot). Se empiezan a desarrollar teorías como la edad de piedra, la edad de los metales, etc... que se contradicen con el concepto bíblico.

    Las clasificaciones de principios del XIX se basan en la idea clásica de raza. Son descriptivas, representando un modelo ideal de cada raza. Pero en 1856 se descubre en Neander (Alemania) el primer hallazgo prehistórico importante: el hombre de Neanderthal (descubierto por Fuhlrott). En esta época no hay una teoría sobre estos hallazgos, por lo que no se les da demasiada importancia. En años posteriores se descubren restos de Homo-sapiens (Francia, Bélgica) y se descubren las Cuevas de Altamira (España).

    En el siglo XIX importa el tema el tema del evolucionismo, del origen del hombre. Darwin publica en 1859 su obra “El origen de las especies”.

    En 1892-93 Dubois descubre en Java, a orillas del río Solo, restos del “Pitecanthroupus Erectus” (hombre mono erguido). Sus rasgos eran muy arcaicos, pero indudablemente humano; su característica más importante es que caminaba erguido.

    Huxley fue un gran colaborador de Darwin y publicó una obra sobre el origen del hombre.

    Surgen a finales del XIX una serie de obras que sintetizan el origen del hombre y su paso de una especie a otra:

    • Doctrina oficial del creacionismo

    • Doctrina catastrofista

    Darwin hace en 1871 una obra específica sobre el hombre (“El origen del hombre y la selección natural según sexo”), en la que habla del origen del hombre tomando como ejemplo un individuo de una especie de África.

    Darwin echa abajo la idea de catastrofismo, e introduce la idea de cambio, de transformación: la idea de evolución. Esta idea trastoca la idea tradicional de que la especie contiene los rasgos del género, ya que para Darwin las especies desbordan el género, la cultura del hombre viene de especies superiores. Es decir, que equipara al hombre con los animales. Hay entonces una revolución lógica: lo superior viene de lo inferior. Darwin defiende también la supervivencia del más apto.

    Haeckel (“La morfología general”, 1865?) explica la teoría del “Pitecanthropus Alalus” (hombre mono mudo). Dice que el hombre no viene del mono, sino de los antropoides (que él sitúa en Java, Borneo).

    Vogt (darwinista), llamado “el hombre de los monos”, sostiene la idea de evolución y transformación darwiniana, en su obra “Origen del hombre” (1973).

  • La Antropología Físico-Biológica en el siglo XX. Crisis de la Antropologia Físico-Biológica como perspectiva totalizadora.

  • La Antropología que trata de la historia natural del hombre entra en crisis para mantener esa perspectiva totalizadora. Como resultado, surgirá otra perspectiva que acepta los límites de esa antropología, conocida como la antropología del siglo XX.

    Landsteiner, en su “teoría de los grupos sanguíneos”, introduce una idea nueva que rompe con la idea tradicional de la antropología. Landsteiner defiende que todos los hombres pertenecen a cuatro grupos sanguíneos: A, B, AB o 0. Trata de hacer una teoría genética del hombre, en la que los marcadores sanguíneos dependen de un solo gen. Este criterio prevalece hoy en día en la genética, que en su distinción genotipo-fonotipo alude a la distinción de lo que aparece en el individuo y lo que se transmite de un individuo a otro.

    En Brasil aparece el Tornatrás, una categoría racial que defiende que hay un individuo de piel negra hijo de un padre y una madre blancos. Este hecho se explica por la teoría de genes dominantes y genes recesivos.

    La teoría genética da un descubrimiento importante: todos los hombres son genéticamente similares.

    La antropología biológica del XX transforma la idea evolutiva de hombre e introduce un nuevo concepto biológico y genético de hombre.

    En la historia natural del hombre se pretende presentar la antropología como la ciencia del hombre (punto de vista general). Se defiende el método naturalista para el estudio del hombre y a la vez, se pretende abarcar el concepto universal de hombre.

    • Limitaciones del método natural para el estudio del hombre:

    • Competencia de otras categorías o ciencias: psicología de otros pueblos, antropología cultural, lingüística comparada (Hervás y Panduro).

    • Psicología y sociología de los pueblos (Lazarus Steinthal): hay grupos humanos que se caracterizan por compartir rasgos de conducta y aspectos psicológicos (antropología cultura, que desborda la idea de raza)

    • Crisis de la idea de raza (variabilidad del criterio de raza etnología) debido a la aparición de las distinciones genéticas: los antropólogos físico-biológicos terminan con al falsa idea de raza pura al descubrir los distintos tipos de sangre y diferencias entre grupos humanos por sus genes.

    TEMA 4:

    La Antropología cultural

  • El origen de la Antropología cultural: principales interpretaciones y cuestiones de concepto.

  • Antropología y colonialismo.

  • La Idea de “cultura” y la Antropología cultural.

  • “Etnologismo” y relativismo cultural: la “ilusión etnológica”

  • Crítica de la noción de “cultura” campo de una ciencia.

  • Etnología y “barbarie”.

  • De “ciencia de campo” a “ciencia de gabinete”.

  • Bibliografía:

    • G. Bueno “Etnología y Utopía

    • M. Harris “El desarrollo de la teoría antropológica

    • J. Leclercq “Antropología y colonialismo

    • E. Ronzón “Notas acerca del concepto de “antropología” desde el punto de vista del “materialismo filosófico””.

    • Llobera “Antropología como Ciencia

    4.1. El origen de la Antropología cultural: principales interpretaciones; cuestiones de concepto.

    La antropología cultural referida al hombre como conjuntos no naturales es un conjunto de culturas sobre el origen de la antropología cultura. Hay tres puntos de vista:

    • Origen en la tradición griega.

    • Origen en la época del descubrimiento de América.

    • Origen en los siglos XVII-XVIII.

    Trataremos los temas de origen, concepto y diferentes escuelas de la antropología.

    • El ORIGEN ha tenido lugar de tres maneras diferentes:

  • Antigüedad clásica (Mercier, “Hª de la Antropología”). Es una disciplina que tuvo su origen entre los pueblos griegos.

  • Renacimiento (en relación con el descubrimiento de América). Cronistas de Indias (Fernández de Oviedo, Benavente). Son clérigos o conquistadores, que con sus obras transmiten mucha información (John Rowe, F. Del Pino).

  • Siglos XVIII y XIX en el contexto de la aparición de algunas ideas actuales como la idea de cultura y la idea de hombre. En el siglo XVIII aparecen estas ideas como ideas universales. Es el momento de las grandes exploraciones, se descubren nuevos mundos y nuevas especies, lo que da a la idea de hombre un ámbito globalizador. Hay interés por lo exótico y lo extraño. Se pone al hombre civilizado a la altura de los hombres aborígenes. La humanidad se conoce a través de grupos culturales.

    • Estos orígenes se refieren a tres CONCEPCIONES distintas de la antrop. cultural:

    • posición: la antrop. cultural es imprecisa porque ve al hombre de forma general.

    • posición: el concepto de hombre es más estricto; hablarían de antrop. cultural como la ciencia que estudia la cultura.

    • posición: la idea de antrop. cultural es más estricta; toma al hombre como universal pero a partir del XVIII se producen las ideas filosóficas de hombre e ideas universales y globalizadoras.

    Cuando hablamos de antrop. cultural no vamos a relacionarla con la cultura en general, sino con los primeros estudios particulares sobre sociedades bárbaras (pero insertando esos estudios en interpretaciones generales sobre el hombre). Esta postura es la más afín con la 3ª posición.

    • Hay tres grandes ESCUELAS ECOLÓGICO-CULTURALES:

  • Evolucionismo Morgan, Tylor

  • Funcionalismo Mahnowski, Evans-Pritchard

  • Estructuralismo Strauss, Len-John

  • La idea moderna de hombre se caracteriza por su pluralidad, oscuridad (ausencia de ideal clásico), inestabilidad, complejidad (negativa) y ausencia de contenidos.

    La idea de cultura es una idea moderna que surge en el XVIII.

    • Estudios de carácter etnográfico envueltos en las ideas modernas de hombre y cultura: Morgan.

    • Obras de la evolución de la Hª de la humanidad que aparecen en 1838 y 1896 (Boas, “Las limitaciones del método comparativo en antrop”).

    • 1876 Morgan, “Sociedad antigua”.

    Ambas obras tienen en común el objetivo de establecer los orígenes de las formas socio-culturales actuales. La idea de progreso también es un rasgo común.

    Los evolucionistas pretenden establecer unas tipologías y proponen unas etapas determinadas. Esta perspectiva incorpora a los propios grupos humanos actuales. Los evolucionistas defienden que el progreso tiene y ha tenido una única dirección y todos y cada uno de los grupos humanos la han seguido (quedando unos más avanzados que otros). Se incorporan a la evolución elementos actuales de progreso.

    La antrop. da una idea de hombre intemporal, subyace en cualquier desarrollo cultural y es similar en cualquier tiempo y lugar.

    Los antropólogos distinguen etapas: salvajes, barbarie y civilización.

    Hay una unidad de ser humano (la esencia humana), pero a la vez hay diferencias. La humanidad desarrolla las tres etapas pero no todos los grupos humanos han llegado a desarrollar la fase de civilización.

    4.3. La idea de “cultura” y la Antropología cultural.

    La Antrop cultural tiene por objeto el estudio científico de la cultura. La cultura es pues un campo científico de la Antrop cultural.

  • Vía pluralista: idea de que la cultura es un aspecto de la realidad que es objeto de múltiples ciencias (Rickert denomina a las ciencias del espíritu las ciencias de la cultura).

  • Vía unitarista: idea de la cultura como campo de una ciencia. Ostwald inventa el término “culturología” [CC Biológicas, Fisiología, Psicología, Sociología / CC Energéticas, Mecánica, Física, Química / CC del Orden (Matemáticas)].

  • White, inspirándose en Cassiser, acuñó el término “simbolados”: serie de fenómenos objetivos de la vida cultural. Pueden ser considerados según dos perspectivas:

  • Las relaciones de los simbolados con los organismos humanos cultura objetiva (ej. libro, catedral).

  • Las relaciones de los simbolados entre sí relaciones extrasomáticas (ej. la lengua en relación con la geografía).

  • La cultura consiste en cosas que se consideran en un contexto exterior.

    4.4 “Etnologismo” y relativismo cultural: la “ilusión etnológica”.

    Los planteamientos de la Etnología y del relativismo cultural son de carácter ideológico (falsos).

    Ámbito de las ideologías que se desarrollan dentro de la Antrop cultural:

  • Estudio de la cultura aquello que tiene que ver con el propio objeto de la disciplina. Es falso porque la cultura tiene aspectos que no son característicos de la Antrop Cultural. Los aspectos importantes de la cultura no son objeto de la AC.

  • Relativismo cultural: idea completamente presente en la AC de corte funcionalista. Promueve que todas las culturas tienen un valor similar. Hay culturas en general y no tiene sentido hablar de culturas civilizadas porque ese concepto no tiene sentido. Es una idea etnocentrista: todas las culturas son iguales.

  • Etnologismo: perspectiva del reduccionismo en el estudio de la cultura. Punto de vista ideológico. Promociona la Teoría General de la Cultura como fundamental; es una misión netamente filosófica.

  • 4.5 Crítica de la noción de “cultura” como campo de una ciencia.

    La cultura ontológica se pone del lado de las ideas:

    • La idea de cultura es plural porque tiene que ver con diversas categorías.

    • Idea subyacente de Naturaleza Humana (apelar a la cultura como campo de una ciencia para encubrir una idea metafísica del hombre).

    • Ignora la idea de las culturas animales (Etología).

    La idea de cultura tiene su origen en la idea cristiana de “Gracia” (la Gracia es un estado de perfección, que eleva al hombre a su estado superior).

    4.6 Etnología y “barbarie”.

    La AC se referiría a determinados grupos humanos que nos son totalidades naturales. La barbarie se refiere a un conjunto de culturas aisladas con rasgos comunes a todas ellas e igual nivel de desarrollo.

    Si la AC extiende su competencia sobre las sociedades históricas (civilizadas), se transformaría en sociología.

    La barbarie considera al hombre como totalidad humana en la que se puede establecer comparaciones. Es una abstracción diacrónica del proceso, ya que es una perspectiva intemporal.

    La AC descubre leyes generales (de la familia, la religión...), aunque no trata de una cultura general.

    La AC en la etapa actual se asemeja más a la Sociología o a una Hª.

    4.7 De “ciencia de campo” a “ciencia de gabinete”

    La expresión “ciencia de campo” se refiere a la Antrop cultural.

    La desaparición de las culturas bárbaras en la época actual provoca el agotamiento del objeto de estudio de la AC (aunque aún quedan grupos humanos aislados”. De esta manera, la AC se ha convertido en una “ciencia de gabinete”.

    La AC hoy es una disciplina que es por un lado una especie de Sociología (descripción de problemas sociales en grupos urbanos; gran desarrollo en USA, ej. AC de los chicanos), y por otro una cosa muy importante (Etnografía, Antrop Hermenéutica).

    La Antrop en la época de la post-modernidad rechaza las teorías generales. Critica las grandes teorías de la Antigüedad. Los antropólogos prefieren ser considerados etnógrafos.

    La Antrop postmoderna es muy crítica con los grandes dogmas del modernismo, con la idea del proletariado y con el marxismo.

    Estética y Semiótica son ámbitos de la Filosofía ligados a la Postmodernidad.

    Se cuestiona la razón de la cultura.

    Se reduce el discurso a una forma de textualidad. Critica las dificultades de interpretación del texto.

    El fenómeno de la postmodernidad tiene su antecedente en el Estructuralismo: Foucault (“Las palabras y las cosas”), Derrida y Baudrillard (excepticismo hacia las CC sociales y CC en general; noción de “epistemes” o idea de concepción del mundo).

    TEMA 6

    La Antropología filosófica

  • Acerca del concepto de “Antropología filosófica”. Consideraciones críticas.

  • Distinción entre “filosofía del hombre” y “antrop filosófica”.

  • Distinción entre filosofía antropológica “predicativa” y “no predicativa”.

  • Antrop filosófica como “gnoseología” y como “ontología”.

  • Cuestiones históricas.

  • Tipología de las ideas de hombre.

  • 6.1. La antrop filosófica

    La Antrop filosófica se ocuparía de las distintas ideas sobre el hombre, cultura, raza... Referencias: Scheler, Plessner, Landmann, Gehien, Cassier...(tradición germánica).

    • SCHELER es el fundador de la Antrop filosófica (“El puesto del hombre en el cosmos” “La idea de hombre y la Hª”, “La idea de paz perpetua y el pacifismo”). Prestó atención al tema del hombre; pretendía hacer una Antrop filosófica sintética (de síntesis). Para Scheler había tres tradiciones antropológicas:

    • Teológica: hombre repecto de Dios

    • Filosófica: tradición griega clásica; el hombre como animal racional

    • Científica: hombre como animal complejo, producto de una evolución

    Ya que estas tradiciones se centran en aspectos particulares del hombre, se necesitaría una nueva C del hombre que unifique saberes y se constituya empíricamente, al margen de la metafísica.

    Ya Kant había creado una antrop al resumir sus tres preguntas fundamentales (¿Qué puedo saber? ¿Qué puedo hacer? ¿Qué debo esperar) ¿Qué es el hombre?. Su filosofía se resuelve en una antrop que describe y prescribe.

    Scheler, cuando habla de CC, piensa en zoología y biología. Pero no es naturalista, ya que el hombre no es un animal más (tiene espíritu). El espíritu sería consecuencia de la participación del hombre en las “deitas”, el transfondo último de lo real, formado por dos elementos: espiritualidad y vitalidad. Lo biológico también se une en tensión en la naturaleza humana: el impulso o vida y el componente espiritual (drang y geist). Nunca un estrato de la naturaleza humana predomina sobre el otro.

    • PLESSNER (“Los estratos de lo orgánico en el hombre”). Sigue la idea de Scheler de alejarse de la metafísica y fundarse en la biología y otras CC, pero subraya las diferencias con los animales.

    En el hombre hay dos categorías fundamentales: posicionalidad y excentricidad. Como ser vivo tiene posicionalidad, pero no es céntrica, sino de doble centricidad (física y psíquica). Los animales saben de la realidad, pero no saben que saben. La excentricidad muestra la doble naturaleza humana, que tiende a sobrepasar el ámbito zoológico.

    En “La risa y el llanto”, Plessner defiende tres leyes de la condición humana:

    • De la artificiosidad natural: lo natural del hombre es lo cultural o artificial.

    • De la inmediatez mediada: no existe lo inmediato y natural en el hombre, porque interfiere en su propio contexto natural.

    • Del lugar utópico del hombre: no le corresponde un lugar concreto por naturaleza, es capaz de dárselo a sí mismo.

    La conclusión es que el hombre, debido a su excentricidad, fruto de la conciencia, es un animal cultural, libre e histórico, dueño de su existencia.

    • GEHLEN defiendo al hombre como el “ser deficiente”: un animal que nace antes de tiempo, sin terminar. El hombre es un animal con deficiencias biológicas: carece de instintos, de órganos de percepción o actuación adecuados y está en un medio anómalo.

    El hombre es un ser actuante, transformador porque transforma a través de la “ley de la descarga” (actúa para mejorar su entorno y compensar sus deficiencias). Su tendencia es la de controlar sus instintos, lo que le permite dominar lo que le rodea. El ser humano siempre tiene un momento de reflexión para tomar una decisión; esto es la cultura: es un ser necesariamente cultural porque es un ser biológicamente deficiente.

    Scheler veía la naturaleza humana como algo completamente en tensión; para él el hombre era algo indefinible.

    Esta tradición germánica considera la antrop. filosófica como una disciplina que sintetiza los conocimientos que el hombre ha logrado por sí mismo. En conjunto, defiende que lo característico del hombre es la autoconciencia, la reflexión... Esta escuela Scheleriana es un modelo de la antrop filosófica, a la que llamaremos “metafísico predicativa”, que promueve a una consideración esencialista del hombre (porque tiene un sentido ahistórico y tiende a determinar cuál es la esencia del hombre).

    Cabe señalar dos dificultades de limitación del concepto de antrop según la escuela de Scheler, determinadas por dos puntos de vista:

    • Desde la perspectiva de las ciencias antropológicas: el inconveniente es que se tiende a disolver la antrop filosófica como una de las ciencias antropológicas. Según estos, la disuelven en una teoría de la cultura (punto de vista etnológico).

    • Desde la propia filosofía: según la perspectiva filosófica que estamos tratando, ya que algunas son más proclives a la antrop filosófica y para otras no tendrá sentido. No se puede formular un concepto neutral de antrop filosófica. Todo concepto de esta, parte de una concepción filosófica y antropológica efectiva y previa (porque la idea de hombre no es una idea autómata).

    6.2. La distinción entre “filosofía del hombre” y “antropología filosófica”

    A la hora de tratar esta distinción partimos de que en todo sistema filosófico hay una determinada organización o disposición de las ideas, y suponemos que en cualquier sistema hay ideas que son nucleares sobre las que se aglutinan otras. Esto es lo que Platón llamaba “symploké de ideas”, una idea filosófica que guarda relación con otras pero no con todas las del sistema.

    Por otro lado, es evidente que en todo sistema filosófico hay una determinada idea de hombre, y esa concepción de hombre siempre está en conexión con otras ideas (como dios, naturaleza, libertad...).

    Teniendo esto en cuenta, esta concepción antropológica del hombre puede situarlo en un lugar privilegiado dentro del sistema o subordinarlo con ideas más generales (como physis, espírutu, ser...).

    La distinción entre antrop filosófica y filosofía del hombre la usaremos para discriminar la importancia que los sistemas filosóficos dan a la idea de hombre. Así, distinguimos entre:

    • Fª del hombre: toda concepción filosófica del hombre, cualquiera que sea la disposición de ideas en el sistema de referencia.

    • Antrop filosófica: aquellas filosofias en las que la idea de hombre es una idea ontológica fundamental.

    En todo sistema filosófico siempre hay una Fª del hombre, pero no en todas las Fª hay una antrop filosófica (solamente en aquellas donde el hombre es una idea central). Nosotros no llamaremos antropológicas a concepciones de hombre que creen que este no tiene especial interés. Toda antrop filosófica es Fª del hombre, pero no a la inversa.

    6.3. La distinción entre Fª antropológica “predicativa” y “no predicativa”

    La antrop filosófica predicativa se ocupa de estudiar cuáles son los rasgos fundamentales del hombre y de cuál es su naturaleza o esencia. El hombre es un animal racional, que puede hacer promesas, es el animal simbólico. Se entiende al hombre como un sujeto intemporal cuya esencia permanece inalterable a través de la Hª.

    La antrop filosófica no predicativa no habla de una “esencia humana” porque entiende que el concepto de referencia para tal cometido es cambiante y considera metafísico el intento de establecer una idea abstracta de hombre.

    Entonces, ¿es posible construir una idea genérica de hombre que no sea predicativa? Sí, si consideramos la posibilidad de construir una idea formal y vacía de hombre, cuyos valores sean cambiantes a lo largo de la historia.

    6.4. La Antrop filosófica como “gnoseología” y como “ontología”

    Una ciencia es un proceso de reconstrucción de una categoría, pero a la vez podemos constatar una realidad extracategorial, ontológica, de la que tal ciencia intenta dar cuenta.

    La antrop filosófica gnoseológica estudia las realidades de las ciencias antropológicas, sus relaciones, su funcionamiento.

    La antrop filosófica ontológica estudia las ideas sobre el hombre.

    Utilizaremos la expresión “gnoseología” como teoría o reflexión acerca, no sólo de las ciencias, sino de las formas de conocimiento en general (lo que incluiría también a la propia antrop filosófica). “Epistemología”, en cambio, se limita al estudio de las ciencias propiamente dichas.

    La aparición de la antrop filosófica tiene lugar con el auge de la idea moderna de hombre, cuya formulación primera más importante la encontramos en el “De homine” de Bacon.

    La idea de hombre se establece frente a la concepción tradicional humanista, y es una consideración problemática como entidad cuya naturaleza ha dejado de estar clara, aunque se sigue pensando en que hay una esencia.

    6.5. Cuestiones históricas

    En las confrontaciones antropológicas que confluyen en la modernidad (hombre como ser natural vs. ser excepcional dentro de la naturaleza) la antrop filosófica surge como disciplina que intenta una síntesis pero que considera al hombre como ser fundamentalmente problemático.

    • Consideraciones sobre la aparición de la antrop filosófica

    La antrop filosófica aparecía en relación con la constitución de la idea moderna de hombre que, a su vez, surgía de la crisis del ideal humanista de hombre. Esa crisis estuvo condicionada en buena medida por el descubrimiento de América, que tuvo una influencia decisiva en los europeos de la época.

    Hay otras dos interpretaciones:

    • Antrop filosófica en la Antigua Grecia (Cardman)

    • Antrop filosófica que nace en el S XX a raíz de las obras de Scheler

    En el proceso histórico de tratamiento de la idea de hombre distinguiremos cuatro etapas:

  • Fª Griega

  • No hay una antrop filosófica, pero sí una Fª de hombre. Windelband dice que en este período hubo, tras una época cosmológica, una época antropológica en la que se generó una mayor preocupación por la idea de hombre. Esta teoría es incorrecta si consideramos que en el período cosmológico habría también una consideración del hombre, sólo que en términos de un monismo naturalista.

    En el período de Socrátes, Platón, Aristóteles... interesan asuntos relacionados con el hombre, asuntos prácticos (éticos y políticos). Pero estos asuntos tienen que ver con la “doxa”, no con la “episteme” (por eso no hay una antrop especulativa).

  • Fª cristiana medieval

  • Aunque propiamente no podamos reconocer en esta tradición una antrop filosófica, surgen ideas y temas que serán de mucha importancia: el concepto de “persona”, la libertad, la individuación, el determinismo...

    El cristianismo introduce la idea de persona para dar explicación al Misterio de la Santísima Trinidad: Dios, Padre y Espíritu Santo, que son tres seres de la misma naturaleza; son un solo ser y tres a la vez porque son personas. Se introduce el concepto de individuación. El concepto de persona, no obstante, tiene su origen en el teatro grecolatino y en el derecho romano.

  • Proceso de construcción de la antrop filosófica en el XVI

  • Tomaremos como referencia los ámbitos de las tres principales facultades (Teología, Medicina y Derecho), de las que habló Kant como facultades en conflicto, que aportan distintas perspectivas sobre el estudio del hombre. Las tres constituyen un saber superior por ser prácticas:

    • Teología, la salud del alma

    • Medicina, la salud del cuerpo

    • Derecho, es una perspectiva formal, vacía.

    Las ideas que nos aportan estas tres facultades son totalmente distintas:

    • Teología, el hombre aparece como ser espiritual, en relación con otros seres espirituales

    • Medicina, el hombre aparece como un cuerpo

    • Derecho, el hombre aparece como un sujeto con derechos y deberes sociales

    Las tres facultades nos plantean concepciones distintas, la imagen de hombre se difumina. Los problemas surgen en torno a asuntos como si el hombre es o no es un animal más.

    La tendencia a escindir lo humano genera los primeros tratados de antrop filosófica predicativa.

    La idea de cultura probablemente tenga su origen en la idea cristiana de Grecia (G. Bueno).

  • La época moderna

  • Es la idea de hombre que nace en el XX, sobre todo a raíz de Scheler. La idea de hombre que nace en esta época se justifica en que anteriormente no había una antrop filosófica en sentido estricto.

    6.6Tipologías de las ideas de hombre

    Trataremos la tipología que Scheler hace en “La idea de hombre y la historia”. Se trata de concepciones acerca del hombre, que tienen también un sentido histórico. Hay que mostrar las respuestas que, a lo largo de la Hª, se han dado a la pregunta “¿qué es el hombre?”.

    Se podría pensar en muchas respuestas porque el hombre se modifica y, por tanto, las ideas que tiene sobre sí mismo también. Scheler cree que la diversidad de respuestas viene ocasionada por los cambios del hombre.

    En “La idea de hombre en la historia”, Scheler se plantea hablar de las ideas que ha tenido el hombre de sí mismo a lo largo de la Hª. Se señalan 5 concepciones:

  • Idea judeo-cristiana

  • Se basa en la tesis de que existe un dios único y omnipotente. El hombre aparece como una criatura privilegiada con respecto al resto de la creación. Entre el hombre y Dios hay un pacto roto: el “pecado original”; después Dios se hace hombre para redimirnos. El hombre es el punto central de la creación. La historia iría desde la expulsión del Paraíso hasta el día del Juicio Final (idea progresista de Hª).

    Esta idea carece de importancia filosófica pero tiene mucha importancia histórica, social y cultural.

  • Idea griega o racional

  • Aparece configurada muy pronto entre los filósofos griegos (Platón, Aristóteles, Anaxágoras...). No hay una idea de creación; para los griegos el mundo es eterno. Se supone que hay una totalidad, una especie de “kosmos” que progresivamente ha ido siendo ordenado por la razón. El hombre, como ser dotado de “logos”, puede comprenderlo.

    Esta racionalidad está por encima de los propios instintos. El espíritu humano se opone a la naturaleza, que tata de entender, de dominar. La dignidad del hombre se funda en el conocimiento.

  • Idea naturalista

  • El hombre es un animal más, el conocimiento va intercalado en otros procesos. El hombre está motivado por sus movimientos instintivos, que son el fondo de la conducta humana. Hay 3 instintos fundamentales:

    • Nutrición: la historia como proceso de liberación del hombre, que quiere sobrevivir (nutrirse). La historia es un mecanismo de liberación de las clases oprimidas.

    • Reproducción: el hombre quiere perpetuar su especie y liberar sus impulsos sexuales, ya que la historia se los ha reprimido. Un ejemplo es el psicoanálisis de Freud. El hombre está dotado de una estructura psicológica en la que los instintos sexuales son muy fuertes, pero se encuentran reprimidos por la sociedad.

    • Dominación: la historia como proceso de represión de los hombres debido a la dominación de unos grupos sobre otros, lo que da lugar a un estado en el que unos tienen el poder político económico.

  • Idea misantrópica o pesimista

  • Es una idea bastante reciente. Sus representantes son Lesing y Schopenhauer. El hombre, que en otras concepciones es encumbrado, es visto como un fracaso de la naturaleza. El hombre es un animal más, y además deficiente (Scheler: “el hombre es un mono malnacido”).

    Scheler dice que la cultura es un “aparato ortopédico” que el hombre ha creado para contrarrestar sus deficiencias como animal. La cultura es un mecanismo de represión y frustra la naturaleza humana. Esta idea se identifica con el existencialismo: la falta de sentido de la vida, la desesperanza y la angustia.

    De aquí se deriva una concepción de la historia como algo absurdo. La historia es una construcción falsa, ideológica y absurda.

  • Idea de super-hombre

  • Es la idea asociada a Nietzsche. Los rasgos que Scheler atribuye a esta idea son: el hombre como forma solitaria en el universo, la autonomía moral y la conciencia de la propia libertad.

    Es una idea muy importante, históricamente ligada al nacionalsocialismo alemán.

    Hoy en día esta idea está muy presente; los componentes del individualismo irreductible, de ateísmo, aparecen en todas nuestras concepciones sobre el hombre.

    TEMA 7

    El “espacio antropológico”

    7.1. Consideraciones generales

    7.2. “Espacio” y “material antropológico”. El “dialelo antropológico”

    7.3. “Ejes” y “estratos” del espacio antropológico

    La noción de “espacio antropológico” ha sido desarrollada por Gustavo Bueno en el contexto del problema de la delimitación del objeto de las disciplinas antropológicas. Partiendo de la posición gnoseológica según la cual cada ciencia particular posee, no un objeto (“hombre”), sino un campo y manteniendo además que el campo de una ciencia consta de una pluralidad de términos.

    Así, la antropología no sería la “ciencia del hombre” sino una pluralidad de términos configurados de un campo o varios (técnicas de deformación corporal, cráneos, razas, parentescos...) Habrá que hacer una sustitución de “hombre” por “material antropológico” como campo de la antropología científica. Conlleva, pues, una noción no-sustancialista de “hombre”, así como una consideración “in fieri” del mismo. Los procesos en los que interviene el hombre, a la vez que remiten a él, lo constituyen. El material antropológico se daría dentro de este contexto, para cuya delimitación habría que apelar a las ideas filosóficas. Este contexto es a lo que llama Gustavo Bueno “espacio antropológico” y puede entenderse como la estructura ontológica en la que el material antrop se organiza. La configuración del espacio antrop se daría en torno a tres ejes conectados todos ellos con dos estratos.

    Los tres EJES propuestos por Bueno se asemejan más a la tripartición ontológica cristiana “hombre-naturaleza-Dios” que a la bipartición “hombre-naturaleza”, “cultura-naturaleza”, “espíritu-naturaleza”, producida tras la crítica de la teología y consagrada en el idealismo alemán (Hegel) y, posteriormente, en los materialismos histórico-dialécticos.

  • Eje circular. Relaciones del hombre consigo mismo, es decir, de hombres con hombres. Este eje no puede existir aislado de los demás ejes; su autonomía es, por tanto, esencial-estructural.

  • Eje radial. Relaciones entre el hombre y la naturaleza. Relaciones con términos no antropológicos: entidades físicas y biológicas desprovistas de cualquier tipo de inteligencia.

  • Eje angular. Relaciones “hombre-dios” (o dioses). Ello supone no reducir el espacio antrop a la bipartición entre realidad extensa y realidad cogitans; dicha posición implica toda una filosofía de la religión. Se trata de reconocer la realidad, la de las relaciones “hombre-divinidad” no reduciéndolas a la condición de meras apariencias, ilusiones o engaños. Desde la perspectiva materialista de Bueno no puede reconocerse esa realidad de Dios tal y como las religiones positivas la conciben y proponen. Los dioses han debido y deben ser algo real: Bueno ha señalado a los noúmenes como las entidades ni hombres ni meras “cosas naturales”. Dichos noúmenes habrían sido originariamente los animales, transformándose luego según los diversos tipos de religión, actualmente las relaciones de ese tipo se daría bajo forma de conexión con los “extraterrestres”, similares a los dioses helenísticos -cuya existencia no puede ser negada a priori como la de los dioses, y por respecto a los cuales los hombres reiteran actitudes de temor, amistad, adulación, etc.

  • Los ESTRATOS del espacio antrop corresponden a la distinción del material antropológico dentro de éste, según una dualidad asociada a oposiciones tradicionales del cuerpo-espíritu. Dichos estratos son representados por Bueno por las letras griegas (inicial de physis o naturaleza) y (inicial de pneuma o espíritu)

    Simbólicas (ceremonias)

    Relaciones circulares zoológicas (la caza)

    Tecnológicas (labrar, cocinar)

    Relaciones radiales fisiológicas (la lactancia)

    Relaciones angulares Religiosas (sacrificio)

    Biológico-ecológicas

    Tal configuración del espacio antrop según ejes y estratos mostraría que una orientación filosófica habría de estar presente al interpretar el término “antropología”.


    PARTE II.

    CUESTIONES ONTOLÓGICAS

    (problemas planteados en torno a la idea de hombre)

    TEMA 8

    El puesto del hombre entre los primates

    8.1. Taxonomía (ecología humana) del género Homo

    8.2. Los primeros hominoides

    8.3. Los homínidos

    8.4. La aparición del género Homo

    8.5. Teorías acerca de las relaciones entre los homínidos y el género Homo

    8.6. La teoría de la evolución aplicada al hombre

    TEMA 9

    La Idea de Hombre y la Idea de raza

    9.1. Importancia filosófica del tema de las razas

    9.2. Concepción y clasificación de las razas: aspectos históricos

    9.3. El concepto de raza desde la moderna Genética de Poblaciones

    9.4. Teorías acerca del papel de las razas en la Historia

    9.1. La importancia filosófica del tema de razas

    Veremos la Idea de raza como algo dentro del ámbito de las relaciones sociales, y no como algo propio de las ciencias. La importancia filosófica del tema será distinta según la perspectiva desde la que se aborde.

    Perspectiva escolástica: las razas se presentan como diferencias accidentales (como el clima). Con esta visión de las razas, se sostiene la unidad del género humano. Este punto de vista también ha sido sostenido por muchos antrop no escolásticos como Blumenbach o Linneo.

    En 1901 el jesuita Urraburu publicó “Antropología”. Acusaba desde un punto de vista humanista cristiano a los darwinistas de ser racistas. El darwinismo tiene cierto grado de racismo, pues sostienen que hay diferentes grados de evolución.

    Urruburu se plantea si, a pesar de la diversidad de razas, hay una unidad específica de todos los hombres, e intenta responder con los textos bíblicos. Trata también de las nociones de especie, raza y variedad, asociadas a la idea de monogenismo:

    • variedad: diferencias individuales transmisibles por vía de los genes

    • raza: variedad fija y constante que se transmite por herencia; las razas se diferencian por rasgos accidentales

    • especie: se dice que pertenecen a la misma especie los individuos que tiene la misma naturaleza o esencia; las especies se diferencian por rasgos esenciales.

    Se instala en una perspectiva predicativa. Ve una esencia común a todos los hombres. Toda la unidad del género humano va acompañada del llamado “principio uniformador”, que es el alma. El punto de vista de Urraburu no dista tanto de muchas antrop culturales. Algunas, como las de corte estructuralista o funcionalista, sustituyen el alma por la cultura.

    Razones por las que este asunto tiene importancia filosófica:

  • Cuando hablamos de razas hablamos de partes, de variedades de una Idea General de Hombre (es decir: la Idea General de Hombre se da a través de sus variedades. La consideración filosófica general ha de construirse a partir de material empírico.

  • El tema de las razas ha sido siempre objeto de interés. Esta cuestión trata de la relación entre los dos estratos del espacio antropológico. La idea de hombre plantea un conflicto, una dificultad de ver qué relación hay entre lo físico y lo natural, lo físico y lo espiritual... que hace que el hombre sea un sujeto distinto en la naturaleza.

  • El asunto de las razas se nos aparece en el ámbito de las relaciones circulares. No es un tema científico, sino que se da en el ámbito d las relaciones entre los hombres.

  • Observaciones filológicas sobre el término “raza”

    El término “raza” tiene un doble sentido: descriptivo y valorativo. “Raza” procede del romance. En el término castellano confluyen dos procesos etimológicos:

    Hay un término castellano antiguo, “raça” (defecto o culpa) que procede del latín “radia”, plural de “radius” (rayo). Se traduce como “rayo que se cuela por rendijas”. “Raça” alude a la calidad de una tela que por tener rendijas es defectuosa, este sentido originario se extiende como defecto del paño a defectos de otras cosas y, finalmente, se aplica a personas y animales. En el caso de las personas, “raça” tiene un sentido peyorativo, refiriéndose tanto a defectos físicos como morales.

    Más tarde, se introduce otro término similar en la forma, pero de origen distinto. Este “raça” proviene del latín “ratio” (modalidad, especie, índole). “Raça” sería un semicultismo derivado del latín. Esta palabra tiene también un sentido peyorativo, derivado del primer término. Por ejemplo, en el XVI se hablaba de una “raza” judía o marrana. Este uso peyorativo de raza adquiere a veces el sentido contrario; su uso más común pasa a designar a la “buena” como a la “mala” raza.

    9.2. Concepción y clasificación de las razas: aspectos históricos

    Nos basaremos en dos ideas: variabilidad y antigüedad del criterio de raza.

    Ateniéndonos a una noción de raza un poco más estricta, nos encontramos con dos historiadores muy conocidos por su racismo: Nott y Gliddon. Hablaron de una clasificación proveniente ya de los egipcios, en cuatro razas:

    • Rot: rojos (egipcios) - Tamhu: rubios (europeos)

    • Nashu: negros de pelo rizado (Africa central) - Namu: amarillos (asiáticos)

    El Padre Amyot, en 1684, hace otra clasificación de 5 tipos, que según él fueron diferenciados por los chinos:

    • Blancos / Rojizos / Negros / Violetas / Amarillos

    Linneo constituye el punto de inflexión de la moderna raciología, ya que tiene un criterio taxonómico.

    Bradley, en 1721, hace la siguiente clasificación:

    • Blancos: europeos (tienen barba) y americanos (imberbes)

    • Negros: abisinios (pelo liso) y negros propiamente dicho (pelo lanoso)

    Guillermo Rey considera que blancos y negros son dos especies distintas. Dice que hay hombres, pero algunos grupos que funcionan diferente son menos hombres.

    En el siglo XVIII Linneo, fundador de la raciología, elabora un sistema de clasificación con un criterio taxonómico. A partir del XVIII y XIX los criterios oscilan desde los externos (altura, color) hasta los craneométricos o somatométricos. Dentro de estas clasificaciones raciales algunos ejemplos son:

    • Clasificación de Cuvier. Las razas proceden de los sobrevivientes del diluvio universal (Noé, su mujer y sus hijos Sem, Cam y Jafet). Todos los restos antrop encontrados son restos de esta catástrofe. Habría solamente tres razas, cada una de uno de los hijos de Noé: semitas (caucásica), camitas (negros) y jafetitas (asiáticos).

    • Clasificación de Omalios D'Alva, que parte de las cinco razas de Blumenbach: blanca o caucásica, amarilla o mongólica, cobriza o americana, parda o malaya, negra o etiópica.

    Omalios sostenía que aquellas cinco razas de Blumenbach se correspondían con formas de religión: caucásica-cristianismo, mongólica-budismo, americana#, malaya-islamismo, etiópica-fetichismo.

    • Criterios poligenistas; ven en las razas especies diferentes.

  • Lord Dames. Niega la unidad de la especie humana. “Blancos y negros son dos especies distintas”.

  • Ulrey. Teoría racista fundamentada en el darwinismo.

  • Bory de Saint Vicent. Habla de 15 razas, basándose en el criterio del pelo. Distingue entre leiótricos y ulótricos, con varios grupos y subgrupos.

    • Clasificaciones raciales del XIX. Atienden al modelo clásico de raza y se vienen abajo con el descubrimiento de la genética.

  • Müller Haeckel. Utiliza criterios poligenistas. Es un modelo evolucionista, habla de un hipotético Homo primigenius y distingue dos grupos basándose en el cabello: pelo liso (leiótricos) y rizado (ulótricos).

  • Huxley. Evolucionista de los 70. Tiene un criterio monogenista. Combina tres criterios: pelo, color de piel y forma de la cabeza. Los resultados son absurdos, pues gente tan diferente como esquimales, polinesios o mongoles se incluyen en el mismo grupo.

  • Topinard (año 85) incluye muchos criterios de clasificación: índice nasal, índice cefálico, pelo, color de piel, color de pelo y altura. Tampoco esta clasificación da resultados muy satisfactorios, por ejemplo, une a los bechuanos con los indios, algo no muy lógico.

  • Quatrefages (años 90). Muestra la crisis de los modelos de clasificación racial del XIX. Es my larga y compleja; introduce la idea de que no hay razas puras. Considera que todas son producto de muchos cruces, pero afirma que unas más que otras. También introduce la raza mixta y la raza aberrante (malayos y japoneses).

  • Estas cuatro clasificaciones acaban siendo geográfico-descriptivas. Quedan desbancados por el modelo de clasificación genética. El descubrimiento de los grupos sanguíneos cambia la idea de raza.

    9.3. El concepto de raza desde la moderna Genética de Poblaciones

    Desde el XIX se dan criterios distintos de clasificación, basados en el descubrimiento de los grupos sanguíneos por Landseiner. Se clasifican pues las razas en: A, B, AB, O. Algunos de los autores que trataron este tema son:

    - Dixon (1923) - Eicktedt (1933) - Hooton (1931) - Deniker (1926)

    - Haddon (1925) - Vallois (1948) - Snyder (1926)

    - Bisutti (1953)

    Después de principios del XX las teorías racistas tradicionales se sustituyen por las nuevas. Un ejemplo es Snyder, que admite el criterio de los grupos sanguíneos y clasifica en 7 grupos: europeo/grupo intermedio (hacia Asia) /afromalasio /pacífico americano /australiano.

    Vallois distingue entre: grupo europeo prehistórico, europeo caucasoide, africano o negroide, asiático o mongoloide, amerindio y australoide.

    Cavalli-Sforza (años 40-50) clasifica teniendo en cuenta la genética, tomando como partida la teoría de los grupos sanguíneos A, B, AB, O.

    Dentro de un gen las formas alternativas se denominan alelos: los individuos O tienen que tener OO, los que son A tienen que tener AA o AO, los B tienen que tener BB o BO y los de AB sólo AB.

    En el año 40 descubrió el factor Rh+, y dio lugar a nuevas discriminaciones.

    Lo que propone Cavalli-Sforza es hacer una reconstrucción biológica del pasado a través de los grupos sanguíneos. Así, elabora en el 62 un árbol evolutivo basándose en la distancia genética (valor medio que mide la distancia genética entre dos poblaciones según la información disponible). Ej:

    Italianos - 20% Rh // Chinos 2% Rh -> distancia genética 18

    9.4. Teorías acerca del papel de las razas en la historia

    En esta cuestión subyace el problema de la relación de los dos ámbitos antropológicos: el de la cultura y el de la naturaleza.

    Tomaremos como modelo la obra “Raza, ciencia y política” de Ruth Benedict, que propone la interpretación de dos modalidades:

  • Clasista, donde la raza se convierte en el argumento de superioridad de una clase social sobre otra. En esta teoría se distingue entre modelo intranacional e internacional.

  • Nacionalista, donde la raza se convierte en el argumento fundamental de la superioridad de una nación sobre otra.

  • Ejemplos de racismo clasista intranacional

    Boulain Villier. Historiador francés, habla de la superioridad de un grupo social dentro de la nación francesa: los francos. Están asociados a los grupos bárbaros que invadieron al pueblo galo-romano y lo dominaron. La aristrocracia francesa es descendiente de los francos, que históricamente están destinados a mandar, y el resto de la población a obedecer. Los galos no son pues una clase superior, sino una raza superior.

    Sieyés. Su doctrina es una variación de la anterior. Sieyés era conocido por su posición revolucionaria. Consideraba que el tercer estado eran los galos, la raza superior (como justificación de la revolución).

    Gobineau. En “Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas” (1853-55), de carácter pre-darwinista. Se refiere a una raza superior, internacional, encarnada por la aristocracia de todos los pueblos. Esta superioridad se basa en un criterio estético, moral, de sensibilidad.

    Gobineau está muy presente en “Mein Kampf” de Hitler.

    Manuel Murguía es admirador de Gobineau y participó en el movimiento nacionalista gallego. Asocia Galicia con los celtas, y a estos, con los arios.

    Ejemplos de racismo clasista internacional

    Se desarrollan doctrinas racistas basadas en Darwin y la antropometría. Es el caso de Vacher de Lapouge (Alemania) y Ammon (Francia). Hacen una distinción entre los tipos alpino y nórdico.

    Sus preferencias se inclinan por el nórdico. Lapouge dice que el nórdico, a diferencia del alpino, tiene virtudes superiores: espíritu de aventuras, generosidad, ausencia de retórica, gusto por la meditación, individualismo y protestantismo. El hombre alpino es, por el contrario, laborioso, economizador, le gustan los discursos, braquicéfalo y adepto al Estado y al catolicismo.

    Ammon intentó hacer una distinción según criterios craneométricos entre el hombre del campo y el de la ciudad (con cráneo +estrecho).

    Esta teoría recibe el nombre antroposociología (de mucho renombre en Europa a finales del XIX y en el XX).

    Ejemplos de racismo nacionalista

    El momento decisivo es 1870: la derrota del imperio francés (Napoleón III) frente a Alemania.

    Houston S. Chamberlain. Escribió “Los fundamentos del siglo XIX”. No identifica las razas con las clases, sino con un pueblo; por tanto, hay unos pueblos que son superiores a otros: el alemán.

    Caracteriza al pueblo alemán por rasgos espirituales y emocionales, sin invocar rasgos físicos. Chamberlain no dice lo que es ser alemán: no es haber nacido en Alemania, ni tener antepasados alemanes, ni tener unos rasgos físicos determinados.

    Chamberlain influye en Sabino Arana, que recoge la Idea de Pueblo Vasco.

    Julio Caro Baroja. Historiador y antropólogo vasco. Sus obras más importante son “El estudio de los pueblos del norte de la Península Ibérica” y “Razas, clases y pueblos”.

    Estas doctrinas racistas se dan en España antes que en ningún otro lugar. Señalaremos cuatro aspectos para corroborar esta tesis:

  • Pureza o limpieza de sangre es una expresión que se utiliza mucho en la literatura española del XVI y XII o en el ejército. El requisito indispensable para la limpieza de sangre era no tener antepasados moros o judíos, que era una limitación en la época.

  • Sangre de los godos. Es un criterio de delimitación social vinculado a una hipotética nobleza pura, asociada al norte de la península. Los godos, a diferencia de los moros, están asociados con la aristocracia.

  • El racismo vasco del Padre Larramendi (jesuita). Sostenía la nobleza de los vascos, remontando el asunto a los primeros pobladores. Consideraba que el pueblo vasco era el único que permaneció sin mancha. Los vascos son nobles como pueblo, no en cuanto a clase social.

  • 33