Evangelio según San Juan

Iglesia católica. Nuevo Testamento. Biblia. Cristianismo. Vida de Jesus. Milagros. Jesucristo

  • Enviado por: Gonzalo
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Dirección y Gestión de Equipos de Trabajo (Con tutorías)
Grupo Adams
Tras culminar la presente acción formativa, las/os participantes habrán mejorado su capacidad para constituir,...
Solicita InformaciÓn

Curso Online de Especialista en Gestión Integral de Proyectos
Structuralia
El Jefe de Proyecto es el responsable último, no solo de la coordinación de las personas de su equipo, si...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Evangelio según San Juan

¿Cómo era Jesús según San Juan?

Según San Juan, Jesús es el enviado de Dios, su palabra por excelencia, que vino a este mundo para hacernos conocer al Padre. Él no habla por si mismo, sino que da testimonio de la verdad que escucho del padre, y toda su vida es una revelación de su gloria que recibió de su mismo padre antes de la creación del mundo.

Jesús no vino a juzgar al mundo, sino a salvarlo. Pero, por el simple hecho de manifestar a los hombres, el los pone ante una alternativa: la de permanecer en sus propias tinieblas o creer en la luz.

Biografía de San Juan

El evangelio de San Juan es polémico: mientras más pura y dura se una verdad, menos numerosos serán los que puedan oírla. Este evangelio no dejo de suscitar polémicas dentro de la misma Iglesia en los primeros tiempos en que fue divulgado, pero, pronto fue reconocido como Palabra de Dios y de los Apóstoles.

El evangelio de Juan, pues, fue hecho y rehecho, y, sin duda alguna solo fue publicado después de la muerte de su autor, hacia el año 95 D.C, como lo da a entender un pequeño párrafo añadido al final. En su última redacción parece que fue reconstruido entorno a las tres pascuas que hablan de la vida pública de Jesús.

Hay allí un elemento importante para comprender el pensamiento de Juan. Termina de escribir cuando ya hacen 20 años que Jerusalén y el templo han sido destruidos por los romanos. Pero, al igual que Pablo, sabe que la resurrección de Jesús inaugura una nueva rea en el mundo. La revelación al pueblo judío y las grandes liturgias del templo pertenece al pasado, pero en esta primera alianza, que paso a ser la antigua alianza, es donde hay que encontrar la clave para comprender la honra de Jesús. Juan se refería, pues, muchas veces a la fiesta de los judos, a los símbolos religiosos: el agua, las palmeras, el cordero… Y mostrará como todo esto se encuentra transfigurado en la vida y en la nueva liturgia de los cristianos.

Características del evangelio:

No faltan razones para duda que Juan haya sido el autor, pero se puede también reunir otro tanto de argumentos para defender que tradicionalmente se lo haya atribuido a él. Quien dio la forma definitiva a los discursos entre los 70-80 años, sin duda, cerca de Epesos, lugar a donde según una antiquísima tradición se había retirado y muerto Juan.

Su interés por todo lo que se refiere al templo induciría a pensar que se trata de un sacerdote. ¿Puede, pues, haber esto en la persona del pescador de tiberiades, el hijo de zebedeo? ¿Es posible que una visión de Jesús, hijo de Dios y salvador del universo, haya surgido en él y que la haya expresado después de su evangelio?

Este es el tipo de preguntas en las que cada uno decidirá a partir de su propia experiencia. Uno puede encontrarse con creyentes que sin haber estudiado teología universitaria son teólogos en un sentido muy verdadero y profundo. Luego han entrado formar parte de ese número muy reducido de apóstoles que constantemente revisan en la oración y en la reflexión común los hechos y los descubrimientos de su tarea en la Iglesia, tratando de comprender los caminos de Dios, ¿Necesitaran tal vez de libros o personas que les ayuden a madurar sus pensamientos? Dios que les infunde la sabiduría, habrá que les lleguen la ayudas. ¿No puede haber sido este el caso de Juan, y de después de su apóstol durante 70 años?

El no pasó como Pablo por las escuelas rabínicas y por eso no utiliza como este argumento sofisticados, pero que es teólogo, claro que lo es y conocedor de Dios al máximo.

  • Y agregó: -Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el hijo del hombre-.

  • Jesús le respondió: -Te aseguro que el que no renace en lo alto no puede ver el Reino de Dios-.

  • Jesús le respondió: -Te aseguro que el que no nace del agua y el espíritu no puede entraren el Reino de Dios-.

  • -Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el hijo del hombre que esta en el cielo. De la misma manera que moisés levanto en alto la serpiente del desierto, también es necesario que el hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que crean en el tengan vida eterna. Si, Dios amó tanto al mundo que entregó a su único hijo para que todo el que crea en él no muera, sino que tenga vida eterna.

  • Así como el Padre dispone de la vida, del mismo modo ha concedido a su hijo disponer de ella.

  • Jesús les respondió: -Les aseguro que ustedes me buscan no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse. Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la vida eterna, el que les dará el hijo del hombre; porque es él a quien Dios, el Padre, marcó con su sello.

  • Porque el pan de Dios es el que desciende del cielo y da la vida al mundo.

  • Yo soy la vid verdadera y mi padre es el labrador. Toda rama que no da fruto en mí la corta. Toda rama que da frutos la limpia para que de más frutos. Ustedes ya están limpios gracias a la palabra que les reanunciado, pero permanezcan en mí como yo permanezco en ustedes. Una rama no puede producir fruto por si misma si no permanece unida a la vid; tampoco ustedes pueden producir fruto si no permanecen en mí.

  • Yo soy la vid y ustedes la ramas. El que permanece en mi, o yo en él, ese da muchos frutos, pero sin mí no puede hacer nada. Al que no permanece en mi lo tiran y se seca, como a las ramas, que las amontonan, se echan al fuego y se queman.

  • Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas sino que tendrá la luz del día.

Resurrección de Lazaro.

Jesús, de nuevo, profundamente emocionado, se acercó más al sepulcro. Era una cueva, cuya entrada estaba tapada con una gran piedra hacia un lado.

Marta le advirtió:

-Señor, tiene que oler muy mal porque ya hace 4 días que murió -

Jesús llora ante el sepulcro.

Maria se puso de rodillas y exclamo:

-Señor si hubieras estado acá no hubiera muerto mí hermana -.

Jesús al vera llorar y a los judíos que también lloraban, lanzo un hondo suspiro y se emociono profundamente. Después le pregunto:

“¿Donde la habéis sepultado?”

Ellos contestaron:

-Ven señor y te lo mostraremos -.

Entonces Jesús rompió a llorar. Los judíos comentaban:

- ¡Como lo querían! -.

Pero algunos dijeron:

- Este, que dio la vista al ciego, ¿No podía haber hecho lago para evitar la muerte de lazaro? -.

Milagros:

  • El primer milagro, en la boda de Cana.

  • Jesús sana al hijo de un funcionario real.

  • El paralítico en la piscina de Betsata.

  • La obra del hijo: Resucitar a los muertos.

  • El Pan de vida: La multiplicación de los panes

  • Jesús sana a un ciego de nacimiento

  • La multiplicación de los peces (le dio de comer a 5000 personas, con 5 panes y 2 peces).

  • Jesús y la samaritana

  • Jesús camina sobre el agua.

  • El buen pastor

  • Jesús la verdadera vid

Jesús y nicodermo: Hay que nacer de nuevo

Entre los fariseos había un personaje judío llamado Nicodermo. Fue una noche a ver a Jesús y le dijo:

-Maestro, sabemos que has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede hacer señales milagrosas como las que tú haces a no ser que Dios esté con él.

Jesús le contestó:

-“Te aseguro que el que no renace de lo alto no puede ver el reino de Dios”-

Nicodermo le pregunto:

-¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?-

-“Te aseguro que el que no nace del agua y del espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya dicho:

Ustedes vienen de renacer de lo alto.

El viento sopla donde quiere: Tú oyes su voz pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo lo que ha nacido el espíritu.

-¿pero como es posible todo esto?- Le volvió a preguntar Nicodermo. Jesús le respondió:

-“¿Tu que eres el maestro de Israel no sabes estas cosas?”-

-“Te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra. ¿Cómo creerán cuando les hable de las cosas del ódielo? Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el hijo del hombre que esta en el cielo.

De la misma manera que moisés levanto en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que crean en él tengan vida eterna.

Si, Dios amó tanto al mundo, que entrego a su hijo único para que todo el que crea en él no muera, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El cree en él, no es condenado, porque no ha creído en el nombre del único hijo de Dios.

En esto consiste el juicio la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron a las tinieblas que a la luz, Porque sus obras eran malas. Todo el que obra mal odia la luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean descubiertas.

En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se ponga en manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios.

Jesús ante Pilato:

Pilato volvió a entrar en el pretorio, llamó a Jesús y le preguntó:

-¿Eres tú el rey de los judíos?-

Jesús le respondió:

-“¿Dices eso por ti mismo u otros te han dicho de mi?”-

Pilato replicó:

-¿Acaso yo soy judío? Tus compatriotas y los sumos sacerdotes te han puesto en mis manos ¿Qué es lo que has hecho?-

Jesús respondió:

-“Mi realeza no es de este mundo. Si mi realeza fuera de este mundo los que están a mi servicio habrían combatido para que yo no fuera entregado a los judíos. Pero mi realeza no es de aquí”-

Pilato le dijo:

-¿Entonces tú eres rey?-

Jesús respondió:

-“Tú lo dices: yo soy rey para eso he nacido y he venido a este mundo: para dar testimonio de la verdad, escucha mi voz”

Nuevas discusiones sobre el origen del Mesías.

Algunos de la multitud que los habían oído, opinaban:

-Este es verdaderamente el profeta-

Otros decían:

-Este es el Mesías-

Pero otros preguntaban:

-¿Acaso el Mesías vendrá de galilea? ¿No dice la escritura que el Mesías vendrá del linaje de David y de Belén, el pueblo de donde era David?-

Y por causa de el se produjo una división entre la gente. Algunos querían detenerlo. Pero nadie puso las manos sobre él.

Los guardias fuero a ver a los sumos sacerdotes y a los fariseos, y estos les preguntaron:

-¿Por qué no lo han traído?-

Ellos respondieron:

-Nadie hablo jamás como este hombre-.

Los fariseos respondieron:

-¿También ustedes se dejaron engañar? ¿Acaso algún jefe de los fariseos a creído en el? En cambio, esa gente que no conoce la ley esta maldita-.

Nicodermo, uno de ellos, que había ido antes a ver a Jesús, les dijo:

-¿Acaso nuestra ley permite juzgar a un hombre sin escuchar antes para saber lo que hizo?-.

Le respondieron:

-¿Tu también res galileo? Examina las escrituras y veras que de Galilea no surge ningún profeta-.

Y cada uno regreso a su casa.

Bodas de Caná.

Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: -No tiene vino-. Jesús le respondió: -Mujer, ¿Qué tenemos que ver nosotros?. Mi hora no ha llegado todavía. Pero su madre dijo a los sirvientes: -Hagan todo lo que el les diga-.

Había seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de los judíos, que contenían unos seis litro cada una. Jesús les dijo a sus sirvientes: -Llenen de agua esas tinajas-. Y las llenaron hasta el borde. -Saquen ahora- agregó Jesús -y lleven al encargado del banquete-.

Así lo hicieron. El encargado probó el agua cambiada en vino y como ignoraba su origen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamo al esposo y le dijo: -Siempre se sirve primero el buen vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferior calidad. Tú en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento-.

Jesús y su madre.

Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, Maria, mujer de Cleofás, y Maria Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien amaba, Jesús les dijo: -Aquí tienes a tu hijo-. Luego dijo al discípulo: -Aquí tienes a tu madre-. Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.

  • El anuncio de la traición de Judas

  • La despedida de Jesús: el anuncio de su glorificación.

  • El mandamiento nuevo.

  • El anuncio de las negaciones de Pedro.

  • Jesús, camino hacia el Padre.

  • Jesús, revelación del Padre.

  • La promesa del Espíritu Santo.

  • Jesús, la verdadera Vid.

  • El mandamiento del amor.

  • El odio del mundo.

  • La misión del Espíritu Santo.

  • La vuelta de Jesús al Padre.

  • Oración de Jesús por sí mismo.

  • La oración de Jesús por sus discípulos.

  • Oración de Jesús por todos los que creen en él.

  • El arresto de Jesús.

  • Jesús ante Anás.

  • La primera negación de Pedro.

  • Jesús ante el sumo sacerdote.

  • Nueva negación de Pedro.

  • Jesús ante Pilato.

  • La flagelación y coronación de espinas.

  • Jesús condenado a muerte.

  • La crucifixión de Jesús.

  • El sorteo de las vestiduras.

  • Jesús y su madre.

  • La muerte de Jesús.

  • La herida del costado.

  • La sepultura de Jesús.

  • El sepulcro vació.

  • La aparición de Jesús a Maria Magdalena.

  • Aparición de Jesús a sus discípulos.

  • Aparición junto al mar de Tiberíales.

  • Diálogo de Jesús con Pedro.

  • El futuro de Juan.

Conclusión:

Este evangelio muestra que Jesús no es solamente el hijo del hombre sino también el hijo eterno de Dios. Su persona, sus enseñanzas, su obra redentora, todo ello que ha servido para revelar a Dios y dar la vida eterna a el que lo recibe. Juan presenta la misión de Jesús como el punto culminante de la autor revelación de Dios; y Jesús comunica a los creyentes este mensaje por medio de la cual llegan al conocimiento de las verdades más sublimes. Así, les es otorgada la comunión espiritual con Dios, que constituye la vida eterna, la plenitud, el bien supremo, la salvación perfecta.

Juan se esfuerza en relatar las cosas inéditas: milagros, parábolas, acciones, discursos, oraciones.

El evangelio tiene como objeto demostrar que Jesús es el hijo de Dios.

3