Eugenia Grandet; Honoré de Balzac. La Dama de las Camelias; Alejandro Dumas

Literatura universal contemporánea francesa siglo XIX. Narrativa. Novela realista y romántica gala decimonónica. Influencia social de los novelistas. Personajes femeninos. Mujer decimonónica

  • Enviado por: King Crimson
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 35 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

ANÁLISIS DE LA DAMA DE LAS CAMELIAS Y EUGENIA GRANDET, Y DE LA INFLUENCIA DE LOS HECHOS HISTÓRICOS EN LOS ESCRITORES DEL S.

TABLA DE CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

I. ANALISIS DE EUGENIA GRANDET Y LA DAMA DE LAS CAMELIAS

1. BIOGRAFIA DE LOS ESCRITORES

1.1. Honore de Balzac

1.1.1. Eugenia Grandet

1.2. Alexandre Dumas

1.2.1. La Dama de las Camelias

2. COMPARACION DEL CONTENIDO DE LA DAMA DE LAS CAMELIAS Y DFEUGENIA GRANDET

2.1. Argumentos

2.1.1. Eugenia Grandet

2.1.2. La Dama de las Camelias

2.1.3. Comparación

2.2. Personajes

2.2.1. Eugenia Grandet

2.2.2. La Dama de las Camelias

2.2.3. Comparación

2.3. Espacios

2.3.1. Eugenia Grandet

2.3.2. La Dama de las Camelias

2.3.3. Comparación

2.4. Tiempos

2.4.1. Eugenia Grandet

2.4.2. La Dama de las Camelias

2.4.3. Comparación

2.5. Imágenes y símbolos

2.5.1. Eugenia Grandet

2.5.2. La Dama de las Camelias

2.5.3. Comparación

II. CONTEXTO HISTÓRICO EN LE CUAL SE HALLAN INMERSOS LOS PLIJESCRITORES

III. HIPÓTESIS

1. CONCLUSIÓN

IV. CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFÍA

I. ANÁLISIS DE EUGENIA GRANDET Y LA DAMA DE LAS CAMELIAS

1. BIOGRAFÍA DE LOS ESCRITORES

1.1. Honore de Balzac

Hijo de Bernard F. Balssa y de Anne-Charlotte-Laure Sallambier. Nacido en Tours el 20 mayo de 1799, viéndose rodeado desde muy pronto por la indiferencia familiar, especialmente por la de su madre. Alumno interno durante seis años en un colegio de Vendome (época rememorada más tarde en su obra Louis Lambert), se trasladó con su familia a París en 1814 y allí terminó sus estudios secundarios. Comenzó la carrera de Derecho, que interrumpió en 1819 para declarar que su auténtica vocación era la literaria. Al acceder su padre a estos deseos, se instaló en una buhardilla, donde escribió en versos alejandrinos una mediocre tragedia titulada Cromwell, viéndose obligado a reintegrarse al hogar familiar. En 1822 entabló relaciones con Laure de Berny que, a pesar de tener 22 años más que él, fue su tierna amiga y consejera. Acuciado por la necesidad de dinero se dedicó a escribir truculentas novelas al gusto de la época en colaboración con otros autores, y firmándolas con diversos seudónimos.

Los años 1825 - 1827 son cruciales en la vida y la obra de Balzac; ansioso de poder, de dinero y de gloria había encontrado grandes dificultades para brillar en la vida de sociedad a causa de su robusta contextura física (sus compañeros del despacho de un procurador de los Tribunales donde trabajó durante algún tiempo le llamaban «el elefante», y se cuenta que en su primer baile se cayó). El estrepitoso fracaso de un negocio de edición e imprenta que inició por estos años, le cargó de deudas y le obligó a buscar en la literatura el dinero para pagarlas, así como el éxito que se le negaba por otros caminos. Dinero y éxito que no tardaron en llegar a partir de 1829 con su libro La physiologie du mariage (La fisiología del matrimonio), y que le abrieron definitivamente el mundo de los salones. Lujosas mansiones, coches de caballos, aristocráticos amores jalonan esta época de apasionado triunfo social, viéndose obligado, sin embargo, a trabajar agotadoramente para hacer frente a sus crecientes deudas, ya que sus extravagantes - y a veces ingeniosos- proyectos financieros se saldaban siempre con el mismo resultado negativo. Pero como si ello fuese su destino, en estos años se consolidó su genio literario y a base de publicar varios títulos anuales va construyendo una ingente obra novelesca con la que pretende «hacer la competencia al Registro Civil». En 1835 aparece Le pere Goriot (Papá Goriot), donde aplica sistemáticamente la técnica de la reaparición de personajes de otras novelas. Entre tanto conoció el fracaso de dos obras teatrales; su salud se fue degradando rápidamente, y su última esperanza radicaba en el matrimonio con la condesa polaca Eveline Hanska (con la que mantenía correspondencia desde 1832 y relaciones desde 1833), que había quedado viuda en 1841. Después de múltiples vicisitudes, viajes, dificultades legales, compra de una nueva casa y sobre todo el nacimiento de un hijo muerto, Victor Honoré, en 1846 el ansiado enlace llegó el 14 marzo de 1850. A su regreso a París se vio obligado a guardar cama y allí murió el 18 de agosto llamando —si hemos de creer a la leyenda— al doctor Bianchon, uno de los médicos de sus novelas.

En 1834 concibió la idea de fundir todas sus novelas en una obra única, La comedia humana. Su intención era ofrecer un gran fresco de la sociedad francesa en todos sus aspectos, desde la Revolución hasta su época. En una famosa introducción, escrita en 1842, explicaba la filosofía de la obra, en la cual se reflejaban algunos de los puntos de vista de los escritores naturalistas Jean Baptiste de Lamarck y Étienne Geoffroy Saint-Hilaire.

Balzac afirmaba que, así como los diferentes entornos y la herencia producen diversas especies de animales, las presiones sociales generan diferencias entre los seres humanos. Se propuso de este modo describir cada una de lo que llamaba “especies humanas”. La obra incluiría 137 novelas, divididas en tres grupos principales: Estudios de costumbres, Estudios filosóficos y Estudios analíticos. El primer grupo, que abarca la mayor parte de su obra escrita, se subdivide a su vez en seis escenas: privadas, provinciales, parisinas, militares, políticas y campesinas. Así, y por citar únicamente las más conocidas: en las Escenas de la vida privada se encuentran Gobseck (1830), La Femme de trente ans (La mujer de treinta años), 1831, e incluso Papá Goriot (1834), que en un principio figuraba en las Escenas de la vida parisina y que narra los excesivos sacrificios de un padre con sus ingratas hijas. Los apartados correspondientes a Las escenas de la vida en parisina: Splendeurs et miseres des courtisanes (Esplendores y miserias de las cortesanas), cuatro volúmenes, 1838 - 1847, Historie de Treize (Historia de los trece), tres volúmenes, 1833 -1835, y Les Parents Pauvres (Los parientes pobres), dos volúmenes, 1846 -1847; y Las escenas de la vida provinciana: Eugenia Grandet (1833), donde cuenta la historia de un padre miserable y obsesionado por el dinero que destruye la felicidad de su hija; Ursula Mirouet (1841), y Les illusions perdues (Las ilusiones perdidas), 1837 - 1843, un relato sobre las ambiciones de un criminal, Vautrin, dotado de una inteligencia única, representan la inspiración más directa de Balzac, provinciano lanzado a la conquista de París. Lo mismo puede decirse de las Escenas de la vida política: y Une ténébreuse affaire (Un tenebroso asunto), 1841, ya que toda su vida se sintió atraído por esta actividad e incluso en 1832 llegó a abrigar proyectos de candidatura a diputado. Las Escenas de la vida militar se reducen casi exclusivamente a Les Chouans (Los Chuanes) que aparecieron en 1829 con el título de Le dernier Chouan (El último Chuan) y entre las Escenas de la vida del campo se encuentran: Le Médecin de Campagne (El médico rural), 1833, y, sobre todo, la deliciosa novela Le Lys dans la Vallée (El lirio del valle), 1835.

Y por parte de los Estudios filosóficos: La peau de chagrin (La piel de zapa), 1831, Louis Lambert (1832), La Recherche de l'Absolu (La búsqueda de lo Absoluto), 1834, un apasionante estudio de la monomanía, Séraphita (Serafita), 1835 y La obra de arte desconocida. Las novelas incluyen unos dos mil personajes, los más importantes aparecen a lo largo de toda la obra. Logró completar aproximadamente dos tercios de este enorme proyecto (91 obras de 137 que se había propuesto escribir). Otras obras que hacen parte de esta serie son: La prima Bette (1847), un relato sobre la cruel venganza de una vieja celosa y pobre. El primo Pons (1847), El cura de Tours (1839), Cesar Birotteau (1837) y Petrilla (1839).

El objetivo de Balzac era ofrecer una descripción absolutamente realista de la sociedad francesa, algo fascinante para el autor. Sin embargo, su grandeza reside en la capacidad para trascender la mera representación y dotar a sus novelas de una especie de suprarrealismo. La descripción del entorno es en sus obras casi tan importante como el desarrollo de los personajes. Él afirmó en cierta ocasión que “los acontecimientos de la vida pública y privada están íntimamente relacionados con la arquitectura“, y en consecuencia, describe las casas y las habitaciones en las que se mueven sus personajes de tal modo que revelen sus pasiones y deseos.

Aunque los personajes de Balzac son perfectamente creíbles y reales, casi todos ellos están poseídos por su propia monomanía. Todos parecen más activos, vivos y desarrollados que sus modelos vivos, por lo que esta superación de la vida es un rasgo característico de sus personajes. Además convierte en sublime la mediocridad de la vida, sacando a la luz las partes más sombrías de la sociedad. Confiere al usurero, la cortesana y el dandi la grandeza de héroes épicos.

Otro aspecto del extremado realismo de Balzac es su atención a las prosaicas exigencias de la vida cotidiana. Lejos de llevar vidas idealizadas, sus personajes permanecen obsesivamente atrapados en un mundo materialista de transacciones comerciales y crisis financieras. En la mayoría de los casos este tipo de asuntos constituyen el núcleo de su existencia. Así, por ejemplo, la avaricia es uno de sus temas predilectos. En sus diálogos demuestra un extraordinario dominio del lenguaje, adaptándolo con sorprendente habilidad para retratar una amplia variedad de personajes. Su prosa, aunque

excesivamente prolija en ocasiones, posee una riqueza y un dinamismo que la hace irresistible y absorbente.

Principales obras de Honore de Balzac:

Obras

Año

Los Chuanes

1829

Gobseck

1830

La mujer de treinta años

1831

La piel de zapa

1831

Louis Lambert

1832

Eugenia Grandet

1833

El médico rural

1833

Historia de los trece (tres volúmenes)

1833 - 1835

Papá Goriot

1834

El lirio del valle

1835

Serafita

1835

Cesar Birotteau

1837

Las ilusiones perdidas (tres volúmenes)

1837 - 1843

Esplendores y miserias de las cortesanas (cuatro volúmenes)

1838 - 1847

El cura de Tours

1839

Ursula Mirouet

1841

Un tenebroso asunto

1841

La búsqueda de lo absoluto

1844

Los parientes pobres (dos volúmenes)

1846 - 1847

La prima Bette

1847

El primo Pons

1847

Petrilla

1849

La fisiología del matrimonio

1829

El Elixir de la larga vida

1830

Cuentos extravagantes

1832 - 1837

Cartas a la extranjera (que recogen la larga correspondencia que mantuvo desde 1832 con Eveline)

Vautrin (obra de teatro)

1839

Las novelas que pertenecen a la Comedia humana son las que se encuentran de la primera novela de la tabla hasta “Petrilla”.

EUGENIA GRANDET

Esta obra es quizá una de las mejores obras de Honore de Balzac. Escrita en 1833 esta novela forma parte del amplio ciclo de La comedia humana, en su subdivisión titulada Escenas de la vida de provincia. Se considera como una excelente obra por la temática que maneja, por ese toque de surrealismo que tanto ha caracterizado a Balzac. En esta novela se esconden muy levemente gran mayoría de temas como también se resaltan algunos pocos, es tal el caso de la avaricia, la cual se encuentra representada por un viejo amargado el cual se halla en la lujuria y que por decirlo así hundido en las mieles del dinero y del oro por los cuales es capaz de poner en peligro la salud de su esposa y el amor de su hija (Eugenia).

Esta obra es también una novela reflexiva; ya que nos hace pensar en lo materialistas que somos en un mundo donde el amor lo rescataría todo, se dice esto, ya que en la obra se destacan lo suficiente las vidas opuestas o por lo menos los pensamientos opuestos de padre e hija aunque se pueda argumentar que la hija no era lo suficientemente madura como para pensar en lo poco que era necesario el dinero y el poder.

ALEXANDRE DUMAS HIJO

Alexandre Dumas hijo (París, 1824 - Marly-le-Roi, 1895), dramaturgo y novelista francés. Nació el 27 de julio en París, hijo natural del escritor Alexandre Dumas. Dumas hijo, como se le conoce, tuvo una infancia infeliz y era objeto constante de las burlas de sus compañeros por ser hijo ilegítimo. Su primera obra literaria fue un volumen de poesía, Péchés de jeunesse (Pecados de juventud, 1847). Un año más tarde tras viajar por España y África apareció su primera novela, La dama de las camelias (1848), cuya posterior dramatización, Camille, producida en 1852, le abrió las puertas del éxito teatral. Cuenta la historia de una cortesana que sacrifica su felicidad por el bienestar de su amante, y en su versión cinematográfica ha sido interpretada por grandes actrices, como Sarah Bernhardt o Greta Garbo. Esta historia fue inmortalizada por Giuseppe Verdi en su ópera La Traviata.

Dumas siguió escribiendo novelas, pero su éxito fue mayor como dramaturgo. Fue uno de los fundadores de la “obra moral”, drama realista de clase media que se ocupa de los males contemporáneos y sus posibles soluciones. Desde su punto de vista la función del autor dramático es esencialmente moralizante, y casi todas sus obras se ocupan de problemas sociales y morales, como la infidelidad conyugal o la prostitución. Pese a su ingenio dramático y su talento para el diálogo, algunos consideran que sus obras fracasan por su tendencia a la prédica. En 1874 fue elegido miembro de la Académie Française. También escribió ensayos de actualidad.

Principales obras y comedias de teatrales de Alexandre Dumas Hijo:

Obras

Año

Pecados de juventud (poesía)

1847

La Dama de las Camelias (novela)

1848

La novela de una mujer (novela)

1849

Cuestión de dinero (comedia teatral)

1857

El hijo natural (comedia teatral)

1858

El amigo de las mujeres (comedia teatral)

1864

El caso Clémenceau (novela)

1866

El Extranjero (comedia teatral)

1876

LA DAMA DE LAS CAMELIAS

Han existido pocos personajes literarios tan populares y reproducidos por la literatura, el cine y la televisión como el de esta mujer hermosa y romántica llamada Marguerite Gautier.

Alejandro Dumas, hijo, logro con La dama de las camelias, publicada originalmente en 1848 como novela y representada en 1882 como drama teatral, una de las historias que mas ha llegado al corazón y los sentidos de lectores y espectadores.

Basada en un personaje que Dumas conoció y escrita con el tono naturalista que distingue la narrativa de esa época (corriente dentro de la cual otros grandes escritores como Balzac y Flaubert también han sido incluidos), la novela es un homenaje a los sentimientos, al sentido trágico que marca cada uno de los actos de los amantes, aun los mas cotidianos. Giuseppe Verdi compondría su opera La traviata con estos personajes y la divina Greta Garbo lograría uno de sus personajes mas cálidos y sensuales al interpretar Marguerite Gautier.

COMPARACION DEL CONTENIDO DE LA DAMA DE LAS CAMELIAS Y EUGENIA GRANDET

Argumentos

Eugenia Grandet: hija de un rico vinatero de la provincia de Saumur, el señor Grandet, cumple 23 años, los amigos de su padre, los Cruchot y los Des Grassis llegan a felicitarla llevándole grandes regalos, pero una inesperada visita, el Primo Charles Grandet, hijo del hermano del Tío Grandet, acaba de llegar de París, el visitante entrega una carta al Señor Grandet de parte de su padre, en esta el Tío Grandet se entera de que su hermano ha sufrido una terrible quiebra y por lo tanto se suicida, y además pide a Grandet que mande a su hijo a las Indias para que haga fortuna; la noticia de la muerte del señor Grandet de París no tarda en aparecer en los periódicos de la región, noticia que compromete mucho al señor Grandet, puesto que se ve obligado a salvar el honor de los Grandet; mientras él piensa que hacer con su sobrino, Eugenia, su madre y la gran Nanon, criada del señor Grandet, se encargan de atender al joven Charles, sobre todo Eugenia, satisfaciéndole del menor capricho a escondidas del Jefe de la casa, todo transcurre normalmente hasta el día en que Charles se entera por medio del Tío Grandet, de la muerte de su padre, desde este día la vida de Charles se torna triste y melancólica, permaneciendo encerrado en su habitación, mientras el señor Grandet sigue en sus negocios, y ahora interesado por salvar la liquidación de su hermano, este interés lo lleva a pedir la ayuda del Señor Des Grassis, el cual se encargará de viajar a París y recuperar este dinero. Eugenia aprovecha la ausencia de su padre, para entrar a la habitación de Charles en la que encuentra unas cartas escritas a sus amigos, Eugenia aprovechando que su primo esta dormido, se atreve a leer una de ellas, en la que se entera de la gran crisis por la cual esta pasando Charles, y contagiada por la tristeza de su primo Eugenia decide entregarle el oro en medallas que había mantenido toda la vida, a su primo, este a cambio le entrega un cofre de oro con las fotos de sus padres, este intercambio se convierte en un secreto para ambos; cuando el padre de Eugenia regresa los dos jóvenes ya se tenían mas cariño y amor, esta amistad le preocupa poco al Tío Grandet puesto que ya tiene listo todo para el viaje de su sobrino a las Indias. Cuando llega el día de la despedida, Charles y Eugenia se juran amor eterno en el jardín, y Eugenia sigue acordándose de Charles los días cuando ve el precioso cofre que le dejó. Este secreto que Eugenia había prometido nunca revelarlo, es descubierto por su madre, el secreto permanece sin embargo entre las dos hasta el primero de enero, día de año nuevo, donde el padre de Eugenia, pide que le muestre su oro, la joven sin saber que hacer le dice que ya no lo tiene, el padre dominado por la ira y por la avaricia pide una explicación por la pérdida del oro, sin ser satisfecho, razón por la cual se enoja con su hija, encerrándola en su cuarto a pan y agua, esta pelea trae como consecuencias la enfermedad de la Señora Grandet, la cual va decayendo día tras día, hasta que finalmente seis meses después, el Tío Grandet se digna pagar un médico para el cuidado de su mujer y se reconcilia con su hija gracias a la influencia del notario Cruchot, su gran amigo, el cual le dice que si su mujer muere su hija quedará heredera de toda su fortuna. Finalmente se muere la Señora Grandet, dejando en su hija una gran tristeza y en el avaro una gran riqueza. El Tío Grandet sigue aumentando sus riquezas y su relación con Eugenia es la mejor, hasta que muere cediéndole una gran fortuna a su hija, pero Eugenia que no conoce nada más que el amor espera con ansia noticias de su primo, quien tras el viaje por las Indias ha conocido nuevas gentes y esta pronto a casarse, sin saberlo Eugenia recibe una carta de este, en la que le cuenta su situación actual y pide que le mande aquel cofrecillo de oro, por el cual Eugenia estaba dispuesta a dar la vida, la noticia trae a Eugenia una tristeza y una rabia al mismo tiempo, que en su desespero le promete al presidente C. de Bonfons casarse con él si le llevaba aquel cofre de oro y una carta de ella a Charles, en la que le agradece su amistad. Después de esto Eugenia y su nuevo esposo pasan los días en su casa, pero el matrimonio de Eugenia dura corto tiempo, porque su esposo muere tres años después de su casamiento; sin nadie más que sus fieles servidores, Eugenia pasa los días en su casa, haciendo obras de beneficencia, con una sola idea en su mente, ganarse el cielo.

La Dama de la Camelias: Marguerite Gautier, una de las cortesanas más famosas de la alta sociedad parisiense, ha muerto con tan sólo veinticinco años, dejando como única herencia una enorme lista de amantes y muchísimas deudas. Para poder solventarlas, sus lujosos muebles y su gran colección de obras de arte serán ofrecidos en subasta. Por ese motivo, su casa se abre al público. El narrador de la historia, que al parecer conoció a Margarita sólo de vista, ofrece la máxima puja por un ejemplar de “Manon Lescaut”, con una dedicatoria de amor firmada por Armando Duval. Tiempo después, el joven Duval se presenta en su casa, preguntando por el libro dedicado y éste se lo entrega de inmediato. Este conocimiento le permitirá conocer por boca de Armand los detalles de la única historia de amor que Marguerite sintió como profunda y verdadera: Marguerite Gautier es una mujer de vida alegre, elegante y tentadora que recorre los grandes salones de París rompiendo corazones. Inmersa en este tumulto social, en medio de la seda y el champagne, conoce a un joven de la alta sociedad hacia quien se siente mortalmente atraída, el joven tiene que aceptar que Marguerite sea la amante del Duque, puesto que Armand no le puede conceder sus caprichos y el Duque sí.

Agobiada por tantos golpes y decepciones que la vida le ha proporcionado, la mujer comprende que ha llegado el gran amor de su vida y, decidida a defenderlo y conservarlo, convence a su amante para que huyan y se escondan de quienes podrían separarlos.

Dumas es explicito en reconstruir la felicidad de la pareja mientras permanece en ese refugio campestre.

El padre de Armand, un anciano aristócrata, no se queda con los brazos cruzados; descubre el lugar en que se encuentran y entabla un dialogo con Marguerite, que será decisivo para los acontecimientos que siguen. La posición del padre es clara y firme. Comprende los sentimientos de su hijo hacia la mujer; acepta que es una de las más hermosas que ha conocido en los salones de París, pero le explica de la manera más conveniente que ese capricho del corazón solo traerá desgracias a todos. Las relaciones de ambos amantes deben interrumpirse. La carrera social y profesional del joven ha quedado en suspenso. La sociedad los censura y una de las hijas del anciano no puede casarse como estaba planeado, porque la deshonra ha caído sobre su familia. Si Marguerite realmente lo ama, como es el caso, debe renunciar a esa pasión, debe dejarlo con la clase social y el destino que merece. Marguerite, en medio de su enorme pasión, es capaz de renunciar a esta y se marcha en silencio, sin dejar explicación alguna. Armand, en una reacción airada, piensa que la amante lo ha dejado por otro hombre e intenta olvidarla. Varios meses después descubre que es la amanta de un noble, el conde de Varville; por esta razón, la encara y la arroja el dinero que acababa de ganarse en al ruleta.

Las condiciones de vida que la mujer ha soportado durante tantos años han minado su salud y este golpe moral acaba por postrarla en la cama sin que Armand lo sepa, hasta cuando le llega una carta, envidad por el ama de llaves de Marguerite, Julie Duprat, con toda la verdad. Finalmente Marguerite yace en un lecho, con la esperanza de que Armand vuelva, esperando la muerte, tosiendo sin remedio y resignada al final.

Comparación:

Las dos obras tienen unos contenidos que no coinciden bastante a pesar de que sus autores correspondientes se desenvolvían bastante en el movimiento naturalista.

Las dos obras, al igual que muchas otras, tratan el amor de dos jóvenes, un amor dispuesto a sobrepasar obstáculos y apartase de la sociedad, y si es necesario, también de la familia. En la novela de Balzac encontramos el romance de Eugenia Grandet, una joven mujer que acababa de cumplir 23 años y que solo se preocupaba por vivir del amor sin interesarle nada más, y su primo Charles, que terminó dominado por la avaricia razón por la cual dejó a Eugenia y esta en su dolor se casa con otro hombre. En cambio en la novela de Dumas se encuentra un romance mucho más duradero y más fuerte representado por Marguerite Gautier, una cortesana joven y elegante, que se distinguía por ser una mantenida amante de varios hombres ricos, y Armand Duval, un joven tímido y poco adinerado. El romance llevado a cabo en La Dama de las Camelias se vio interrumpido porque Marguerite decidió dejar a su amado por el bien de el y de su familia, en cambio en Eugenia Grandet el romance se rompe por el viaje que Charles quiso hacer a las Indias, donde se vuelve adinerado razón por la cual olvida a Eugenia y se casa con la Señorita D'Aubrion para poseer su fortuna.

Por otra parte, en la novela de Balzac se encuentra una descripción más detallada y objetiva, describía las casas y habitaciones en las que se movían los personajes de tal modo que revelen sus pasiones y deseos; mientras que Dumas prestaba más atención a la descripción de los personajes y sus vestimentas.

Por ultimo hay que destacar que en La Dama de las Camelias, el principio es narrado por un personaje el cual relata la historia de su vida al conocer, de vista nomás, a Marguerite, hasta que conoce a Armand Duval, quien termina narrando la historia de su romance hasta el final de la obra; en Eugenia Grandet, toda la obra, de principio a fin, es narrada por un solo personaje omnisciente. Cabe aclarar que las dos muestran una inclinación hacia el tema de la avaricia.

Personajes

Eugenia Grandet

El Señor Grandet: El señor Grandet, da la vida por el oro, incluso roba a su pueblo con tal de aumentar sus riquezas, él piensa que entre más oro tenga, va a ser más feliz, por eso trata de evitar todo gasto innecesario, incluso esta dispuesto a prescindir de la comida con tal de no gastar su dinero, en lo que tiene que ver con su dinero lo ama tanto, que incluso le tiene reservado un cuarto exclusivamente para él en conclusión, es un viejo que está totalmente poseído por la avaricia. Además era un hombre sin religión y sin fe. Se vuelve un poco más bondadoso al ver que su mujer esta agonizando por culpa de él y al perdonar a su hija para que su esposa se recupere. Finalmente, en su agonía, Grandet pide que le pongan oro cerca para poder morir en paz. Otra de las partes en que el señor Grandet demuestra su bondad, es al darle trabajo a Nanon, su criada, por la cual siente tanto cariño como por su hija y su esposa.

Por otra parte; nació en 1749, era un tonelero dedicado a las viñas, tenía una esposa y una hija. En su físico, media cinco pies de alto, era ancho de espaldas, rotulas nudosas y gruesos hombros. Su cara era redonda, su barbilla recta, sus labios no eran delgados y sus dientes blancos, su frente estaba llena de arrugas, no carecía de protuberancias; su cabello era amarillento y su nariz gruesa. Siempre vestía la misma ropa; sus zapatos con cordones de cuero, medias de lana, un chaleco de terciopelo, una gran casaca marrón y nos guantes resistentes que colocaba en el ala de su sombrero.

Eugenia Grandet: Hija del señor Grandet. En la obra se muestra como una mujer bondadosa y noble de espíritu, además su gran fe en Dios no le hace perder las esperanzas de ganarse el cielo, su amor no tiene límites, sería capaz de dar la vida por el; por otra parte la falta de educación no le hace ver con ojos claros como es la realidad del mundo en que vive, pero gracias a su corazón, tan grande como la avaricia de su padre, puede entender los sentimientos de los demás, esta dispuesta a perdonar hasta la más vil traición, como la que le hizo Charles su primo después de jurarle amor, así mismo no se preocupa mucho por lo material, sino que busca más bien, ayudar a los necesitados, regalándoles cosas, por que su alma no obedece a su destino terrestre, sino a su destino celestial.

Nació en 1796, tenia un cabello castaño, su belleza parecía vulgar, tenia una cabeza enorme, una frente delicada, sus ojos eran grises, su rostro redondo, su nariz era un poco grande pero armonizaba con su boca su cuello era perfecto. El pecho era redondo pero le faltaba sin duda un poco de gracia por lo que no se vestía muy bien. Era alta y fuerte con una belleza extraña que atraía a los hombres.

La señora Grandet: Esposa del Señor Grandet. Como toda madre siempre busca el bien para sus hijos, pero en la obra se muestra más como una amiga de su hija, que como una madre, esta relación la lleva a la enfermedad al ver como el padre se enoja con su hija, la señora Grandet también es una persona creyente en la religión cristiana, en la obra podemos ver muchos pasajes en que esta, junto con su hija van a la misa, también por las noches siempre reza sus oraciones:

“Por la mañana todo Saumur había visto a la señora y señorita Grandet, acompañadas por Nanón, dirigiéndose a la iglesia parroquial para oír misa y todos... “.

En cuanto a su relación matrimonial permanece sumisa, casi es una esclava de su esposo, por que siempre se atiene a lo que este dice aunque no este de acuerdo. Pero posee una gran dulzura y humildad.

Nació en 1770. En cuanto a su físico era una mujer seca y delgada, amarilla, torpe y lenta. Tenía enormes huesos, una nariz gruesa, amplia frente, grandes ojos. Sus dientes eran negros y cuadrados, su boca estaba arrugada. Usaba constantemente un vestido de levantina verdosa; se colocaba una pañoleta blanca, un sombrero de paja cosida y llevaba casi siempre un delantal negro.

La Gran Nanón: Criada de la familia Grandet. Símbolo de fidelidad, a pesar de haber tenido una vida dolorosa y sombría, dentro de su ser es una persona muy bondadosa, sencilla y caritativa, que contrarresta con su forma física, al permanecer por más de 30 años con el señor Grandet y su familia, se puede decir que es un miembro más de esta, incluso conoce muy bien a su amo, y le guarda mucho respeto. Le decían La Gran Nanón debido a su estatura. Era una de las más ricas criadas de Saumur.

Era una muchacha robusta, fuerte de caderas, cuadrada de espaldas con manos toscas y verrugas en su rostro; tenía los brazos robustos y dormía en un cuchitril alumbrado por un ventanillo.

Charles: Hijo del señor Grandet de París. Sus modales y sus actitudes son las más delicadas, adquiridas de una familia rica, que le daba todo gusto, le cuesta acostumbrarse a los hábitos provincianos. El cambio que sufre Charles a lo largo de la obra es total, antes de partir a las Indias es una persona modesta, incluso el amor que le jura a Eugenia es sincero

Si la noble y pura figura de Eugenia le acompaño en su primer viaje, como esa imagen de la virgen que colocan en sus naves los marinos españoles, y atribuyó sus primeros éxitos a la mágica influencia de los votos y de las oraciones de la dulce muchacha, más tarde, las negras, las mulatas, las blancas, las javanesas, las almeas, sus orgías de todos los colores y las aventuras que tuvo en diversos países borraron por completo el recuerdo de su prima, de Saumur, de la casa, del banco y del beso del pasillo”.

Lo único que le interesa ahora a Charles es el dinero, y cegado por su ambición, se casa con la señorita de D' Aubrion, una joven fea hija de un marqués, para ser heredero de su fortuna. Antes sus pensamientos estaban puestos en la figura de Eugenia, ahora ya no le importa esa joven provinciana.

Nació en 1797, era un joven guapo, de rizos castaños, un rostro blanco, unas manos finas y un cutis impecable. Poseía gran cantidad de ropa y accesorios.

La Dama de las Camelias

Marguerite Gautier: Es una joven cortesana que vive acostumbrada a los placeres del dinero y que se encarga de destruir corazones. Se la pasa de teatro en teatro acompañada generalmente de viejos adinerados que la mantienen. Desde hacia mucho tiempo tenia tuberculosis, la cual le provocaba tos, fiebre y escupía sangre, esta enfermedad la fue matando lentamente pero aun permanecía esa belleza de la que era tan famosa y de la que despertaba tanta envidia. Era una mujer alegre, extrovertida, sensata, con talento y de gusto. Era directa no tenia ningún inconveniente en decir lo que pensaba. Tenía aproximadamente 20 años. Era muy hermosa, tenía unas piernas largas, una sonrisa majestuosa, su cabello era rizado de color negro, tocaba el piano y vestía muy bien. Acudía al juego para matar las horas de aburrimiento.

Armand Duval: Es un joven como cualquier otro que vive en París y que vive del dinero que su padre le mandaba muy seguido. Su gran pena es no poder tener el dinero suficiente para complacer a su amada Marguerite, de la cual se halla enamorado. Es una persona en la que podemos ver, a pesar de su edad, a un niño refugiándose en el cariño de las personas. Es extremadamente sensible a cualquier emoción, es celoso, un poco intemperante y desconfiado su vida gira en torno a Marguerite desde que la conoce. Tiene un padre y una hermana los cuales le adoran. Es un joven rubio, alto y pálido. Se dedica al juego, donde le va muy bien, para tener más dinero y poder complacer a su amante.

El padre de Armand Duval: Era un señor noble un caballero que se preocupaba por la felicidad de su hijo y por la honra de su familia. Era capaz de pasar por encima de su hijo contar de dejar por alto el apellido de su familia sin que lo manchase una cortesana. Pero no hay que juzgarlo puesto que solo quería el bien de todos y que su hija se casara, porque la noticia de la relación entre Armand y Marguerite ya se sabía y la familia del futuro yerno no quería juntarse con una familia que hiciera parte de esos escándalos, por esta razón separa a su hijo de Marguerite. Además este señor le envió una carta con dinero a Marguerite, cuando esta estaba agonizando.

Nanine: Es la sirvienta fiel de Marguerite y que la acompaña hasta el día de su muerte.

Prudence Duvernoy: Era una señora cuarentona muy amiga de Marguerite aunque en realidad solo estaba con ella por el dinero que le daba continuamente. Era una de esas señoras alcahuetas, charlatanas e interesadas que se meten en los asuntos de los demás sin pedir ningún permiso. Tenia una sombrerera le cual no le dejaba suficiente dinero. Terminó arruinada y su negocio quebró, debido a que Marguerite le dejó de dar dinero cuando ya se veía muy enferma y acabada.

Comparación

En cuanto a personajes podemos decir que entre Marguerite y el señor Grandet hay una relación por lo que los dos tenían ese deseo de riqueza del que eran tan esclavos, aunque este deseo era mayor en Grandet y él procuraba no gastar su fortuna, mientras Marguerite tenia la adicción de vivir con joyas y ropa costosa.

Y por parte de Nanine y La Gran Nanon, también podemos encontrar una clara semejanza de actitudes, y es la fidelidad de ellas dos con sus amos, porque ellas permanecieron al lado de sus amos hasta la muerte de estos sin pedirles nada a cambio más que su cariño.

Marguerite Gautier y Eugenia Grandet concuerdan en que las dos amaban por igual a sus prometidos, les cambia la vida desde ese instante y se entregan totalmente a estos. Sus actitudes si son un poco opuestas ya que Marguerite vivía más alegre que Eugenia, se divertía más y sobre todo era una cortesana que disfrutaba del dinero. En cambio Eugenia no le importaba en nada lo material sino el amor de su primo.

Y finalmente Prudence Duvernoy y la señora Grandet; tienen casi que la misma edad, desarrollan el mismo papel en las dos obras, amigas inseparables de la protagonista, solo que con cualidades diferentes; Prudence es interesada y no valora lo que es el amor, mientras que la señora Grandet más que una mamá es la fiel amiga de Eugenia Grandet, sin esperar nada a cambio. Solo la señora Grandet permanece al lado de su hija hasta la muerte, contrario de lo que hace Prudence.

Espacios

Eugenia Grandet

La historia se desarrolla en el departamento francés de Saumur (espacio abierto) donde se vive un ambiente de rumores y comentarios de los habitantes:

“Estas ultimas palabras fueron pronunciadas en un tono tranquilo, pero tan profundamente irónico, que los vecinos de Saumur, agrupados en aquel momento en la plaza y anonadados por la noticia de la venta que acaba de realizar Grandet, se habrían estremecido si la hubieran oído.”.

Y en el interior de la casa Grandet (espacio cerrado), a pesar de que los Grandet tienen mucho dinero, la casa no es acostumbrada a los grandes festejos, ni a las invitaciones. Es una gran casa, pero solitaria y fría, que corrobora la personalidad de los personajes, sobre todo el carácter de Eugenia:

“Es ahora fácil comprender todo el valor de la frase: la casa del señor Grandet, aquella casa descolorida, fría, silenciosa, situada en la parte alta de la ciudad y abrigada por las ruinas de las fortificaciones. Los dos pilares y la bóveda que formaban el hueco de la puerta, habían sido, como la casa, construidos con piedra blanca del Loira y tan blanda que su duración media es apenas de doscientos años. Los agujeros desiguales que las intemperies del clima...”.

La Dama de las Camelias

La obra se desenvuelve en las calles de Paris (espacios abiertos) en un ambiente de burguesía e indiscriminación hacia los demás:

“Y si hay algo que las mujeres de mundo -y allí las había—desean ver es el interior de las casas de esas mujeres cuyos carruajes salpican los suyos a diario, que tiene, como ellas y a su lado, el palco en la Opera y en los Italiens, que exhiben en París la insolente opulencia de su belleza, de sus joyas y de sus escándalos.”.

La obra también se desarrolla en al casa de Marguerite Gautier que queda en la calle d'Antin, número 9, era una casa lujosa con joyas, muebles y demás accesorios de decoración y cuartos tapizados de tela persa. Y en una casa donde termina desenvolviéndose el resto de la obra (espacios cerrados), esta casa tenia una verja semicircular a través, un césped verde y detrás había un bosquecillo. En esta casa es donde deciden, Marguerite y Armand, establecerse un gran tiempo lejos de los demás, ya que se ubicaba en las afueras de París, en el campo:

“...divisaba, junto a la orilla, una encantadora casita de dos plantas, con verja semicircular; a través de la verja, delante de la casa, un césped verde, aterciopelado, y detrás del edificio, un bosquecillo lleno de misteriosos recovecos y donde, cada mañana, el camino de la víspera debía quedar borrado por el musgo.

Plantas trepadoras ocultaban las gradas de aquella casa deshabitada, que abrazaban hasta el primer piso.”.

Comparación

En las dos se encuentran los mismos espacios abiertos, de calles casas y todo lo que caracteriza un ambiente urbano. Estos dos espacios tienen ese círculo de gente hipócrita y chismosa que es dedica a los rumores y habladurías.

En lo que corresponde a los espacios cerrados; en Eugenia Grandet, toda la obra se desarrolla en esta casa solitaria y silenciosa, mientras que la otra novela se desarrolla en una casa lujosa y una casa modesta pero con un ambiente que no les incomoda a la pareja.

Honore de Balzac nos ofrece una descripción detallada de los espacios y los ambientes de estos, con la cual nos podemos dar una clara idea de como eran los lugares que se frecuentaban en la obra. Dumas se encarga más de describir los ambientes de las cosas que las estructuras de las construcciones.

Tiempos

Eugenia Grandet

El autor narra la obra en pasado, en la tercera persona del singular, y utiliza el narrador omnisciente el cual conoce todo sobre cada personaje:

“El magistrado protegía a los que le llamaban señor presidente, pero favorecía con sus mas graciosas sonrisas a los aduladores que le decían señor De Bonfons. El presidente contaba con treinta y tres, poseía el dominio de Bonfons...”.

La historia de la obra se desarrolla aproximadamente desde 1819 hasta 1832, unos trece años, por lo que Eugenia cumplía veintitrés años en 1819 y la obre termina teniendo ella treinta y tres años:

En 1819, hacia el comienzo de la velada, a mediados del mes de noviembre, la... y todos recordaron que aquel día era el aniversario del nacimiento de la señorita Eugenia.”.

En cuanto al clima; era un clima variado puesto que había estaciones, pero en los momentos de felicidad y alegría, casualmente, hacía un clima favorable y en los momentos delicados había invierno:

“El otoño había sido muy hermoso. Aquel día era un día de fiesta muy conocido por los cruchotistas y grassinistas.”.

Después de haber dado varias vueltas por el jardín, en medio de la nieve, sin notar el frió, Grandet sospecho que su hija estaría en la habitación de su mujer y, encantado de sorprenderla contraviniendo sus ordenes,... Tu hija te quiere; la creo tan inocente como un niño recién nacido; no al hagas sufrir y revoca tu sentencie. Hace mucho frió y podrás causarle alguna grave enfermedad.”.

La Dama de las Camelias

El autor narra la obra en primera persona y en presente, haciéndose pasar por un personaje, del que nunca se sabe el nombre, que sólo conoce a Marguerite de vista y el cual se ve remplazado, al poco tiempo en que comienza la novela, por Armand Duval quien le empieza a contar su larga historia en primera persona y en pasado:

El día 16, a la una de la tarde, me dirigí hacia la calle d'Antin. Desde la puerta de la puerta de la cochera se oía gritar a los subastadores. El piso estaba lleno de curiosos.”

He aquí lo que me refirió. Apenas si he cambiado algunas palabras de este conmovedor relato.

—Sí —prosiguió Armand, dejando caer la cabeza en el respaldo del sillón. ¡Sí, era una noche como ésta! Había pasado el día en el campo uno de mis amigos, Gaston R... Por la noche, ya de regreso a París y sin saber qué hacer, entramos en el teatro Varietés.”

La obra se desarrolla alrededor de 1844 o1845 hasta 1850, debido a que Marguerite conoció a Armand cuando tenía alrededor de diecinueve años y era 1844, y muere a los veinticinco:

“En el año de gracia de 1845, durante el período de paz y de abundancia en que los favores del ingenio... había una joven y hermosa muchacha, de rostro encantador, que con su mera presencia se granjeaba... pues, al alcanzar determinados recodos, es preciso volver necesariamente sobre sus pasos y caer en los abismos en que es cae a los veinte años.”

“Se intercambian algunos recuerdos respecto a ella, y la vida de unos y otros sigue sin que tal incidente la empañe ni siquiera con una lágrima.

Hoy en día, cuando se tienen veinte años, las lágrimas se han convertido en algo tan insólito que no es las puede conceder a cualquiera.”

Por lo que en la obra no se le pone mucha atención al clima, solo se podría decir que era variable:

“Aquel invierno pasó; después, el verano; y al otoño siguiente la vimos otra vez...”

“El cielo estaba cubierto. Una lluvia de otoño azotaba los cristales. “

Comparación

Balzac se vale de un narrador omnisciente, quien es el que relata la obra hasta el final, el narrador no hace parte de la historia que se cuenta en pasado. Dumas se vale de un personaje que cuenta, en presente, su vida para dar a conocer la de otra (Marguerite Gautier), en la que Armand Duval, de quien podría decirse que es otro narrador, le cuenta la verdadera trama.

Imágenes y símbolos

Eugenia Grandet:

En esta novela, la avaricia se podría destacar como un símbolo representado por el Señor Grandet, y que es el tema central de esta obra, por el simple hecho de que era una persona extremadamente tacaña, que era capaz de poner en riesgo la vida de su hija y de su esposa, contar de enriquecerse más y tener el poder que le concebía el dinero

El cofre también es un símbolo del amor ingenuo e impostor, tan común en nuestra sociedad y que se puede ver interrumpido por el poder del dinero. Por la razón de que Eugenia estaba dispuesta a dar la vida por el, después de que su primo lo veía como un objeto más.

Como imágenes de la obra cabe resaltar las situaciones, lugares, personajes, casas y paisajes que nos describe Balzac y que nos permiten sentirnos como parte de la obra.

La Dama de las Camelias

Las camelias son un símbolo que representa la personalidad de Marguerite Gautier, ya que a esta siempre se le veía portando un ramo de camelias y que son famosas por permanecer blancas durante cierto tiempo y pasar a color rojo los últimos quince días de vida, al igual que la vida de su dueña.

El dinero simboliza la pena de un hombre que no es lo suficientemente adinerado para complacer a su amada.

De imágenes solo se incluyen las situaciones, personajes y paisajes, consecuencia de que Dumas se preocupa mas que todo en describir las situaciones y contornos en que se hallan los personajes.

Comparación

Las dos obras contienen objetos, que llegan a simbolizar una gran parte de la vida de los protagonistas, y que se ven relacionados con los temas primordiales de la novela llegando a tener una extraña conexión con la vida de sus dueños.

CONTEXTO HISTÓRICO EN EL CUAL SE HALLAN INMERSOS LOS ESCRITORES

Los dos escritores llevaron su vida durante el siglo XIX en el cual se llevaron los siguientes hechos.

Europa entera se coaligó contra la Francia revolucionaria. Los líderes Dantón y Robespierre declararon la "patria en peligro" y formaron un ejército de ciudadanos que impidió la invasión extranjera, pero las confrontaciones internas se agudizaron. El Comité de Salvación Pública gobernó con una política llamada "del Terror", cuyos excesos llevaron a Robespierre y sus compañeros al patíbulo, en julio de 1794, después de ser derrocados por la burguesía liberal y moderada.

Durante cinco años, los organismos revolucionarios intentaron tomar de nuevo las riendas del país, sumido en las rebeliones internas y un clima generalizado de inestabilidad. Con el golpe de estado de 1799 Napoleón Bonaparte terminó con el régimen moribundo, haciéndose nombrar primero cónsul vitalicio (1802) y luego emperador (1804).

Aunque Napoleón volvió a implantar el régimen absolutista, su reinado aseguró la puesta en práctica de varias conquistas esenciales de la Revolución. La reorganización administrativa, jurídica, religiosa, financiera y educativa, que puso la enseñanza media y superior a cargo del estado, cambió la fisonomía del país. En el exterior, Napoleón intentó dominar Europa y sus ejércitos ocuparon el continente desde Madrid hasta las afueras de Moscú, hasta el día en que Francia fue derrotada en Waterloo, en 1815.

El país fue sacudido por las revoluciones de 1830, 1848 y 1871 (la Comuna de París) y por una sucesión de marchas y contramarchas (la Restauración, la Monarquía de Julio, la Segunda República, el Segundo Imperio). No obstante, la sociedad entró en la revolución industrial, se desarrollaron fábricas, ferrocarriles, grandes empresas y establecimientos de crédito. La Tercera República a partir de1870 fue el régimen más duradero de Francia en casi un siglo y medio.

A partir de la implantación del sufragio universal masculino en 1848, los campesinos y la clase media urbana fueron los sectores de mayor peso electoral y el régimen logró ganar su apoyo a través del proteccionismo aduanero y el desarrollo de la enseñanza primaria laica, gratuita y obligatoria, que creó la expectativa del ascenso social individual.

La Francia republicana participó en la expansión colonial, iniciada con la conquista de Argelia en 1830 y otros territorios de África y el Lejano Oriente. Se construyó un gran imperio, con colonias en el Caribe, África, el Cercano Oriente, la península indochina y el océano Pacífico.

La Primera Guerra Mundial permitió a Francia recuperar los territorios de Alsacia y Lorena, anexados por Alemania en 1870, pero dejó al país desgastado. Un millón y medio de hombres jóvenes murieron; la destrucción material y la deuda interna y externa sumaron más de 150 mil millones de francos-oro y la moneda perdió su tradicional estabilidad. Ni el bloque nacional de derecha ni el partido radical lograron dominar la situación económica y política.

HIPOTESIS

“Los escritores Europeos y Americanos del Siglo XIX narraron historias relacionadas con el momento histórico en que vivieron”.

Conclusión

Lógico que los escritores, ya sean Europeos o Americanos, se vieron afectados por las guerras y conflictos, ya sean en su país o mundialmente, que se hallaban en su cotidianidad y que hacían parte de su crecimiento intelectual como racional, estas situaciones los conllevaban a crear movimientos literarios relacionados con la crítica hacia la política, el progreso y la burguesía, puesto que era imposible evadir e ignorar la situación de guerra, el deseo de poder y el racismo, en el que se encontraba actualmente el mundo. El escritor sentía entonces la necesidad de expresarse, de desahogarse y de dejar fluir todo ese resentimiento, hacia el ser humano, en la literatura, en sus novelas, y en sus personajes.

Un ejemplo de la influencia de los hechos históricos en los escritores, es el romanticismo, un movimiento literario que se origino después de la revolución francesa y en el cual los escritores se refugian en la entrega a la imaginación y la subjetividad, su libertad de pensamiento y expresión y su idealización de la naturaleza plasmada en sus obras.

Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), es un escritor romántico español, en el cual podemos notar ese resentimiento hacia la sociedad:

Mientras se sienta que se ríe el alma sin que los labios rían, mientras se llore sin que el llanto acuda a lugar la pupila, mientras el corazón y la cabeza batallando prosigan, mientras halla esperanzas y recuerdos, habrá poesía.”

Como conclusión general podemos deducir que la hipótesis es totalmente verdadera, que los escritores del silo XIX sí se vieron influenciados por el momento histórico que vivieron.

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 1

I. ANALISIS DE EUGENIA GRANDET Y LA DAMA DE LAS CAMELIAS 2

1. BIOGRAFIA DE LOS ESCRITORES 2

1.1. Honore de Balzac 2

1.1.1. Eugenia Grandet 7

1.2. Alexandre Dumas

1.2.1. La Dama de las Camelias

2. COMPARACION DEL CONTENIDO DE LA DAMA DE LAS CAMELIAS Y EUGENIA GRANDET

2.1. Argumentos

2.1.1. Eugenia Grandet

2.1.2. La Dama de las Camelias

2.1.3. Comparación

2.2. Personajes

2.2.1. Eugenia Grandet

2.2.2. La Dama de las Camelias

2.2.3. Comparación

2.3. Espacios

2.3.1. Eugenia Grandet

2.3.2. La Dama de las Camelias

2.3.3. Comparación

2.4. Tiempos

2.4.1. Eugenia Grandet

2.4.2. La Dama de las Camelias

2.4.3. Comparación

2.5. Imágenes y símbolos

2.5.1. Eugenia Grandet

2.5.2. La Dama de las Camelias

2.5.3. Comparación

II. CONTEXTO HISTÓRICO EN LE CUAL SE HALLAN INMERSOS LOS ESCRITORES

III. HIPÓTESIS

1. CONCLUSIÓN

IV. CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFÍA