Félidos: guepardo

Zoología. Características. Anatomía y Fisiología. Funciones vitales. Comportamiento doméstico

  • Enviado por: Ricardo Pascual Gregorio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

Nº13 1ºESO B

Índice

TEMA

PÁGINA

- Introducción

3

- Características Generales

4

- Los Félidos

5

- Composición Bioquímica

7

- Anatomía y Fisiología

9

- Funciones Vitales

11

- Comportamiento Doméstico

13

- Bibliografía

14

Introducción

En este trabajo voy a hablar del guepardo, un animal muy importante ya desde tiempos lejanos pero que ha ido perdiendo importancia en el transcurso de los años. Por eso quiero reivindicar la figura de este animal como gran cazador que es.

Los guepardos nunca fueron bien acogidos por el pueblo que los mataba sin piedad debido a que se comían su ganado. Así que fueron los altos cargos los que, fascinados por sus características, se hicieron con grandes cantidades de guepardos domesticados que luego utilizaban para una caza deportiva. Yendo para atrás en la historia nos encontramos con que el guepardo está íntimamente ligado a ella, en especial en aquellos lugares donde habitó. Ejemplo es el de Alejandro Magno que solía llevar un guepardo a la gran mayoría de sus batallas. Lo utilizó en varias ocasiones para la guerra hasta que al final muriera en la batalla contra Persia en el año 333 a.C. Fue entonces cuando Alejandro expulsó la rabia por la muerte del animal y toda Asia se rindió a sus pies.

Siguiendo el curso de la historia nos encontramos con que Cleoprata también era amante de los guepardos. Le regaló a Julio Cesar una pareja (cuando su romance estaba en pleno auge) los cuales luego utilizó como bestias del circo, donde no podían exhibir todo su potencial. Más tarde fue Marco Antonio quien recibió otra pareja de guepardos, muy bien domesticada, que utilizo en su villa romana para cazar.

Todo esto unido a su habilidad innata para cazar y su fácil domesticación me ha llevado a elegir este animal para este trabajo.

Características Generales

El guepardo es un animal perteneciente a la familia de los félidos, dentro del orden de los carnívoros, que vive principalmente en Africa (Acinonyx Jubatus) y en Asia (Acinonyx Venaticus). Es un animal en peligro de extinción desde hace 10.000 años, cuando por aquella época estuvo a punto de desaparecer, víctima de la acción del hombre y de su propia incapacidad para defender a sus presas y a sus propias crías. Se salvó un grupo muy reducido, lo que le ha llevado a ser el mamífero con el nivel de diversidad genética mas bajo. Tanto es así que cuando se realiza un injerto de un guepardo a otro no se experimenta ningún tipo de rechazo, debido a que las diferencias entre los tejidos son mínimas.

Félidos: guepardo

Los Félidos

Los félidos son una familia de animales carnívoros que pertenecen a la clase de los Mamíferos y que está constituida por alrededor de veinte géneros y casi cuarenta especies de gatos grandes y pequeños. Habitan en todos los continentes excepto en la Antártida y Oceanía. Están muy bien adaptados para vivir como depredadores puesto que todos los miembros de la familia poseen un cuerpo ligero y ágil con el pelaje suave, tienen la vista y el oído muy desarrollados y sus garras y dientes están diseñados de forma perfecta para desgarrar la carne de sus presas.

Entre los félidos se distingue un gran grupo llamado los grandes gatos. Estos son: el tigre, el león, el jaguar y el leopardo. La familia de los félidos también incluye a la pantera nebulosa y al guepardo. Hay doce especies de gatos en el hemisferio occidental: el lince rojo, el gato de Geoffrey, el jaguar, el jaguarundi, el codcod, el gato moteado pequeño, el lince boreal, el margay, el gato de montaña o andino, el ocelote, el gato de las pampas y el puma.

Los miembros de la familia de los gatos se caracterizan por tener un cráneo pequeño y ancho, la cara corta y las orejas erguidas. Éstas pueden girar en el plano horizontal y el animal las emplea tanto para localizar mejor los sonidos, como para indicar determinadas intenciones a sus congéneres. Tienen unas mandíbulas robustas y fuertes que casi no mastican la carne que ingieren.

Todos los félidos son digitígrados, es decir, que caminan sobre los dedos y con la parte posterior del pie elevada. Las extremidades anteriores tienen cinco dedos y las posteriores cuatro; las zarpas están provistas de almohadillas que permiten al animal caminar sin hacer ruido, y con uñas largas, afiladas y completamente retráctiles (a excepción del guepardo). Esto último resulta muy útil cuando no es necesario utilizarlas como, por ejemplo, al correr, y evitar, de este modo, su deterioro. Los félidos también se caracterizan por tener determinadas costumbres muy características, como son: el asearse la cara con las zarpas anteriores y el afilarse las uñas.

La mayoría de los félidos son activos al amanecer o al atardecer, aunque también pueden cazar por la noche o a plena luz del día. Sus ojos están muy bien adaptados a los cambios de luminosidad. Las técnicas empleadas para cazar son variadas: en unos casos acechan a la presa y, en otros, en esperar escondidos y lanzarse después por sorpresa sobre sus víctimas. Cazan en solitario o en grupos familiares, y el éxito de la captura dependerá de la vista y el oído. El olfato también está muy desarrollado y lo emplean en el examen de la presa y en el reconocimiento del territorio marcado con orina por otros machos de la especie.

El macho es más grande que la hembra, que suele tener la misma complexión y coloración que aquél. La mayoría de los félidos son monógamos (se empareja un macho con una sola hembra). El número de crías de la camada puede variar en las distintas especies y oscila entre 1 y 6.

Composición Bioquímica

El guepardo tiene la misma composición bioquímica que todos los seres vivos.

La bioquímica es una rama de la Química y de la Biología que estudia las sustancias presentes en los organismos vivos y de las reacciones químicas en las que se basan los procesos vitales. Su objetivo principal es el conocimiento de la estructura y comportamiento de las moléculas biológicas, que son compuestos de carbono que forman las diversas partes de la célula y llevan a cabo las reacciones químicas que le permiten crecer, alimentarse, reproducirse y usar y almacenar energía.

La estructura de cada molécula determina la reacción química en la que interviene y, por tanto, el papel que desempeña en los procesos vitales celulares. Los tipos más importantes de moléculas biológicas son los ácidos nucleicos, las proteínas, los hidratos de carbono y los lípidos.

Los ácidos nucleicos almacenan y transfieren la información genética. Son moléculas grandes formadas por cadenas largas de unas subunidades llamadas bases. Éstas son "leídas" por otros componentes de las células y utilizadas como patrones para la fabricación de proteínas.

Las proteínas son moléculas grandes formadas por pequeñas subunidades denominadas aminoácidos. Con sólo 20 aminoácidos distintos, la célula elabora miles de proteínas diferentes. Las proteínas más interesantes son las enzimas, que actúan como promotores o catalizadores de las reacciones químicas.

Los hidratos de carbono son las moléculas energéticas básicas de la célula. Contienen proporciones aproximadamente iguales de carbono e hidrógeno y oxígeno. Las plantas utilizan el proceso de la fotosíntesis para formar hidratos de carbono simples (azúcares). Los animales obtienen sus hidratos de carbono de los alimentos. Cuando la célula posee hidratos de carbono, puede romperlos para obtener energía química o utilizarlos como base para producir otras moléculas.

Los lípidos son las sustancias llamadas “grasas” que desempeñan diversos papeles en la célula. Algunos se almacenan para ser utilizados como combustible, mientras que otros se emplean como componentes esenciales de la membrana celular.

Las células tienen también muchos otros tipos de moléculas que desempeñan funciones muy diversas. Todas éstas, y la misma célula, se hallan en un estado de variación constante, ya que una célula esta continuamente formando y rompiendo proteínas, hidratos de carbono y lípidos; reparando los ácidos nucleicos dañados y utilizando y almacenando energía. El conjunto de estos procesos se denomina metabolismo.

Anatomía y Fisiología

El guepardo tiene la apariencia de un leopardo pero sus características físicas son diferentes: es mucho más esbelto aunque con peso similar (entre 50 y 60 Kg), la longitud del cuerpo es mayor (entre 1,1 y 1,5 m sin contar la cola), las patas son muy largas y delgadas, y la cabeza es pequeña y redondeada. Es distinto de otros félidos porque carece de uñas retráctiles y envueltas en una vaina carnosa ya que sus uñas son romas y están curvadas ligeramente. El pelaje tiene un color pardo amarillento y está cubierto de manchas negras y redondas que se encuentran esparcidas de manera uniforme. En la cabeza tiene una raya negra característica que va desde el ojo hasta la boca.

El guepardo es un animal de las estepas aunque está acostumbrado a vivir donde habitan sus presas favoritas (antílopes y pequeños y medianos rumiantes). Suele establecer su guarida entre las rocas de las colinas más bajas.

La gran ventaja del guepardo frente a los otros félidos es su velocidad para cazar. Puede alcanzar los 110 km/h, lo que le convierte en el animal más rápido de la Tierra, aunque sólo en una distancia de 500 m. Su efectividad para la caza se ha estimado en un 75% frente al escaso 25% del león. El guepardo logra entre 150 y 300 piezas al año. Una barbaridad si lo comparamos con las 30 o 40 piezas escasas que caza el león al año. Claro que el guepardo pesa tres veces menos. Y esto se debe a que su cuerpo está adaptado a atrapar a sus presas mediante una persecución corta y veloz. Apenas ve una manada de antílopes o de ciervos paciendo tranquilamente, se agazapa y se va deslizando con movimientos suaves y reptantes para que no lo descubra su prudentísima presa. Siempre avanza en dirección contraria al viento y cada vez que el jefe de los herbívoros amenazados lanza una ojeada a su alrededor, se detiene en el acto y permanece inmóvil y silencioso. Después vuelve a deslizarse, elige el animal más propicio para el ataque y se le echa encima de improviso; entonces si el desgraciado intenta huir lo persigue velozmente y lo derriba de un zarpazo en las patas, tras lo cual lo agarra por la garganta.

Félidos: guepardo

El guepardo suele cazar en las horas centrales del día aprovechando que los otros felinos están durmiendo la siesta. También se quita de en medio a los turistas, que en otros momentos menos calurosos del día suelen estorbar en la caza. En la caza los machos mantienen el aspecto más deportivo: la diversión. Así que buscan piezas de cierta dificultad, todo lo contrario que las hembras, que son más prácticas y cazan crías de gacela consiguiendo más efectividad y menos riesgo.

Funciones Vitales

Como todo depredador, la nutrición del guepardo se basa en las piezas que caza. Estas varían dependiendo de los cazadores pero van desde crías de gacela, hasta ñus de gran tamaño. Para cazar estas presas los sentidos del guepardo están muy desarrollados, sobre todo la vista, el oído y el olfato. Todos ellos mejoran el rendimiento en la caza.

Los guepardos son polígamos por lo cual, una vez terminada la cría de su anterior camada, la hembra buscará uno o varios machos que la fecunden y dará a luz a una camada de entre dos y cuatro crías después de un periodo de gestación que dura de 84 a 95 días. Las crías suelen pesar unos 300 gramos y no serán capaces de seguir a la madre hasta unas cuatro semanas de edad. Después los otros animales, el frío y el hambre causaran estragos entre ellos antes de cumplir los tres meses y sólo tres de cada diez sobrevivirán a este periodo.

Félidos: guepardo

La hembra se ocupa de los cachorros sin que el macho la ayude en ningún momento. Para enseñarles a cazar suele capturar vivas algunas crías de gacela que luego les ofrece para despertar su instinto de cazadores. A los diez meses ya pueden cazar algunas piezas pequeñas. Al año y medio de vida, la camada pierde todo contacto con la madre pero seguirán juntos hasta el primer celo. Entonces las hembras se separan e inician su solitaria vida. En cambio, los machos permanecerán juntos para cazar animales de mayor tamaño. Pero si alguno de los hermanos sufre una lesión que le impida correr, es inmediatamente expulsado del grupo.

Comportamiento Doméstico

El guepardo fue domesticado por primera vez hace 5.000 años, cuando los reyes, emperadores y faraones lo utilizaban en una especie de caza deportiva aprovechando su gran velocidad. Su domesticación es bastante frecuente debido a la facilidad con que el guepardo obedece a quienes lo cuidan. Una vez domesticado no existe en la familia de los félidos un animal más manso ya que la faceta más típica de su carácter es la bondad. Si se le ata con una cuerda no intentará jamás romperla con los dientes ni destrozarlo a tirones ni con las patas. Tampoco hace daño a las personas que le cuidan, hasta el punto de que cualquiera es capaz de aproximarse y acariciarlo. Muchas veces permanece inmóvil durante horas, como si estuviera soñando y ronroneando al mismo tiempo. En estos momentos gallinas, cabras, ovejas, etc., pueden pasar impunemente ante su vista, puesto que ni siquiera se digna a mirarlas. Sólo los otros carnívoros pueden sacarle de sus meditaciones Ya que cuando pasa, por ejemplo, un perro, inmediatamente deja de ronronear, mira fijamente al intruso, levanta las orejas y, con una serie de saltos, intenta echársele encima. Además de la utilización del guepardo en la caza y en los zoológicos, también existen zonas en las que se hacen safaris fotográficos sólo y exclusivamente del guepardo. A pesar de que esto le resulta muy molesto, es una alternativa económica al tráfico de animales y a la caza furtiva.

Bibliografía

Para este trabajo he conseguido información de enciclopedias y páginas de internet.

Enciclopedias:

- Enciclopedia de los Conocimientos Océano Vol. 9 y 10 creada por Grupo Editorial Océano y publicado por ellos mismos.

- Diccionario Enciclopédico Espasa Vol. 13 y 19 creado por Espasa y publicado por ellos mismos.

- El Gran Libro de los conocimientos El País creado por el equipo de Dorling Kinderseley y Publicado por El País Altea.

- Enciclopedia Encarta 2000 creada por Independent JPEG y publicado por Microsoft.

- El Reino animal creado por National Geographic Society y publicado por El País.

Páginas de Internet:

http//: www.lector.net/verene00/guepardo.htm

http//: www.geocities.com/ana_2001_es

13