Etología de los tiburones

Zoología. Taxonomía. Historia. Características. Clases. Biología. Reproducción

  • Enviado por: Pepinito
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 15 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Serie de ejercicios resueltos de de introducción a la Física

Este curso va ligado al curso...
Ver más información

Electrónica Digital
Electrónica Digital
Si estas en la Universidad y tu curso de Electrónica se te hace cuesta arriba,...
Ver más información


Gimnasio Campestre

Monografía

Tema: La etología de los Tiburones

Bogotá

La Etología de los Tiburones

  • Definición simple:

  • El tiburón es un pez marino de gran tamaño, cuerpo esbelto y fusiforme, aletas pectorales grandes y morro puntiagudo, con posición inferior, provista de varias filas de dientes afilados.

    La mayoría de los tiburones son carnívoro, viven en aguas cálidas, alcanzan de 3 a5 metros de longitud (la mayoría de las especies de tiburones) y son las especies de presa más veloces; existen un par de especies que se alimentan de plancton, de dimensiones del orden de 15 metros de longitud (Tiburón Ballena). Entre las principales especies de tiburones figuran el Tiburón Blanco o Jaquetón, el Tiburón Azul, el Tiburón Boreal o de Groenlandia, que vive en los mares de Groenlandia, el Tiburón Gris, entre otras.

    Las distintas especies de tiburón tienen dietas alimenticias diversas. Algunos tiburones se concentran principalmente en algunos tipos de presa, como crustáceos o pequeños peces. El tiburón ballena, por ejemplo, se alimenta de microscópicos zooplancton y

    pequeños peces. Otros son "oportunistas", y se alimentan de cualquier planta o criatura que haya disponible.

    A pesar de que los tiburones son las criaturas más temidas, muchas especies de tiburón nunca atacaron a los humanos. Los científicos creen que los tiburones

    atacan humanos, cuando los confunden con sus presas habituales, como leones marinos, tortugas y grandes peces. Normalmente liberan a su víctima cuando se

    percatan de su error, provocando solamente heridas leves. Menos habitual, y más mortíferos, son los ataques tipo "golpe y fuga", en los que el tiburón circunda y golpea a la víctima, dando múltiples mordidas.

    Historia:

    Los tiburones aparecieron aproximadamente 450 millones de años.

    Hoy día, el registro fósil de los tiburones es tres veces más extenso en el tiempo que el de los dinosaurios, se remota a épocas cien veces más antiguas que el del hombre.

    Esto significa que su árbol genealógico comprende más de 450 millones de años de evolución. Había tiburones que nadaban en las aguas de océanos prehistóricos mucho antes que los primeros animales vertebrados se arrastraran por la tierra firme, antes que los insectos echaran a volar, incluso antes que muchas plantas hubieran colonizado de manera efectiva los continentes.

    Éste registro fósil de los tiburones es fragmentario en su mayor parte, que normalmente lo único que se encuentran son los dientes, que a veces se hayan grandes cantidades.

    Han habido casos en los que se han descubierto partes del esqueleto interno e incluso ejemplares completos.

    Estos descubrimientos se someten siempre a un riguroso estudio, para así poder sacar la máxima información posible.

    A diferencia de los peces, que tienen escamas por todo el cuerpo y de la misma naturaleza, la piel de los tiburones está recubierta por pequeños dentículos dispuestos de forma reticular. A medida que el tiburón va creciendo, estos dentículos se van cayendo y se van renovando poco a poco, aunque no aumentan de tamaño, si aumenta su numero. Mientras que en los tiburones primitivos, los dentículos crecían algo, antes de caerse.

    En cuanto los dientes, se ha calculado que el tiburón produce, utiliza y desecha decenas de miles de dientes, en un transcurso de pocos años, además de eso, los dientes de tiburón son objetos duros y resistentes que se fosilizan con facilidad.

    Uno de los tiburones mas antiguos y primitivos es Cladoselache, de unos 400 millones de años, hallado en estratos paleozoicos de Ohio, Kentucky y Tennessee (EE.UU.). Éste tiburón no era muy grande, solo media un metro de largo y tenía aletas rígidas.

    El Cladoselache era un tiburón ágil y rápido, ya que tenía la forma de la cola (aleta dorsal) parecida a la del Jaquetón y a la del Marrajo, que son veloces nadadores.

    Esto les ayudo notablemente en su supervivencia, ya que podían escapar de peces o animales mas grandes que ellos, y eso gracias a su velocidad.

    Todos los fósiles hallados entre 300 y 150 millones de años de edad, pertenecían a dos grupos, uno, a los xenacantos, que estaban confinados a los ambientes de aguas dulces, se extendieron por todo el mundo y que tuvieron una longevidad bastante notable. Y el segundo, los hibodontos, que predominaron en los océanos y aguas dulces durante la época de los dinosaurios.

    Hoy día, se conocen fósiles de tiburones actuales, como el del Marrajo y especies próximas.

    Al principio de la evolución de los Jaquetones, aparecen por lo menos dos líneas de esto, una, presenta dientes con un serrado lateral relativamente tosco, que probablemente de ahí provienen los Jaquetones actuales, y la otra tiene un serrado mucho más.

    Otro de los antepasados de los tiburones actuales es el gigantesco Carcharodon megalodon, cuyos dientes sobrepasaban los diesiocho centímetros de altura y cuya longitud total puede haber sobrepasado los doce metros.

    Éste tiburón (Carcharodon megalodon), no perece ser un antepasado directo del Jaquetón, como muchas personas pensaban.

    Etología de los tiburones

    Diente de tiburón Blanco, diente de Carcharodon megalodon

    Pero, qué factores contribuyeron al ascenso de los grandes tiburones depredadores como el Jaquetón?

    Puede ser significativo que su aparición coincida con el fin de los dinosaurios y la expansión y diversificación de los mamíferos. De pronto las últimas etapas de la evolución de los tiburones con el ascenso de los mamíferos marinos hace unos 600 millones de años, mucho antes que hubieran personas, a las cuales pudieron ser devoradas.

    Clases de tiburones:

    Sobre la tierra existen muchas clases de tiburones, unas muy conocidas, otras no tanto y otras desconocidas.

    Por lo general, los nombres que se oyen en los periódicos, televisión, revistas, etc son los más comunes, por ejemplo: El Tiburón Blanco (Carcharodon carcharias), Tiburón Tigre (Galeocerdo cuvier), Tiburón Azul (Prionace glauca), Tiburón Ballena (Rhiniodon typus) , Tiburón Angel (Squatina dumeril), entre otros.

    Todos los tiburones pertenecen a un grupo u orden. En total existen 8 grandes de estos grupos en los cuales se dividen todas las clases de tiburones.

    Por ejemplo, el Tiburón Blanco se le conoce por ser uno de los más agresivos, mientras que al Tiburón Ballena se le conoce por ser el más grande. Esto demuestra que cada uno de los tiburones se les conoce por diferentes características y que muy parecidos que sean, siempre tendrán una diferencia, así sea la más mínima.

    Aproximadamente se conocen alrededor de 350 a 400 especies de tiburones.

    Etología de los tiburones

    Tiburón Azul (Prionace glauca)

    Los ocho ordenes son: orden Escualiformes, orden Pristioforiformes, orden Escuatiniformes, orden Hexanquiformes, orden Carcarriniformes, orden Lamniformes, orden Orectolobiformes y orden Heterodontiformes.

    Los Escualiformes; primero que todo, son tiburones con dos aletas dorsales, por lo general con espinas, sin aleta anal, cuerpo cilíndrico, boca corta y hocico largo. Muchos tienen dientes cortantes y poderosos en ambas mandíbulas. En algunas especies estos dientes sólo se hallan en la mandíbula inferior y los dientes superiores sirven para sujetar el alimento.

    Este grupo grande y variado, comprende tres familias y unas 82 especies que resultan ciento todas ovovivíparas (los huevos eclosionan en el interior del cuerpo de la madre). Se encuentran en todos los océanos, a veces a profundidades de hasta 6000 metros.

    Los Pristioforiformes; son tiburones sierra y sus parientes, comprende de una sola familia y de cinco especies conocidas, las cuales todas son ovovivíparas. El hocico es en forma de sierra probablemente, que lo utilizan para dejar fuera de combate a sus presas.

    Los Escuatiniformes; este grupo bien diferenciado de tiburones, incluye unas siete familias y de trece especies aproximadamente, las cuales todas son ovovivíparas.

    Son peces con apariencia de raya y el dorso manchado. Las aletas pectorales son muy grandes y se extienden hacia delante por encima de las branquias.

    Los Hexanquiformes; son tiburones con una sola aleta dorsal sin espinas, con seis o siete hendiduras branquiales y con aleta anal. Este pequeño grupo consiste de dos familias y seis especies conocidas; su distribución es mundial y se halla preferentemente en aguas profundas. Son ovovivíparas.

    Los Carcarriniformes; éste grupo dominante de la fauna mundial de los tiburones, con unas 8 familias y unas 197 especies conocidas aproximadamente. Proliferan en los trópicos, son muy comunes en las aguas costeras templadas y comparten con los escualoideos y otros grupos de aguas profundas. Algunas especies, como la Tintorera, el tiburón Lustroso y el tiburón Oceánico constituyen el grueso de los tiburones de alta mar. El grupo varía en una escala que parte de las pequeñas y primitivas Pintarrojas, de dientes pequeños y poco activas. La mayor parte de las especies peligrosas se hallan en este grupo. El Carcarriniforme típico tiene el hocico alargado, la boca larga que sobrepasa el ojo, aleta anal y dos dorsales sin espinas.

    Los Lamniformes; con siete familias y 15 o 16 especies, se encuentran en todos los mares excepto en las latitudes más extremas del Ártico y del Antártico. La mayoría tienen el hocico largo y la boca les llega hasta detrás de los ojos; presentan aleta anal y dos aletas dorsales sin espinas.

    Habitan desde la zona intermareal hasta profundidades de más de 1200 metros y desde la línea de la costa hasta las grandes cuencas oceánicas.

    Los Orectolobiformes. Éste es un pequeño pero diverso grupo de siete familias y unas 33 especies de tiburones de aguas cálidas, que tienen el hocico corto y la boca pequeña, la cual, en la mayoría de las especies está conectada con las narinas mediante surcos. Tienen aleta anal, pero a diferencia de los Suños, no presentan espinas en las dos aletas dorsales. Todos los tiburones de aguas templadas cálidas o tropicales de profundidad escasa o moderada. Su distribución se centra en los trópicos del Pacífico occidental, especialmente Australia, y el océano Índico, aunque algunas especies se extienden más.

    Los Heterodontiformes. Son los únicos tiburones que presentan espinas en ambas aletas dorsales y a la vez en la aleta anal. Comprenden de una sola familia con ocho o nueve especies conocidas. Tienen es hocico muy corto, de aspecto porcino y la boca corta, casi transversal. Sen encuentran en zonas de aguas templadas-cálidas y tropicales del Pacífico, y del Índico occidental.

    Etología:

    Primero que todo, la etología es el estudio científico del comportamiento de los animales en se medio natural, que se interesa tanto por le evolución ontogénica como la filogenética.

    Además de la observación de un animal en libertad o en semilibertad, puede también estudiar la evolución de una especie en cautividad. En efecto, la cría en laboratorio permite controlar o hacer variar las condiciones del medio o aislar a un individuo de su entorno social.

    La etología del tiburón, es el estudio de éste en su medio, es decir, en el océano.

    A lo largo de los años, la idea, que los tiburones son autómatas ciegamente destructivos ha sido olvidada por completo, ya que según los estudios muestran a este animal, como un animal complejo e inteligente, los cuales son capaces de aprender y que tienen una estructura muy refinada.

    El tiburón tiene muchos aspectos que son muy esenciales para poder estudiarlos y que cada uno de estos aspectos se complementan unos a otros.

    Poco a poco han venido evolucionando los sistemas para poder estudiarlos, y todo esto se dio gracias a los pescadores marinos, porque tenían un gran interés por los tiburones, ya que estaban familiarizados no solo con la reducción de las capturas debida a estos depredadores, sino que con los altos precios que se pagaban por ellos en determinadas regiones. Tal interés, a su vez, impulso estudios por parte de los investigadores de pesquerías de diversos países entre principios de los años veinte y mediados de los sesenta, entre los cuales estaban Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia. Estos fueron los que más buscaban un buen estudio, puesto que tenían y tienen una gran cantada de territorio oceánico.

    El tiburón, como cualquier otro animal tiene sentidos, talvez unos mas desarrollados que otros, y unos mas efectivos que otros.

    Los tiburones utilizan el olfato, el gusto y el sentido común químico, el cual está localizado en células especializadas de la línea lateral, que sirve para detectar sustancias de su entorno y probablemente, para poder orientarse en el comportamiento social además de la caza, es decir, poder guiarse en un entorno “social”.

    El sentido del olfato puede detectar sustancias químicas en concentraciones muy bajas.

    Unos tiburones son sensibles a muchos productos químicos a concentraciones tan bajas

    Como una parte en un millón. Estos tiburones distinguen aguas de diferentes salinidad, lo cual puede ayudarles a localizar diferentes masas de agua o mantener la segregación por sexos que se han observado en diversas especies y a localizar zonas adecuadas para la reproducción.

    Los sistemas visuales de muchos tiburones, a lo contrario de lo que se cree normalmente, están muy desarrollados. Los objetos de colores brillantes parecen ser especialmente atractivos para ellos: como los son los equipos de supervivencia pintados de amarillo atraen a los tiburones cercanos, mientras que ignoran el mismo equipo pintado de negro, aunque no siempre sucede así.

    Así mismo, los tiburones están muy bien dotados para poder notar perturbaciones mecánicas, es decir, pueden captar los movimientos de sus presas u otros tiburones muy fácilmente, ya que tienen el oído interno muy bien desarrollado. El oído interno y las neuromastos (células ciliadas) son sensibles a las vibraciones subacuáticas y probablemente juegan un papel importante en la detección del movimiento del agua cerca del cuerpo y así mismo ayudan a la coordinación de la natación de éste.

    Muchas especies de tiburones se dirigen rápidamente a determinadas fuentes de vibraciones, lo cual explica porque los tiburones de los alrededores acostumbran a aparecer cuando los peces arponeados o prendidos del anzuelo empiezan a debatirse o moverse bruscamente. Gracias a estos sentidos, el tiburón se le conoce como un gran cazador, y talvez por eso es que muchas veces el tiburón aparece mucho en las playas, por los movimientos de las personas en el agua.

    Otro de los grandes sentidos es la electrorrecepción, ésta es una dimensión extremadamente importante y necesaria en cuanto al “mundo sensorial” de los tiburones.

    Esta electrorrecepción es dada, gracias a las ampollas de Lorenzini, que son pequeñas estructuras en formas de sacos que están bajo la piel de la cabeza; éstas proporcionan a los tiburones este sistema electrorreceptor extraordinariamente sensible. Uso experimentos realizados a unas especies de tiburon, como a la Tintorera (Prionace glauca) han demostrado que estos animales efectivamente detectan a las presas y las capturan con la ayuda de la electrorrecepción.

    Como existen campos eléctricos fuertes, también existen campos eléctricos débiles, que entran plenamente en las posibilidades de recepción de los tiburones y sus parientes.

    En base a todos los estudios y todo lo que se sabe del tiburón, se podría decir que los tiburones no viajan miles de millas, sin rumbo alguno, sino que viajan orientados, desplazándose a regiones distintas con algún motivo.

    Etología de los tiburones

    Banco de Tiburones

    Muchos experimentos han demostrado que por añadidura, que los tiburones aprenden gracias a la experiencia, y que ha medida que van creciendo, maduran y conocen mejor el mundo. Por eso se ve que los jóvenes parecen mas agresivos y claramente más curiosos que los adultos. Su nivel de actividad es normalmente mayor, y sus acciones son más erráticas e imprescindibles que las de los adultos de la misma especie. Este ímpetu o fuerza juvenil disminuye a medida que el tiburón o individuo se va acercando la madurez y va pasando por experiencias de aprendizaje. Tal vez, por eso es que cuando hay ataques de tiburones al hombre, puede ser que sean tiburones jóvenes, sin experiencia, que atacan solo para probar y vivir una nueva experiencia.

    Durante mucho tiempo se les consideró máquinas devoradoras insaciables, que cada vez querían mas y mas, y que eran guiadas pro instintos primitivos. En tal caso era lógico pensar que el cerebro de los tiburones debía ser mas o menos del tamaño de un fríjol o algo similar. Pero no es así, ya que ha quedado demostrado que muchos tiburones y rayas (familiares mas cercanos a los tiburones) tienen el cerebro del tamaño parecido al de las aves e incluso al de algunos mamíferos.

    Se sabe que el tiburón es un animal salvaje, pero que pasa cuando están cautivos?

    En 1963 se hizo una recopilación de la distribución y la longevidad de los tiburones en cautividad de todo el mundo, fueron llevados a un acuario, y hasta hace poco sólo sobrevivían un año o más en estas condiciones unas pocas especies bentónicas y residentes, como los Suños (Heterodontus), las Pintarrojas (Scyliorhinus), el pez Toro (Eugomphodus taurus) y la Gata Nodriza (Ginglymostoma cirratum).

    Esto ocurre, ya que el tiburón cuando están en cautividad a menudo rechazan el alimento y terminan muriendo.

    A medida que se conoce mejor el comportamiento del tiburón que cautividad y en buena salud, más especies se mantiene en grandes acuarios públicos durante mucho más de un año, incluso las mayores y más pelágicas.

    Además, como la comida se emplea muchas veces para recompensar el comportamiento adecuado en experimentos de aprendizaje, los científicos y los entrenadores han de basarse en el control de las motivaciones alimentarías, este control puede mantenerse mejor si se conocen los ritmos de alimentación.

    Se sabe que el comportamiento alimentario natural de los tiburones se ha observado muy raramente durante el día, lo que indica que la mayor parte de estos depredadores se alimentan durante las horas crepusculares y/o nocturnas.

    Con otros experimentos, se llegó a una conclusión, y fue que después de saciarse, el animal necesitaba varios días para recuperar el apetito. Gracias a esta conclusión se podría sacar algunas otras, como por ejemplo, que entre mayor sea el alimento, mas días va a necesitar para volver a comer, pero esto no quiere decir que cuando ha habido casos de ataques de tiburones a una persona, no se lo ha comido porque no tenga hambre, o porque horas o días antes no se haya alimentado, sin porque no es su presa habitual.

    Por esto mismo, se ha escrito mucho sobre el peligro que representan los tiburones para los seres humanos, y gran parte de las obras antiguas sostienen la tesis que el ataque del tiburón esta motivado por el hambre, pero esta idea se puso en duda en 1969, gracias a unos casos investigados por unos científicos estadounidenses. Ellos vieron casos frecuentes de heridas graves, pero con poca o ninguna pérdida de carne. Parecía que las heridas habían sido causadas únicamente por la mandíbula superior durante una especie de acuchillamiento o un ataque seguido inmediatamente por una huída y estas clases de heridas no eran propias por un ataque de hambre, porque simplemente el tiburón, sin ninguna dificultad se puede devorar a la persona en unos minutos, sin dejarla viva.

    El tiburón Gris desencadena ataques pero por motivos distintos a la alimentación, ataques que son peculiares porque van precedidos por una pauta de comportamiento muy estereotipada, a la cual se le llama “despliegue de natación exagerada”. Cuando se les aproxima excesivamente o se asustan por un sonido inesperado o un movimiento brusco, este realiza un despliegue amenazante que consisten en unos movimientos exagerados, en los que el tiburón hace oscilar la cabeza y la cola en grandes arcos, encorva la espalada, levanta la cabeza y repliega las aletas pectorales (“Johnson y Nelson, 1973”).

    El hecho de que los tiburones Grises sean tan agresivos a pesar de ser relativamente pequeños (normalmente entre 1 y 1,5 metros) contraste con el comportamiento de otros tiburones. Raramente se observan agresiones abiertas, ataques, persecuciones o amenazas claras. Incluso cuando se alimentan, aunque sea durante un frenesí devorador, los tiburones están únicamente interesados en conseguir un bocado, más que en competir entre ellos.

    Podría decirse que puede habar un comportamiento agresivo, dependiendo del caso, ya que si los tiburones defendieran los espacios territoriales, podría ocurrir, pero no hay nada que permita afirmar que algún animal o especie es completamente territorial.

    Al tiburon se le tiene una visión como de un cazador solitario, que recorre todo el océano en busca de alimento. Esto es cierto para algunas clases de tiburones como para el Jaquetón (Blanco) y el Tigre; pero otras especies van en grupos, al menos en un determinado momento de su vida. Uno de los casos mas sorprendentes y llamativos es el caso de las Cornudillas, llamados también tiburones martillo, o pez martillo (Sphyrna lewini). Esta especie se le ve constantemente en grupos muy grandes, que por lo general se reúnen cerca de las islas o montes marinos. Por desgracia, se desconoce mucho el comportamiento de esta y otras especies en cuando a la vida o comportamiento social.

    Pero durante los largos años de estudios e investigaciones, se ha podido detectar una jerarquía entre ellos mismos, entre diferentes especies.

    Por ejemplo, los tiburones de Punta Blanca dominan a los de los Galápagos, y ambos dominan al tiburón Macuira. Hoy día se observa que realmente sí ha una jerarquía social dentro de la misma especie, como en el caso del Lanetón, o por lo menos se ve que las hembras suelen apartarse de los machos independientemente de su talla; la razón por la cual, éste comportamiento no esta muy claro, pero el hostigamiento a que los machos de muchas especies de tiburón someten a las hembras y los mordiscos que les infligen durante el apareamiento podría explicar porqué los rehuyen o los eluden.

    Pero estos mordiscos no sólo son de los machos, porque las hembras también participan de éste comportamiento, tales casos que a veces se les ha visto a los machos con heridas de mordiscos de hembras.

    La jerarquías sociales que se observan entre miembros de especies determinadas (Mielga, Lanetón, tiburón de Puntas Blancas o el Jaquetón) siempre están claramente relacionadas con el tamaño, es decir, que los individuas mas pequeños e indefensos se apartan de los mas grandes, por pura cuestión de lógica, tal vez esto parezca un mecanismo de anti-depredación, esta clase de organización es muy común entre los peces.

    En cuanto los grupos, uno se podría preguntar qué necesidad tienen los tiburones adultos a viajar en grupos en las circunstancias que sean. Esto es fácil de comprender que lo hagan grupos de tiburones pequeños, ya que la agregación disminuye las posibilidades para que un individuo concreto sea devorado. Pero esto carece de importancia cuando los tiburones son lo suficientemente grande como para que el riesgo de depredación sea reducido. Tal vez, la respuesta sea que gracias a las capacidades sensoriales de grupo, la alimentación sea mas fácil, puesto que cada individuo de grupo, aprovecha esas capacidades, para poder encontrar alimento fácilmente, pero esto seria una desventaja si no hay alimento suficiente para todo el grupo. Entonces el tamaño de un grupo de tiburones puede ser un indicador de abundancia de presas, a menos que sea época de apareamiento.

    El apareamiento del tiburon es muy desconocido, ya que muy pocas veces se le ha visto apareándose; esto puede indicar que o sucede raramente, o que ocurre en horas nocturnas. Se le ha visto apareándose de día, y demuestran que hay grandes similitudes entre especies no emparentadas en cuanto a la postura y a la actividad de las parejas que están copulando. Se le ha visto copulando a especies tales como a las Pintarrojas (Scyliorhinus canícula), el Suño Cornudo (Heterodontus francisci), el tiburón de Puntas Negras (Carcharhinus malenopterus), la Gata Nodriza (Ginglymostoma cirratum), y el tiburón Coralino de Puntas Negras (Triaenodon obesus); todas estas copularon en zonas profundas, excepto un caso, en el cual, se vio una pareja de tiburones Galanos copulando en superficie.

    Un factor muy importante que se ha visto en casi todos los casos, es que el macho mantiene a la hembra sujeta, mediante un mordisco en la aleta pectoral, que sin duda, será para facilitar la introducción del pterigopodio (órgano sexual reproductor del tiburón macho), en el orificio genital femenino.

    Todavía falta mucho camino por recorrer para poder entender a este animal por completo, que por ahora se ve que realizan acciones reconocibles y estereotipadas como el despliegue de natación exagerada de los tiburones grises (que significa amenaza), acciones concretas de las Cornudillas (tiburon Martillo) macho parecen estar dirigidas únicamente a las hembras de la misma especie, lo cual podría indicar la existencia de algún tipo de cortejo.

    Los tiburones son relativamente raros en muchas regiones, se desplazan a grandes distancias, son esquivos, frágiles (a lo que se refiere la captura) y pueden ser peligrosos.

    Para poder incrementar la forma de los conocimientos de la ecología de estos tiburones habrá que obviar todos esos inconvenientes. El uso de la telemetría ultrasónica submarina (medida distancias submarinas) ha significado un gran avance en este sentido, junto con otras herramientas como pequeños sumergibles, la televisión subacuática, le estéreofotografía, e incluso globos atados a los tiburones.

    Gracias a estos medios y a la etología, cada vez se va a ir sabiendo mas sobre estas cuestiones.

    Otro factor de estudio es que si se sabe si es posible incluso que algunos tiburones intenten comunicarse con sus presas mediante señales engañosas?

    Las marcas corporales, por ejemplo, se utilizan en todo el reino animal como un elemento para comunicarse.

    Hubo un caso en el que un buzo vio una cosa que le impacto mucho, y fue que mientras estaba realizando unos experimentos acústicos con tiburones de mar abierto, a mediados de los setentas, con tiburones Oceánicos, éstos se movían se movían lentamente, sus movimientos parecían abúlicos comparados con los de los otros tiburones que habían observado a lo largo de los años. Sin embargo, no se dejaron engañar por esa lentitud, puesto que ya habían visto a esa misma especie moverse a velocidades a asombrosas velocidad.

    Etología de los tiburones

    Tiburón Oceánico

    Esas velocidades explican, al menos en parte que se sabe desde hace mucho tiempo y es que entre sus presas se encuentran unos de los peces mas rápidos del océano como el atún, caballa e incluso el marlín blanco. Es muy improbable que éste tiburón pueda capturar estas presas tan rápidas, simplemente persiguiéndolas por detrás y también que pueda sorprenderlas en mar abierto. Pero hay una posible explicación del cómo las atrapa. Primero, los tiburones Oceánicos se introducen en los bancos de pequeños peces de superficie (atunes, caballas, marlines), mientras estos se alimentan de otros peces mas pequeños. Mientras éstos se ocupan de alimentarse, literalmente se meten dentro de la boca del tiburón. Una posible explicación es basada en un efecto visual.

    Mientras el tiburón está cerca, su silueta es inconfundible, pero cuando se haya en el límite de la visibilidad, la vista se dirige específicamente a las puntas blancas de sus aletas, resultado que el cuerpo del tiburón, gris y contrasombreado, se hace indistinguible. Y cuando ya no puede identificarse la forma, la atención del pez se fija en las tres a cinco manchas blancas que se mueven en formación. (El efecto de esta ilusión óptica es especialmente llamativo durante horas de luz moderada o escasa, ya que las manchas contrastan más sobre la luz del fondo).

    Luego, si el ojo humano y el de los peces no son muy distintos en cuanto al nivel general de sensibilidad, la percepción que se observa, explica como puede un tiburón capturar a estas presas. Si a cierta distancia las manchas blancas aparecen como un pequeño cardúmen (banco) de peces de la medida adecuada, los veloces paces depredadores acudirán hacia esa presa. En conclusión, las manchas blancas del tiburón Oceánico podrían ser marcas de reconocimiento intraespecífico, pero parecen también tener otra función, la de servir de señuelo para atraer a paces veloces que cazan por vista. Esto podría explicar también que la primera aleta dorsal y las pectorales son mucho más grandes, proporcionalmente en la mayor parte de los tiburones y es que el aumentar de tamaño el señuelo, también aumentaría su eficacia, ya que así puede ser visto a mayor distancia y la posibilidad de que atraiga presas es mayor.

    Los tiburones son, por naturaleza, difíciles de estudiar, puesto que; tienen un radio de acción muy grande y habitan en un medio poco accesible, son nadadores relativamente rápidos y frecuentemente van solos o en grupos muy pequeños; muchas especies se encuentran el lugares muy remotos, la mayor de las especies son frágiles y requieren capturas y transportes muy cuidadosos. Instalaciones para mantenerlos vivos y sanos, y tener el agua en muy buena calidad y una alimentación adecuada.

    Éstas y otras limitaciones significan que los estudios etológicos han de hacerse en la naturaleza a largo plazo, acumulando la información poco a poco, así en un futuro se tendrá mucho información, de pronto ya conociendo perfectamente el conocimiento del tiburón.

    Biología del Tiburón:

    El tiburón a sido un animal difícil de estudiar, pero que gracias a la ciencia y a muchas personas se conoce más sobre este animal, sin embargo, se desconocen muchas cosas de él.

    El estudio del tiburón no solo tiene que ver con el comportamiento y su entorno, también existen otros campos como la biología de éste pez, es decir, como es su cuerpo, para qué sirvan cada una de las partes del tiburón, etc.

    Primero, la forma de su cuerpo esta notablemente relacionada con su forma de vida. La mayoría de los tiburones (tiburón típico) tiene un cuerpo esbelto y fusiforme(de forma larga y estrecha), es hocico y las aletas pectorales son alargadas, la aleta caudal tiene el lóbulo superior mas alargado que el lóbulo inferior, la parte delantera del cuerpo es mas o menos aplanada, debido a que le ayuda a nadar mas eficaz y puede dar los giros más rápido, y por último, la parte media del cuerpo es más elevada o ancha, que ayuda como punto de apoyo para moverse.

    El lóbulo superior de la cola caudal (trasera) hace que el pez se vaya hacia abajo, pero gracias a las aletas pectorales, se contrarresta el “hundimiento”.

    En cuanto a la flotabilidad, se sabe que utilizan un gasto de energía, que le es muy importante para poder mantener la posición en el agua. Otro cosa que ayuda mucho al tiburón en esto son sus órganos, para ser más concretos, el hígado, que es muy rico en aceite de bajo peso.

    Como se sabe, la mayoría de los peces tienen un sistema óseo, pero los tiburones tienen un esqueleto cartilaginoso, que les ayuda a moverse con mayor facilidad, ya que el cartílago es más ligero y más flexible que el hueso.

    La piel de los tiburones es bastante rara; no es como la mayoría de las personas piensa, ya que no conoces respecto al tema. Como se había nombrado antes, tienen unos dentículos dérmicos (de estructura muy parecida a la de los dientes), que le dan su textura parecida al papel de lija o lija. Cada dentículo de estos consta de una raíz. Un pedículo y una corona, que sobre sale al exterior. Parece ser que esta piel, al desplazarse, se produce un flujo con el agua, que disminuye el rozamiento, y también se cree que gracias a éstos dentículos, hace que el tiburón sea “hidrodinámicamente silencioso”, que le serviría mucho para atrapar sus presas.

    Las aletas son esenciales para el tiburones en todos los sentidos, porque proporcionan fuerza de sustentación, aceleración, capacidad de giro. Muchas personas opinan que la forma típica de los tiburones es el resultado de la adaptación (en cuanto a la natación divagante, correspondiente a su modo de vida de gran depredador).

    En cuanto a la musculatura, se sabe que tienen dos clases: la blanca y la roja. La roja se utiliza para la natación lenta y sostenida, consta de una capa fina por debajo de la piel y por encima de la musculatura blanca, tiene un buen riego de sangre y utiliza oxidación aeróbica (con oxígeno) de las grasas como fuente de energía.

    La musculatura blanca sirve para que mantengan una velocidad constantemente elevada y no se cansen; ésta musculatura esta muy poco irrigada, utiliza la energía producida durante una degradación anaeróbica del glucógeno (hidrato de carbono existente en el hígado, que se transforma en azúcar).

    Gracias a estas dos musculaturas, el tiburón puede nadar tranquilamente, sin ningún problema.

    Estudios realizados, han demostrado que por lo general, los tiburones tienen una velocidad promedio entre a 1 km/h y 5,0 km/h (la velocidad máxima disminuye con la longitud) y que se mueven más rápido durante la noche que durante el día, ya que otro estudio realizado vio que las Tintoreras viajaban a 1,3 km/h durante el día y a 2,8 km/h durante la noche.

    En general, el cuerpo de los tiburones típicos está mejor diseñado para las aceleraciones repentinas que para mantener velocidades mas o menos elevadas.

    No solo su forma del cuerpo esta relacionada con su forma de vida, ya que la estructura del cuerpo y la locomoción también lo están.

    Por ejemplo, los miembros de la familia lámnidos (Jaquetón, Marrajo, Cailón), están altamente especializados en una forma de vida pelágica. Estos tiburones son unos de los más activos y más vigorosos que hay. La forma de los lámnidos es cónica-cilíndrica (forma de cono y cilindro), con una anchura bastante grande en la parte delantera del cuerpo, son más robustos que el tiburón típico (descrito anteriormente), y con una forma más hidrodinámica (casi perfecta). El hocico es alargado y no muy puntido y la aleta caudal tiene una forma de medialuna y los dos lóbulos miden mas o menos lo mismo.

    Gracias a la cola (aleta caudal) tienen una propulsión bastante buena, ya que la cola, al ser bastantemente elevada, asegura un empuje con un mínimo rozamiento.

    Otra de las buenas adaptaciones que tienen esta clases de tiburones (lámnidos) es que tienen una temperatura corporal elevada y que la pueden controlar fácilmente; pueden mantenerla entre 5 y 11oC por arriba de la temperatura del agua (ambiente), pero trae una consecuencia, y es que hay un mayor rendimiento muscular.

    Otra de sus adaptaciones, es que son capaces de mantener velocidades relativamente rápidas, y esas adaptaciones son muy parecidas a la de los atunes, que siento peces óseos, tienen un estilo de vida muy similar.

    Hay otro tipo de tiburones, que tiene una forma de vida un poco distinta a la de los otros dos, éstos se alimentan en el fondo o cerca de él en aguas poco profundas. Entre esta clase, se encuentran tiburones como los tiburones alfombra y las pintarrojas. Se caracterizan por tener la cabeza grande, el cuerpo delgado y la cola fina y robusta.

    Su natación es algo rara, ya que para avanzar, se impulsa ayudándose con la parte posterior del cuerpo (no sólo la cola).

    Otro factor que es muy llamativo son las aletas., Como la resistencia del agua es un factor secundario, tienen las aletas más grandes para que puedan maniobrar o moverse fácilmente. De todos modos, muchas de estas especies tienen que acelerar mucho para poder atrapar a sus presas, y esta aceleración se da mucho mejor, gracias a las aletas medias, mayores (están mas atrás que las do otras especies, como en el caso de la Gata Nodriza (Ginglymostoma cirratum)).

    Muchos de los tiburones de fondos profundos tienen una densidad baja o una flotabilidad neutra.

    Para esta clase de tiburon debe ser un poco más difícil de conseguir alimento, ya que el las profundidades el alimento es escaso. Pero gracias a que la densidad de su hígado varía dependiendo de la profundidad, pueden ascender con rapidez a la superficie.

    Otros tiburones, como el tiburón Ballena (Rhiniodon typus) y el Peregrino (Cetorhinus maximus), (los cuales son los más grandes) se alimentan de plancton mientras nadan a una velocidad promedio de 3 a 5 km/h, así mismo, mientras nadan, filtran el agua a través de las hendiduras branquiales. Por ejemplo, el Peregrino, tiene un hígado que esta cerca de la flotabilidad neutra, es decir, podría flotar fácilmente gracias al aceite debido al peso, de esta manera puede desplazarse lentamente, proporcionándole sus pequeñas aletas pectorales la sustentación necesaria. Y el tiburón ballena desafortunadamente no ha sido estudiado lo que se quisiera, pero se sabe que también está cerca de la flotabilidad neutra

    Tanto el Peregrino, como el tiburón Ballena son parecidos en la forma del cuerpo a lo de los Marrajos, pero son mas lentos que estos.

    Etología de los tiburones

    Tiburón Ballena (Rhiniodon typus)

    En los tiburones Martillo, Zorros Marinos, Angelotes y tiburones de Gorguera se dan modificaciones extremas de la forma del cuerpo.

    Una de las modificaciones más raras es la el tiburón Martillo, éste tiene la cabeza bastante extraña, puesto que como lo dice el nombre, tiene forma de martillo. Funciona como un alerón que les permite ladearse para girar, hacer movimientos verticales con rapidez y además de eso, ofrece muy poca resistencia del agua durante los giros que hace.

    Los Zorros Marinos, como se decía anteriormente, también es raro. Tiene el lóbulo superior de la aleta dorsal (cola) mas larga que la inferior, pero ten larga como la mitad de la longitud de todo el cuerpo.

    Los angelotes son tiburones extremadamente planos, que cuando se “acuestan” contra el fondo del mar es muy difícil distinguirlos, y muy parecidos a las rayas. El mecanismo mediante el que nada, aún no se ha estudiado, pero se cree que avanza al igual que las rayas.

    Y por último, la Gorguera es un ejemplo de alargamiento extremo. Su largo cuerpo anguiliaforme (cuerpo de anguila) debe ser para poder entrar en pequeños agujeros o cuevas en las rocas, en las cuales, necesitará capturar a la presas que se esconden en ellas.

    Queda mucho por saber sobre este animal desconocido, y desconocido, porque se sabe muy poco de lo que realmente se podría o podrá saber.

    Ecología:

    Primero que todo, la ecología es el estudio científico de las relaciones de los seres vivos y el medio ambiente en que viven.

    En la ecología pueden darse varios programas: en efecto, se puede escoger a un solo animal para analizar sus condiciones de desarrollo, su fecundidad, sus presas, sus depredadores, etc.

    Por eso, los tiburones son parte fundamental el casi todos los ecosistemas marinos.

    Estos animales se encuentran en pequeñas bahías de poca profundidad y en estuarios (entrada del mar en la desembocadura de un rió), en aguas frías de costas rocosas, en arrecifes tropicales de coral, en el centro del océano y en las profundas llanuras abisales (de profundidades mayores a 2.000 metros).

    El tiburón desempeña un papel de superpredador en la mayor parte de las comunidades marinas y si se hiciera una relación, se podría decir que son los grandes carnívoros de los ecosistemas terrestres.

    Estos estudios tienen muchos factores que hacen mucha relación entre los individuos y su medio ambiente, entre ellos, los factores que determinan su número y su distribución, las relaciones con sus depredadores y sus presas y la competencia con otras especies por el espacio y el alimento.

    Las adaptaciones que sufren los tiburones, como las diferencias que hay entre especies de la cabeza y la cola, la articulación de la mandíbula con el cráneo y la forma de los dientes, etc; prácticamente se dan gracias a los factores externos, es decir, al ambiente al que se someten para poder conseguir alimento, el evitar a otros depredadores (en algunos casos) y a la reproducción.

    Estos animales tienen hábitos alimentarios y adaptaciones ambientales que permiten que puedan alimentarse fácil y eficazmente de sus presas.

    Generalmente todo tiburon, así sea de diferente forma, tamaño, clase, se debe alimentar.

    Por lo general, el tiburon se alimenta de todo, ya que hay unos que se alimentan de plancton, como otros de pescados, y otras cosas más.

    Cada especie se alimenta de una cosa diferente a la otra especie, pero por lo general, la mayoría de las especies mayores(las grandes como el Tiburón Tigre, el Tiburón Blanco, el Tiburón, el Tiburón Azul, etc.)

    Uno de los factores mas importantes para la alimentación de éste animal son los dientes, ya que con estos muerden el alimento y lo pueden digerir fácilmente.

    Hay muchas clases de dientes entre todos los tiburones, es decir, cada tiburon tiene sus propias clases de dientes y que cada uno de ellos cumple una función específica. Unos tiburones tienen modificados sus dientes para triturar invertebrados de caparazón o concha dura, como crustáceos (cangrejos, langostas). Otros tiburones tienen los dientes en forma triangular y planos, con los bordes afilados y serrados para poder cortar a la presa. Por lo general este es el diente en la mayoría de los tiburones, como en Jaquetón, más conocido como “El Gran Blanco”, y el Tiburón Martillo. Otro tipo de diente es el que es largo y estrecho, con el borde completamente liso. Esta clase de dientes son especialmente para poder sujetar a las presas que se tragan enteras, por lo general, estos dientes se le ven a los Tiburones Toro, el Marrajo, etc.

    Hay muchos dientes que solo los poseen una clase de tiburón específico, como lo és en el caso de un tiburón bastante conocido y es el Tiburón Tigre, éste tiene los dientes planos y semitriangulares, fuertemente serrados. Esta clase de dientes son adecuados para presas como una tortuga, o para poder arrancarle trozos a la presa muy grandes como a un mamífero marino(focas, leones marinos, etc) y hasta otros tiburones.

    Por lo anterior, se puede demostrar que los dientes juegan un papel muy importancia de la alimentación de los tiburones.

    Otro de los factores importantes para la alimentación de éste animal es el hábitat donde se encuentran.

    Por ejemplo, si en una parte determinada no hay mucho alimento para un tiburón, es difícil que pueda tener una buena alimentación, ya que si no encuentra que comer, seria imposible alimentarse.

    Otro papel fundamental de la ecología es el análisis de la estructura de una comunidad de los tiburones y la explicación del cómo pueden coexistir diferentes especies de tiburones en un mismo ecosistema. (Se toma el caso del arrecife de coral como ecosistema marino, ya que es un ecosistema bastante significativo en todo sentido natural y ecológico).

    En la mayoría de las islas y atolones de coral del Pacífico, tiene arrecifes de coral.

    Se puede ver que las especies en las comunidades de tiburones en diferentes arrecifes tropicales del Pacífico son muy parecidas.

    Tiburones como el tiburón de Puntas Negras (Carcharhinus melanopterus), el tiburón coralino de Puntas Blancas (Triaenodon obesus), el tiburón Gris (Carcharhinus amblyrhynchos), le tiburón de Puntas Blancas (Carcharhinus albimarginatus), el tiburón Macuira (Carcharhinus limbatus), el tiburón Sarda (Carcharhinus leucas), los tiburones Martillo (Syhyrna zygaena), y el tiburón Tigre (Galeocerdo cuvier) son los tiburones más significativos o más importantes que hay en esta clase de arrecifes (del Pacífico).

    El tiburón de Puntas Negras es una especie activa, la cual puede dar giros rápidos y frecuentemente se desplaza cerca de la planicie recifal en grandes grupos que muestran un alto nivel de excitación cuando se están alimentando. Gracias a su tamaño, pueden acceder al alimento más fácil, porque hay zonas en donde no puede llegar, debido a que no caben.

    El Tiburón coralino de Puntas Blancas es otra especie común en los arrecifes del Pacífico. Ésta especie es un poco mayor que el de Puntas Negras. El coralino de Puntas Blancas es más abundante a profundidades entre cinco y cuarenta metros, pero prefiere hábitats con fuerte relieve vertical y abundantes intersticios. Muy rara vez se observan en la planicie recifal o en aguas muy someras. Durante el día reposa en cuevas o en el arrecife descubierto con la boca abierta y orientada contracorriente, aprovechando las corrientes de agua para ventilar las branquias.

    8. Reproducción.

    9. Forma de vida marina.

    Como todo el mundo sabe, todos los animales tienes sus formas de vida, y todas son diferentes unas a otras. El tiburon vive en un ecosistema marino, común y corriente, como nosotros los hombres lo vivimos en uno terrestre. La forma de vida marina es muy diferente a las otras, ya que simplemente por el hecho que se viva rodeado de agua, lo hace diferente, mas no extraño, porque muchas de las especies que existen sobre la tierra se relacionan con ese ecosistema y tienen unas características para poder estar en él, como lo son las branquias, que con eso pueden respiran normalmente, como los mamífero respiramos gracias a los pulmones.

    10. Comportamiento frente al hombre.

    11. El porque de los ataques al hombre.

    12. Lugares en donde han atacado al hombre.

    Por lo general, casi nunca se van ataques de tiburones hacia el hombre, pero según las estadísticas, y los datos recogidos a lo largo de las décadas, se puede ver que las partes mas frecuentes de ataques han sido en las aguas Australianas, en Estados Unidos, en África del Sur, en el Pacífico Tropical, entre otras.

    En Australia, mueren más australianos en las carreteras del país durante un mes que los que han muerto en todo este siglo por ataques de tiburones. Se sabe los tiburones han atacado seres humanos, caballos, perros, barcas y planchas de surf. La mayor frecuencia de ataques a lo largo de la costa explica, al menos en parte, por la mayor densidad de población.

    Es sorprendente que, en vista de la ya larga relación de ataques producidos en aguas australianas, no se lleve a cabo ninguna investigación completa en el país sobre las causas por las que los tiburones atacan a las personas. El único estudio global sobre ataques de tiburones que se haya hecho jamás en Australia fue terminado en 1958 por el Dr. Víctor Coppleson.

    Coppleson era muy partidario de la teoría del tiburón descarriado. Se dio cuenta que lugares que no habían sido atacados durante años, súbitamente se convertían en el escenario de dos, tres e incluso más ataques. Luego, tan bruscamente como habían comenzado, los ataques cesaban y la zona podría entrar en un largo período de calma sin ataques.

    Coppleson afirmó que este esquema se repetía demasiado para ser coincidencia; consideró que los causantes de ello eran individuos concretos que llamo “descarriados”. Una de las series más terribles de ataques habidos en Australia se atribuye a un tiburón tigre descarriado de 5 mt.

    Después de un ataque múltiple, unos pescadores locales trajeron al puerto buena calidad de tiburones tigre de gran tamaño de la zona, pero como no hay certeza que se capturara al culpable, este no fue identificado adecuadamente.

    Este es un problema muy común cuando hay ataques de tiburones, pero solo se puede hacer una identificación positiva de los devoradores de hombres si se encuentran restos de dientes en la víctima.

    Los ataques de tiburones en los Estados Unidos son de dos tipos: provocados y no provocados. Cada año en Estados Unidos hay menos de doce ataques y normalmente sólo uno o dos son mortales.

    En 1984-1985 fueron muertas por el rayo unas 600 personas en todo el país. Por lo tanto el riesgo de ser atacado por un tiburón es unas 50 veces menor que el de ser víctima de un rayo, y muchísimo mas pequeño que el de estar involucrado en un accidente de automóvil o de avión.

    En muchos casos de ataques no se puede identificar positivamente al tiburón causante. Solo si es capturado o deja fragmentos de dientes en la víctima, puede identificarse adecuadamente.

    Si no se dispone de estas pruebas la identificación dependerá de la descripción que den la víctima o los testigos, la cual generalmente es vaga, o al menos carece de los detalles que permitirían identificar al tiburón. Muy a menudo se emplea el término “tiburón de arena”, una expresión que puede aplicarse a cualquier tiburón de unos dos metros que esté en aguas poco profundas y sea de color oscuro.

    Es bastante común en las costas meridionales de Estados Unidos, se trata de la mayor de las especies que se alimentan en aguas poco profundas. En verano asciende por la costa Atlántica hacia el norte llegando hasta Massachussets. En Bimini, en las Bahamas, el autor a capturado seis de estos tiburones, que median de cuatro a cinco metros, en sólo uno o dos metros del agua. Representa, por lo tanto un gran peligro para los bañistas de aguas cálidas y poco profundas. Como tiene los dientes de una forma particular normalmente deja en sus víctimas unas heridas irregulares, curvaturas de forma característica, fácilmente identificables.

    La costa sudafricana, desde la desembocadura del río Orange en el Atlántico sudoriental, hasta la frontera de Mozambique en el Índico sudoccidental, se encuentran aproximadamente 100 especies de tiburones. La mayoría de las 8 órdenes y la mayoría de las familias están presentes.

    La fauna de tiburones de África del Sur es muy diversa, y comprende especies oceánicas, de la plataforma y el talud continentales, de amplia distribución circumtropical, así como especies endémicas que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo, de aguas templadas frías, de aguas templadas cálidas, tropicales y subtropicales.

    La distribución de los ataques depende en África del Sur, como en todas partes, tiene que ver con la temperatura. No se han registrado ataque s en sectores fríos.

    Algo menos de la cuarta parte de las especies de tiburones de las aguas sudafricanas son lo suficientemente grandes o fuertes para que se les pueda considerar un peligro.

    Igual que pasa en todo el mundo, muy pocos de los ataques de tiburones en África del Sur pueden atribuirse a una especie determinada. Esto se debe a la dificultad de identificar al atacante en la mayoría de los casos.

    El formidable jaquetón a veces ataca a las personas de una manera que podríamos calificar de algo tímida y por ella produce mucho menos daño del que podría producir. Este hecho he despertado mucha controversia.

    Toda exposición de los ataques de tiburones en el océano Pacífico está condicionada al menos por tres factores: la enorme extensión geográfica de la región, la lejanía e incomunicación de muchas islas y el hecho de que los documentos escritos son fragmentarios o inexistentes. En ciertos lugares remotos muchos ataques de tiburones pasan completamente desapercibidos para el resto del mundo. Otros se registran únicamente en los ficheros de pequeñas clínicas o dispensarios.

    Los recién llegados al Pacífico, como las gentes de origen europeo, ven a los tiburones de forma negativa, la simple visión de un tiburón provoca reacciones alarmantes. Por lo tanto no debe sorprendernos que un ataque o incidente que ocurra en Hawai tenga mucha más repercusión que uno que tenga lugar en una isla remota de las Carolinas orientales.

    Hasta hace muy poco los científicos creían que los ataques de tiburones estaban motivados por estímulos relacionados con la alimentación; en resumidas cuentas, según esta hipótesis, los tiburones atacaban a las personas para comérselas. En un folleto preparado por la marina de Estados Unidos en 1944 para información del personal naval que podría topar con tiburones en aguas tropicales se afirmaba la verdad sobre los tiburones que muerden a personas es la siguiente: como la mayoría de los peces, el tiburón es un animal carnívoro...

    En algunos ataques habidos en el Pacífico la alimentación ha construido una motivación importante, sobre todo aquellos en que han participado especies grandes como el tiburón tigre y el jaquetón o en los que había sangre presente.

    14. El porqué se tiene esa idea del tiburón como: “El Come Hombres”

    El tiburón ha sido caracterizado fuertemente por ser un animal altamente peligroso, el cual se alimenta de cualquier cosa que encuentre, así sea hombres, focas, tortugas, delfines, e incluso otros tiburones.

    Pero por lo que mas lo ha caracterizado es por atacar a los humanos, así llamándolo “come hombres”. Este nombre o idea que se tiene del tiburon se le puede otorgar a los medios de comunicación y a la serie de películas de Steven Spielberg llamada “Tiburón”.

    En esta película se mostraba no a un tiburon común y corriente que vivía en su ecosistema marino, sino se mostraba como un asesino, que lo único que quería era acabar con un grupo de pescadores, o de bañistas, que hacia lo posible por matarlos.

    Desde ese entonces, toda una sociedad le teme a los tiburones, hacen lo posible por no encontrárselos en ninguna parte y sobre todo, por esta razón son capaces de asesinarlos sin razón alguna, solo por el hecho que tienen la idea que les ha dejado los medios en lo largo de sus vidas, creen saber el comportamiento de éste, pensando que van a hacer atacados repentinamente, pero lo que los medios ha dicho sobre éste animal es algo erróneo, y es que no es el animal asesino como todos creen, sino que algunas veces se ha visto a los tiburones atacar al humano, y lo que la mayoría de personas no sabe es que cuando ataca a los humanos es porque por lo general los confunden con focas o leones marinos y no por atacar al hombre.

    Es muy rara vez cuando una persona se cruza con un tiburón, la probabilidad es de 1 a 100, que es muy poco, además siempre, o casi siempre, cuando el tiburón “ataca”a un humano, realmente esa no es la palabra que se debe utilizar, en esos casos una forma correcta para llamar eso es que el tiburón esta investigando, ya que esta no investiga obviamente como los humanos, sino para él, investigar puede ser morder, o rozar, esto quiere decir que cuando un tiburón llegara a morder a una persona es para investigarlo, para probar a que sabe, o mejor dicho, qué es un cuerpo muy parecido al de una foca, tal vez.

    Otra de las razones por las cuales el tiburon ataca al hombre es tal vez porque se siente atacado, por lo general en estos casos, cuando el tiburón ataca es porque siente que le están invadiendo su territorio o algo por el estilo, pero muy pocas veces ocurre esto, ya que casi nunca ninguna persona trata de amenazarlo o de invadirle su territorio.

    15. Pesca excesiva de tiburones.

    Hoy día, a toda persona que se le hable sobre un animal llamado “Tiburón', piensa en un animal asesino y trata de hacer lo posible para no volver a oírlo, y por eso mismo, muchas personas los están matando simplemente por venganza o rencor, pero no todos los que los matan son por eso, sino porque los matan para la pesca.

    Esta pesca, que está cada vez aumentando, esta dejando poco a poco el océano sin tiburones, aunque parezca imposible, así es, y hay muchos pescadores que todavía no lo saben.

    Por lo general, los pescadores, pescan a estos magníficos peses para poder utilizar toda la carne, es decir, aprovechan al máximo el cuerpo del tiburón, pero otros en cambio solo utilizan las aletas y los arrojan al mar de nuevo, dejándolos que se mueran lentamente, y eso es prácticamente un delito, y por eso, hoy día se están tomando medidas de seguridad en los países que mas pesca de tiburón hay, sin embargo, desgraciadamente hay gente que no le importa que el ecosistema marino se dañe y se deteriore por completo.