Fenómeno FON

Sociología. Empresas. Análisis sociológico empresarial. Movimiento de nuevas tecnologías. Innovación. Ideología. Características

  • Enviado por: Pangloss
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

INTRODUCCIÓN:

A través de este trabajo basado en una investigación acerca de una empresa de nuevas tecnologías, como es FON, intentaré ahondar sobretodo en dos aspectos. El primero, cómo está insertado esta empresa en términos de innovación, y en segundo lugar, cómo han empleado la ideología para conseguir sus propios fines u objetivos.

No obstante, al finalizar el análisis, han sido incluidas unas conclusiones para conjuntar todo el estudio, y darle un sentido más unitario. Las bases de datos o informaciones empleadas, son básicamente de Internet y algún que otro documento escrito definido en el apartado de la bibliografía.

Finalmente, he decidido por concretar más si cabe el tema, sin dar lugar a equívocos, introduciendo las definiciones exactas dadas en la página web de la Real Academia Española sobre innovación e ideología.

CARACTERÍSTICAS:

En este inicio del estudio, antes de saber cuales son las actitudes que toma esta empresa en torno a nuestras dos premisas básicas, innovación e ideología, pasemos a hacer una radiografía sobre el objeto que estamos tratando.

El movimiento FON nació el 7 de noviembre de 2005, temporalmente hace muy poco, y está capitaneado por un empresario muy ducho en esto de temas empresariales, el argentino Martín Varsavsky. Antes de proceder a este alumbramiento corporativo, Varsavsky, fue uno de los impulsores de otras compañías, como la telefónica “Jazztelen 1997 o un portal cibernético como es “Ya.com”. Esto le hizo convertirse en uno de los pocos promotores de las nuevas tecnologías en España. Sin embargo, este empresario con su peculiar forma de manejar sus negocios, tuvo serios problemas con el gobierno, los accionistas mismos y la banca. Por estos motivos, al igual que otros compañeros suyos como Ruiz Mateos, el póstumo Gil y Gil o el encarcelado Mario Conde, tuvo que retirarse de los altos cargos de sus respectivas empresas.

Aun así, a pesar de sus debacles empresariales, ha emprendido una nueva idea, y por lo tanto, un nuevo negocio. Este es FON. Esta corriente propone la revolución WiFi, que sería que todos los usuarios del mundo estuviesen conectados en una misma red estando en puntos totalmente dispares. Por ello, tal y como dicen en su página web, FON lo integran todos aquellos que quieren contribuir a una comunicación libre, solidaria y universal. Digamos que cada uno que forma parte de esta unión, está cediendo parte de su ancho de banda de Internet a cambio de poder conectarse a la de todos los miembros de FON, en cualquier momento y desde cualquier rincón del globo terráqueo.

La creación de este movimiento tiene su origen en otro elemento relevante: Google. Este buscador de Internet tiene gran parte de culpa de que FON esté ahora desarrollándose. El porqué es muy sencillo. Google aunque ahora sea cotidiano en nuestras vidas, nació hace 10 años como un proyecto de investigación de dos estudiantes de la Universidad de Stanford, en la mítica Palo Alto. Este servidor revolucionó los usos sociales de Internet, al convertir a la red en algo útil para todos los usuarios. Y por esta razón, con una aspiración transformadora avanza FON, con el objetivo de conformar una red WiFi nacional, para ampliar la conexión a Internet a muy bajo costo.

Causas del movimiento

El argumento fundamental que sirve para la construcción de este movimiento es que la mayoría de los usuarios usa solo un 3% del ancho de banda que tiene disponible, por lo cual, la red no se emplea en su totalidad. De esta manera, existe un sobrante del 97% que todo el resto de la comunidad de internautas podría disfrutar con el mismo derecho que los demás.

Asimismo, la red se propone unificar los intereses diferentes de los usuarios que navegan. Para cumplir esta misión, los divide en tres sectores. El primero de ellos son los linus, aquí están todos aquellos que están dispuestos a compartir, sin ánimo de lucro alguno, la conexión WiFi con otros miembros de la comunidad FON y acceder gratis de esta manera a toda la red.

En cambio, los bills se caracterizan por sacarle el máximo beneficio al propio WiFi, quieren cobrar por compartir esa conexión con otros usuarios. Pero no todos son beneficios, por actuar de esta forma, FON solo les da el 50% de los beneficios que generen y no tienen, en contra, acceso gratuito a toda la red.

El tercer grupo lo conforman los aliens, son aquellos que no son socios de FON, pero que pueden acceder a la red comprando una tarjeta prepago por un bajo precio. Esta forma está pensada más para turistas que pasen un tiempo escaso en España.

Vistos estos sectores que marca FON, podríamos ver como los linus están en una posición más ventajosa que los bills ya que pueden conectarse desde cualquier punto del país, y los otros tendrían que estar en espera detrás de ellos.

También hay que decir, que este movimiento no fue solo una invención de Varsavsky, sino que con la influencia de los blogs, al final el proyecto se ha cristalizado en realidad. Para unirse a este proyecto, sólo se precisa un punto de acceso WiFi compatible con FON (por ahora el Linksys WRT54G) y un software que han desarrollado. De todos modos, van a poner a la venta puntos de acceso con la aplicación ya instalada y configurada por alrededor de 69 euros.

Si hablamos de sus plan de expansión, aunque hemos dicho que se gestó hace no mucho, además de España, FON tiene ya algunos adeptos ganados en países como Suecia, Francia o México. Claro está, que los blogs, tal y como hemos mencionado anteriormente, se divulgaron por todo el planeta, surgiendo grandes animadores de ello, y de ahí su extensión.

Y no sólo eso, queriendo cumplir sus máximos objetivos de aunar a cuanta más gente posible en su comunidad, el líder del movimiento ha mantenido reuniones con otras empresas de comunicación, sobretodo referentes a nuevas tecnologías, con los cuales poder aumentar su potencial. Entre ellas, podemos destacar a la mismísima Google, Yahoo u otras de semejante relevancia (su ex Jazztel).

En definitiva, acabando con este apartado de las características de FON, en la misma página web se explica detalladamente cualquier duda o el funcionamiento esencial que se debe llevar a cabo para que el cliente pueda disfrutar del producto. De la misma manera, el usuario puede mandar sus quejas o presentar alternativas a lo propuesto al principio por la empresa.

INNOVACIÓN:

Lo primero que haremos será especificar este término. La R.A.E. lo define como “acción y efecto de innovar” y “creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado”.

Dicho esto, la innovación y FON van unidos de la mano. Este movimiento entiende que esta cualidad es fundamental para que se optimice al cien por cien el rendimiento suyo. Además al ser innovadora, cumple con los requisitos que en teoría sufren estas empresas. Una de ellas es que tiene una configuración diferente a los demás tipos de organizaciones. Digamos que es fluida en cuanto al proceso de recibir información y procesarla en conocimiento, e igualmente en cuanto toma de decisiones, pues los usuarios pueden con sus opiniones moldear las medidas últimas. El poder también es diferente, en este caso, está descentralizado, ya que aunque haya un líder, es una comunidad la que puede llevar a cabo el éxito o por el contrario, hundirlo.

Los componentes de staff, aunque no expliquen muy bien en su página quienes lo componen, se denota que existen distintos equipos multidisciplinares. Por un lado, los operarios, los que hacen la página web, los que envían el material necesario. Por otro, los directivos, que serían aquellos que diseñan estas ideas y proyectos de innovación. Aun así, no se ven más caras visibles que la de Martín Varsavsky. De esta forma, la burocracia es menor que en otro tipo de empresas, y sin olvidarnos otra vez de la importancia de los cibernautas, las relaciones son muy cercanas, de una adaptación mutua entre ellas.

La filosofía de este tipo de organización tendría como lema esta misma cualidad: la innovación. Como ejemplos de ello, Google vuelve a estar muy presente. Uno es el pizarrón que se encuentra a la entrada de su sede central, en California, en el que los empleados pueden dibujar ideas o escribir los nuevos proyectos que consideren útiles para la compañía. Esto hace que Google haya generado una forma de trabajar nada convencional, que fomenta la transversalidad y el diálogo entre todas las disciplinas gracias a la creatividad, unida cómo no, a la innovación.

Por estas razones, FON, al igual que Google favorece la propagación del conocimiento instantáneo en todo el mundo con un simple clic del ratón, intenta difundir el valor de lo compartido, en este caso la banda ancha, para que más gente se deleite con ello. En síntesis, labor social y proyecto innovador.

Pero esto no es fácil de llevar a cabo, estudiemos el contexto. Estamos ante una organización vía on line, es decir situada en la red de Internet, y por este motivo, el entorno es complejo y dinámico, que puede que no sea muy tangible para el cliente que lo quiera degustar. Además, este proyecto es de una consecución de gran magnitud, y de la misma manera, es temporal, puesto que habrá que ver sus resultados. Sonsacando de la teoría, es verdad igualmente que es una entidad joven, que tuvo su nacimiento hace bien poco, y que sus cimientos no están todavía bien asentados.

Otro aspecto que hay que recalcar es a qué se debe esta innovación. Pues bien, el movimiento FON, gracias a Varsavsky, quiere ofrecer algo diferente a lo ya dado a los clientes usuales a las nuevas tecnologías. Lo encuadraríamos en una adhocracia administrativa, donde la misma dirección viendo el panorama del mercado, saca una nueva oferta para servirse a sí mismo. Aunque decir que puede ser una adhocracia operativa podría tener sentido alguno, pero viendo que Varsavsky fue quién lo promovió, el cliente no tienen elección: o acepta o reniega de lo propuesto. Y siendo más prácticos, FON al ver como la banda ancha está infrautilizada y los servidores existentes lo tienen a elevado coste, se ha valido de esta ocurrencia, aunque raya bastante con la ilegalidad en el marco legal.

Tanto es así, que su carácter innovador no se queda sólo en la mejora de la banda ancha saltando del 3% al 100% del uso, sino que se extiende a otras facetas tecnológicas. La más conocida y quizás la más atractiva para los clientes sea la efectuada en los móviles. Propone el empleo de los wififons, que son los nuevos móviles con conectividad WiFi. El soporte es una red WiFi unificada para poder colgar de ella ordenadores, pdas, teléfonos wifi, cámaras digitales con wifi, ipods con wifi, playstations con wifi, y sobretodo, con un sistema único de contraseñas para los miembros del movimiento FON.

Y la innovación, no solo permanece ahí, sino que hace partícipe a los mismos usuarios en diferentes formas. Una de las más pintorescas es la de que presenten cual será el formato o la imagen del movimiento. Para ello, tienen en la página web una serie de instrucciones para acometer su objetivo, y el ganador será recompensado con una cantidad importante de capital.

Como observamos la estrategia para atraer a clientes y usuarios nuevos es seductora, ya que los hace partícipes de la creación y la innovación, por ello, está a la orden del día. Hay que decir también que esta organización está en proceso de aprendizaje, y no se sabrá hasta un tiempo lejano cuales serán sus consecuencias. Únicamente, se deja llevar por las necesidades, que poco a poco, después de haber ofertado, le sugieren los consumidores. Estamos ante una organización que con el paso del tiempo, tendrá otra estructura, que dependiendo los procesos que sufra, se metamorfoseara de una forma u otra.

Cerrando este apartado, sus grandes virtudes en cuanto a innovación la pueden hacer atractiva y ganarse adeptos o fieles viendo que es un método que no tiene tanta jerarquía, y en definitiva, más margen de maniobra entre los diferentes sectores. Sin embargo, esta eficacia dada en el ámbito de la innovación, puede que sea ineficiente ya que hasta dar con el punto perfecto, pueden haberse desechado otras tantas alternativas.

IDEOLOGÍA:

Como siempre, cerquemos el concepto con la ayuda de la R.A.E. Se la define como “doctrina filosófica centrada en el estudio del origen de las ideas” y “conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc”.

Sabido a lo que nos enfrentamos, este vocablo tiene una enorme importancia en el movimiento FON. Solamente con fijarnos un poco en las primeras frases que aparecen en la página web del movimiento, podemos descifrar como tienen un componente ideológico elevado e intrínseco. En él se dice que esta tendencia quiere “contribuir a una comunicación libre, solidaria y universal”. Asimismo, dicen que todos los que son miembros de esta organización forman parte de un proyecto que tiene unas miras, sobretodo sociales, para poder mejorar las circulaciones en Internet. Todo este conglomerado de ideas, no hacen más que transmitir los valores sobre los que se quiere sustentar FON. Y que estos mismos, sean con los que se identifiquen sus miembros.

Si volvemos a la teoría de este tipo de empresas, una de sus principales características o distintivos es que tengan una normalización en cuanto a valores. FON ya los tiene y los intenta propagar. Y no sólo eso, sino que este mismo talante le hace ser diferente de las demás empresas u organizaciones del sector, lo que hace que los públicos hagan su propia jerarquía viendo estos pequeños, pero notables a la larga, contrastes.

Otro punto a tener en cuenta: el liderazgo. Caso más sencillo que este es difícil encontrar. Tenemos a Martín Vasavsky como líder absoluto, o por lo menos el cabecilla visible, que conjunta todos los valores del movimiento FON. Es carismático ya que tiene una experiencia acumulada en otras empresas o aventuras empresariales, que le convierte en un sujeto llamativo para el espectador. Eso sí, las identificaciones que se puedan relacionar con él a veces pueden ser buenas, si tiene un pasado impoluto profesionalmente hablando, o viceversa.

Igualmente este liderazgo, hace que cubra una configuración convencional, ya que como ponen en diversos blogs visitados, todos recurren a Varsavsky para darle credibilidad a este movimiento nuevo, dando a entender que al ser una idea suya, la eficacia está asegurada.

La “doctrina” que emanan es muy concisa, persuasiva y distinta a cualquier organización. Ofrecen como se diría, el paraíso cibernético, que sería el tener una conexión compartida en cualquier sitio y con un coste ínfimo. Esta alegoría puede que a muchos les sirva para alistarse en sus filas, pero muchos otros son más incrédulos, y reniegan que sea tan fácil como lo pintan.

Una de las herramientas más usuales en estos casos, es el de crear unas reglas con las cuales los miembros se aúnen a ellas, vigorizándolo con un adoctrinamiento como hemos citado antes. Estas reglas FON las emplea en la cooperación, exige disimuladamente que los interesados manden sus propuestas, mejoren las situaciones precarias, y que poco a poco, vayan interiorizando esos valores puestos en marcha por la organización.

Al no existir la burocracia, las relaciones son más fuertes entre el comprador y la empresa, fortaleciendo más rápidamente los valores, y sintiéndose “copropietarios” de la afrenta que están logrando. Los blogs, los diferentes foros existentes tanto en la página oficial de FON como en las ilegales, fomentan más si cabe esa unidad que están desarrollando inconscientemente. Cuanto más se habla de un fenómeno, mayor es su trascendencia y quizás mayores sus beneficios.

Las formas para conseguir estos objetivos son diferentemente dispares. A FON lo podríamos delimitar en la reformadora. Este método consiste en querer cambiar el mundo directamente, al igual que los que defienden la paz mundial o los Derechos Humanos en todo el mundo, ellos quieren propagar su esencia a cuanto más sitios mejor. Con ello, volvemos a ver como los blogs son una forma de transmisión idónea para extender su parecer acerca de estas cuestiones tecnológicas.

Este forma de actuar, puede llevarles a dos destinos muy distintos entre sí. Uno es que se aíslen del mundo comercial real y otra que sea asimilado y aceptado por una gran cantidad de gente.

Visto lo visto, si la ideología empleada ha sido efectiva la duración de la empresa tendrá una vida mucho más larga de lo esperada, y conseguirá los objetivos fijados de antemano. Si esto no es así, el derrumbe y la desaparición de la empresa está más que asegurada.

CONCLUSIONES:

Llegados al último apartado del estudio, intentaré dar mi opinión acerca de cómo veo el funcionamiento, la estructura y el futuro de este reciente movimiento de nuevas tecnologías llamado FON.

En primer lugar, pienso que el movimiento FON es una gran idea pero con un riesgo de no llevarse a cabo bastante alto. Por lo que me he podido informar, el público tiene ciertas dudas de que se llegue a cristalizar el proyecto por algunos motivos. Como se sabe siempre, la teoría es una cosa y la práctica, otra muy bien distinta.

Empecemos por sus elementos innovadores. Nadie pone en duda que esta ocurrencia del argentino Varsavsky es original y que llama la atención del público. Asimismo, la creación de tres tipos de usuarios para poder conectarse a la red es también acertada. Sin embargo, encuentro algunas desavenencias en sus características. Comenzando por los linus, pienso que los que opten por esta opción creerán que son demasiado generosos y que se pueden aprovechar de ello. A los bills, por su parte, al querer sacar rentabilidad de este ejercicio, verán que harán todo lo contrario, puesto que tienen que adelantar 125 euros para montar el negocio, y aun así estarán exentos de tener ADSL a las primeras de cambio. Y qué decir de los aliens (extranjeros), si se mantienen las tarifas que tienen estipuladas, pueden llegar a la conclusión de que es caro tener sólo el excedente de la mitad del ancho de banda por el precio del ADSL total.

En general, a nadie le podría salir rentable, cuando el mismo FON tampoco asegura que vayan a tener ingresos. Nunca mejor dicho podríamos estar en una burbuja especulativa. Si esto fuera poco en cuanto a términos de innovación, la estructura que tienen es frágil e inestable, tal como aseguran, en las grandes ciudades no tienen todavía una red de “hotspot” para conectarse a Internet, y eso que la empresa ya está en funcionamiento. Para finalizar en este aspecto, hay que abastecerse con un aparato para conectarse también, un router, y una antena exterior, cosa difícil ya que los barrios no están todavía preparados para ello. Además el “router debe costar a un precio alto, y Varsavsky lo quiere reducir, aun así, todo el importe para implantar FON correría a cargo del cliente.

Otro dato fundamental en esto de Internet es el comportamiento nuclear. La red produce pérdidas y crecen muy lentamente hasta alcanzar un tamaño donde deja de ser deficitaria. Por ello si alcanza pronto ese tamaño crítico que necesita, tanto el tamaño como los beneficios son relevantes, explotará el mercado, sino por la innovación tantos costes mal empleados le hará entrar en una vorágine de desaparición.

Por otro lado, si estoy a favor de la potenciación de los clientes para que se sientan como creadores del evento, pero quizás al ser por Internet, la gente no lo vea tan factible, y pierda “punch” por la desconfianza que genera eso todavía hoy en día en la sociedad. Finiquitando el tema de la innovación, muchas de las ideas están muy bien estudiadas como lo de hacer concursos del cartel y demás, pero los gastos que ocasionan todo ese tipo de trabajos, al final tendrán que ser costeados por los futuros ingresos, y eso está por ver.

En cuanto a la ideología, Varsavsky, nos está haciendo creer que con este movimiento mejoraremos no solo nuestra vía de conexión a Internet sino que a su vez favoreceremos al prójimo en esta misma acción. Una verdad a medias, una falacia. Es verdad, que la idea es reformista, intenta cambiar las directrices del mundo en este sentido, pero lo que omite es que detrás de eso existe un fin lucrativo por donde sacar tajada. Su forma de comunicación no hay que dudar que ha sido eficaz, la gente ha respondido a su pregunta, y ahora sólo quedar saber cómo se va desarrollar esta historia. Pero viendo los litigios que ha tenido antaño, nada limpios en una palabra, con otras empresas como Jazztel o Ya.com, no presagian nada bueno.

Si miramos atrás, se dijo que Google, debido a su apego al lema de máxima información para la máximas personas posibles, podría unirse a FON. Sin embargo, estos todavía no se han pronunciado. Hace un mes, el mismo Varsavsky explicó que los usuarios no tendrían porqué tener miedo si se dan de baja de su servidor, puesto que tendrían en Jazztel un aliado en la recámara. No obstante, el jefe del gabinete de comunicación de Jazztel ha desmentido esto, y solo ha afirmado que están escuchándoles ya que a nadie se le ha de negar este derecho.

Como se ve, otra incoherencia más, que no hace quedar muy bien la honestidad de Varsavsky. Lo que está claro, es que la transparencia ha de ir unido a una empresa joven para que tenga el respaldo de la sociedad en sus fines, y que todas sus acciones estén sopesadas y unidas en una misma dirección.

Resumiendo, veo arduo que esta iniciativa llegue a tener premio, y eso que tiene muy buenos mimbres en su teoría, pues una red wireless que funcione en cualquier sitio y para cualquiera sería como un maná caído del cielo. Sin embargo, la realidad es otra, y de lo único que nos podemos fiar es del tiempo. De aquí a un período vista, todos podremos observar si fue una correcta elección o una prematura decisión.

BIBLIOGRAFÍA:

Páginas Web: