Fases históricas de la Revolución Francesa

Historia Universal Contemporánea. Mundo Moderno. Caída del Antiguo Régimen. Revoluciones burguesas. Jacobinos y Girondinos. Directorio. Napoleón Bonaparte

  • Enviado por: Luis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

FASES HISTÓRICAS DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA

1.-Nacimiento de la revolución:

1.1- La crisis del Antiguo Régimen:

El objetivo de la Revolución era la destrucción del <<Feudalismo>>. Este término es el que mejor cuadra al sistema social medieval de la Francia de 1789, aunque con características propias que poco a poco descubriremos.

Al hablar de feudalismo nos referimos a todo el sistema económico tradicional de un mundo dominado por la economía rural.

En 1789, el mundo campesino representaba en 1789 el 85% de la población. francesa, y

La coyuntura económica sufría por las escaseces y las crisis de subsistencia. Los accidentes económicos más graves son las crisis de subproducción agrícola.

El sistema social aún seguía reflejando la importancia de los<< tribunos señoriales>>. La aristocracia nobiliaria poseía un 30% de la tierra cultivable, mientras q el clero era propietario del 6% al 10%. Pero lo más importante eran el peso de tributos feudales y señoriales que recaían sobre la tierra.

La crisis social francesa es original respecto a las del resto de Europa; el campesino francés, a diferencia del Europeo, era en gran parte propietario de la tierra. Y habrá de desempeñar un papel importante en las luchas revolucionarias junto a la burguesía y contra la nobleza .

Según R.Mousnier la sociedad francesa era una sociedad de <<ordenes>>, que no solo incluye a el que la sociedad francesa tuviera forma piramidal; nobleza, clero, tercer estado y sino también incluye las normas de organización de un mundo jerárquico con estructura piramidal.

En la época clásica, el reino de Francia se ha afirmado como un sistema estatal donde el rey dispone de una autoridad total, gracias a la monarquía absoluta y a la centralización iniciada por Luis XIV sistema que presenta numerosos y evidentes fallos. Francia padecía de la debilidad y de la incoherencia del sistema del impuesto real. La carga de este impuesto era diferente según los grupos sociales así como lo era también según los lugares y las regiones del norte al sur, de las ciudades al campo.

La nobleza francesa comenzó a vivir por encima de sus posibilidades lo q provocó q la mayoría de la nobleza se endeudara. Esto hizo q los señores feudales resucitaran antiguos derechos y se aferraran a los derechos de la comunidad rural o a las tierras colectivas.

Poco a poco se fue creando un clima prerrevolucionario sobretodo con el fin del monopolio de la nobleza en los cargos gubernamentales.

1.2- Las fuerzas nuevas al ataque:

Michelet ,”la Revolución francesa es una revolución de la miseria”, llama la atención sobre la precaria situación de gran parte del campesinado, que no produce lo suficiente como para cubrir sus necesidades. Para ellos el s.VIII no fue <<glorioso>> aunque las grandes crisis asociadas a la carestía y a la escasez de los cereales remiten y desaparecen. Pero a grandes rasgos el s.VIII es próspero, ya que también la población pasa de 20 millones a 26, es tras Rusia el país con población de Europa.

Los burgueses urbanos, 5% población, todavía extraen sus ingresos de la renta de la tierra, y buscan la respetabilidad mediante la compra de tierras y de bienes raíces o de títulos nobiliarios. Se la encuentra en multitud de pequeños productores independientes agrupados o no según los sitios de sus corporaciones, notarios, comerciantes, empresarios, banqueros, médicos...

Esta naciente burguesía, con todos los desniveles económicos que la recorren, la fuerza colectiva que da a la Revolución su programa. Las ideas de la Ilustración traducidas a fórmulas simples corren cual moneda corriente por toda la sociedad.

Hablando del Estado, su déficit es tan antiguo como la Monarquía; dos ministros Calonne y Loménie de Brienne, intentaron sin éxito imponer reformas fiscales a los privilegiados, lo que condujo a la revuelta de la nobleza, y tanto en la Bretaña como en el Delfinado se pidió la convocación de los Estados Generales, a lo que el rey cedió en agosto del 88.

2.-La revolución burguesa: .

2.1-De 1789 a 1791:la revolución constituyente:

Se puede hablar de tres revoluciones en una:

  • Una revolución institucional o parlamentaria,

  • Una revolución urbana o comercial

  • Una revolución campesina

Los Estados Generales se inauguraron el 5 de mayo de 1789 y por primera vez en la historia, la campaña electoral había ofrecido al pueblo la posibilidad de hablar y este lo usó lo de daba esperanzas de cambio. La revolución campesina tiene su propio ritmo y sus objetivos de guerra específicos

El 20 de junio de 1789 se produjo el Juramento del Juego de Pelota en el que los diputados del Tercer Estado juraron solemnemente <<no escindirse jamás...hasta que se establezca la Constitución.>>

El 9 de julio se proclama la Asamblea Nacional Constituyente lo que junto con la victoria parisiense del 14 de julio aseguraban el éxito de la revolución.

Cuando se perfilaba la contraofensiva real es el pueblo de París el que toma el relevo y se dota de una organización revolucionaria. Echas las bases de un nuevo poder el pueblo de París comienza a armarse. El 14 de julio se produce la toma de la Bastilla, prisión real y fortaleza que simbolizaba el poder del Antiguo Régimen. La revolución parisiense sigue su curso con la muerte de Bertier de Sauvigny y la marcha de hombres y mujeres de París a Versalles en respuesta a las nuevas amenazas de la reacción, para hacer regresar a la familia real. A raíz de ahí fueron muchas las ciudades que siguiendo el ejemplo de París se echaron a la calle.

Durante la segunda quincena de julio se produce <<El Gran Miedo>>; este pánico colectivo, inexplicable a primera vista, se inscribe como el eco de las revoluciones urbanas que el campo devuelve distorsionadas lo que provoca la sublevación agraria y concreta la sublevación de las masas campesinas y simboliza su ingreso oficial en la Revolución. La revolución campesina tiene su propio ritmo y sus objetivos de guerra específicos.

En teoría, la destrucción del Antiguo Régimen social se condujo con energía en la noche del 4 de agosto, noche en la que se presenta la incitación colectiva, en un clima de emulación indudablemente generosa, a que los nobles y eclesiásticos abandonaran sus privilegios y establecía las bases de un nuevo derecho civil burgués basado en la igualdad y la libertad de iniciativa.

Pasemos a hablar de la constitución civil del clero, aprobada en julio de 1790, que convertía a los curas y obispos en funcionarios públicos y les imponía un juramento de fidelidad a la Constitución del reino. En el Oeste Atlántico, el Norte y parte del macizo central no firmaron el juramento tras condenar el papa Pío VI el sistema.

2.2- La escalada revolucionaria (1791-1792):

El 17 de julio de 1791 el campo de Marte es escenario de una masacre.

El miedo exagerado de una contrarrevolución junto con el tema del <<complot aristocrático>> despertó los viejos miedos populares y aceleró el proceso revolucionario.

La contrarrevolución corre primero a cargo del grupo de los emigrados. El príncipe de Condé y el conde de Artois buscaban provocar alzamientos revolucionarios y la huida del rey. Que huye de palacio disfrazada pero en el camino son reconocidos y detenidos en Varennes de donde se los lleva de vuelta a París.

El malestar económico (malas cosechas) dio vigor a las reivindicaciones populares y a la emancipación de los derechos de los señores, mediante la negativa a pagar derechos recuperables.

En invierno de 1791 comienzan los levantamientos campesinos que se desplazan por los mercados imponiendo precios a los cereales, y saqueando e incendiando castillos. En las ciudades se crean los Clubes y sociedades populares. Son clubes de encuentro y análisis en donde se preparan las grandes decisiones, y de donde salen grandes oradores, como Danton o Marat. Se aumenta el volumen de prensa que es un elemento de politización acelerado.

En 1792 para poder devolver al rey sus prerrogativas se admite que fue raptado.

La constitución de 1791 contiene:

  • Una declaración de derechos

  • Organización de estructuras (administrativa, de justicia, finanzas, religión)

  • Una nueva asamblea legislativa de miembros no reelegibles

Dentro de la asamblea surgen diferentes grupos entre cuyos dirigentes también había grandes discrepancias. Unos quieren clausurar La Revolución (Dupont), y frente a ellos, otros son contrarios a la clausura porque como dijo el alcalde de París Jérôme Petion: “La burguesía y el pueblo han hecho la revolución y solo unidos pueden conservarla.”

Estas discrepancias provocaran un profundo alejamiento entre los diferentes grupos de la asamblea.

3.-La revolución Jacobina:

3.1- La hegemonía de la Montaña

En esta fase la burguesía moderada pierde el control de la revolución a manos de los Montañeses. El enfrentamiento entre la Gironda (los girondinos) y la Montaña (los jacobinos), era inevitable: tuvo lugar desde finales de 1792 a Junio de 1793.

La sublevación de la Vendée, abría un nuevo frente interno que provocó que los lideres de la Montaña, se unieran para pedir la muerte de Luis XVI, ejecución que tuvo lugar el 21 de Enero de 1793.

Los soberanos europeos, ocupados entonces en Polonia, no podían impedir que los ejércitos franceses explotaran la victoria de Valmy. Así las victorias en Jemmapes ocupan los pises bajos Austríacos y conquistan Saboya y el condado de Niza en Piamonte, Renania (de Maguncia a Francfort). Pero en invierno de 1793 los franceses acumulan derrota tras derrota y pierden Bélgica y Renania.

La caída de los Girondinos desencadeno otra guerra civil; Lyon se levanta contra la Convención, se insubordinan las grandes ciudades del sudeste y Normandía.

Los Sans-Culottes constituyen el alma del dinamismo revolucionario.

En el plano político, el desencadenamiento del Terror contra los aristócratas y los enemigos de la revolución y la aplicación de la Ley de Sospechosos, que engloba en la vigilancia y la represión a toda una nebulosa de enemigos potenciales de la Revolución.

3.2-Apogeo y caída del gobierno revolucionario

El termino “Terror” abarca la represión política, el dominio económico y define la atmósfera que reinaba en ese momento.

En 1794 y tras la reina María Antonieta, cayeron las cabezas de la aristocracia y luego las del partido Girondino.

El gobierno de Robespierre intentó satisfacer a los sectores de la sociedad más desfavorecidos; campesinos y sans-culottes, para ello abolió totalmente el sistema feudal e implantó la <<Ley del Máximo General>> que establecía el control sobre los precios.

Robespierre y los suyos fueron perdiendo el apoyo de los sans-culottes y tuvieron enfrentamientos con los más moderados lo que provoca que el 9 de Termidor estalle la crisis, se ordene el arresto de Robespierre, Saint-Just, Couthon y sus amigos que son junto con sus partidarios ejecutados el 10 de Termidor del año II. ; es el fin de la revolución Jacobina.

4.-De Termidor al Directorio

4.1-La Convención Termidoriana

Después de la caída de Robespierre, caen también Collot D´Herbois, Billaud-Varenne y Barère, miembros del Comité de Salvación Publica, como símbolo de la represión terrorista. Todo ello da testimonio de que en la conducción de la Revolución se ha producido un cambio decisivo de rumbo Más tarde se cuestiona el propio gobierno revolucionario en sus estructuras, se desmantelan los comités, y los clubs jacobinos son perseguidos y luego dispersados. Se abren las prisiones. Con lo que el terror sufriría un importantísimo frenazo. El dinamismo popular se debilita, pese a que en los s.III y IV hay motivos suficientes para la movilización; se vuelve a la hambruna y al pan caro provocado por las malas cosechas, la vuelta a la libertad de precios y la inflación del asignado.

El triunfo de la contrarrevolución de los Termidorianos, deseosos de volver a encontrar el camino recto de una revolución burguesa se reduce en esta fase.

Los personajes más representativos son Boissy D´Anglas, Daunou, o Sieyès que tratan de definir una línea política :

  • En materia religiosa aprueban en Febrero de 1795 una serie de medidas a favor de la libertad de culto que llegan a separar Iglesia y Estado

  • En política exterior la Convención Termidoriana aprovecha las victorias que los ejércitos franceses consiguen en todos los frentes;

-Jourdan vuelve a ocupar el margen izquierdo del Rin

-Pichegru ocupa Holanda y los franceses penetran en España.

- Además los tratados de Basilea y La Haya firmados de abril a Junio del 95, restablecen la paz con Prusia, España y la república Batava. Los beligerantes reconocen a Francia la posesión de Bélgica y Renania.

La constitución del año III lleva el sello característico y el compromiso burgués que repudia el hálito democrático de la constitución del 93. La constitución rechaza el sufragio universal, doscientos mil electores censitarios designan el cuerpo legislativo , que se articula en dos asambleas: El Consejo de los Quinientos y el Consejo de los Ancianos. El ejecutivo se distribuye en cinco directores en busca de equilibrio y estabilidad.

Los Termidorianos intentaron imponer el “Decreto de dos tercios” pero los realistas no aceptaron esta medida ya que en el clima de contrarrevolución en que estaban podían aspirar a una conquista “pacifica”. El trece de Vendimiano del año III los realistas lanzan los barrios ricos de la capital a la insurrección armada; la Convención confía el mando al joven general Napoleón Bonaparte que pone fin a la revolución pero pro primera vez a tenido que recurrir al desarme de los sans culottes; con esta transición entramos en el Directorio

4.2- El Directorio

El Directorio cubre el periodo comprendido entre el mes de Abril de 1795 y Octubre de 1799, es decir, la mitad de la duración de la revolución francesa.

A dejado en la historia un recuerdo mediocre o francamente malo. Es una época de corrupción, de miseria de violencia, y de inestabilidad en la que el gobierno gobierna a base de golpes.

Tras la época de inflación se volverá al numerario, sacando a la luz una coyuntura desagradable, en la que las buenas cosechas repetidas habían estancado los precios agrícolas. La crisis de las finanzas del Estado se traducían en esta coyuntura y en la negativa a pagar impuestos lo que provoca una crisis de autoridad.

Al primer directorio le toca luchar en dos frentes, contra la oposición realista y contra la jacobina.

Más allá de los medios lo nuevo es la proclamación de un ideal comunista en oposición a las utopías de las Luces y a la practica social del movimiento popular.

El aumento del peligro de reacción realista impondrá al Directorio golpear a la derecha, pues los realistas puros, partidarios de una vuelta al antiguo régimen conviven con los realistas constitucionales dispuestos aceptar una parte de las novedades revolucionarias dentro de un margen monárquico.

El régimen está minado en su autoridad por una crisis de medios y de autoridad. El país escapa al control del Estado, al bandolerismo se convierte en uno de los signos reveladores de la crisis del régimen.

Los mitos de la guerra revolucionaria se derrumban y la idea de las fronteras naturales pierde vigencia.

Bonaparte emprende la campaña de Siria donde el desierto, la peste, y una resistencia no prevista en San Juan de Acre provocan el fracaso de la misión. Poco a poco Francia vuelve a ser amenazada por ingleses, austrorrusos...y a Napoleón no se le recibe como salvador en las fronteras si no en París. Entonces Napoleón da un golpe de Estado, logrado a medias el 18 de Brumario, que choca al día siguiente con los diputados de los Quinientos. Cuando Napoleón pierde la tranquilidad la presencia de ánimo de su hermano Lucien, que preside la Asamblea, logra imponerse. El resto lo hacen la intervención de las tropas que dispersan a los diputados. Tras este golpe de Estado acaba la Revolución francesa y comienza la era napoleónica.

5.-Conclusión a modo de Balance:

En diez años, la revolución francesa representa un giro considerable e irreversible en la historia del mundo, por lo que edifica y por lo que anuncia. Revolución burguesa con apoyo popular, propone un balance ambiguo, adaptado a las condiciones propias de la Francia de finales del siglo XVIII.

Se impone por la importancia de las proclamaciones nuevas que aporta. Es la Revolución de la Libertad y de la Igualdad, es fundadora, en el apogeo del Siglo de las Luces, de un nuevo orden colectivo. Su mensaje no es monolítico. La Revolución sustituye la desigual ordenación jerárquica de la sociedad del antiguo régimen por la afirmación de la igualdad. Esto supone la eliminación de todos los privilegios y servidumbres anteriores. Predomina el sufragio censitario, que opone a ciudadanos activos y pasivos sobre la base del censo.

Se concede numerosos tipos de libertades:

  • Libertad personal del ciudadano que elimina toda crueldad gratuita en los sufrimientos

  • Libertad de opinión, que termina con el monopolio de la Iglesia Católica en la dirección de las conciencias y se extiende a protestantes y judíos. En 1791 la constitución civil del clero, al igual que el Concordato en1801 intentaron formas de compromiso con la religión dominante.

  • Libertad es políticas : La Declaración de los Derechos proclama la soberanía del pueblo, el principio de la elección en todos los dominios, la necesidad de un régimen representativo fundado en la separación de los poderes.

Se echan las bases del liberalismo político del siglo XX.

Libertad de empresa. De 1790 a 1791 con las leyes de Allarde y Le Chapelier, las cuales prohiben toda coalición y monopolio

Libertad, Igualdad: Se ha tratado de completar con Fraternidad; pero la Fraternidad no formó parte de los sueños de la Democracia jacobina del año II..

La organización judicial y fiscal racionalizan y ponen en practica los nuevos principios de igualdad ante la justicia y la ley

El campesinado compró entre un tercio y la mitad de los bienes nacionales expropiados al clero. La burguesía aumentó su implantación en bienes inmuebles. El campesinado medio o pequeño consolidó su situación a través de la completa disposición del tributo señorial y de los restos de feudalismo. La nobleza, si bien es cierto que sufrió, no desapareció; se fundió con los burgueses y los rentistas en el grupo nuevo de los “propietarios”.

Hubieron dos revoluciones: En tanto a subversión política y social conducida por una burguesía a la conquista de bases objetivas de nuevas relaciones sociales, y la revolución industrial de la década de 1830, que explotar las posibilidades que aquella le ofrece.

La revolución francesa experimento la practica de un gobierno revolucionario, formulación del ideal de una revolución social colectivista que hiciera el movimiento babuvista. Esta riqueza y esta lozanía en que las realizaciones concretas se unen a las esperanzas para el porvenir, es lo que a otorgado a la revolución el alcance y el eco de que gozo en Europa y más allá. Es el prototipo y la inspiradora de todas las grandes revoluciones del siglo XIX.

LA HISTORIOGRAFIA:

6.-La revolución francesa: una cantera abierta:

La Revolución francesa ha sido una referencia en la que cada período histórico ha reflejado sus problemas y sus tensiones. Es imposible hablar de las corrientes o problemas del s.XIX o incluso del XX sin hacer referencia a la Revolución Francesa.

6.1- Un aliento y una herencia:

En este tema, el de la historiografía, el autor se limita a comentar referencias de otros autores (51) a la revolución francesa, y añadir algunas cosas suyas por lo que pasaremos a resumir en una idea lo que dicen algunos de estos 51 autores y también comentaremos algo de lo poco que añade el autor en este tema. Comenzaremos con el primer autor, el inglés Edmund Burke que abordaba el tema de “la legitimidad de una ruptura revolucionaria brutal como atentatoria contra el movimiento mismo de la historia.”

Prosigue hablando de Augustin Barruel, francés, que pensaba que la revolución era un <<complot>> , y que había una conspiración masónica en contra de la monarquía, la religión, y las fuerzas del orden, algo que personalmente me parece descabellado,

El siguiente autor que voy a comentar es Alexis de Tocqueville, también francés, el cual es el primero en decir que “se formulan los objetivos y se traza el esquema de un programa de investigaciones en el terreno mismo para una historiografía interesada en analizar más serenamente el problema de las causas y de las líneas de fuerza en el <<Antiguo Régimen y la Revolución>>”

Según el autor la historiografía <<moderna>> vio la luz durante las últimas décadas del s.XIX.

Clémenceau declararía que “<<la revolución es un bloque>>” con lo que quiere decir que hacía cargo de la totalidad de la herencia sin restricciones.

Uno de los que más ha contribuido a trazar el indispensable marco de referencia del encadenamiento de acontecimientos, instituciones y hombres sobre el que se recorta nuestra propia vida.

Según Danton el periodo en que el movimiento obrero y el pensamiento marxista desarrollan su reflexión teórica acerca del fenómeno revolucionario y la violencia surja un discurso sobre la revolución en oposición a la del liberalismo radical.

Jaurès, influenciado por Michelet y Marx, realiza el primer intento de abrir la investigación revolucionaria hacia la historia social de las masas.

Prosigue hablando de Lefebvre que: “hundía las raíces de la ruptura decisiva que representara la revolución francesa en las profundidades de la Francia provincial y del mundo rural.

6.2- Tendencias actuales de la investigación: época de conflictos:

A la muerte de Lefebvre, a finales de la década de los cincuenta, sus sucesores,
Soboul (Francia), Rudé (Inglaterra), o otros como Markow o Saitta, aplican el esquema del análisis marxista al fenómeno revolucionario.

Pasemos al siguiente, el francés Daniel Guérin que ve sólo la empresa mistificadora de una burguesía empeñada en liquidar el movimiento popular auténticamente proletario de los bras nus y evitar así todo desborde de sus objetivos de clase. Algo demasiado aventurado a mi juicio.

También habla de diferentes corrientes como la americana o la inglesa de las que ahora hablaremos.

El norteamericano Palmer y el francés Godechot (corriente norteamericana) integraban la destrucción revolucionaria del feudalismo en una nebulosa de manifestaciones, tales como <<la revolución norteamericana >>

En cuanto a la inglesa, el británico Cobban crea una imagen , para él fantástica, de lo que llama <<El mito de la Revolución>>. Según él la Revolución francesa no habría existido, si no que hubiera sido un artefacto producido por una elaboración posterior. Cobban también le negaba el carácter de clase pues en los diversos equipos que se sucedieron en el poder “sólo veía conjuntos intercambiables y no representantes calificados de una burguesía en ascenso.

6.3El inventario de los problemas:

Descartado el mito del complot, en que se complace aun en insistir la historiografía conservadora, hoy existe acuerdo en buscar el terreno en que se origino la revolución, a nivel de las fuerzas productivas, de las relaciones y de las estructuras sociales, de la ideología y de la cultura.

Se planteara un dilema entre Revolución de la Miseria o Revolución de la Prosperidad.

La revolución francesa, revolución burguesa destruye al mismo tiempo el sistema social de la sociedad del Antiguo régimen y el sistema estatal absolutista que lo remata.

Fuerte, entre otros a reprochado a la historiografía marxista de la revolución, y a la jacobina, el haber encerrado el ciclo revolucionario en un esquema estereotipado, en episodios que encajan entre si.

Por comparación con el resto de Europa continental, la Revolución Francesa se muestra como una alternativa al despotismo ilustrado que no tiene equivalente en Francia, según Leo Gershoy.

Esta revolución burguesa, en función de las condiciones sociales de la Francia de finales de siglo XVIII, así como de la actitud de la lucha contra el Antiguo Régimen, solo pudo triunfar gracias al apoyo popular urbano y rural.

6.4-Los talleres de la investigación revolucionaria en la actualidad:

La primera comprobación que se puede sacar al ojear los títulos de los ensayos recientes es que la revolución se ha despersonalizado. La confrontación de héroes individuales, hoy históricamente anticuada, solo constituye el recuerdo de los grandes altercados de comienzos de siglo.

Tanto en su trama política como en sus gobernantes es sin duda uno de los periodos mas estudiados de la historia francesa.

Es necesario provincializar esta revolución que se ha mantenido durante gran numero de años como netamente parisiense; aunque es cierto que la marcha de la revolución , a partir de la capital y a la hora de París, acentuaba su aspecto centralista.

Se ha descubierto y se ha comenzado a estudiar la gran transformación que tuvo lugar en las poblaciones urbanas en los diez años de crisis revolucionaria. En el mundo rural, las mutaciones en profundidad son objeto hoy de una amplia investigación de la liquidación del régimen feudal o de las sobrevivencias del mismo.

Según Guérin los bras nus eran muy abstractos pero hoy han adquirido consistencia con los últimos estudios. Rudé nos ha mostrado la vía de un análisis de las multitudes revolucionarias tanto en su sociología como en sus actitudes. Y a Cobb se le debe el análisis a los ejércitos revolucionarios. Aunque lo que abre la etapa más decisiva de la lucha de clases es el análisis de los sans-culottes parisienses que se ha propuesto Soboul.

La Revolución Francesa es uno de los campos privilegiados de la experimentación de nuevos métodos de análisis del discurso y de la lexicografía histórica.