Extraños en un tren; Patricia Highsmith

Literatura noorteamericana del Siglo XX. Narrativa contemporánea. Novela negra. Culpa. Mentira. Crimen

  • Enviado por: Harkaitz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

.extraños en un tren .

Patricia Highsmith

@ índice

LA OBRA Y SU EDICIÓN ……………………………… 3

EL AUTOR Y LA ÉPOCA ………………………………… 4

ARGUMENTO …………………………………………………………… 5-6

NARRADOR ……………………………………………………………… 7

PERSONAJES ………………………………………………………… 7

TIEMPO …………………………………………………………………… 8

ESPACIO ………………………………………………………………… 9

LENGUAJE ……………………………………………………………… 9

TEMAS ……………………………………………………………………… 10

OPINIÓN PERSONAL ………………………………………… 10

@ obra y edición

Patricia Highsmith; “Extraños en un tren” 1983 Editorial: “Editorial Anagrama S.A”; Pedro de la Creu 58, Barcelona

ISBN: 84-339-2015-4

Dep. legal: B. 22586-2002

Título de la edición original: “Strangers on a train”

Traducido por Jordi Beltrán

Primera edición: marzo del 1983

Octava edición: mayo del 2002

@ el autor y la época

@ argumento

La raíz de esta novela se basa plenamente en las vidas de los dos protagonistas que vienen a actuar en la obra, cuyos nombres son Guy y Bruno. Tiene una esencia evidente a la típica novela policíaca, pero al mismo tiempo se reflejan con gran fuerza los valores de los humanos, la estúpida sociedad que hemos creado y los miedos de cada uno, que nos vienen relatando los personajes principales.

Todo empieza en un viaje a tren, en el cual se conocen por casualidad (o por destino) los dos personajes de esta historia. Guy, un hombre elegante y con clase, con la vida muy ordenada, permanece sentado en uno de los vagones, fumando nerviosamente a causa de que iba a entrevistarse con su mujer para preparar el divorcio. Bruno, un hombre joven como Guy, pero de aspecto descuidado, viaja en el mismo vagón que su futuro cómplice. Le acompaña una botella de scoth (como siempre), mientras que Guy se entretenía con un libro de Platón. No tardan en entablar conversación. Desde el principio, es Bruno el que demuestra mayor interés por Guy, agobiándole con preguntas incómodas, muchas veces respondidas por el mismo de un modo crudo. Surge la relación odio-amistad.

Bruno quiere ver muerto a su padre, a raíz de que se llevan mal, le roba dinero a su propio hijo y maltrata a su madre. Guy no sabe que hacer para librarse de Miriam (su mujer) por la vida imposible que le esta haciendo y por que ésta no le quiere dar el divorcio para que pueda casarse con Anne. Desde el principio se percibe el diferente carácter que tienen los dos, y sobre todo esto se manifiesta cuando Bruno le propone un plan perfecto a Guy: él (Bruno) matará a Miriam y Guy tendrá que hacer lo mismo con el padre de Bruno. Al ser desconocidos las dos familias, era muy improbable que la policia diera con ellos, porque tendrían la cuartada perfecta. A Guy le aterroriza el echo de cometer tal ilegalidad, y desde el principio se opone al plan, aunque en el fondo le gusta lo que el plan supondría, librarse de una vez por todas de Miriam. A partir de éste comentario de Bruno, Guy se distancia lo más que puede de Bruno. No quiere ver ensuciada su dignidad, y mucho menos su carrera de arquitecto.

Bruno tiene un único objetivo, matar a Miriam para que así pueda chantajear a Guy para que haga lo mismo con su padre. Y así lo hace; transcurrido una semana desde el viaje en tren, Bruno estrangula a Miriam, con mucho cuidado para no dejar pruebas de su acto, a pesar de su constante borrachera. Después de que transcurrieran un par de meses, Guy empieza a recibir llamadas, cartas de Bruno, masivamente, indicándole cómo le tendría que ejecutar a su padre. Desde el principio oculta toda trama a Anne, pero ésta no tardara en darse cuenta de que algo le ocurre a su futuro marido; siempre está en otro mundo, provoca medio-inconscientemente un accidente en el cual casi atropella a un niño, sus proyectos de construcción dejan de ser tan atractivas como lo eran en el pasado, y así. Se negará hasta el último momento, pero al final el cansancio y presión producido por Bruno, le llevará a cometer el homicidio. El detective Gerard sospecha que Bruno tiene mucho que ver en el asesinato, tirará de los cabos y de las pruebas encontradas hasta dar con Guy. Bruno y Guy dieron testimonios diferentes, ya que Bruno nunca supuso que la investigación fuera a llegar hasta Bruno. Gerard no tardó en entender la cuartada enmascarada que habían tramado; cada uno mató el objetivo del otro, sin dejar rastro de sospecha, ya que nadie sabía que Bruno y Guy se conocían.

Un día que navegaban en su yate “India”, Bruno echó su cabeza al mar, al darse cuenta que todos le odiaban, incluso Guy. Guy demostró que eso no era así, ya que saltó a las heladas aguas en rescate de Bruno, sin conseguir nada. Guy no lograba concentrarse en su vida, con sus seres, en su trabajo. Tal era el peso que llevaba, que pensó confesar su delito a Owen, el nuevo prometido de Miriam e iban a tener un hijo en común. Guy se sentía avergonzado ante el, por lo que tenía que confesar al hombre que amaba a Miriam. Le explicó por qué lo hizo, lo del plan, y lo arrepentido que estaba. Pero para sorpresa de Guy, Owen no tuvo ninguna reacción, no se levantó para darle un bofetón a Guy, ni siquiera se le cayó de las manos el vaso de bebida que tenía en las manos. Esa pasividad puso enfermo a Guy, no entendía que Owen se mostrara tan imparcial ante lo que había echo con su prometida y su hijo. De repente se dio cuenta que el teléfono de la habitación del hotel donde estaban estaba descolgado, se puso al habla y reconoció la voz del detective Gerard al otro lado. No tardó en aparecer, y Guy le acompañó.

No se ha relatado las consecuencias legales que Guy tendría que afrontar.

@ narrador

El narrador cuenta con un papel muy importante en el libro, ya que insiste mucho en describir cada situación, así como cada personaje y lugares (“…la luz del crepúsculo hacía que su imagen se reflejara en el cristal…hacía pensar en alguien vestido a la usanza del siglo pasado…”pág.10). Tal es la magnitud de la descripción que no hay que imaginar como es el lugar donde están sucediendo los hechos, describe a todo detalle en cada momento, hasta los más secundarios.

Está narrada en tercera persona, y se trata de un narrador omnisciente, ya que no para de insistir en los sentimientos de los personajes (“…tenía tantos motivos para esperar el futuro con ilusión…llevaba más de un año esperando…”pág.10). Además no para de hacernos ver a cada personaje de un modo u otro. Todo esto ayuda a la hora de la lectura, pero no deja que cada lector pueda imaginarse el cómo de los hechos.

El narrador a veces hace uso de la cursiva, a la hora de mencionar unas palabras, y esto ayuda en la interpretación de éstas (“¡cogió mis llaves! ¡ Las cogió de mi habitación! …”pág.19). Un rasgo más para darnos cuenta que el narrador no es nada objetivo.

@ personajes

Los personajes principales de este relato son Charles Anthony Bruno (Bruno) y Guy Daniel Haines, y la mayor parte de los hechos transcurren alrededor de estos dos. Bruno era de Long Island. Era alto y rubio, de aspecto enfermo pero siempre bien vestido (“un jovel alto y rubio, vestido con un traje marrón y rojizo, se dejó caer en el asiento vacío delante de Guy…”pág 11). El personaje se caracteriza por su dependencia con el alcohol (“La media botella bebida desde el almuerzo había eliminado todo vestigio de resaca…”pág.72). Guy, a lo contrario de Bruno, vestía peor (“…llevaba unos pantalones de franela que necesitaban un buen planchado, …y una corbata de lana color tomate, anudada descuidádamente” pág 10). Era muy inteligente, y bueno en su oficio, era conocido por el prestigio que tenían las construcciones que llecó a cabo (“Guy entró en el salón…Mainwaring y Williams, dos de los principales arquitéctos de la firma, estaban esperándole, sentados en cómodos sillones de cuero…” pág 199).

En un segundo plano se encuentran Anne Faulkner (la nueva esposa de Guy), Miriam (la ex-mujer de Guy), Samuel Bruno (el padre de Bruno) y Arthur Gerard (detective). Anne era una mujer inteligente y muy bella (“sabe? Es usted la novia más hermosa que he visto en muchos años, mistress Haines” pág 197). Era de Long Island, al igual que Bruno (“Anne vivía en una zona de L.Island más alejada” pág 17). Miriam era mas bien una chica normal (“es bastante bonita…pelirroja y algo llenita” pág 24). Era de Metcalf, al igual que Guy, y estudió en el mismo instituto (“Nos reuníamos despues de clase para hacer juntos las tareas…” pág 35). Guy sufría por sus constantes engaños y mentiras (“…por su modo infantil de humedecerse el labio superior con la lengua, Guy entrevió la trampa en que Miriam estaba metida” pág 41). Samuel era un hombre al que le gustaba alternar con mujeres e ir de copas (“los hombres como mi padre son los que hacen prosperar a esas mujeres…mi padre tuvo un lio con una de esa clase,,,” pág28). El detective Gerard era muy sensato, resolvía muchos crímenes pero sin colaborar con la policía (“durante los últimos diez años había resuelto un número impresionante de casos en los que la policía había andado completamente despistada…lo malo de la policía es que no tien imaginación” pág 245).

Varias veces se llaman por el apellido entre ellos (Mr Haines, Misstres Faulkner…) y esto le da un aspecto de formalidad o educación. Probablemente la explicación de esto sea que se trata una novela originalmente en inglés, y esto explica el uso de expresiones tan formales y educadas.

@ tiempo

El libro no cita ningún año, pero nos podemos imaginar que la novela está ambientada en los años cincuenta, y pista de ello nos dan varios detalles: Guy compró el revolver a los quince años (desde hace muchos años no es posible que un menor pueda realizar tal compra). También se hace oir el uso de telegramas, valor de las cosas (en dólares) que por su cuantía ridículamente diminuta nos hacen pensar que se trata de hace muchos años.

En cuanto se refiere al tiempo transcurrido en los hechos, nos podemos imaginar que puede ser de entre un año y medio y dos años; desde que Bruno y Guy se conocen en el tren hasta que éste último se revela ante Owen, después de que se hubieran sucedido los dos asesinatos en el intervalo de unos tres meses. El reparto del tiempo en cuanto a la cantidad de páginas, no lo hace proporcionalmente; las primeras 35 páginas corresponden a un único día, el día en que los dos protagonistas se conocen y viajan juntos en el tren. Seguidamente emplea 60 páginas para que transcurran una semana o 10 días aproximadamente, en el que Miriam muere ahorcado de la mano de Bruno. Hace uso de 120 páginas desde la muerte de Miriam hasta de el padre de Bruno, y nos hacemos una idea de que pueden haber transcurrido de entre 2 a 3 meses. En ese intervalo Guy es presionado por Bruno para que cumpla con su parte del trato, matar a Samuel. En el resto del tiempo se lleva a cabo la investigación de la muerte de Samuel, y desenlace.

La novela en general lleva un desarrollo de tipo lineal; se presentan los personajes, se plantean los proyectos y a partir de ahí sigue paso a paso la historia, dando un punto de intriga por la incertidumbre que traerá el desenlace final. Pero si nos referimos a cada capítulo, varios de ellos empiezan por el acontecimiento más importante de ese capítulo (“Guy pisó el freno a fondo, pero el coche chirrió y dio un salto hasta el niño.” Capít.29), siguiendo por presentar la situación y luego el resto del capítulo) . Con este fenómeno deja de tener una continuidad lineal, y estaríamos hablando de desarrollos “flash-back” y “in media res”, según cada capítulo.

@ espacio

Los lugares y situaciones que aparecen son descritos en su totalidad por el narrador. Y como consta en el apartado de “narrador”, éstos son descritos de una manera minuciosa y detallada.

Todos los hechos transcurren prácticamente en Metcalf y Long Island (“…en Metcalf, donde además vivía la madre de Guy.” “…Yo vivo en Long Island, voy a Santa Fe a pasar unas breves vacaciones.” págs 11 y 13) Los lugares por donde transcurre la historia son diversos; empieza por ambientarse en un tren, se presentan también los hogares de la familia Bruno, el de Guy y su madre, la oficina de éste último, el yate “India” y el parque de atracciones donde sucede el asesinato de Miriam, entre otros.

La autora mezcla la objetividad con el subjetivismo intencionado. Describe como son los hechos o personajes en un momento dado, pero no deja de matizarlo con un parecer personal; “…Bruno estaba sentado de lado, respiraba con dificultad y se mordía una uña. Algunos mechones de pelo, oscurecidos por el sudor, se le movían sobre la frente, como si fueran las antenas de un insecto...pag.63” “…Era Miriam apartando la mirada de la ventana, alta y estrecha, de la habitación de Chicago, alzando su rostro pecoso, alargado como un escudo…sonriendo insolentemente. Los recuerdos empezaban a amontonarse sobre él y sintió deseo de levantar las manos…pág132”

@ lenguaje

Predomina el lenguaje culto (“cúanto tiempo sin verle mistress Faulkner!...va a cenar Mr Haines?” pág 49), exceptuando los momentos violentos entre Guy y Bruno (“si vuelves a aparecer en mi despacho te voy a volar la cabeza!” pág155). También esto se percibe por el motivo de que los personajes se llamen por sus apellidos, como hemos comentado en el capítulo “personajes”. Otro motivo del uso cuidado del lenguaje puede ser que se trata de arquitectos y detectives entre otros. También hemos comentado que abunda la descripción (en el capítulo “narrador”), y apenas hay diálogos, y éstas generalmente son muy breves.

Hace uso de un lenguaje fácil de entender y sin demasiados tecnicismos, a pesar de tratarse de gremios tan complejos como la arquitectura. Ayuda, también, el diccionario particular que trae el libro en la parte inferior de la página cuando se emplea alguna palabra técnica o de origen extranjera (véanse páginas 80, 99, 102)

@ temas

El hilo general ronda sobre los asesinatos de Miriam y Samuel. En un segundo plano expondría otros temas, como por ejemplo la compleja y espectacular personalidad de cada uno de los dos personajes, el alcoholismo, relaciones amorosas y por lo general aires de investigación.

@ opinión personal

En el libro se han cuidado mucho los detalles a la hora de describir las escenas, pero excesivamente, convirtiendo la lectura bastante espesa. La primera parte de éste se hace bastante monótona, acaso la autora le ha dedicado demasiado tiempo a la escena del tren.

Tiene unos argumentos muy coherentes, todo tiene mucho sentido de la lógica, pero le falta emoción en mi opinión, no tiene la suficiente tensión, y la lectura se me ha hecho bastante aburrida. No conozco más libros de esta autora pero no creo que me anime a leer otra obra de esta.

Otro punto negativo puede ser la letra pequeña que lleva la edición, es muy cansino para la vista, y no ayuda a la hora de leer a gusto. Aprovecho esta ocasión para comentar la mala calidad del encuadernamiento de este libro, ya que se sueltan todas las hojas y se me ha “destruido” con una sola lectura.

En resumen, no ha sido de mi agrado y no ha despertado ningún interés. Cuando navegaba por internet para buscar información para completar el capítulo de ”el autor y la época” me he dado cuenta que existe una película sobre esta novela. Aver si dentro de un tiempo me animo a verla, aunque, sinceramente, no lo creo.

Recomiendo este libro a quien le guste las novelas de investigación o policíacas.