Ética para amador; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filósofos españoles. Adolescencia y sentido de la vida. Argumento

  • Enviado por: Disoa_bariloche
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

1) Haga un resumen del capítulo VIII y plantee tres preguntas con su respuesta

2) Redacte un resumen del capítulo IX y escriba una conclusión

1) El autor comienza este capítulo refiriéndose a la conducta sexual humana, considera el actual uso de las palabras “inmoral” y “moral” restringidas por lo general a temas relacionados con el sexo. Sin embargo, no hay nada de malo en él, ya que hace disfrutar a dos personas y lo que menos hace es dañarlas. Lo malo en realidad, es creer que disfrutar está mal. Y la buena vida implica que nuestro cuerpo tenga satisfacciones y bienestar, porque nosotros somos un cuerpo y por lo tanto todo lo que haga bien a él, nos hará bien también a nosotros.

Una de las funciones importantes del sexo es la procreación, por ello el sexo impone una gran responsabilidad. Pero no por ello quiere decir que este deba limitarse exclusivamente a una función procreadora, sino no que produce otros efectos o sensaciones que sólo humanamente se pueden vivir.

Pero tenemos que considerar que el sexo no es todo en la vida, nosotros pertenecemos a una sociedad en la que existe cierto orden y como dice el autor en que a lo largo de los siglos las sociedades han intentado evitar que sus miembros se aficionen a los excesos, en nuestra época actual esta afirmación también es valedera y el placer no debe distraernos de las responsabilidades que tiene cada uno.

El capítulo acaba con unas reflexiones sobre la finalidad del placer: la alegría. Es decir, el placer debe producir alegría. La templanza consiste en eso, poner el placer al servicio de la alegría; en no pasar del uso del placer al abuso, pero si llegamos a perder nuestra alegría por un placer, estamos disfrutando de algo que no es bueno para nosotros, es decir, algo que no nos conviene. Por el contrario existen la abstinencia y la prohibición para aquellos que piensan que lo que les produce placer puede ser malo y en vez de intentar usarlo bien prefieren que se lo prohíban desde fuera para que así su voluntad tenga que hacer menos ejercicio. Estas no son más que formas de cobardía y de miedo a enfrentarse a la realidad.

¿Qué opina el autor cuando se habla de “la conducta inmoral” de las personas?

Él opina que en la mayoría de los casos, las acusaciones de inmoralidad se refieren a cuestiones sexuales y él es totalmente abierto a permitir la libertad sexual de las personas. No quiere ser puritano y manifiesta que si el sexo hace disfrutar a las personas, no tiene nada de malo ni vergonzoso como para ser considerado un tema tabú, y si tenemos cuerpo es para disfrutarlo.

Pero yo me pregunto, dónde queda la ética que tenemos como jóvenes; nuestra ética está en la responsabilidad que tenemos como estudiantes, en los valores que tenemos con nosotros, en las metas que tenemos para nuestra futuro, creo que hay un tiempo para cada cosa en la vida.

De acuerdo al texto, ¿Cuál es la finalidad de la vida?.

El autor opina que la finalidad más importante en la vida y a la cual van dirigidos todos nuestros esfuerzos, es obtener la alegría. Vivimos, nos distraemos, hacemos deporte, viajamos, etc, con el objeto de sentirnos bien y felices y esa misma alegría de vivir es la energía que nos da ánimo para seguir adelante y permitir que nuestros sueños se hagan realidad.

¿Por qué el autor llama a este capítulo “tanto gusto”?

Porque él considera que los placeres que da más gusto en la vida es el sexo, pero que debe ser llevado con responsabilidad y autocontrol ya que de no ser así, se estará confundiendo la libertad sexual de la que cada uno es responsable con libertinaje sexual, que traerá como consecuencia un sinnúmero de complicaciones y frustraciones, especialmente a la juventud, problema que en nuestra sociedad actual es de gran importancia y muchas veces de difícil solución.

2) La función de la ética es ayudarnos a ser mejor persona, pero hay ciertas personas que critican a otros, sosteniendo que no son morales o que no tienen ética. Sin embargo, antes criticar a una persona, hay que fijarse en uno mismo porque viendo en si mismo sus propios defectos, tal vez comprenda los defectos de los demás, y así tal vez ayudar a corregir sus faltas.

En este capítulo, se refiere a los políticos, su ética y el por qué tienen tan mala fama. La finalidad que la ética y la política persiguen es la de vivir bien. La ética pretende elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible. La política persigue el objetivo de organizar lo mejor posible la convivencia social, de modo que cada cual pueda elegir lo que le conviene. Pero existen también diferencias entre ambas, la ética se ocupa de lo que uno mismo hace con su libertad, mientras que la política intenta coordinar de la manera más adecuada y provechosa lo que muchos hacen con sus libertades.

Los políticos son elegidos por el pueblo, por lo tanto el pueblo es representado por el político que es el portador de las ideas y expectativas que tienen como votantes.

Pero no todas las personas quedan contentas con la elección de un determinado político, y es por eso que tienen mala fama debido a que al estar más expuestos que otras personas en la sociedad, sus errores son más públicos y la gente tiene más recursos para criticarlos. Por otro lado, los políticos prometen cosas que beneficiarán a la sociedad, pero si no pueden cumplirlas, el pueblo no puede perdonarlos, y esto es otra razón más que se suma a las críticas de la gente.

Conclusión: El tema nos permitió analizar a las personas que llevan una vida pública, como los políticos, quienes son elegidos por la ciudadanía y debemos considerar que son tan seres humanos como nosotros, con errores y debilidades que a veces cuesta corregir; pero al estar dedicados a la vida administrativa de un país, deben ser ejemplo para la ciudadanía y así con ese mismo ejemplo permitan al resto de las personas ser mejores en sus actos.