Estado y Derecho Constitucional

Historia. Renacimiento. Barroco. Regímenes absolutistas. Actuación del Estado. Capitalismo. Razón. Kant. Educación. Liberalismo. Constitucionalismo. Hobbes. Marx

  • Enviado por: Jose Idiaz Gorriz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

TEORÍA HISTÓRICA

DEL ESTADO

Y DEL DERECHO

CONSTITUCIONAL

Volumen II

Con el siglo XVI finaliza el Renacimiento. Con el Barroco, en pleno siglo XVII, se llega a una época conocida, para algunos, como la Crisis general debido a los acontecimientos que en ella sucedieron, tanto sociales como económicos. La crisis económica vino dada por la falta de estabilidad entre el crecimiento demográfico y los alimentos.

En este siglo surge el enfrentamiento entre la burguesía y la nobleza. Pero no todo lo que conllevó esta crisis fue negativo ya que se produjo una concentración del capital en manos de unos pocos y produjo el desarrollo del capitalismo y un claro determinante para la Revolución Industrial así como un incentivo favorable para el desarrollo del arte y la ciencia. Sin embargo existe otra postura la cual define este siglo como una fase de transición al capitalismo con consecuencias lógicas.

Se dan dos circunstancias que hacen que se consolide el Absolutismo en el siglo XVII: el conflicto sociopolítico y el desarrollo capitalista. Se fortaleció el Ejército debido a una situación de guerra que hizo que el poder del Estado se fortaleciese. También con el capitalismo el Estado se vio favorecido porque hizo de prestamista ante los capitalistas para iniciar una actividad productiva. Con esto el Estado pasa a ser el apoyo principal de la sociedad, extiende su dominio sobre la sociedad y se convierte en la única sustentación del conjunto sociopolítico.

El Estado se apoya en la clase nobiliaria y actúa bajo sus intereses. Pero surgen una serie de problemas internos en la nobleza que el Estado intenta subsanar con un proceso dialéctico para la adaptación de la relaciones entre la nobleza y el Estado para que sea posible un poder aristocrático.

La sociedad europea era cambiante y cada vez más compleja. La realidad se percibe con preocupaciones científicas (Newton, Kepler,…), sociales (obras como el Leviatán de Hobbes,…) y estéticas. La monarquía actúa como mediadora en el conflicto entre la burguesía y la nobleza. Aparece la opinión pública a través de críticas a la forma de gobernar. Este siglo, el Barroco, ha sido muy importante para España ya que en él se definió lo español. En el siglo XVII aparece la Contrarreforma debido a la constante idea de cambio.

Inglaterra es una excepción de este siglo ya que en ella no se dan ningún de estos movimientos reformistas. Su proceso monárquico sigue un desarrollo contrario al de Europa. Aparece la primera Declaración de los derechos individuales (Bills of Rights) en 1689. En este siglo se anticipa la Revolución francesa en Inglaterra. La nobleza inglesa pierde su espíritu estamental y actúa como burgueses. Todo esto lleva a decir que Inglaterra era el futuro de Europa.

Pero existía un problema que era la forma de actuar del Estado y su forma de constituirse. El Estado se centra en la Razón de Estado. El Absolutismo no fue un régimen tiránico ya que poseía límites de carácter moral mediante el Derecho natural y otros jurídicos con las Leyes Fundamentales.

Se intensifican las relaciones entre la Religión y la Política ya que el mantenimiento y defensa del Estado es necesario para el mantenimiento y defensa de la religión.

Con la aparición de la Opinión Pública y la Comunidad Internacional se introdujo el antidogmatismo y la tolerancia en política. La Opinión Pública no estaba fuertemente institucionalizada y por tanto era fácilmente manejable.

En siglo XVII hace una gran aportación: la Naturaleza que tiene leyes. El hombre forma parte de esa naturaleza y ambos poseen unas leyes (Derecho natural ya racional). Este Derecho natural era ambiguo. El iusnaturalismo racionalista alemán concebía la concepción del pacto social como origen y fundamento del poder. Se pasa del contrato político al contrato social.

Hobbes defiende la postura del iusnaturalismo racionalista. Decía que lo que determina la conducta del hombre es la tendencia de su naturaleza hacia su conservación. Hobbes afirma que existe “la guerra de todos contra todos” y que “defiéndete y te salvarás”. Al poder surgido del pacto lo denomina Leviatán. El poder del Estado, afirma, es la suma de los individuos que son absorbidos en una unidad superior para obtener seguridad.

En esta época surge la teoría del Derecho Divino de los Reyes debido al enfrentamiento político-religioso. Trató de servir al Absolutismo monárquico liberándolo del poder eclesiástico y asegurando su continuidad mediante el Derecho sucesorio.

La tendencia antiabsolutista defiende el poder limitado. Grocio, rechazaba la fuerza como base de las relaciones sociales y ponía al Derecho como regulador de las mismas. Spinoza, rechaza la concepción de un Dios personal y trascendente. Locke, mediante el empleo de un método empírico y analítico, llega a la conclusión de que en el estado de naturaleza los hombres ya poseen unos derechos naturales comunes a todos que los hace iguales (libertad, vida, tierra y bienes).

El contrato es el paso de este estado a la sociedad civil. El Estado no puede tocar la propiedad. El hombre tiene el poder de decidir lo que es necesario y de castigar que son trasmitidos a la sociedad civil.

Con la Ilustración se llega al Capitalismo. La Ilustración supone avances científico-técnicos y los primeros signos de la Revolución Industrial. Se pasa del predominio de la propiedad tradicional a la propiedad capitalista, de la Aristocracia a la Burguesía. Se impone la visión inmanente del mundo y la confianza en la Razón. El fin del poder ahora es la felicidad general, la libertad y la voluntad individual. La Ilustración alcanza sumador desarrollo en Francia.

Los hechos que contribuyen a la aparición del capitalismo son de tipo económico, científico y el hecho viajero. Existía una conexión entre el auge económico de este siglo y la mentalidad ilustrada.

La mayor reacción ocurre en la agricultura debido al aumento de la demanda de los productos agrícolas debido al crecimiento demográfico. La Fisiocracia tuvo como objetivo el bienestar de la mayoría y trató de detener el avance del capital mercantil y las fuerzas industriales. A todo esto, Voltaire afirmó que el comercio produce la riqueza, la riqueza hace a los hombres libres;….

También aparecen unas innovaciones en la agricultura, industria,…. Y se empieza a experimentar el gusto por viajar.

Estos hechos contribuyen a definir a la burguesía como clase social y a configurar una nueva concepción del mundo: la ilustrada. La burguesía se consolida como la clase dominante.

La Ilustración se basa en la idea de Razón. La naturaleza ahora pasa a ser lo que es comprensible por la Razón, por las fuerzas naturales del conocimiento. Por razón se entiende la capacidad de llegar a distinguir lo verdadero de lo falso. La Razón necesita de la decisión y del valor. Esto supuso la salida del hombre de su minoría de edad, según Kant.

La Razón ilustrada va a emplear el método del análisis, no el de la deducción. Por tanto se vincula a la experiencia ya que tuvo su influencia los avances científicos. La Razón conduce a la liberación del hombre.

A partir de esto se empieza a desarrollar una concepción nueva de la Historia: es posible explicarla racionalmente.

En este siglo aparece la idea de Progreso que tiene dos fuentes de inspiración: una de naturaleza teórica y otra de naturaleza práctica. Esta idea es uno de los caracteres que mejor definen a la Ilustración europea. Sin embargo, su contenido y formulación es variable. En Inglaterra es de escasa intensidad mientras que en Francia la idea de Progreso presenta un gran desarrollo.

El medio mas adecuado para la difusión de la Razón y, por tanto, para acelerar el Progreso es la Educación. La Educación tiene por objeto proporcionar los conocimientos técnicos para atender a las nuevas demandas económicas. En el aspecto espiritual, la Educación es adecuada para el desarrollo de una persona en el sentido de hacerla más libre, más feliz y buen ciudadano. Por tanto, el sistema educativo presenta una transformación.

Surge también una idea radical hacia el pasado. Esta idea apunta al Cristianismo como el culpable del atraso histórico ya que impidió que actuara la Razón. Los ilustrado se oponen al pensamiento cristiano de que este es un mundo de paso y sostienen lo contrario ya que el hombre el “libre de Dios”. Con esto se llega al nuevo humanismo de la Ilustración.

Existen diferentes grados de desarrollo del movimiento ilustrado. El Alemania se alcanza un bajo nivel de desarrollo debido, principalmente, al predominio de corrientes irracionalistas como expresión cultural de la burguesía.

El movimiento antiilustrado es una manifestación de la lucha de clases en el orden ideológico. Se constituye como la expresión del pensamiento reaccionario del siglo XVIII.

La Ilustración política adquiere su configuración a partir de la comparación del proceso histórico contemporáneo inglés y francés. Se empezó a dar importancia a la Política. La Ilustración política es específicamente francesa. Este tipo de Ilustración se basa en el Individualismo, nadie tiene derecho a mandar sobre ningún otro hombre y sólo voluntariamente puede aceptarse la obediencia.

A todo esto surgen dos tendencias teóricas diferentes. Montesquieu, de carácter conservador, con una visión oligárquica de la política, un protagonismo de los propietarios y una restringida interpretación de los derechos del individuo. Rousseau, de carácter más radical con una extensión de la participación en la política y una profundización en los derechos que prevén la democracia.

El Despotismo ilustrado no es el régimen político de la Ilustración. El representante más destacado de este movimiento fue Federico II. En general el Despotismo Ilustrado es una síntesis entre el Absolutismo y la Ilustración.

Algunas de las críticas que tuvo la Ilustración se basaron en que era un proyecto utópico.

El origen del capitalismo es objeto de investigación hoy en día. Entre los muchos antecedentes del capitalismo destacan, entre otros, la disolución de las relaciones de dependencia personal, el quebrantamiento de la Gremios, la aparición de la economía-mundo, el comercio, la inflación,….

El Liberalismo es un elemento superestructural del capitalismo. Surge en un determinado momento histórico que se dan las revoluciones burguesas. Se basa en el Naturalismo, el Racionalismo y el Individualismo. El individuo es el supremo valor que hay que respetar. El Liberalismo supone el paso de estatus al contrato. Además, la propiedad incluye el derecho de defenderla. Entre sus distintas formas históricas concretas destacamos el liberalismo de la industria y el de la agricultura.

El Constitucionalismo es otro de los elementos superestructurales. El término Constitución se ha empleado de diversas maneras. En sentido material, sustancial y formal. El Constitucionalismo es un movimiento que desde finales del siglo XVIII consolida el concepto de Constitución. Aparece bajo distintas manifestaciones. El Constitucionalismo evolutivo, el originario y el revolucionario. También puede hablarse de un cuarto constitucionalismo como es el caso alemán.

Cuando finalmente aparece la Constitución lo hace bajo tres formas que coinciden con las tres formas de Constitucionalismo. El evolutivo es propio de Inglaterra y mantiene la limitación del poder mediante la Constitución, el originario da origen a Estados como USA y tiene a la Constitución como norma suprema. Y el Constitucionalismo revolucionario surge a partir de la Revolución francesa y reúne los caracteres de ambos Constitucionalismos anteriores.

Hobbes decía que los pactos sin la espada no son más que palabras y Pascal decía que la justicia sin fuerza es impotente, y la fuerza sin justicia es tiránica. Por tanto, deben casarse la fuerza (Estado) y la justicia. El Estado es la organización del poder (poder, en este caso de los burgueses), pues lo concentra. En época liberal, el Derecho sirve para proteger los derechos fundamentales (libertad y propiedad). El estado es necesario para el desarrollo económico porque tiene fuerza necesaria para proteger la libertad y propiedad, porque con su fuerza obliga al cumplimiento de los contratos. El Estado significa una concentración de poder que puede negar la libertad, es el monopolio del uso legítimo de la fuerza. Asimismo puede negar la propiedad, atraerla para sí, obtener recursos económicos... Los liberales necesitan del estado pero, por otro lado, le tienen miedo. El estado es el que garantiza la existencia y el funcionamiento y de la economía capitalista. Por ello, va a limitarse a través de la división de poderes

El Estado de derecho es el sometimiento de todos los poderes a la ley. En Francia, la norma fundamental es la ley y, puesto que la Constitución ha sido proclamada igual y su fuente de legitimidad es igual, no existe distinción jerárquica entre ley y constitución. Así se construye el Estado de derecho (La idea de división de poderes se sustituye por la de Estado de derecho).

La última referencia es a la doctrina alemana. En Alemania la unificación se produce a través de la burguesía y del Rey (símbolo de unificación). Tienen dos problemas: crear un estado moderno y unificar el país.

El siglo XIX es también la época del movimiento obrero: organización de los trabajadores industriales en este siglo para hacer frente a unas relaciones laborales injustas (muchas horas, mujeres y niños, salarios para toda la familia, condiciones de vida lamentables en cinturones industriales, no hay seguridad laboral). Por ello, orientarán su lucha hacia una mejora de las condiciones de trabajo (concuerdan con la teoría marxista de que el trabajo humano no puede ser considerado mercancía porque es lo único que tienen las personas y no pueden, por tanto, estar sometidas a las fluctuaciones del mercado).

Marx también ofrece un plan de acción: hay que tomar el poder para conseguir una sociedad justa, sin clases. El movimiento obrero y encauza su movimiento hacía a una lucha política para alcanzar el poder. Con vistas al trabajo, se organizan en sindicatos (creadas en Inglaterra) a través de las Trade Unions (organizaciones de trabajadores para plantear a empleador decisiones unitarias mediante amenaza de huelga).

Los estados se convierten en auténticos instrumentos burocráticos (la administración y los organismos públicos ven crecer sus funciones). Esto provoca que gran parte del dinero se utilice para mantener la burocracia. El centro político pasa a ser ocupado por el poder ejecutivo: la administración y todos los elementos políticos pasan a depender de él.

La administración pública es más difícil de controlar: El 90% de las normas jurídicas las establece la administración (consecuencia de carácter democrático que sólo pueden solucionarse a través de las quejas de los ciudadanos).

Judicialización de la vida política y administrativa.

6