Evacuaciones intestinales

Enfermería. Estreñimiento. Trastornos diarréicos. Síntomas y signos. Diarrea. Intestino. Enema. Terminología. Equivalencias. Causas. Digestión

  • Enviado por: Mundo
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 19 páginas

publicidad
cursos destacados
Análisis de Series
Análisis de Series
En el curso aprenderás como analizar la convergencia o la divergencia de una serie. También...
Ver más información

Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica es el curso donde resolverás preguntas como...
Ver más información


REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACIÓN CULTURA Y DEPORTES

Índice.


2.- Identificar las Necesidades de Enfermería 7

3- Tipos de Enema 7

4- Administración de Enemas 8

Bibliografía 19

Causas del Estreñimiento y Diarrea 5

Conclusión 18

Diarrea 4, 5

Estreñimiento 4, 6

Etiología del Estreñimiento y Diarrea 4

Fisiología del Estreñimiento y Diarrea 4

II Terminologías 15

III Equivalencias 17

Introducción. 3

Signos y Síntomas que Acompañan a Estreñimiento y Diarrea 6

Variaciones Anormales de las Evacuaciones Intestinales. 4


Introducción.

Este trabajo de investigación lo he realizado con la finalidad de obtener conocimientos de las diferentes terminologías, conceptos y necesidades de enfermería.

Tomando en cuenta la gran importancia que tiene conocer nuevos conceptos y actualizaciones para de esta forma orientarnos y llevarlos a la práctica de una manera más fácil.

Variaciones Anormales De Las Evacuaciones Intestinales.

1- Estreñimiento: Se refiere al paso de heces pequeñas, secas y duras o la ausencia de heces durante un cierto tiempo. Esto ocurre cuando el movimiento de las heces a través del intestino grueso es lento, dando así tiempo a una reabsorción adicional de liquido desde el intestino grueso. Asociada con el estreñimiento está la dificultad para la evacuación de heces y el aumento del esfuerzo o de la tensión de los músculos voluntarios de la defecación.

Diarrea: Se refiere al paso de heces liquidas y al aumento de la frecuencia de las defecaciones. Es lo opuesto al estreñimiento y resulta del movimiento rápido de los contenidos fecales a través del intestino grueso para reabsorber agua y electrolitos.

Fisiología Del Estreñimiento y Diarrea: Los productos de desechos de la digestión pasan por el intestino grueso en propulsiones en forma de ondas, que se llaman ondas peristálticas. En este movimiento, la parte del colon distal al bolo (producto de desecho) se relaja a la vez que la parte proximal al mismo se contrae. Así, los productos de desechos son impulsados hacia adelante. Ocurre perístasis en el intestino grueso a intervalos poco frecuente. Es estimulada por la ingesta de alimentos y líquidos.

Por lo general, el alimento y los líquidos permanece en el tubo digestivo durante las 72 horas siguientes a su ingestión. Cuando el alimento entra en el duodeno, una media hora después de la ingestión, hay una acción peristáltica en masa en el intestino grueso llamado reflejo gastrocólico. Este es el momento de la defecación.

El intestino grueso, además de tener su propia inervación intrínseca, responde también a la estimulación de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. Los nervios parasimpáticos fomentan la peristalisis y aumenta el tono muscular; los nervios simpáticos inhiben la perístasis y disminuye el tono muscular.

Etiología Del Estreñimiento y Diarrea: Las numerosas causas de estreñimiento y diarrea puede dividirse bajo una base fisiológica en tres amplias categorías: las que se originan en el sistema nervioso central; las que resultan de un trastorno en la necesaria perístasis refleja para la evacuación, y las causadas por la rotura mecánica de las estructuras anatómicas que se necesitan para una defecación saludable.

Causas del Estreñimiento y Diarrea: Existen muchas causas de estreñimiento:

Unas de las causas más frecuentes del estreñimiento son los hábitos intestinales irregulares. Cuando los reflejos de la defecación normal se inhiben o se ignoran, estos reflejos condicionados tienden a ser progresivamente más débil.

Abuso de laxante: Los laxantes se utilizan frecuentemente para aliviar la irregularidad intestinal. El abuso de laxante tiene el mismo efecto que ignorar la urgencia de defecar los reflejos de la defecación natural se inhibe.

Aumento del estrés psicológico: Se cree que las emociones fuertes causan estreñimiento, inhiben el peristaltismo intestinal a través de la acción de la epinefrina y el sistema nervioso simpático.

Dietas suaves o bajas en fibra: Están de más y por consiguiente no forman los residuos suficientes de productos de desechos para estimular el reflejo de la defecación.

Medicaciones: Algunos fármacos tienen efectos colaterales que causan el estreñimiento. Algunos de estos son la morfina o la codeína.

Ejercicio insuficiente.

Edad: La debilidad muscular y el tono del esfínter disminuido que se produce en los ancianos contribuyen en el estreñimiento.

Procesos de enfermedad: Son varias las enfermedades del intestino que puede producir estreñimiento. Entre estas esta la obstrucción intestinal, dolor en la defecación debido a la hemorroides, parálisis, que impiden la capacidad del paciente para apoyarse, inflamaciones pélvicas que crean parálisis.

Diarrea.

Infección intestinal.

La diarrea infecciosa se puede producir por bacterias o virus.

Aumento del estrés. Cada persona probablemente haya tenido diarrea asociada con periodos de un aumento de tensión emocional.

Transgresiones dietéticas. Las personas varían su tolerancia respecto de algunos alimentos y líquidos.

Medicaciones. Algunos medicamentos son irritantes para el tubo digestivo y puede causar diarrea como efecto colateral.

SIGNOS Y SÍNTOMAS QUE ACOMPAÑAN A ESTREÑIMIENTO Y DIARREA .

Estreñimiento:

La persona que tiene estreñimiento manifiesta signos y síntomas distintos al paso de excremento endurecido. Es frecuente la distensión abdominal cuando el bolo se queda en el intestino grueso en los pacientes estreñidos.

La distensión es causada por el aire que se queda atrapado en el intestino grueso y el liquido que se mueve en sentido inverso por el mismo cuando los productos de desechos han estado allí durante mucho tiempo. Estos dos elementos, aire y liquido, produce distensión abdominal. El paciente tiene el abdomen hinchado y a la palpación se siente duro y tenso. Aparece flato por deglución de aire.

Consumo de alimentos formadores de gas o acción bacteriana en el intestino grueso, el aire se acumula en el intestino y suele producir malestar generalizado y dolor de tipo cólico. El paciente se queja también de cefalea, nauseas y anorexia. Otra queja del paciente estreñido es el tenesmo, es decir, el frecuente esfuerzo doloroso intentando la defecación sin eliminar heces.

Las diarreas se manifiestan:

El paciente se queja a menudo por dolor abdominal generalizado, fuertes contracciones peristáltica de la musculatura intestinal al ser impulsadas precipitadamente los productos de desecho en el conducto intestinal. Si la diarrea es prolongada el paciente puede presentar signos y síntomas a consecuencia de la pérdida de líquidos y electrolitos, puede aparecer enflaquecido y extenuado, se queja de fatiga, debilidad y malestar general, con frecuencia, la diarrea va acompañada de nausea y vomito que agravan la pérdida de liquido de electrólitos.

2.- Identificar las Necesidades de Enfermería.

Hay cinco áreas primarias a considerar para identificar las necesidad del cuidado del paciente con estreñimiento o con diarrea y para precisar los objetivos de su cuidado.

1- Restablecimiento del funcionamiento normal del intestino.

2- Alivio de los síntomas molestos.

3- Mantenimiento de los equilibrios de líquidos y electrolitos.

4- Mantenimiento del estado nutricional adecuado.

5- Mantenimiento de comodidad e higiene.

Al apreciar las prioridades para la acción de la enfermera al atender a los pacientes con diarrea y estreñimiento se debe considerar lo agudo de la situación. En el paciente severamente estreñido hay una necesidad inmediata de terminar con la situación de incomodidad, procurando la evacuación. en el paciente agudamente molesto por la diarrea la intervención de la enfermera estará dirigida al control de la descarga de Heces. También una urgente necesidad de reemplazar los líquidos y electrolitos perdidos.

3- Tipos de Enema:

Las enemas pueden dividirse en tres grupos, de acuerdo con su modo de acción: las que estimulan la evacuación por distensión, las que estimulan la peristalsis por irritación y las que lubrican.

Enemas Limpiadoras: Son las que se dan principalmente para eliminar las heces del colon. Hay muchas clases de enema limpiadoras: El enema de espuma de jabón contiene 1000 a 1500 ml de solución salina contiene 1000 ml de solución de jabón. La enema salina contiene 1000 ml de solución salina normal. Una tercera clase de enema que se usa a menudo es enema de agua del grifo, que contiene 1000 a 1500 ml de agua.

Enemas de aceite: Se puede dar en los casos en que hay un estreñimiento severo o que el paciente tiene una situación anal dolorosa. El aceite actúa como lubricante para facilitar la evacuación. Pueden usarse varios aceites, como el mineral, el de oliva o el de algodón. La cantidad que se da es pequeña, usualmente de 150 a 200 ml y, por lo común, se intenta que el paciente lo retenga aproximadamente una hora. Con frecuencia, después de una enema de aceite se prescribe una limpiadora.

Enemas carminativas: Se administran para ayudar a expulsar el gas del colon. Hay varias clases de enemas carminativas; La enema de mayo contiene 240 ml de agua, 60 ml de azúcar blanca y 30 ml de bicarbonato de sodio se mezcla con el agua y el azúcar ya disuelta, y se administra mientras la solución está haciendo burbujas. La enema de leche y melaza contiene 240 ml de leche y 240 de melaza. Se usa también para eliminar el gas del intestino grueso. Otro tipo de enema carminativa es la enema 2,2,2. contiene 60 ml de glicerina, 60 ml de solución de magnesio (solución al 50 por 100) y 60 ml de agua.

Otros Tipos de Enema.

Otros enemas se administran con diversos objetivos. La enema antihelmíntica, que consiste en 15 ml de cuasia picada y 250 ml de agua, se emplea para eliminar los parásitos del colon. La enema astringente, una forma de la cual esta compuesta por 60 ml de alumbre y 1000 ml de agua, se para contraer los tejidos y detener la hemorragia. La enema emoliente se utiliza para cubrir la mucosa del colon y suavizar el tejido irritado; suelen utilizar 180 ml de solución de almidón. Se administran enemas sedantes y estimulantes. En las enemas sedantes se emplean comúnmente paraldehido, en tanto que el ingrediente común la enema estimulante está constituido por 90 al 180 ml de café negro. También se emplea solución de sulfato de magnesio y agua helada para aplicar enema. El sulfato de magnesio, 120 ml de una solución de 50 por 100 disminuye el edema cerebral. El agua helada se utiliza para reducir la fiebre.

4- Administración de Enemas:

A- Se debe utilizar un tamaño apropiado de sonda rectal. Para los adultos lo normal es de 22 a 30 french. Para los niños se utiliza sondas más pequeñas, 12 french para los bebes y de 14 a 18 french para los niños que empiezan a andar y los niños de edad escolar.

B- Las sondas rectales deben ser suaves y flexibles, con una o dos abertura al final a través de las cuales salga la solución. Están hechas generalmente de goma de plástico. Cualquier tubo que tenga el extremo puntiagudo o áspero no debe utilizarse por la posibilidad de dañar la membrana mucosa del recto. La sonda rectal se lubrica con lubricantes hidrosoluble para facilitar la inserción y disminuir la irritación de la mucosa rectal.

C- La temperatura de la solución del enema es normalmente de 40,5 a 43 C. Las temperaturas altas pueden ser dañinas para la mucosa intestinal; las temperaturas frías son desagradables para el paciente y pueden producir espasmos el los músculos del esfínter.

D- La cantidad de la solución que se debe administrar dependen de la clase de enema y de la edad y tamaño de la persona.

bebés; 250 ml o menos.

niños que empiezan a andar, preescolar de: 250 a 350 ml o menos niños de edad escolar; 300 a 500 ml

Adolescentes, de 500 a 750 ml.

adultos, de 750 a 1000 ml.

E- Cuando se administra un enema, el paciente adopta la posición de decúbito

lateral izquierdo de forma que el colon sigmoide éste por debajo del recto; así se facilita la instalación del liquido. Durante el enema de limpieza mayor, el paciente cambia de posición, desde la lateral izquierda a la de costado dorsal y después a la lateral derecho. De esta forma el líquido alcanza al todo al colon.

F- La distancia a la que se inserta la sonda depende de la edad y del tamaño del paciente, en los adultos es normal insertar de 7,5 a 10cm, en los niños se inserta de 5 a 7,5cm, y en los bebés solo de 2,5 a 3,75 cm. Si se encuentra cualquier obstrucción cuando se inserta el tubo, éste debe retirarse y se debe anotar la obstrucción.

G- La fuerza de flujo de la solución se controla mediante:

La altura del contenedor de la solución

El tamaño de la sonda.

La viscosidad del liquido.

La resistencia del recto. Cuando más alto esté el contenedor de la solución por encima del recto, mayor será la velocidad del flujo y mayor también la fuerza (presión) en el recto. Durante la administración de enemas a la mayoría de los adultos, el contenedor de la solución no debe estar más alto de 30 cm por encima del recto. Durante la administración de la mayoría de los enemas del adulto, el contenedor de la solución se mantiene normalmente de 30 a 45 cm por encima del recto, por que el líquido se instila más lejos para limpiar el intestino completo. Para un bebé, el contenedor de la solución se mantiene no más alto de 7,5 cm por encima del recto.

H- Los demás preparados tienen sus propias instrucciones del médico o del centro.

I- El tiempo que dura la administración de enema depende en gran parte de la cantidad de líquido que se instile. Los volúmenes grandes, como 100 ml puede durar de 10 a 15 minutos de instilación; los volúmenes pequeños necesitan menos tiempo.

J- La cantidad de tiempo que la solución del enema se retiene depende del propósito del enema y de la capacidad del paciente para contraer el esfínter externo a fin de retener la solución. Los enemas oleosos de retención se retiene habitualmente de dos a tres horas. Otros enemas se retienen normalmente de 5 a 10 minutos. Para ayudar a una persona incontinente a retener la solución, la enfermera debe presionar las nalgas juntas, haciendo presión sobre la zona anal.

K- Mientras que la solución del enema está en el cuerpo, el paciente puede tener una sensación de plenitud o sentir algunas molestia abdominal.

L- Cuando llega el momento de que el paciente defeque, la enfermera puede ayudarle dándole una cuña o llevándole al retrete dependiendo de la preferencia y de la condición física del paciente.

Procedimiento de la Administración de Enemas.

A- Estimular el peristaltista y eliminar las heces y el flato.

B- Ablandar las heces y lubricar el recto y el colón.

C- Limpiar el recto y el colón para prepararlo para un examen.

D- Eliminar las heces ante un acto quirúrgico o de un parto; con ellos se previene la defecación inadvertida y las subsiguiente contaminación de una herida

E- Reducir la temperatura corporal.

Aliviar un problema específico mediante la administración de una medicación por vía rectal.

Equipos que se Utilizan en la Administración de Enema.

1- Una unidad de enema desechable o un equipo de enema que contenga:

Un contenedor para mantener la solución.

Un tubo que conecte el contenedor con la sonda rectal.

Una pinza para comprimir el tubo, controlando el flujo de solución que entra al paciente.

Una sonda rectal de tamaño correcto.

Lubricante para aplicar a la sonda rectal ante que se inserte.

Un termómetro de baño para comprobar la temperatura de la solución.

Jabón, sal u otros ingredientes que sean necesarios.

La cantidad de solución prescrita a la temperatura correcta. La enfermera coloca la solución en el contenedor, comprueba que la temperatura y la solución son correctas y después añade el jabón, sal y los restantes ingredientes necesarios.

2- Una toalla de baño para cubrir al paciente.

3- Un cobertor absorbente impermeable para proteger la cama

4- Un pañuelo para limpiar.

5- Una cuña si el paciente es incapaz de llegar al baño.

Preparación.

A- Explicar el procedimiento al paciente. Indicar que puede experimentar una sensación de plenitud mientras que la solución está entrando.

B- Disponer de intimidad, ya que la exposición de las nalgas puede poner en apuros al paciente.

C- Elevar la cama a la altura más cómoda para trabajar y bajar las barras del lado más cercano.


D-
Ayudar a los pacientes adultos y de edad escolar a colocarse en posición lateral izquierda, con la pierna derecha flexionada completamente y cubrirlo con el cobertor de baño. Esta posición facilita la entrada de flujo de solución por la gravedad al interior del colón sigmoideo descendente, que está sobre el lado izquierdo, teniendo la pierna derecha totalmente flexionada se proporciona una exposición adecuada del ano. Para los bebés y los niños pequeños, la posición de recostado dorsal es utilizado frecuentemente. Colocarlo sobre una pequeña cuña almohadillada con un soporte para la espalda y la cabeza. Asegurar la pierna colocando una entremetida debajo de la cuña y poniéndola alrededor debajo de los muslos.

E- Colocar un cobertor impermeable debajo de las nalgas del paciente para proteger la sábana en la cama.

Actuación:

1- Lubricar 5cm de la sonda rectal si el enema es para adulto, 2,5cm si es para niños. Algunos de los enemas preparados comercialmente ya traen los extremos lubricados.

Razonamiento. La lubricación facilita la inserción a través de los esfínteres y disminuye los traumas

2- Abrir la pinza y dejar correr algo de solución a través del tubo conector y la sonda rectal y después cerrar la pinza.

Razonamiento. Los tubos están llenos de solución para expulsar cualquier burbuja de aire que haya en su interior.

El aire instalado al interior del recto produce una distensión innecesaria.

3- Insertar la sonda rectal suave y lentamente al interior del recto, dirigiéndola hacia el ombligo. Insertar la sonda de 7,5 a 10cm en el adulto, de 5 a 7,5cm en el niño y de 2,5 a 3,75cm en el bebé.

Razonamiento. Insertando la sonda hacia el ombligo, seguía ésta a lo largo de la longitud del recto.

4- El recto del adulto medio es de 10 a 20cm de largo, pero el tamaño varia con la edad. La sonda recta se inserta por encima esfínter interno si se encuentra una resistencia en el esfínter interno, pedir al paciente que haga una respiración profunda y dejar correr una pequeña cantidad de solución a través de la sonda. Si la resistencia persiste, retirar la sonda e informar de ello a la enfermera jefe.

Razonamiento. Respirando profundamente e insertando una pequeña cantidad de solución se puede relajar el esfínter abrir la pinza y elevar el contenedor de la solución a una altura apropiada sobre el recto de 30 a 45cm en adulto; 7,5cm en el bebé; o comprimir el contenedor comercial plegable con la mano.

Razonamiento a esta altura, la solución no ejerce demasiada presión para dañar la estructura del recto administrar el liquido lentamente, utilizando la pinza para detener el flujo durante 30 segundo si el paciente se queja de plenitud o de dolor, y después empezar de nuevo el flujo a una velocidad mas lenta.

5- Enroscar el contenedor comercial de plástico a medida que el liquido vaya entrando. Razonamiento administrar el enema lentamente y parando el flujo momentáneamente disminuye la probabilidad de espasmo intestinal y salida prematura de solución. Enroscando el contenedor se previene la subsiguiente aspiración de la solución después de que toda la solución se haya instilado ó cuando el paciente ya no pueda resistir mas y quiera defecar, cerrar la pinza y retirar la sonda rectal del ano.

Razonamiento la urgencia de defecar normalmente indica que se ha administrado el liquido suficiente aplicar una presión firme sobre el ano con pañuelo para limpiar, o presionar las nalgas juntas, para ayudar la retención de enema.

6- Hacer que el paciente permanezca tumbado, animar al paciente a que mantenga el enema.

Razonamiento algunos enemas son mas efectivos si se retienen de 5 a 10 minutos. El tiempo depende de tipo de enema.

7- Es mas fácil para el paciente retener el enema cuando esta tumbado que cuando esta sentado o de pie por que la gravedad fomenta el drenaje y peristalsismo ayudar al paciente a permanecer en una posición sentado sobre la cuña o el retrete. Si se necesita una muestra de heces, hacer que el paciente utilice la cuña.

Razonamiento la posición de sentado es preferible por que fomenta la defecación.

8- Pedir al paciente que no vacíe el retrete, si lo esta utilizando.

Razonamiento la enfermera necesita observar las heces.

  • Recoger y retirar el equipo.

  • Lavarse las manos.

  • Anotar la administración de enema, así como la cantidad, color y la consistencia de las salidas, y el alivio del flato y distensión abdominal.

II Terminologías.

Incontinencia: Incapacidad para el control voluntario de la defecación por el ano y de la micción por la uretra, por una lesión neurológica o por la destrucción de la fibras musculares voluntarias de los correspondientes esfínteres.

Retención Urinaria: Es cuando en la micción no se elimina todo el contenido vesical.

Micción Voluntaria: Es un reflujo automático y de la voluntad que controla la acción del Esfínter externo de la vejiga. Cuando la acumulación de orina en la vejiga alcanza unos 200ml, se desencadena unos impulsos nerviosos que originan deseos de orinar y si no se impide por medio de la voluntad se produce el reflujo de la micción regulando por medio de un centro nervioso localizados en el asta anterior de la medula espinal.

Disuria: Emisión dolorosa o dificultosa de la orina. Habitualmente es un proceso agudo y se asocia a la polaquiuria, o incremento de la fuente miccial. Las causas más frecuentes es la infección Urinaria del tracto inferior por la acción de gérmenes.

Oliguria: Retención del volumen urinario por debajo del necesario (0,3 ml/min, 400ml/24 horas en adulto a 1 ml/Kg. horas en niños) para eliminar los residuos metabólicos producidos en condiciones básales. Es una expresión de fracaso renal agudo,. Prerenal o funcional por una falta de la perfusión renal.

Poliuria: Aumento del volumen de la orina en una cuantía superior a 2ml/min (más de 2 litros en 24 horas).

Anuria Renal: Ausencia total de orina o en cuantía inferior a 50 m/en 24 horas. Con frecuencia es secundaria a una obstrucción del bajo aparato urinario, Fibrosis retroperitoneal y más raramente a un infarto renal o a una necrosis cortical bilateral.

Sustancias Extrañas en la Orina: Son la presencia de bacterias en la orina , existencia de más de 100ml/calorías bacterias patógenas en la orina. Suelen considerarse significativas que permiten diagnosticar una infección del aparato urinario.

Cateterismo Vesical: Es el que se realiza a través de la vejiga orinaría con fines diagnósticos (prueba de permeabilidad, pielografía) o terapéutica (drenaje, lavados piélicos o dilataciones uretrales).

Fisiología: Ciencia biológica que estudia la función de los distintos aparatos del organismo. Tiene una intima conexión con la anatomía ya que la estructura es la base de la función y esta da sentido a la estructura.

Etiología: Es la ciencia que estudia en sentido amplio las causas de las enfermedades como factores internos y externos.

Causas: Cualquier proceso, sustancias en el organismo que produce un efecto o alteración.

Signos: Son manifestaciones objetivas que se puede evaluar, mediante examen especifico.

Síntoma: Dato sugestivo de enfermedad o situación de paciente. Cualquier fenómeno anormal funcional o sensitivo percibido por el enfermo indicativo de una enfermedad.

Enema: Sirve para tratamientos de algunas enfermedades, algunos médicos prescriben la aplicación de un enema, o de una series de enemas en general. El enema sirve para la limpieza intestinal, para la aplicación de medicamentos y para la alimentación artificial.

Equipos de Enema:

Son unidades desechables de enema,

  • Un envase.

  • Un tubo.

  • Pinzas.

  • Sonda rectal.

  • Lubricante.

  • Termómetro de baño.

  • Cantidad prescrita de solución a la temperatura correcta.

  • Manta de baño.

  • Papel higiénico.

  • Cuña o lavado de asiento si el paciente es incapaz de ir al baño.

  • Guantes desechables.

  • III Equivalencias.

    1 Onza ¿Cuántos CC tiene?

    R-) Tiene 30 CC.

    1 Vaso ¿Cuántos CC tiene?

    R-) Tiene 250 CC.

    1 Taza ¿Cuántos CC tiene?

    R-) Tiene 250 CC

    1 Gotero ¿Cuántos CC tiene?

    R-) Tiene 20 Gotas = 1 CC

    20 Gotas ¿Cuántos CC tiene?

    R-) Tiene 1 CC

    1 Cucharada sopera ¿Cuántos CC tiene?

    R-) Tiene 10 CC

    Conclusión.

    Por medio de este trabajo he aprendido en forma clara y concisa algunos conceptos de enfermería que me servirán de gran ayuda a la hora de emprender cualquier acción.

    Las enfermeras trabajan con personas y para personas, por está razón debemos prepararnos bien tanto intelectual como en lo moral ya que de esta forma llevaremos a la práctica actividades con la inteligencia y con la manos.

    Todo esto lo lograremos con la investigación continua.

    Bibliografía.

    Brunner Suddrth

    Enfermería Practica.

    Nueva Edición Interamericana México D. F.

    Año 1982

    Pagina 28 - 35

    Margaret Clarke

    Manual de Enfermería Practica.

    Editorial Continental México D. F.

    Edición 3ra.

    Año 1984

    Pagina 82 - 89

    Dr. Nuñez Antonio

    Dr. López Balagué

    Editorial Nauta

    Años 1977

    Barcelona España

    1ra Edición

    Encicloperia LOROUSSE de la medicina.

    Pagina 45 - 74