Fahrenheit 451; Ray Bradbury

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa fantástica. Novela de ciencia-ficción. Deshumanización. Tecnología de la imagen

  • Enviado por: Makitalinda
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas
publicidad

Universidad Diego Portales

Facultad de Ciencias de la Comunicación e Información

Escuela de Periodismo

“FAHRENHEIT 451”

Curso. Comunicación Masiva

Fecha de Entrega: 13 de junio 2001

Industria Cultural: Durante el siglo XX, surge la industria cultura a partir del modelo capitalista y sus ideas de producción industrial y masiva. También gracias a la revolución tecnológica que sufren los medios de comunicación a mediados del siglo pasado.

La técnica de la industria cultural ha liquidado el detalle de la obra, ya que al reproducirlo ésta no se entiende como un todo coherente, puesto que se separan los detalles de la obra y no cumple la finalidad de ser comprendida en su conjunto.

No sólo con la obra sino que en todos los aspectos de la vida, la industria cultural ha llegado a tal extremo de controlar todos los medios de comunicación como el cine, la televisión, la radio, la publicidad, los medios escritos, etc. Y con eso ha modificado el vivir de las personas en un ambiente donde todo es cada vez más rápido, donde se nos confunde la realidad con la fantasía, etc.

La vida de las personas se ha visto invadida y controlada por un sistema, llamado industria cultural por los autores Horkhaimer y Adorno, en donde toda nuestra libertad se ha visto modificada y controlada por esta industria, que además de intervenir en nuestra habitualidad se preocupa de estudiar todos nuestros pasos para luego entregarnos lo que ella estima conveniente para nosotros, según nuestra ocupación y nivel. Por lo tanto la personalidad de las personas se modifica, incluso las relaciones entre las personas cambia, lo único que interesa es el beneficio personal, el egoísmo se impone por sobre la ayuda colectiva, por sobre la solidaridad entre las personas. Esto conlleva a que la industria cultural modeles seres a su imagen y semejanza, apoyada por todos los medios que ella controla, es decir todo tipo de medio de comunicación, la publicidad e incluso en la forma en que nos divertimos.

Imagen: La imagen juega un papel muy importante en la sociedad actual. Los medios de comunicación nos atacan continuamente con imágenes de todo tipo que generalmente ocupa la publicidad para promover sus productos. Y no sólo la publicidad, sino que el cine, la televisión, etc. cumple un rol importante en las imágenes que reproducen. A través de las películas nos muestran modelos de personas ideales, los que luego se estereotipan y se transforman en modelos a seguir.

El abuso constante que se hace de la imagen produce que cada día tengamos menos capacidad de asombro, puesto que se reproduce continuamente el dolor, las guerras, la muerte, etc, son cosas ya tan vista que ya no nos causan ninguna impresión.

Identidad: La identidad es importante entenderla como una parte esencial de nuestra sociedad y de nosotros mismos. Hablamos de identidad para referirnos al sentimiento que se tiene frente a una determinada cultura, tradición, hábitos, etc. que comparten un grupo de personas o toda una sociedad.

Siguiendo a los autores de la Dialéctica de la Ilustración: “La Industria Cultural ha realizado malignamente al hombre como ser genérico. Cada uno es sólo aquello en virtud de lo cual puede sustituir a cualquier otro: un fungible, un ejemplar. Él mismo, en cuanto a individuo, es lo absolutamente sustituible...” En general se dice que los chilenos, por ejemplo, no tienen una identidad definida o marcada porque todo lo copian, con la constante información que se reciben de los medios de comunicación desde diferentes partes del mundo, estamos cada vez más vinculados con otras culturas. Por eso es importante tener clara la identidad, entendida como algo social, porque es ésta la que define a una determinada sociedad. Esto es lo que se ha perdido con el avance de la industria cultural ya que toma al hombre como seres colectivos y no como particulares, por lo tanto, y como se explica anteriormente en palabra de los autores, el hombre mismo es completamente “sustituible”, rompiendo con todo este concepto de identidad que identifica a cada persona o a cada sociedad. Ella (la industria) no se interesa en determinadas costumbres o usos, sólo aparece y se ubica en cualquier parte.

Comunicación: La comunicación es un proceso por el cual se ponen en común o se intercambian estados subjetivos tales como ideas, sentimientos, creencias, usualmente por medio del lenguaje, aunque también por los medios visuales. Cuando nos comunicamos con las demás personas se produce un feed back o retroalimentación, es decir que se intercambian palabras, ideas, etc. La comunicación ha sido representada con un modelo práctico en donde existe un emisor, un mensaje y un receptor. La comunicación cumple un papel muy importante en nuestra sociedad y en nuestras vidas ya que es un pilar fundamental para las relaciones, no solo entre las mismas personas, sino que también con los medios de comunicación. Es el verdadero fundamento de la sociedad humana y permite conservar la cultura de un grupo.

Medios de Comunicación de Masas: Este termino se comienza a utilizar durante el siglo XX, cuando se denomina a la sociedad a la cual iba dirigido el mensaje como masa, esto porque los medios se dirigen a la sociedad en general y no a un sujeto específico. Los medios de comunicación han acelerado la circulación de las ideas y su penetración en sectores antes huérfanos de la cultura. Pese a ello no se debe ignorar la manipulación de estos medios ya que dirigen y consiguen la degradación y el adocenamiento de los individuos.

Medios de Información de Masas: Los medios de comunicación se preocupan principalmente de informar, esta información destinada al general de las personas, al igual que los medios de comunicación de masa, la información que se entrega va destinada a esta “masa anónima y extensa”, sin identidad especifica se difunde a un todo. Se puede destacar principalmente a la radio, la televisión, diarios escritos y electrónicos, el cine también pero en menor formato, etc. La principal función es que la información sea difundida en forma adecuada y que llegue a todos.

Productos culturales: Claro está que la cultura es una característica típica de la vida humana porque somos nosotros quien la creamos. Por lo tanto un producto cultural es todo aquello que se crea desde la cultura.

Sistema Social: Es un conjunto de seres vivos que con su conducta generan una red de interacciones. Esto es lo que ellos consideran un medio donde se realizan como seres vivos que están adaptados al medio, y que conservan, al mismo tiempo que cambian, su organización.

Cine como industria Cultural: Es tal la popularidad que ha ido logrando el cine que ya se habla de él como una industria. Y es que es cierto y sabido por todos la cantidad de dinero que corre dentro de este genero. El cine hoy en día produce películas de corte generalmente para entretener a la gente, nuevamente vemos como se intenta buscar el placer a toda costa, y así poder salir un poco de la rutina, pero en el fondo no se dan cuenta que hasta la diversión está controlada por la industria cultural, es decir “...ofrece como paraíso la misma vida cotidiana de la que se quería escapar”.

De todas formas el cine ya es parte de nuestra cultura, refleja y plasma las cosas que supuestamente le pasan a todo el mundo, por lo tanto él a la vez también crea cultura.

Una de la críticas que se le hace al cine es que las personas no pueden ya distinguir entre la fantasía (que entrega el cine) con la realidad que nos toca vivir una vez terminada la película y salimos del teatro.

Antes de comenzar a desarrollar este ensayo quiero buscar una relación entre la película “Fahrenheit 451” y el texto que estudiamos en clases “Dialéctica de la Ilustración”, para eso tratar de ejemplificar, por medio del film, las diferentes ideas que desarrollan los autores para tener una mejor comprensión de lo que ellos intentan entregar con su escrito.

Lo primero que me llama la atención para iniciar este trabajo es la importante función que cumple la imagen en la película “Fahrenheit 451”, el hecho de que ningún ciudadano pudiera leer un libro o cualquier cosa que estuviera escrita, permite que el director tenga que ocupar las imágenes como único recurso, obviamente esta es una exageración ya que no podemos dejar de lado la actuación y los parlamentos. Pero si tuviéramos que buscar algo característico dentro de la película sin duda que varios concordarían en que la imagen es algo bastante importante.

Principalmente la televisión es el medio más explotado dentro de la película para ir mostrando como los personajes que encarnan la historia viven sumidos en un mundo donde se encuentran atontados con los efectos de este aparato tan revolucionario.

El hecho de que se tenga que hacer un estudio previo sobre aquellos productos que deben ser entregados para cada consumidor y entregarles sólo aquellos que ellos se merecen según su condición y nivel, nos muestra que la industria cultural esta inmersa en todas las cosas que nosotros realizamos, como por ejemplo, el simple hecho de que miremos la televisión nos muestra que estamos abiertos a recibir todo aquello que nos quieren mostrar y a la vez, nosotros también aceptamos por el hecho de estar insertos en un sistema donde todo nos lo dan fácilmente sin necesidad de luchar o esforzarnos por lo que queremos.

La televisión provoca en la película que, Linda, la esposa del protagonista no pueda diferenciar la fantasía que le entrega la TV. con aquello que es real. El programa “La Gran Familia”, donde ella participa, provoca que esté continuamente engañada con lo que es su verdadera realidad con la ficción que transmite el show de televisión. La hace pensar que aquello corresponde a su propia realidad.

La industria cultural “quiere precisamente reproducir fielmente el mundo perceptivo de la vida cotidiana”, y esto sin duda es lo que se ve claramente en el ejemplo anterior. Linda, por otra parte, no logra realizar el proceso de abstracción y meditación de las respuestas, ella solo se limita a respondes en un breve lapso de tiempo en donde las palabras afloran sin antes ser pensadas.

El pensamiento y la fantasía de los espectadores queda reducidos al mínimo ya que no les permite moverse por su propia cuenta. En la película se muestra como la televisión no deja pensar a las personas porque les entrega todo echo y procesado para que ellos solo reciban la información. Nuevamente el ejemplo anterior se deja ver aquí.

Lo que provoca todo esto es que reprimen la imaginación y la capacidad pensante del espectador. Evitan que éste tenga un pensamiento propio por lo tanto todo aquello que requiera esfuerzo intelectual es evadido.

Por otra parte el espectador está continuamente viendo imágenes de estereotipos, creados por la industria cultural, como los modelos de personas que deberíamos seguir para ser felices. Un ejemplo en la película es el comercial de los policías, al final de la propaganda muestran una serie de jóvenes, todos lindos y contentos y terminan con la frase: “Eso nos demuestra que ser policías es muy entretenido”. Es la propia industrial cultural la que nos impone que es lo bueno o lo malo, que es lo lindo y lo feo, y a partir de esto nosotros nos regimos. “Bello es todo aquello que la cámara reproduce”

Los temas que trata la televisión en la película, son temas generalmente destinados a la dueña de casa, en este caso la TV. permite que Linda tenga “un refugio donde pueda permanecer en paz, sin ser controlada por nadie, un par de horas” mientras espera que su marido llegue a casa luego de un día de trabajo. Además el hecho de que la familia no tenga hijos permite que la esposa dedique más tiempo a ver la televisión.

A la vez esto provoca que las personas se vayan volviendo más individualista. “...semejante proceso de individuación se ha producido a costa de la individualidad de cuyo nombre se lleva a cabo, y no ha dejado de ella más que la decisión de perseguir siempre y sólo el fin propio”. Un ejemplo que podemos encontrar en “Fahrenheit 451” y que nos ilustra el individualismo de la gente es en el momento que debían denunciar a alguien que tuviera libros en su casa, llegaban a tal punto que nos le importaba si eran sus familiares más cercanos, sus amigos o sus vecinos. Ahí se deja ver el beneficio personal por sobre el colectivo. Linda denuncia a su esposo porque a ella le hacía mal que él tuviera los libros en su casa. Incluso teniendo una relación de matrimonio ella opta por cumplir con el supuesto deber que la misma sociedad había acordado. La industria cultural “enseña e inculca la condición que es preciso observar para poder tolerar de algún modo esta vida despiadada. El individuo debe utilizar su disgusto general como impulso para abandonarse al poder colectivo, del que está harto”. Entonces este individualismo está fuertemente ligado al egoísmo de las personas.

La relación entre los personajes llega a ser entendida como un “contrato social”, en especial Linda con su esposo y sus amigas, el individualismo provoca que solo nos interesemos por nosotros y concibamos la relación que tenemos con los otros como una obligación para no estar solo.

Que todo gire en torno a las imágenes que transmite la televisión no deja espacio para la comunicación dentro del hogar. Un claro ejemplo de este lo podemos desprender de la película cuando el protagonista llega a su casa y le cuenta a su esposa el posible ascenso que podría tener en el trabajo, ella simplemente no lo escucha, esta atontada por el programa de defensa personal que muestra la tele. En general, durante todo el transcurso del film, ellos nunca logran una conversación que dure más de quince minutos sin que la esposa nuevamente se deja llevar por los encantos del televisor.

Otra cosa que me llamó mucho la atención, y que tiene que ver con el tema que se ha ido tocando hasta ahora, es que en general cada vez que muestran a las personas, ya sea en el tren o en otras partes, éstas siempre están tocándose, se acarician las piernas, la cara, la espalda, etc. y esto me lleva a pensar que esa actitud es a consecuencia de este auto aislamiento que la industria cultural provoca en las personas. La falta de comunicación y de cariño en el circulo que rodea a cada persona es frío y calculador, por las mismas razones que hasta ahora he expuesto.

Por lo tanto el individuo debe crear una personalidad que le permita adaptarse al sistema social instaurado por la industria cultural

Otro tema que es de gran importancia es como, a lo largo de toda la película los personajes intentan evadir el dolor a como de lugar. Esto me hace pensar en el carácter hedonista que quiso dar el autor a su obra. La industria cultural intenta evitar el dolor y por lo tanto entrega solo placer. El hecho de prohibir la distribución y lectura de los libros porque estos hacían a la gente infeliz, es una prueba de que solo se busca evitar el sufrimiento que estos pudiesen causar. Los libros, según el criterio del autor de “Fahrenheit 451”, lo único que provocaban era que la gente no pudiera ser feliz puesto que mostraban historias que no tenían que ver con la realidad. Los libros mostraban sufrimiento, aquel que los protagonistas de la película intentaban obviar. Un claro ejemplo de esto es cuando Linda se reúne con sus amigas en su casa y su esposo lee un párrafo de uno de los libros que guardaba con tanto cuidado. Las palabras leídas por el protagonistas provoca que las amigas de su esposa se emocionen a tal extremo que una de ellas se retira llorando, por recordarle a su esposo que se encontraba ausente. Esto provoca el disgusto de Linda hacia su esposo y el hecho termina en una pelea. Lo que provocó esta situación es que a través de las palabras del libro se reflejaba una realidad presente en nuestras vidas, y además transmitidas de forma metafórica y hermosa, solo como los buenos escritores saben hacer. Dicha verdad a veces no es aceptada por todas las personas, las que intentan a toda costa preferir las cosas que les producen deleite.

Otro ejemplo que se podría citar para representar el hedonismo de la película son las píldoras que toma la esposa del protagonista. Estas pastillas al parecer mantenían a las personas en un estado de relajo para poder estar predispuestos a captar todos aquellos mensajes enviados por el televisor. Cuando a Linda le tienen que hacer una transfusión de sangre para sacarla de su inconsciencia nos demuestra que la industria cultural intenta interponerse incluso en la memoria de las personas. Al día siguiente ella se despierta como todos los días sin haber recordado nada de lo que le había provocado su desmayo. Continua la idea de buscar solo el placer. La industria cultural intenta incluso provocarnos un lavado de nuestro propio cuerpo para acceder a sus requerimientos.

Siguiendo con la idea de la adaptación que deben realizar las personas frente a la industria cultural nos indica que aquel que no se adapta al sistema simplemente es marginado. Este punto se ve claramente en la película, al final nos muestra como un grupo de personas sin poder dejar el gusto por los libros deben aislarse de la ciudad y refugiarse en pequeños grupos en el bosque, viviendo en la indigencia y en la clandestinidad para no ser descubiertos por los bomberos que no presentaban ninguna consideración por las personas, esto nos lleva a citar otro ejemplo cuando una señora se niega a abandonar su casa y sus libros y termina calcinada junto s sus pertenencias. Pese a que el protagonista intenta en algún momento salvar a la anciana, sus propios compañeros se lo impiden y escapan del lugar.

La profesora y amiga de Montag, también debe escapar de su casa a reunirse con el grupo literario ya que los bomberos invaden su casa llevándose a su tío. El destino trágico se convierte en el castigo justo para aquel que no es fiel con la industria cultural y el sistema, “forma parte de la planificación irracional de esta sociedad el que ella se reproduzca, en cierto modo, sólo a la vida de los que le son fieles”. La profesora pierde su empleo, debe dejar su casa y aceptar una vida completamente distinta, lo mismo ocurre con el protagonista, luego de gozar de un buen empleo y una buena situación debe aceptar el abandono de su esposa, que toda la ciudad lo ande buscando, etc. Por lo tanto cualquier persona que no vaya como lo indica la industria cultural vive de manera desdichada. “Quien no se quiera arruinar, debe imaginárselas para no resultar demasiado ligero en la balanza graduada de dicho sistema. De otro modo pierde terreno en la vida y termina por hundirse”.

El hecho de que los personajes deban trasladarse a un lugar escondido para poder sobrevivir del acecho de los bomberos y de que cada uno deba memorizar un libro para mantener la esencia de este nos muestra como la huella de cada escrito puede vivir en una persona. Que los libros fueran transmitidos de generación en generación, como cuando el abuelo agónico le enseña su libro al nieto, nos muestra la “huella” en contraposición a la producción en serie que presenta la industria cultural. Las personas aprenden a vivir con su libro repitiéndolo día a día para conservar el legado.

La importancia del lenguaje juega un papel muy importante en la película ya que el sólo hecho de que nadie pudiese leer muestra que todos debían comunicarse a través de este sistema, es decir a partir de la palabra. La educación sólo se podía transmitir en forma hablada ya que no podían utilizar ningún tipo de libros. Cuando la maestra llega al colegio donde trabajaba se escucha como los niños repetían y repetían los números y las operaciones matemáticas.

Por lo tanto, como en todo los aspectos de nuestras vidas el lenguaje es casi lo más importante, esto no queda ajeno en el film.

Finalmente vemos como la libertad de las personas se ve limitada, y esto no sólo en la película sino que también ocurre en nuestras vidas, donde la industria cultural ha logrado de tal manera, incorporarse en nuestros hábitos más cotidianos, incluso nuestra forma de distraernos está previamente pensada por la industria cultural, la que nos impone que es lo que tenemos que ver y que cosas debemos preferir, pese a que los momentos de ocio sean sólo una prolongación del trabajo, nosotros al vivir engañados pensamos que realmente nos divertimos.

El hecho de que los libros se prohíban y que nadie pueda leer, y que además se impongan una serie de castigos para aquellas personas que transgredan esta norma, demuestra como a las personas, además de coartarles su libertas se les imponga aquello que deben hacer y lo que deben ver. Esto aunque suene exagerado en el caso de la película, también nos ocurre a nosotros en la realidad, quizás no con estas mismas características, pero si de una manera que nosotros no nos damos cuenta ya que la industria cultural tiene todo tan bien pensado que se va insertando poco a poco en nuestras vidas, hasta llegar a un punto de apoderarse completamente de la sociedad, como en “Fahrenheit 451”.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 186

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 171.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 193.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 183.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 200.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 197.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 194.

Diléctica de la Ilustración, M. Horkhaimer y T. Adorno, pag 194