Existencialismo

Filosofía. Pensamiento existencialista. Heidegger. Absurdo. Albert Camus. Jean-Paul Sartre. Ateismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Ensayo y reflexiones acerca de la existencia auténtica e inauténtica.

A través de este ensayo, quisiera llegar a ver como nos relacionamos con los otros y como esto afecta en su totalidad nuestra existencia. Para ello me basaré principalmente en la fenomenologia existenciaria de Heidegger, y en cómo éste hace una clara división entre la existencia auténtica y la inauténtica, y cómo éstas van directamente interrelacionadas con el-ser-con-los-otros.

En primer lugar daré una pequeña definición de la visión de Heidegger sobre estas dos existencias. Al respecto plantea que “... la existencia auténtica del hombre no es un hecho, si no más bien una “preocupación” de ser...”. Heidegger describe esta existencia humana en 3 momentos: el desamparo “el hombre emerge de la nada...”, el proyecto, “...el hombre se lanza hacia lo posible, pero eso es lanzarse hacia el vacío, hacia lo que todavía no es, puesto porque el esta cercado por la nada...”, y por ultimo la caída “...ese impulso que no es gobernado ni sostenido por nada, a cada instante se pierde y por eso es el abandono de la existencia auténtica, la caída en lo cotidiano, en lo habitual, en lo establecido...”.

Creo que llevar una existencia auténtica es posible, pero muy difícil, porque significa estar en un permanente cuestionamiento, día a día, minuto a minuto, y sobre un sin fin de cosas que ya están predeterminadas y predispuestas a seguir por la sociedad, como por ejemplo, la educación, la cultura, la moral, las costumbres, las religiones, las ideologías, las modas y hasta las opiniones, todo tiene una respuesta predeterminada o “ correcta”, el ir contra esa gran corriente ha de ser muy difícil, se debe requerir de mucha fuerza y valor interior. Pero pienso que el resultado podría ser fantástico, el sentir que uno posee su propia verdad, el de haberse autocuestionado una cosa y el sentir que a través de tu propia experiencia has descubierto quizás una verdad diferente, una respuesta que te convence, algo que para ti tiene sentido, algo real. Como dice Heidegger “... la existencia es una aventura de su propia imposibilidad...” Siguiendo con lo anterior, descubrir o denominar a un fenómeno según tus propios criterios, sin que nadie te lo haya dicho o impuesto, sin haber aceptado una respuesta pre-fabricada de los otros para calmar tus dudas, sino sentir que fue bajo tus propios medios por los cuales llegaste a una respuesta o decisión, puede ser muy satisfactorio, algo increíble, pero a la vez increíblemente difícil.

Obviamente creo que ha de ser muy fácil el seguir una existencia inauténtica, donde aceptas todas las respuestas pre-fabricadas, sigues un modelo de vida según normas éticas y morales, reglas y caminos ya trazados, donde se prohíbe o inhibe tu propia capacidad de elección y duda de cómo se hace para cargar con tu propia existencia. En esta inautenticidad es en donde todo viene empaquetado en papel que lleva impreso “VERDAD”, la única, la correcta, es aquí donde salen a relucir los otros, que al fin y al cabo también somos nosotros. Somos quienes cargamos con este sin fin de respuestas pre-fabricadas, las que se nos impusieron desde pequeños y que llegan finalmente a causarnos esas pequeñas grandes dudas, en ese momento, como dice Heidegger “... es la trascendencia hacia el mundo, hacia el porvenir, hacia los demás hombres, trascendencia fuera de la nada, trascendencia hacia el ser...”, en ese momento es cuando existe esa libertad de elección, de llevar una existencia auténtica o inauténtica, ese momento tan decisivo en nuestras vidas, que se suele pasar inadvertido por la mente. Cuándo empiezan a surgir todas esas preguntas quizás muy simples al escribirlas de ¿ el por qué estamos aquí? o ¿ cuál es el sentido de nuestra existencia? y toda esa gama de preguntas referidas tanto a la existencia propia como a la de los demás. Para quien desea llevar una existencia inauténtica quizás esas preguntas nunca se formulen y si llegaran a surgir no seria muy difícil saciarlas, es así de simple, el solo hecho de basarte en ese modelo de vida pre-fabricado, esta preparado, ya esta cosido, listo para engullir, casi sin temores de que este preparado delicioso pueda producir una indigestión, ésta que lleva un cartelito de “ disfrute” su sabrosa existencia, esa existencia repetida ya por miles de seres, gastada, un modelo de vida monótono y aburrido, que creo hace que cualquier intención pierda sentido y gracia, y tal como lo dice Heidegger “... acceder a la autenticidad de la existencia, es, pues, difícil, es un combate que nunca se gana definitivamente...”.

Y Tal como lo describe esta frase, también la autenticidad trae consecuencias “...la existencia autentica parece destinada a la soledad, precisamente por que se la vive con una libertad sin recurso ni seguridad decisivos fuera de si mismos...”.

El lograr tener y llevar una existencia auténtica es muy complicado, pero no imposible, y el arriesgarse a llevarla puede tener resultados realmente geniales, algo brillante, sin comparación alguna, tener TU verdad, Tu respuesta, Tu propio descubrimiento, que conseguiste a través de ti mismo, por tus propios medios, criterios y voluntades, algo que no llego pre-fabricado... bueno y por último tener la duda, pero no satisfacerla con respuestas ya gastadas, opacadas que ya no tienen gracia, que no tienen ese esplendor, ese misterio que le da un poquito más de sentido quizás a la existencia, a la mía, no se si a la tuya.

Bibliografía

  • Camus, Albert. El mito de Sísifo. El hombre rebelde. Editorial Losada, 1967, Buenos Aires, Argentina.

  • Garaudy, Roger. Perspectivas del hombre. Editorial Fontanella, Colección pensamiento, 1970, Barcelona, España.

  • Apuntes de clase, Heidegger, Martín. asignatura de castellano, 2002.

Cf. Garaudy, Roger, 1970:60

Ibid, 1970: 60-61

Ibid 1970: 61

Citado por Garaudy, Roger, 1970:61

Cf. Notas de clase