Evangelistas

Introducción. Características rituales. Sociabilidad. Conclusiones. Recursos Bibliográficos

  • Enviado por: Marga
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

LOS EVANGÉLICOS

OBJETIVO.-

El objetivo del siguiente trabajo, es una breve aproximación y comentar, las creencias y ritos de la Comunidad Evangélica.

ÍNDICE.-

1.- INTRODUCCION

2.- CARACTERISTICAS RITUALES

3.- SOCIABILIADAD

4.- CONCLUSIONES

5.- RECURSOS BIBIBLIOGRAFICOS

1.- INTRODUCCION

El protestantismo evangélico, tiene un humanismo secular. Una cultura secular que históricamente se puede ver en los principios del protestantismo occidental .

Según la profesora de Historia de la Antropología de la Universidad de Sevilla, Manuela Cantón Delgado, dice que:

El Pentecostalismo es un sistema de creencias y practicas perteneciente a la familia cristiana protestante derivada del metodismo y convertido en la actualidad en la denominación Evangélica más extendida, dinámica y de mayor diversidad interna.”

2.- CARACTERISTICAS RITUALES

Los evangélicos pertenecen a una religión que se basa en el seguimiento fiel de la Biblia y en el compromiso personal con Cristo, es decir, su vida está fundamentada y basada en esto.

Creen que cada individuo tiene una necesidad de renacimiento espiritual y compromiso personal con Jesucristo, Salvador; subrayan la ortodoxia estricta en las doctrinas básicas, laboral y sobre todo la autoridad de la Biblia.

Muchos evangélicos siguen una interpretación tradicional y PRE-crítica de la Biblia e insisten en su “infabilidad”, es decir, creen que esta no engaña.

Buscan seguir rígidamente lo que está escrito en la Biblia, el alejarse de esto significa caer en el pecado.

La religión evangélica se divide en distintas corrientes: luteranos, metodistas, bautistas, adventistas, anglicana y pentecostales; por último se encuentran los evangélicos metodistas pentecostales.

La visión que tienen los evangélicos de ésta división es la de una “familia”, todos tienen el mismo padre, Dios, pero no todos los humanos son iguales, algunos son más efusivos, otros más introvertidos, etc.

Llama mucho la atención la diferencia que existe entre la religión católica y la evangélica en relación al mediador entre el hombre y Dios.

Para los católicos los eclesiásticos son los que cumplen con éste rol y para los evangélicos es Jesucristo, hombre único mediador, lo que tiene como consecuencia practicar la oración desde una perspectiva de diálogo directamente con él.

Tampoco creen en la Virgen, en los Santos, ni en ninguna otra imagen que no sea la de Cristo, ya que en la Biblia dice: “Dios es celoso.”

Cada comunidad tiene su jefe, pero todos tienen la misma importancia, son todos hermanos y seres humanos autónomos.

La estructura de la iglesia tiene a su cabeza al obispo, que preside la junta de oficiales formada por 22 miembros. Luego viene un cuerpo directivo formado por 2400 predicadores. Todos los años se realiza la Conferencia Anual, en la cual todos los pastores y predicadores deben rendir la cuenta de su iglesia, indicando el proceso espiritual y material de su comunidad.

El pastor es quien guía las reuniones y el que ha conseguido mayor madurez espiritual, a través de cursos de preparación teológica. El requisito para ser pastor es sentir el llamado del Señor, no se trata de vocación, sino un llamado interno.

Los pastores no tienen que hacer celibato, ya que Dios creó al hombre para la procreación, siendo esta una naturaleza del ser humano.

Siguiendo a Manuela Cantón, sobre la ritualización:

“El eje de los cultos es la “posesión” por el Espíritu Santo, lo que suele manifestarse a través de los “dones” o “carismas”, visiones y profecías y sanaciones por la imposición de las manos…..abogan por la responsabilidad del individuo en la búsqueda de la propia salvación a través de un estilo de vida ética”.

La familia es el núcleo fundamental dentro de la vida de los evangélicos. Lo más importante en la familia es la valoración, el respeto y el compartir. La valorar la familia implica estar en contra de la ley de divorcio, sin embargo éste es aceptado cuando se comete adulterio, a menos que se llegue al perdón.

El rol bíblico de la mujer es criar a los hijos, aunque igual trabajan por necesidad, pero el ideal sería el quedarse en la casa. El hombre al casarse se va de la casa para formar una familia nueva, ya que en la Biblia dice: “Dejará el hombre a su padre y madre para unirse a una mujer”, esto explica también porque no es normal el vivir con abuelos, tíos y otros familiares en la misma casa.

Los enlaces yugo conyugales deben ser entre evangélicos, aunque esto no es tan rígido. El matrimonio se hace en la celebración de una ceremonia y la presentación de los niños también es celebrada.

Los hijos en la familia deben honrar a sus padres, a que estos son los dueños de la verdad y los únicos que los pueden guiar, en una primera instancia, al camino de la salvación. Es responsabilidad de los padres el velar por la seguridad y bien estar de sus hijos.

3.- SOCIABILIDAD

Han logrado introducirse muy bien en la sociedad laboral del país, aunque han sentido un poco de discriminación, pero como son gente sin vicios, logran ganarse la confianza del otro y sobre todo de sus empleadores, por esto se han hecho indispensables en el desarrollo de la empresa que los ha contratado.

Con sus fundamentos bíblicos que al entregarlos muestran mucha convicción, entregan el mensaje de que “todo sale a la luz”, el engaño nunca es superior a la verdad, los hace personas que inspiran mucha confianza.

Aportan parte de sus ingresos a su congregación, (en general) siendo esto una norma en su vida, la solidaridad va en el hecho de entrega. No muestran públicamente como ayudan ya que en la Biblia dice: “Que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha”.

La mayoría de los hombres son los que trabajan, pero cuando una familia necesita más que un solo ingreso, la mujer también trabaja, generalmente en trabajos que no requieran mucho tiempo porque su principal preocupación es la familia.

Los evangélicos tienen en los templos escuelas dominicales, en las cuales les enseñan a los niños a conocer más sobre la religión, aprenden a leer la Biblia, a respetar sus costumbres y a vivir la ley evangélica, dándoles así un compromiso con su fe desde pequeños.

Existen colegios evangélicos, generalmente son colegios de pocos alumnos y las clases son impartidas por hermanos de la comunidad. Las materias son vistas desde un punto de vista no tradicional y orientadas a la búsqueda de la verdad, comprensión y aplicación de la Biblia en la vida cotidiana en todo momento.

Para ellos los vicios son pecados, ya que son malos para el cuerpo y “el cuerpo es el templo del Señor”; por esto es que no fuman tabaco, no beben alcohol, ni consumen drogas.

Igualmente, la comida está dotada de un valor espiritual, oran antes y agradecen el alimento. Celebran los cumpleaños, reuniéndose la comunidad a cantar y escuchar canciones con mensajes cristianos.

El baile no lo practican, porque tiene mensajes sexuales que incitan al pecado. Los jóvenes evitan las reuniones con personas que sean ajenas a la comunidad, ya que pueden incitar el pecado y además se aburren al no hacer las mismas cosas que ellos (bailar, fumar, etc.).

Escuchan solamente la radio evangélica y grupos evangélicos, leen el diario evangélico y ven solamente las noticias en la televisión. En general tratan de mantener su vida en la comunidad evangélica.

4.- CONCLUSIONES

A pesar de esto, los evangélicos igualmente participan dentro de todas las actividades de la sociedad sin excluirse de ella pero se diferencian porque poseen normas, reglas y conductas que los unen y diferencian del resto de la sociedad.

No se aíslan ni forman un ghetto, se incorporan a la sociedad, contribuyen a ella con su trabajo pero mantienen sus normas y conductas tanto religiosas, morales y sociales que los caracterizan.

Según información de alguna personas evangélicas cercanas, las mujeres son las que motivan a sus maridos o cónyuges a participar y pertenecer a este grupo ya que, ven en ello la única alternativa para alejarlos de vicios, tales como alcohol, drogas, fundamentalmente.

Tras estudiar la información presentada, me quedo con una visión crítica hacia esta religión, ya que es difícil entender como puede vivir con reglas tan estrictas, que limitan a la persona desde su propia naturaleza, ya que toda su vida la basan en las escrituras de la Biblia, sin considerar la antigüedad de éstas. Como grupo hay que respetarlos porque su manera de vivir es un ejemplo de vida sana y de valores fuertes y arraigados en cada uno de ellos, además es valiosa la ayuda que se prestan con más facilidad entre su comunidad, que la que se presta entre catolicos.

Es interés resaltar la opinión hallada en medios de Internet sobre el protestantismo en España de Vilar, Juan Bautista, fundador del protestantismo español actual,

La historia del Protestantismo en España está por escribir. Hay, en estos momentos, algunos historiadores independientes al movimiento evangélico, como Juan Bautista Vilar, catedrático de la Universidad de Murcia, que llevan escritos varios libros sobre el tema. Sin embargo son los historiadores protestantes, como Gabino Fernández, director del Centro de estudios de la Reforma el que ha aglutinado a su alrededor una cantidad considerable de historiadores”. (http://www.netcom.es)

5.- BIBLIOGRAFIA

Doctora de Antropología en la Universidad de Sevilla, Manuela Cantón Delgado

http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/316/31681505.pdf Red de Revistas Científicas, Caribe, España y Portugal, 2002

Vilar, Juan Bautista, fundador del protestantismo español actual,

http://www.netcom.es/mleon/

Consultas personales a miembros de la Iglesia Evangélica de Coria del Río

2