Filosofía de Nietzsche

Filosofía contemporánea. Vitalismo. Superhombre y muerte de Dios. Vida y obras. Contexto (Schopenhauer y Wagner)

  • Enviado por: Alejandra Torres
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas

publicidad
publicidad

Introducción

A casi un siglo de su muerte, su vida y su obra no han perdido su
fascinación, y la filosofía moderna aún no ha digerido todo lo que su obra
ofrece.
En el curso de sus observaciones psicológicas, Nietzche gradualmente llega a
la conclusión de que todo comportamiento humano podría reducirse a un solo
impulso: el del poder. Este concepto es inseparable de  su idea de la
sublimación y el poder de la voluntad discutido largamente.

Lo que le hombre mas desea según Nietzche, es un estado superior. El hombre
quiere perfeccionarse, crearse a sí mismo continuamente, ser creador, mas
que simple criatura. Cuando falla en esta empresa busca gobernar no ya sobre
sí mismo, sino sobre otros.

El superhombre es el que se ha vencido a sí mismo, el apasionado, el que
gobierna sobre sus pasiones; el creador, el que con la razón y con la pasión
emplea sus potencialidades creativas. El "ultimo hombre", en contraste con
el superhombre es una criatura conformista, carente de toda creatividad y de
complaciente hedonismo. El contraste de estos dos es la critica de Nietzche
de la civilización moderna. Esta crítica está elaborada en gran detalle e
incluye una critica del principio del placer, pero sobre todo una critica de
la religión cristiana y de toda moral convencional.

La idea del superhombre es un reto, no una predicción. Es una antitesis del
concepto cristiano del tiempo y de la historia.
Cuando Nietzche contrasta la moralidad del maestro y la del esclavo se
identifica con la primera.

Contexto histórico

La época en la que se situó Federich Nietzche fue en un periodo en que casi
en todos los países de Europa había una corriente antipositivista que se
impuso en gran parte del pensamiento occidental del siglo XX. Esta corriente
provocó un abierto rechazo del valor absoluto de la ciencia. Aquí se
afirmaba la incapacidad de la investigación  científica que abordaba la
realidad más profunda del hombre. Estas tendencias antipositivistas,
relevantes por su posterior influencia en el desarrollo de la filosofía, son
el vitalismo de Nietzche. Debido a esta corriente, Nietzche, gira sus obras
en torno a tres temas fundamentales que son la voluntad del poder, el
superhombre y el mito de eterno retorno.

El tratado de Schopenhaver le causo una gran impresión, la cual se hace muy
presente en su pensamiento en aspectos como lo son la primacía de lo
intuitivo sobre lo intelectivo, la importancia del arte y su aporte a la
voluntad.

En 1878, Nietzche, se sintió desengañado por el tono nacionalista provocado
por las composiciones y desde este momento, Nietzche, rompió su relación con
el músico.

Para señalar el punto más oscuro de Nietzche, hay que mencionar el tema del
eterno retorno, ya que aquí se reflejan pensamientos de Federich Nietzche.



Biografía


Nietzsche, Friedrich (1844-1900), filósofo, poeta y filólogo alemán, cuyo
pensamiento es considerado como uno de los más radicales, ricos y sugerentes
del siglo XX.
Vida y obras
Nació el 15 de octubre de 1844 en Röcken, Prusia. Su padre, un ministro
luterano, murió cuando él tenía 5 años, y fue educado por su madre en una
casa donde vivían su abuela, dos tías y una hermana. Estudió filología
clásica en las universidades de Bonn y Leipzig, y fue nombrado profesor de
filología griega en la Universidad de Basilea a los 24 años. Su delicada
salud (estuvo afectado toda su vida por su poca vista y sus constantes
jaquecas) le obligó a retirarse en 1889. Al cabo de diez años sufrió una
crisis nerviosa de la que nunca se recuperó. Murió en Weimar el 25 de agosto
de 1900.
Además de la influencia de la cultura helénica, en particular de las
filosofías de Sócrates, Platón y Aristóteles, Nietzsche estuvo influenciado
por el filósofo alemán Arthur Schopenhauer, por la teoría de la evolución y
por su amistad con el compositor alemán Richard Wagner.
Escritor prolífico, escribió varias obras importantes, entre ellas El origen
de la tragedia (1872), Así habló Zaratustra (1883-1885), Más allá del bien y
del mal (1886), La genealogía de la moral (1887), El crepúsculo de los
dioses (1888), El Anticristo (1888), Ecce Homo (1889) y La voluntad de poder
(1901).
Uno de los argumentos fundamentales de Nietzsche era que los valores
tradicionales (representados en esencia por el cristianismo) habían perdido
su poder en las vidas de las personas, lo que llamaba nihilismo pasivo. Lo
expresó en su tajante proclamación "Dios ha muerto". Estaba convencido que
los valores tradicionales representaban una "moralidad esclava", una
moralidad creada por personas débiles y resentidas que fomentaban
comportamientos como la sumisión y el conformismo porque los valores
implícitos en tales conductas servían a sus intereses. Nietzsche afirmó el
imperativo ético de crear valores nuevos que debían reemplazar los
tradicionales, y su discusión sobre esta posibilidad evolucionó hasta
configurar su retrato del hombre por venir, el 'superhombre' (übermensch).
De acuerdo con Nietzsche, las masas (a quien denominaba "rebaño", "manada" o
"muchedumbre") se adaptan a la tradición, mientras su superhombre utópico es
seguro, independiente y muy individualista. El superhombre siente con
intensidad, pero sus pasiones están frenadas y reprimidas por la razón.
Centrándose en el mundo real, más que en las recompensas del mundo futuro
prometidas por las religiones en general, el superhombre afirma la vida,
incluso el sufrimiento y el dolor que conlleva la existencia humana. Su
superhombre es un creador de valores, un ejemplo activo de "eticidad
 maestra" que refleja la fuerza e independencia de alguien que está
emancipado de las ataduras de lo humano "envilecido" por la docilidad
cristiana, excepto de aquellas que él juzga vitales.
Nietzsche sostenía que todo acto o proyecto humano está motivado por la
"voluntad de poder". La voluntad de poder no es tan sólo el poder sobre
otros, sino el poder sobre uno mismo, algo que es necesario para la
creatividad. Tal capacidad se manifiesta en la autonomía del superhombre, en
su creatividad y coraje. Aunque Nietzsche negó en multitud de oportunidades
que ningún superhombre haya surgido todavía, cita a algunas personas que
podrían servir como modelos: Sócrates, Jesucristo, Leonardo da Vinci, Miguel
Ángel, Shakespeare, Goethe, Julio César y Napoleón.
Al concepto de superhombre se le reprochó a menudo ser el fruto de un
intelectual que se desenvuelve en una sociedad de amos y esclavos y ha sido
identificado con las filosofías autoritarias. Muchos eruditos niegan esta
lectura ideológica y lo atribuyen a una mala interpretación de la obra de
Nietzsche.
Influencia
Aclamado poeta, Nietzsche ejerció mucha influencia sobre la literatura
alemana, así como sobre la literatura europea y la teología. Sus conceptos
han sido discutidos y ampliados por personalidades como los filósofos
alemanes Karl Jaspers y Martin Heidegger, el filósofo judío alemán Martin
Buber, el teólogo germano-estadounidense Paul Tillich, y los escritores
franceses Albert Camus y Jean-Paul Sartre. La proclama de Nietzsche "Dios ha
muerto" fue utilizada por teólogos radicales posteriores a la II Guerra
Mundial (en especial por los estadounidenses Thomas J. J. Altizer y Paul van
Buren) en sus intentos por adecuar el cristianismo a las décadas de 1960 y
posteriores.






Guía

Federich Nietzche: Filosofo alemán (1844-1900). Autor de la teoría del
superhombre, aquel que está más allá de la moral. Para él, el principio de
toda moral es el ultimo intenso de la energía vital, y en la voluntad del
poder funda esta ética individualista y una política aristocrática. Su obra
es una larga serie de aforismos, redactados en estilo vulgarmente. Murió
loco.
Obras: -   El anticristo y así habló Zarathustra.
- El origen de la tragedia
- La voluntad del poder
- Genealogía de la moral.

Nietzche cree en el hombre superior, en el superhombre, resultado del
esfuerzo de transformación de la humanidad. Para Nietzche, las ideas
cristianas de piedad y resignación, las ideas de igualdad son falsos
valores. Basa en la "voluntad del poder" una  moral individualista. Estas
concepciones le valdrán una inmensa audiencia, pero no será siempre
comprendida. Por ejemplo Hitler que nunca había leído a Nietzche se sirvió
de él para afirmar la superioridad del nacionalismo.
Si Nietzche anunciaba la muerte de Dios, Marx había predecido la muerte de
la filosofía. Había llamado a los hombres a movilizar sus esfuerzos para
afirmar, por medio de la acción  a la humanidad frente el universo. Así
surge una corriente filosófica que hace del filosofo un activo participe del
devenir humano. Es el movimiento del materialismo.
La idea central de Nietzche es la concepción de la vida como voluntad de
afirmación del hombre frente a la sistematicidad  de la razón. Opone a esta,
a la que en sus primeras obras identifica con el espíritu opolineo, el
espíritu dionisiaco que interpreta como una audaz inclinación de sumergirse
en la profunda realidad vital humana, tal como se encuentra plasmada en la
tragedia griega. La moral nietzscheana se basa en el desprecio de la  escala
considerada propia de valores de la ética , a la que considera propia de los
resentidos, es decir, de los hombres que de no ser capaces  de realizarse a
sí mismos, valoran positivamente la humanidad, la benevolencia, la utilidad,
cosas propias solo de esclavos y no de hombres libre, señores capaces de
llegar a ser superhombres gracias a una conducta que va más allá del bien y
del mal y consiste en la afirmación de lo vital por excelencia : la fuerza,
la voluntad de poder . Paralelamente opone al ideal de progreso histórico la
teoría del desarrollo humano concebido como una repetición, un extremo
retorno; ara él, el mundo es un devenir continuo que no desemboca en un
estado final de perfección, sino que permanece bajo el signo de la
contradicción, la lucha, el retorno constante de lo igual en el ser.

Actividad
1- Haga un comentario critico sobre la filosofía de Nietzche. (mínimo 2
planas)
2- Describa como cree ud., como era el aspecto psicológico de Nietzche.
(mínimo una plana)
3- ¿Qué es para Nietzche el superhombre y que debe dominar este `para llegar
a este estado.





Guía

El primer periodo va hasta 1883, pero dentro de él pueden todavía señalarse
dos etapas. La primera se caracteriza por una labor de  interpretación
critica de la cultura muy influida por Schopenhauer y por Wabgner. De
Schopenhauer tomo la noción de fenómeno como representación cuya raíz
estaría en la voluntad.

A pesar de su interés por las ciencia, Nietzche combate especialmente en
cientifismo, aliado de la metafísica y de la inversión de los valores, al
sustentar como verdad objetiva un hipotético orden eterno que la ciencia
puede descubrir. Este orden eterno es  el que se fija en el lenguaje
conceptual que se pretende inequívoco y que aprisiona el pensamiento en
conceptos acabados, fijos o estáticos, creadores de trasmundos eternos.
Nietzche que predica el inmoralismo, entendido como la patentizacion de la
inversión de los valores y manifestación de la necesidad de su
transmutación.

La muerte de Dios que es un hecho histórico consumado fruto de un largo
proceso de laicización, pudo engendrar un movimiento ambiguo: por un a
parte, es la condición del nacimiento del superhombre, pero por otra partee
s la condicion de aparicion del ultimo hombre. Este ultimo, es ese  "pulgón
inextinguible" que es el más duradero y el más despreciable, aquel que se
contenta con un mero pragmatismo, cientifismo tecnorancia, el que ha
sustituido a Dios por su comodidad, el que ya no es capaz de despreciarse a
sí mismo y cree que ha inventado la dicha. Un hombre cuya vida sin Dios,
carece de sentido, y que representa la ruina de la civilización  y es la
culminación de la decadencia.
El superhombre es capaz  de  superar y transvalorar los valores recreativos
y contrarios a  al vida que han caracterizado la historia  de la cultura de
occidente.

El devenir no se puede apresar con los conceptos  del entendimiento, solo se
deja entender mediante alusiones, con aforismos y metáforas, ya que los
conceptos pretenden explicar una multiplicidad que nunca es igual: son la
manifestación de la parálisis del entendimiento que no puede captar el
devenir. La capacidad de  asumir plenamente el nihilismo es lo que
caracteriza al superhombre, y la prueba que éste debe pasar es la del eterno
retorno de lo mismo.