Ética para Amador; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filósofos españoles. Adolescencia. Sentido de la vida. Argumento

  • Enviado por: Reymasot
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

De que va la ética

Hay muchos tipos de conocimientos que se pueden adquirir en la vida, los hay muy interesantes pero sin los cuales se puede vivir bien, es decir, no son imprescindibles.

Hay cosas sin embargo, que son imprescindibles saber para poder vivir: lo que nos conviene o no.

Las cosas que nos convienen las llamamos buenas y en cambio a las que no las llamamos malas. Son conocimientos obligatorios para poder vivir.

En las relaciones humanas ya es más difícil distinguir entre lo bueno y lo malo.

Los humanos a diferencia de los animales, podemos elegir en un momento determinado como hacer las cosas, a esto se le llama libertad.

Libertad no quiere decir hacer lo que nos da la gana, la libertad acaba cuando se entra en la libertad de otra persona.

Los seres al poder elegir muchas veces de lo que queremos hacer, nos equivocamos y entonces aprendemos a vivir, a esto se le llama ética.

Vete Leyendo:

El hombre es el único animal que puede estar fastidiado, que puede estar disgustado, que puede sentirse expulsado del paraíso. (Erich Fromm, Ética y psicoanálisis.)

(Me parece muy buena frase así diciendo que el hombre a diferencia de todos los miembros de este planeta somos los únicos que tenemos sentimientos pero muchas veces también es malo porque esos sentimientos pueden ser negativos; tristeza.)

Opinión del capítulo:

En este capitulo lo que creo que nos quiere explicar, lo primero que es la ética, más que la ética nos introduce en ella partiendo de la libertad y de la diferenciación entre los hombres y los otros animales, en el cual los hombres tenemos sentimientos de amor, alegría pero también de sufrimiento donde en los animales no hay o es mínima.

ÓRDENES, COSTUMBRES Y CAPRICHOS

Hay cosas que nos convienen para vivir y hay otras que no, pero no siempre esta claro que cosas nos convienen y que cosas no.

A veces las circunstancias nos hace elegir entre dos cosas que queremos y tenemos que elegir una.

Muchas de estas opciones las hacemos automáticamente, sin pensar en ello como al levantarse por la mañana, nadie o casi nadie tienes ganas de madrugar para ir al trabajo o al colegio pero lo hacemos sin pensar en si lo hacemos o no lo hacemos. Muchas de estas cosas las hacemos por que te lo mandan, por ejemplo los padres. A esto le llamaremos órdenes. También hay movimientos que los hacemos o costumbres si darnos cuenta y sin que los demás presten mucha atención, están acostumbrados, a esto le llamaremos costumbres. Los caprichos muchas veces son gestos, costumbres que las hacemos porque nos da la gana y nada más por ejemplo darle un puntapié a una lata que esta en el suelo de la calle.

Los costumbres vienen muchas veces por la comodidad y por no contraer a los demás y ser diferente (modas por ejemplo). La presión de los demás.

Las ordenes y costumbres tienen una cosa en común: perece que vienen de fuere, que se imponen sin pedirte permiso. En cambio los caprichos te salen de dentro.

Vete Leyendo:

En el arte de vivir, el hombre es al mismo tiempo arista y el objeto de su arte, es el escultor y el mármol, el médico y el paciente. (Aristóteles, Ética para Nicómaco)
(En esta frase lo que he entendido es que el ser humano muchas veces tu puedes ser por ejemplo medico pero tu también te puedes poner malo y acudir a otro medico)

Opinión del capítulo:

En este capitulo he podido apreciar lo que son las ordenes costumbres y caprichos y sus diferencias entre ellas, me parece un capitulo bastante interesante.

HAZ LO QUE QUIERAS

Libertad es decidir, pero también darnos cuenta que estamos decidiendo. Lo más opuesto a dejarnos llevar. Y para no dejarnos llevar tenemos que intentar pensar al menos dos veces lo que vamos a hacer.

Y cuando me interrogo por segunda vez sobre mis caprichos, el resultado es parecido. En asuntos sin importancia el capricho puede ser aceptable, pero cuando se trata de cosas más serias, dejarme llevar por él sin reflexionar, puede resultar muy poco aconsejable.

Puede haber órdenes, costumbres y caprichos que sean motivos adecuados para obrar, pero en otros casos no tiene que ser así.

Desde fuera a veces es difícil hacer una linia entre lo bueno y lo malo, entre lo que es correcto y lo que no. Por eso muchas veces es mejor como no sabemos lo que es bueno y lo malo, siguiendo los pasos del lema de Gargantúa que decía : “haz lo que quieras”.

Vete Leyendo:

Y era razonable, porque las gentes libres bien nacidas y bien educadas, cuando tratan con personas honradas sienten por naturaleza el instinto y estimulo de huir del vicio y acogerse a la virtud. Y es a esto a lo que llaman honor.

Pero cuando las mismas gentes se ven refrenadas y constreñidas, tienden a rebelarse y romper el yugo que las abruma. Pues todos nos inclinamos siempre a buscar lo prohibido y a codiciar lo que se nos niega. (François Rebelais, Gargantúa y Pantagruel)

Me parece una frase muy interesante y le he intentado buscar el significado en otra frase que me ha parecido que tiene un poco de similitud: “Dime con quien andas y te dire quien eres” Y creo que tiene bastante de razón, si tu por ejemplo vas con gente que roba por poner un ejemplo, al final quizás, que no digo que quizás no, acabes robando tu también, o si tu eres un negado en los estudios si vas con gente que al salir van a la biblioteca a estudiar, hacer los deberes, quizás te plantees la opción de hacer como tus amigos.

Opinión del capítulo:

Nos habla de la importancia de pensarse las cosas dos veces antes de actuar, y intentar cambiar las malas costumbres que tenemos.

Al final nos habla de la frase haz lo que quieres que a veces tenemos que seguir ya que no se sabe si lo que hacemos esta mal hecho o bien hecho nosotros mismos no nos damos cuenta.

DATE LA BUENA VIDA

Hay que dejarse de ordenes y costumbres, de premios y castigos; en una palabra, de cuanto quiere dirigirte desde fuera, y que tienes que plantearte todo este asunto desde ti mismo, desde el fuero interno de tu voluntad. No le preguntes a nadie qué debes hacer con tu vida: pregúntatelo a ti mismo. Eso se llama libertad, en que la gente que elige no ser libre también esta eligiendo entonces también es libertad.

Hay que vivir bien la vida pero tampoco se puede hacer lo que nos de la gana.

Pero para darnos “esta buena vida” debemos relacionarnos con otras personas y tratarlos como humanos no como animales: hablarles, respetarles, escucharles, etc.

La ética no es más que el intento racional de averiguar cómo vivir mejor. Si merece la pena interesarse por la ética es porque nos gusta la buena vida.

Ser humano consiste principalmente en tener relaciones con los otros seres humanos, como hemos dicho antes (por medio del dinero se espera poder deslumbrar o comprar a los otros; las ropas son para gustarles o para que nos envidien o por ejemplo tener una buena cosa, o bien decorada lo hacemos para que les gusten, etc.)

La buena vida humana es buena entre seres humanos. Y queremos también ser tratados como humanos. El hombre no es solamente una realidad biológica sino también una realidad cultural: el lenguaje, el respeto...

La humanización es un proceso recíproco (para que los demás puedan hacerme humano tengo yo que hacerles humanos a ellos.

Vete Leyendo:

Ser capaz de prestarse atención a uno mismo es requisito previo para tener la capacidad de prestar atención a los demás; el sentirse a gusto con uno mismo es la condición necesaria para relacionarse con otros (Erich Fromm, Ética y psicoanálisis)

(Me ha parecido muy interesante la frase de Erich Fromm, en lo que creo que es muy importante tener autoestima en uno mismo y creer en uno mismo y que uno mismo puede hacer cosas grande si uno se lo propone y así también conseguir el respeto con los demás y poder escuchar a los demás. A veces uno puede tratar a los demás como personas y no recibir más que coces, traiciones o abusos, por eso es importante tenernos respeto de una persona, aunque no sea más que una: nosotros mismos.)

Opinión del capítulo:

El autor nos intenta convencer de que tenemos que tener una buena vida pero tenemos que saber nosotros mismos y decidir que tipo de buena vida y que para empezar a tener una buena vida tenemos que empezar por respetar a los demás humanos, escucharlos y así también escucharnos a nosotros mismo. Este capitulo es el que me ha parecido más interesante de todos.

¡DESPIERTA BABY!

En este capitulo se profundiza más sobre la buena vida y no queda bien claro en lo que consiste.

Las complicaciones de la vida tienen que ser tomadas de forma más sencilla, para poder superar los problemas.

La vida es siempre complejidad y casi siempre complicaciones pero igualmente lo que deseamos es la BUENA VIDA y no la muerte.

La verdad es que las cosas que tenemos nos tienes ellas también a nosotros en contrapartida: lo que poseemos nos posee.

Lo que tenemos muy agarrado nos agarra también a su modo.

La mayor complejidad de la vida es que las personas no son cosas: las cosas se compran y se comparan pero es malo y no se debe hacer con las personas.

Nadie es capaz de dar lo que no tiene ni mucho menos nada que puede dar más de lo que es: el dinero por ejemplo sirve para casi todo y sin embargo no puede comprar una verdadera amistad.

Los humanos nos humanizamos unos a otros.

Es importante siempre por lo menos tenernos respeto uno mismo.

La ética lo que intenta es averiguar en que consiste en el fondo esa dichosa buena vida que nos gustaría pegarnos. A estas alturas ya sabemos que ninguna buena vida puede prescindir de las cosas pero aún menos puede pasarse de personas (a las cosas hay que manejarlas como cosas y a las personas como personas)

Para tener esa buena vida la primera e indispensable condición ética es la de estar decidido a no vivir de cualquier modo: estar convencido de que todo da igual aunque antes o después vayamos a morirnos.

Comprender por qué cietos comportamientos nos convienen y otros no, ante todo, nada de contentarse con ser tenido por bueno, con quedar bien ante los demás, con que nos den aprobado...

El capitulo acaba con dos preguntas para que los leyentes reflexionen: ¿Por qué está lo que está mal? Y la segunda: ¿en que consiste lo de tratar a las personas como personas?

Vete Leyendo:

En efecto, por lo que respecta a aquellos cuya atareada pobreza ha usurpado el nombre de riqueza, tienen su riqueza como nosotros decimos que tenemos fiebre, siendo así que es ella la que nos tiene cogidos (Séneca, Cartas a Lucilio)

Opinión del capítulo:

En este capítulo en parte lo que nos quiere decir el autor es que tenemos que pensar en el futuro y no solo en el presente, quizás ahora quieres una cosa, como por ejemplo pasártelo bien todo el día y no estudiar, pero es mejor estudiar para tener un futuro mejor. Y no solo en los estudios sino en la vida en si.

APARECE PEPITO GRILLO

Sabes cuál es la única obligación que tenemos en esta vida? Pues no ser imbéciles (el imbécil es el que cojea, pero no se refiere el que cojea de los pies sino del ánimo)

Hay muchos tipos de imbéciles pero todos necesitan apoyarse en cosas de fuera, ajenas, que no tienen nada que ver con la libertad y la reflexión propias. Los imbéciles suelen acabar bastante mal, suelen fastidiarse a sí mismos y nunca logran vivir la buena vida.

Síntomas de imbecilidad solemos tener casi todos. Para evitar la imbecilidad es preciso prestar atención, y esforzarse todo lo posible por aprender.

Lo contrario de ser imbécil es tener conciencia y buen gusto moral.

En qué consiste esa conciencia que nos curará de la imbecilidad moral?

  • Saber que no todo da igual porque queremos realmente vivir y además vivir bien, humanamente bien.

  • Estar dispuesto a fijarnos en si lo que hacemos corresponde a lo que de veras queremos o no.

  • A base de práctica, ir desarrollando el buen gusto moral, de tal modo que haya ciertas cosas que nos repugne espontáneamente hacer.

  • Renunciar a buscar coartadas que simulen que somos libres y por tanto razonablemente responsables de las consecuencias de nuestros actos.

  • Hay que evitar el mal por una especie de egoísmo: egoísta se le llama a quien sólo piensa en sí mismo y no se preocupa por los demás, hasta el punta de fastidiarles tranquilamente si con ello obtiene algún beneficio.

    ¿Quién es el verdadero egoísta? Es decir: ¿quién puede ser egoísta sin ser imbécil?

    El que quiere lo mejor para sí mismo. Solo deberíamos llamar egoísta consecuente al que sabe de verdad lo que le conviene para vivir bien y se esfuerza por conseguirlo. El que se harta de todo lo que le sienta mal en el fondo quisiera ser egoísta pero no sabe. Pertenece al gremio de los imbéciles.

    De dónde provienen nuestros remordimientos? En muchos casos son reflejos íntimos del miedo que sentimos ante el castigo que puede merecer, pero sobre todo, de nuestra libertad. Sino fuésemos libres no podríamos sentirnos culpables.

    De lo que se trata es de tomarse en serio la libertad, o sea de ser responsable. Y lo serio de la libertad es que tiene efectos indudables, que no se pueden borrar una vez producidos.

    A nadie se le regala la buena vida humana ni nadie consigue lo que conveniente para él sin coraje y sin esfuerzo. (si obro bien cada vez me será mas difícil obrar mal: por eso lo ideal es cogerle el vicio a la buena vida.

    Vete Leyendo:

    -No hagas a los otros lo que no quieras que te hagan a ti . (Erich Fromm, Ética y psicoanálisis)

    (Para ser persona lo fundamental para mi es hacer el bien y si tu sabes que una cosa no te va gustar a ti no la hagas a los demás porque lo único que consistes es mal estar.)

    - Todos, cuando favorecen a otros, se favorecen a sí mismo. (Séneca, Cartas a Lucilio)

    (Si tu por ejemplo ayudas a un amigo en un problema, lo más seguro es que salgas ganando, primero porque te sentirás mejor y segundo porque si también es un buen amigo te lo agradecerá y si tienes tu un problema también te ayudara)

    Opinión del capítulo:

    En este capitulo nos habla de la imbecilidad y del egoísmo y un poco sus diferencias, y que para tener una buena vida mejor es importante evitar las dos cosas.

    El obrar bien o mal es como una costumbre. Por eso debemos tratar de emplear bien nuestra libertad obrando bien porque así nos será cada vez más difícil obrar mal.

    PONTE EN SU LUGAR

    Lo que hace humano a la vida es el transcurrir en compañía de humanos.

    Lo que a la ética le interesa, lo que constituye su especialidad, es cómo vivir bien la vida humana, la vida que transcurre entre humanos.

    Cuando un ser humano me viene bien, nada puede venirme mejor. A ver ¿ Qué se conoce mejor que ser amado?

    El que mejor te ama ese eres tu mismo.

    Ningún bicho, por cariñoso que sea, puede darme tanto como otro ser humano aunque sea algo antipático. Ya que el vínculo de respeto y amistad con los otros humanos es lo más parecido del mundo para mí.

    Una de las características principales de todos los humanos es nuestra capacidad de imitación. La mayor parte de nuestro comportamiento y de nuestros gustos la copiamos de los demás. Por eso somos tan educables y vamos aprendiendo sin cesar, a esto lo llamamos civilización .

    Si no fuésemos tan copiones, constantemente cada hombre debería empezarlo todo desde cero. Por eso es tan importante el ejemplo que damos a nuestros congéneres sociales.

    ¿En qué consiste tratar a las personas como a personas, es decir, humanamente?

    En intentar ponerte en su lugar.

    Ponerte en el lugar de otros es algo más que el comienzo de toda comunicación sibolica con él: se trata de tomar en cuenta sus derechos. Ponerte en el lugar de otro es tomarle en serio, considerarle tan plenamente real como a ti mismo, tener un interes absoluto: el interés de ser humano entre los humanos, de dar y recibir el trato de humanidad si el que no puede haber buena vida.

    Para entender del todo lo que el otro puede esperar de ti no hay mas remedio que amarle, aunque no sea más que amarle sólo porque también es humano... y ese pequeño pero importantísimo amor ninguna ley instituida puede imponerlo.

    Quien vive bien debe ser capaz de una justicia simpática, o de una compasión justa.

    Vete Leyendo:

    No siempre hagas a los demás lo que desees que te hagan a ti: ellos pueden tener gustos diferentes.

    (Es una frase interesante donde te demuestra que no todo los humanos somos iguales y un ejemplo muy claro es en el amor a todo el mundo no le gusta la misma chica, o chico; o no todo el mundo le gusta el mismo color, hay gente que le gusta un color y a otra persona otro color, o en los regalos nunca tienes que comprar un regalo que te guste a ti sino intentar comprar un regalo que tu creas que le gustara al receptor de ese regalo)

    Opinión del capítulo:

    Ese capitulo es de los que más difícil me ha sido entenderlo y de los que menos por no decir el que menos me ha gustado. Como no lo he entendido muy bien me agarrado en el “vete leyendo” y en alguna frase como la que he nombrado arriba: “No siempre hagas a los demás lo que desees que te hagan a ti: ellos pueden tener gustos diferentes.”

    TANTO GUSTO

    Cuando la gente habla de moral y sobre todo de inmoralidad la mayoría de las veces habla de algo referente al sexo. El sexo es un mecanismo de reproducción para los hombres, como también para el resto de los animales. Pero los hombres produce otros muchos efectos como la poesía lírica por ejemplo que el resto de animales no hacen.

    En la inmoralidad uno de los más viejos temores sociales del hombre es el miedo al placer. El placer asusta porque nos gusta demasiado. Pero si tardas mucho en pasarlo bien, terminas por pasar de pasarlo bien... Por eso debes buscar todos los placeres de hoy. Lo bueno es usar los placeres, es decir, tener siempre cierto control sobre ellos que no les permita revolverse contra el resto de lo que forma tu existencia personal.

    La ética consiste en apostar a favor de que la vida cale la pena, ya que hasta las penas de la vida valen la pena. De modo que si me das a elegir entre las penas de la vida y los placeres de la muerte, elijo sin dudar las primeras... porque no quiero placeres que me permitan huir de la vida, sino que me la hagan más intensamente.

    Lo máximo que podemos obtener sea de lo que sea es ALEGRÍA.

    El límite negativo del placer no es el dolor, ni siquiera la muerte, sino la alegría (acepta el placer y el dolor, la muerte y la vida.

    Vete Leyendo:

    El vicio corrige mejor que la virtud. Soporta a un vicioso y tomarás horror al vicio. Soporta a un virtuoso y pronto odiarás a la virtud entera. (Tony Duvert, Abecedario malévolo)

    (Esta frase me ha parecido muy divertida aún así tengo la misma opinión de Tony Duvert.)

    Opinión del capítulo:

    En este capitulo nos habla de la inmoralidad, y que la mayoría de gente lo relaciona con el sexo. Y que el placer no es malo y tenemos que disfrutar de los placeres de ahora, eso si siempre dominarlos y tener control sobre ellos. Y que en que la vida nos de disgustos es mucho mejor que la muerte.

    Me quedo con esta frase: Lo mejor que podemos recibir es ALEGRIA.

    ELECCIONES GENERALES

    Para lo único que sirve la ética es para intentar mejorarse a uno mismo.

    Solo los gobernantes que no llegan al poder por medio de las elecciones generales basan su prestigio en que se les tenga por diferentes al común de los hombres. Aseguran que el verdadero pueblo esta con ellos, que la calle les apoya... En cambio, quienes desean alcanzar sus cargos por vía electoral procuran presentarse al público como gente corriente, muy humanos. ¿De donde viene su notoria mala fama?

    Para empezar, ocupan lugares especialmente visibles y también privilegiados. Sus defectos son mas públicos, tienen más ocasiones de incurrir en pequeños o grandes abusos que la mayoría de los ciudadanos de pie.

    La ética tiene mucho que ver con la política.

    La ética con respeto a la política se ocupa de lo que uno mismo hace con su libertad, mientras que la política intenta coordinar de la manera más provechosa para el conjunto de lo que muchos hacen con sus libertades.

    Por mucho mal que haya suelto, siempre habrá bien para quien quiera bien: por mucho bien que hayamos logrado instalar públicamente, el mal siempre estará al alcance de quien quiera mal. A esto se le llama libertad. Como ha de ser una buena organización política:

  • ha de partir de la libertad como todo proyecto ético. Abstenerse de dictaduras. Desde luego un régimen político que conceda la debida importancia a la libertad insistirá también en la responsabilidad social.

  • Tratar a las personas como a personas, es decir: ser capaces de ponernos en el lugar de nuestros semejantes. Considerar los interese del otro como si fuesen tuyos y los tuyos como si fuesen de otro, a esto se le llama justicia. La condición que puede exigir cada humano de ser tratado como semejante a los demás, se le llama dignidad.

  • Tomarse al otro en serio, poniéndose en su lugar. Una comunidad política deseable tiene que garantizar dentro de lo posible la asistencia comunitaria a los que sufren y la ayuda a los que por cualquier razón menos pueden ayudarse a sí mismos.

  • Quien desee la vida buena para sí mismo, de acuerdo al proyecto ético, tiene también que desear que la comunidad política de los hombres se base en la libertad, la justicia y la asistencia.

    El racismo, los nacionalistas feroces, las ideologías fanáticas, religiosas o civiles, son incapaces de respetar el pacifico conflicto entre opiniones, que exigen a todo el mundo creer y respetar lo que ellas consideran verdad y solo eso, etc.

    Vete leyendo:

    No el hombre, sino los hombres habitan este planeta. La pluralidad es la ley de la tierra (Hanna Arendt, La vida del espíritu.)

    (En esta frase se puede interpretar lo importante que es el grupo de gente para hacer algo y no solo una persona, esto pasa por ejemplo en el fútbol, un jugador solo no puede hacer nada pero todo el equipo junto pueden conseguir ganar un partido, también en la política también, siempre será mejor recibido un político que haya llegado democráticamente (por la votación hacia él/ella/grupo/grupos que no por medio de una dictadura)

    Opinión del capítulo:

    El autor nos intenta ver que no es tan fácil como parece ser político que siempre se llevan las culpas, después nos intenta explicar lo que tendría que hacer como mínimo un político para poder gobernar. También nos habla que la ética esta muy relacionada con la política.

    Así mismo nos explica las injusticias que comparto con él como por ejemplo el racismo, y la importancia de la libertad en países civilizados.

    Este capitulo hay cosas que comparto con él como las injusticias, las libertades, en contra del racismo, de las asociaciones fanáticas, etc. Pero quizás creo yo que nos habla mucho de la política pero muy poco de la relación con la ética, habla pero muy poco y es lo que verdaderamente me interesaba.

    EPÍLOGO. TENDRAS QUE PENSÁRTELO

    ¿Tiene sentido la vida?¿ Merece la pena vivir?¿Hay vida después de la muerte? Mira la vida tiene sentido y sentido único; va hacía delante.

    ¿El sentido de la vida? Procurar no fallar si desfallecer. En cuanto si merece la pena vivir. Ésa es un pregunta para un embrión, no para un hombre. Más razonable es preguntarnos si tiene sentido la muerte, si la muerte vale la pena porque de ella no sabemos nada. Pienso que sólo es bueno el que siente una antipatía activa por la vida. (antipatía y no miedo)

    A través de mí la ética lo único que puede decirte es que busques y pienses por ti mismo, en libertad sin trampas: responsablemente.

    Procura elegir siempre aquellas opciones que te permitan luego mayor número de otras opciones posibles, no las que te dejan cara a la pared.

    Elige lo que te abre: a los otros, a nuevas experiencias, a diversas alegrías. Evita lo que te encierra y lo que te entierra. ¡CONFIANZA!

    Opinión del epílogo:

    Es un poco la despedida que hace hacia su hijo y sus últimos consejos, un poco el resumen y lo mas importante que le explica durante los capítulos. Le habla sobre todo de la vida y la muerte y llega a una conclusión: que vale la pena vivir. Ya al final le habla sobre el futuro y que siempre haga las cosas pensando en él, en el futuro, porque a veces hay cosas que quizás son mejores ahora pero para el futuro no son buenas, es mejor elegir lo que nos venga mejor para nuestro futuro.

    Ficha bibliográfica

    Título: Ética para Amador

    Autor: Fernando Savater

    Diseño cubierta: Remolacha

    Editorial: Ariel, S.A.

    1 edición: abril 1991

    Nº de páginas: 191

    Nº de Capítulos: 9 capítulos (más un prólogo y un epílogo)