Fenómenos geológicos

Volcanos y Terremotos en España. Cordilleras. Materiales. Esfuerzos. Pliegues. Placas. Estructuras tectónicas

  • Enviado por: Lobo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 21 páginas
publicidad
cursos destacados
Álgebra Lineal
Álgebra Lineal
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre Álgebra Lineal. Se explica que es una matriz, los...
Ver más información

Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
En este curso se resuelve una serie de problemas muy interesantes relacionados con la recta tangente a una curva. Ver más información

publicidad

1. LOS VOLCANES

Los volcanes son grietas u orificios por los que emerge al exterior el magma originado en el interior terrestre. El magma asciende desde el interior y se acumula en una cámara magmática. Desde allí sube a la superficie debido a varios factores, como su menor densidad o la acción de arrastre que ejercen los gases el salir; el magma aprovecha las fracturas existentes en la corteza o las que él mismo crea presionando y fundiendo las rocas que tiene encima. Lo más visible es el cono volcánico, construido por la acumulación de los materiales emitidos en las sucesivas erupciones.

MATERIALES QUE ARROJAN LOS VOLCANES.

  • LAVA. Magma desgasificado que sale al exterior

  • PIROCLASTOS. Materiales sólidos. Según su tamaño pueden distinguirse: cenizas(menores de 2mm), lapilli(2-64mm) y bombas(mayores de 64mm)

  • GASES. Proceden de la desgasificación del magma al salir o de la evaporación de aguas subterráneas.

1.1 TIPOS DE ROCAS Y EDIFICIOS VOLCÁNICOS

De la composición del magma dependen aspectos como el tipo de roca y de erupción o la forma del edificio volcánico resultantes.

Los magmas ácidos , originan rocas de minerales claros como las riolitas.

La misma viscosidad de la lava le impide fluir con facilidad, por lo que a veces se solidifica en la propia chimenea formando protuberancias como los domos y la agujas.

Los magmas básicos, son más fluidos y densos. Dan lugar a rocas con minerales oscuros, como el basalto. La lava se extiende con facilidad, originando edificios muy amplios y con escasa pendiente.

Magmas intermedios generan rocas como las andesitas. Suelen alternar emisiones de coladas y piroclastos.

1.2 VULCANISMO Y TECTÓNICA DE PLACAS

Si los magmas proceden de la corteza profunda o de el manto y allí no existen capas fundidas, ¿cómo se forma el magma? Para ello es necesario que se den uno o varios de los siguientes factores:

  • Aumento de la temperatura.

  • Disminución de la presión.

  • Presencia de sustancias que reduzcan el punto de fusión.

  • Existencia de grietas, fracturas o vías de salida.

Cuando se estudió la distribución de volcanes en relación con los bordes de las placas se descubrió que en las dorsales arrojaban casi exclusivamente basaltos y solían ser poco explosivas; sucedía lo contrario en las zonas de subducción, donde predominaban las andesitas y riolitas.

El manto está compuesto por peridotitas, rocas ultrabásicas. Los magmas procedentes del manto son, al contrario que los originados por la fusión de la corteza, especialmente de la continental.

1.3 EL VULCANISMO EN ESPAÑA

Solo las islas Canarias son zonas activas volcánicamente. El vulcanismo de Girona y campo de Calatrava se originó por la formación de fracturas. El cabo de gata es más antiguo y parece estar ligado a la subducción de un fragmento de litosfera. Las islas Canarias no están situadas sobre un borde de placa. Varias razones contradicen, sin embargo, esta hipótesis:

  • No existe vulcanismo reciente en un extremo del archipiélago.

  • La edad de las islas decrece hacia el oeste, pero de forma irregular.

Parece ser que el origen del vulcanismo canario reside en la existencia de una importante zona de fractura en el Atlas. En épocas de distensión, estas fracturas se abren permitiendo la salida del magma.

2. LOS TERREMOTOS

Los movimientos de tierra, terremotos o seísmos son sacudidas bruscas de las capas superficiales de la tierra, causada por el desplazamiento de grandes bloques a lo largo de una fractura o falla, estas fracturas son límites de placas.

Este fenómeno se conoce como efecto de “rebote elástico”.

  • ELEMENTOS DE UN TERREMOTO

    • Hipocentro. Es la zona de la falla donde se desencadena el desplazamiento, que puede afectar, en los movimientos mayores.

    • Epicentro. Es el punto en la vertical del hipocentro donde las ondas sísmicas alcanzan la superficie en primer lugar. Las ondas sísmicas son de diversos tipos: por el interior se propagan ondas P y S; cuando alcanzan la superficie, se forman las ondas superficiales, responsables de la mayor parte de los daños.

Los terremotos constan de una única sacudida. Un gran seísmo suele ir precedido de pequeños temblores, llamados precursores, y seguido de multitud de terremotos menores o réplicas.

2.1 MEDIDA DE LOS TERREMOTOS

Gracias a los sismógrafos instalados en todo el planeta, hoy es posible conocer con gran precisión el epicentro de un terremoto y su magnitud. Los chinos habían construido un aparato capaz de detectar terremotos, hasta finales del siglo XIX no se construyeron los primeros sismógrafos. Los terremotos se pueden medir según dos parámetros: su magnitud, la energía liberada en el hipocentro, y su intensidad que evalúa los daños ocasionados. La magnitud se determina midiendo la amplitud y se expresa por medio de la escala de Richter. Para medir la intensidad y evaluar los daños comparándolos con una escala de 12º, establecida en 1902 por el sismólogo

italino Giuseppe Mercalli.

Los daños dependen de la mayor o menor cercanía de esta zona al epicentro y de otros factores, como el tipo de rocas del subsuelo y la calidad de las construcciones. Con todos los datos se elabora un mapa de isosistas que recoge los puntos que han registrado la misma intensidad durante el seísmo.

2.2 TERREMOTOS Y TECTÓNICA DE PLACAS

Las bandas de actividad sísmica permite definir los límites entre las placas. En las zonas de subducción, la actividad es muy superior a la registrada en los bordes constructivos y pasivos. Según sea la profundidad del hipocentro, los terremotos se clasifican en superficiales, medios y profundos.

Los terremotos en apoyo de la teoría de la tectónica de placas se basa en el mecanismo focal.

2.3 EL RIESGO SÍSMICO Y SU PREDICCIÓN

Los terremotos son, las catástrofes naturales que más daños materiales y pérdidas de vidas humanas ocasionan a corto plazo. Las más importantes son las siguientes.

  • Derrumbe de edificios y caída de tejados, cornisas y chimeneas sobre calles.

  • Deslizamientos de laderas y avalanchas de barro provocadas por la vibración.

  • Incendios que se extienden sin control al quedar destruidas las conducciones de agua y cortadas las vías de acceso para los servicios de emergencia.

  • Propagación de enfermedades.

    • LA PREVISIÓN SÍSMICA

En una zona donde se hayan registrado temblores con una magnitud determinada, estos seguirán produciéndose, según la ley que rige la predicción de los terremotos.

Esta ley permite definir las áreas de riesgo sísmico y las zonas donde se esperan más terremotos.

    • PREVENCIÓN DE CATÁSTROFES SÍSMICAS

En primer lugar se debe elaborar un mapa de riesgo y, a continuación, determinar un conjunto de medidas para evitar posibles catástrofes en lugares de máximo riesgo.

    • RIESGO SÍSMICO EN ESPAÑA

Nuestro país no tiene riesgo de terremotos pero sufre pequeños seísmos con relativa frecuencia y cada varios siglos, uno de grandes proporciones. La causa de estos temblores es la proximidad a una zona de contacto entre las placas africanas y euroasiática.

3. ORIGEN DE LAS CORDILLERAS

En la tierra existen cordilleras u orógenos. Estas estructuras tienen en común una serie de rastros:

  • Relieves longitudinales.

  • Todas ellas presentan estructuras tectónicas que ponen de manifiesto los fuertes esfuerzos de comprensión a que han sido sometidas.

  • Muestran evidencias de magmatismo.

  • Posen una corteza de hasta unos 70km de espesor.

  • Es fácil encontrar en las rocas fósiles de organismos marinos.

    • ORÓGENOS DE SUBDUCCIÓN O DE TIPO ANDINO

Reciben este nombre por ser los andes un ejemplo ilustrativo.

Algunos de los fenómenos que concurren en ellos son los siguientes:

  • La fusión parcial de la placa que subduce genera una cadena volcánica más alejada de la fosa.

  • Las islas y los relieves sobresalientes de esa placa agrandad y deforman su borde.

    • ORÓGENOS DE COLISIÓN CONTINENTAL O TIPO ALPINO.

Unido a la placa que subduce, llega a un continente. El proceso de subducción se detiene, aunque el acercamiento de los continentes continua.

En la unión de ambos continentes se genera una sutura, que, engloba fragmentos de litosfera oceánica.

4. COMPORTAMIENTO DE LOS MATERIALES ANTE ESFUERZOS.

Ante un mismo esfuerzo dos materiales pueden comportarse de distinta manera: materiales elásticos (se deforman en respuesta a un esfuerzo), materiales plásticos(se deforman) y materiales rígidos o frágiles(no sufren deformaciones).

4.1. DEFORMACIONES POR FRACTURA:

DIACLASAS Y FALLAS

Falla. Desplazamiento de los dos bloques a lo largo de la superficie de la fractura.

Diaclasa. Si los bloques se separan pero no llegan a desplazarse.

  • ELEMENTOS DE UNA FALLA

El elemento fundamental es el plano de falla, es decir, la fractura a lo largo de la cual se desplazan los bloques o labios de la falla. Puede ser definido por: la dirección y el buzamiento. El desplazamiento de los bloques, se pueden encontrar en el plano de falla superficies pulidas o espejos y arañazos o estrías. A veces hay fragmentos de rocas trituradas o brechas de fallas.

El salto es un segmento imaginario que une dos puntos de ambos bloques.

  • TIPOS DE FALLAS

Según el desplazamiento de los bloques las fallas se clasifican en dos grupos; fallas de salto en buzamiento (el movimiento de los bloques es de su vida bajada) y falla de salto en dirección o de desgarre (el desplazamiento de los bloques es horizontal).

Las fallas aparecen con frecuencia asociadas formando estructuras mayores: fosa tectónica o graben, macizo tectónico o horst y fallas inversas de bajo ángulo de buzamiento.

4.2 PLIEGUES

Los pliegues son deformaciones continuas en las que se altera toda la masa rocosa mientras que en las fallas, se concentra en la superficie de fractura.

  • ELEMENTOS DE LOS PLIEGUES

La charnela constituye la zona de máxima curvatura del pliegue. Los flancos son las zonas comprendidas entre dos charnelas consecutivas; el plano axial une las distintas charnelas de las capas plegadas.

  • CLASIFICACIÓN DE LOS PLIEGUES

Podemos clasificarlos: según el sentido de la curvatura (antiforme, sinforme, neutro), según la inclinación del plano axial (recto, tumbado e inclinado) según la antigüedad de los materiales plegados (anticlinal, sinclinal) según el ángulo entre los flancos, según la agudeza de la charnela y algunos tipos de pliegues (encofrado, monoclinal, tipo chevron).

  • LA FOLIACIÓN DE PLANO AXIAL

En zonas profundas y compuestas por materiales sometidos a fuertes comprensiones, los minerales planares se disponen a la dirección principal del esfuerzo. Esta propiedad de dividirse en superficies planas se conoce como foliación o esquistosidad.

4.3 ESTRUCTURAS TECTÓNICAS Y PLACAS

El movimiento de las placas es el responsable de la existencia de esfuerzos en la litosfera.

En los bordes constructivos la litosfera es sometida a esfuerzos de distensión. En los bordes destructivos tanto en las zonas de subducción como en las de colisión continental generan esfuerzos de compresión.

TERREMOTOS EN ESPAÑA

INTRODUCCIÓN

La península Ibérica, y por tanto España, se hallan situadas en el borde sudoeste de la placa Euroasiática en su colisión con la placa Africana.

El desplazamiento tectónico entre ambos continentes es responsable de la actividad sísmica de los países mediterráneos y del norte de África y por tanto de los grandes terremotos que ocurren en zonas como Grecia o Turquía. La parte más occidental de la conjunción entre dichas placas es la fractura denominada de Azores-Gibraltar-Túnez, que es la que afecta a España.

Afortunadamente, nuestro país no representa un área de ocurrencia de grandes terremotos, sin embargo, sí tiene una actividad sísmica relevante con sismos de magnitudes inferiores a 7,0, si exceptuamos los ocurridos en la falla de Azores-Gibraltar (terremotos de 1755 o 1969), pero capaces de generar daños muy graves (lista de terremotos mas importantes en España). Entre 1200 y 1400 terremotos se registran anualmente en la Península Ibérica. Su frecuencia, en función de la magnitud, se presenta en la siguiente tabla:

Magnitud

Promedio

5,0 o superior

cada 3,5 años

4,0 - 4,9

5 por año

3,0 - 3,9

110 por año

2,0 - 2,9

760 por año

¿TERREMOTOS EN ESPAÑA? SI, PERO...

España no es una zona proclive a padecer fuertes terremotos, lo cual no impide que se produzcan varios sismos pequeños, siendo en Andalucía, Murcia y Galicia, las zonas de mayor riesgo sísmico de la Península.

Viendo la cantidad de terremotos que se producen en el resto del mundo, uno se pregunta si España, o la Península Ibérica en general podría padecer terremotos de tales magnitudes.

Puntualizamos “ de tales magnitudes” porque, el área sísmica del Instituto Geográfico Nacional nos informa de todo detalle de los sismos ocurridos en la Península. Así, podemos entretenernos con toda la impresionante cantidad de sismos que se producen en un año. Las estadísticas del Instituto Geográfico Nacional revelan que en el sur del país hay un margen del 90% de probabilidades de que se produzca un terremoto en los próximos 500 años. ”Los terremotos esperados son de menor magnitud y además sus intervalos de recurrencia son mucho mayores que en otros lugares, como Turquía o Taiwán, por lo que la peligrosidad sísmica en nuestro país es más baja”.

El Mediterráneo es la segunda zona más activa del mundo con un 5% de los terremotos.

Andalucía (sobre todo Granada, las proximidades de Málaga y la cuenca de Almanzora en Almería), Murcia, Cataluña y Galicia son las zonas de mayor riesgo, si bien “estadísticamente no deberíamos sufrir un seísmo devastador hasta dentro de unos siglos”.

Hay que preparase y saber cómo actuar , por si acaso, aunque estemos más o menos a salvo; como ocurrió en Murcia(el terremoto de Mula) que causó 20 heridos y daños en 400 viviendas.

TERREMOTO DE LISBOA


En España, se produjeron cuantiosos daños.
En Sevilla, se destruyó el 6,5 % de las viviendas y dañó el 89%.
La Giralda se vio muy afectada, y se produjeron 9 víctimas. En Madrid, se alcanzó una intensidad de V y, aparte de algunos daños, cayó una cruz del Colegio Imperial y otra de la fachada del Buen Suceso, ocasionando la muerte de dos niños.
En Cádiz, el mar rompió los lienzos de las murallas desplazando piezas de sillería de 8 a 10 toneladas alrededor de 40 a 50 yardas, e invadió la población hasta 3 veces con intervalos de 6 minutos dejando en seco cerca de media legua de playa y ocasionó numerosas víctimas.
También se produjeron daños en el muelle y el hundimiento de un barco. El Gobernador de Cádiz ordenó el cierre de las murallas salvando la vida a mires de personas. En. los pueblos de la provincia se sintió el terremoto en análoga manera. Sanlúcar de Barrameda, Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera, etc.., todos ellos sufrieron desperfectos en los edificios y víctimas. Sólo en la Isla de León (San Fernando) aparecieron en sus alrededores 26 muertos. Conil quedó completamente destruido.
En Ayamonte, Huelva, hubo más de 1.000 muertos.
Análisis de sismicidad en la península Ibérica
Se conocen decenas de terremotos destructores que han causado grandes daños en personas y bienes, en la Península, en los últimos siglos. Habitualmente transcurren largos lapsos de tiempo entre terremoto y terremoto lo que hace que la población no tenga conciencia del peligro y, cuando se producen, no hay una preparación adecuada ni en los comportamientos ni en la calidad y el tipo de construcciones.
Las zonas con más probabilidad de padecer sismos son el sur y sureste y el Pirineo.
Zona Pirenaica. Corresponde a una de las áreas sísmicas más activas de la Península. Los sismos se concentran principalmente en dos regiones: una al oeste y otra al este. En los Pirineos occidentales, el último terremoto destructor registrado durante el siglo actual ocurrió el 13.8.1967 en Arette (Francia), que alcanzó una intensidad de VIII y una magnitud de 5,5. La zona sísmica de los Pirineos orientales es la región de Olot, en donde se registraron importantes sismos en 1427 y 1428, con intensidades mayores de X, que produjeron la destrucción de amplias zonas.
En total, en los pirineos, se han producido desde el siglo XV, 17 terremotos de intensidad mayor que VIII y cuatro superiores a IX.
Cordillera Bética. El Sistema Bético constituye una de las áreas de mayor sismicidad de la Península Algunos de los terremotos históricos importantes ocurridos en la Península, se han localizado en esta área, como los de Vera (1518), Almería (1522), Torrevieja (1829) y Arenas del Rey (1884). Todos ellos con intensidades superiores a IX.
Depresión del Guadalquivir. Corresponde a un área de sismicidad moderada, aunque se han producido algunos terremotos fuertes como el de Carmona (Sevilla) en 1504, uno de los mayores terremotos de todos los ocurridos en la Península.
Zona suroeste de la Península. La sismicidad de esta área está distribuida en forma desigual. En la zona de Algarve, cuenca del bajo Tajo y Sado y Orla occidental, se han registrado varios terremotos de importancia con intensidades superiores a IX, como de Vilafranca (1531), Tavira (1722), Setúbal (1858) y Benavente (1909). Las demás zonas son bastante asísmicas, aunque se han registrado algunos terremotos de escasa importancia.
Sistema Central y zona asturleonesa. Esta zona es de muy baja sismicidad, aunque se han registrado algunos sismos de mediana intensidad.
Cadena costero catalana y Depresión del Ebro. Se ha delimitado una banda de máxima actividad sísmica de unos 20 km. de anchura, que se alinea con la dirección de la cordillera Costero-Catalana, desde Gerona hasta Tarragona. En general, es una zona de baja actividad sísmica.
Cuenca del Duero, fosa del Tajo y campo de Montiel. Son las áreas sísmicamente menos peligrosas de la península Ibérica, y se han registrado algunos terremotos de escasa importancia en la zona de contacto con el Macizo Ibérico. Las máximas intensidades sentidas han sido entre IV y V.

TERREMOTOS MÁS IMPORTANTES OCURRIDOS EN ESPAÑA


Fecha

Longitud

Latitud

Muertos

Intensidad

Magnitud

Localización