Ética para Amador; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filósofos españoles. Libertad. Igualdad. Ética. Elección personal. Imbecilidad

  • Enviado por: BNG
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

CAPITULO 1º

En este capitulo se comienza por definir brevemente la ética. Esta claro, que uno no pude almacenar en su cerebro todos los conocimientos del mundo y aun desconociendo bastantes cosas se puede vivir cómodamente pero hay conocimientos que si se podría decir que son universales y casi obligatorios son esos valores que te inculcan desde pequeño como es por ejemplo la ética esta claro que no el 100% de los habitantes del planeta conocen lo que es la ética pero si la gran mayoría. Cualquier persona que haya recibido una mínima educación sabe distinguir entre el bien y el mal. El mundo es hoy en día como lo conocemos gracias en parte a la ética ya que a una persona que no robo nada en su vida no lo hizo por miedo a la cárcel si no por que los valores que desde pequeño le inculcaron le dicen que eso esta mal. Pero a diferencia con las leyes la ética no es una norma exacta a veces se producen ambigüedades como el caso del alcohol un vaso de vino al día es recomendable para el corazón pero abusar de el destroza el hígado. Hay es donde comienza la dificultad de saber vivir donde cada uno tiene que escoger, cada uno tiene que tomar sus propias decisiones ya que si consultara a dos personas de forma aleatoria las posibilidades de dos contestaciones iguales serian ínfimas o casi nulas.

Y por esto si al final de nuestra vida recapituláramos hasta los comienzos de la misma sabríamos que la mayor parte de las vivencias obtenidas fueron gracias a nuestras decisiones. Y aquí es donde comenzamos a hablar de la libertad de nuestras decisiones ya que esto es lo que nos diferencia de los animales. Los animales tienen una programación muy básica; nacen e intentan sobrevivir a toda costa se reproducen para perdurar la especie y luego mueren. Pero por otra banda también las hombre poseemos una programación que en este caso es la ética y la moral a lo que yo llamo conciencia si tú pasas por la calle y ves como un hombre arremete a una mujer tu programación (conciencia) te prohíbe pasar sin ayudar a la mujer y tu instinto de supervivencia te dice que salgas de allí corriendo no valla a ser que tu también llevases en ese momento cuando entra en acción la libertad, la libertad que uno tiene de elegir que hacer.

Pero la libertad tiene limitaciones:

La primera en el libro dice así: “…no somos libres de escoger lo que nos pasa…si no libres para responder a lo que nos pasa de tal o cual modo…”esto significa que tu no puedes escoger nacer en Zambia o en EE.UU. pero si que posees la libertad de escoger como reaccionar ante las situaciones como bien explico antes en el caso de los malos tratos.

La segunda explica que aunque tú tengas la libertad de intentar algo no quiere decir que lo puedas lograr; esto es lo que diferencia la libertad de la omnipotencia hay cosas que dependen de tú voluntad y otras que no; también existen personas que en ciertas situaciones renuncian a su libertad para poder eximirse de responsabilidades.

En resumen que la libertad es la capacidad de elección, por lo tanto nuestras elecciones pueden ser correctas o no y para eso esta la ética que nos ayuda a tomar esas decisiones de una forma un poco más ortodoxa.

CAPITULO 2º

En este capitulo se habla de la libertad de elección, los motivos por que lo hacemos y se clasifican los motivos.

Ya que aunque no podemos elegir lo que nos pasa por que no todo esta de nuestra mano, si podemos elegir libremente como reaccionar ante las diversas situaciones. Cuando vamos a hacer algo los motivos que tenemos para hacerlo también influyen. Aristóteles para explicar esto, ponía el ejemplo de un capitán de barco que se veía envuelto en una tormenta, Aristóteles analiza los diferentes motivos que tiene el capitán para tirar la carga y no arriesgarse a hundirse o salvar la carga y arriesgarse a perecer en el intento.

Aunque el caso que Aristóteles nos presenta, es un poco extremo en la vida cotidiana también estamos tomando decisiones continuamente. Como por ejemplo si levantarse o quedarse a dormir, ir al colegio o faltar a clase, etc.

Después Savater califica el tipo de decisiones que tomamos en cuatro; pero de estos cuatro solo analiza los tres primeros que son: ordenes, costumbres, caprichos y funcionales. También analiza el peso que tiene cada uno de ellos; ya que según el tipo unos son más imperiosos que otros.

-Las órdenes sacan su peso del miedo a las represarías o de las ansias por una recompensa, pero también de la confianza en que la persona que te da las ordenes te lo diga por tu bien.

-Las costumbres sacan su fuerza de la comodidad de no modificar la rutina pero también por no contradecir a los que te las han inculcado.

-Estos dos anteriores motivos provienen del exterior, o sea, de algo exterior a ti. En le momento en que eres mas libre es cuando tu motivo es un capricho ya que solo depende de ti, aunque igual que las ordenes y costumbres no se cumplen en todos los casos.

Pero esto no es así en todos los casos, ya que las decisiones extremas se toman sin tener en cuenta estos motivos. En estos casos el sujeto puede utilizar la línea de conducta que él crea más conveniente, o sea, la razón. Aquí es donde entran los motivos funcionales que parece ser que es donde entra el que se obtenga el mayor beneficio posible dentro del menor riesgo posible que es lo que el capitán del barco quería.

CAPITULO

En el principio del capitulo se sigue tratando el tema de la libertad de elección. En este capitulo comienza explicando, que el hecho de tener un motivo ya sea por ordenes, hábitos o caprichos. No justifica los actos que cada uno realice y las opciones que escoja.

A continuación Savater nos hace razonar sobre el porque tomamos las decisiones que tomamos. Para esto nos recomienda pensar dos veces y nos dice que la primera vez llegaremos a la conclusión de por que tenemos un motivo de los citados en el tema anterior, pero que la segunda vez llegaremos a la conclusión de que aun así tener un motivo no es suficiente para justificar nuestros actos, ya que aun así seguimos siendo libres para escoger otra opción. No es necesario cumplir las órdenes, seguir las costumbres o complacer los caprichos. Las ordenes, costumbre y caprichos pueden servir mientras se es un niño pero que cuando se es adulto esto ya no sirve tenemos que aprender a inventarnos todo, pero no todo ya que no vivimos solos y muchas cosas se nos imponen.

Por la mitad del capitulo habla de la moral de un hombre libre que no tiene nada que ver con las ordenes, costumbres y caprichos. Ni con los premios o castigos que recibas por tus actos puesto que entonces no seriamos libres si no todo lo contrario, seriamos esclavos.

Mas tarda aclara las definiciones de moral y ética. La moral es el conjunto de comportamientos y normas que uno mismo y cierto numero de personas que le rodean aceptan como validos. La ética es la reflexión sobre por que consideramos estos comportamientos y normas validos, también se basa en la comparación con otro tipo de morales.

Para finalizar Savater nos habla sobre el significado de bueno o malo, deja claro que cuando los adjetivos bueno o malo son usados de forma general pueden ser muy relativos.

CAPITULO 4º

En el capitulo cuarto Savater nos explica que no se puede huir de la libertad. Si alguien te ordena hacer algo tú lo haces por que quieres. El llamarle orden no es más que una justificación. Por que no puedes renunciar a elegir. Siempre hay varias opciones que puedes escoger. Aunque también es importante establecer un orden de prioridades entre que te apetece y lo que de verdad importa.

Cuando te dicen haz lo que quieras lo primero que tienes que hacer pensar en lo que en realidad quieres y como norma general se te ocurren muchas cosas y hasta algunas contradictorias. Pero al final llegas a la conclusión de que lo que quieres es vivir bien. Y por esto según Savater la ética no es más que el intento racional de averiguar como vivir mejor. Y para esto es necesario relacionarse con otros seres humanos, ya que si pudieras tener todos los bienes materiales deseados a costa de no ver nunca más a otro ser humano lo rechazarías. Por lo tanto la buena vida es entre seres humanos. Por eso el mayor deseo del hombre es ser humano y ser tratado como humano. Ya que le hombre es el único ser vivo que no nace como tal el hombre se forma, el hombre es, en parte fruto de la sociedad.

Para el desarrollo del ser humano como tal, es importantísimo el lenguaje ya que vivimos en una sociedad lingüística y es una de las funciones que el hombre no puede aprender por si solo precisa de la sociedad. Esto es el proceso de humanización que es un acto reciproco ya que situ quieres que se te trate como humano debes comportarte como tal.

CAPITULO 5º

En este capitulo Savater retoma el tema de hacer lo que quieres explicando los ejemplos de Esaú y ciudadano Kane, el explica que los errores que ellos cometieron fue caer en lo simple. Puesto que la vida esta de complejidades y complicaciones.

El problema esta en no excederse en nada ni siquiera excederse en no excederse ya que no podrías llevar una buena vida como le pasaba a ciudadano Kane o a Esaú. “como no somos simple cosas, necesitamos cosas que las cosas no tienen”. Para esto es importantísimo tratar a las personas como tales y no como cosas, al tratar a una persona como persona, no como cosa estoy haciendo posible que me devuelvan lo que solo una persona puede darle a otra y con esto Savater se refiere a cosas como la amistad, el respeto y el amor. Por ejemplo como Kane demostró que solo le importaba su dinero, a nadie le importaba Kane solo su dinero.

La ética consiste en averiguar en que consiste en el fondo, mas allá de lo que nos cuentan o de lo que vemos en los anuncios de la tele, esa dichosa buena vida que nos gustaría pegarnos. Sabemos que ninguna buena vida puede prescindir de las cosas pero aun mucho menos de las personas.

Savater en este capitulo nos hace una clara diferencia entre dos modos de intentar vivir bien.

El primero es ser humano-cosa, como ciudadano Kane que es, solo apreciar lo material despreciando lo humano siendo lo que en realidad importa.

La segunda manera de intentar vivir bien es siendo humano-humano que aprecia lo humano como el amor verdadero, el afecto verdadero, la verdadera amistad, etc.

Cuando la gente hable de la moral suele referirse a un conjunto de normas y costumbre que suelen respetarse; pero en realidad es intentar comprender ¿lo qué? y ¿por qué? Deben respetarse.

CAPITULO 6º

En este capitulo comienza tratando que la única obligación que tenemos en esta vida es no ser imbéciles. Él clasifica a los imbéciles en varios tipos.

-El que cree que no quiere nada, que dice que todo le da igual, el que esta dormido aunque este despierto.

-El que cree que lo quiere todo, aun por encima lo quiere todo a la vez.

-El que no sabe lo que quiere ni se molesta en averiguarlo. Lo soluciona imitando a otros o llevando al contraria por que si.

-El que sabe lo que quiere y sabe lo que quiere Con miedo o con poca fuerza.

-El que quiere con fuerza y ferocidad, pero se ha engañado a si mismo sobre lo que es la realidad.

Todos estos tipos de imbecilidad necesitan apoyarse en algo exterior a ellos, cosas que no tiene nada que ver con la libertad y la reflexión. Lo contrario a imbécil es tener conciencia, la conciencia consiste en los siguientes rasgos:

-Saber que no todo da igual, por que queremos vivir.

-Estar dispuestos a fijarnos en si lo que hacemos se corresponde con lo que hacemos o no.

-Ir desarrollando el gusto moral, de tal modo que haya ciertas cosas que nos repugnen.

-Renunciar a evadirse de nuestra libertad para disimular que somos libres y por lo tanto responsables de las consecuencias de nuestros actos.

Uno puede lamentar haber obrado mal, aunque este razonablemente seguro de que nada ni nadie va tomar represarías contra el. A esto se le llama remordimiento y es que al actuar mal y darnos cuenta de ello, comprendemos que ya estamos siendo castigados al habernos estropeado por dentro.

Los remordimientos proceden de nuestra libertad puesto que de no ser libres no seriamos responsables de nuestros actos. Por lo tanto la libertad implica responsabilidad.

Lo que llamamos remordimiento no es más que el descontento que sentimos con nosotros mismos cuando empleamos mal la libertad. Ser responsable es saber ser totalmente libre para bien o para mal.

El mundo que nos rodea esta lleno de intentos de descargar al sujeto de su responsabilidad, intentando inculpar a las circunstancias. Responsabilidad es saber que cada uno de mis actos me va definiendo me va inventando.

CAPITULO 7º

En este capitulo Savater comienza poniendo el ejemplo de Robinson Crusoe para diferenciar entre problemas éticos, o sea, de humanos y el resto de los problemas. También pone como ejemplo que independientemente del lugar de procedencia del ser humano tiene algo en común siempre la capacidad de hablar.

Luego Savater expone el ejemplo de Marco Aurelio, era un filósofo, al que le gustaba anotar sus pensamientos y en el trozo que Savater nos muestra. Habla de que es esencial respetar a los humanos sean sus actos buenos o malos. Para esto hay que tener en dos cosas muy importantes:

-La primera, que quien roba, mata, miente, traiciona, viola o abusa de cualquier forma; no por ello deja de ser humano. La segunda, una de las características principales del ser humano es nuestra capacidad de imitación. Ya que la mayor parte de nuestros comportamientos y nuestros gustos los copiamos de los demás.

Por eso si no fuésemos tan copiones tendríamos que empezar de cero todo; para esto es importantísimo el ejemplo que damos a los demás, puesto que en gran parte de ello dependerá su comportamiento en el futuro.

Ahora Savater nos habla sobre los que tratan a los humanos como enemigos, en lugar de procurar su amistad. Por ejemplo el caso de Frankenstein, la criatura que había sido hecha a partir de pedazos de cadáveres, hacia esta confesión: “soy malo por que soy desgraciado” para intentar remendar esto no dice Savater que hay que procurar la felicidad de todos, o no es mejor intentar hacer feliz a la gente que hacerla pobre e infeliz. La mayor ventaja que podemos obtener de nuestros semejantes no es la posesión de mas cosas, si no la complicidad y el afecto de más seres libres, es decir la ampliación y el refuerzo de mi humanidad.

¿En qué consiste tratar a las personas humanamente? Consiste en que intentes ponerte en su lugar. Que le comprendas desde dentro, que adoptes su punto de vista. Tener conciencia en mi humanidad consiste en darme cuenta de que, pese a todas las muy reales diferencias entre los individuos, estoy en cierto modo dentro de mis semejantes, para empezar como palabra… Se trata de tener en cuenta sus derechos y cuando sus derechos faltan hay que tener en cuenta sus razones. Se trata también de atender sus sentimientos, se trata en tener simpatía por otra o también llamada compasión. Había un dramaturgo que decía: “no siempre hagas a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti, las personas tienen gustos muy diferentes”. Al final del tema introduce las palabras “derecho” y “justicia”.

CAPITULO

En este capitulo comienza hablando de la moralidad y la inmoralidad, dice que cuando se utilizan estas palabras, sobre todo la ultima se refiere a algo relacionado con el sexo. En el sexo de por si no hay nada mas inmoral que en la comida o en los paseos por el parque. Lo que de veras esta mal es el que ve algo malo en disfrutar. El que se avergüenza de las capacidades gozosas de su cuerpo. Aunque desde luego una de las funciones más importantes del sexo es la procreación. La verdad es que esa es una de las cosas que nos distinguen como humanos, puesto que los animales solo utilizan el sexo para procrear, lo mismo que solo utilizan la comida para alimentarse o el ejercicio para mantener su salud; los humanos en cambio hemos inventado el erotismo, la gastronomía y el deporte.

Lo que se agazapa en toda esta obsesión sobre la “inmoralidad” sexual son viejos temores sociales del hombre. El placer nos asusta por que no gusta demasiado. El placer nos distrae mas de la cuenta eso si cosa que puede resultarnos fatal. Están quienes solo disfrutan no dejando disfrutar, tienen miedo a que les guste demasiado el placer. Pero es que, en realidad: nada es malo solo por el hecho de que te guste hacerlo.

Hay que saber entregarse al presente; lo que los romanos decían como carpe diem. Pero esto no quiere decir que hoy haya que buscar todos los placeres, si no que, hay que buscar todos los placeres de hoy. El placer es muy agradable pero tiene una fastidiosa tendencia a lo excluyente.

Si das a elegir entre las penas de la vida y los placeres de la muerte, Savater nos recomienda los primeros.

¿Cuál es la mayor gratificación que podemos obtener en la vida? Savater dice que la mayor gratificación es la alegría. La alegría es un si espontáneo a la vida que nos brota de dentro, a veces cuando menos te lo esperas. Al arte de poner el placer al servicio de la alegría se le suele llamar templanza.

Y Savater termina diciendo: a quien te diga que los placeres son egoístas por que siempre hay alguien sufriendo mientras tu gozas, le respondes que es bueno ayudar al otro a dejar de sufrir, pero es malsano sentir remordimientos.

CAPITULO 9º

Comienza el tema diciendo: la política es una vergüenza una inmoralidad, los políticos no tienen ética. La ética no es un arma arrojadiza ni munición destinada a pegarle buenos cañonazos al prójimo en su propia estima, sirve para intentar mejorarse a uno mismo, no para reprender elocuentemente al vecino. Los políticos tienen tan mala fama por ocupar lugares especialmente visible de la sociedad, sus defectos son mas públicos, en ocasiones incurren en pequeños o grandes abusos que la mayoría de los ciudadanos de a pie.

Algunas de las diferencias entre la ética y la política son que la ética se ocupa de lo que uno mismo hace con su libertad. Mientras que la política intenta coordinar de manera provechosa lo que muchos hacen con sus libertades. En la ética lo importante es querer bien en la política son los resultados. Por esto la ética no puede esperar a la política.

¿Cómo seria la política preferible? Como todo proyecto parte de la libertad, el sistema político deseable tendrá que respetar al máximo las facetas públicas de la libertad humana. Puesto que nuestro mayor bien particular o común es ser libres. También se debe emplear el principio básico de la buena vida es tratar a las personas como a personas. Es decir ser capaz de relativizar nuestros intereses para armonizarlos con los suyos. La única razón para limitar la libertad de alguien, es que traten a sus semejantes como si no lo fueran. Lo que tenemos todos los seres humanos en común es lo que sirve para reconocer que cada uno es único e irrepetible. Pues bien todo ser humano tiene dignidad y no precio no puede ser substituido ni se le puede maltratar con el fin de beneficiar a otro. Es la dignidad humana lo que nos hace a todos semejantes justamente por que certifica que cada cual es único. Por ultimo la experiencia de la vida nos revela en carne propia, incluso a los más afortunados, la realidad del sufrimiento. Una comunidad política deseable tiene que garantizar dentro de lo posible la asistencia comunitaria a los que sufren y la ayuda necesaria a los que por cualquier razón no pueden ayudarse a si mismos. Son los llamados derechos humanos cuya lista es todavía hoy, para nuestra vergüenza, un catalogo de buenos propósitos, mas que de logros efectivos.

Savater termina el libro diciendo así: “Por ello aborrezco las doctrinas que enfrentan a unos hombres con otros: el racismo, que clasifica a las personas en primera segunda o tercera clase. Los nacionalismos feroces, que consideran que el individuo no es nada y la identidad colectiva lo es todo. Las ideologías fanáticas, religiosas o civiles, incapaces de respetar el pacifico conflicto entre opiniones.

EPÍLOGO

Wittgenstein, notable filosofo contemporáneo consideraba tan imposible escribir un buen libro de ética que afirmó: “Si un hombre fuese capaz de escribir un libro sobre ética, que fuese verdaderamente un libro sobre ética, ese libro como una explosión, aniquilaría todos los demás libros del mundo”. Continua diciendo Savater, en cuanto a si merece la pena vivir, te remito a lo que comentaba a este respecto Samuel Butler, un escritor inglés; “Esa es una pregunta para un embrión no para un hombre”. Lo que me interesa no es si hay vida después de la muerte solo si la hay antes de ella. Y que sea una buena vida. Y a la pregunta de cómo vivir mejor solo te puedo contestar diciendo que eso depende de ti puesto que la vida no es una ciencia exacta.

Termina diciendo: “la ética lo único que puede decirte es que busques y pienses por ti mismo, en libertad sin trampas, o sea, responsablemente”

OPINIÓN PERSONAL

Este es un libro muy, muy bueno que me ha encantado y que debería leer todo el mundo, ya que te abre la mente y te enseña a pensar el ¿Por qué? de la cosas, ¿Por qué? así y no de otra manera, por que hago esto y no otra cosa, ¿Por qué?…

Con este libro he aprendido bastante sobre el tema de cómo ver las cosas, lo que no quiere decir que vaya cambiar radicalmente mi manera de verlas puesto que mi ética y moral ya encajaban bastante bien con las ideas que en este libro se exponen. Pero si que nunca esta demás ningún conocimiento. De lo que en el libro habla aun no tratamos mucho en clase pero si que hubo una citación que me recordó mucho a otra que se hizo en clase; la que comento en el epílogo de Samuel Butler, esa misma frase me recordó a una que se dijeran en clase como contestación a la misma pregunta: “¿qué si la vida merece la pena? Comparado con qué”. Si tuviera que darle una puntuación del uno al diez dentro de mi novato punto de vista le otorgaria un ocho.

Es un libro muy claro que deja opción a pensar sobre la problemática de la vida con otros seres humanos.