ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual)

Salud. ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual). SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida). VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana). Sífilis. Gonorrea. Herpes. Hepatitis B. Métodos antoconceptivos. Preservativos. Diafragma. Ligadura de trompas. Vasectomía. Papiloma

  • Enviado por: Markz
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 15 páginas
publicidad

“ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL”

Las enfermedades de transmisión sexual o enfermedades venéreas son bastante frecuentes en el adolescente y adulto joven por las siguientes razones:

  •  Los adolescentes están teniendo relaciones sexuales cada vez con mayor precocidad.

  •  Tiene una tendencia a cambiar de pareja con mucha frecuencia.

  •  Generalmente no usan preservativos o espermicidas que los protegen.

  •  Muchas veces están contagiados y no tiene síntomas, lo que los hace portadores de la enfermedad.

Las enfermedades de transmisión sexual son enfermedades que requieren siempre un tratamiento con antibióticos. De lo contrario, siguen propagándose por el organismo, provocando mayor daño, como la esterilidad o la muerte.

Por desgracia algunos jóvenes, no consultan a médico; por temor o vergüenza o ignorancia, buscando ellos mismos su propio tratamiento, lo que obviamente casi nunca es eficaz.

Es importante prevenir estas enfermedades, con una responsable sexualidad, manteniendo una sola pareja sexual, usando preservativos o espermicidas, asociados a una adecuada higiene genital y sexual. 

Estas enfermedades se adquieren a través de un contacto sexual entre dos personas en la cual una de ellas está infectada.

Actualmente se le conoce como ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL (ETS). Su importancia radica en la trascendencia de tipo social, ya que son enfermedades muy frecuentes y de fácil contagio de persona a persona.

Las mujeres embarazadas pueden infectarse con las mismas enfermedades de transmisión sexual (ETS) que las mujeres que no lo están. El embarazo no ofrece a las mujeres ni a sus bebés ninguna protección contra las ETS. De hecho, si una mujer contrae una ETS mientras está embarazada, las consecuencias para ella y su bebé son significativamente más graves y hasta pueden ser mortales. Es importante que las mujeres se den cuenta de los efectos dañinos de las ETS y que sepan cómo protegerse y proteger a sus niños contra la infección.

Existen más de 50 enfermedades que se transmiten por vía sexual.

El SIDA

El SIDA es previsible y fácilmente evitable, sin embargo, estamos siendo testigos de una epidemia mundial de esta enfermedad letal.

Señales y síntomas de la infección por el VIH y el SIDA.

Después de contraer el VIH, una persona puede seguir gozando de una buena salud durante uno, dos o hasta diez años. Con el tiempo, sin embargo, el virus empieza a debilitar el sistema inmunitario del cuerpo y, por lo tanto, su capacidad para combatir las enfermedades. Las personas infectadas con el VIH pueden presentar una variedad de síntomas, entre otros: pérdida de apetito, pérdida de peso, fiebre, sudores nocturnos, erupciones de la piel, diarrea, fatiga, falta de resistencia a la infección o inflamación de los ganglios linfáticos.

Las señales de que una persona infectada con el VIH ha contraído el SIDA aparecen después de que el sistema inmunitario de l paciente se ha debilitado severamente, y entonces, enfermedades como la neumonía, la meningitis o el cáncer pueden ocurrir.

Existen varios medicamentos en el mercado que pueden desacelerar la producción del virus que causa el SIDA. Aunque no es una cura, estos medicamentos podrían retardar los síntomas y la muerte final en algunos pacientes con SIDA. Las enfermedades relacionadas con el SIDA, como la neumonía, se tratan con medicamentos específicos para aquellas enfermedades.

EL SIDA en los recién nacidos

El VIH también puede ser transmitido de madre a hijos durante el embarazo, el parto o la lactancia materna. Existe el riesgo de uno en tres de que una mujer infectada con el VIH contagie el virus a su bebé. Una mujer que sabe o que sospecha que ella está infectada con el VIH, deberá hacerse un examen médico antes de tratar de concebir a un niño.

CHANCROIDE

La bacteria causante del chancroide es Haemophilus Ducreyi y se transmite por vía sexual. El chancroide es causa común de úlceras genitales en las regiones tropicales.

Señales y síntomas

Se forman llagas dolorosas y anormalmente sensibles al tacto. Generalmente los ganglios de la parte afectada se hinchan. Las partes genitales y bucales son los sitios más comunes de la infección.

CHLAMYDIA

Las infecciones de Chlamydia, causada por diversas cepas de la bacteria Chlamydia Trachomatis, son uno de los tipos más comunes de enfermedad venérea. Si se trata temprano con antibióticos, la enfermedad puede curarse. Si se deja sin tratar, la Chlamydia podría diseminarse a los órganos reproductivos, conduciendo

a la infertilidad en las mujeres y, posiblemente, en los hombres.

Señales y síntomas

La Chlamydia puede producir una variedad de señales y síntomas, según la etapa de la enfermedad. En las mujeres, estas señales y síntomas pueden incluir un exudado vaginal delgado, dolor al orinar, hemorragia vaginal entre los períodos menstruales o después del coito y dolor abdominal inferior. En los hombres, estas señales y síntomas pueden incluir una sensación de ardor al orinar, la sensación de tener que orinar con frecuencia y una secreción de pus del pene. Los hombres tienen mayor probabilidad de notar la Chlamydia más temprano. Las señales y los síntomas de la Chlamydia empiezan generalmente cerca de 21 días después de contraerse la enfermedad.

La Chlamydia en los recién nacidos

La Chlamydia puede tratarse exitosamente durante el embarazo. Si es transmitida a un recién nacido durante el parto, el recién nacido puede contraer conjuntivitis y neumonía, ambos de los cuales también pueden tratarse.

SIFILIS

La sífilis es una enfermedad compleja, pero generalmente curable; causada por una espiroqueta conocida como Treponema pallidum. Si no se trata, la sífilis progresará a través de varias etapas diferentes. Algunas de las señales y síntomas de la sífilis desaparecen por su propia cuenta sin tratamiento esto no implica que la enfermedad desapareció. La sífilis sólo puede ser curada por medicación, así que es muy importante ver a un médico, aunque usted parezca estar sintiéndose mejor.

Señales y síntomas

Etapa primaria

Cerca de diez días a seis semanas después de la exposición a la espiroqueta, una herida o úlcera roja llamada chancro, aparece donde la enfermedad se introdujo al cuerpo.

El sitio más común es los genitales, pero pueden ser afectadas otras áreas del cuerpo como la lengua.

Pueden agrandarse los ganglios linfáticos cerca del lado de las infecciones (en la ingle o en el cuello, por ejemplo). Las lesiones causadas por la sífilis desaparecerán sin tratamiento, pero la enfermedad no será curada.

Etapa secundaria

Dos a doce semanas después que el chancro desaparece, una erupción cutánea (de la piel) de granitos rojos costrosos y pequeños que no causan comezón, aparece; generalmente en las palmas de las manos y en la región de las plantas de los pies. Lesiones rosadas o grises pueden aparecer en las membranas mucosas de la boca, de la vulva y del pene. Tanto la erupción como las lesiones son sumamente contagiosas

Los síntomas de gripe, como fiebre, dolores, dolor de cabeza, náusea y pérdida de peso, también pueden estar presentes.

Sin tratamiento, desaparecerán estas señales y síntomas, pero el paciente no se curará.

Etapa latente

Con el tiempo, desaparecen las erupciones y otras señales y síntomas. Aunque la infección está presente, la persona ya no es contagiosa. Casi dos terceras partes de las personas con sífilis no tratada permanecen en esta etapa latente, que puede durar 20 años o más, hasta su muerte.

Etapa final

Cerca de una tercera parte de los pacientes no tratados con sífilis llega a esta etapa. La enfermedad hace erupción nuevamente sin advertencia. Puede atacar cualquier órgano

del cuerpo, causando parálisis, ceguera y hasta la muerte.

Sífilis en los recién nacidos

La sífilis puede ser transmitida a un niño no nacido, aunque la enfermedad esté en su etapa latente en el momento del nacimiento del bebé. Una mujer embarazada con sífilis a veces puede tratarse exitosamente, por lo tanto, reduce los riesgos para su recién nacido; sin embargo, 30-40 por ciento de los fetos infectados por la sífilis son mortinatos (muertos al nacer), y los que sí sobreviven pueden morir poco después del nacimiento o sufrir de daño cerebral, problemas de desarrollo o de trastornos de la vista y del oído.

GONORREA

La gonorrea es una enfermedad curable causada por una bacteria, el gonococo de neisseria. Si no se trata con antibióticos, la gonorrea puede volverse crónica, conducir a una variedad de graves complicaciones de la salud, incluyendo esterilidad permanente en los hombres como en las mujeres.

Señales y síntomas

Las señales y síntomas de la gonorrea generalmente aparecen entre 2 y 7 días después de la exposición. La gonorrea temprana a menudo pasa sin detectarse en las mujeres. El sitio más común de la infección en las mujeres es el cuello uterino (el canal en el útero). Una mujer infectada puede notar un exudado vaginal blanco o amarillo. En los hombres, el sitio más común de la infección es la uretra (el tubo que lleva la orina y el semen a través del pene). Un hombre infectado puede presentar dolor al orinar, una necesidad más frecuente de orinar y una secreción blanca o amarilla del pene. Si está infectada la uretra de una mujer, ella también puede experimentar urinación incómoda y más frecuente y una secreción de pus de la uretra. Si está infectado el ano, los hombres y las mujeres pueden presentar inflamación del ano, evacuaciones intestinales dolorosas y una descarga del ano que parece pus.

Gonorrea en los recién nacidos

La gonorrea puede transmitirse a un recién nacido durante el parto, causándole ceguera. Para prevenir esto, las gotas de nitrato de plata se colocan habitualmente en los ojos de todos los recién nacidos. Un bebé nacido con gonorrea puede curarse sin efectos adversos adicionales de la enfermedad.

HERPES

Hay dos tipos de herpes. El tipo I generalmente se manifiesta en úlceras labiales, mientras que el tipo II suele ocurrir en forma de úlceras en los genitales. Sin embargo, ambos tipos pueden infectar cualquier membrana mucosa. Las personas infectadas pueden sufrir brotes de úlceras varias veces al año, y éstos generalmente duran aproximadamente una semana. Algunas personas experimentan sólo un episodio o ninguno.

El herpes es una enfermedad que permanece oculta durante períodos largos, reapareciendo esporádicamente. En las personas con episodios frecuentes de herpes genital (seis o más episodios por año), los antivirales a veces se prescriben para ayudar a prevenir las erupciones. Las erupciones herpéticas son generalmente impredecibles, pero en algunos pacientes parecen ser desencadenadas por factores como el estrés, las enfermedades o una lesión.

Señales y síntomas

La mayoría de las infecciones son asintomáticas. Dentro de dos a doce días de la exposición, ronchas rojas pequeñas aparecen en el área de la infección. En unos pocos días se llenan con líquido claro y forman ampollas, que generalmente son sumamente dolorosas y pueden causar comezón.

Los síntomas como de gripe, incluyendo fatiga, dolores de cabeza y dolores musculares pueden preceder el brote de la ampolla. Cuando se revientan las ampollas, forman úlceras, que con el tiempo sanan cuando se forma piel nueva. Cuando las heridas han sanado completamente, se cree que el virus ya no es contagioso.

En las mujeres, las ampollas herpéticas aparecen más comúnmente en el área interna o externa de la vagina, de las nalgas o del ano. En los hombres comúnmente aparecen en el pene, en el escroto, en las nalgas o en el ano. El herpes también puede estar presente en el cuello uterino de una mujer o en la uretra del hombre, donde una lesión no sería visible. El herpes también puede afectar los ojos si el virus se transmite allí por un dedo infectado. Existe alguna evidencia de que el herpes genital puede asociarse con un riesgo mayor de cáncer del cuello uterino.

El herpes aumenta el riesgo de contraer la infección por el VIH, puesto que las úlceras facilitan la entrada del virus del SIDA en el cuerpo.

Herpes en los recién nacidos

El herpes puede ser transmitido a un recién nacido durante el parto si el bebé se pone en contacto con la lesión herpética activa de la madre. Existe alguna evidencia de que la enfermedad puede transmitírsele al bebé mientras todavía está en el vientre, debido a la peladura viral de la enfermedad. El herpes congénito puede tener muy graves consecuencias, incluyendo la ceguera, el daño cerebral e inclusive la muerte.

Cuando una mujer embarazada que se aproxima al final de su término se diagnostica con herpes genital activo, el parto por cesárea (remoción del bebé a través del abdomen de la madre) puede reducir el riesgo de infección.

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH)

Los virus del papiloma humano (VPH), o los causantes de verrugas genitales, son una familia de virus que producen verrugas en la boca, la garganta, los genitales o el ano. Aunque éstas no son dolorosas y a menudo son pequeñas, algunas personas tienen verrugas grandes que pueden causar problemas, como obstrucción de la uretra o la laringe en los lactantes. La importancia de éste virus es que estudios científicos han demostrado que este virus es el principal precursor del cáncer del cuello uterino, del pene y del ano.

Señales y síntomas

Las verrugas crecen en la boca, la garganta, los genitales o el ano. Son masas protuberantes y carnosas que no causan dolor. Los subtipos de VPH que causan verrugas externas generalmente no se relacionan con el cáncer. Las verrugas se pueden extirpar (con calor, congelación o productos químicos), pero pueden volver a surgir puesto que el virus permanece latente en el cuerpo. Los frotis anuales de Papanicolaou están indicados para detectar el cáncer del cuello uterino.

HEPATITIS B (VHB)

LA Hepatitis B (VHB) causa lesiones en el hígado y puede transmitirse por vía sexual. El virus también se transmite a través de productos hematológicos contaminados o jeringas contaminadas. El VHB se encuentra en los líquidos del cuerpo, incluidos el semen y las secreciones vaginales.

Señales y síntomas

Los síntomas iniciales son náuseas, dolor estomacal, pérdida del apetito y dolores de cabeza. En las fases tardías se observan hinchazón de los ganglios y daño hepático, y los ojos y la piel de la persona se tornan amarillos. En casos excepcionales, algunas personas mueren a causa de daño hepático severo. Algunas personas infectadas sufren brotes de infección de por vida.

OTRAS ENFERMEDADES

Existen otras enfermedades que pueden transmitirse por vía sexual, pero que su importancia es menor debido a que su modo de transmisión principal se da por otra vía. Estas enfermedades son: amibiasis, conjuntivitis, criptosporidiasis, escabiosis, estreptococos del grupo B, fiebre de Lassa, ftiriasis, granuloma inguinal, hepatitis C y D, ladillas, leishmaniasis, linfogranuloma venéreo, molusco contagioso, uretritis no gonocóccica no específica, verrugas venéreas, virus citomegálico y virus de Ebola-Marburg.

 

Todas las personas, independiente mente de la edad o del sexo, deben ser responsables de sus actos y saben que tener relaciones sexuales sin protección representa un riesgo que a final de cuentas son libres de tomarlo o no; es cuando salen afectadas terceras personas cuando esto se vuelve injusto.

Esto es, cuando la mujer queda embarazada y contrae alguna enfermedad heredada al producto quien no tiene la culpa de las irresponsabilidades de los padres. O cuando la madre o padre de familia muere dejando solos a sus hijos después de contraer el sida u alguna otra ETS.

Existen todos los medios para evitar el riesgo de ser victima de estas enfermedades, pero la decisión es de las personas.

“METODOS ANTICONSEPTIVOS”

Los métodos anticonceptivos son cada día más usados por todas las personas, especialmente entre las décadas de los 20 y 30 años. Su finalidad es impedir la concepción, es decir, que el espermatozoide no fecunde el óvulo.

Como su nombre indica y se ha referido en el apartado anterior, se trata de procedimientos que evitan la fecundación, por lo que no deben de confundirse con los procedimientos abortivos. Dentro de ellos se encuentra una gran variedad de métodos anticonceptivos, y de otros que actúan como anticonceptivos pero que pueden actuar en un momento determinado como abortivos.

Existe una gran variedad de métodos, los cuales son agrupados en cuatro categorías, en base a la mecánica utilizada para evitar la concepción. Las cuatro categorías en las cuales se agrupan los métodos anticonceptivos son:

METODO DE BARRERA:

Evitan el embarazo bloqueando o inactivando al espermatozoide antes de que alcance el óvulo y lo fertilice.

El preservativo o condón: El preservativo, también denominado profiláctico o condón, es una funda de látex que se coloca en el pene erecto durante el acto sexual previo a la penetración y que contiene el semen eyaculado, impidiendo así su paso a los óvulos y, por tanto, la fecundación.

Para realizar un uso correcto y eficaz del preservativo, es imprescindible llevar a cabo su colocación antes de cualquier contacto genital, puesto que puede producirse una salida de esperma previa a la eyaculación. También es indispensable utilizar sólo preservativos que consten de un depósito para el semen, y apretar dicho depósito entre los dedos en el momento de la colocación, con la finalidad de quitar el aire que, comprimido con el esperma, podría provocar la rotura del profiláctico. Por último, es preciso sujetar el anillo del preservativo en la base del pene y retirar éste de la vagina antes del cese de la erección, pues de lo contrario, podrían producirse pérdidas de semen.

Los preservativos deben guardarse en un lugar fresco, seco y oscuro para evitar su deterioro, y siempre debe tenerse en cuenta su fecha de caducidad.

En caso de que se utilicen lubricantes vaginales, debe escogerse aquellos especialmente elaborados para su uso con preservativos, puesto que los lubricantes con base oleosa o de petróleo pueden producir microscópicas perforaciones por las que se filtren el semen y también los microorganismos infecciosos, en caso de que algún miembro de la pareja padezca alguna enfermedad que se transmita por contacto sexual.

Para evitar dichas perforaciones, nunca deben emplearse como lubricante algunas cremas hidratantes, la vaselina o el aceite para bebés.
En cuanto a su eficacia anticonceptiva, recientes estadísticas demuestran que sólo se producen 2 ó 3 embarazos al año por cada 100 hombres que emplean correcta y sistemáticamente este método. Este índice de riesgo se reduce significativamente si el preservativo es utilizado conjuntamente con un espermicida.

El condón femenino es una funda de plástico, de mayor tamaño que el

masculino, más duro y resistente. Se coloca en la vagina. Cada preservativo se usa una sola vez.

El diafragma: El diafragma es un objeto consistente en media esfera de plástico que posee un borde anular en cuyo interior hay una lámina metálica plana o en espiral, la cual permite su ajuste entre la vagina y el cuello uterino.
Este método, al constituir una barrera entre la vagina y el útero, impide el paso de los espermatozoides hacia el interior del útero. Los músculos vaginales permiten la sujeción del diafragma, pero como la vagina tiende a aumentar su profundidad durante el acto sexual, resulta necesario el uso de espermicidas al emplear el diafragma.

El diafragma debe insertarse poco antes de la relación sexual y ser retirado seis u ocho horas más tarde; si se produce un nu evo contacto sexual antes de que transcurra ese tiempo, basta con introducir en la vagina una nueva dosis de espermicida, sin retirar el diafragma. Cuando éste es finalmente extraído, debe ser lavado con agua fría y jabón, cubierto de talco y guardado en su estuche junto con el espermicida. Debe renovarse cada dos años, incluso antes si se observa en él alguna alteración o si la mujer cambia de peso de forma significativa; además, periódicamente el ginecólogo verificará si se trata del tamaño adecuado, pues las medidas del fondo de la vagina y del cuello uterino pueden experimentar alguna variación.

La esponja vaginal: Es una esponja redonda de espuma de poliuretano absorbente que se adhiere al fondo de la vagina. Está impregnada con una sustancia espermicida, que para ser activada debe humedecerse con agua.

La esponja se puede insertar en las 24 horas anteriores a la relación sexual, o pocos minutos antes de ésta, pero debe extraerse 8 horas después del acto sexual. Si antes de transcurrir las ocho horas se mantienen de nuevo relacioses sexuales, es necesario añadir previamente más espermicida sin quitar la esponja.

Su eficacia es menor, puesto que algunos estudios revelan que el índice de fracaso de este método se sitúa alrededor del 18%.

El Dispositivo Intrauterino (DIU): Es un objeto de plástico y cobre, generalmente en forma de T , que se introduce en el útero y provoca una reacción inflamatoria que da lugar a la movilización de anticuerpos hacia el dispositivo, los cuales destruyen a los espermatozoides. De forma secundaria, el DIU ocasiona una modificación de la mucosa uterina que obstaculiza la implantación del óvulo en caso de que este sea fecundado.

Este dispositivo debe ser colocado por el ginecólogo, que lo revisará durante los dos primeros meses. Si es bien tolerado, la siguiente revisión se realizará un año después. Una vez a la semana aproximadamente, la mujer debe cerciorarse de que el DIU continúa en su lugar, verificando mediante el tacto la existencia del apéndice de hilo de nailon que posee el dispositivo y que sobresale del fondo de la vagina.

El DIU debe retirarse o cambiarse al cabo de dos años de su inserción.

Este método puede provocar durante los primeros meses efectos secundarios como calambres, leves pérdidas de sangre y

menstruaciones más abundantes. Además, en ocasiones el DIU puede aumentar el riesgo de que se produzca un embarazo fuera del útero o provocar infecciones de la mucosa uterina o de las trompas de Falopio que pueden conducir a la esterilidad.

METODO QUIMICO

Dos tipos, los que forman una barrera contra el semen y destruyen los espermatozoides y los que actúan impidiendo que el óvulo madure y sea expulsado del ovario (ovulación) o impiden que estos se implanten en la pared uterina.

Píldora anticonceptiva: Es un compuesto de hormonas sintéticas similares a las naturales de la mujer (estrógenos y progesterona). Al tomarlas la hipófisis deja de mandar ordenes al ovario para que este produzcan estas hormonas, por lo que el ovario queda en reposo y no hay ovulación, por tanto no puede haber fecundación, lo que hace imposible el embarazo.

Píldora de emergencia: La anticoncepción de emergencia(AE) se refiere a los métodos que puede usar las mujeres para impedir el embarazo luego de una relación sexual sin protección (acto sexual en el que no se ha usado un método anticonceptivo o en el que el uso del método ha experimientado un accidente). Existen varios tipos de anticoncepción de emergencia que se usan en todo el mundo, incluyendo diversos regímenes hormonales y la inserción post-coital del DIU-T de cobre. Todos deben utilizarse dentro de algunos días después de una relación sexual desprotegida y previenen el embarazo en la mayoría de las usuarias.

Pese a su seguridad y eficacia relativamente alta, muchas mujeres desconocen la existencia de estos métodos o no saben como utilizarlos. Los datos también sugieren que los proveedores carecen de información acerca de la AE y debido a ello, sigue para la entrega de servicios protocolos inconsistentes u obsoletos.

Al ofrecer información y servicios en anticoncepción de emergencia, los programas de planificación famililar pueden ayudar a las mujeres que no están usando un método anticonceptivo y que desean evitar un embarazo, los servcios de AE pueden también servir como un primer punto de contacto con el/la provedor/a de planificación familiar. Este artículo analiza la eficacia, seguridad, modo de acción, uso correcto y consideraciones sobre la entrega de servicios de dos de los regímenes hormonales más comúnmente usados.

Inyección hormonal: Se trata de administrar a la mujer en forma de inyección la cantidad de hormonas de un envase o más de píldoras anticonceptivas. Así la frecuencia de las inyecciones puede ser cada cuatro, ocho o doce semanas. La composición puede variar: sólo de progesterona o combinando estrógeno y progesterona. Produce el mismo efecto anticonceptivo que la píldora.

Implante hormonal: El implante está formado por 6 pequeños tubos del tamaño de una cerilla que se insertan bajo la piel del brazo de la mujer y que van liberando lentamente hormonas sintéticas (progestágeno, similar a la hormona natural producida por el cuerpo de la mujer) en el organismo en una dosis constante y muy baja, estas hormonas evitan que los ovarios expulsen los óvulos además de causar cambios en la pared uterina y en el moco cervical.

Espermicidas: Los espermicidas se clasifican como métodos de barrera química. Existen en el mercado en forma de cremas, geles y óvulos vaginales. Tienen una doble acción, por un lado el ingrediente activo o agente espermicida inmoviliza o mata a los espermatozoides, y por el otro, la emulsión que contiene la sustancia activa forma una barrera que bloquea la apertura del cervix. Deben ser siempre utilizados en combinación con otros métodos anticonceptivos, ya que por si solos tienen muy poca eficacia.

Es un Anticonceptivo de uso vaginal, sustancia espermicida que afecta a los espermatozoides separándoles la colita con lo cual pierden movilidad y mueren, de tal manera que no logran unirse con el óvulo. Su acción es similar a la de un detergente y en alta dosis es un irritante.

Su efectividad práctica es del 79%.

El espermicida en cápsula u óvulo se utiliza para cada coito, 10 minutos antes de la relación coital se introduce profundamente en la vagina (sin forzar). 

El efecto anticonceptivo de estos productos dura aproximadamente una hora.


METODOS QUIRURGICOS:

Intervenciones quirúrgicas que producen esterilidad permanente.

Ligadura de trompas:

Es una intervención quirúrgica que se realiza en la mujer, con anestesia general.

Consiste en seccionar

o bloquear las trompas de Falopio (con clips, anillas o electrocoagulación), lo que impide el recorrido del óvulo por la trompa en dirección al útero y por tanto la fecundación. Es permanente e irreversible. No protege de infecciones de transmisión sexual.

Vasectomía: Es una intervención quirúrgica que se practica en el varón con anestesia local.

Consiste en cortar o pinzar los conductos deferentes con el fin de que el semen eyaculado no contenga espermatozoides. No protege de infecciones de transmisión sexual.

METODOS NATURALES:

Los métodos naturales no son métodos anticonceptivos, sino un estilo de vida que ayuda a la pareja a ejercer su paternidad responsable. Son definidos como aquellos que observan los signos y síntomas naturales del ciclo menstrual femenino, haciendo posible distinguir las etapas fértiles de las infértiles, para que la pareja decida mantener o abstenerse de las relaciones sexuales.

Las fases del ciclo femenino se reflejan de diversas maneras en el exterior del organismo, y es fácil aprender a leer o a distinguir los síntomas que determinan el momento del ciclo para actuar en consecuencia, sin alterar el proceso biológico natural. El segundo fundamento es la libre voluntad de la pareja para mantener o abstenerse de las relaciones sexuales, según los fines propuestos y la fase del ciclo.

Los métodos naturales contemplan la "paternidad responsable", que implica un conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la persona, considerando las condiciones físicas, económicas, psicológicas y sociales de la pareja, que decidirá tener una familia numerosa, o bien, evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido.

Método de la ovulación: El método se basa en la determinación de las características del moco cervical que se obtiene en el interior o en el introito vaginal, respecto a su cantidad, elasticidad y transparencia. En determinados períodos del ciclo, la mujer se siente seca y el moco es escaso, pegajoso, poco elástico y turbio, por lo que actúa como un tapón o diafragma natural en el cuello uterino, e impide el ascenso de los espermatozoides al útero y la concepción.

Esto ocurre en forma natural después de la menstruación, durante el inicio de la fase folicular, y después de la ovulación hasta el inicio de la menstruación. Al final de esta fase folicular, el moco adquirirá características de fertilidad y discurrirá abundantemente a lo largo de la vagina, protegiendo a los espermatozoides del medio ácido vaginal y permitiendo su paso por el cervix hacia el útero. El período de fertilidad corresponde la fase de moco fértil, unos cinco días antes de la ovulación y hasta cuatro días después del dia cumbre.

Es un método sencillo, eficaz y sin ningún costo, ya que no es necesario ningún aparato. Su efectividad es del 95 % en usuarias.

Temperatura basal: Se fundamenta en que la temperatura basal se incrementa después de la ovulación, de 0.3 a 0.5 °C a lo largo de tres días, manteniéndose alta durante toda la segunda mitad del ciclo. El momento de la ovulación es el último día de temperatura baja y se considera que la ovulación se ha producido cuando las tres lecturas siguientes son superiores a las seis precedentes en dos o más décimas.

La temperatura debe tomarse diariamente, aproximadamente a la misma hora, por la misma vía, ya sea bucal, rectal o vaginal, en condiciones basales semejantes, y con termómetros sensibles, como los basales que se venden en las farmacias, aunque puede servir cualquier termómetro clínico.

Método Sintotermico: Combina varios métodos naturales para detección de la fertilidad, como la temperatura basal, el moco cervical, el ritmo y los llamados signos adicionales de fertilidad que aparecen en algunas mujeres. Estos últimos son, por ejemplo, el dolor de la fosa iliaca en el lugar donde se acaba de producir la ovulación y, en la segunda parte del ciclo, síntomas en los senos, como un aumento en el volumen y la sensibilidad, un reblandecimiento o malestar y otros, como retención de líquidos, rechazo a ciertos olores, aumentos de excitabilidad, dolores de cabeza, depresiones y sofocos.

Es un método reconocido por la OMS y muy seguro, al estar perfectamente controlados varios síntomas, simultáneamente, a lo largo del ciclo. Es el método ideal para las parejas metódicas, que quieren un método natural eficaz, inocuo y sin ningún costo. El índice de eficacia es de 99.7%

Método del ritmo: También llamado del calendario, o de Oggino-Knaus, fue el primer método natural, dado a conocer por Oggino en 1930 y Knaus en 1933, quienes realizaron sus estudios en forma independiente y constituyeron los primeros conocimientos sobre la fertilidad femenina y su regulación.

Se basa en el cálculo probabilístico de lo que va a suceder, a diferencia de los actuales que se basan en el diagnóstico de lo que está sucediendo. Exige que los ciclos sean regulares y, dado que la supervivencia de los espermatozoides es como máximo de cuatro días y de los óvulos dos días, la época fértil corresponde a los cuatro o cinco días previos y porteriores a la teórica ovulación.

El período potencialmente fértil resulta de restar 19 días a la duración del ciclo más corto y 11 al más largo. Cuando la diferencia entre el ciclo más largo y el más corto es superior a 10, el método resulta impracticable. El índice teórico de fallas de los distintos estudios oscila entre el 14.4 y el 40%, aunque muchos de los embarazos imputados al método, pueden ser debidos a su uso incorrecto.

Existe una gran cantidad de medios para evitar traer al mundo seres no deseados que solo vienen a sufrir los desprecios de sus padres o a ser acecinados por medio del aborto

“UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO”

ESCUELA NACIONAL PREPARATORIA #9

“PEDRO DE ALBA”

GPO: 553

MATERIA: BIOLOGIA

“ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL”

“METODOS ANTICONSEPTIVOS”

2006-2007

“BIBLIOGRAFIA”

*ENCICLOPEDIA AUTODIDACTICA LIBRET

TOMO 7

PAGINA 188-199

*ENCICLOPEDIA AULA SIGLO XXI

TOMO 1

PAGINA 50-75