Existencia del más allá

Concepció materialistas y espiritualista. Juicio universal. Resurrección. Castigo. Recompensa eterna

  • Enviado por: Donny R.
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad

“LA EXISTENCIA DEL MAS ALLÁ”

Desde la más remota antigüedad se han enfrentado y luchado en el mundo dos fuerzas antagónicas, dos concepciones de la vida completamente distinta e irreducible:

  • La concepción materialista, irreligiosa y atea, que no se preocupa sino de esta vida terrena.

  • La concepción espiritualista, que piensa en le mas allá.

La concepción materialista es una limitante característica de los seres humanos egoístas y ciegos que desperdician su transito en la tierra, mal gastan sus acciones y cualidades enfocándose solamente en vivir por las cosas de este mundo por ejemplo, el dinero las riquezas, el pecado, pensando solamente en ellos y en sus bienes materiales.

La espiritualista es una concepción más pura, considera la existencia de un mas allá y se enfoca en las acciones de este mundo material alcanzando el bien del mas allá, una actitud característica de los que tienen fe.

Aquí se no habla mediante tres argumentos, nos plantean la existencia del mas allá a diferentes niveles pero las tres llegan a una misma conclusión y es que si existen un mas allá, debe de existir un lugar al cual vayamos después de nuestra estadía en la tierra nuestra vida, nuestra alma fue creada por Dios.

El principio de nuestra vida espiritual es el alma, por naturaleza propia es simple, indestructible, in descomponible y por lo tanto es inmortal.

Nuestra alma es intrínseca y extrínsecamente inmortal según el argumente ontológico.

Dios ha puesto en nuestros corazones el deseo incoercible de la inmortalidad, porque efectivamente somos inmortales.

Es claro nuestra naturaleza humana, el principio de nuestra existencia nuestra alma nos conlleva a confirmar la existencia de un mas allá.

"ÉL TRANSITO AL MAS ALLA"

Es el salto al más allá, la hora decisiva de la muerte.

Aquí se señala la coexistencia de dos concepciones de la vida:

Y hay dos concepciones de la muerte, la concepción pagana, la concepción materialista que ve en ella él termino de la vida, la destrucción la desaparición total de ser, fin total de nuestra existencia propia de los materialistas, también existe una concepción cristiana que considera a la muerte como simplemente un transito a la inmortalidad, me agrada mucho la concesión cristiana planteada por el autor porque este muestra ala muerta tan solo con un cambio, un transito, dice que la muerte no debe ser vista como al fatal como muere y se acabo no debe ser vista como algo agradable, algo muy atractivo porque después de esta podremos pasar a ese nivel en donde esta Dios.

Aquí son señaladas también las características de la muerte que son tres principalmente:

* La certeza de la muerte es tan absoluta que no se puede negar que todos moriremos.

* Insegura en sus circunstancias, la muerte es incierta e insegura su hora y en sus circunstancias.

Son clasificadas en 4 fundamentales:

  • Muerte natural, que ocurre por el desgaste natural de nuestro cuerpo.

  • Muerte prematura, ocurre a plena flor de la juventud en la primavera de la vida.

  • Muerte violenta, ocurre por causas externas ajenas a nosotros.

  • Muerte repentina, es a consecuencia de algún agente interno propio de nuestro cuerpo.

  • Debemos de estar preparados para enfrentar la muerte.

    Al morir existen dos tipos esenciales de preparación:

    • La preparación remota que es la de aquel que siempre vive en gracia de Dios, la de la que tiene sus cuentas claras.

    • La preparación próxima es la de aquel que tiene la dicha de recibir en los últimos momento de su vida los sacramentos de la iglesia.

    ANALISIS DEL TERCER CAPITULO

    “EL JUICIO DE DIOS”

    Esta revelado por dios, consta en las fuentes mismas de la revelación. El apóstol san Pablo dice que << esta establecido por Dios que los hombres mueran una sola vez y después de la muerte, el juicio>> esto se cumplirá inexorablemente.

    En este capitulo vemos pues que después del transito de la muerte al mas allá nos encontramos en le momento de rendir cuentas, y hay dos formas en que vamos a rendir cuentas:

    • el juicio particular: el juicio particular o individual será el que tenemos que cumplir los rendir cuenta de nuestros propios actos, pero además somos parte de una sociedad por lo que debemos responder por actos que llevamos a cabo.

    Un juicio personal que nos afecta única y exclusivamente como individuos, y este se produce al instante después de nuestra muerte; todos los hombres del mundo serán juzgados sin excepción.

    • el juicio final o universal: para recibir ante la faz del mundo el premio o castigo merecido. Será mucho más solemne, mucho más aparatoso; pero desde luego, tiene muchísima menos importancia que el puramente privado y particular. Porque en el particular es donde se van a decidir nuestros destinos eternos. El juicio universal no hará más que confirmar la sentencia que nos haya dado a cada uno de nuestro propio juicio particular.

    Algo muy importante en este capitulo es que según el autor nosotros somos los protagonistas de una gran película cinematográfica, todos en absoluto.

    Delante de nosotros de días de noche cuando no pensamos en ello en cualquier condición Dios esta viendo y todas nuestras acciones están quedando registradas ante él, esconces al momento en que nos presentemos a juicio Dios tendrá total registro de nuestros actos.

    ANALISIS DEL CAPITULO CUATRO

    “RESURRECION DE LA CARNE y EL JUICIO UNIVERSAL"

    El alma sin cuerpo esta incompleta, la falta algo, por consiguiente, la sabiduría infinita de Dios, que ha puesto al alma esta tendencia trascendental a su propio cuerpo, debe reunir otra vez esos elementos que la ha creado para que vivan juntos, ha ahí una razón estrictamente filosófica, ontológica, natural.

    En virtud de la relación trascendental del alma hacia su propio cuerpo es conveniente que sobrevenga la resurrección de la carne. Una vez mas, la razón confirma el dato de la fe.

    El libro señala también otro argumento de tipo moral, el cuerpo ha sido instrumento del alma para la practica de virtud o de vicio.

    Para la practicar la virtud hay que hacer un gran esfuerzo, hay que mortificar continuamente las tendencias malsanas del cuerpo y es muy justo que el cuerpo en la practica de la virtud ha tenido que mortificarse tanto resucite para recibir el premio que le corresponde. Sin duda alguna la resurrección de la carne constituirá un gran milagro, que trasciende en absoluto las fuerzas de la simple naturaleza pero la omnipotencia divina lo realizara con suma facilidad y sencillez.

    Pero después de este acto heroico, vendrá el juicio universal este acto colosal en que todos seremos juzgados ante dios por nuestros actos conjuntos como sociedad los buenos será separados de los malos es muy claro que después de esto vendrá la recompensa y el castigo para unos y otros.

    ANALISIS CAPITULO S QUINTO y SEXTO

    “EL CA TI GO DEL CULPABLE -LA RECOMPENSA ETERNA”

    El libro señala que después del juicio cada cual recibirá su castigo o su recompensa después del juicio se dictara sentencia con relación a nuestros actos en la tierra para algunos culpables y pecadores par los incrédulos se les designara el infierno que según el autor el infierno se constituye por tres cosas: lo que llaman en teología pena de daño, la pena de sentido y la

    eternidad de ambas penas.

    Lo principal del infierno es 10 que en teología es pena de daño, la condenación propiamente dicha, consiste en quedarse privado y separado Dios para toda la eternidad. Eso es fundamentalmente el infierno. Pero caso contrario sucederá con aquellos que vivieron sus vidas de una manera digna y cerca de Dios estos tendrán la oportunidad de estar cerca de Dios derivaras cara a cara la verdadera felicidad, de reencuentro con sus seres queridos, divisar aquellas maravillas indescriptibles, llegar al cielo y vivir en ese paraíso eterno.

    En si estos dos últimos capítulos se pueden resumir de esa forma la recompensa para algunos será la oportunidad de poder compartir él esto de su vida verdadera junto a Dios y el castigo para otros será el estar viviendo separado para siempre de el.

    Vemos pues como estas conferencias plasman una realidad innegable por razón propia de nosotros como seres humanos yo considero, que debemos aceptarla tal el infierno no seas el lugar lleno de fuego, pero si podemos tomarlo como una metáfora y el verdadero infierno como mencionaba anteriormente es el estar lejos de Dios ese si ha de ser un infierno es por eso que debemos cultivar nuestra alma para que esta de fruto un fruto atractivo ante Dios y poder así ganamos el cielo ir a ese lugar maravillo en donde podemos vivir nuestra verdadera vida cerca de Dios.

    Las reglas para alcanzar ese lugar son muy fáciles, son reglas propias de la vida digna como ser humano reglas de dignidad fácil de aplicar, reglas que Dios plantea y que nosotros debemos seguirla al escoger su camino, este libro muestra la verdad como ya mencioné yo estoy de acuerdo con ella ya depende de cada cual que camino seguirá al conocerla.

    UNIVERSIDAD AUTONOMA DE GUADALAJARA

    “ANTROPOLIGIA FILOSOFICA”

    • EL MISTERIO DEL MAS ALLÁ