Expansión Ultramarina Europea

Ruta hacia las Indias. Descubrimientos Españoles. Aborígenes Americanos. Supervivencia Indígena. Mayas. Aztecas. Incas. Otros Europeos en América

  • Enviado por: Sta teresita
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Respuestas:

EXPANSIÓN ULTRAMARINA EUROPEA

Al iniciarse los tiempos modernos ocurrió un trascendente acontecimiento: los europeos. deseosos de conocer el Planeta, y ayudados por los nuevos recursos de la técnica, efectuaron temerarios viajes, descubriendo nuevas Tierras de las que se apoderaron, creyéndose con derecho para hacerlo.

Por primera vez en la Historio, se pusieron en contacto con todos los Continentes, naciendo una nueva forma de política mundial.

El descubrimiento de la Tierra.

Durante la Edad Media, los hombres no se preocuparon por saber si existían otras tierras fuera de las que ellos conocían; les bastaban las noticias proporcionadas por Marco Polo y otros aventureros.

La opinión popular suponía que la Tierra era plana y que los países conocidos estaban rodeados por un océano imposible de atravesar.

A principios de la Edad Moderna, se despertó la curiosidad por conocer nuestro planeta en su integridad. A este espíritu, se sumó la necesidad que tenían los europeos de llegara los países orientales para comerciar directamente con ellos.

De inmediato se lanzaron las expediciones que pudieron hacerse con facilidad, ya que se contaba con nuevos mapas marinos, conocían la brújula, y sobre todo, contaban con las carabelas.

En menos de un siglo, se conoció totalmente la Tierra y, los europeos se establecieron como dueños de los nuevos países encontrados. Desde entonces, la Historia Europea se contundió con la Historia del Mundo”.

En Ruta hacia las Indias.

Los países del Extremo Oriente - India, China, Japón y la Malasia, tenían fama de ser inmensamente ricos, ya que en ellos, abundaba el oro, la plata, la seda, la porcelana. y las especias”, por las que Europa pagaba verdaderas fortunas.

A estas riquezas, los árabes las buscaban en Oriente y los transportaban hasta los puertos del Mediterráneo; desde allí marinos genoveses o venecianos las llevaban principalmente hasta Lisboa y Amberes, donde se distribuían por todos los países.

Este tráfico se complicó grandemente con la caída de Constantinopla, y en manos de los turcos el comercio pudo continuar, pero los nuevos amos exigían precios cada vez mayores. Por esta causa, los países mercantiles de Europa se propusieron encontrar el camino directo hacia Oriente.

España contra Portugal

Puestos así todos los países en carrera hacia las Indias, los que tomaron la delantera fueron España y Portugal, las dos grandes potencias marítimas de entonces.

• Los PORTUGUESES, fueron los primeros en descollar como los grandes navegantes de los Tiempos Modernos.

Sus marinos habían trazado los mejores mapas portulanos, en los que figuraban islas cuya existencia sólo se conocía a través de las leyendas medievales, y otras. Pasadas estos islas, se hallaban el Catay y el Cipango, es decir China Y Japón.

Portugal contó con el sostenido apoyo brindado por muchos de sus gobernantes. Entre todos, descolló el Príncipe Enrique, hijo de Juan 1: en 1415, fundó una Escuela de Náutica. De ella partían las expediciones que año tras año se internaban en el océano para regresar dando cuenta de nuevos descubrimientos.

La expansión portuguesa se inició con la ocupación de Ceuta en 1415.

Tres años después, se descubrieron las islas de Porto Santo, seguidas por las islas Madera las Azores y Cabo Verde. Luego bordeando el África, exploraron el Golfo de Guinea, cruzaron el temido Ecuador, avistaron las islas de Fernando Poó y alcanzaron la desembocadura del Río Congo.

Finalmente en 1487, Bartolomé Días llegó al puno extremo del Continente doblando el Cabo de Buena Esperanza alcanzaba el tan soñado camino directo hacia las Indias.

* También CASTILLA tuvo desde antiguo vocación marinera, dueña de las Islas Afortunadas, descubiertas por el genovés Lanceloto, se hallaba igualmente en plena expansión marinera.

Castilla y Portugal, en 1480 llegan a un acuerdo y se avienen a firmar el Tratado de Alcazobas por el que se reconocía como zona de influencia portuguesa a los mares; `desde esas islas hacia abajo”, y el resto sería de Castilla.

Cuando un marino genovés solicitó autorización para utilizar esa ruta para llegara las Indias; se llamaba Cristóbal Colón. Sus numerosos viajes le habían dado una vasta experiencia marinera que ponía al servicio de Castilla.

Descubrimientos Españoles.

España en poco tiempo superó a Portugal, convirtiéndose en la nación descubridora más

importante. Ello ocurrió gracias o la intervención de un navegante extranjero, Cristóbal Colón.

Cristóbal Colón

Nacido en Génova, hacia el año 1450, perteneciente a una modesta familia de laneros. Establecido en Portugal, se asó con la hija de Bartolomé Perestrello.

Colón, conocía los mapas de Blenhaim y Toscanelli, los cuales afirmaban la redondez de la Tierra.

Exaltado y voluntarioso, no tardó mucho en decidirse a comprobar la veracidad de esta teoría. Para llevar a cabo su proyecto., solicitó ayuda al rey de Portugal Juan II, pero se le negó al apoyo. Entonces, envió a su hermano Bartolomé a pedir ayuda a los reyes de Francia e Inglaterra, mientras que él, se dirigía a ESPAÑA.

Llegado a Huelva, no tardó en convencer de su proyecto al superior Fray Juan Pérez Con su recomendación ganó la confianza en la Corte, principalmente con la Reina Isabel. Conseguida la autorización, la Reina firmó un documento por el cual se lo nombraba “Gran Almirante de Castilla” y “Virrey de todas las Tierras”.

Descubrimiento.

Sus amigos de la Corte le ayudaron a fletar tres carabelas y el 3 de Agosto de 1492 salió del Puerto de Palos navegando hacia el oeste; con él iban Pinzón y Juan de la Cosa como pilotos.

Finalmente el 12 de octubre, llegaron a una de las islas Lacayas a las que llamaron “San Salvador'.

Desde un comienzo el Almirante creyó haber llegado a las Indias, y por ello llamó “indios” a los naturales. Durante tres meses siguió recorriendo todo el mar Caribe descubriendo nuevas islas, como la de Santo Domingo; y tras dejar aquí una pequeña guarnición, regresó a España llevando a bordo a varios indígenas y productos desconocidos.

Los Reyes lo colmaron de honores y le encargaron que preparase una nueva expedición. Seis meses después, partió Colón en su segundo viaje al frente de una importante empresa:

llevaba consigo familias de obreros, caballos y vacunos.

Llegado a Santo Domingo a fines del año 1493, fundó Isabela, la primera población del Nuevo Mundo. Así, España comenzó su obra colonizadora.

En 1498 y 1502, Colón realizó nuevos viajes: el primero bordeó las costas de Colombia y Venezuela, descubriendo el verdadero Continente Americano.

Cuando murió en Valladolid en 1506, aún estaba convencido de haber llegado a las Indias. La compleja personalidad de Colón, lo convierte en uno de los personajes más discutidos de la Historia. Pero la innegable, es que por él, España se convirtió en la dueña del Nuevo Continente.

Bulas Alejandrinas.

La Participación del Mar Oceánico.

Al llegar Colón a Lisboa de vuelta de su primer viaje, tuvo que hacer frente a los reclamos de Juan II quien según la interpretación que daba al Tratado de Alcazobas, las tierras descubiertas eran de jurisdicción lusitana.

Cuando las protestas portuguesas llegaron a España, ya era tarde pues el astuto monarca Fernando se había apresurado a legitimar el descubrimiento, aprovechando las circunstancias de que ocupaba el trono Alejandro VI.

Alas pocas semanas del regreso de Colón, el pontífice expedía las BULAS DE DONACION, concediendo a los Reyes Católicos las tierras descubiertas y que no pertenecían a ningún monarca cristiano. Para evitar todo posible conflicto con Portugal, también interesado en el descubrimiento, el Pontífice estableció un límite a las actividades marítimas de las dos Potencias: una línea imaginaria trazada de polo a polo, a cien leguas de las islas AZORES delimitaría la zona de exploración de cada país. Al este de ese meridiano sería la zona de influencia portuguesa, y el resto sería de España.

Esta demarcación realizada a espaldas de Portugal no satisfizo a esta Potencia alegada que contravenía anteriores documentos pontificios. Luego de arduas controversias España y Portugal llegaron a un acuerdo y firmaron el TTRATADO DE TORDESILLAS, en el que en su disposición más importante, corría la línea demarcatoria a 370 leguas de las Islas Cabo Verde en vez las cien que determinaban las Bulas Alejandrinas.

Si bien este tratado reestableció la calma, pero perjudicó a España ya que con la nueva delimitación, un amplio sector de América del Sur quedaba bajo jurisdicción portuguesa, lo que permitía a Portugal, años más tarde, adueñarse de todo el actual Brasil.

América: Nuevo Continente.

Junto con los viajes de Colón, se realizaron varias otras expediciones hacia las nuevas tierras. Entre ella los llamados “Viajes Menores”, los que recorrieron las islas y las costas del continente y trazaron los primeros mapas americanos. Con ellos, pronto se comenzó a dudar de que las nuevas tierras fueran las Indias. El primero en afirmarlo fue el florentino Américo Vespucio. Al año de morir el Descubridor, Vespucio envió a los Médicis una relación de sus viajes afirmando que esas tierras constituían un “Nuevo Mundo”.

Estas cartas y mapas que las acompañaban poco después fueron publicadas como “Tierras de América”; desde entonces se llama así al Nuevo Continente.

En 1513, el capitán español Balboa, atravesó el istmo de Panamá y llegó a la vista del océano Pacífico. Se comprobó que América era un continente aparte.

América y el Viejo Mundo.

• El mundo se enriqueció con el conocimiento del globo terrestre y el contacto con nuevos pueblos y razas humanas. También se conocieron y explotaron numerosos

productos como alimentos o medicinas, entre ellos, el maíz, el tomate el tabaco, el cacao y lo quina.

• Las riquezas extraídas del suelo americano, contribuyeron a que España se convirtiera en la principal nación europea. Estas riquezas terminaron por perjudicarla, ya que descuidaron otras fuentes de prosperidad, como el trabajo del campo y sus industrias.

• La economía mundial sufrió una profunda renovación: las cantidades de oro y plata favorecieron al desarrollo del Gran Comercio. Pronto se evidenció que el centro económico de Europa se desplazaba desde Venecia, Génova, Constantinopla y Alejandría, que habían sido hasta entonces los grandes emporios comerciales del mundo, fueron constituidos por Lisboa, Cádiz, Londres y Amberes. Generalmente se modificaron las rutas mercantiles: las del Báltico y el Mediterráneo.

• EI desarrollo económico produjo al mismo tiempo un cambio social: la clase madia, las de los comerciantes y pequeños industriales se vio favorecida por el auge de los negocios. La abundancia de riquezas produjo una gran alza de los precios que perjudicó al pueblo.

Aborígenes Americanos.

Cuando los españoles llegaron a América, el Continente se hallaba poblado por indígenas dotados de civilización muy distinta:

• Había indígenas organizados en Estados como los aztecas en México, los mayos en Yucatán, los quechuas en el Perú. Pero junto a ellos vagaban nuestros indios chaqueños y fueguinos.

Las circunstancias referentes al establecimiento de los aborígenes en nuestro Continente, continúa siendo una de las grandes incógnitas de la Historia.

• Florentino Ameghino, sabio ítalo argentino, afirmó que los indígenas americanos eran autóctonos. De acuerdo .a sus investigaciones, la cuna de la humanidad se hallaría en las pampas argentinas. Esta teoría ha sido desechada por carecer de correctas bases científicas.

• El antropólogo Alex Hrdlicka sostuvo que la cuna de la humanidad se halla en Siberia, y que desde allí, uno de los ramales humanos, se habría asentado en América.

• Sin embargo, la teoría más aceptable es la de Paul Rivet, que afirmaba que los indígenas americanos llegaron al Continente en cuatro corrientes migratorios: dos desde Asia, a través de Alaska, y otras dos desde Australia y las islas de Oceanía, a través del Océano Pacífico. El orden de llegada sería el siguiente:

Los primeros en llegar fueron los indios FUEGUINOS y PATAGONES, quienes desde Asia penetraron en el Continente por el Estrecho de Bering. Posteriormente se confinaron en los Andes Australes y Tierra del Fuego, donde los encontró Magallanes.

Luego llegaron LOS INDIOS pampeanos. Venidos del Asia. a través del mismo estrecho, se extendieron por las llanuras americanas. Entre ellos se hallaban los araucanos, tehuelches, guaraníes, tobas, abipones y matacos.

• Otras oleadas trajeron a los indios SELVATICOS. Provenientes de las islas de la Polinesia, aprovecharon las corrientes del Pacífico para llegar al Continente extendiéndose por Brasil y nuestra Mesopotamia. Entre ellos se cuentan los caribes, los jíbaros, los guaraníes, los corondos, charrúas, minuanes y guaycurúes.

• Finalmente del Pacífico llegaron los aborígenes ANDINOS: los cuales se apropiaron de las regiones del Continente donde abundaba la piedra, lo que les permitía dedicarse a metalurgia. Así se establecieron los aztecas, mayas. chibchas, quechuas, calchaquíes, diaguitas, juríes y quilmes.

Lo Supervivencia Indígena.

* En las ZONAS MONTAÑOSAS donde la población vivía aferrada al suelo y dedicada a las actividades sedentarias; el ambiente resultaba propicio para el cultivo de una vida espiritual más intensa.

* En cambio en las regiones integradas por LLANURAS, los indígenas eran nómades. Para estos aborígenes la llegada de (os europeos significó una verdadera catástrofe: dada la resistencia que pudieron oponer a los conquistadores: desaparecieron.

* En las zonas montañosas del noroeste los indígenas sedentarios, aceptaron la cultura que se les ofrecía, habitando los mismos valles de sus antepasados.

Por el contrario, los indios de Las Pampas debieron refugiarse en los contrafuertes cordilleranos hasta su gradual extinción. Lo mismo ocurrió con los indígenas de Las Selvas litoraleñas. No solo aceptaron la nueva forma de vida a las que se pretendía someterlos sino que opusieron tenaz resistencia al avance de los europeos.

Culturas Precolombinas.

Las pronunciadas diferencias que presentan las diferentes tribus se hacen más notorias si se

atiende a su grado de culturas.

* La mayor parte de ellos no habían salido de la EDAD DE PIEDRA. Solo los andinos

practicaban una metalurgia rudimentaria, ninguno llegó a conocer el hierro.

* La economía de todos fue básicamente agraria, solo las tribus más avanzadas utilizaban

ingeniosos sistemas de riego.

* No desconocían la propiedad privada de los bienes de consumo. Pero en todas las tribus,

las tierras, casas e instrumentos de labranza eran de marcado tipo comunitario.

* La ganadería les era reconocida. Solo los quechuas criaban llamas, alpacas y vicuñas.

* Las tribus de las selvas y pampas eran nómades. Los andinos eran sedentarios y poseían una

avanzada organización social y política.

* Las clases superiores de las tribus más desarrolladas eran monoteístas.

Los Mayas.

Hacia el año 400 de nuestra Era Cristiana, en América existía un grupo de pueblos de muy avanzada cultura: los MAYAS asentados en la península del Yucatán y Guatemala. En esa época edificaron grandes Ciudades Estados independientes, con suntuosos templos y palacios, y desarrollaron un arte famoso por sus esculturas, pinturas murales, cerámica joyas y objetos de piedra. Además, poseían una religión monoteísta: adoraban a un ser supremo que se manifestaba en el sol, las lluvias y otras expresiones naturales.

Su economía agraria, se basaba en la producción del maíz.

Entonces es posible que sus campos agrícolas se hayan agotado o sufrieran plagas que arrasaron sus cultivos, porque bruscamente, hacia el año 1000, los mayas abandonaran muchas ciudades para establecerse en el sur de México, donde los encontraron los españoles en el siglo XVI.

Fueron conquistados por estos después de largas guerras, pero aún hoy tres millones de campesinas mayos viven y hablan su idioma en esos dos países.

Los Aztecas.

Hacia al año 1325 d.C., los mexicas a aztecas aparecieron en el valle de México, expulsados de oras zonas. Los tepanecas, dueños de la región, les permitieran instalarse en una isla desalada en el lago de Texcoco, donde los recién llegados fundaran la cuidad de Tenochtitlan. Cama tenían pocas tierras, hicieron obras de rellena en las orillas para aumentar

los cultivos. Además, eran excelentes guerreros y prestaron muchos servicios a los tepanecas; de ese modo se enriquecieron, su poderío creció rápidamente y en cien años comenzaron a conquistar a los pueblos vecinos, imponiéndoles el pago de los tributos. Peo muchos de aquellos devengaron luego, aliándose con los españoles de Hernán Cortés para derrotar a los aztecas en 1521.

Los europeos arrasaron Tenochtitlan y fundaron la ciudad de México sobre sus ruinas.

Incas o quechuas

En el siglo X d.c. los quechuas constituían un poderoso imperio unificado, asentado en los actuales países de Ecuador, Perú, Bolivia y norte de Chile y Argentina.

Estos fundaron la capital de su Imperio en la ciudad de Cuzco.

La dinastía de los incas dominaba al país desde unos 200 años antes del Descubrimiento y su Imperio se dividía en cuatro regiones semi autónomas.

Su religión era monoteísta: creían en un solo Dios llamado VIRACOCHA o PACHACAMAC, y que se manifestaba a los hombres por el sol.

Los nobles, y los altos guerreros gobernaban al país, y su ejército inca era muy numeroso. Los incas eran predominantes agrícolas pero se destacaban por los ingeniosos cultivos en terrazas con las que producían el maíz poroto, maní, mandioca ají y papa.

Sus artesanos tejían el algodón y la lana de vicuña confeccionando todo tipos de telas, de finísima calidad.

Su metalúrgica era muy avanzada, ya que utilizaban el oro, la plata y el cobre.

Aborígenes Argentinos: su cultura.

Nuestros indígenas, ofrecían ciertos rasgos comunes a todos los grupos aborígenes. La vida de todos ellos se hallaba signada por dos supremas preocupaciones: la alimentación y la defensa.

* La BÚSQUEDA DEL ALIMENTO fue resuelta de variadas maneras:

Los fueguinos fueron “recolectores”, y se sustentaban con raíces, frutos, peces y otros productos del mar.

- Los pampas y selváticos, fueron “cazadores y confiaban su subsistencia de los frutos, la pesca, y la obtención de gamos, guanacos, liebres, vizcachas, etc.

Los andinos, fueron “agricultores”, elevaron terraplenes y plataformas para obtener cosechas regulares de maíz, papa, tomate y productos autóctonos. Conocieron la agricultura; cultivaban la mandioca, el poroto y el zapallo.

* La DEFENSA diferenció a los aborígenes:

- Los andinos se parapetaban con construcciones de piedra denominadas “pircas”, con el armado de trampas y el empleo de rocas a modo de proyectiles.

- Los selváticos perfeccionaron el arte de la navegación fluvial, con la utilización de veloces piraguas y armas convencionales como el arco y la flecha, la macana, la honda y la cerbatana.

- Los pampas y patagones utilizaban el arco y la flecha, así como la lanza, empleada en forma de jabalina.

- A la llegada de los españoles, los indígenas se apropiaron de caballos, convirtiéndose en insuperables jinetes.

* La INDUSTRIA fue variada como el resto de sus actividades:

  • Los más adelantados conocían la METALURGIA.

* Ningún grupo, alcanzo a conocer el hierro, el cobre, el oro y la plata, solo eran trabajados por los montañeses del noroeste, que confeccionaban amuletos religiosos, cacharros y utensilios, adornos, aros, brazaletes y sortijas.

* La industria textil conocida por todos los grupos, era muy adelantada: los andinos se cubrían con túnicas tejidas con la fibra del algodón y la yuca, como la lana de vicuñas, alpacas y llamas.

También confeccionaban ponchos y mantos empleando la variedad de puntos y tramas.

* La alfarería fue el trabajo predilecto de muchos aborígenes: se proveían ídolos, utensilios y toda clase de vasijas.

-Para sus COMUNICACIONES y desplazamientos, utilizaban canoas confeccionadas con troncos huecos, y en lugares nevados los trineos.

Como animales de carga utilizaban la llama, la vicuña y el guanaco.

El Imperio Hispano- Americano

Los españoles decidieron someter todo el territorio que habían descubierto. Así, en menos de treinta años, exploraron el Nuevo Mundo.

La colonización fue una gran empresa nacional. Dos fueron los fines que se persiguieron desde un principio:

- España buscaba la explotación de las riquezas mineras. Además, se impuso la obligación de civilizar a los indígenas.

Esta combinación de objetivos materiales y espirituales animó la colonización española en América.

El descubrimiento y la conquista de América fue una verdadera epopeya y significó una de las más legítimas glorias de España.

Luego del segundo viaje de Colón, la Reina Isabel mandó a la isla La Española a Nicolás Ovando, primer Gobernador de América. Poco después lo reemplazó Diego Colón. Años después, Carlos 1, decidido a organizar la conquista, creó el Consejo de las Indias que tuvo a su cargo el gobierno colonial.

Conquista de México.

Apenas asentados los españoles en las islas del Caribe, tuvieron noticias de la existencia de un gran Estado indígena, el de los AZTECAS, ubicado en el actual territorio mexicano. La empresa de conquistar este imperio fue encargada al hidalgo, Hernán Cortés. Acompañado por 700 soldados, partió de cuba en 1519. Luego de bordear la costa del Yucatán, desembarcó y fundó la ciudad de Veracruz. Luego marchó hacia el interior. Aprovechando el descontentote las tribus sometidas por los aztecas y aliándose con unas en contra de otras, se fue apoderando de todo el país. Al llegar al capital los españoles fueron bien recibidos por los aztecas que los consideraban, y enviados por los dioses fueron alojados en una fortaleza. Como se sentían seguros, Cortés decidió tomar como rehén a Moctezuma II, el emperador azteca, quien murió en defensa de su propio pueblo, al pedirle que se rindiera. Así estalló una rebelión indígena que obligó a los españoles a huir de la capital. Poco después, habiendo recibido refuerzos llegados desde Cuba, los españoles conquistaron nuevamente la capital en

1521.

Asegurando el dominio español un virrey se hizo cargo del gobierno del país, llamado “Virreinato de Nueva España”.

Conquista del Perú.

En los actuales pasees de Perú y Bolivia, se hallaba establecido el pueblo QUECHUA.

Este pueblo había desarrollado una civilización muy avanzada, en un sistema de socialismo atemperado, dedicado o la explotación de sus riquezas mineras y al cultivo del maíz y otros cereales.

Cuzco, su capital era una magnífica cuidad con grandes templos y palacios ricamente adornados.

Conociendo estos detalles no era de extrañar que os españoles soñaran con intentarla conquista de tan riquísimo imperio; entre ellos, Francisco Pizarro y Diego Almagro. Una vez concedida la autorización, Pizarro en 1532 se embarcó rumbo al Perú; poco después desembarcó en al actual Ecuador y se dirigió al encuentro de los indígenas. Estos acababan de salir de una guerra civil, y sabiendo esto, el jefe español decidió apoderarse por la astucia del Inca.

Llegado a Cajamarca, Pizarro logró apoderarse de Atahualpa y después de tenerlo prisionero a ese ordenó darle muerte, y nombró nuevo Inca al príncipe Manco Capac.

Este con su ayuda logró en 1533 penetrar en el Cuzco, apoderándose de inmensas riquezas. El reparto de los tesoros y de las tierras hizo que estallara la lucha entre los conquistadores y a poco, tanto Pizarro como Almagro y sus parientes se eliminaron entre sí.

Otras conquistas.

La colonización del resto de América española tropezó con mayores dificultades, por tratarse de países más pobres habitados por indios menos evolucionados.

Ecuador era una dependencia de los Incas, habitado por los indios “quilos”. Pizarro envió contra ellos, a Benalcázar que se apoderó de Quito.

Colombia era el asiento de los indios “chibchas”. Desde sus comienzos este país había sido el blanco de la conquista de varios jefes militares, que suponía la existencia de una ciudad. Entre ellos el principal Jiménez de Quesada no encontró la tal ciudad, pero si fundó en 1583 su actual capital Bogotá.

Venezuela constituyó la gran colonización española.

El rey Carlos 1 arrendó la conquista del país a los Welser, poderosos banqueros extranjeros. Tras

20 años esta “colonización comercial” fracasó, y España volvió a hacerse cargo de la misma.

Así el capitán Diego Losada, fundó la ciudad de Caracas en 1567.

Chile comenzó a ser conquistada por Diego de Almagro, que regresó a Perú y organizó la guerra civil contra su amigo, Pizarro. Su sucesor Pedro de Valdivia, en 1541 fundó la capital, Santiago y las ciudades de La Serena, Valparaíso, entre otras. Durante su gobierno tuvo que enfrentar a los indios araucanos comandados por los caciques Lautaro y Caupolican. Muerto en un combate en 1554, Valdivia fue reemplazado por Villagra y Hurtado de Mendoza, que conquistaron la ocupación del país.

Otros europeos en América.

Inglaterra fue la primera en hacerlo. Cinco años después del descubrimiento de Colón, Enrique VII contrató a Juan Gaboto para que recorriera el nuevo continente. Debido a las protestas de España por esta intromisión, las expediciones se detuvieron durante 100 años.

• Cuando llegó al trono la Reina Isabel, enemiga de España, se lanzó de lleno a la colonización americana. En 1588, cuatro expediciones se asentaron en la zona costera de América del Norte, denominada “Virginia”.

La colonización tuvo un carácter mercantilista ya que fueron los propios comerciantes, interesados en el negocio de productos americanos, los que resolvieron tomar la colonización por su cuenta.

• Posteriormente llegaron numerosos colonos como consecuencia de la violenta persecución desatada contra los que no profesaban la Fe anglicana. Con el tiempo fueron nuevos

contingentes, de modo que, en menos de un siglo ya existían 13 prósperas colonias en la costa norteamericana hasta los Apalaches.

Francia las primeras exploraciones las realizó el navegante florentino Verrazano en 1525 en costas ya visitadas por los ingleses. Años más tarde, Jacques Cartier descubrió el río San Lorenzo.

Las exploraciones se interrumpieron durante varios años a consecuencia de las guerras civiles. En 1610, el explorador Champlain Samuel fundó Québec y Montreal, las dos actuales capitales de Canadá, conocida por entonces como la “Nueva Francia”.

La colonización tuvo un gran impulso durante el reinado de Luis XIV. Se fundó la Compañía de las Indias Occidentales y por su intermedio llegaron numerosos colonos. La influencia francesa se extendió por toda la región de los Grandes Lagos y por todo el centro norteamericano denominado “Luisiana”, en homenaje al monarca francés.

Holanda a comienzos del siglo XVII se había transformado en una gran potencia marítima. Decidida a tener posesiones en el Nuevo Mundo, en 1610 envió una gran expedición colonizadora comandada por le inglés Hudson. Los recién llegados se apoderaron de la isla de Manhattan. y se establecieron en diversos puntos de la zona a la que llamaron “Nueva Holanda”. Pero esta posesión no podía durar mucho; en 1665, cuando Inglaterra entró en guerra con Holanda, la desalojó de los mares y se apoderó de sus colonias americanas. En Sud América, los holandeses llegaron al norte de Brasil hacia 1630, y se apoderaron de la cuidad de Bahía. Ante los ataques, portugueses, el nuevo asiento solo duró treinta años.

Portugal ocupa un lugar principalísimo en la colonización americana, ya que su dominio en Brasil fue total y permanente.

En el año 1500, el Capitán Álvarez Cabral, tomó también el rumbo de las Indias, y se adentró en el Océano, llegando al norte del continente sudamericano, del que tomó posesión en nombre de su rey.

Luego de este acontecimiento, comenzaron a llegar varias expediciones exploradoras. La más importante fue la de González Coelho que en 1501, llegó a Brasil y recorrió todas sus costas; entre sus acompañantes venía también Américo Vespucio que fue quien dio a conocer estas “Nuevas Tierras”.

Después de esta exploración, los portugueses, poco hicieron en América. Solo 30 años después, el rey Juan II envió a Brasil a Martín Alfonso de Souza al frente de una expedición. Legado en 1532, en la costa sur del país fundó la ciudad de San Vicente que se convirtió en el centro de la dominación portuguesa. Luego se fundaron otras poblaciones, como Bahía, San Pablo y Río de Janeiro.

En 1580, Portugal pasó a depender de la Corona de España.

Para recobrar su independencia, en 1640, los problemas volvieron a surgir con mayor violencia, hasta que, invadiendo el Río de la Plata, fundaron la ciudad de La Colonia agudizando.

El límite de separación con las posesiones españolas fue muy discutido hasta el siglo XVII en que llegó al trono de España, Fernando VI. casado con Bárbara de Braganza, siendo ministro Pombal. En 1750 ambos países firmaron el “Pacto de Permuta” con el que Brasil adquirió toda la cuenca del Amazonas. Este Pacto multiplicó por cuatro la superficie de Brasil.

En ese mismo año, la colonización recibió su organización gracias al mismo político: Brasil se transformó en Virreinato divido en 16 Provincias. Allí se acentuó su auge económico: a sus producciones de palo, de azúcar, arroz, etc., se agregó la explotación de yacimientos de diamantes, y de oro.

Esta riqueza provocó muy grandes problemas sociales: el escaso número de estancieros blancos, tuvo que hacer frente a las numerosas revueltas de los indios y esclavos. El mal trato provocó sangrientas sublevaciones, complicadas por los integrantes de las bandas de malhechores y de los mestizos descendientes de indios y portugueses.

En 1680, Brasil entró en una etapa de gran expansión que se mantuvo durante toda su vida colonial.

Vídeos relacionados