Estrellas: ciclo de vida

Astronomía. Sol. Evolución. Nacimiento. Muerte. Nebulosa. Supernova

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 2 páginas
publicidad

CICLO DE VIDA DE LAS ESTRELLAS

En nuestro planeta ocurren cosas maravillosas, pero en lo largo y ancho del vasto universo también. Uno de esos fenómenos maravillosos que el universo atestigua es la vida de una estrella, este proceso es un fenómeno muy raro que solo la naturaleza ha sido capaz de realizar.

La vida de una estrella es un largo proceso que engloba varios enigmas que hasta nuestros días e hombre no ha podido resolver. Comienza con una nebulosa que se compone de partículas de polvo cósmico e hidrogeno en gas. Por efectos de la gravedad, estas pequeñas partículas se van atrayendo unas con otras hasta formar un cuerpo de gran tamaño que es lo que se podría decir una estrella bebé.

Esta estrella joven tiene un núcleo de hidrogeno que actúa como combustible, la gravedad juega un papel muy importante en este proceso, ya que es la responsable de que los átomos de hidrogeno de la estrella recién nacida se compriman para formar hidrogeno. Es así como el hidrogeno proporciona la energía para que el núcleo soporte la presión; pero cuando todo el hidrogeno es consumido la gravedad comprime al núcleo, esto provoca que la temperatura suba a 100 millones de grados, calor suficiente para que helio se fusione y forme carbono, lo cual provoca que el núcleo colapse mas. La muerte de la estrella es realmente triste, se convierte en una enana blanca y se enfría hasta formar una enana negra. A menos que le robe hidrogeno a otra estrella vecina, esto causara una explosión muy interesante y la clave del universo: las supernovas. A menos que sea una supergigante roja, ya que la estrella se calienta aun mas, esto provoca que el carbono se convierta en oxigeno en 600 años, luego de oxigeno a silicio en 6 años y finalmente de silicio a hierro en un día. El núcleo se convierte en hierro solido, los átomos de hierro se fisionan gastando energía en vez de crearla. Lo cual da pauta a que el núcleo no tenga energía necesaria para contener las capas exteriores, lo que provoca las famosas estrellas de neutrones o los míticos agujeros negros.

Bibliografía: Enciclopedia Nueva Didáctica, Edit. Océano. España. (8 t.). pp. 586-590

Enciclopedia Encarta, © Microsoft Corporation.

National Geographic en español. Mensual. (México D.F., marzo de 2007). 109 pp.