Experimentación con animales

Investigación científica. Cobayas. Experimentos. Animales salvajes, domésticos y de laboratorio. Desarrollo tecnológico y médico. Sufrimiento. Estudios epidemiológicos. Técnicas in vitro. Cultivos celulares

  • Enviado por: Irene
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

LA EXPERIMENTACIÓN CON ANIMALES

RESUMEN

Los seres humanos tenemos con los animales una relación de doble sentido, ya que por un lado hay animales salvajes, a los que normalmente les tenemos miedo ya que nos pueden atacar y agredir.

Y por otro lado están los animales domésticos, de los que obtenemos gran variedad de alimentos. Y también sirven de animales de compañía.

Animales de laboratorio

También podemos distinguir otro grupo, animales de laboratorio, éstos se utilizan en campos de ciencia, como biología y medicina, y también en muchas industrias. Así cuando quieren sacar un cosmético al mercado o cuando sacan un nuevo medicamento, antes se realizan ensayos con animales para saber qué posibles efectos desconocidos pueden producir.

Sobre este tema hay dos opiniones diferentes, unos opinan que aunque estos experimentos sean útiles para los seres humanos, no justifica todo el sufrimiento que padecen los animales.

Otros opinan que el ser humano es superior a los animales por lo que pueden utilizarlos para hacer los experimentos.

Ambas posturas coinciden en una cosa, evitar el sufrimiento innecesario a los animales.

PROBLEMA ÉTICO

El experimento con animales nos producen muchos beneficios, ya que así pueden sacar al mercado medicamentos, cosméticos, etc., sin riesgo a que nos produzcan una reacción negativa. Pero el problema ético es el siguiente: ¿esto es una justificación lo verdaderamente importante para que tengamos que torturar animales?, ¿ hasta qué punto es lícito y científica y éticamente aceptable llevar a cabo experimentos con animales?

Podemos afirmar que no es aceptable inducir sufrimiento a animales, que aspiramos a un desarrollo tecnológico y médico, que son necesarias unas garantías a los consumidores, que los estudiantes deben aprender... ¿pero es posible encajar estas piezas en un puzzle perfecto que nos satisfaga a todos?

MI OPINIÓN

Yo pienso que la utilidad de estos experimentos no es suficiente para justificar el sufrimiento de tantos animales inocentes.

La experimentación en animales ha demostrado en muchos casos ser una práctica cruel, pues los animales utilizados poseen un sistema nervioso que les permite sentir dolor, e innecesaria debida a la poca fiabilidad de los test en animales, ante la imposibilidad de extrapolar los resultados obtenidos a los humanos.

Suprimir los experimentos con animales no significa dejar al ciudadano desamparado y a merced de innumerables peligros, pues se ha constado la existencia de alternativas que incluyen el trato ético hacia los animales, y los intereses de las personas que desean gozar de una buena salud y beneficiarse de una buena calidad de vida.

SOLUCIÓN

La solución más razonable que veo es suprimir los experimentos con animales.

Los experimentos se realizarían con otros métodos alternativos.

Algunos ejemplos concretos de experimentación sin animales son los siguientes:

  • Estudios epidemiológicos, que analizan el curso natural de una enfermedad en poblaciones humanas, y que ha permitido relacionar el exceso de colesterol con las enfermedades cardiovasculares, o el consumo de tabaco con el cáncer de pulmón.

  • Técnicas in vitro de cultivos de tejidos animales y vegetales, restos de placenta, huevos, etc, probadas ya con éxito en la búsqueda de drogas antisida, estudios de Parkinson en neurotransmisores, enfermedades cardiacas, estudios toxicológicos, etc.

  • Cultivos celulares, como los efectos del tabaco en células bronquiales, cultivo de órganos, reproduciendo al máximo sus condiciones naturales, modelos computacionales, utilizando aplicaciones informáticas, modelos teóricos de precisión, TAC, resonancias magnéticas, etc.

Éstos son solo unos ejemplos.

Podemos seguir avanzando en el campo de la investigación, y podemos garantizar la calidad de los productos a los consumidores sin la necesidad de maltratar a los animales.