Estrategia internacional

Márketing. Empresas. Productos. Fusión. Directiva. Competidores. Expansión. Distribución. Costes. promoción

  • Enviado por: Felipe Gálvez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 30 páginas

publicidad
cursos destacados
Mailchimp desde Cero
Mailchimp desde Cero
Con este curso aprenderás a gestionar campañas desde la herramienta Mailchimp: usuarios, newsletters,...
Ver más información

Cómo redactar una buena nota de prensa
Cómo redactar una buena nota de prensa
Aprende a escribir una buena nota o comunicado de prensa que atraiga la atención del periodista, genere interés, y...
Ver más información

publicidad

  • Introducción

  • Situación de Daimler-Benz y Chrysler antes de la fusión.

  • En los años previos a la fusión la situación de ambas compañías era la siguiente:

  • Daimler-Benz

  • La empresa fundada en Alemania en 1900 estaba compuesta, a finales de los años 90, por las siguientes divisiones

  • Mercedes-Benz

  • La división de coches de pasajeros de Daimler está especializada en berlinas de lujo, que son el área de negocio principal de la compañía como, por ejemplo, las clases C y S.

    Coches de pequeño tamaño como el Smart que no cumplió con las expectativas de ventas realizadas durante su lanzamiento y posterior comercialización.

    Monovolúmenes de tamaño medio representados por la Clase-A.

    Debido a un error en el cálculo de la estabilidad en las pruebas previas al lanzamiento, la compañía sufrió un deterioro de imagen amén del gran desembolso monetario que supuso la llamada a revisión de las unidades ya vendidas.

  • Vehículos comerciales.

  • Autobuses, camiones y furgonetas conforman la línea de vehículos industriales de Daimler. La gama es muy amplia y se renueva con frecuencia. Un ejemplo de esto último es el lanzamiento de 20 nuevos modelos sólo en 1995.

  • MTU

  • Es la división de turbinas para plantas de energía y motores de aviación tanto militares como civiles. MTU tiene la mayor cuota en el mercado del mantenimiento de plantas de energía.

  • TEMIC

  • Sistemas electrónicos para propulsión, seguridad y confort en la conducción.

    Las actividades de la compañía están basadas en siete áreas de producto independientes: motor y chasis, ABS, protección del pasajero, sensores, sistemas de confort, motores eléctricos y sistemas de control de la distancia.

  • Chrysler Group

  • La empresa con sede en Detroit engloba, antes de la fusión, a las siguientes marcas:

  • Chrysler

  • La marca Chrysler ofrece berlinas, coupes, descapotables como el Chrysler 300M o el LHS sedán.

    Es el mayor fabricante de minivans, con ocho millones de unidades vendidas en todo el mundo desde que se inventara éste concepto de automóvil hace dieciséis años. El mejor exponente de éste tipo de coche es el Chrysler Voyager.

  • Jeep

  • Un icono en el mundo del automóvil, la marca Jeep debe su éxito a una combinación de reconocimiento de marca universal y a un servicio al cliente muy profesional.

    Jeep fue la marca que prácticamente inventó el concepto de todo terreno, siendo una suministradora del ejército de los Estados Unidos durante muchos años.

    Los modelos más vendidos son el Jeep Wrangler y el Grand Cherokee.

  • Dodge

  • Dodge presenta una amplia gama de productos que son muy apreciados en el mercado norteamericano, siendo reflejo de esto las elevadas ventas de modelos como el Dodge Neon, la berlina de tamaño medio Stratus o el todoterreno Durango.

    También destaca en el segmento de las pequeñas furgonetas como la Dodge Dakota, que ha sido elegida durante tres años seguidos como el Pick up más atractivo del mercado.

    En el mercado de las minivans, Dodge cuenta con el modelo Caravan que ha sido el más vendido, dentro de su segmento, en los últimos dieciséis años.

  • Freigthliner

  • Es la compañía de camiones de gran tonelaje que más modelos ofrece en éste mercado.

    La gama de Freigthliner abarca cabezas tractoras, camiones de tamaño medio, transportes para obras públicas, vehículos para sevicios de emergencia y recogida de basuras.

    • La fusión

    Estrategia internacional
    La fusión entre Daimler-Chrysler, anunciada el 7 de mayo de 1998 creó la quinta compañía del mundo del sector por volumen con el mismo alcance internacional de las cuatro primeras: General Motors, Ford, Toyota y Volkswagen. Daimler-Chrysler, que así se llamaría el nuevo gigante sería propiedad del grupo germano en un 53 por ciento y un 47 por ciento del norteamericano. Tenían previstos unos ingresos anuales que se situarían en torno a los 130.000 millones de dólares tras esta macrofusión.

    De repente la geografía del sector del automóvil se iba a transformar. En Detroit ya no sólo iba a haber dos grandes fabricantes internacionales (Ford y GM) y uno regional, Chrysler. La fusión iba a ser un primer paso para la racionalización del mercado mundial de automóviles y abría la puerta a un nuevo tipo de acuerdos transatlánticos que no se habían visto entonces. Nunca una de las grandes compañías industriales estadounidenses, y mucho menos una de las tres grandes de Detroit, había sido dirigida, aunque sea parcialmente, desde fuera.

    Sus principales accionistas fueron:

    - El Deutsche Bank

    - Kirk Kerkorian

    - La Kuwait Investment Office.

  • Sus presidentes

  • Daimler-Chrysler tendría dos jefes, Jürgen Schremp, presidente de Daimler, y el entonces presidente de Chrysler, Robert Eaton, y dos sedes centrales, una en Stuttgart y otra en Michigan

    Jürgen Schremp

    Presidente ejecutivo de Daimler Benz.

    Hizo su carrera en Daimler, donde lleva 53 años trabajando.

    Es un ingeniero de carácter abierto que habla un inglés fluido.

    Demostró ser un buen estratega y consiguió llegar donde se había propuesto.

    Fue nombrado presidente de la compañía en 1995 y consiguió deshacerse de su rival Helmut Werner, el cual fue artífice de la recuperación de Mercedes Benz a mediados de los 80.

    Robert Eaton

    Sustituyó en 1992 al mítico Lee Iacocca.

    Trabajó durante más de dos décadas en General Motors.

    Llegó a dirigir las operaciones de GM en Europa antes de pasarse a las filas de Chrysler.

    Salvó a Chrysler cuando estaba al borde del abismo a principios de los 90

    En 1995 defendió con éxito a la compañía de un intento de toma de control del financiero Kirk Kerkorian, el cual es uno de los principales accionistas.

  • Qué aportaba cada uno a la fusión

  • Desde Alemania y Estados Unidos se valoraban los planes de fusión con un calificativo: genial. Chrysler y Daimler-Benz eran dos consorcios casi complementarios, destinados a unirse sin casi hacerse la competencia y abriéndose mercado mutuamente.

    • Productos: las líneas de producto no se sobreponen. Mercedes Benz está especializado en coches de lujo y Chrysler estaba afianzada en el sector de las camionetas, monovolúmenes y todoterrenos. Además, en el mercado norteameri-cano Chrysler siempre había sido débil en el sector de las berlinas, y podría contar con la potencia técnica que llevó a Daimler a producir los coches Mercedes.

    • Geografía: cada compañía es fuerte donde la otra es débil. Chrysler vende el 93 por ciento de sus coches en Estados Unidos y Mercedes Benz depende de Europa para un 63 por ciento de sus ventas.

    • Finanzas: los dos se encontraban entre los fabricantes más ricos del mundo. La suma de sus beneficios un año antes de la fusión fue de 4.600 millones de dólares sobre unas ventas de 131.000 millones de dólares.

    • Cultura: es el punto débil de la operación. Chrysler era el fabricante con menos costes fijos de Detroit; Daimler, en cambio, tiene una larga tradición burocrática.

    La nueva empresa tendría una amplia gama de productos: Mercedes produce los mejores coches de lujo del mundo, además de los coches pequeños como el Smart y la clase A; con una producción que rondaba el millón de coches anuales, Mercedes era más un productor de gran volumen más que un fabricante especializado en el mercado del lujo.

    Por otra parte, las berlinas de Chrysler eran superadas en Estados Unidos por las de General Motor y Ford, pero su beneficio medio por vehículo era el más alto de los tres grandes gracias a su solidez en el segmento de monovolúmenes y todoterrenos, en los que los márgenes eran superiores. Chrysler obtuvo unos beneficios en 1997 de 1468 dólares de cada venta que hizo, mientras que Ford sólo obtuvo 1000 y General Motors 683. Mercedes, consiguió ese mismo año 1561 dólares por cada coche de la clase C y el triple por los de la superlujosa clase E.

    Probablemente fue Chrysler quien más necesitaba esta operación; con Daimler podía conseguir el enfoque internacional que le faltaba y la tecnología para revitalizar su oferta.

  • Su posible repercusión en Europa

  • En Europa, la repercusión de la fusión iba a ser todavía mayor. La unión entre Daimler y Chrysler probablemente implicaría que los días del resto de los fabricantes regionales estaban contados. Para empresas como Renault o Peugeot-Citroën, que dependían sustancialmente de sus mercados nacionales, era un mal presagio. Lo mismo le sucedía a Fiat, que estaba en plena estrategia de expansión con un plan que no incluía a Estados Unidos. De repente, Daimler dio un salto por delante de sus rivales cuyos planes internacionales eran ridículos ante la comparación.

    Los fabricantes franceses e italianos ya no podrían permitirse el lujo de tratar con desdén los esfuerzos de la compañía de Stuttgart con sus modelos pequeños, el Smart y el Clase A. Daimler invirtió 1000 millones de dólares en el Smart y podría invertir mucho más dinero para desarrollar coches en ese segmento.

  • Dudas que se planteaban

  • La fusión planteaba tres interrogantes:

    • Debilidad en Asia y América latina

    El primero era la debilidad del nuevo grupo en el mercado asiático y Latinoamérica. Estos mercados son relativamente pequeños, aunque en ellos se esperaba la mayor parte de su crecimiento en el futuro. Aunque Daimler había frenado su expansión en China, el nuevo grupo tenía previsto tomar posiciones en el continente. Una vía podría ser una alianza con la entonces maltrecha Nissan. Daimler antes de la fusión estaba negociando una alianza con la firma japonesa para comprar un 33,4% de su filial Nissan Diesel, cuarto fabricante nipón de vehículos industriales.

    • Futuro en otros sectores

    El futuro de los negocios de Daimler en otros sectores, como el aeronáutico, el armamento y los servicios, no parece encajar en una compañía que ha apostado totalmente por la fabricación de automóviles. Una fusión entre Chrysler y Daimler iba a inspirar con toda probabilidad acuerdos entre otros fabricantes del sector e incluso entre otros sectores, a pesar de que Schrempp aseguró cuando se anunció el acuerdo que Daimler mantendría sus negocios en otros sectores.

    • Choque de culturas

    La mayor incógnita que se planteaba era si las dos compañías conseguirían que la fusión funcionara. Daimler-Chrysler iba a tener dos jefes y dos centrales diferentes, y por lo general ,este tipo de acuerdos suelen ser poco sólidos.

    • Los competidores

    • Situación actual del sector automovilístico

    • El sector automovilístico es un sector muy maduro con muchos años de experiencia y con una rivalidad de vértigo. Los grandes fabricantes tratan de integrarse a la economía global para mejorar sus cuotas de mercado mediante alianzas o fusiones entre productores de EE.UU, Europa y Asia.

      Este sector presenta una dependencia pro cíclica con la economía, así vemos que este año no ha sido bueno para mercados como el de EE.UU en pleno frenazo económico, donde han bajado las ventas de automóviles en torno al 11% con el consiguiente despido masivo de mano de obra y cierre de muchas plantas.

      En Europa la situación es distinta aunque algo peor que en el 1999-2000. Las ventas crecen pero a mucho menor ritmo que el año pasado y en la Europa del Este (República Checa, Polonia y Hungría) el crecimiento es mucho mayor ofreciendo oportunidades de levantar fábricas en esos países donde la mano de obra es barata.

      Asia, que no se acaba de recuperar de una mala situación económica, concentra la mayor actividad en Japón. Pero es en sudoeste asiático donde se concentra el 30% de la producción total de automóviles con marcas como Toyota, Nissan, Honda, Mitsubishi, Hyundai, Daewoo ... muchos de estos fabricantes son objetivos estratégicos de fusión para las grandes compañías a escala global, debido a su alta tecnología, buenos sistemas de producción con costes competitivos y mano de obra barata. En mercados emergentes se presenta un gran potencial de crecimiento en ventas de vehículos, quedando aún mercado hasta su saturación.

    • Participaciones accionariales, acuerdos entre fabricantes para llegar a distintos mercados

    • Daimler-Chrysler (ALE-USA)

      Hyundai (COR) 10%

      Ssangyong (COR) 2.4%

      Mitsubishi (JAP) 37%

      Oferta para Daewoo

      FORD (USA)

      Jaguar (UK) 100%

      Aston Martín (UK) 100%

      Land-Rover (UK) 100%

      Volvo Car (SUE) 100%

      Mazda (JAP) 100%

      GENERAL MOTORS (USA)

      Saab (SUE) 100%

      Isuzu (JAP) 51%

      Delta M. (SUR) 49%

      Grupo Fiat (ITL) 20%

      Suzuki (JAP) 10%

      Hino (JAP) 49%

      PSA (FRA)

      Peugeot/Citroën 100%

      VOLKSWAGEN (ALE)

      Volkswagen (ALE) 100%

      Seat (ESP) 100%

      Skoda (CHE) 70%

      Audi (ALE) 100%

      Rolls/Bentley (UK) 100%

      RENAULT (FRA)

      Nissan (JAP) 36,8%

      Nissan D. (JAP) 22.5%

      Dacia (RUM) 100%

      BMW (ALE)

      Mini (ALE) 100%

      TOYOTA (JAP)

      Daihatsu (JAP) 33,4%

      Hino (JAP) 20%

      HYUNDAI (COR)

      Kia (COR) 100%

      FIAT (ITL)

      Alfa/Lancia/Fiat/Ferrari 80%

      G. Motors 5%

    • Ranking de fabricantes a nivel mundial

    • Producción de coches en millones de unidades en 1998.

      G. Motors 7,58

      Ford 6,55

      Toyota 5,21

      Volkswagen 4,80

      Daimler-Chrysler 4,51

      Fiat 2,69

      Nissan 2,62

      Honda 2,32

      Renault 2,28

      PSA 2,24

      Mitsubishi 1,59

    • Estrategia de los competidores

    • GM

    • GM pretende utilizar la alianza que firmó con Fiat en marzo para completar su ofensiva asiática. En Marzo de 2000, GM compró el 20% de Fiat Auto a cambio del 5% del grupo norteamericano. Éstos pugnan en conjunto por el grupo coreano Daewoo con el principal objetivo de que Ford no le arrebate el liderazgo mundial de automóviles.

      General Motors reforzó tras la inversión de 3.600 millones de euros a su filial de coches de la marca Saab con el fin de duplicar su producción y consagrar a esta marca con la categoría de vehículos de lujo, para lo que ha contratado al responsable de diseño de Mercedes Benz.

      La estrategia de GM es la de consolidarse como primer fabricante mundial y defender sus cuotas de mercado en todos los mercados en los que está presente y crecer en Asia por medio de adquisiciones y alianzas estratégicas. Sus grandes rivales son Ford y Daimler-Chrysler.

    • FORD

    • El grupo Ford integra las marcas Ford, Volvo, Jaguar, Land Rover, Austin Martin y Lincoln. Es el segundo fabricante de coches a nivel mundial pero el primero en beneficios y su estrategia es la de ser lideres en reducción de costes, mantenerse fuerte en EE.UU, reforzar su débil cuota de mercado en Europa y crecer en Asia probablemente de mano del grupo coreano Daewoo. Si se materializa la oferta de compra de esta marca coreana, le arrebataría el liderazgo del ranking mundial a GM.

      La marca del óvalo ya tiene el 34% de la Japonesa Mazda. Corea y Japón se han convertido en mercados claves para los fabricantes occidentales, ya que de sus fábricas salen 16,5 millones de coches , el 29% del mundo.

      El 2000 no fue un año bueno para Ford, sus beneficios se vieron reducidos principalmente por la pérdida de ventas en EE,UU de un 11% menos que en 1999. El cierre de fábricas y la disminución de plantillas ha sido su respuesta más inmediata.

    • TOYOTA

    • Es el primer fabricante de automóviles en Japón y batió durante su año fiscal 1999-2000 el récord de beneficios obtenidos hasta la fecha por una empresa nipona. Sus beneficios antes de impuestos y elementos extraordinarios son de 1,48 billones de pesetas que se deben principalmente a su reducción de costes y al crecimiento de sus ventas en Japón y en otros países.

      Dentro de su estrategia de futuro, negocia con el grupo PSA (Peugeot-Citroën) compartir una plataforma para la producción de un nuevo vehículo en el marco de una política de cooperaciones industriales. Se piensa que entre estos fabricantes se está negociando una posible alianza, así como la creación conjunta de una sociedad para la fabricación de vehículos de pequeña cilindrada para los mercados de la República Checa, Hungría y Polonia.

      Dentro de su estrategia, la japonesa Toyota va a abrir 150 concesionarios de venta en Europa para impulsar las ventas de sus dos nuevos modelos, el pequeño Yaris y el de lujo Lexus. Quieren incrementar su cuota de mercado en la Unión Europea desde el 3,2% actual hasta el 5%.

    • BMW

    • BMW por otro lado sigue fiel a su continua innovación tecnológica.

      Las cifras de BMW en el pasado 2000 fueron francamente optimistas, sobre todo para una marca especialista, cuyo alcance es lógicamente menor que el correspondiente a un constructor generalista con un objetivo comercial mucho más amplio. Tras la separación de Rover, el grupo BMW ha reorientado su estrategia empresarial, manteniendo su objetivo de conseguir un mayor volumen de mercado. La estrategia de este grupo se centra en la fabricación de automóviles de gama alta, para los que y según su filosofía hay un mercado en cada segmento. Por eso van a explotar todos los nichos de mercado, creando y explotando el segmento de gama alta con las marcas BMW, Mini y Rolls Royce. Así esperan pasar en pocos años de los 822.000 vehículos del 2000 a 1.300.000, sin renunciar a su ventaja competitiva en facturación y margen bruto por unidad, en donde son lideres por delante de su competencia más directa.

      BMW piensa que siguen en fase de crecimiento, si bien éste se irá moderando conforme se acerquen al punto de saturación, que todavía queda lejos.

      Finalmente, la estrategia de futuro de BMW pasa también por un continuo avance de innovaciones tecnológicas que deben reforzar su posición de vanguardia a nivel internacional, sin descuidar la aplicación de nuevas fuentes de energía más limpias y ecológicas, entre las que destaca el motor de hidrógeno. Ellos creen fielmente que dentro de veinte años habrá un alto porcentaje de automóviles que se desplazarán con motores de combustión por hidrógeno.

      Por último, hay una decisión clave para la marca alemana a tomar durante este año 2001, que es la de decidir la localización de una nueva planta industrial en Europa que complete su capacidad de producción con arreglo a los nuevos planes del grupo.

    • VOLKSWAGEN

    • El presidente del grupo automovilístico alemán Volkswagen, Ferdinand Piech, pronosticó un debilitamiento del sector para el 2001, aunque auguró para el conjunto del año un crecimiento para su empresa.

      En la junta general de accionistas del consorcio en Hamburgo, Piech destacó que, sobre todo, en los mercados alemán y norteamericano se registró un retroceso de las ventas por la débil coyuntura económica en esas regiones. Pese a este panorama adverso, el ejecutivo agregó que el consorcio aumentó en un 10 por ciento las ventas en el primer trimestre de este año hasta los 23.030 millones de euros, respecto al mismo período de 2000, mientras que los beneficios antes de impuestos subieron un 15 por ciento hasta los 708 millones de euros. En los primeros tres meses, los beneficios después de impuestos subieron hasta el 57 por ciento hasta alcanzar los 389 millones de euros, frente al año pasado. En las regiones del Asia Pacífico, Sudamérica y Africa se pudo contrarrestar la tendencia negativa en aquellas áreas. Para lograr los objetivos de crecimiento de ventas y beneficios, el máximo responsable de Volkswagen resaltó que deberán ponerse en práctica las medidas ya encaminadas para reducir los costes.

      Por marcas, Volkswagen vendió en el primer trimestre 779.112, vehículos industriales Volkswagen 73.958 unidades, Audi 169.946, Seat 124.7998, Skoda 118.015, y Bentley 514. Por otra parte, Seat se mostró satisfecho por las ventas en mayo en España de 16.359 automóviles, un 7 por ciento más que el mismo mes de 2000, lo que ha permitido a la empresa tener una penetración en el mercado nacional del 12 por ciento.

      • Resultados y perspectivas 2000-2003

      • Operaciones estratégicas del grupo

      • Tras la fusión de Daimler Chrysler (DC) en 1998, la estrategia del grupo se ha centrado principalmente en tres puntos:

      • Concentración en el negocio automovilístico

      • Esta decisión ha supuesto:

        • Venta de Adtranz, la filial ferroviaria del grupo, al grupo canadiense Bombardier, que es el mayor fabricante de trenes de pasajeros del mundo.

        La venta ha tenido lugar por valor de 725 millones de dólares.

        Esto le ahorra a DC una larga y problemática reestructuración de la filial, que en 1999 perdió ciento de millones de euros.

        • Fusión de la filial Dasa con la francesa Aerospatiale Matra y la española Casa para crear EADS, que está en bolsa.

        • Venta de una participación mayoritaria de su filial de software Debis a la operadora Deutsche Telekom.

        • Expansión en el negocio de la automoción

        • Las medidas tomadas al respecto han sido:

          • Aumento de la participación en el mercado asiático para elevar su cuota al 25%, frente al 4% que tiene en la actualidad. El mercado asiático es un mercado clave para los fabricantes occidentales , ya que de sus fábricas salen 16.5 millones de coches, el 29% de todo el mundo.

          • En un principio DC intentó alcanzar un acuerdo con Nissan para adquirir su división de vehículos industriales, Nissan Diesel, pero las negociaciones se estancaron por las deudas y el elevado endeudamiento de la empresa nipona.

          Tras romper las negociaciones DC empezó a buscar un nuevo compañero entre Fiat, Honda y Mitsubishi.

          Finalmente compra el 34% del capital de Mitsubishi Motors Corporation, cuarto del ránking de producción japonés y duodécimo del mundo, por 1250 millones de dólares, lo que le convierte en el tercer fabricante mundial de automóviles, detrás de GM y Ford, desbancando de esta manera a Toyota. Por ingresos se situaría segundo grupo por ingresos, sólo superado por GM.

          El nuevo grupo producirá casi 7 millones de coches (4.9 procedente de DC y 2 de Mitsubishi)

          La compra del 34% del capital es suficiente para que DC sea el accionista de control de la sociedad japonesa.

          El objetivo principal es buscar sinergias y compartir tecnología en coches pequeños.

          La marca nipona, de elevada reputación tecnológica, aportará a DC una amplia gama de motores de inyección directa de gasolina, y una de las mejores gamas de todoterrenos, que se complementará con la oferta actual de Chrysler, a través de la marca Jeep.

          El acuerdo también tiene sus ventajas para Mitsubishi, cuyo tamaño era insuficiente para competir en el nuevo panorama mundial del sector dominado por la concentración empresarial.

          El grupo nipón posee nueve fábricas en Japón y otras nueve en Asia Pacífico.

          Entre sus participaciones destaca un 2% del grupo coreano Hyundai y el 8% del grupo malayo Perusahaan Otomobil Nasional, fabricante de los automóviles Proton.

          Mitsubishi tiene un acuerdo con Volvo para crear en el 2001 una nueva sociedad, Mitsubishi Truck, en la que Mitsubishi participará con un 80%. Cuando se cree esta sociedad DC tendrá indirectamente el 26% de la compañía, lo que le permitirá beneficiarse de sinergias y reducción de costes.

          Por otra parte, con la compra del 34% de Mitsubishi le supone a DC la adquisición del 50% de Nedcar, las sociedad conjunta que Volvo y Mitsubishi tienen en Holanda para producir turismos. Esta planta será el centro de producción de la nueva gama de vehículos pequeños que DC desarrollará con Mitsubishi. Éste, a su vez, será proveedor de los componentes del Smart.

          • Compra del 10% de Hyundai, primer fabricante de automóviles de Corea. El precio de la adquisición roda los 400 millones de dólares.

          Esta operación tiene una doble finalidad. Por un lado, tomar una participación en el fabricante asiático, y por otro, unir las ofertas presentadas independientemente por estos dos grupos para adquirir Daewoo, el segundo fabricante de automóviles de Corea.

          • Afianzarse en el sector de vehículos industriales y motores mediante:

          • Fusión de su filial de vehículos industriales Freightliner con la canadiense Western Star Truck Holdings. DC pagará 453.7 millones de dólares y consolidará su liderazgo como fabricante de vehículos industriales, donde cuenta con las filiales Mercedes-Benz, Setra, Freighliner, Sterling y Thomas Built Buses.

          Sólo en Norteamérica, las dos filiales de la compañía germanoestadunidense vendieron 193000 unidades en 1999, aproximando su cuota de mercado al 37.3%.

          • Compra de Detroit Diesel Corporation (DDC), el fabricante norteamericano de motores, por valor de 423 millones de dólares. Con esto DC ha dado un salto importante en el ránking mundial de fabricantes de motores diesel, al pasar de la cuarta posición a luchar por el liderazgo que ahora ostenta Cummins. El grupo supera la producción de Volvo y Renault, hasta ahora segundos en el ránking.

          • Creación de una sociedad mixta con Caterpillar, líder mundial en ingeniería minera y en la fabricación de motores diesel, de gas y en turbinas de gas, para producir y comercializar motores diesel, sistemas de alimentación de combustible y otros sistemas de propulsión para vehículos semipesados, tanto propios como de la competencia.

          • Formación de una macrocentral de compras por Internet

          • GM, Ford y DC crearán una macrocentral de compras por Internet, que se convertirá en una empresa independiente y saldrá a bolsa. Esta empresa, que se llamará COVISINT (Colaboración, Visión e Integración), permitirá concentrar todas sus actividades de compras a proveedores, agilizando de esta manera las compras y reduciendo costes. A largo plazo, su objetivo es expandir el negocio a otras industria.

          • Un vistazo al grupo Daimler-Chrysler. Año 2000

          • El siguiente cuadro muestra el rendimiento financiero del grupo durante el año 2000.

            Estrategia internacional

            • Mercedes-Benz y Smart

            Para la división de turismos de Mercedes Benz y Smart el 2000 ha sido un buen año, con unas ventas que se han incrementado en un 7% respecto el 99, aumentando los ingresos y beneficios de operación en un 15 y un 6% respectivamente. El diagrama de la página siguiente ilustra lo anterior.

            Estrategia internacional

            • Chrysler

            • Qué pasó durante el 2000

            • La política de lanzamiento de nuevos modelos cuyo coste de desarrollo y fabricación superaba con creces al de los modelos sustituidos situó los costes fijos de Chrysler muy por encima de los valores habituales. Esto ha influido notablemente en el resultado del año, en el que el beneficio obtenido en el primer trimestre se ha traducido en pérdidas de la misma magnitud a finales de año. La evolución del beneficio a lo largo de los cuatro trimestres se puede apreciar en el gráfico siguiente.

              Estrategia internacional

            • El deterioro del beneficio. Sus razones e iniciativas tomadas

            • Los resultados de Chrysler en el año 2000 han sufrido un empeoramiento respecto a 1999. Las ventas han caído un 6% y el beneficio se ha desplomado hasta en un 90%. Esta disminución del rendimiento se debe a lo siguiente:

              En primer lugar una pérdida de cuota en el mercado de USA, Canadá y México (área de Libre Comercio)

              En segundo lugar, la agresiva estrategia de lanzamiento de nuevos productos ha disparado los costes de desarrollo y producción.

              Por último, y acompañando a la estrategia anterior, una estrategia de empuje ha provocado altos niveles de inventario con los costes financieros que esto conlleva.

              La solución planteada para sacar a Chrysler de sus situación radicaba en un fuerte plan de reestructuración de la empresa, del que se hablará más adelante.

            • Qué pasará si no se toman medidas

            • Según estudios realizados por analistas, si no se toman medidas, los resultados para el 2001 serán un reflejo de lo sucedido en el último trimestre del 2000, con pérdidas que superarán los 5 billones de $. Ver gráfica de la página siguiente

              Estrategia internacional

            • El plan y sus agentes

            • El plan de reestructuración al que se va a someter Chrysler para recuperar su salud financiera se centran en dos ámbitos: reducción de costes y aumento de los ingresos.

              Para cada ámbito se han creado grupos de trabajo que fijarán objetivos por áreas de negocio. Estos objetivos son:

            • Reducción del coste de los materiales

            • Desde el Área de Gestión del material se pretende reducir la “cuenta de los materiales” mediante una presión a los proveedores: 5% el primer año y 10% en los tres siguientes. Todo ello partiendo de los costes actuales y manteniendo los mismos estándares de calidad.

              Con ello se pretende ahorrar entre 1 billón de € en 2001 y 3.9 en 2003.

            • Reducción de los costes de fabricación

            • Con los mismos principios que en el caso anterior de no-deterioro de la calidad y basándose en los costes actuales, se pretende aumentar la productividad de las plantas y ajustar el volumen y la gama de productos que salen de ellas. Por otro lado se pretende enajenar todos aquellos activos o áreas de negocio que sean superfluos (non-core assets). Con todo el ahorro supondrá 0.5 billones € en 2001 y 0.6 billones € en 2003.

              Después de la reestructuración de las plantas, estas serán capaces de trabajar a plena capacidad. El punto muerto se conseguirá descender del 113% de capacidad actual hasta el 83% en 2003.

              Asimismo se va a producir un importante recorte en las horas de trabajo que significará un 20% menos de coste de mano de obra directa y por tanto de trabajadores: 26000 menos.

            • Reducción de los costes fijos

            • Para conseguir la reducción de los costes fijos prevista el grupo pretende recortar plantilla auxiliar en unos 5000 empleados. También se centra en reducir los gastos relativos a proyecto y a labores administrativas. Por otro lado pretende vender aquellas áreas de la empresa que no estén relacionadas con el sector de la automoción (este era uno de los objetivos del grupo DC).

            • Estrategia de productos

            • En Chrysler han llegado al convencimiento de que el producto es la clave del éxito. Por ello pretenden que este sea único y extraordinario. El tema de la calidad sigue preocupando para evitar esta se vea afectada por la reducción de costes que va a llevarse a cabo. Se está estudiando la posibilidad de compartir recursos con Mercedes a nivel de componentes o accesorios (guarnecidos, aire acondicionados, tapicerías, transmisiones, etc..) o incluso de plataformas comunes para vehículos (con Mitsubishi para la gama de pequeños/medios)

              Por tanto la estrategia de producto de Chrysler es de ofrecer automóviles que demuestren que tienen herencia americana, fabricados con un diseño excitante asesorado por Mercedes, a la escala de un productor masivo como Mitsubishi.

              Es una estrategia orientada al cliente, sujeta a la demanda, y que permite a la imagen de marca ser algo tangible en el carácter y la calidad de los vehículos.

              Todo este plan de reestructuración conllevará unos costes que se estiman en 4 billones € para todo el período 2001-2003 de los cuales 3 billones se emplearán en el primer cuatrimestre de 2001.

            • Resultados del plan: mejoras y recuperación del beneficio

            • El plan de reestructuración permitirá a Chrysler aumentar su rendimiento financiero de la siguiente forma según se observa en el siguiente gráfico (beneficio-pérdidas) para el período 1999-2003

              Estrategia internacional

              De la tabla se desprende que a pesar de las perdidas iniciales debidas a la fuerte inversión por reestructuración van a traducirse en una llegada al punto muerto en el 2002 dando unos beneficios estimados en más de 2 billones € en el 2003.

              • División de Vehículos Comerciales DaimlerChrysler

              • Aumento de los beneficios

              • La división de vehículos comerciales se ha caracterizado en 2000 por su estabilidad en lo que a rendimiento económico se refiere. Hay un gran éxito de ventas en Europa y Latinoamérica que ha venido acompañada del lanzamiento de nuevos modelos lo que refuerza aún más la posición de esta área de negocio. Los gráficos muestran lo anterior.

                Estrategia internacional

              • Planes e iniciativas

              • En cuanto a las iniciativas tomadas para el futuro, cabe destacar las siguientes:

                Integración de las operaciones de vehículos pesados (camiones y autobuses) a nivel mundial.

                Plan de mejora de Freightliner que abarca una reducción de costes y una reducción de plantilla en 6200 trabajadores. Con esto se espera un ahorro de más de 300 millones de € para el 2001 y la recuperación de beneficios a partir de 2002.

                • División de Servicios DaimlerChrysler

                • Disminución del beneficio

                • DaimlerChrysler Services (Debis) es la Compañía de Servicios globales dentro del Grupo DC, compañía que ha centrado sus actividades en las áreas de Servicios Financieros y Servicios de Tecnologías de la Información.

                  Durante el pasado año 2000 ha registrado una caída en el beneficio (ver gráfica) debido principalmente al aumento de los tipos de interés lo que le ha llevado a reducir su margen comercial en materia de financiación bancaria.

                  Estrategia internacional

                • Planes e iniciativas

                • Existe un programa de reducción de costes así como una reorientación del negocio hacia áreas de menor riesgo para aumentar las ganancias.

                  Asimismo se ha replanteado el negocio del mercado de vehículos usados de cara a aumentar los beneficios que se obtienen en esta actividad

                  • Planes para Mitsubishi

                  La compañía japonesa del grupo espera retornar a los beneficios a partir de 2001 obteniendo unos márgenes de operación del 2.5% en el 2002 y del 4.5% en el 2003.

                  Para ello se ha diseñado un plan de mejora similar al de Chrysler que se resume en los siguientes conceptos:

                  • Reducción de un 15% del coste de los materiales

                  • Reducción de la capacidad en un 20% debido al exceso de la misma

                  • Reducción de la plantilla en un 14%, 9500 empleados

                  • Compartir plataformas, arquitecturas y componentes con sus socios del nuevo y viejo continente

                  • Promover una campaña que confiera calidad y credibilidad tanto a los productos como a la marca en si.

                  1 Introducción

                  MBA INDUSTRIAL. Estrategia Internacional FUSIÓN DAIMLER-CHRYSLER

                  1

                  Estrategia internacional