Fernando Botero

Pintura y Escultura hispanoamericana contemporánea. Obra pictórica y escultórica. Biografía. Realismo mágico

  • Enviado por: Almatayoshi
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Fernando Botero

1. Datos biográficos y referencias hacia su continuo aprendizaje artístico

El 19 de abril de 1932, en Medellín, Colombia, nace Fernando Botero, su padre fue David Botero, un activo comerciante que viajaba por las provincias vecinas a lomo de caballo y Flora Angulo de Botero. Tiene dos hermanos: Juan David (1928) y Rodrigo(1936).

Cursa estudios primarios en el Colegio Bolivariano de secundaria. A los doce años su tío Joaquín lo envía a una escuela de "matadores" que funcionaba en la plaza de la Macarena de Medellín, dirigida por Aranguito, un banderillero.

Lleva sus primeros dibujos - toros y toreros - al almacén de don Rafael Pérez. donde se venden entradas para la plaza de toros. Su primera obra es vendida por dos pesos. Admira el arte precolombino, el barroco de las iglesias que lo rodean y a artistas como José Clemente Orozco de la escuela muralista mexicana. Por esta época descubre también a Dalí y a Picasso. En 1948 dos de sus acuarelas son incluidas en una muestra colectiva en el Instituto de Bellas Artes de Medellín.

Entre 1949 y 1950 Botero financia sus estudios en el Liceo San José y en la Normal de Marinilla con los dibujos que realiza para el suplemento dominical de El Colombiano, de donde, por escribir un artículo sobre Picasso, es despedido tildado de inconformista.

Conoce al pintor Rafael Sáenz quien, le muestra reproducciones de Giotto. Botero reconoce en él a un maestro de quien recibió buenos consejos. Diseña la escenografía para la obra Ardiente Oscuridad de Bueno Vallejo. Se instala en Bogotá, donde se une a la vanguardia artística y participa en varias exposiciones colectivas.

En 1951 realiza su primera exposición individual en la Galería Leo Matiz, el pintor Ignacio Gómez Jaramillo, el poeta León de Greiff y el escritor Jorge Zalamea se interesan por su trabajo. Este mismo año viaja a Tolú (en la costa caribe del país), hospedado en la pensión de Isolinia García, Botero paga sus cuentas con un mural. Su obra de este momento refleja la influencia de Gauguin y de los períodos rosa y azul de Pablo Picasso.

1952, con cólo 20 años, abre una exposición en Bogotá, en la que vende todos los cuadros. Obtiene también el segundo premio en el IX Salón Anual de Artistas Colombianos. La editorial de Eddy Torres publica una monografía de su trabajo. Es el primer libro que aparece sobre su obra. Viaja a Madrid donde estudia por un tiempo en la Academia de San Fernando. En El Prado se produce el encuentro con Velásquez y con Goya.

Estudia los grandes maestros en el Louvre, viaja a Italia, en Florencia se inscribe en la Academia de San Marcos y asiste a las conferencias de Roberto Longhi sobre historia del arte. tema que desde entonces lo apasiona y lo nutre. "Mis años en Florencia los considero como los más importantes de mi formación". En los museos de Roma. Florencia, Venecia. Siena y Ravena se familiariza con el arte del Renacimiento italiano y realiza un estudio profundo del arte italiano del siglo XIV, el que se convertiría en eje de su pintura. Lee a Berenson y aprende sobre los valores táctiles y la representación de los volúmenes, hace un recorrido para conocer los frescos más importantes de Italia y se aplica al estudio de sus técnicas. Se apropia de la plasticidad total que le transmiten Piero della Francesca, Paolo Uccello, Tiziano, Ingres, Giotto y Masaccio.

En l955 regresa a Bogotá, presenta una exposición de sus obras italianas en la Biblioteca Naciona, esta no es recibida con mayor entusiasmo. En este año contrae matrimonio con Gloria de Artei.

Radica en México, donde se interesa por el arte precolombino, y el trabajo de los surrealistas Mexicanos, que le atraen por parecerle que allí estaba la esencia de lo latinoamericano. Es allí donde al pintar la obra Naturaleza Muerta, con Mandolina, descubre la posibilidad de aumentar el volumen de las fornidas, como el mismo refiere: “Un día, estando completamente agotado, hice una pequeña marca en el centro de una mandolina que había estado dibujando....”; el pequeño círculo, que el artista había hecho para marcar la calidad sonora de la mandolina, le dio al instrumento la solidez que irá a desembocar en el encuentro de la proporción “boteriana” que luego desarrolla en toda su obra. “Fue como atravesar una puerta para entrar en otro cuarto”.

En el 56 expone por primera vez en Estados Unidos, como parte de una muestra colectiva en el Museo de Bellas Artes de Houston, Texas y ese mismo año nace su hijo Fernando, el año siguiente viaja a Nueva York y se instala en el Greenwich Village. Se interesa en De Kooning y Dubuffet por la generosidad del gesto y la materia. Viaja a Washington donde la Unión Panamericana auspicia su primera exposición individual en Estados Unidos. Regresa a Bogotá y obtiene el segundo premio del X Salón Anual de Artistas Colombianos.

Para 1958, es nombrado profesor de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Colombia, recibe el primer premio en el X Salón Anual de Artistas Colombianos con su obra La cámara nupcial (Homenaje a Mantegna) No.1; abre con éxito su primera exposición individual en la Gres Gallery de Washington y sus obras son incluidas en la XXIX Bienal de Venecia, en este año nace su hija Lina.

1959 representa a Colombia en la V Bienal de Sao Paulo, Brasil, junto con los artistas Enrique Grau, Alejandro Obregón y Eduardo Ramírez Villamizar. En 1960 pinta su gran fresco en el Banco Central Hipotecario de Medellín, nace su hijo Juan Carlos. Es seleccionado para representar a Colombia en la II Bienal de México, el evento suscita tal controversia que con el resto de colegas se niegan a participar y abren, en cambio, una exposición en Bogotá, titulada 25 Pinturas y Relieves (Los pintores autoexcluidos de la II Bienal de México), Hacia finales de año, se establece en la ciudad de Nueva York. Obtiene el premio a la participación colombiana en la famosa exposición del Guggenheim International Award 1960. En esta ciudad Botero pasa por un período muy difícil de su carrera artística. Es el momento del auge de la pintura abstracta. cuando si no se es un pintor abstracto no se es pintor ese mismo año, se separa de Gloria de Antei.

E1 Museo de Arte Moderno de Nueva Cork, en 1961 adquiere su obra Mona Lisa a la edad de doce años (1958). Expone individualmente en la Gres Gallery de Chicago (1962), el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1963 expone la Mona Lisa a la edad de doce años, coincidiendo con la exhibición de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, en el Metropolitan Museum.

En 1964 Recibe el segundo premio en el Primer Salón Intercol de Artistas Jóvenes. realizado en el Museo de Arte Moderno de Bogotá. Botero logra el toque consistente y moderado que requería para alcanzar la maestría pictórica, en cuadros como La Familia Pinzón. En este año Contrae matrimonio con Cecilia Zambrano.

1966, expone individualmente en Baden-Baden y Hannover. En el Milkwauke Art Center se lleva a cabo su primera ex posición en un museo de Estados Unidos, con una muestra retrospectiva. La revista Time publica una critica elogiosa sobre su trabajo.

1967-1968, en Munich y Nuremberg estudia la obra de Durero, de esta época son sus Durer- boteros. Se interesa también en la obra de Manet y Bonnard, aunque permanentemente reivindica sus orígenes latinoamericanos. En 1969 expone en el Center for Inter American Relations de Nueva York. y en septiembre abre la primera exposición individual de sus obras en París. en la Galería Claude Bernard. 1970, inaugura en Alemania, una exposición retrospectiva itinerante de 80 obras que viaja por otros cuatro museos del país Expone en Londres en la Hannover Gallery y según el p`ropio artista: "Desde este momento muchas galerías comenzaron a interesarse por mi trabajo". Nace su hijo Pedro.

Traslada su estudio de Nueva York en 1971 y abre un estudio en Bogotá, en el 72 realiza su primera exposición individual en la Galería Mayrl borough de Nueva Cork, en el 73 se instala definitivamente en París y realiza sus primeras esculturas. Organiza su primera retrospectiva en Bogota. 1974, expone en Hannover, Medellín y Zurich. En un accidente automovilístico ocurrido en España muere su hijo Pedro, de cuatro años y Botero resulta herido.

En el 75 expone en Caracas, Rotterdam, Nueva York, Toronto y Montreal. Se separa de su segunda esposa, Cecilia Zambrano, en el 76 el presidente de Venezuela le impone la Orden Andrés Bello. El gobierno de Colombia le otorga la Cruz de Boyacá en 1977, en el grado de Oficial. En memoria de su hijo desaparecido. se abre la Sala Pedrito Botero en el Museo de Antioquía. Botero hace una donación de 16 obras a esta sala. Inaugura su primera exposición individual de esculturas en la Cuarta Feria Internacional de Arte Contemporáneo (FlAC) de París.

En 1978 une su vida a la artista griega Sophia Valí, destacada pintora, escultora y diseñadora de joyas, el año siguiente inaugura en Hirshhorn Museum de Washington su primera gran exposición retrospectiva en Estados Unidos. Realiza exposiciones itinerantes en Bélgica. Noruega, Suecia.

Instala una residencia y un estudio de escultura en Pietra- santa, Italia en 1980, por encargo de la revista francesa Vogue pinta una serie de sus mujeres, vestidas por grandes modistos del mundo. Expone acuarelas, dibujos y esculturas en Basilea. Colabora con notas e ilustraciones en el diario El Tiempo, de Bogotá. En el 81 abre exposiciones retrospectivas en Tokio y Osaka. En Roma presenta una muestra de acuarelas y dibujos, expone en Nueva Cork, San Francisco y Chicago.

En 1983 expone en Basilea una muestra de pintura, dibujos y acuarelas. En el 84 inaugura en Chicago una exposición de escultura que es llevada luego a Nueva York. En Ithaca inaugura una muestra de dibujos y esculturas, y en Utica una muestra de escultura que es llevada a Scranton y Lafayette. Dona al Museo de Antioquía una sala de esculturas y 18 cuadros a la Biblioteca Nacional de Bogotá. Por esta época pinta básicamente escenas taurinas. 1985, en la Galería Marlborough de Nueva York expone sus esculturas de gran formato, así como su serie de pinturas sobre el tema de La Corrida Taurina. Abre exposiciones en Coral Gables y en el Museo de Ponce, en San Juan de Puerto Rico.

Inaugura una gran muestra retrospectiva en Munich en 1986, y es llevada a Bremen y Frankfurt.Expone en Albany, Tokio y Caracas. El Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid, en 1987, abre una retrospectiva de su obra. Expone también en Bogotá y Hamburgo. En Milán exhibe su serie de pinturas sobre el tema de La Corrida.

1988, presenta la serie de pinturas sobre el tema de La Corrida, en Nápoles y Palermo. 1989, presenta su serie de pinturas sobre el tema de La Corrida en Coro, Caracas y México. Expone sus esculturas en la Feria de Arte de Los Ángeles, y luego en Nueva York y México.

1990, expone en Bélgica. Inaugura una retrospectiva en Suiza y exhibe sus esculturas recientes en Nueva York. 1991, inaugura exposiciones en Berlín, Florencia y Tokio. En Roma se presenta la exposición antológica de cuadros, dibujos y esculturas sobre el tema de La Corrida. Envía sus esculturas a la Bienal de Montecarlo.

Abre una exposición en Sevilla y una retrospectiva en Viena en el 92. En septiembre se exhiben sus esculturas monumentales en Montecarlo. En París se muestra su serie de pinturas sobre el tema de La Corrida, así como obras recientes sobre papel y esculturas de pequeño formato. En los Campos Elíseos se exhiben en octubre de este año.32 de sus esculturas -monumentales.

1993, Inaugura una exposición en el Palacio de los papas en Avignon, que es llevada al Museo Pushkin de Moscú y al Museo Estatal de El Hermitage en San Petersburgo. Sus esculturas monumentales se exhiben a lo largo de la famosa Park Avenue de Nueva Cork, 1994, inaugura exposición retrospectiva en el Museo de Arte de Helsinki. Expone en Nueva York, Chicago y Fort Lauder dale - Rapto de Europa. Nueva York. Abre una exposición en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, al tiempo con una muestra de sus grandes esculturas en los jardines del Museo. En Madrid se exhiben sus esculturas monumentales en el Paseo de Recoletos.

1995, expone en Bélgica, París y Beverly Hills. En Japón se abre una muestra que viaja itinerante por el país, 1996, sus obras siguen recorriendo el mundo: Jerusalén. Nueva York, Washington. Berlín, Caracas. Kyongju. Diseña escenografía y vestuario para la ópera La hija del regimiento de Caetano Donizetti. coproducida por Montecarlo, Ginebra, y Dusseldorf.

1997, inaugura exposiciones en Santiago de Chile, Roma, Madrid Y Lugano, en 1998 expone sus esculturas monumentales en la Plaza del Comercio de Lisboa. Este año también expone en Sao Paulo y Basilea. En 1999, en un reconocimiento sin precedentes, Botero es invitado a exponer su obra en la Plaza de la Señoría, en Florencia, distinción que, hasta ahora, solo se le ha otorgado a él. Simultáneamente expone pinturas y esculturas de formato pequeño en la Sala de Armas del Palazzo Veccio. Este año también expone sus obras en Caracas. Monterrey y Tel Aviv.

En el 2000, decide entregar a su ciudad natal una importante colección de 85 obras de su autoría y 21 de artistas internacionales. Su generosidad con la cultura de su tierra suscita la respuesta de la administración municipal, que se compromete con hacer un gran museo para albergar la obra del maestro. Al mismo tiempo se generan cambios fundamentales que llevan a realizar importantes intervenciones urbanas para la recuperación del centro de la ciudad, lugar donde se ha construido el nuevo Museo de Antioquía, uno de los sueños de Botero. Sophia Vari y Amando Botero. En el mismo año entrega a Bogotá, la capital de Colombia, 136 de sus obras y 52 de artistas famosos, parte de su colección privada, entre las Cuales se encuentran cuadros de Picasso, Gauguin, Renoir, Dalí, Manet, Corot; entre otras. Se inicia entonces la ampliación de la Biblioteca. Luis Ángel Arango para la exhibición de las nuevas obras, compromiso que asume el Banco de la República. Antes del traslado definitivo de estas obras a Colombia, el artista expone el conjunto de sus donaciones en la Sala de Exposiciones de la Fundación Santander Central Hispano, en Madrid, España.
En este año realiza una exposición de esculturas monumentales en Pietrasanta, Italia y una retrospectiva de 100 obras en el Palazzo Bricherasio de Turín.

3 contexto histórico-cultural durante su periodo de vida

Los liberales llegan al poder en los treintas, con ánimo de modernizar los criterios de desarrollo e introducen reformas al sistema laboral, al régimen de propiedad de la tierra y a otros aspectos, como la educación, muy descuidada desde las administraciones radicales del siglo anterior. Y renuevan el impulso a la industrialización, impuesta por la coyuntura de la Segunda Guerra Mundial.

El regreso de los conservadores al poder en l.946, en medio de fuertes tensiones políticas, agudiza viejos enfrentamientos: Jorge Eliécer Gaitán, líder liberal de amplio arraigo popular, es asesinado en l.948, cuando se celebraba en Bogotá la Conferencia Panamericana que dio origen a la O.E.A. Hubo grandes motines urbanos y se desató el período de "la Violencia", un quinquenio de barbarie que asoló campos y ciudades. En algunas zonas se formaron guerrillas para enfrentar a la Policía. Un golpe de estado interrumpió por corto lapso (l.953-58) la larga historia de democracia formal en Colombia. El Gobierno Militar obtuvo un armisticio parcial en las luchas campesinas, pero las restricciones a la prensa y a la actividad de los partidos llevaron a liberales y conservadores a unirse para derrocarlo. El acuerdo del "Frente Nacional" cobró carácter constitucional de gobiernos compartidos y alternados a partir de l.958, y duró con variaciones más de lo previsto, sin lograr erradicar las guerrillas, que resurgieron con otro carácter (agrarista en unos casos, comunista o castrista en otros, maoísta los de más allá, sin excluir el aparecimiento entre ellas hacia el final, de bandas de delincuentes comunes). Ello se debió en parte a la nula oportunidad que el modelo daba a opciones diferentes a los dos partidos mencionados, y en parte a la tardanza de los gobernantes en atender situaciones de extrema pobreza o marginalidad en amplias zonas de la población.

Dentro de un inocultable progreso material y con una economía más saludable que la de sus vecinos, en los últimos años Colombia se muestra como un país notablemente integrado, diversificado e inteligente en el manejo de sus recursos, con admirable capacidad para lograr sutiles equilibrios en las más difíciles crisis, pero todavía distante de resolverlas. Hoy en día prosiguen enfrentamientos entre militares y guerrillas en ciertas regiones, sin demasiado riesgo a la población civil. También se adelanta una lucha patética contra los productores y exportadores de droga, en la que han muerto centenares de jueces, varios ministros, tres candidatos presidenciales y millares de civiles y policías.

Los últimos gobiernos han reconocido la necesidad de apertura a la participación política de los grupos disidentes, y la han intentado con éxito parcial. La nueva Constitución de l.991, redactada por indígenas, grupos de izquierda, guerrilleros desmovilizados, minorías religiosas y representantes de los poderes tradicionales, es reconocidamente democrática y bien recibida por la opinión pública, y con ella los colombianos creen haber abierto un nuevo ambiente institucional a la reconciliación.

“En vista del drama tan terrible que vive mi país tuve que traicionar mis ideas de no plasmar cosas tristes, era una obligación moral que dio lugar a muchas obras. Si en el futuro el de mi patria vuelve a ser normal, a retomar el equilibrio, creo que cambiaré una vez más de tema, hacia ese optimismo del que siempre he formado parte” (En el marco del XVII Festival del Centro Histórico, HOMENAJE AL ESFUERZO Y AL LEGADO EN LA EXPOSICIÓN FERNANDO BOTERO: 50 AÑOS DE VIDA ARTÍSTICA)

4 referencias generales de los movimientos artísticos en los que participa

El pintor y escultor Fernando Botero es la figura más representativa en las artes plásticas del realismo mágico. Su interés por representar el volumen hace que sus pinturas y esculturas sean fácilmente reconocibles. En su temática quedan reflejados los personajes y acontecimientos más importantes de la sociedad colombiana.

Sería un error pensar que sus cuadros recrean el costumbrismo del siglo XX, lo que hace se encuentra cerca de la abstracción sin llegar a serlo. El pintor cree en una actitud abstracta, ve su figuración como una figuración post abstracta.

5 galería de obras

'Fernando Botero'

'Fernando Botero'

'Fernando Botero'

Caballo

'Fernando Botero'

Cabeza de Cristo

'Fernando Botero'

La mano

'Fernando Botero'

Pedrito - 1975

'Fernando Botero'

'Fernando Botero'

Trabajadores

'Fernando Botero'

Santa Rosa de Lima 1966

'Fernando Botero'

'Fernando Botero'

6 características plásticas de su producción artística

La quietud en los cuadros del pintor, es un atributo atribuido a la obra de Piero de la Francesca, se trata del hieratismo sublime que se observa en el arte egipcio y que le produce siempre una emoción: .. hay tanta insinuación en el movimiento paralizado”, hay tanto rigor geométrico presente y constante en su obra, que los movimientos se quedan quietos en la eternidad.

Según el autor no trata a los personajes en sus cuadros como personas humanas sino como hechos plásticos y les asigna tanto a los personajes como a los demás elementos el mismo valor, todos estos elementos cuentan así con una misma preponderancia plástica: tanto el personaje como la piel, el sombrero, el árbol, el paisaje, etc. Así la descripción de las diversas texturas pierde trascendencia. Sus personajes no tienen dimensión humana, cree en el prototipo, el arte esta lleno de prototipos que responden al deseo de hacer objetos de las personas.

La figura humana presenta para el pintor una articulación muy singular y su flexibilidad le ofrece posibilidades extraordinarias, según el artista no es posible doblar una manzana o una botella, pero el cuerpo humano si, su fascinación por la figura humana es proporcional a la libertad de componer con ella formas dentro de una cierta lógica.

Las escenas cotidianas de sus obras revelan personajes, conductas, rasgos y pautas culturales: el presidente, un capitán, un ladrón, la costurera, bailarines, jugadores de naipes, la familia, la casa de Amanda Ramírez, Bolombo, un dormitorio, un cuarto de baño, el obispo. Las pinturas representan fenómenos propiamente humanos, a los que podemos adjetivizar con certeza como colombianos.

Las pinturas, los dibujos y las esculturas de Botero, remiten a un contexto cultural: “Esto es Colombia”. En estos términos de una cultura viva y actuada, la poética se despliega y concreta en formas redondeadas, curvas, en gorduras omnipresentes y en colores suaves y entonados, que, aplicados a la representación de los personajes de toda laya, ilustran escenas inocentes, ingenuas, verdaderas, sin doblez.

“Mi primera inclinación dentro de las artes plásticas fue hacia ese estilo mexicano que durante una época influenció a muchos muralistas colombianos. No obstante en esos comienzos yo le añadí un volumen excesivo a las figuras y personajes; esta característica fue casi intuitiva, sin saber por qué desde esos tiempos ya tenía yo interés en dotar a las formas de esa característica de mi obra posterior”, (En el marco del XVII Festival del Centro Histórico, HOMENAJE AL ESFUERZO Y AL LEGADO EN LA EXPOSICIÓN FERNANDO BOTERO: 50 AÑOS DE VIDA ARTÍSTICA)

7 elementos plásticos personales reconocibles en su producción artística

Búsqueda de transmitir tranquilidad mediante el arte, por lo tanto busca la tranquilidad en el color. Escaso uso del color negro en sus obras y tampoco tiende a utilizar el blanco; nunca usa el color sin forma por considerarlo sin sentido.

Resulta llamativo que en obras de figuras exuberantes, algunos sirvientes aparezcan pequeños, casi diminutos

“Mi obra ha reflejado la realidad de mi país, Colombia; tanto la Colombia dulce y amable que conocí de niño, como la Colombia sufrida y sangrienta de hoy. Ese rostro violento de mi país me ha llevado como una ineludible obligación moral a retratar esa dura faceta en mis últimas obras”, expresó Fernando Botero.

8 aportes plásticos a la historia del arte

Llevar la idea del volumen al paroxismo y esa exageración hace parte del arte moderno porque nuestro tiempo trata de llevar las cosas hasta sus últimas consecuencias.

9 importancia del artista para la historia del arte

10 bibliografía

Vídeos relacionados