Ética y Política

Ética. Política. Filosofía. Socialismo. Conductas sociales

  • Enviado por: Estefania
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 6 páginas
publicidad

Ética y política.

Antes de empezar cualquier clase de investigación, redacción u otros; precisa comprender y dejar claros los conceptos sobre los cuales se va a basar el trabajo, de lo contrario seria de suma dificultad poder entender la temática expuesta. Por ello, a continuación se mostraran los significados tanto de política como de ética según la Real Academia Española:

  • Política: Cortés, urbano. Cortés con frialdad y reserva, cuando se esperaba afecto. Dicho de una persona: Que interviene en las cosas del gobierno y negocios del Estado. Arte o traza con que se conduce un asunto o se emplean los medios para alcanzar un fin determinado.

  • Ética: Recto, conforme a la moral. Conjunto de normas morales que rigen la conducta humana.

Ahora teniendo un conocimiento concreto sobre lo qué son la ética y la política según un diccionario, se podrá analizar si realmente una definición puede explicar lo que para el mundo significan actualmente (las cuales se supone van enlazadas),o en caso contrario, si los “políticos” tienen en cuenta lo que se supone debería ser su labor.

Además se requiere saber un poco de historia para poder interpretar cuales fueron los primeros objetivos de la política. El hombre primitivo desde sus primeros usos de razón encontró la necesidad de organizarse políticamente con el fin de tener una vida sistematizada; quizás las primeras sociedades fueron semejantes a la Utopía descrita por Tomás Moro donde la relevancia se le daba a las relaciones familiares y a la “tribu completa” y no a cada individuo por si solo porque aún no existían esas necesidades de sobresalir por bienes materiales, poder u otros.

Más tarde, aparecen los griegos sumamente democráticos e igualitarios pero únicamente entre ellos ya que aquí inician los primeros deseos de ser “más” en comparación con otras regiones. De ahí en adelante, con las ideas de la ilustración u otros, la política cambia su rumbo, y con ello se empiezan a destacar con creces las ideologías de cada ser humano, lo cual trae como consecuencia una mayor separación dentro de los miembros de la comunidad y las aspiraciones de destacar ya no van en grupo, si no más bien aparece una lucha entre todos los seres humanos para ver quien tiene más poder.

Para complementar lo dicho anteriormente Fernando Savater en su obra “Política para Amador” (1992) dice:

Las antiguas estructuras sociales limitaban bastante las iniciativas individuales, pero en cambio gozaban de la solidez unánime de lo que no se pone en cuestión: todos somos uno. La modernización concede cada vez mas importancia a lo que se piensa, opina y reclama cada individuo, pero debilitando inevitablemente la unanimidad comunitaria: cada cual sigue siendo uno dentro del todo. (p. 107)

No obstante, la política no es tan solo un medio para organizar un grupo de personas, si no una manera por la cual se pueden establecer las bases para vivir apropiadamente dentro de las comunidades y para lograrlo es necesario tener ciertas normas morales. Esto por que si no hay presencia de ética a la hora de tomar decisiones, representar al pueblo, u otros; se actuará de una manera egoísta en donde todo aquello importante para la sociedad se deja atrás y cuando intervienen estos sentimientos en la política no se estará beneficiando el grupo al cual representa, entonces ¿cuál sería su fin?

Por lo tanto se deduce que la ética va junto con la política, y esto se puede evaluar desde varias perspectivas, como se muestra en “Introducción a la Filosofía” de Raúl Gutiérrez (1996): La ética es la ciencia normativa de la bondad o maldad de los actos humanos. (p. 180). Ya con esto se es capaz de analizar la humanidad o la falta de esta en políticos desde un punto de vista ético.

A pesar del gran número de casos de corrupción en la política, sería casi imposible mencionarlos todos debido a la cantidad de estos. Sin embargo, hay ciertos acontecimientos sumamente interesantes y por lo tanto vale la pena mencionarlos, más bien ciertas acciones de los políticos (las cuales ellos consideran normales) donde el ser humano no es nada en comparación con el dinero, el prestigio u otros.

Una de estas conductas es el permitir el asentamiento de seres humanos en zonas donde se corre el peligro de ser vulnerable ante cualquier desastre natural (derrumbes, inundaciones, etc.); este fue el caso del pueblo indígena de Panabaj en Guatemala el cual tras varios días de constantes lluvias quedó sepultado en el lodo mientras sus habitantes dormían. Es inaudito el hecho de que el gobierno gaste horas, días, meses (¡e incluso años!) negociando tratados, leyes, proyectos y otras actividades donde tan sólo se va a beneficiar cierto sector (obviamente el de ellos...). Entonces ¿Para qué hay políticos? Se supone que el motivo por el cual se escogen es porque ellos si tienen el “conocimiento” adecuado para tomar decisiones benévolas para el pueblo pero por lo visto este es una eventualidad más donde se cegaron por la ambición...

Por otro lado la sociedad percibe a la política como de las mejores formas de obtener poder, el simple hecho de tener la oportunidad de tomar decisiones en representación del pueblo despierta en cualquier ser humano una inmensa codicia esto quizás por el pensamiento del hombre, el cual imagina no es necesario hacer un esfuerzo grande para tomar decisiones y por lo tanto como la naturaleza de este es indolente y por ende ignorante en su mayoría (o al menos sin deseos de cambiar estos aspectos) encuentra la política como un medio “fácil” para obtener todo lo deseado sin hacer un esfuerzo; que mejor ejemplo el de nuestros diputados los cuales gastan un 90% del tiempo en actividades no tan propias de su trabajo.

Innegablemente la política es todo un arte, es capaz de cambiar la vida de todo un pueblo así como lo han logrado pintores, poetas u otros artistas por medio de sus obras donde tan solo con una palabra o una imagen logran darle sentido a la vida. Pero por desgracia se carece de artistas en la política, hay pocos pueblos en el planeta donde toda su población viva sin problemas económicos, sociales y especialmente políticos.

Es una situación lamentable ya que los políticos actuales deben superar varios obstáculos entre ellos la apatía, la politiquería, la indeferencia, el individualismo y la ineficiencia; y cuando son incapaces de hacerlo es porque ponen al pueblo en un segundo plano dejando atrás todos aquellos valores imprescindibles para llevar a cabo un buen gobierno.

La razón de esto se debe a varios factores: en primer lugar (como se ha dicho antes) el ser humano es de una naturaleza sumamente ambiciosa e indolente y por lo tanto no será de dificultad para él preocuparse por superar los obstáculos. Y por otra parte un buen gobierno necesita a políticos con valores firmes, especialmente con una ética donde la honestidad, respeto y responsabilidad sean lo primordial en sus vidas.

Pero precisa saber el porqué de esta necesidad del hombre de querer ser siempre poderoso sin importar las repercusiones de esto. En un principio cuando el ser humano tan solo se preocupaba por sobrevivir él mismo (porque aún no disfrutaba de una familia) no tenía por que angustiarse de si alguien iba a tener mas cosas que él, ya que todos se ocupaban tan sólo de cubrir sus necesidades básicas.

Asimismo, entre estas necesidades se encuentra la de reproducirse y por consiguiente formar una familia; por lo tanto el hombre se va ir preocupando de proteger a esta y con el paso del tiempo se irán formando las comunidades. Entonces las preocupaciones de los seres humanos irán mas allá de sobrevivir, ahora serán mantener una buena calidad de vida para todo el grupo.

Como es lógico los terrenos donde se van a ir ubicando las comunidades van a tener sus propios beneficios, por ejemplo una va a estar cerca de un lago, la otra de un lugar con varios animales y así sucesivamente; entonces el humano va a ir desarrollando la codicia y va a querer tener el mismo estilo de vida de las otras tribus e incluso uno mejor.

Sin embargo en un principio no fue malo querer el bien para los seres más cercanos y por ende queridos, pero cuando el ser humano siente dificultad para conseguir lo que aspira, se siente obligado a recurrir a una serie de mecanismos los cuales van a perjudicar a su pueblo en lugar de beneficiarlos. Este empieza a mentir, a robar, y en los peores casos a matar; de aquí en adelante él se va a olvidar del objetivo principal (mantener estable a su pueblo) porque se enfocará en el poder debido conocer la calidad de vida de los demás.

No obstante, esto no quiere decir que la raíz de las actitudes egoístas del ser humano sea el tener una familia y consecuentemente pertenecer a una comunidad, ya que si este en su escala de valores tiene a la honestidad, el respeto, y otros, difícilmente se dejará llevar por la ambición. Esto porque le verá como ilógica, por ejemplo cuando se ve atraído por tener objetos que tan sólo llaman la atención por su belleza como el caso del oro, ya que el ser humano se ve fascinado por este gracias a un fenómeno descrito en “Utopía” por Tomás Moro(1516): La ignorancia de los hombres les ha inducido a dar más valor, no a lo que es mas útil, sino a lo que es más escaso. (p. 16).

Si el ser humano actúa conforme a la moral no se desviará de los objetivos de la política donde el propósito es organizar al grupo, pero indudablemente el hombre está sumamente propenso a corromperse por esa ignorancia la cual le lleva a darle un gigantesco valor a lo que no debe, de lo contrario no se escucharían tantos casos de corrupción en donde incluso se juega con la vida de las personas del pueblo al cual representan.

El mayor problema de esto no es que la sociedad tenga implícito el concepto de la política porque toda persona sabe, esta es para representar al pueblo y poder ayudarle, el problema radica en los seres humanos actuales los cuales se preocupan demasiado por el conocimiento (en el mejor de los casos) y/o por los bienes materiales, dejando atrás la moral. Si se deja atrás la moral en las actividades cotidianas se estarán olvidando los demás seres humanos porque una de las principales implicaciones de la ética es el ser humanitario.

Asimismo, si se procede de esta manera será imposible triunfar, y no es un triunfo referido a dinero y poder como lo creen la mayoría de las personas, si no más bien un triunfo personal en donde percibe, actuó correctamente y donde TODO SER HUMANO se sentirá bien por haber ayudado a los demás; pero claro si tan sólo piensa en si mismo jamás podrá apreciar tal satisfacción.

¿Por qué todo ser humano se siente bien al ayudar a los demás? Bueno, cuando el hombre es amparado por cualquier otro se siente bien, agradecido de por vida sin importar la simplicidad del favor que le hicieron; y por ello este intuirá que el otro ser se conmoverá igual cuando ha recibido la ayuda. Pero hay quienes poco a poco se van olvidando de esto, se van enfriando sin razón alguna, y cuando se les dan cargos donde su fin primordial es ayudar a los demás es cuando causan los desastres.

Un ser humano, desde niño debe ir aprendiendo la importancia de colaborar con los demás porque en toda actividad convivirá con otros seres humanos y esto será por toda su vida. Sin embargo, si el ser humano no aprendió esto en su infancia (que fue cuando más noble era y por tanto más sensible ante estas acciones) será de suma dificultad corregirle esto en su adolescencia y más aún cuando es un adulto.

En países como el nuestro se sabe que somos libres de hacer cualquier cosa, en el sentido de poder estudiar si queremos, de poder trabajar si queremos, en fin, de hacer muchas otras actividades que hacen sentir al ser humano realizado y feliz. Entonces al igual como esto se sabe desde temprana edad, porque no enseñar igual que todos los seres humanos sin importar el estrato social, la posición geográfica, u otros, debemos apoyarnos mutuamente para así lograr avanzar, pero no en avances tecnológicos, ni económicos ni nada por el estilo, si no en la calidad de seres humanos donde la ética este presente en todas las acciones cotidianas.

Con ello innegablemente se logrará alcanzar la plenitud en todos los campos, incluyendo en la política ya que los seres humanos dejaran atrás aquel inexplicable valor dado a objetos para ahora valorar la vida y a los otros seres humanos.

Ahora hablando únicamente al nivel de la política, se precisa tener en cuenta lo que dice en la obra “El Camino del Socialismo Cuántico” por Rolando Araya (2006): El mundo está hecho de relaciones, no de objetos. Es un tejido de interrelaciones. (p. 393); ya que con esto se comprenderá que para triunfar es necesario compartir con los demás. Pero este compartir incluye el ayudar a los demás en la medida de lo posible.

Tanto las civilizaciones antiguas como las modernas han logrado alcanzar la plenitud cuando sus habitantes se unen ya que con ello hay mas trabajo, mas fuerza, mas mentes, mas ideas y como resultado mas avance. Los mayas se congregaban para las cosechas, para controlar la población y por ello pudieron llegar a ser tan importantes. Lo mismo sucede con países como Holanda, el cual viene siendo en extensión territorial mucho menor en comparación con Costa Rica y sin embargo es uno de los países con mayor industrialización, donde el 99% de la población ha terminado al menos la enseñanza primaria y un 89% la secundaria y así sucesivamente.

La principal razón de esto se debe a que por ejemplo los viernes muchos de sus habitantes trabajan hasta el medio día con el objetivo de ofrecerle a los extranjeros que visitan el país donde alojarse para tener un salario extra y con ello dejar al país con una excelente imagen ante el mundo.

Los habitantes de estas civilizaciones se han unido para trabajar y para sacar adelante su país. A ellos no les ha importado si alguien tiene mayor cargo que el otro, tan solo se preocupan de dar el máximo en sus labores y por ello han logrado avanzar. Claro, esto no quiere decir que en sus civilizaciones no hayan personas con malos valores y sumamente egoístas, pero aun así han logrado salir adelante.

En fin a la ética hay que entenderla como una dimensión esencial de nuestra realidad humana ya que esta debe ir acompañando siempre al ser humano en su vida cotidiana, porque quien va a juzgar las acciones de este no son las leyes ni los otros seres humanos, si no cada uno de nosotros puesto que al final solo nosotros sabremos con que fin ejecutamos tales actividades y cuales serían las repercusiones de estas.

Por lo tanto si hay que actuar con ética siempre, de igual forma lo deben hacer los políticos actuales para así poder formar una sociedad donde todos se apoyen los unos a los otros sin dejar clases sociales fuera de los diferentes logros alcanzados por los gobiernos.

No obstante, el pueblo también tiene un papel fundamental en todo esto, porque este siempre se dedica (especialmente en nuestro país) a reclamarle al gobierno pero no se están percatando de que ellos también son políticos cuando deben unirse para trabajar, estudiar u otros, ya que con estas acciones se podrá alcanzar el objetivo primordial de la política: darle una buena calidad de vida al grupo.

Bibliografía.

  • Araya, R. El Camino del Socialismo Cuántico. (Norma, 2006) Bogotá.

  • Gutiérrez, R. Introducción a la Filosofía. (Esfinge, 1996) México, D.F. p.180.

  • Díaz, H. Desarrollo humano sostenible: módulos para educación primaria. (EDITORAMA, 2000) San José. P 155-156.

  • Savater, F. Política para Amador. (Ariel, 2004) Barcelona. pp. 103-137.

Díaz, H. Desarrollo humano sostenible: módulos para educación primaria. (EDITORAMA, 2000) San José. P 155-156.