Filosofía de Friedrich Wilhelm Nietzsche

Pensamiento filosófico del Siglo XIX. Nihilismo. Superhombre. Crítica a la moral cristiana. Voluntad de poder. Eterno retorno. Espíritu apolíneo y dionisiaco

  • Enviado por: Mir
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

LA FILOSOFIA DE NIETZSCHE

La unificación de Alemania.

La unificación de Alemania no había sido posible ni en 1930 ni en 1948 a pesar de existir una lengua, una historia y una cultura comunes. Dos grandes potencias, Prusia y Austria, dividían los territorios alemanes después de las guerras contra Napoleón.

La unificación de Alemania fue promovida por Bismark, primer ministro de Prusia.

El desarrollo industrial de Prusia y su política aduanera para facilitar el libre comercio entre Estados alemanes impulsaron una sólida economía y la formación de un poderoso ejercito. En 1867 se creo la confederación Alemana del Norte. Se aprobó una Constitución que daba una estructura federal a esta unión, presidida por Guillermo I de Prusia con Bismark como canciller.

La victoria prusiana contra Francia en la batalla de Sedán en 1870 destruyo al ejército francés de Luis Napoleón y propicio la creación del Segundo Imperio. Bismark reunifico a los trece estados alemanes, a excepción de Austria.

El parlamento o Reichstag elegido por derecho de voto, no tenía poderes reales de control del gobierno, que quedaba bajo el dominio de Prusia.

El mapa político europeo, se había modificado. Alemania se había convertido en la gran potencia continental.

El proceso de unificación alemán, dio lugar a un extraordinario desarrollo económico y a un cambio en la estructura social. Una parte importante de la población se convirtió de rural en urbana, la economía agraria dio paso a una economía industrial y la educación, ates predominantemente humanista, se oriento a la enseñanza de la tecnóloga.

El Estado alemán formo a una clase eficiente de funcionarios y ciudadanos honestos, trabajadores y respetuosos de las leyes.

La filosofía alemana se lanzo a la tarea urgente de salvar al individuo defendiendo la creatividad, la libertad y la vida frente a las garras del idealismo. Ni el realismo ni el positivismo eran capaces de comprender la vida humana.

VIDA Y OBRAS

Infancia y estudios

Nietzsche nació el 15 de octubre de 1844, dos años mas tarde nacerá su hermana que tendrá un papel muy importante en su vida. Su padre falleció cuando el tenia 5 años. Fue un niño serio y obediente.

A los 12 años de edad comenzaron los dolores de cabeza, que le acompañarían durante toda su vida. Se despierta su afición por el griego y desarrolla sus aptitudes musicales.

En 1864 se traslada a la universidad de Bonn para estudiar teología y filología clásica, decidiéndose finalmente por la filología. 1868 conoce al compositor Richard Wagner.

La docencia en la universidad de Basilea.

A los 24 se ocupa de la universidad de Basilea. Es designado profesor. Sus clases son seguidas con expectación aunque pronto despierta rechazo entre sus colegas filólogos.

Comienza a escribir un libro, en el que compara la decadencia de la cultura griega con la alemana.

La enfermedad ha ido en aumento hasta llegar a impedirle valerse por si mismo, los dolores de cabeza y vómitos son constantes. Su mala salud y su propia insatisfacción en la universidad le llevan a jubilarse voluntariamente en 1879.

Una vida solitaria y errante

Los diez años siguientes los pasa viajando por distintos lugares de suiza, Italia y Alemania. En mayo de 1889 es trasladado por su amigo desde Turín a una clínica de Basilea con signos evidentes de locura, de la que no llegaría a curarse. Los últimos años de su vida los paso en compañía de su madre y, muerta esta, de su hermana. El 25 de agosto de 1900 murió de apoplejía en brazos de su hermana Elizabeth.

ETAPAS DEL PENSAMIENTO DE NIETZSCHE.

La filosofía de Nietzsche se oculta detrás de un lenguaje lleno de imágenes. El propio Nietzsche se refiere a las etapas de su filosofía como pieles de serpiente que hay que abandonar o mascaras bajo las cuales se desarrolla su pensamiento.

Periodo romántico. Filosofía de la noche.

Este periodo coincide con la estancia de Nietzsche en Basilea, marcado por la influencia de Schopenhauer y de Warger. En este periodo destacan las siguientes ideas:

  • en el fenómeno de lo trágico se descubre la verdadera naturaleza de la realidad.

  • Corresponde al arte y a la tragedia conocer la esencia trágica del mundo.

  • La vida es una oposición y un vaivén entre lo infinito y lo finito.

  • Sócrates encarna la oposición a la visión trágica del mundo.

Periodo positivismo o ilustrado. Filosofía de la mañana.

Nietzsche acepta el rechazo positivista de la religión y la metafísica, que son sustituidas por la ciencia como formas de explicación de la realidad. Se caracteriza por dos rasgos principales:

  • la utilización del método histórico como medio para criticar los supuestos metafísicos.

  • La crítica de la cultura occidental desvela que la moral y la religión son formas que el hombre ha colocado sobre si mismo.

Periodo del mensaje de Zaratustra. Filosofía del mediodía.

En el se formulan las ideas principales de Nietzsche. La obra fundamental del periodo es Así hablo Zaratustra, que consta de un prologo y tres partes.

  • en el prologo se describe al superhombre y al ultimo hombre.

  • La primera parte plantea la muerte de Dios-

  • La segunda, la idea de la voluntad de poder.

  • Y la tercera, la idea del eterno retorno.

Periodo critico. Filosofía del atardecer.

Nietzsche completa la critica a la cultura occidental, a la filosofía, ala religión y a la moral tradicionales. Entre las ideas fundamentales se pueden señalar las siguientes:

  • es preciso destruir al hombre, al último hombre, para que pueda surgir el superhombre.

  • Se hace necesaria la destrucción de la filosofía, la religión y la moral de la tradición occidental y la transmutación de los valores que impida la autoalineación del ser humano.

  • Detrás de todos los valores esta la vida como su fundamento ultimo.

DE LA FILOLOGIA A LA FILOSOFIA.

La vida como voluntad

Dice que la vida no se puede definir.

La voluntad de poder es deseo ciego de vivir y precisamente si algo caracteriza a la vida es que cuando mueres la vida sigue naciendo. La vida hay que vivirla de tal manera que suponga el deseo de querer vivirla.

Pero la vida también es para Nietzsche un juego trágico en el que se enfrentan en un proceso incesante generación y corrupción, vida y muerte, exaltación y dolor.

Filología y filosofía

Nietzsche considera que el lenguaje humano es una voluntad de poder, una forma de vida, pero el problema es que ese lenguaje lo hemos convertido en una cosa que no es, el lenguaje es simplemente una comunicación de nuestro estado de animo. Lo que nosotros captamos son las sensaciones pero el hombre para expresarlo a los demás creo la palabra sabiendo que esa palabra no refleja la realidad solo son metáforas para expresar la realidad.

Aquí se produce una transformación de estímulos en palabras.

El hombre convirtió esa palabra en concepto pero Nietzsche dice que no hay conceptos. El lenguaje nunca puede expresar las cosas, pero no es un reflejo de la realidad.

El lenguaje como síntoma de la vida.

Toda nuestra actividad mental esta en palabras, es lenguaje. El lenguaje lo hemos creado para describir las cosas pero no lo hacen, las palabras según Nietzsche son metáforas de la realidad. Esto se complica aun mamas cuando estas palabras se aplican a un concepto. Las palabras son simplemente algo que ha creado el hombre y ha olvidado que solo son meras metáforas de la realidad. Las palabras no expresan las cosas sino nuestra relación con ellas.

Arte y realidad: lo apolíneo y lo dionisiaco.

El arte y la poesía son el medio a través del cual aprendemos la esencia originaria y profunda del mundo.

La expresión simbólica de la vida se desarrolla a partir de dos fuerzas estéticas que se combaten, representadas por los símbolos:

  • el espíritu dionisiaco, de Dionisio, dios de la orgía, representa los valores de la vida, de la desmesura, la embriaguez mística y la anulación de la conciencia personal.

  • El espíritu apolíneo, de Apolo, dios de la belleza, representa los valores de la razón, la medida, el equilibrio y la individualidad.

Evolución de la tragedia griega.

La tragedia griega expresa la antitesis entre el fondo infinito y el ser finito de lo dionisiaco y de lo apolíneo.

Los orígenes de la tragedia griega, dice Nietzsche están en el coro trágico. Dioniso devorado por los titanes y resurgido de sus cenizas.

LA CRÍTICA A LA CULTURA OCCIDENTAL. EL NIHILISMO.

El nihilismo como negación de la vida.

El nihilismo es tomar conciencia de que vivimos en la nada, que la cultura occidental es pura creación del ser humano. En el cristianismo, Nietzsche encuentra encarnados los valores del nihilismo, el odio y el temor a la vida, que constituyen una voluntad de la nada.

Critica a la filosofía

Origen del nihilismo

El origen del nihilismo debe situarse en la filosofía griega, en Sócrates y Platón.

El concepto de realidad ideal

La contraposición de los dos mundos platónicos sitúa al concepto imperfecto, cambiante y aparente. El triunfo de la razón contra la vida es el triunfo de Apolo sobre Dioniso.

La identificación entre la razón, la virtud y la felicidad oculta el rechazo a los sentidos, el temor a los instintos, a la vida, que quiere ahogarse bajo la luz de la razón. No hay un mundo real distinto del que experimentamos por medio de los sentidos.

La inversión de la intuición y el concepto, el dominio del sujeto

El triunfo del poder del lenguaje, del concepto, es el dominio de la conciencia frente a la intuición.

La conciencia nos inventa a través de los conceptos una identidad única, estable y publica, que se olvida de lo sensible, de los cuerpos.

El sujeto no es identidad, sino pluralidad y mascara. La forma básica del conocimiento es la intuición mediante la que captamos lo inmediato e individual, la vida.

Critica a los conceptos metafísicos

La ficción de la metafísica monoteísta se apoya en el lenguaje: el lenguaje fabrica las cosas. El lenguaje nos hace abandonar el cambio, la apariencia, y nos empuja a la permanencia, a la unidad, a la identidad, a la sustancialidad y al ser.

No existe un conjunto de conceptos universales unívocos preestablecidos para aprender la realidad, los conceptos no están antes que las palabras, sino que derivan de las palabras.

Las palabras son metáforas que expresan no las cosas, sino las intuiciones originarias que tenemos de las cosas. Las palabras son así metáforas y los conceptos que formamos a partir de las palabras son solo residuos de metáforas.

Critica a la idea de verdad

Cuando las palabras se transforman en conceptos, se abandonan las diferencias individuales para servir de instrumento de comunicación. El concepto abstrae de un modo arbitrario las peculariedades para destacar lo común; sin embargo no es posible pensar en la hoja sino en una hoja con una forma y un color determinados. El concepto falsea la palabra.

El error de la filosofía es haberse olvidado de las intuiciones como el origen de los conceptos. Ese olvido es el fundamento de la metafísica, que considera lo abstracto y universal. Lo inteligible, como real y verdadero. Las verdades son ilusiones de las que se ha olvidado que lo son, metáforas que se han desgastado y han quedado sin fuerza sensorial.

Todo conocimiento es relativo: no conocemos ningún hecho en si, el mundo es susceptible de diversas interpretaciones. El conocimiento es para Nietzsche perspectivismo.

Critica a la ciencia

La realidad se convierte ahora en fenómeno y las matemáticas en el método científico.

La crítica de Nietzsche se dirige contra el mecanicismo de las ciencias positivas.

El ataque de la ilustración se había dirigido contra los dogmas teológicos y el poder de la iglesia.

LA CRITICA A LA MORAL CRISTIANA

La critica a la moral y el método genealógico

Su análisis se sitúa “mas allá del bien y del mal”, descubriendo los instintos desde los que brotan los conceptos morales a partir de su genealogía. El método genealógico permite estudiar como surgieron los conceptos morales y como se impusieron como valores aceptados por todos a partir de la fuerza del grupo social que los propone. La genealogía muestra la realidad que esta detrás de las palabras, la voluntad de poder que las erige.

Pero es en Grecia donde se produce primero el cambio de los valores que da lugar a la moral cristiana.

La inversión de los valores son:

  • la moral de los señores es la moral activa, originaria, que implanta los valores; el señor, el noble, se ve a si mismo como creador de sus valores. Vive de modo autónomo, confiado, encontrando la felicidad en si mismo y despreciando la aprobación de los demás.

  • La moral de esclavos es pasiva, no crea los valores, sino que los encuentra ante si. El esclavo es débil y cobarde; siente el resentimiento hacia el poderoso y proclama los valores que le hacen la vida más soportable.

El cristianismo y la inversión de los valores.

Lo que antes no eran valores, los de los esclavos se imponen sobre la moral de los señores, y esto se hace fundamentalmente en el judaísmo y más tarde en el cristianismo. Esa expresión de la moral cristiana dice Nietzsche que tiene su expresión máxima en la muerte de cristo, eso es una aceptación de valores, el símbolo de inversión de los valores, como se impone la moral de los esclavos. Los valores que antes eran malos pasan a ser los valore superiores y los valores de los señores pasaran a ser contradicciones.

LA MUERTE DE DIOS

“Dios ha muerto”

La muerte de Dios significa una crítica radical de la religión, la moral y la metafísica sobre las que se ha levantado la civilización occidental. La desaparición de la creencia en el Dios cristiano cambiara la orientación del hombre, alejándolo del mundo trascendente para centrarlo en el mundo real.

El proceso de la muerte de Dios se había iniciado con el Renacimiento y continuado con la crítica. La muerte de Dios completa el proceso terminando también con este cristianismo secularizado.

Con la muerte del Dios monoteísta acaba el dogmatismo la escisión entre lo bueno y lo malo. Lo verdadero y lo falso, lo real y lo aparente.

Comienza entonces un resurgimiento de los antiguos dioses del politeísmo: dioses múltiples que simbolizan una visión plural de la realidad y de la vida.

El nihilismo y el perspectivismo

Nietzsche propone el perspectivismo, la única posibilidad e acercarse a la realidad son las distintas perspectivas y cada una de ellas nos dará diferentes formas de la realidad, todas ellas validas.

LA VOLUNTAD DE PODER Y EL SUPERHOMBRE

La transvaloración

Una vez que el hombre pasa la etapa nihilista Nietzsche se plantea el futuro de ese hombre, lo que dará lugar a la aparición del superhombre. Una vez que el hombre toma conciencia, solo le falta saber que él es el dueño de su destino, de alguna manera vuelve a aparecer el hombre, se convierte en creador de sus valores y es él quien decide que es lo bueno y lo malo. Es lo que llama la transmutación de los valores.

Zaratustra, el profeta del superhombre.

La llegada del superhombre atraviesa tres metamorfosis del espíritu:

  • el camello, animal de carga, simboliza a los que se contentan con obedecer ciegamente, que acarrean el peso de los valores llamados “superiores a la vida” y simbolizan al hombre que se inclina ante la omnipotencia de Dios y ante la ley moral.

  • El camello que quiere ser mas y se transforma en león, que simboliza al negador, al nihilista que rechaza los valores tradicionales, y crea las condiciones para la producción del superhombre en cuanto que conoce su autoalineación y crea su libertad en la lucha contra los valores establecidos.

  • Pero también el león tiene necesidad de transformarse en niño, de superar su autosuficiencia para poder vivir libre de prejuicios y crear un nuevo sistema de valores que esté al servicio del superhombre, al servicio de la recuperación de los instintos vitales del hombre. El niño, para quien la existencia es juego, es capaz de actuar por instinto, sin tener en cuenta las consecuencias ni los prejuicios. Solo el niño es capaz de vivir la vida como algo nuevo y actual, como instante. Solo el niño podría ser el superhombre.

El superhombre y el sentido de la tierra

El superhombre dará un nuevo sentido a la realidad encarnado a Dionisos. Creará los valores de la vida sin fundamentarlos en un más allá. La tierra ocupa el lugar que tenia Dios.

La moral del superhombre tendrá una absoluta autonomía moral, estará mas allá del bien y del mal, porque no hará caso de los prejuicios de los demás, sino que el mismo será quien establezca el bien y el mal.

La libertad del hombre superior le sitúa por encima de cualquier adoctrinamiento. El hombre superior el que se afirma en el devenir de la vida sin necesidad de crearse escapatorias, otro mundo donde consolar su angustia del espíritu que no ha conseguido superar la imagen trágica del mundo.

La llegada del superhombre dependerá de que los individuos superiores tengan la audacia de transformar todos los valores y crear otros partiendo de su ida y su poder.

La idea del eterno retorno

Zaratustra no es solamente el profeta del superhombre, sino también del eterno retorno.

Todo lo vivo parece llamado a desaparecer, todo lo que nace muere.

La doctrina del eterno retorno es el intento supremo de absolutizar el devenir como el “ser”. Cada persona, condenada a desaparecer, volverá a vivir la misma vida, en la misma época y del mismo modo.

El eterno retorno y el superhombre

La idea de un fijo retorno de lo mismo parece contradecir la idea del superhombre.

El superhombre acepta la vida como suceder, como eterna repetición, sin crear un ser que trascienda al universo.

La idea del eterno retorno es la consecuencia de la voluntad de poder que acepta la vida con todas sus consecuencias.

La idea de superhombre es la expresión de un compromiso permanente de amor a la vida.