Fanatismo e intolerancia en la Religión

Sociología. Creencias. Religiones. Marginación. Tolerancia. Racismo. Culto. Perjuicios. Sectas. Grupos sectarios. Autoritarismo. Totalitarismo

  • Enviado por: Sonia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 24 páginas
publicidad

ÍNDICE

o PORTADA

o INDICE

o INTRODUCCIÓN

o CONCEPTOS

Intolerancia

Fanatismo

o TOLERANCIA E INTOLERANCIA

Proveniencia de la tolerancia y la intolerancia

¿ Qué es ser tolerante?:

Qué es lo que significa e implica la tolerancia

Límites y alcances de la tolerancia

o LA DIFÍCIL PRACTICA DE LA TOLERANCIA

o LA HERENCIA INTOLERANCIA

Consecuencias en las personas y en la sociedad

Fundamentalismo

o LA INTOLERANCIA EN LA SOCIEDAD

Proveniencia de la intolerancia en la sociedad

El poder, manipulador del comportamiento social

Racismo y consecuencias

Prejuicios y proveniencia de los mismos

o FANATISMO RELIGIOSO

Tipos de Guerras Santas:

- Las Cruzadas

- El Yihad

Consecuencias de las Guerras Santas

o OTROS ASPECTOS DE EL FANATISMO RELIGIOSO: SECTAS

Sectas en la sociedad

Manipulación de pensamiento

Miembros de las sectas

o OTROS ASPECTOS DE LAS SECTAS

Otros mitos

o TIPOS DE SECTAS

Testigos de Jehová

Maniqueísmo

Monofisismo

o OPINIONES PERSONALES

o BIBLIOGRAFIA

CONCEPTOS

Intolerancia

En sociología, cierta actitud caracterizada por la aversión a las creencias, la forma de vida o la procedencia racial o nacional de los miembros de un grupo diferente del propio. Difiere el prejuicio en que se halla menos arraigada en la estructura emocional del individuo y es, por tanto, más fácil de corregir. Problemas originados por la intolerancia pueden encontrarse a cualquier nivel en que exista una interacción: de persona a persona, dentro de la familia, la comunidad, la nación. Es frecuente que los individuos rechacen a quienes poseen normas de vida notablemente distintas de las suyas propias. De igual modo es fácil que las costumbres <<anticuadas>> de padres y abuelos tropiecen con la intolerancia de los miembros mas jóvenes del grupo familiar en las culturas que se hallan en periodo de rápida evolución hacia formas nuevas.

Con frecuencia deben aceptarse en la práctica, aunque se rechacen en teoría, costumbres extrañas e incluso indeseables si los diversos grupos sociales pretenden convivir en armonía.

La educación una de las armas más poderosas contra la intolerancia, reduce las suspicacias y lima diferencias sobre diferentes formas de vida.

Fanatismo

Celo apasionado e intolerante a favor de alguna causa. Ésta puede ocupar de tal manera los pensamientos y acciones del fanático, que impida que sea considerado como miembro normal del grupo a que pertenece. Por otra parte, el fanático puede convertirse en un partidario ciego que arrastre y domine a otros con su celo. Si los seguidores forman un grupo minoritario, pueden conceptuarse a fanáticos.

El fanatismo obedece a veces al miedo irracional de un grupo y puede dar lugar linchamientos u otras violencias tumultuarias.

Otras veces vemos al odio adueñarse del pensamiento de un dirigente, de tal suerte que arrastra a miles y aun millones de personas a alistarse en las filas de su <<santa causa>>.

El trato de Hitler a los judíos y el de Robespierre a sus adversarios políticos son ejemplo de este tipo de fanatismo.

El término ha sido también aplicado a las frenéticas ceremonias de los brujos o magos de los pueblos primitivos.

Sería erróneo, sin embargo, atribuir por ello al fanatismo un origen religioso. En efecto, en la sociedad primitiva, todo individuo, incluso el sacerdote o hechicero, actúa según las normas del grupo. Desviarse de ellas significaba falta de respeto hacia los espíritus que en tiempos anteriores instruyeron a los antepasados. Puesto que la religión, el derecho y la costumbre son en tal sociedad una sola y misma cosa, el fanático o miembro disidente ha de ser eliminado. Durante el periodo en que su cuerpo se encuentre en posesión de los espíritus, la primitiva médium puede parecer sumida en trance y entregarse a actos antisociales, pero al cesar aquel estado vuelve a ser un miembro normal del grupo.

Durkheim y la escuela sociológica francesa mantiene que los cambios de la sociedad primitiva sólo pueden producirse mediante la acción del grupo, es decir, a través de la psicología heterodoxa. De esto cabe deducir que el fanatismo es sólo posible en grandes unidades sociales que permiten opiniones divergentes.

Una tribu o grupo religioso con creencias y practicas uniformes no albergara a ningún fanático en su seno; pero, si ese grupo entrase en contacto con una unidad mayor, con la que estuviese en violento desacuerdo, o se integrase a ella, pudiera resultar fanático desde el punto de vista del grupo mayoritario. Así consideraron sin duda los romanos a los primitivos cristianos. Los defensores de una determinada causa, como la del sufragio femenino, pudieran asimismo verse tildados de fanáticos, hasta que su causa prevalece y se transforma en costumbre, con lo que se modifica la actitud pública hacia ellos.

En general, las principales características del fanatismo son:

Celo indiscreto, intolerancia respecto a las ideas ajenas, inflexible insistencia en la justicia de los propios, todo ello unido a un entusiasmo de cruzada.

Así pues el fanatismo es, ha sido y será el flagelo de la humanidad en el aspecto religioso, político, social, familiar, profesional, racial, literario, intelectual, deportivo, científico, por eso el fanatismo ha causado tantos desastres en la humanidad.

INTRODUCCIÓN

Desde que se tiene conciencia de la humanidad siempre se ha tenido la necesidad de seguir a alguien o algo con el objetivo de sentir que no estamos solos, que alguien nos protege, algo que dé sentimiento a la existencia humana para crear nuestra propia creación, para aliviar esa duda que tanta gente ha venido expresando desde tiempos inmemorables:

¿ De dónde venimos?. Esto en resumidas cuentas quiere decir que el hombre se cobija en la religión para darle sentido a la vida.

Ya en la prehistoria encontramos algunos antecedentes con sus Venus la cuales se opina que eran diosas de la fertilidad; en Egipto tenían muchos dioses y creían que había vida después de la muerte, para la que se preparaban a conciencia encerrando sus cuerpos sin vida en la majestuosas pirámides con todas sus riquezas.

En Roma también tenían muchos dioses, como en Grecia.

Hay muchas maneras de demostrar la devoción por el ser adorado de nuestra religión:

Los sacrificios de animales y personas, las oraciones, las abstinencias, las penitencias...

Algunos de estas practicas como los sacrificios no son muy éticas. Por lo que están prohibidas por la ley, y apenas se realizaran, tan solo en algunas sectas muy radicales.

Dentro de las religiones sabemos que existen muchas y muy diferentes y que cada una apoya y adora a un Dios o a un líder, entre las más destacadas están:

- Cristianismo-

La figura de Jesucristo es la guía de esta religión, que representa el amor fraterno, el respeto, que son las bases de una buena vida cristiana.

Toda la historia sobre la vida de Jesús se encuentra reflejada en la Biblia, el símbolo de esta religión es la cruz, puesto que Jesús murió crucificado, y algunos de los rituales más importantes de la cristiandad son el bautismo, la eucaristía, la confirmación ...

- Judaísmo-

La creencia de esta religión se base en un Dios que creo el Universo y que sigue gobernándolo, los judíos no creen en las casualidades si algo malo ocurre es porque su Dios se ha enfadado y piensan que una desgracia divina caerá sobre ellos para siempre.

Y el libro sagrado de los judíos es La Torá, donde esta reflejada la voluntada de su Dios.

- Budismo-

Buda, el principal Dios de esta religión, se basaba en las cuatro verdades:

- la vida es un sufrimiento; la vida humana es dolorosa y que morimos para reencarnarnos y seguir sufriendo...

- el sufrimiento de la vida existe porque el hombre no conoce la naturaleza de la realidad; siente ansiedad, y apego a las cosas materiales.

- El sufrimiento puede ser aliviado si el hombre llega más allá de sus ataduras mundanas.

- Y para que el sufrimiento desaparezca el hombre debe seguir el Camino de las Ocho Etapas; que consiste en tener buenas intenciones, una correcta expresión, llevar un modo de vida correcto, tener buenos pensamientos...etc.

Estas acciones se dividen en tres: moral, sabiduría y concentración.

TOLERANCIA E INTOLERANCIA

- Proveniencia de la tolerancia y de la intolerancia

El concepto de tolerancia parte de un hecho: “ los seres humanos somos distintos”.

Puede, y debe, haber igualdad en cuanto derechos y deberes, nos podemos considerar iguales ante un Dios. Pero en cuanto a manera de pensar, de comportarnos, de creer, de practicar una religión, una sexualidad, o una filosofía, somos diferentes.

Esas diferencias, deberían ser consideradas como fuentes de progreso para la humanidad, haciendo más rica y provechosa la convivencia entre hombres y mujeres.

Sin embargo, la realidad es muy diferente por una sencilla razón, el ser humano tiende a detestar a los que no son iguales a él.

El ser humano puede aislar, neutralizar e incluso eliminar al que no es igual a él, poniéndose como modelo a seguir él mismo, por eso cuando vemos gente diferente, con otras costumbres, otro color de piel que es distinta a la nuestra nos sentimos incómodos y lo interpretamos como una amenaza.

Por eso paradójicamente, la intolerancia parte de un deseo de igualdad, pero no de derechos y deberes, sino de pensamientos, costumbres y de paradigmas.

- ¿Qué es ser tolerante?

La palabra “tolerancia” proviene del latín “tolerare”, que significa soportar, aguantar. El buen pensante no ve la tolerancia únicamente como una actitud de soportar, lo es también de aprender, un mecanismo de llegar yo a poseer el conocimiento diferente al mío que tienen los demás.

o Que es lo que significa e implica la tolerante

Podemos entender la tolerancia, como una actitud que conduce a un comportamiento por parte de grupos sociales y de individuos. Podemos señala tres tipos de componentes de la tolerancia:

1. El respeto a las personas que consideramos diferentes nosotros, es decir, los que tienen ideas políticas diferentes a las nuestras, otra religión, una sexualidad diferente a la nuestra....

2. La no-exclusión de los grupos y personas portadoras de la diferencia, en un nivel superior de la tolerancia, está implica compartir con los otros.

3. Una actitud de comprender esa diferencia, no simplemente aceptarla, incluso aplicando e incorporando a nosotros mismo los elementos positivos que practican los diferentes grupos.

o Límites y alcances de la tolerancia

Otro aspecto digno de reflexión son los límites y alcances de la tolerancia. ¿Hay que tolerar a los racistas?, ¿ Hay que tolerar que las mujeres aborten? ...en otras palabras ¿cuál es el límite entre la tolerancia y la intolerancia?. Las respuestas apuntan en tres direcciones:

1. Es un asusto cultural: si un comportamiento es permitido legal o socialmente por un país, existirán actitudes tolerantes hacia el mismo. Por ejemplo, algunas sociedades han legalizado el aborto y toleran su practica, calificando de intolerantes a los denominados grupos “pro-vida”que sabotean el funcionamiento de las clínicas abortivas.

2. La tolerancia e intolerancia se escriben en un proceso histórico: una sociedad puede pasar de la intolerancia a la tolerancia en relación con los derechos de un grupo social.

Se pueden producir avances y retrocesos, un avance sería que las sociedades se caracterizaban por la intolerancia hacia las mujeres, hoy en día, se muestra una mayor tolerancia hacia ellas, reflejada en una abundante legislación que protege sus derechos.

Un retroceso sería el período denominado “Guerra Fría” en América Latina, muchos sectores como empresarios, intelectuales... que respetaban los derechos humanos, coincidieron con el gobierno y con el ejército en perseguir, secuestrar y asesinar, individuos considerados como “comunistas”.

3. Avance en los“valores universales” como criterio para saber hasta dónde puede

llegar la tolerancia y la intolerancia. Muchas sociedades han adoptado en sus

legislaciones locales las normas contenidas en la “Declaración Universal de

Derechos Humanos”, adoptada y proclamada por la Asamblea General de Naciones

Unidas en su resolución 217 A (III), del 10 de diciembre de 1948. La igualdad entre los

seres humanos; el derecho a la vida; el derecho a la libre asociación etc.. pueden ser

tomados como criterios de tolerancia. Un gobierno que irrespeta la vida, que no permite

la oposición, es intolerante.

Pero dentro de los “ valores universales” quedan muchos puntos oscuros:

1. En muchas sociedades existen un divorcio entre los derechos humanos y su aplicación.

2. Se dan una ambigüedad en la definición de algunos de ellos: como el aborto y la pena de muerte en relación con el derecho a la vida.

3. El cumplimiento de estos derechos requiere una base económica ( acceso a la educación, salud, trabajo...) que muchos países no tienen.

4. La tolerancia puede aplicarse por edades, género y grupos étnicos, un ejemplo sería que una sociedad asegura a la mayoría de sus miembros trabajo, pero cuando una persona llega a una determinada edad de la excluye y discrimina. Esto es lo que podemos denominar como “intolerancias institucionalizadas”, es decir, que son aceptadas social o legalmente por una sociedad.

LA DIFÍCIL PRACTICA DE LA TOLERANCIA

Si hay un campo en el cual se produce un divorcio entre el discurso y la práctica, es el de la tolerancia, conforme la democracia se ha extendido y ha surgido la idea de que más que un sistema político, es un estilo de vida, la mayoría de las personas se declaran tolerantes, ser tolerantes se ha convertido en un símbolo de prestigio: es sinónimo de ser instruido, ser liberal, progresista, estar a la altura de los tiempos.

Sin embargo, detrás de las palabras y aunque la persona sinceramente quiera ser tolerante, las huellas de la socialización intolerante siguen presentes. Muy a menudo escuchamos expresiones como: “yo no tengo nada contra los negros pero...”; “yo no soy machista pero creo que las mujeres no sirven para...”, etc.

Una de las razones por las cuales es arduo erradicar la intolerancia es porque muchas veces aparece acompañada de actitudes opuestas. Las personas combinan actitudes tolerantes con comportamientos xenófobos. Un individuo puede no ser racista pero mostrar actitudes violentas hacia los que profesan una religión diferente a la suya. Otros individuos son tolerantes hacia ideas religiosas o políticas pero pueden desatar verdaderas “cacerías de brujas” contra homosexuales.

Otro de los factores que inciden en la dificultad de abolir este fenómeno, radica en que una tolerancia entre individuos puede coexistir con una intolerancia estructural de la sociedad, es decir, que las viviendas de las personas estén en un lugar determinado según la riqueza o pobreza del individuo.

LA HERENCIA DE LA INTOLERANCIA

o Consecuencias en las personas y en la sociedad

Los efectos de la intolerancia son perjudiciales tanto para quienes la practican como para los que son objeto de ella. Uno de sus resultados es la endogamia genética y cultural: los grupos humanos y los individuos se degeneran o por lo menos se estancan, al no aceptar mezclarse con los “diferentes”, al no incorporar otras ideas y procedimientos de cómo hacer las cosas. El caso extremo de esta actitud son los grupos étnicos que solo permiten matrimonios entre sus miembros.

La homogeneidad mental es otro de los resultados: al rechazarse las ideas de los “diferentes”, se produce un estancamiento del pensamiento. Las ideas del grupo llegan a ser “verdades” a fuerza de repetición, porque son las únicas que se escuchan, no porque se contrastan con otras o con la realidad. Este tipo de comportamiento es sumamente frecuente: por ejemplo, asociaciones que solo aceptan como miembros a personas que tengan determinado pensamiento político o religioso.

Uno de los productos más nefastos de la intolerancia es la muerte de la creatividad de las personas. Se castra las facultades que en potencia tienen los individuos: cuando el padre o la madre no acepta las nuevas ideas de sus hijos o el jefe rechaza el proyecto, el niño o el empleado se sentirán frustrados, no volverán a proponer nada, y se adaptarán al conformismo, a las “verdades” oficiales.. Lo irónico del caso es que quizás esa nueva idea iba a representar un verdadero progreso para la familia o la empresa.

Pero quizás el resultado más inmediato y palpable de la intolerancia sea la violencia. Esta se manifiesta de diferentes maneras según el tipo de intolerancia: el racismo y la discriminación que produce el etnocentrismo; el sexismo y la violencia doméstica que genera el machismo; el fundamentalismo que resulta de una practica ciega de la religión; el fanatismo derivado de la afiliación irracional a un equipo deportivo; la homofonía contra homosexuales y lesbianas; actos terroristas contra los que no son de nuestra nacionalidad, religión o grupo político. Uno de los casos más crueles de violencia originada por la intolerancia es la masacre de niños de la calle y de indulgentes en algunos países.

La indiferencia y ausencia de solidaridad hacia los necesitados y hacia los que más sufren es otro de los efectos de la intolerancia. Si nos creemos mejores, superiores, si pensamos que somos los “escogidos”, no vamos a ser solidarios con los “diferentes a nosotros”. Por el contrario, en el mejor de los casos seremos indiferentes hacia ellos y en el peor, les aplicaremos alguna forma de violencia.

El totalitarismo en casos extremos y más frecuentemente, el autoritarismo, suele ser producto de prácticas intolerantes en una sociedad.

Una frase célebre de Benito Mussolini -quien detentó el poder en Italia de 1922 a 1945- sintetiza bastante bien la idea central del totalitarismo: “No es la nación la que crea el Estado, al contrario, la nación es creada por el Estado que da al pueblo, consciente de su propia unidad moral, una voluntad y en consecuencia una existencia efectiva”. El Estado lo es todo, el pueblo debe sometérsele.

Los rasgos distintivos del totalitarismo son: el terror ideológico o la imposición de un único paradigma; el monopolio de la actividad política y del aparato productivo por un partido único; el control de los medios de persuasión tales como la prensa escrita, la radio y la televisión; la supresión de la oposición; una devoción al Estado y a sus líderes; un culto a la fuerza física. En síntesis, el totalitarismo es un movimiento que pretende englobar todos los aspectos de una sociedad bajo un único patrón.

El autoritarismo no solo se manifiesta, en un tipo de personalidad. Es también una forma de gobernar toda una sociedad caracterizada por: una relación gobernantes-gobernados basada más en la fuerza que en la persuasión; un reclutamiento de los dirigentes realizado a través de la cooptación y no tanto por medio de elecciones; un desconocimiento deliberado de los procedimientos democráticos de sucesión del poder; y la conquista del poder mediando enfrentamientos violentos.

Existe una clara relación entre el tipo de pensamiento imperante en una sociedad y su régimen político.

Lo más importante de resaltar aquí es: que el no tener un pensamiento crítico individual y grupal, puede conducir a la instauración de un régimen político autoritario o totalitario en la sociedad. El autoritarismo y el totalitarismo se nutren de la ignorancia y del pensamiento uniforme: una vez instalados en el poder, fortalecen esa ideología única.

o Fundamentalismo

¿Qué es un fundamentalista? «Alguien que niega todo discurso, un fanático con el que no se puede hablar» Ésta sería la definición crítica del fundamentalismo. Otra de carácter apologético diría quizá: «Un hombre para el que algo es sagrado, y que no está dispuesto a negociarlo».



Origen del fundamentalismo

Fundamentalistas eran, en primer lugar, los protestantes americanos que insistían en tomar al pie de la letra la Biblia y, especialmente, lo que dice sobre la creación, rechazando la teoría moderna de la evolución. El problema adquirió relevancia política con la cuestión de sí el sistema educativo del Estado podía favorecer alguna de esas opiniones, concretamente, la teoría de la evolución.

LA INTOLERANCIA EN LA SOCIEDAD

o Proveniencia de la intolerancia en la sociedad

La intolerancia no es un fenómeno genético: no se nace intolerante o tolerante, sino que estos comportamientos son aprendidos socialmente mediando instrucción explícita o a través de experiencias vividas. Es, entonces un producto de la socialización del individuo.

Unos ejemplos serían; que un niño desde pequeño le hayas enseñado a odiar a los miembros de otra religión, o que una persona de otra etnia haya alcanzado él puesto que queríamos antes que nosotros, estos y otros muchos comportamientos hacen que las personas seamos racistas.

La intolerancia generalmente proviene de personas que descosen otras cultural y valores diferentes a los suyos. Estos individuos o grupos vuelven absoluto y universal lo suyo, generalmente por ignorancia; y todo lo que no calce en sus paradigmas, es rechazado como peligroso, “raro”; extraño ...

o El poder, manipulador del comportamiento social

El poder es la capacidad de influir en el comportamiento de los demás: cuando los individuos siguen a una persona o grupo de manera voluntaria porque creen que detrás de esa persona hay una autoridad, se denomina poder legítimo.

Pero si la obediencia, se produce ante una demostración de fuerza o de amenaza sin respaldo de una autoridad reconocida, el poder es ilegítimo.

Cuando el que es intolerante tiene poder, sus consecuencias negativas son mayores. Muchas personas o instituciones cambian de tolerantes a intolerantes y viceversa según posean o no poder.

Unos ejemplos serían, la posición intolerante de la Iglesia Católica durante la Inquisición cambió tanto por un examen de conciencia que ella hizo, sino porque fue poco a poco despojada de poder por los países europeos.

Y un caso muy común es el del “primus inter pares”, la persona “buena gente” que cuando asume una jefatura o cualquier otra posición de poder se vuelve autoritario incluso con sus antiguos compañeros y amigos.

o Racismo y consecuencias

El racista, piensa que una persona o grupo de diferente etnia a la suya no piensa que el tener o no poder es lo que hace la diferencia entre las personas, el racista cree que:

1. Que las diferencias de las personas son biológicas y no sociales o aprendidas.

2. Esas características diferentes entre etnias pueden ser comparadas y clasificadas en un rango de mayor a menor.

El racismo reaparece cuando se suscitan fenómenos que se interpretan como amenazas para la etnia dominante en una sociedad, que no tienen una relación de causa-efecto entre ellas: desempleo a nivel profesional y contratación de fuerza de trabajo extranjera para labores manuales y agrícolas o incremento de actividades delictivas ( robos, asesinatos...) que coincide temporalmente con la llegada de extranjeros, son algunos ejemplos.

Paradójicamente, grupos étnicos blancos han calificado a negros como inferiores, cuando en fuerza física y en altura han demostrado ser más fuertes y más altos, y esto se debe a los siglos de esclavitud, los trabajos brutales que realizaban les desarrollo ciertos patrones físicos que se han ido transmitiendo en la mayoría de las generaciones.

Las consecuencias del racismo serán mas graves si se tiene o no poder. En este segundo caso, no se irá más allá del perjuicio, es decir, ideas que traducen la forma en que percibimos a los demás, ideas mismas que se basan en apreciaciones emotivas y la mayoría de las veces, no fundamentadas. Los perjuicios pueden ser “positivos”, por ejemplo, cuando un ciudadano admira al de otro Estado, por considerar que las personas de esa otra sociedad tienen mucho dinero, o porque son muy trabajadoras o inteligentes.

Los perjuicios “negativos” se dan cuando asociamos rasgos negativos a miembros de otras etnias o nacionalidades, por ejemplo, suciedad, baja escolaridad, alimentación ...

o Perjuicios y proveniencia de los mismos

El perjuicio, una de las dos manifestaciones del racismo y elemento que está en la base misma de diferentes formas de intolerancia, no es algo pasajero en individuos o grupos, el perjuicio es el resultado de un tipo de pensamiento, de un mecanismo cognitivo mediante el cual aprehendemos las cosas, y está directamente asociado con el estado de salud mental de la persona que lo utiliza. En efecto:

- El perjuicio proviene del pensamiento estereotipado. Todo pensamiento implica categorías por medio de las cuales clasificamos nuestras experiencias.

- El acto de estereotipar está a menudo estrechamente ligado al mecanismo psicológico de la transferencia.

- En la transferencia, los sentimientos de hostilidad y cólera se dirigen contra objetos que no son el origen real de esas ansiedades. Las personas desahogan su antagonismo contra los chivos expiatorios.

- La creación de chivos expiatorios trae consigo con frecuencia la proyección, la atribución inconsciente a los demás de los deseos o características particulares. En las circunstancias en que las personas experimentan frustraciones considerables, o deben controlar cuidadosamente sus propios deseos, pueden ser incapaces de reconocer sus sentimientos íntimos, proyectándolos sobre otros.

El pensamiento estereotipado es uno de los rasgos de los que el psicólogo alemán Teodoro Adorno denominó como “ personalidad autoritaria”. Los individuos que tienen tal tipo de personalidad, además de operar con estereotipos, se oponen al cambio.

Piensan que la fuerza física es necesaria en una sociedad, manifiestan actitudes sumamente rígidas, experimentan sentimientos de hostilidad, de agresividad, de ansiedad y de desconfianza hacia el prójimo.

Varias de estas características tienen que ver con el tipo de socialización de un individuo, la personalidad autoritaria es el prototipo del individuo intolerante.

Además del perjuicio, la otra manifestación del racismo es la discriminación, es decir, cuando la idea negativa que tenemos acerca de una persona, se traduce en un acto real que la perjudica.

Muchas personas creen que los perjuicios y las discriminaciones se originan en verdades; es decir, que si creemos por ejemplo, que lo judíos son avaros, es porque efectivamente lo son. Ese razonamiento evita formularse la pregunta que necesariamente tendría que hacerse el buen pensante: ¿ cuáles situaciones concretas están en el origen de que una etnia se comporte de determinada manera y no de otra?. Pero además, como lo comprobó Gunnar Myrdal, los perjuicios y discriminaciones conducen al fenómeno de la “profecía autocumplida”:

“Debido a que la gente blanca creía que los negros eran inferiores racialmente, le negaron la igualdad en educación, oportunidades de trabajo, calidad de vivienda, y el respeto ordinario diario a la comunidad negra. Debido a que eran discriminados, muchos afroamericanos eran ignorantes, empleados en trabajos inferiores, vivían en malas viviendas y empobrecidos. Este nivel de vida más bajo “confirmó” la creencia de que la raza negra era inferior. Así pues, una creencia que en su origen era falsa afectó la conducta de tal modo que la creencia falsa parecía verdad”.

FANATISMO RELIGIOSO

o Tipos de Guerras Santas

Desde los siglos anteriores ya existían guerras que servían para imponer una religión, nosotros las hemos clasificado en: Cruzadas y el Yihad.

Las Cruzadas

Las cruzadas son las guerras que los cristianos de Occidente mantuvieron entre los siglos XI al XV contra el Islam.

La intención de las cruzadas era la recuperación para la cristiandad de los Santos Lugares, sobre todo la conquista de Jerusalén.

Eran guerras santas con finalidades también políticas, militares y económicas.

La historia de las guerras santas parten desde la primera cruzada en 1096, donde la pequeña nobleza y el pueblo se agruparon, y deseosos de recuperar los Santos Lugares, partieron a Tierra Santa, muchos murieron durante el viaje.

Además hubo más grupos de personas de Inglaterra, Francia, Flandes y Lorena, que lo único que ocasionaron fueron más muertes.

En 1096 se organizaron también, las expediciones de los grandes señores que hicieron el viaje a Constantinopla.

Las tropas de los señores obedecían a sus dueños, pero el mando supremo lo tenia Adhemar, obispo de Le Puy.

Durante el camino a Jerusalén fueron ocupando puestos y posiciones estratégicas. Y la Ciudad Santa cayó en poder de los cruzados tras varias semanas de asedio.

La segunda cruzada en el año 1147. el militar de Mosul, llamado Zengi y su hijo Nur- ed- din arrebataron la frontera oriental a los cruzados.

La amenaza se extendió hacia los Santos Lugares, y se organizó una segunda cruzada donde vencieron a Nur- ed- din, pero gracias al sobrino de éste, Saladino, recuperó Jerusalén.

Mientras los cruzados se fueron refugiando en la costa.

La tercera cruzada en 1189.

El desastre de la anterior estremeció a Europa.

Federico I Barbarroja, emperador del Sacro Imperio Romano, Felipe Augusto de Francia y Ricardo I Corazón de León de Inglaterra, organizaron una nueva cruzada.

Barbarroja murió y sus tropas siguieron a las inglesas y a las francesas.

Ricardo se encargó de Palestina en cuanto llegó, pero su figura fue criticada por la matanza de prisioneros.

Y Felipe, preocupado por su país en vez de la Cruzada, regresó a Francia.

Mientras que Ricardo I derrotó a Saladino que por medio de batallas y negociaciones se acordó que los cristianos conservarían las ciudades costeras con acceso libre a Jerusalén y los Santos Lugares, mientras que la cuidad sagrada seguía bajo el poder de Saladino.

La cuarta cruzada en 1203.

Organizada por Inocencio III. Los cruzados tomaron algunas ciudades, hasta llegar a Constantinopla, donde volverían a poner el trono a Isaac II y a su hijo Alejo, con gran oposición del pueblo, que coronaron a Alejo V.

Los cruzados enfurecidos por lo ocurrido, atacaron y saquearon Constantinopla y formaron un Imperio latino bajo el mando de Balduino de Flandes, formando estados feudales.

Las cruzadas infantiles en 1212.

Miles de niños fueron embarcados en 7 barcos hacia Tierra Santa, 2 barcos naufragaron y los otros 5 fueron capturados, y utilizaron a los niños como esclavos en Alejandría y Bagdad.

Algunos fueron rescatados por el emperador Federico II y el sultán Al- Kamil de Egipto.

Las Ultimas Cruzadas

Inocencio III, se desvió de su cruzada y pidió una nueva en el Concilio de Letrán (1215)

Su sucesor, Honorio III, continuo con el mismo propósito. Mientras que el emperador Federico II le entretenía con repetidos retrasos.

Una expedición dirigida por el rey de Hungría, el archiduque de Austria y el rey de Chipre, considerada la quinta cruzada, ocasionó varias batallas en Palestina sin mucho éxito, y luego se dirigió a Egipto, donde ocuparon Damieta en 1219 que tenía la desembocadura del Nilo.

Después de concertar una tregua en 1221, regresaron a Europa.

Federico II excomulgado y peleado con la Iglesia, se alzó cruzado. En 1229 utilizando la diplomacia en vez de las armas conectó con el sultán de Egipto una tregua de 10 años, que ponía en manos de los cristianos Jerusalén y Belén y garantizaba a los musulmanes el respeto a las mezquitas y casi toda Palestina.

La tregua se rompió antes de los 10 años.

San Luis IX de Francia organizó una nueva cruzada que le hizo desembarcar en Egipto, conquistando Damieta, y siguió hacia el interior del país, pero su ejercito y él fueron diezmados en Masura, y tuvieron que retirase por falta de alimentos, por el acoso del enemigo y por las diversas enfermedades.

En la segunda tentativa, su ejercito en las puertas de Túnez, fue infectado por la peste, de la que fue victima el propio rey.

En la antigüedad se querían conseguir los Santos Lugares, porque era donde Jesús vivió y realizó todas sus aventuras.

El Yihad

En la antigüedad, como hoy en día, los musulmanes han de extender su religión y convertir al infiel por medio de la guerra santa o yihad.

El Yihad; termino árabe que significa “los máximos esfuerzos por parte de uno para conseguir un objetivo determinado” siendo éste una lucha contra cualquier cosa que no sea buena.

Existen dos tipos de yihad, para la mayoría del pueblo musulmán es el yihad mayor o al- yihad al-akbar y para el resto, el menor o al-yihad al-asgar.

El yihad mayor es entendido como una lucha interna, individual y espiritual, en contra del vicio, la pasión y la ignorancia.

El yihad menor se define con el significado de guerra santa en contra de las tierras y súbditos infieles (no musulmanes).

La guerra santa es la única forma de guerra teóricamente permisible para el bloque más importante del Islam.

El Islam es la última religión, las más superior y universal de las religiones, se cree que el mundo entero debe al menos someterse a su regla y ley, si no es a su fe.

Un yihad contra los no musulmanes es el deber de todo hombre musulmán, adulto y capacitado. De acuerdo con este punto de vista tradicional, los musulmanes que mueren en el yihad automáticamente se convierten en mártires de la fe y tienen un lugar especial en el Paraíso.

Existen dos tipos de enemigos no musulmanes, el kafir (pagano) y el ahl al-kitab (los pueblos del libro.

La expresión los pueblos del libro se refería originariamente sólo a judíos y cristianos, pero más adelante incluyó a otros grupos como los zoroastrismos.

Los pueblos del libro sólo necesitan someterse a la autoridad política de los musulmanes para evitar o poner final al yihad y pueden conservar su fe de origen:

Los paganos, es decir aquellos que los musulmanes no reconocen como pueblo del libro, como los budistas y los hindúes, deben convertirse al Islam o ser ejecutados.

No hay vuelta atrás para aquellos que se convierten al Islam, ya que es una ofensa capital.

Yihad también puede ser defensivo, con le propósito de proteger las tierras musulmanas de las incursiones de los no musulmanes, como por ejemplo, las cruzadas de los cristianos en Tierra Santa durante la edad media o la Reconquista española.

o Consecuencias de las Guerras Santas

Los episodios de crueldad y traiciones que a veces formaban la historia de las cruzadas y la insignificancia del esfuerzo, están en contraste con la fe, valor y la devoción que formaron casi siempre la realidad de estas guerras.

En las cruzadas ocasionaron muchos muertos; por culpa de las batallas y de las enfermedades que había en esa época.

OTROS ASPECTOS DEL FANATISMO RELIGIOSO: SECTAS

Sectas religiosas

Grupos religiosos que se definen, o son definidos por otros, como separados u opuestos a la ortodoxia de determinadas religiones tradicionales. Este término se usa con sentidos muy distintos, según sean utilizados por estudiosos de la religión o por los medios de

comunicación y el público en general.
También puede significar que implica desviación, y la pertenencia a una secta se percibe, justa o injustamente, como un signo de inadaptación, posiblemente motivado por una necesidad psicológica o emocional.

o Sectas en la sociedad

La explicación más aceptada para la existencia de sectas y cultos es que estas organizaciones proliferan cuando existen cambios sociales rápidos y profundos, que llevan a un sentimiento personal de ansiedad, especialmente entre los menos favorecidos económicamente. Esta creencia halla algún fundamento en las noticias que se publican sobre la estructura autoritaria y coercitiva de algunos movimientos; sin embargo, de este modo se subestiman los elementos innovadores de algunas clases de sectas y el atractivo que despliegan para algunas personas que buscan nuevos tipos de espiritualidad. Uno de los principales cometidos de las sectas es actuar como psicologías sociales, es decir, capacitar a los individuos e incluso a sociedades enteras para enfrentarse y digerir cambios, ya en las relaciones personales, en la visión del mundo o las circunstancias culturales sociales y económicas en que viven.

El crecimiento de las sectas y sus efectos sobre los jóvenes, familia, la vida, y en ciertas áreas políticas y económicas en las dos ultimas décadas, han llamado la atención publica. Sin embargo, no es sino hasta hace poco que los ciudadanos han tomado conocimiento de su impacto en nuestra sociedad.

o Manipulación del pensamiento

Cuando una persona va desarrollando su manera de pensar sobre las diferentes situaciones de la vida, es casi imposibles que siempre estemos de acuerdo con la gente que nos rodea.

Las sectas hacen que sus miembros se vuelvan vegetarianos, haciéndoles creer que la gente que come carnes es “rara”, o les hacen usar ropas de colores claros... pronto a los nuevos miembros del grupo clasifican a sus padres como “personas que se visten con ropas oscuras” o “que comen carne”.

Los miembros nuevos de la secta empiezan a romper vínculos con la gente que les rodea padres, amigos, hermanos... y evitan los pensamientos críticos y reflexivos acerca del grupo, dejándose absorber cada vez más por los miembros de la secta.

o Miembros de las sectas

Las sectas buscan miembros amistoso, obedientes, maleables, porque son más fáciles de persuadir y de manejar. No les interesa los jóvenes desobedientes y egoístas, porque no se dejan influir por los medios que la secta propone para moldearles, como son el sentimiento de culpa y la presión de la sociedad.

Pero la pieza clave, donde se apoya toda la secta es el “líder”o “lideres” que pueda haber.

Se autoproclaman elegidos para una determinada misión que incumbe a todo el planeta, de esta manera se llegan a creer que son una especie de Mesías.

Los lideres de las sectas suelen ser personas de carácter fuerte, con fácil palabra para convencer, desprendiendo magnetismo social que saben aprovechar, muchos de ellos son enfermos mentales y otros lo que hacen es alimentar su ego y sus ansias de control.

OTROS ASPECTOS DE LAS SECTAS

o Otros mitos

Mucha gente cree erróneamente que los jóvenes que se unen a las sectas son inadaptados, hablando psicológicamente, que son producto de familias dañadas o desunidas, o que buscan precisamente la secta a la que se unieron. Estos mitos no han sido confirmados por la investigación y parecen estar relacionados con la tendencia común de echarle la culpa a las victimas.

Esta actitud, da lugar a que mucha gente evada reflexionar con responsabilidad acerca de las sectas, culpando simplemente a los que se unen a las sectas o a sus familias por ser débiles de carácter o por tener problemas patológicos.

Algunas investigaciones han indicado que una parte de los adultos o jóvenes que se unen a las sectas eran de familias normales y su comportamiento era adecuado a su edad antes de entrar en la secta, otra parte de los miembros nuevos tenían ya problemas psicológicos antes de entrar y la última parte sufrían algún tipo de depresión por causa de alguna muerte de algún familiar, o frustración por el trabajo ...

Alguno mitos incluyen la idea de que la gente escoge libremente involucrarse en la secta y que son felices y están satisfechos, aunque la mayoría de las sectas cuentan con estrategias para influenciar y así inducir a la gente a ingresar.

Después de unirse a la secta, los nuevos miembros son expuestos a técnicas que se centran en la influencia social y psicológica, diseñadas para cambiar su comportamiento, conducta y actitudes externas para conformarlas a las que benefician al grupo, sin tener en cuenta el bienestar del individuo.

Una meta en la mayoría de las sectas es enseñar a sus miembros a evitar la crítica de los sentimientos negativos, para que el público y los posibles miembros vean solamente señales positivas y entusiasmo por el grupo.

Otro fin que quiere conseguir la secta es desprender al individuo de su pasado, de sus familiares, mediante engaños para integrarles plenamente en el grupo.

TIPOS DE SECTAS

Se distingue cuatro tipos principales de sectas:

- Las denominadas sectas de conversión por ejemplo: el Ejército de Salvación, el evangelismo y las Iglesias pentecostales, se distinguen por su insistencia a ultranza en la interpretación literal de la Biblia, y la incidencia en los temas del pecado y la redención.

-Las sectas adventistas como: el movimiento mormón y los Testigos de Jehová exigen, más que la experiencia de la conversión, la aceptación de su dogma, y esperan que la intervención divina derribe el actual orden establecido.

- El milenarismo cristiano promete la inminencia de un mundo completamente nuevo, que llegará repentinamente, y al que sólo pertenecerán los fieles.

- El cuarto tipo es el de las sectas gnósticas, que no pretenden retirarse de la sociedad, sino que ofrecen su propia interpretación de la verdad divina de manera que sea útil para la vida mundana. A esta categoría pertenecen la Ciencia cristiana, el Movimiento del Nuevo Pensamiento, la Iglesia de la cienciología y el movimiento New Age.

o Testigos de Jehová

Grupo religioso cristiano, fundado en 1872 en Pittsburg, Pensilvania, por el predicador estadounidense Charles Taze Russell. Sus primeros miembros se denominaban a sí mismos “estudiantes de la Biblia”, aunque algunas personas se referían a ellos como “russellitas”. Desde 1884, su órgano de gobierno es la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (Atalaya Bíblica y Sociedad del Manifiesto de Pensilvania). La International Bible Students Association (Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia), fundada en Londres en 1914, es una organización europea afiliada. La sede internacional de los Testigos de Jehová radica en Brooklyn, Nueva York.

Los miembros del grupo creen en la segunda venida de Cristo; se consideran seguidores de la cristiandad primitiva y consideran a cada testigo como un ministro. El grupo insiste en el conocimiento y estudio de la Biblia y en la absoluta obediencia a los preceptos bíblicos. Las enseñanzas de los Testigos de Jehová son difundidas sobre todo por miembros que predican de puerta en puerta y distribuyen folletos entre los transeúntes por las calles. Las clases de estudios bíblicos son impartidas por lo general en hogares privados. Las Salas del Reino es el nombre que reciben los lugares donde los Testigos de Jehová celebran sus reuniones y asambleas.

Los Testigos reconocen lealtad tan sólo al Reino de Jesucristo. Por lo tanto, se niegan a saludar bandera alguna, votar, realizar el servicio militar o a expresar lealtad de otro modo a ningún gobierno. Esta política les ha creado conflictos con las autoridades.

Los Testigos de Jehová enseñan que Cristo comenzó su reinado invisible como rey en 1914. Creen que muy pronto las fuerzas del bien, guiadas por Cristo, derrotarán a las fuerzas del mal, dirigidas por Satán, en la batalla de Armagedón. Después Cristo gobernará en la Tierra durante 1.000 años; durante este milenio los muertos resucitarán y todas las personas vivas tendrán una oportunidad de lograr la salvación. Al final del milenio, durante un breve espacio de tiempo, Satán intentará atraer a quienes vivan en esa tierra paradisíaca. Entonces, junto con aquellos que le apoyen, regresará a la Tierra y será destruido definitivamente. Una humanidad perfecta disfrutará entonces de vida eterna en la Tierra.

El grupo mantiene un extenso programa de publicaciones, que comprende libros y panfletos en numerosas lenguas. Su publicación más importante, La Atalaya, se imprime en más de 130 idiomas. En el año 2000 el número de adeptos en todo el mundo se acercaba a los 6 millones, con congregaciones establecidas en prácticamente todo el mundo.

o Maniqueísmo

Antigua religión que tomó el nombre de su fundador, el sabio persa Mani ( 216- 276). Durante varios siglos representó un gran desafío para el cristianismo.

La vida de Mani
Mani nació en el seno de una aristocrática familia persa del sur de Babilonia (actual Irak). Su padre, un hombre muy piadoso, lo educó en una austera secta bautista, posiblemente la de los mandeos. A la edad de 12 y luego a los 24 años, Mani creyó haber tenido apariciones, en las que un ángel lo nombraba el profeta de una nueva y última revelación. En su primer viaje misionero, Mani llegó a la India, donde recibió la influencia del budismo. Bajo la protección del nuevo emperador persa Sapor, Mani predicó en todo el Imperio, e incluso envió misioneros al Imperio romano. La rápida propagación del maniqueísmo provocó una actitud hostil por parte de los líderes del zoroastrismo ortodoxo. Cuando Bahram I sucedió en el trono al emperador anterior, lo convencieron de que arrestara a Mani, culpándolo de herejía. Al poco tiempo Mani murió, no se sabe si en prisión o ejecutado.

Doctrinas
La doctrina fundamental del maniqueísmo se basa en una división dualista del universo, en la lucha entre el bien y el mal: el ámbito de la luz (espíritu) está gobernado por Dios y el de la oscuridad (problemas) por Satán. En un principio, estos dos ámbitos estaban totalmente separados, pero en una catástrofe original, el campo de la oscuridad invadió el de la luz y los dos se mezclaron y se vieron involucrados en una lucha perpetua. La especie humana es producto, de esta lucha. El cuerpo humano es material, y por lo tanto, perverso; el alma es espiritual, un fragmento de la luz divina, y debe ser redimida del cautiverio que sufre en el mundo dentro del cuerpo. Se logra encontrar el camino de la redención a través del conocimiento del ámbito de la luz, sabiduría que es impartida por sucesivos mensajeros divinos, como Buda y Jesús, y que termina con Mani. Una vez adquirido este conocimiento, el alma humana puede lograr dominar los deseos carnales, que sólo sirven para perpetuar ese encarcelamiento, y poder así ascender al campo de lo divino.

Los maniqueos estaban divididos en dos clases, de acuerdo a su grado de perfección espiritual:

- Los llamados elegidos practicaban un celibato estricto y eran vegetarianos, no bebían vino y no trabajaban, dedicándose sólo a la oración. Con esa postura, estaban asegurando su ascensión al campo de la luz después de su muerte.

- Los oyentes, un grupo mucho más numeroso, lo formaban aquellos que habían logrado un nivel espiritual más bajo. Les estaba permitido contraer matrimonio (aunque se les prohibía tener hijos), practicaban ayunos semanales y servían a los elegidos. Su esperanza era volver a nacer convertidos en elegidos. Se quería conseguir todas las divisiones de la luz para que el mundo se destruya y hacer así que la luz y la oscuridad estuviesen separadas para siempre.

Alcance e influencia
Durante el siglo que siguió a la muerte de Mani, sus doctrinas se extendieron por el este hasta China, y fue ganando adeptos en todo el Imperio romano, en especial en el norte de África. San Agustín, el gran teólogo del siglo IV, fue maniqueo durante nueve años antes de su conversión al cristianismo. Más tarde escribiría documentos importantes contra el movimiento, que además había sido condenado por varios papas y emperadores romanos. A pesar de que el maniqueísmo, como religión, desapareció del mundo occidental a principios de la edad media, se puede seguir su influencia en la existencia de grupos heréticos medievales con las mismas ideas sobre el bien y el mal como los albigenses, bogomilos y los paulicianos. Aún sobreviven muchas de las concepciones de esta religión en el mundo, desarrolladas por movimientos y sectas religiosas modernas, como la teosofía y la antroposofía del filósofo austriaco Rudolf Steiner.

Fuentes
Mani consideraba que la pérdida o mala interpretación de las enseñanzas de otros profetas radicaba en el hecho de que no habían dejado constancia escrita de sus enseñanzas. Por eso, Mani escribió muchos libros para que sirvieran como recordatorio de su pensamiento. A comienzos del siglo XX fueron encontrados fragmentos de estas escrituras. Estaban escritas en chino, turco y egipcio. También se encontraron, al mismo tiempo, himnos, catecismos y otros textos maniqueos. Otras fuentes de las doctrinas maniqueas provienen de los escritos de san Agustín y de otros escritores que se opusieron al movimiento.

Monofisismo

Secta cristiana de los siglos V y VI que mantenía que Cristo poseía una única naturaleza (divina), en oposición por lo tanto a la doctrina ortodoxa que proclamaba las dos, divina y humana. Los monofisitas quedaron confinados sobre todo a la Iglesia oriental aunque tuvieron alguna relevancia en Occidente. Siguiendo instrucciones del Papa León I, el Concilio de Calcedonia en el año 451 intentó seguir un camino intermedio entre los puntos de vista ortodoxo y monofisita. El edicto resultante no satisfizo a estos últimos y la polémica continuó cuando los coptos y la secta eutiquiana apoyaron las tesis monofisitas. La Iglesia de Oriente Próximo, en un intento de eliminar la herejía, excomulgó a los monofisitas en la primera mitad del siglo VI, que de inmediato se separaron de la ortodoxia cristiana. Más tarde se dividieron en dos facciones tras la polémica sobre la incorruptibilidad del cuerpo de Cristo; después del año 560 surgió una tercera facción, los triteistas, los cuales concebían las tres personas de la divinidad como tres dioses separados, por lo que las otras tendencias los consideraron heréticos.

En Egipto, Siria y Mesopotamia las comunidades monofisitas mantuvieron su presencia a pesar de la polémica. Aunque al fin fuera condenado en el año 680-681 en el III Concilio de Constantinopla, el monofisismo perdura en la actualidad en algunas comunidades. La moderna Iglesia Abisinia, la Iglesia Armenia, la Iglesia copta y la Iglesia jacobita son todas ellas confesiones monofisitas.

Yo estoy en contra del racismo de cualquier tipo, porque no me parece bien adoptar una actitud de intolerancia contra alguien son motivo justificado, aunque sea de otro país, o tenga otra cultura o religión diferente de la mía, ya que creo que cada persona es libre para tener una religión determinada de cómo ha sido educado, al igual que no es culpable de ser como es ( en cuanto a razas se refiere) porque no eligió el lugar donde nacer. Lidia Alonso Sanz

Estoy en contra del racismo y de la discriminación, porque creo que todas las personas somos iguales. Y aunque se tenga otro color de piel, se sea de otra raza o tenga otra cultura o religión, seguimos siendo iguales porque todos tenemos pies, piernas, brazos, manos.... Sara Mediero Ledo

Yo creo que tener fe en una religión puede darle sentido a la vida de ciertas personas, les ayuda a creer en sí mismos y les ayuda contra la desesperación. Pero siempre hay un limite y no me parece bien esas personas que se aprovechan de los que creen ciegamente en la religión robándoles y beneficiándose a costa de la buena fe de los demás. Silvia Garretas Garretas

En mi opinión la intolerancia no debería tener sitio en este mundo tan “civilizado” en el que vivimos. En cuanto al fanatismo religioso, me parece bien que cada uno crea en lo que quiera, pero no que llegue a los extremos de dar la vida por sus creencias. Finalmente, me parece que hay muy poca información en los medios de comunicación sobre las sectas, y cuando te enteras que estas en una es muy difícil salir. Luis Alberto Cano

Yo opino que la intolerancia a las personas es algo que todos los días hacemos, marginarles por sus creencias, su color de piel, o simplemente porque han conseguido ascender en la sociedad antes que nosotros, todo esto nos molesta y no nos damos cuenta de que esas personas a las que despreciamos son iguales que nosotros.

En cuanto al fanatismo religiosos, mi opinión es que cada uno es libre de escoger su religión y su forma de vida haciéndose responsable de las consecuencias que esto pueda traer, lo que no me gusta es que las personas se aprovechen de otras más débiles mediante mentiras, para que se sacrifiquen por una religión en la que seguro no son libres. Sonia Rojo Sanz

BIBLIOGRAFÍA

Encarta 2003 --- Grupos religiosos y Sectas

Google --- Herencia de la Intolerancia en Nuestra Sociedad

Gran Enciclopedia del Mundo --- Fanatismo, Intolerancia.

Gran Enciclopedia del Mundo --- Cruzadas Santas en la Antigüedad.

Enciclopedia Larousse --- Cruzadas

www.sectas.org --- Información sobre las sectas (lideres, tipos de sectas, otros mitos)

Enciclopedia Azul --- Cruzadas

Encarta 1998 ---- Yihad