ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual): Gonorrea, herpes genital y uretritis

Salud. Patologías. Enfermedades contagiosas. Formas de transmisión. Contagio. Gonorrea. Herpes genital. Uretritis. Síntomas. Tratamiento

  • Enviado por: Jonoswald
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Álgebra Lineal
Álgebra Lineal
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre Álgebra Lineal. Se explica que es una matriz, los...
Ver más información

Aritmética
Aritmética
En este curso de Aritmética se estudian temas necesarios y básicos de esta área. Se muestran las...
Ver más información


ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS)

GONORREA

HERPES GENITAL

URETRITIS

Introducción

Las enfermedades de transmisión sexual son infecto-contagiosas, es decir, q son infecciosas y que se contagian; se transmiten por contacto o relación sexual. Generalmente presentan síntomas en las primeras etapas de su desarrollo.

A las enfermedades de transmisión sexual también se les conoce con el nombre de enfermedades “venéreas”, pero la Organización Mundial de la Salud (O. M. S.) prefiere utilizar la denominación de enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Actualmente, estas enfermedades tienen una alta incidencia en la población y van en aumento progresivo a pesar de los avances científicos en este campo, como el uso de antibióticos y la toma de conciencia que se trata de inculcar en los ciudadanos acerca de estas enfermedades. Venezuela, no se escapa de esta alta incidencia, por eso es muy importante conocer cuáles son estas enfermedades, cómo se adquieren, cómo se curan, y cómo pueden ser controladas, pues la ignorancia y el miedo son los principales factores que impiden la erradicación de estas enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Las enfermedades de transmisión sexual no son exclusivas de grupos de personas, sino que las mismas no distinguen raza, sexo, edad, clase social, religión y educación; cualquier persona puede padecerlas y por eso se hace importante participación de todos para erradicar este flagelo que acaba con las poblaciones enteras.

La mayoría de las veces el contagio de una enfermedad de transmisión sexual ocurre por ignorancia, por miedo, por falta de medidas profilácticas, lo que trae como

Consecuencia su propagación inmediata. Es muy importante

Que se conozca cuáles son los medios de adquirirlas y cuáles son los síntomas, y de inmediato recurrir al médico sanitarista o especialista para que éste indique el tratamiento adecuado. La mayoría de las veces las personas no recurren a los médicos, sino q por miedo o pena prefieren automedicarse, y esto lejos de solucionar el problema lo que hace es agravarlo. El uso incontrolado e inadecuado de medicamentos crea graves daños a la salud.

En nuestro país, la frecuencia de las ETS es muy elevada, a pesar de que los datos que se manejan en el Ministerio de Sanidad y Desarrollo Social (M. S. D. S.) no son del todo exactos, pues en este tipo de enfermedad, las personas por “vergüenza” o por temo no siempre asisten a los centros especializados. En otras ocasiones, asisten a clínicas privadas; estos casos generalmente, no son tomados en cuenta para elaborar los datos estadísticos. De cualquier manera, los datos que se manejan indican q en los últimos años se ha producido un aumento notable en las enfermedades de transmisión sexual, debido, posiblemente, al aumento de la población, a las prácticas de la función sexual a temprana edad, a las variantes sexuales utilizadas, al uso inadecuado de antibióticos que han permitido que los microorganismos causantes de estas enfermedades se hagan resistentes a los mismos.

Ante cualquier sospecha de una enfermedad de transmisión sexual, debemos tener presente lo siguiente:

  • Identificación de la enfermedad de transmisión sexual

  • Posible fuente de contagio de la enfermedad

  • Desarrollo y complicación de la enfermedad

  • Tratamiento adecuado

  • Implicaciones sexuales

Generalmente la fuente de contagio es de persona a persona:

  • Por contacto sexual

  • Por contacto oral

  • A través de la placenta de la madre

  • Congénito, es decir, al momento del nacimiento

  • Por transfusiones sanguíneas o de plasma

  • Por jeringas, por agujas contaminadas u objetos cortantes (navajas, hojillas, etc.).

Todas estas vías de adquisición de enfermedades de transmisión sexual son muy importantes conocerlas y de esta manera se podrán tomar las medidas preventivas necesarias para evitar estas enfermedades.

El desarrollo de las enfermedades de transmisión sexual es muy variable. Generalmente los síntomas no aparecen al momento del contacto, sino después de varios días y en otros casos, varios meses posteriores al contagio.

Las ETS pueden lesionar órganos del cuerpo, afectar el sistema nervioso del individuo y producir graves alteraciones en su conducta, como neurosis, que si no son tratadas a tiempo pueden tener consecuencias fatales, pues los individuos se aíslan socialmente, lesionando la integridad y el bienestar familiar y comunitario.

El objetivo del informe presentado a continuación es analizar algunas de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) las cuales son:

  • Gonorrea

  • Herpes genital

  • Uretritis

  • De manera que estemos al tanto del desarrollo de estas enfermedades a nivel nacional, tomando en cuenta su

    Concepto, síntomas, estudios realizados para finalizar con el

    Contagio de estas enfermedades, y el tratamiento que se debe emplear para curar el organismo de las mismas.

    ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS)

    Son que se suelen contraer directamente de persona a persona a través del contacto sexual. Sin embargo, también pueden ser transmitidas con el beso o con un contacto corporal estrecho. Ciertos agentes patógenos pueden ser también transmitidos a través de los alimentos, las transfusiones de sangre, los instrumentos médicos o las jeringas utilizadas por drogadictos.

    GONORREA

    Esta enfermedad es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Infecta la mucosa de la uretra, el cerviz, el recto y la garganta o membrana conjuntiva de los ojos. Esta bacteria puede propagarse a otras partes del organismo a través de la sangre. La padecen por igual el hombre y la mujer, y la pueden transmitir ambos de la misma forma. No da inmunidad al que la sufre, es decir que, una vez curado, el sujeto puede contraerla de nuevo.

    SINTOMAS GENERALES

    Los síntomas en el caso de los hombres comienzan con una ligera molestia en la uretra seguida de un dolor de intensidad varia al orinar. El orificio del pene puede adquirir un tono rojizo y sufrir una hinchazón. Las mujeres no suelen presentar síntomas al principio. Los primeros suelen aparecer

    después de varias semanas e, incluso, meses después del contagio. La enfermedad solo se detecta después de

    Habérsela descubierto a su pareja. No obstante, hay mujeres que si tienen síntomas, como una gran necesidad de orinar, dolor durante la micción, flujo vaginal y fiebre. Pueden resultar también infectados, los ovarios, las trompas de Falopio y la uretra provocando un intenso dolor en la pelvis. Si los humores infectados entran en contacto con los ojos, puede producirse una infección externa del ojo, denominada conjuntivitis gonocócica. En la mayoría de los hombres infectados se diagnostica analizando una muestra de secreción uretral. Si bien no hay un análisis de sangre específico para detectar la gonorrea, se puede sin embargo tomar una muestra de sangre para ver si la persona en cuestión tiene sífilis o una infección causada por el virus del SIDA, pues suele ocurrir que en algunas personas se presentan más de una enfermedad de transmisión sexual a la vez.

    SINTOMAS

    En la Mujer

    • Secreción vaginal

    • Dolor o sensación urente durante la micción

    • Dificultad para iniciar la micción

    • Irritación de garganta

    • Relación sexual dolorosa

    • Úlceras orales

    En el Hombre

    • Aumento de la frecuencia urinaria o urgencia urinaria

    • Incontinencia

    • Secreción uretral

    • Dolor al orinar

    • Lesiones eritematosas y edematosas en el pene (uretra).

    • Sensibilidad testicular

    TRATAMIENTO

    La gonorrea suele tratarse con la inyección única de ceftriaxona intramuscular o una cura de antibióticos. Si la infección se ha propagado por la sangre, el paciente suele ser hospitalizado para recibir un tratamiento antibiótico intravenoso.

    HERPES GENITAL

    Es una infección viral de transmisión sexual caracterizada por episodios repetidos de erupciones de ampollas pequeñas, dolorosas en los genitales, alrededor del recto o cubriendo áreas adyacentes de la piel.

    CONTAGIO

    • Se transmiten a través de contacto directo de piel con piel. Esto sucede cuando el área contagiada hace contacto con la membrana mucosa, normalmente de boca a genitales

    • La mayoría de la piel en el cuerpo es muy gruesa para que el virus pueda entrar.

    • Si una persona con herpes tiene sexo oral, probablemente la pareja quede contagiada con herpes genital

    • Si una persona con herpes genital, tiene sexo, probablemente su pareja quedará contagiada.

    • Los herpes se pueden transmitir, aun cuando no haya síntomas presentes, esto se debe a que el virus entra en una fase llamada reactivación asintomática, pero contagiosa.

    • No hay evidencias de que el virus, sea transmitido por sentarse en un baño, usar toallas de alguien infectado, etc. El virus es muy frágil y no sobrevive por períodos largos.

    SÍNTOMAS

    • Se pueden presentar algunos síntomas, días después de haber sido contagiado o después de semanas, meses o años.

    • Algunas personas pueden tener un severo brote, días después de haber sido contagiadas o puede ser tan ligero que no lo noten.

    • Es muy difícil para una persona, que mantiene sexo con varias parejas, saber cuando, donde o quien fue el que lo contagió.

    • Los síntomas pueden durar de 3 a 4 semanas, pero generalmente se alivian de 2 a 12 días.

    • Pueden presentarse: ampollas, granos, protuberancias, dolor, comezón, ardor en el área genital; estos pueden ser muy molestos y dolorosos.

    • Síntomas similares a la gripe (dolor de cabeza, fiebre, dolor en la garganta, inflamación de las glándulas linfáticas cercanas a la ingle.

    • Dolor al orinar

    • Algunas personas confunden estos brotes con, piquete de mosco, irritación, algún pelo enterrado, etc.

    ZONA DE APARICIÓN

    Cuando una persona tiene herpes genitales, el virus permanece dormido en la base de los nervios de la espina dorsal. Cuando se reactivan, viajan por los nervios hacia la superficie, algunas veces causando un brote. Todos los nervios en los genitales están conectados, por lo que una persona puede tener brotes en áreas como: vagína, vulva, pene, testículos, ano, etc.

    PERÍODO DE APARICIÓN

    Esto depende de muchos factores y varía de persona a persona, pueden presentarse de 1 hasta 5 brotes anuales. El primer brote puede ser el más fuerte que tendrá.

    • Pueden aparecer con alguna enfermedad, mala alimentación, stress físico o mental, por algunos medicamentos, cirugías, etc.

    PREVENCIÓN

    • Los brotes se pueden controlar de cierta forma llevando una alimentación sana, controlar el stress, hacer ejercicio y dormir lo suficiente.

    • Si tienes alguna molestia o síntoma en la boca es importante que evites tener sexo oral, hasta que los signos y molestias hayan desaparecido o curado

    • Si tienes síntomas presentes en la zona genital, debes evitar tener sexo hasta que las molestias o síntomas desaparezcan.

    • Cuando no haya síntomas presentes, debes utilizar un condón de látex en cada relación sexual, para reducir el riesgo de contagiar

    • El uso de microbicidas o espermaticidas, no reducen el riesgo, si los utilizas, debes utilizar también un condón de látex.

    • Si tienes síntomas y molestias, debes platicarlo con tu pareja, para tomar medidas de precaución.

    • A los primeros síntomas, consulta a tu médico

    Es importante no olvidar que la prevención y detección a tiempo pueden ayudarte a vivir mejor.

    URETRITIS

    Es la inflamación (irritación con presencia de células inmunes adicionales) de la uretra.

    CAUSAS, INCIDENCIAS Y FACTORES DE RIESGO

    La uretritis puede ser causada por los mismos organismos que causan las infecciones del tracto urinario (por ejemplo, Eschericchia coli y la Klebsiella) y por algunas enfermedades de transmisión sexual (por ejemplo, clamidia, gonorrea y las infecciones por Ureaplasma urealyticum). Las causas virales de la uretritis incluyen el virus del herpes simple y el citomegalovirus. Así mismo, la uretritis puede desarrollarse a causa de un irritante químico (como los espermaticidas en condones y jaleas, cremas o espumas anticonceptivas) y también puede ser causada por traumatismo.

    El riesgo mayor está asociado con hombres entre 20 y 35 años, con parejas sexuales múltiples y con aquellos que presentan un comportamiento sexual de alto riesgo (como relaciones sexuales anales sin condón).

    Igualmente, se encuentran en alto riesgo las mujeres jóvenes en edad reproductiva, en las cuales las causas bacterianas comunes pueden ser, entre otras: