Expresión corporal

Deporte. Actividad física. Cabeza. Emociones. Comportamiento facial. Mirada. Manos. Tronco. Piernas. Pies. Ritmo. Equilibrio. Iconografía. Posturas. Comunicación interpersonal. Movimiento

  • Enviado por: Vereña
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 19 páginas
publicidad
cursos destacados
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Si necesitas una ayuda extra para entrar a la Universidad entonces tienes que estudiar el curso de "Razonamiento...
Ver más información

publicidad

ÍNDICE

  • CABEZA Y TRONCO...................................... Pags. 2 y 3

  • 2- MANOS............................................................. Pags. 4 y 5

  • TORSO.............................................................. Pags. 5 y 6

  • PIERNAS Y PIES............................................. Pags. 6 a 8

  • ESPACIO.......................................................... Pags. 8 a 11

  • RITMO.............................................................. Pags. 11 a 13

  • EQUILIBRIO.................................................... Pags. 13 y 14

  • ICONOGRAFÍA............................................... Pags. 14 a 16

  • COMUNICACIÓN........................................... Pags. 16 y 17

  • 10-OBJETOS......................................................... Pags. 18 y 19

    11- SESIONES PRÁCTICAS............................... Pags. 20 a 26

    CABEZA Y ROSTRO

    La cabeza es el órgano de la percepción por excelencia debido al número de sentidos que tienen su sede en esta zona.

    Los movimientos de la cabeza constituyen un indicador muy importante respecto al desarrollo de la interacción, por dos razones:

    * La cabeza es la sede de la percepción, de la inteligencia y

    del juicio.

    * La cabeza determina de forma soberana el significado de

    cualquier movimiento.

    Por el rostro nos mostramos a los demás, las facciones y la expresión natural de la cara dan a la persona su individualidad, ya que es la parte del cuerpo más diferenciada morfológicamente y la más delicadamente modelada, es también la imagen del yo.

    La potencialidad comunicativa de la cara se explica porque en esta zona están localizados los órganos de los principales sentidos, solo el tacto se ejerce más activamente en la mano, aunque no hay que obviar el papel de la boca en el niño como órgano táctil. Y más importante la palabra, el sonido articulado que surge de la boca.

    El rostro es el más rico y el más sensible de los emisores corporales. Los veintisiete músculos diferentes que perfilan su morfología le permiten una infinidad de expresiones. De la combinación de las expresiones de las facciones de un individuo nace su aspecto peculiar, que es como un sello. La cara puede ser considerada como una zona especializada para comunicar emociones y actitudes, revela a nuestros interlocutores mensajes silenciosos.

    EXPRESIÓN DE EMOCIONES

    El rostro es la sede primaria de la expresión, es el espejo del alma, cada parte comunica de forma estable una serie de emociones. Así diferenciamos:

    * La frente, con la formación de las arrugas, y las cejas suelen

    proporcionar pistas sobre el proceso del pensamiento y del

    análisis mental. Las arrugas horizontales manifiestan que

    contamos con la atención de nuestro interlocutor, ya sea por

    susto, angustia, asombro o lentitud de comprensión.

    * La zona nariz/ mejilla/ boca es la principal para el disgusto y el

    asco.

    TÉCNICAS DE COMPORTAMIENTO FACIAL

    No solemos liberar la expresión de nuestros sentimientos, nos han educado para ser capaces de controlar nuestras emociones y mostramos máscaras en vez de rostros. Ekman y Friesen afirman que existen reglas de falsificación de nuestra expresión, estas son:

    * Intensificación: aumentar la intensidad de los signos exteriores

    de la emoción.

    * Minimización: quitar intensidad al indicio visual.

    * Neutralización: Mostrar una expresión neutra.

    * Desviación: Disimular la emoción desviándola hacia otra

    manifestación física.

    LA MIRADA

    Mirar es tocar a distancia. Los ojos son un canal constantemente utilizado para transmitir múltiples y callados mensajes. En nuestra sociedad existen unas reglas tácitas sobre su manejo. Por tanto, mirar fijamente a otra persona puede ser sigo de tremendo interés o de desafío y la mirada persistente se reserva a lo no personal.

    LAS MANOS

    La mano es el instrumento primario del tacto. Tocar significa sentirse en contacto con otra persona, y estar en contacto quiere decir mantener relación con algo o alguien.

    Las manos sienten, hacen y evocan. En la comunicación subrayan y transmiten el pensamiento ilustrando y acompañando a la palabra durante el discurso. Junto con el rostro son la parte más expresiva del cuerpo. Las manos y los brazos forman parte del llamado centro de la expresión y del subcentro del detalle.

    Entendemos por centro de la expresividad la zona formada por el cuello, la parte alta de los hombros y el cuello. El subcentro del detalle lo forman las manos y los dedos.

    Junto con el rostro es la parte corporal de la que tenemos mayor conciencia y ambas nos ayudan a expresar emociones, sentimientos, impulsos... a través de los gestos. Por gesto entendemos cada movimiento con que se expresan los distintos estados de ánimo y cada uno tiene su significado más o menos fijo, por ejemplo:

    Cerrar los puños -------------------- Profunda cólera o angustia

    Mostrar las palmas ----------------- Sumisión, nada que esconder

    Frotarse las palmas ----------------- Expectación

    La mano es el órgano de relación con el mundo y con los demás. Según el ensayista Edmond Barbotin las podemos considerar como:

    *Órgano de la anticipación; tendida se adelanta al encuentro del objeto deseado. Al desplazarnos se adelanta para evitar obstáculos.

    *Órgano del contacto; la mano palpa e investiga los objetos, los toca para comprobarlos. Pero también acaricia y aprieta a otra mano en señal de amistad o puede agredir.

    *Órgano del trabajo de la acción y de la lucha con las cosas.

    *Órgano de la posesión; la mano está hecha para agarrar, para conquistar las cosas

    *Órgano de la plegaria, de la petición, de la donación y de la ayuda; cruzamos los dedos cuando deseamos algo y juntamos las palmas para orar.

    *Órgano de la libertad; si se quiere privar a alguien de ella se le atan las manos.

    *Órgano de la creación; la mano es artista y tiene la capacidad de plasmar lo que tenemos en nuestra mente.

    EL TORSO

    El tronco abarca desde la zona del cuello hasta la cadera. Dentro de él podemos distinguir tres partes bien diferenciadas: pecho, cintura y caderas. El tronco enriquecido por la movilidad de las piernas, es la zona expresiva básica. Las manos y las piernas son zonas complementarias.

    El impulso inicial de cualquier acción nace de esta zona. De aquí irradia la energía hacia las extremidades. En el tronco se centralizan las emociones, sobre todo en el pecho. Podemos reconocer estados de ánimo según la posición adoptada y los movimientos producidos por la forma de respirar.

    La expresividad del tronco viene determinada por los centros que tienen su sede en esta zona:

    • Centro de la personalidad; se sitúa en el esternón. Es el asiento de la autoridad. Lanzar el pecho hacia fuera es signo de vitalidad, energía, no desprovisto de cierta agresividad. El pecho hundido es indicio de introversión, miedo, abatimiento. Me encorvo cuando me siento poco seguro. Esconder el esternón, encoger el cuello dentro de los hombros es una actitud que denota tristeza, abatimiento.

    • Centro de la fuerza; está localizado en la cintura abdominal. Todos los esfuerzos arrancan de aquí y se extienden por el resto del cuerpo hasta alcanzar las extremidades.

    • Centro de gravedad; está situado en la parte media del abdomen, un poco por debajo del ombligo, cuando el cuerpo está en posición erguida.

    • Centro vital; en el interior del abdomen están localizados los órganos de la reproducción, de la asimilación y la eliminación. Allí el alimento es almacenado, transformado y asimilado; y en su parte inferior tienen su sede los órganos de la reproducción. Las funciones instintivas e inconscientes normalmente se relacionan con este centro, y pasa lo mismo con algunas formas de afectividad.

    De la existencia de tantos centros en esta zona del cuerpo se desprende la importancia del tronco como elemento expresivo de primer orden. Esta zona siempre intervendrá en cualquier acción o postura que se realice.

    PIERNAS Y PIES

    Los pies desempeñan una doble función básica: desplazarnos en el espacio y mantenernos en contacto con la tierra. Constituyen los llamados centros de desplazamiento y de arraigo.

    Puesto que en general lo llevamos cubiertos por la ropa y están muy alejados de la cabeza no solemos ejercer un control consciente sobre ellos. De ahí que sean una de las partes privilegiadas del cuerpo a la hora de transmitir mensajes inconscientes. La gran expresividad de las piernas y los pies se manifiesta en las posturas y los andares.

    POSTURAS EN LAS QUE INTERVIENEN LOS PIES

    • Pies separados; una pierna delante de la otra es signo de provocación.

    • Pies juntos; su significado es de respeto y subordinación. Como ejemplo nos vale la postura militar.

    • Pies separados lateralmente; indican la actitud un poco tonta de quien contempla el mundo sin enterarse de nada.

    • Agitación del pie; signo de nerviosismo.

    POSTURAS DE LAS PIERNAS

    • Piernas separadas; ya sea de pie o sentado transmite la idea de estabilidad, confianza, dominio. Estar de pie con las piernas separadas y los pies bien plantados en el suelo indica una patente afirmación del yo. Además estar sentado con las piernas separadas transmite una alta carga sexual.

    • Piernas juntas; todas las posturas de esta forma tienen un aire de formalidad, cortesía.

    • Piernas cruzadas; podemos diferenciar muchas maneras de cruzar las piernas:

    • Cruce tobillo - tobillo: La más recatada y formal

    • Cruce pantorrilla - pantorrilla: Mismas connotaciones de correción.

    • Cruce rodilla - rodilla: La más informal y común en situaciones sociales.

    • Cruce muslo - muslo: Típicamente femenina.

    • Cruce pantorrilla - rodilla y tobillo - rodilla: Típicamente masculinas.

    • Cruce tobillo - muslo: Postura que indica una actitud competitiva. Es la preferida por los hombres norteamericanos.

    • Piernas retorcidas: Una pierna se retuerce alrededor de la otra se sujeta con el pie contra la pantorrilla. Es femenina.

    • Cruce con pie apoyado: También femenina. El pie de la pierna que se cruza se apoya en la pantorrilla de la otra pierna, quedando las dos piernas paralelas.

    LOS ANDARES

    La forma de establecer contacto con la tierra al desplazarnos, es también un elemento revelador de nuestra manera de nuestra manera de ser. Aunque el mecanismo fisiológico de la marcha es idéntico para todos los humanos, no hay dos personas que tengan un modo de andar idéntico.

    Un andar tranquilo, con pasos más o menos iguales, revela equilibrio y determinación en la toma de decisiones.

    El andar vacilante con paso irregular es signo de timidez e inhibición.

    Los andares lentos y descuidados denotan cansancio, pereza o desánimo.

    Un andar ágil y vivo expresa entusiasmo, resolución y satisfacción.

    Si caminamos con pasos cortados, deteniéndonos y arrancando nuevamente, demostramos meticulosidad, como en los desfiles militares.

    Caminar con grandes zancadas es síntoma de temeridad y ambición. Si lo hacemos con pasos minúsculos, como si no tocara el suelo, refleja intriga y astucia.

    Caminar los pies orientados hacia dentro es señal de prudencia y reflexión excesiva, si hacia fuera indica satisfacción y cierto grado de vulnerabilidad.

    EL ESPACIO

    PROXÉMICA

    Al igual que la palabra, el espacio, el territorio y las distancias también constituyen un lenguaje. La proxémica tiene como objeto el estudio de la estructuración que hace el ser humano del microespacio que le rodea (espacio inmediato a partir de su entorno corporal), de cómo utiliza las distancias en las interrelaciones con sus congéneres y de cómo organiza su espacio habitable. El individuo no está limitado por su piel, sino que se desplaza dentro de una especie de “burbuja personal” que representa su territorio, esta distancia se cifra en unos 60 cm.

    Cuando se invade el territorio privado de una persona esta reacciona de una forma más o menos tipificada: balancearse en la silla, cerrar los ojos, elevar y adelantar los hombros son algunos de los signos de incomodidad, si esta continua, el sujeto se marchará a otro lugar o bien agrederá de forma física o de palabra a quien le molesta.

    INDICADORES DE TERRITORIO

    El ser humano tiene la necesidad de un determinado espacio alrededor de sí mismo. Para reivindicar nuestro territorio usamos indicadores, es decir, señales destinadas a hacer saber a los demás que nos consideramos propietarios de una determinada zona, así distinguimos entre indicadores:

    • Centrales: Se suelen colocar en el territorio que se defiende. Por ejemplo; Una prenda en el asiento o una revista en la butaca del cine.

    • De frontera: Materializan la frontera que separa dos territorios contiguos, como puede ser los brazos de la butaca o las marcas de las pistas de atletismo.

    • De registro: Son aquellas que indican que un objeto forma parte de un territorio determinado. Como los carritos en el supermercado o la toalla en el baño.

    LA COMUNICACIÓN INTERPERSONAL

    Hall establece cuatro distancias tipo:

    • Distancia íntima, de 4 a 10 cm. Es la distancia entre los miembros de la pareja en relación de intimidad. Si dos personas no tienen esta relación y se encuentran a esta distancia puede resultar embarazoso, como sucede en sitios abarrotados, véase el metro o el autobús.

    La condición en la cual dejamos entrar voluntariamente a alguien en nuestra zona íntima es la confianza. Entrar en la zona íntima del otro puede ser signo de provocación o agresión.

    Cuanto más alto es el status de una persona más zona íntima se le concede, en cambio a los niños todo el mundo les puede tocar.

    • Distancia personal, entre 40 y 100 cm. Es la que mantienen dos amigos mientras conversan. A esta distancia se puede tocar al otro con estirar el brazo y se facilita el diálogo. En la zona personal dejamos entrar a todas las personas con las que nos sentimos a gusto.

    • Distancia social, entre 1 y 2 m. Es la que se mantiene generalmente en las transacciones comerciales o en las reuniones. La relación es de carácter formal. El contacto se establece solo con la mirada.

    • Distancia pública, de 2 m. En adelante. Es la propia del conferenciante con su auditorio, el profesor con sus alumnos...

    En el manejo del espacio influyen factores culturales y de personalidad. Los latinos están acostumbrados a distancias sociales más cortas que los anglosajones y los árabes a distancias aún más cortas. Los nórdicos tienden a separarse mucho más.

    También influye el carácter propio, ya que, los extrovertidos se acercan mucho más que las personas tímidas.

    EXPRESIVIDAD DE LAS TRAYECTORIAS

    Todo desplazamiento es un acto de voluntad y expresión de una necesidad o sentimiento interno. En la acción de desplazarse no solo es importante la trayectoria sino el tempo y la energía con que este se realiza.

    En la danza, los trazados espaciales han adquirido su propio significado y podemos tomarlos como ejemplos:

    • La rueda da sensación de crear un espacio que está siendo protegido.

    • Un grupo de actores que forman una barrera paralela al espectador puede significar, según el gesto, entrega o amenaza; si se aleja pierde fuerza.

    • Ese mismo grupo en paralelo al espectador y de espaldas atrae la atención hacia el fondo.

    • Un grupo que atraviesa la escena dirigidos todos hacia el mismo lugar expresa una jerarquización decreciente.

    • Dos grupos enfrentados son signo de hostilidad.

    • Un grupo que se aproxima expresa amenaza, comunicación o indagación.

    • Un grupo que se aleja expresa debilitamiento.

    TIPOS DE ESPACIO EN LA EXPRESIÓN CORPORAL

    • Espacio físico: la sal donde tiene lugar la acción.

    • Espacio interno: la imagen mental que cada uno tiene de sí mismo.

    • Espacio parcial o propio: En cualquier posición que adoptemos siempre tenemos un espacio a nuestro alrededor. Los límites de este espacio vienen dados por los puntos máximos que es posible alcanzar sin desplazar la base de sustentación. La circunferencia de esta esfera puede marcarse con los brazos extendidos.

    • Espacio social: el de la comunicación con los demás.

    EL RITMO

    A un periodo activo le sucede otro menos activo, y así sucesivamente. A esta cadencia del acontecer se le denomina ritmo.

    El hombre se ve inmerso en este fluir rítmico. Por eso hablamos del ritmo respiratorio, de los biorritmos... De una persona incansable decimos que tiene “mucho ritmo” y al que le decimos que “no tiene ritmo” es porque es abúlico, cansino y aburrido.

    RITMO Y MOVIMIENTO

    El ritmo es uno de los factores que determinan una acción corporal. Los impulsos interiores que originan el movimiento resultan de una actitud consciente o inconsciente hacia los componentes de la movilidad: peso, espacio, tiempo y energía.

    El peso del cuerpo o de un segmento puede elevarse y ser transportado en cierta dirección del espacio, y este proceso se realiza en un cierto tiempo, requiriéndose para todo el proceso una energía muscular suficiente.

    Un mismo ritmo puede ser ejecutado en diferentes tempos sin cambiar la duración proporcional de cada unidad de tiempo. Entendemos por tempo la rapidez o lentitud de pulsación de cualquier clase de unidades establecidas de igual duración, en cualquier medida prefijada y por ritmo la relación cuantitativa de unidades de movimiento o sonido con las unidades de duración establecidas en un tempo y medida dados.

    Laban distingue los diferentes ritmos:

    • De espacio: se crean por el uso relacionado de las direcciones.

    • De tiempo: determinados por movimientos súbitos y rápidos en lucha contra el tiempo y movimientos sostenidos y lentos en armonía con el tiempo.

    • De peso: vienen determinados por el mayor o menor grado de energía usada en el movimiento.

    Estos ritmos se producen a la vez pero uno de ellos puede marcar el acento de la acción.

    Los ritmos griegos son los más antiguos, combinan los de tiempo con los de peso, dando los siguientes seis ritmos fundamentales:

  • Troqueo: Combinación de un tiempo largo y otro breve. Gracioso y calmado.

  • Yambo: Un tiempo breve seguido de otro largo. Más agresivo y enérgico.

  • Dáctilo: Combinación de un tiempo largo y dos breves. Ritmo grave y serio.

  • Anapesto: Dos tiempos breves con uno largo. Da sensación de marcha sencilla.

  • Anfibraico: Tiempo largo uno breve y otro largo. Expresión de emoción y terror.

  • Jónico: Dos tiempos largos seguidos de dos breves. Indica agitación violenta o depresión.

  • Estas combinaciones sirven como expresión de gran cantidad de estados de ánimo. Todas las emociones tienen su correlato rítmico.

    EJECUCIÓN DE LOS ESQUEMAS RÍTMICOS

    La traducción vocal o física de cualquier estructura rítmica debe partir de su interiorización. La estructura rítmica debe integrarse como un todo, sumando pulsión interior, palabras, acciones, gestos...

    Es importante encontrar el ritmo “orgánico” de cada cual y que éste sea el centro sobre el que se desarrolle todo el trabajo. Cada persona tiene su propio ritmo, que depende de su temperamento y educación. Al ejecutar distintos ritmo el sujeto descubre cual le es más agradable y fácil. Aunque no debemos eliminar el trabajo en grupo porque ayuda a generalizar experiencias.

    EL EQUILIBRIO

    En el lenguaje corriente, se entiende por equilibrio la situación de un cuerpo que se sostiene sin caerse a pesar de que su base de sustentación sea escasa, también se considera la situación en la que dos objetos se contrarrestan o inmovilizan recíprocamente. En sentido figurado significa armonía o proporción correcta de las cosas, se dice que una persona es equilibrada cuando no se deja llevar por arrebatos o por los sentimientos.

    Desde la perspectiva de la expresión corporal, el equilibrio se relaciona con el control y el dominio del cuerpo en diferentes posturas. Desde un punto de vista físico, hay equilibrio cuando la proyección del centro de gravedad del cuerpo cae dentro de la base de sustentación. El centro de gravedad está situado en la región de la pelvis. Si trazáramos dos líneas imaginarias, una desde el ombligo a la columna vertebral y la segunda que uniera una cadera con la otra, el punto de intersección de ambas sería el centro de gravedad.

    Cuando como consecuencia de cualquier movimiento el centro de gravedad se desplaza, y su proyección cae fuera del centro de sustentación, conseguimos equilibrarnos gracias a lo que llamamos contracentro de gravedad: los brazos y los hombros. Esta es la razón por la que los funambulistas utilizan en sus espectáculos largas pértigas. Otro elemento que favorece el equilibrio es la distancia entre el centro de gravedad y su proyección en la base de sustentación. Cuanto menor sea esta distancia mayor sujeción y estabilidad.

    Podemos diferenciar entre el equilibrio estático y el dinámico. En el primero la vertical que pasa por el centro de gravedad debe caer necesariamente dentro de la base de sustentación. En el equilibrio dinámico el centro de gravedad sobrepasa continuamente la base de sustentación, es una constante caída hacia delante. El equilibrio es más complejo cuanto menor sea la base de sustentación.

    Desde el punto de vista de la danza y la expresión corporal lo m{as importante es conseguir una relación interior entre todos los puntos del cuerpo de los que podemos tener conciencia. El equilibrio es un proceso en movimiento.

    La etapa de nuestra vida en la que el equilibrio significa una meta para nosotros y debemos aprovechar para fijarla es entre los dos y los seis años.

    ICONOGRAFÍAS

    Entendemos por postura la disposición corporal que se expresa a través de una serie de movimientos que pueden llegar a englobar todo el cuerpo. Suele ser de mayor duración que el gesto. Podemos diferenciar las siguientes clases de posturas:

    POSTURAS CERRADAS

    Se caracterizan por la inclinación de la cabeza hacia delante, el mentón hundido hacia el esternón, la espalda encorvada y las extremidades replegadas hacia el tronco, además los músculos del abdomen y los glúteos se aflojan, mientras los ojos permanecen, la mayor parte del tiempo, cerrados o mirando al infinito. Con esta postura el sujeto se encierra en sí mismo y demuestra rechazo hacia los otros, también puede demostrar sufrimiento y dolor.

    La actitud corporal de ataque se configura en posturas cerradas, pero dinámicas; cerrando los puños y colocando los brazos sobre el pecho. Así concluimos que esta da sigo de concentración y fuerza.

    POSTURAS ABIERTAS

    La cabeza erguida, el tronco derecho, el pecho hacia delante con brazos y piernas no cerrados y los ojos abiertos. Esta es la típica postura abierta con los músculos abdominales y nalgares en tensión medía. Así producimos la impresión de seguridad o gozo. El hombre seguro de sí mismo muestra un rostro abierto.

    INCLINACIÓN HACIA DELANTE Y HACIA ATRÁS

    La inclinación hacia delante es signo de atención, de disposición favorable a algo, aunque dependiendo de la expresión facial puede indicar desafío, cólera, preparación para el ataque. Esta inclinación siempre significa aproximación hacia la otra persona, aunque no siempre con buenas intenciones.

    La inclinación hacia atrás suele relacionarse con el deseo de mantener la distancia, ya sea por miedo, rechazo o porque la persona que se retrasa pretende imponer y darse aire de superioridad con respecto a su interlocutor.

    POSTURAS TENSAS Y POSTURAS RELAJADAS

    Las posturas tensas están siempre relacionadas con la lucha, con la tonicidad, expresa el esfuerzo por sobrevivir. Son indicio de la afirmación del yo.

    Las posturas relajadas suelen relacionarse con la atonía, la pasividad, la complacencia...

    POSTURAS COLECTIVAS

    Aquí hay que tener en cuenta otro factor, la disposición de las personas que forman el grupo en el espacio; sentadas de pie. Podemos diferenciar entre:

    -INCLUSIVAS Y NO INCLUSIVAS, es decir, el grado de implicación que tienen las personas en el grupo, por ejemplo un círculo es una formación no inclusiva, ya que, todo el que no lo forme está excluido de la dinámica que allí se presenta.

    -CONGRUENTES Y NO CONGRUENTES, se refiere a la capacidad de los miembros del grupo para imitarse. Los miembros de un grupo congruente se mueven a la vez y tienen los mismos gestos.

    Las posturas codificadas que se adoptan en las ceremonias son indicadores de la pertenencia al grupo. La incongruencia es señal de distanciamiento.

    -CARA A CARA o frente a frente se marca la interacción entre las personas. Es la posición habitual en conversaciones e intercambios de información.

    -ORIENTACIÓN PARALELA indica una relación de colaboración forzada por la situación, sin sentimientos. Por ejemplo las butacas del cine están en dicha disposición.

    PLANOS CORPORALES

    Es fundamental como colocamos los segmentos corporales en el plano, casi nunca estarán todos en el mismo. Distinguimos los siguientes planos básicos: 1- De frente; 2- De perfil; 3- De espaldas; 4- De tres cuartos. La postura de un individuo nos habla de su pasado. Por ejemplo, una persona depresiva tiene el cuerpo encorvado y se le hunden los hombros.

    RELACIÓN Y COMUNICACIÓN

    INTERPERSONAL

    Siempre que el ser humano se manifiesta está emitiendo, consciente o inconscientemente, un mensaje destinado a un receptor. La mera expresión tiene un carácter transitivo dado que somos seres sociales por naturaleza. Por tanto, expresión y comunicación son dos piezas inseparables de un mismo proceso. El lenguaje corporal puede ser descodificado por cualquiera que esté a nuestro alrededor, aunque no esté escuchando.

    En las interrrelaciones con los demás no siempre nuestras expresiones tienen intención comunicativa y se convierten en manifestaciones libres de nuestra idea, nuestro sentimiento, sin nosotros quererlo.

    Puede suceder que pretendamos con nuestra actitud corporal recalcar nuestro mensaje y así utilizamos conscientemente el lenguaje verbal, corporal, plástico, rítmico, musical... El individuo se autoexpresa a través de las relaciones que establece tanto consigo mismo como con los demás y con el medio físico.

    Necesitamos percibir los rasgos personales de la gente que nos rodea, sus estados emocionales y su actitud hacia nosotros. Para conseguirlo nos valemos de los códigos no verbales porque muchas veces nos pretende engañar con el verbal. Nuestro comportamiento queda condicionado por como percibimos a los demás. Argyle afirma que hay dos dimensiones fundamentales de actitud:

    Dominancia

    /

    /

    Hostilidad ------------------- /-------------------- Amistad

    /

    /

    /

    Sumisión

    Estas actitudes se expresan a través de una amplia gama de señales que pueden ser verbales o no verbales, conscientes o no conscientes. Si sabemos interpretar estas informaciones conseguiremos mejorar nuestras relaciones interpersonales. También cabe la posibilidad de combinaciones entre ellas.

    Los juegos y experiencias de relación y comunicación interpersonal persiguen potenciar la percepción que tenemos de nosotros mismos y de los demás, para así llegar a formar grupos cohesionados que pueden afrontar proyectos sin peligro de derrumbamiento inminente.

    Para conseguir estos objetivos hay que plantear actividades en parejas o grupos, más o menos reducidos según la prueba, tales como:

    • Percepción y sensibilización del cuerpo de los otros.

    • Situaciones que faciliten la empatía.

    • Favorecer las relaciones intergrupales e intragrupales.

    • Alertar sobre lo difícil que son los procesos de comunicación.

    • Intercambio de gestos, movimientos...

    • Contacto corporal.

    No hay que olvidar que algunos ejercicios, aunque sean individuales están condicionados por la imagen que doy a los otros.

    LOS OBJETOS

    Los objetos en la expresión sirven de soporte, como vehículo de comunicación entre yo y el otro. Nos aportan información sobre nosotros mismos a través de las sensaciones producidas por su contacto con nuestro cuerpo.

    Los objetos despiertan reacciones asociativas porque cada uno tiene un significado común para todos. Aunque lo podemos utilizar como estímulo al acto creativo, actuando como desencadenante de la expresión corporal. En una sesión podemos disponer de objetos de diferentes tipos, tamaños, pesos, texturas... para las actividades más diversas de manipulación, reconocimiento, familiarización...

    Atendiendo a la naturaleza del objeto pueden ser objetos: 1- Reales; 2-De transformación; 3- De identificación; 4-Imaginarios.

    Podemos utilizar el objeto con diferentes posibilidades y darle los tratamientos más diversos:

  • El objeto real tratado desde el punto de vista sensorial.

  • Se intenta descubrir sus cualidades físicas y tomar conciencia de su textura, color, peso, sabor, movilidad... En esta actividad seria interesante que intervinieran todos los sentido ya sea de manera simultanea o alternativamente.

  • El objeto real desde el punto de vista funcional.

  • Se investiga y experimenta con el objeto para descubrir su funcionalidad.

  • El objeto - transformación.

  • Dicho objeto pierde su funcionalidad para adquirir un nuevo uso, no habitual. Se trata de buscarle nuevas aplicaciones, es uno de los indicadores de la creatividad.

    También puede transformarse el objeto en algo animado de forma fantástica.

  • El objeto identificación.

  • Identificarse con un objeto, es decir, tomar sus cualidades, interiorizarlas y actuar como si se fuera tal.

  • El objeto imaginario.

  • Con mi fantasía puedo inventar e iniciar un proceso interactivo que se manifieste en el juego y en el diálogo corporal.

  • El objeto como símbolo.

  • A muchos objetos de nuestro alrededor le damos una significación diferente a su utilidad. Por ejemplo identificamos la paloma con la paz o la balanza con la justicia.

    1