Ética para Amador; Fernando Savater

Literatura filosófica española siglo XX. Filósofos españoles. Ética. Libertad. Comportamiento ético. Conciencia. Órdenes y costumbres

  • Enviado por: Ángel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

'tica para Amador; Fernando Savater'

Nombre: Ángel Moreno Torrejón

Curso: 4º ESO B

Índice

  • Capitulo primero: de que va la ética

  • Capitulo segundo: órdenes, costumbres y caprichos

  • Capitulo tercero: haz lo que quieras

  • Capitulo cuarto: date la buena vida

  • Capitulo quinto: ¡despierta, baby!

  • Capitulo sexto: aparece Pepito grillo

  • Capitulo séptimo: ponte en su lugar

  • Capitulo octavo: tanto gusto

  • Capitulo noveno: elecciones generales

Capitulo primero: de que va la ética

Nos pretende enseñar lo que es principal en esta vida, las cosas que son imprescindibles para poder vivir de una forma normal. Las cosas que nos convienen y las cosas que no nos convienen. Nos comenta que no todas las cosas son buenas ni malas para todo el mundo, que hay algunas cosas que nos parecen buenas pero pueden ser muy perjudiciales para nosotros. Los hombres tenemos diferentes formas de pensar y por lo tanto el criterio de algo bueno y algo malo no puede nunca llegar a ser el mismo para todo el mundo. El autor nos pone varios ejemplos de la libertad que tienen los hombres.

El hombre a diferencia de los animales es un ser racional al que se le da la opción de elegir y por lo tanto de equivocarse y corregir los errores. Un animal tiene una vida programada por la naturaleza, y no tiene otro remedio que cumplirla. En cambio los hombres nacemos libres, tenemos una vida por delante que debemos construir nosotros mismos. También es verdad que el medio en el que nos desarrollamos tiene mucha influencia en nuestra vida y en lo que consideramos como bueno o malo.

Capitulo segundo: órdenes, costumbres y caprichos

En este capítulo Fernando Savater nos explica como los hombres libres tenemos la necesidad de decidirnos por algo en un determinado momento o situación. Nuestras acciones debemos decidirlas nosotros. Lo que hacemos cada día, en cambio, pueden llegar a ser consideradas costumbres que ya realizamos sin pensarlas, por ejemplo él lavarnos o él peinarnos. Podemos elegir, pero hay veces en las que nos vemos obligados a tener que decidir sobre algo que nos ha sido impuesto. Por ejemplo si hay un terremoto, podemos decidir si nos quedamos en casa o nos vamos al campo, pero no si queremos el terremoto o no.

A la hora de hacer las cosas, podemos hacerlas por varios motivos:

-Por obligación: esperando ser castigados o recompensados por algo.

-Por costumbre: por que es algo que ya estas habituado a hacer y lo haces sin pensarlo.

-Por capricho: por que es algo que nos apetece hacer en ese momento.

Esta claro que la mayoría de las cosas que hacemos las hacemos por capricho, pero, hay que tener claro que no todo se guía por lo que nosotros queremos o no queremos hacer algo, también hay otras personas que quieren hacer cosas tan diferentes a las nuestras, que hasta las pueden ver mal, y por ello existen las órdenes, para que nos marque limites en nuestra libertad y haga la vida mas feliz a todos.

Capitulo tercero: haz lo que quieras

Lo bueno o lo malo referente a lo que preferimos hacer son términos que pueden crear confusión.

-Bueno: es lo que consideramos que nos hace bien o nos ayuda.

-Malo: es lo que consideramos que nos puede afectar o ser pernicioso.

¿Cuándo un hombre es bueno?

No lo sabemos ni lo sabrá nadie jamás. Para cada persona el hombre bueno es el que realiza unas acciones que a él le benefician o que piensa de su misma manera. Para saber si un hombre es totalmente bueno o totalmente malo deberíamos estar dentro de él cada vez que este realiza una acción. La ética llevaría entonces este lema: "HAZ LO QUE QUIERAS".

Capitulo cuarto: date la buena vida

Darte la buena vida en este contexto significa que debes tomar las decisiones por tu cuenta, que debes ver las situaciones desde tu punto de vista y elegir lo que creas que más te va a convenir. Cuando decidimos no elegir por nosotros mismos no estamos renunciando a la libertad que todos tenemos.

No hay tampoco que confundir términos, cuando decimos “haz lo que quieras” no nos estamos refiriendo a que hagas "lo primero que te venga en gana" si no que hagas lo que creas que para t¡ es más necesario. Hay que ser capaz de decidir entre lo que de pronto nos apetece y lo que en el fondo y realmente queremos.

A veces hay cosas que queremos y nos resultan contradictorias: queremos ser futbolistas pero no queremos estar entrenando todos los días, lo que queremos de verdad es "darnos la buena vida". Pero debemos entender que la buena vida humana no sólo depende de nosotros.

La buena vida humana es "la vida entre seres humanos". Los hombres somos humanos y queremos ser tratados como tales por eso "DARSE LA BUENA VIDA" no debe ser muy diferente a" DAR LA BUENA VIDA" según mi criterio.

Capitulo quinto: ¡despierta, baby!

El hacer lo que verdaderamente nos hace bien, no es que queramos lo que nos apetece en el momento si no que debemos querer lo que sabemos que, a la larga, nos hará. En esta vida todo son complicaciones y quien busca las simplicidades nunca llega a ser nada por sí mismo. Cuando estamos obsesionados por las cosas materiales nos perdemos y no nos damos cuenta que lo que de verdad en esta vida nos hace falta es lo que las personas nos pueden dar.

Cuando tratamos a una persona con amor, fidelidad, comprensión, todo eso se nos devuelve a través de esa persona. A veces se envidia a las personas porque tienen muchas cosas materiales, pero verdaderamente son las personas que se encuentran interiormente bien a las que tenemos que envidiar, porque son las que son felices de verdad.

Lo indispensable para darse "la buena vida" es sentirnos bien con nosotros mismos que es de la única manera de que los demás nos vean bien.

Capitulo sexto: aparece Pepito grillo

Hay muchas clases de imbéciles:

a) El abobado al que todo le da igual.

b) El que cree que lo tiene todo.

c) El que no sabe lo que quiere y no se molesta en averiguarlo.

d) El que sabe lo que quiere y como conseguirlo pero lo deja para mañana porque no tiene la fuerza de voluntad necesaria para conseguirlo.

e) El que hace lo quiere pero con tal barbaridad que ya pierde la noción de lo que es bueno o malo para él.

Todos estos "imbéciles" necesitan algo en lo que apoyarse que no tiene nada que ver con él "darse la buena vida" que estábamos hablando anteriormente. Puede haber gente que sea muy lista en matemáticas, en física, lengua, historia etc., y no saber vivir o no saber lo que quieren.

Lo contrario de ser imbécil es tener conciencia, que no es algo que tengan solo unos pocos, si no que se desarrolla si uno quiere y pone empeño. La conciencia consiste fundamentalmente en:

a) Saber que no todo da igual.

b) Darnos cuenta de que lo que hacemos verdaderamente nos conviene y hace felices.

c) Saber que como un acto reflejo debemos rechazar lo que sabemos que es pernicioso.

d) Que no escondamos los malos resultados de nuestros actos bajo las excusas de que estábamos obligados por alguien o por algo.

Lo que consideramos que es pernicioso es lo que no nos deja darnos la buena vida y para conseguirlo debemos ser egoístas y querer lo mejor para uno mismo.

Hay que saber lo que uno quiere y sentirse bien con sigo mismo. El remordimiento lo tenemos cuando nos damos cuenta de que hemos hecho algo mal, pero cuando nos damos cuenta nosotros, no si alguien nos dice que hemos hecho algo mal. Ese es el verdadero castigo.

Como somos libres podemos equivocarnos y por eso tenemos remordimientos, porque nos damos cuenta de que hemos sido nosotros los que hemos hecho algo en contra de lo que verdaderamente queríamos hacer. Por eso lo escondemos detrás de un yo no he sido. Pero si lo que hemos hecho esta bien, enseguida nos damos los honores.

Contra el remordimiento lo que debemos hacer es ser responsables, y si no pensar antes lo que vamos a hacer y las consecuencias que nos puede traer, y lo que es más importante saber aceptar las consecuencias. Hay que saber también que las decisiones tomamos ahora se van estableciendo en nuestro interior y en nuestro futuro día a día.

Capitulo séptimo: ponte en su lugar

A la ética lo que le interesa es la vida humana que transcurre entre seres humanos, el saber que sólo entre dos hombres puede haber conversaciones, discusiones, etc. Aunque estos dos no tengan nada en común pero se pueden poner a discutir sobre las razones que les hacen pensar de esa forma.

Hay que tener claro que a los hombres que no consideramos buenos los debemos mantener a distancia, pero también debemos tener en cuenta que son humanos y aunque nosotros los consideremos malos, pueden darnos algo de piedad.

Debemos dar un buen ejemplo y debemos también tratar a los demás como queremos que nos traten a nosotros mismos. Desde luego si vamos suministrando enemistad no vamos a recibir amistad y yo pienso que es mejor unirse al pequeño grupo de los buenos que al gran y numeroso grupo de los malos.

Si hacemos el mal a los demás nos lo hacemos también a nosotros mismos porque ese mal nos va a ser devuelto, tarde o temprano o de alguna otra forma. Antes de hacer algo a alguien debemos ponernos en su lugar y pensar como nos podría afectar a nosotros y a eso se le llama humanidad.

Debemos saber que a los humanos hay que respetarlos un poquito para que nosotros recibamos ese poquito de respeto que nos hace tanta falta para hacernos humanos y vivir una vida humana, una bienhechora vida.

Capitulo octavo: tanto gusto

Se piensa en el sexo como una cosa obscena e inmoral, pero debemos saber que no es así que es algo natural y que no debemos tener vergüenza al hablar sobre ello.

Pero lo que los rigurosos lo que no saben es que el placer en el sexo, la sensualidad, es algo exclusivo de los seres humanos. Los animales serían ellos ya que son los animales los que lo realizan solo lo hacen para procrear y que no se acaba su especie.

El placer y el darle gusto al cuerpo es una parte importante para darse de esa buena vida de la que hemos estado hablando. Hay que buscar los placeres de hoy, hay que saber disfrutar lo que tenemos en el presente y no amargarnos buscando algo mejor. Podemos disfrutar el presente y con él construir un futuro mejor que nos dé felicidad.

Hay una gran diferencia entre el uso y el abuso del placer. Si abusamos de un placer que es bueno lo podemos convertir en malo si dependemos sola y exclusivamente de él. La conclusión final seria que hay que disfrutar de los placeres pero sin abusar demasiado de ellos ya que entonces pueden llegar a ser peligrosos para nosotros o para los demás.

Capitulo noveno: elecciones generales

El mejor gobierno desde el punto de vista ético y moral no es el que dice que todo el mundo es victima de las determinadas circunstancias, no son unas dictaduras porque lo que queremos es ser libres y tener libertad. La única política que nos puede beneficiar es una política que nos trate a todos por igual, que no humille a los que están abajo y que arruine por envidia y celos a los que están por encima, que se asocien a lo escaso pero bueno y no a lo numeroso pero malo.

En resumen todos deberíamos ser más solidarios respecto al mundo entero, que no se gastaran tanto dinero en armas que solo sirven para destrozar el mundo y las gasten para favorecerlo y dar ayudas a países que la necesitan como los países del tercer mundo por poner un ejemplo de una larga lista.

Ya que todos estamos unidos por la comunicación porque no hacer un esfuerzo común para ayudar a los desfavorecidos y así también nos estaríamos ayudándonos a nosotros mismos.

Opinión personal del alumno

Aunque este libro me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas que me pasan en mi vida creo que utiliza demasiado el lenguaje coloquial para mi edad