Estructura social y económica Argentina

Historia económica. Adolf Ferrer. Economía primaria exportadora. Desorrollo económico. Exportaciones. Endeudamiento

  • Enviado por: Ale87
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Aldo Ferrer - La economía primaria exportadora

1860 - Nueva etapa del desarrollo económico argentino.

  • Expansión e integración de la economía mundial

Por

  • Extensión de las tierras fértiles, escasamente pobladas, en la zona

Pampeana

La pradera pampeana se convirtió en centro de atracción europeo, se convierte en un núcleo de vigoroso desarrollo.

La producción agropecuaria es en toda la época el sector más importante de la producción nacional y su exportación constituye el elemento dinámico del desarrollo en el periodo.

Cambios en la economía mundial durante la segunda mitad del siglo XIX:

  • Progreso técnico. Hasta fines del siglo XVIII el desarrollo de las innovaciones técnicas era muy lento, por la escasa densidad del capital por hombre ocupado y la incomunicación impuesta por las distancias dentro de cada ámbito nacional. Se estaba lejos de haber alcanzado la integración interna de las economías nacionales y de estas dentro del comercio mundial. El conjunto de innovaciones técnicas que comenzaron a surgir con la revolución industrial iniciaron la ruptura de dicha barrera y abrieron una frontera ilimitada al desarrollo económico.

El aumento de la cantidad de bienes disponibles por el incremento de la productividad, hizo posible destinar proporciones de mano de obra y otros recursos económicos a la producción no destinada al consumo corriente, es decir a la producción de maquinaria, equipos y otros bienes de inversión que permitían materializar en instrumentos de producción las mejoras técnicas alcanzadas.

El aumento de la productividad y los ingresos generados por la revolución tecnológica determinaron una expansión del mercado dentro de las propias fronteras nacionales de los países en desarrollo.

La ampliación del mercado mundial a partir de fines del siglo XVIII aumento las oportunidades de inversión en las actividades destinadas a la exportación. El progreso técnico y la expansión consecuente sientan las bases dinámicas para la transformación de las estructuras productivas.

La evolución de la agricultura es el ejemplo más elocuente de este proceso. Por un lado pierde importancia porque los consumidores gastan cada vez menos en alimentos a medida que aumentan sus ingresos. Paralelamente el progreso técnico en las actividades rurales permite emplear menos mano de obra para obtener un determinado volumen de producción. El progreso técnico reemplaza a la simple ampliación de la frontera geográfica del mercado como factor determinante básico del crecimiento de la productividad.

  • Carácter integrador de la tecnología. Lo que caracteriza la diferencia del productor rural que trabaja prácticamente con sus manos sobre la tierra con las que emplea el tractor y los fertilizantes es la distinta integración de cada uno con el sistema económico. Aquel productor no depende de nadie más que de si mismo. Este depende de la industria que le proporciona las maquinas y los elementos técnicos y los elementos técnicos de la producción, del mercado para vender su producción y de la economía en su conjunto para adquirir bienes y servicios a consumir.

La integración de cada economía es consecuencia del progreso técnico en el campo de los transportes y las comunicaciones.

El carácter integrador del progreso técnico se extiende al ámbito internacional y la formación del mercado mundial a partir de la segunda mitad del siglo XIX.

  • Flujo de capitales y expansión comercial. La integración de la economía mundial se realizo por tres vías:

  • el movimiento internacional de capitales

  • las corrientes migratorias

  • expansión del comercio mundial

  • Alcanzando su máxima intensidad entre las ultimas décadas del siglo XIX

    hasta 1914.

    Desde la quiebra de esta época hasta 1930 (quiebra del sistema multilateral de comercio y pagos) las fuerzas integradoras perdieron el impulso expansivo de la etapa anterior.

    El hecho más significativo de la nueva situación creada por la guerra fue el surgimiento de los Estados Unidos como principal país acreedor en inversiones en el exterior a largo plazo.

    Las migraciones de población desde Europa hacia países de ultramar durante el siglo XIX hasta el comienzo de la PGM constituyen un episodio fundamental de la integración de la economía internacional.

    La expansión del comercio mundial completa el cuadro del proceso de integración de la economía mundial durante el periodo.

    A partir de las últimas décadas del siglo XIX la diversificación de las estructuras económicas europeas, el desarrollo del ferrocarril, la revolución tecnológica en los navíos de navegación de ultramar y el desarrollo de las técnicas de conservación de productos perecederos provocan un crecimiento vertiginoso de las exportaciones de productos agropecuarios y minerales.

    El movimiento internacional de capitales, la expansión del comercio y las corrientes inmigratorias crearon una interdependencia creciente entre los distintos países y en la economía mundial en conjunto.

    La convertibilidad de monedas y su vinculación con un patrón único de valor, el oro, facilitaron las transacciones y la cancelación de los pagos internacionales.

    • Cauces de la integración económica. El descubrimiento de America y la formación de las economías coloniales en el nuevo mundo fueron episodios de la expansión comercial europea iniciada en el siglo XVIII. Desde esa época hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando se acelera la integración económica mundial, Europa conservo el carácter de centro dinámico del desarrollo y de la formación del mercado y la economía mundiales. En todo el periodo Inglaterra jugo un rol fundamental como exportadora de capitales y fuente de las corrientes migratorias. Fue principalmente a trabes del capital británico que los países no europeos fueron incorporados a la órbita de la economía internacional.

    Los Estados Unidos cumplieron un doble papel en todo el proceso porque habiendo surgido a partir de la segunda mitad del siglo XIX como el principal exportador de alimentos y materias primas, comenzó a convertirse en un fuerte exportador de productos manufacturados.

    Las economías industriales siguieron las tres líneas de acción frente a las economías periféricas incorporadas al mercado mundial:

  • buscaron en estas fuentes el abastecimiento de alimentos y de materias primas

  • procuraron ampliar sus mercados de colocación de productos industriales penetrando con ellos en los mercados internos de los países de producción primaria.

  • canalizaron sus capitales hacia estos países en búsqueda de mayores rendimientos y con la finalidad de capacitar a sus economías para cumplir las funciones señaladas en los puntos anteriores.

  • Las inversiones de capital extranjero cumplieron el papel fundamental de capacitar a los países deudores para cumplir su función de exportadores de alimentos y materias primas mediante el suministro de recursos para el desarrollo de obras de infraestructura.

    Este proceso sentó las bases de una división internacional del trabajo en el cual la economía mundial se componía en medida por países productores y exportadores de productos primarios e importadores de manufacturas y por otro lado por países importadores de productor primarios y exportadores de manufacturas.

    En los países industriales el proceso de integración de la economía mundial acelero la transformación y diversificación de sus estructuras económicas y aumento el ritmo de desarrollo.

    Hoy el llamado mundo subdesarrollado esta compuesto por el mismo conjunto de países que hacia la segunda mitad del siglo XIX se incorporo a la economía mundial como productor y exportador de productos primarios e importador de manufacturas.

    • Ubicación de la Argentina en la economía mundial. Los 60 millones de hectáreas de su zona pampeana se convirtieron en el principal centro de atracción del flujo migratorio europeo y del movimiento internacional de capitales.

    En algunos productos como maíz, trigo, lino, carnes y lanas, las exportaciones argentinas llegaron a representar la mayor parte de las exportaciones o a ocupar un lugar preponderante de las mismas.

    La incorporación de la economía argentina al expansivo mercado mundial se efectúo sobre la base de la expansión de las exportaciones de productos agropecuarios.

    Se incremento la posibilidad el país a realizar pagos en el exterior, el país se podía endeudar porque podría hacer frente a los compromisos emergentes de ese endeudamiento.

    El incremento de las exportaciones fue posible por:

  • Gran demanda mundial de productos agropecuarios

  • El país poseía grandes porciones de tierra fértiles sin explotar.

  • Pero por otro lado esto solo no bastaba ya que la cantidad de mano de obra era escasa. Por otro lado los medios de transporte seguían siendo los mismos de la colonia.

    La separación de Buenos Aires de la Confederación y la Guerra Civil creaban un clima inestable que obstaculizaba el doblamiento de la zoma pampeada, el razado de ferrocarriles, la entrada de capitales, el funcionamiento del mismo sistema.

    La escasez de mano de obra se pudo solucionar mediante la incorporación de fuertes contingentes migratorios del exterior.

    La finalización de las inversiones en ferrocarriles se realizo fundamentalmente con capital extranjero.

    Era necesario lograr la paz interior y organizar el país. La reincorporación de la provincia de Buenos Aires a la unión nacional en 1861y la elección de Mitre como presidente del país en 1862 fueron requisitos básicos para el funcionamiento de la economía primaria exportadora.

    En 1862 se nacionaliza la aduana de Buenos Aires, esto junto al establecimiento del primer presupuesto nacional permitieron expandir los gastos totales el sector publico.

    La expansión monetaria se produjo en condiciones de contracción del comercio exterior y de reducción de las fuentes normales de recursos, especialmente las recaudaciones de la aduana. En estas circunstancias, el aumento del dinero en circulación llevaba a una fuerte depreciación del peso que encarecía las compras de oro que el gobierno debía realizar para pagar los intereses y amortizaciones de su deuda externa.

    El proceso de expansión de la frontera fue acompañado por la apropiación de grandes extensiones de tierras en pocas manos.

    El régimen de tenencia ejerció su influencia sobre e desarrollo del sector rural y de la economía en tres campos: la estratificación social, el crecimiento de la producción y el equilibrio político interno.

    La falta de acceso a la tierra redujo la capacidad del campo de absorber las corrientes migratorias del exterior.

    Bajo el influjo de condiciones favorables para el desarrollo agropecuario, se fue ampliando la cantidad de las tierras de la región pampeana puestas en producción.

    En la ganadería la zanja para demarcar los limites de la estancia y el pozo y la aguada natral para abrevar la hacienda comienzan a ser reemplazadas por el alambrado, los molinos de viento y el tanque australiano.

    Las alambradas deben ubicarse como e primero y uno de los mas importantes aspectos de la capitalización de la economía agropecuaria argentina.

    En la agricultura la introducción de semillas importadas y la importación de maquinaria fueron los principales estímulos a la mejora de la productividad.

    Exportaciones y endeudamiento externo:

    Tanto el volumen como el precio de los productos rurales exportados por la argentina estaban condicionados por la demanda y esta a su vez por la actividad económica de los países industrializados.

    El desarrollo del capitalismo estuvo caracterizado en toda la etapa por la sucesión de fases de prosperidad y depresión.

    El capital extranjero invertido en el país pasó de cero en 1860 a 3000 millones de dólares en 1900.

    Del capital existente el 36 % estaba invertido en ferrocarriles, el 31% en títulos gubernamentales y en servicios públicos el 8%. El 25% restante estaba compuesto por inversiones en comercio e instituciones financieras y en actividades agropecuarias.

    El capital extranjero producía intereses y utilidades que se remitían al exterior en concepto de servicios de ese capital.

    Los interese y amortizaciones de la deuda publica eran fijos independientemente de la evolución de la economía del país.

    Las inversiones de capital extranjero se destinaban directa o indirectamente a financiar la inversión en maquinarias, equipos edificios, etc.

    Los gobiernos de la Nación y de varias provincias recurrieron al crédito externo colocando sus papeles publicose en los mercados financieros internacionales.

    El mecanismo básico de ajuste que Invertia una tendencia depresiva o expansiva en el sistema de la economía primaria exportadora, para llegar a nuevas posiciones de equilibrio transitorio, estaba dado desde el exterior.

    La economía argentina fue durante toda la etapa un sistema abierto a la influencia de los factores externos.

    La concentración de la propiedad territorial fue el principal factor condicionante del nivel de remuneraciones del trabajo en las actividades agropecuarias y urbanas.

    La inestabilidad del nivel de precios repercutía sensiblemente en la distribución de ingresos.

    El crecimiento de la economía primaria exportadora fue relativamente acelerado.

    El producto bruto creció, la población también lo hizo.

    En 1930 se inaugura una nueva etapa del desarrollo económico del país. El ahorro y la inversión internos y la expansión del mercado nacional pasaban a constituirse en los sostenes del crecimiento del país.