Estado según Platón

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Concepción política en La República. Estado Absoluto y Justicia

  • Enviado por: Rosa María García
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


-INTRODUCCIÓN-

Analizaremos la concepción política del filósofo, los acontecimientos más relevantes de su vida, los autores contemporáneos, etc.

De este modo llegaremos a la conclusión de que el Estado ideal de Platón es el Estado Absoluto.

Podemos decir que Platón intenta con su “ciudad ideal” mostrar un modelo acorde con su doctrina política, y que su propuesta aristocrática es una clara reacción a la democracia de los sofistas.

-VIDA DE PLATÓN. ATENAS-

Platón (427?-347 a.C.). Nació en Atenas en el seno de una familia aristocrática. Aristón, su padre, era al parecer descendiente de los primeros reyes de Atenas. Su madre, Perictione, estaba emparentada con Solón.

Siendo niño Platón, su padre murió y su madre volvió a casarse de nuevo con Pirilampes, el cuál era colaborador del estadista Pericles.

Frecuentó en su juventud los círculos militares y políticos, y más tarde se proclamó discípulo de Sócrates, aceptando su filosofía y su forma dialéctica de debate: mediante preguntas y respuestas obtenía la verdad.

Conoció el pitagorismo cuando viajó a Italia, Sicilia y Egipto, después de la muerte de su maestro Sócrates.

Fundó la Academia en su regreso a Atenas.

El pensamiento de Platón surge cuando Atenas estaba inmersa en crisis política, produciéndose la caída de los valores morales y religiosos tradicionales, de tal forma que apareció el relativismo ético de los sofistas y el debate sobre la base convencional de la ley.

A tales problemas, Platón busca una respuesta. Crea la “Teoría de las Ideas”, como fundamento del orden socio-político establece la justicia “en si”, eleva a categoría ideal al “eros”; presenta al filósofo como modelo del ser humano, el único capaz de regir la polis.

-DIÁLOGOS DE JUVENTUD. SOCIEDAD-

En su primera época (la socrática), muestra una actitud humanista. Platón se pregunta qué hace el hombre para ser excelente; hay un deseo de recuperar la persona para la vida social (busca el valor personal y no el social).

Esta etapa se caracteriza por una ética-política: “¿qué se puede hacer para ser mejor?”.

Platón se plantea la necesidad de seducir a la juventud con la “ðððδð” en el Cármides , debemos volver a la palabra para que sea correcta, y se asociará a la ciencia: transformar.

Con la ðððδð se transmite la areté; nos hacemos buenos frecuentando a los mejores, para ello debemos crear el espacio del encantamiento (época padre-hijo, amante-amado).

Se refleja la necesidad de un espacio político y social en la República donde la gente se frecuente.

Platón se dio cuenta de la necesidad de un estado educador (Carta VII).

Protágoras piensa que la moderación en el Estado , en las cosas domésticas , y en la prudencia, constituye la virtud del hombre. La conciencia colectiva determina el Bien y el Mal.

Platón ve en el pensamiento de Protágoras una visión parcial , de tal forma que en la segunda época intentará cambiar el sistema.

Protágoras lleva la tesis de la costumbre al extremo (es el ideal humano de educación ). Escapa al relativismo, y plantea que la eticidad pueda ser una ciencia.

Encontramos una valoración sobre la Justicia al final del Eutifrón.

-POLÍTICA PLATÓNICA FRENTE A LA SOFISTA-

Platón decía que hay cosas y acciones que son verdaderas por naturaleza , buenas o bellas en sí mismas; los sofistas pensaban que la verdad, la justicia, la belleza y la bondad, son productos de la convención; esta diferente concepción moral llevo consigo una distinta teoría política.

Los seguidores de Protágoras, afirmaban que la mayoría debería decidir en los asuntos políticos, ya que nadie nace para gobernar.

Platón mantuvo una teoría elitista de la política; sólo los filósofos pueden salir de su caverna y contemplar el Bien en sí mismos, porque se han liberado de la carga de la vida diaria, concretamente del trabajo, así pues, sólo ellos pueden gobernar.

Es una metáfora cargada de sentido político, Platón acusa a los sofistas de su demagogia: su enseñanza de la política no es sino enseñanza de las debilidades y la psicología de las masas, de cómo persuadirlas y conducirlas en la dirección deseada. Enseñanza de las técnicas hábiles y oportunistas de los políticos, sólo sensibles a intereses momentáneos.

Toda ciencia sofística no es sino análisis de las opiniones corrientes; no hay esfuerzo intelectual por pensar los grandes temas de la política.

-LA REPÚBLICA-

Se trata de la mayor obra política de Platón, en ella se pregunta: ¿Qué es un Estado justo?, ¿Quién es un individuo justo?.

La obra trata de la naturaleza de justicia y la injusticia y sus consecuencias para el hombre justo y el hombre injusto; en él también se recoge la clave del buen gobierno y de esta forma la renovación social helénica.

La República es un diálogo de madurez de Platón. Su contenido es el siguiente:

  • LIBRO I: Los personajes discuten sobre la Justicia.

  • LIBRO II: Sócrates habla del nacimiento del Estado sano, se busca la justicia en el Estado en primer lugar y posteriormente en el individuo, se llevará una vida austera.

Cuando se añaden médicos, cocineros, etc, el Estado estará enfermo o será lujoso; también se habla de las cualidades de los militares o guardianes. El libro finaliza con las pautas para hablar de Dios en los textos.

  • LIBRO III: Habla de la dicción de la poesía, para las melodías de los ritmos.

La gimnasia y la música educan el alma, si ambas se combinan se produce la valentía.

Existen 3 clases de pruebas para los candidatos a gobernantes: encargarlos de tareas que faciliten su olvido de esa convicción, imponerles sufrimientos, competencias y trabajos, y llevarles a lugares terroríficos y luego a otros más placentero.

  • LIBRO IV: Aquí, Adimanto dice que los gobernantes no podrían disfrutar

como los de otros Estados teniendo todo en su mano para ser dichosos. No debe haber pobreza ni riqueza, la gente rica no se ocuparía de su trabajo y la pobre no podría realizarlo bien.

Las partes de excelencia del Estado son: Sabiduría (Sophia), valentía (andreia), moderación (sophroýne).

El Estado es sabio por el conocimiento de su totalidad. La Justicia en el Estado bien fundado es lo que resta para que el Estado alcance la excelencia (cada uno hace lo que le corresponde en el Estado). En el individuo están presentes las mismas cosas que en el Estado.

  • LIBRO V: Habla de las tareas y la naturaleza de las mujeres. Las mujeres

deben realizar las mismas tareas que los hombres y recibir la misma educación. Los niños serán comunes y su educación será confiada a magistrados.

Para un Estado, el mayor mal es el que lo divide y el mayor bien el que lo une.

La condición para que se pueda fundar el Estado más próximo a éste, es que los gobernantes filosofen o los filósofos reinen en los Estados.

  • LIBRO VI: Se habla de la posibilidad de persuadir a la multitud y el objeto

del estudio supremo: la Idea del Bien, la Alegoría de la Línea y del Sol. Trata el alma filosófica.

  • LIBRO VII: Platón trata aquí de la alegoría de la Caverna, de los estudios

del filósofo (aritmética, astronomía, armonía, estereometría,etc). A los 20 años se elegirán a los más inteligentes, a los 30 se seleccionarán a los más capaces de prescindir de los sentidos y de marchar hacia lo que es en sí, (se les hará descender a la caverna para ejercitarse en todo tipo de trabajos), a los 50 años se les forzará a contemplar la Idea del Bien, y tomándola como paradigma, alternarse durante el resto de sus vidas en el gobierno del Estado.

  • LIBRO VIII: Nos encontramos con cinco clases de constituciones políticas.

La Nistocracía es el régimen correcto.

Hay cuatro regímenes deficientes: la oligarquía, la tiranía, la democracia y la timocracia.

El mejor Estado puede corromperse; los mejores guardianes no podrán controlar por completo la fecundidad y esterilidad ajustándose al “número geométrico total”, nacerán niños poco favorecidos por la naturaleza, inferiores a los padres, y descuidarán la música y la gimnasia cuando gobiernen. Surge así la timocracia, gobierno de fogosos más aptos para la guerra que para la paz. La oligarquía es un régimen basado en la tasación de fortunas, en él mandan los ricos. La democracia surge cuando los pobres ven que los gobernantes oligárquicos no valen nada, y sólo gobiernan por debilidad. La tiranía surge por el deseo insaciable de libertad que pierde a la democracia.

  • LIBRO IX: Se describe cómo es el hombre tiránico y se dan tres pruebas de

la superioridad del hombre justo sobre el injusto.

  • LIBRO X: Habla de la inmortalidad del alma, de la poesía, de las

recompensas del hombre justo, etc.

La crisis socio-política ateniense, introduce en lo teórico la gran disputa entre

los orígenes y fundamentos del Estado. Los partidarios de una polis natural mantienen la concepción arcaica adornándola de argumentos racionales frente a los teóricos innovadores que ven en el Estado el producto convencional de la ley humana. Platón se va a pronunciar por las tesis convencionalistas de los sofistas a la hora de explicar el origen del Estado al propugnar su constitución lógica < racional >. La génesis del Estado platónico reside en las necesidades materiales del individuo.

El origen del Estado descansa en el hecho de que cada individuo no se basta a sí mismo, sino que carece de muchas cosas. Cada individuo trata de entenderse con otro, y luego con otro, y de la multiplicidad de necesidades surge la unión de muchos en una misma morada. A esta forma de residencia en común la hemos llamado polis.

Platón quiere que creamos que hablar de política no tiene un propósito deliberado, pasa a discurrir del gobierno ideal casi por necesidad. La conversación empieza tratando de definir justicia y hombre justo, y sólo después de pensar mucho sobre ello, hace intervenir a Sócrates : “ ...imaginemos un Estado en proceso de creación y es fácil que veamos también de este modo a la justicia y a la injusticia en el acto de aparecer”.

Nos presenta la Dialéctica ( a propósito del Mito de la Caverna ) como un camino de ida cognitiva y de vuelta práctica. Es una destrucción de las evidencias sensibles (eikasía), que sólo nos proporciona sombras, y también de las opiniones o creencias (pistis). Mediante la Dialéctica remontamos a través del conocimiento discursivo (diánioia) las propias hipótesis en que se fundan las ciencias de las que nos servimos para escalar la pendiente que conduce hacia la luz. Hay cuatro ciencias que deben jalonar el ascenso : la aritmética, la geometría, la astronomía y la música. Tras esta rigurosa “ paideía “ llega el momento teórico o cognitivo de la Dialéctica que está en condiciones de acceder sólo mediante la razón a la esencia de las cosas.

El momento práctico del método dialéctico , la vuelta a la Caverna, a la vida política y moral, tiene como objeto instaurar una sociedad más justa y feliz. El regreso de los liberados es un deber, sólo el filósofo puede crear polis justas y bellas, ciudades ideales.

Vuelve a la Caverna por la amistad ( philia ) , el Mito de Eros. La amistad es el origen de los bienes que brotan en la relación entre hombres libres.

Los logros de la educación nos llevan a la contemplación del Bien. Los hombres así educados serán los adecuados para el régimen político deseado por Platón. La nueva polis precisa que esos hombres salgan del mundo de las sombras en el que están inmersos al mundo de la luz. Si el individuo está preparado para ello por una educación armónica, podrá ser también ciudadano del régimen no corrompido y que supere los defectos de los estados actuales.

La ciudad platónica necesita un gobernante perfecto y armonioso, que haya sido formado e instruido desde su niñez en los principios didácticos de la República. Los fundamentos metafísicos del Estado platónico se revelan en su estructura. Corresponden a su teoría del alma tripartita, las tres partes en que se divide el cuerpo de los ciudadanos : la parte intelectual del alma corresponde a los magistrados educados en filosofía, la del valor engloba la parte guerrera de los ciudadanos, la sensual la de los campesinos y mercaderes. El Estado de Platón es una aristocracia del intelecto. También hace una asociación de virtudes tradicionales griegas con la estructura de la clase del Estado ideal.

CLASE SOCIAL

Gobernantes

( Filósofos y Sabios)

Guardianes y guerreros

Pueblo

( Trabajadores y Artesanos )

VIRTUD

Sabiduría, Moderación y Prudencia

Valor y fortaleza

Moderación y Templanza

PARTES DEL ALMA

Racional

( Razón )

Irascible, Colérica

( Voluntad )

Concupiscencia

(Deseo)

FORMA DE GOBIERNO

Aristocracia

Timocracia

Democracia

( Que desemboca en Tiranía)

Se concibe la justicia como una relación de las clases del Estado y se compara con la relación que existe entre las partes del alma en el compuesto individual. El Estado justo es aquel que realiza la mayor unidad posible; este resultado sólo puede obtenerse si el gobierno está en manos de filósofos auténticos.

Para Platón el origen de la sociedad es el de Protágoras, los hombres están en un estado de guerra permanente entre sí por naturaleza y fundan la realidad del Estado para limitar las agresiones continuas. Esta tesis se recoge en “ La República “ por Glaucón : la violencia origina al hombre y a la necesidad de convenciones y asociaciones para limitarla.

Merecen especial atención los soldados, a los que Platón llama guardianes. Son comparados a los perros: deben ser veloces, bravos y fuertes, pero también han de ser buenos filósofos para distinguir la cara del amigo de la del enemigo. Así pues, el verdadero guardián de un Estado ha de reunir filosofía y espíritu, ligereza y fuerza.

Platón expulsa de su polis a “ los poetas hacedores de mitos” , posiblemente porque él construye sus propios mitos. Él gusta de la poesía, pero con mayor claridad que Heródoto y Jenófanes , sabe que Homero ha educado a toda Grecia en cuanto prácticas morales y creencias religiosas. Platón tiene bien presente que Sócrates cayó víctima de la intolerancia ideológica amparada en Homero. Todo esto constituye lo que Platón entiende como deformación religiosa y moral de los atenienses. Lo mas importante es detectar su actitud, que tiende a liberar a los gobernantes de su Estado ideal de las ataduras ideológicas que la tradición poética implantaba en la mentalidad de sus contemporáneos.

Damón será en cuanto a la música su autoridad ( famoso maestro de Pericles ) , que decía que : “ cuando cambia la música de los pueblos, también cambian las leyes fundamentales del Estado “ . Platón piensa que la música y la gimnasia merecen atención desde la niñez : “ no es un cuerpo sano el que mejora el alma, sino un alma sana y buena la que mejorará el cuerpo “ .

Platón educa a los políticos con la misma disciplina de gimnasia y música con que forma a los guardianes o soldados. Se escogen de entre estos los que demuestren mayores deseos de hacer lo que redunde en bien del país. Serán vigilados desde su juventud, y los que resistan la prueba serán nombrados políticos, honrados en vida y después de su muerte.

El Estado justo se posee así mismo como así lo hace el hombre justo, porque el alma humana tiene dos principios: uno que nos dirige al bien y otro que nos dirige al mal, y cuando el mejor rige al peor, entonces el hombre es dueño en sí mismo. ( Platón dijo esto anticipándose cuatro siglos a San Pablo ).

Pretende educar a las mujeres con la misma gimnasia y música con que educa a los hombres; como consecuencia los guardianes tendrán esposas e hijos comunes. El número de enlaces se dejará a la discreción del jefe del Estado, los hijos en seguida se separarán de sus padres y las nodrizas los criarán en barrios alejados.

Cuando luchen griegos con griegos no se llamará guerra sino discordia; será una querella entre amigos para corregirse. Platón no tiene el idealismo de un pacifista moderno ni se le ocurre proponer un arbitraje obligatorio ante un Tribunal Federal Helénico; para él , el Estado es todavía una polis, una ciudad con los territorios circundantes.

-OTROS DIÁLOGOS-

En sus diálogos de vejez o diálogos dialécticos ( el tercer grupo ), Platón expone reflexiones sobre las matemáticas, la ley del Estado, etc. Es una revisión de temas tratados en diálogos intermedios, como su doctrina política o la Teoría de las Ideas.

  • LEYES: En este diálogo afirma que junto al cambio, el otro peligro es la individualización . Al igual que los animales son regidos por el pastor, los hombres deben ser regidos por daímones, hombres superiores ( como ocurrió en los tiempos de la fábula ). Como no es posible volver a esto, Platón abandona la ilusión del tirano filósofo y del gobierno del filósofo, y utiliza el último remedio : el imperio de unas leyes justas que detengan todo cambio, que impidan toda revolución.

Crea entonces una ciudad ideal definitiva, con 5.040 ciudadanos ( número ideal para los repartos ). Se ubicará lejos del mar, los lotes de cada ciudadano son inalienables e indivisibles y se regularán los nacimientos para mantener el número. Su economía será cerrada, gobernarán los filósofos, el matrimonio y la educación son los dos pilares de la ciudad. El plan de estudios es igual al de la Republica, pero menos riguroso en cuanto a los escrúpulos morales frente a la poesía tradicional. Las mujeres se educarán a la espartana, sin distinción entre ambos sexos pero separadas de los hombres.

La finalidad de las Leyes es conseguir una ciudad en donde la justicia esté asegurada y donde una vida inmutable sirva a la gloria de los dioses y a su culto.

-COMENTARIO-

La vida “filosófica” de Platón estuvo marcada por un hecho político: “la condena y muerte de su maestro Sócrates”. Esto impulsó sus energías hacia un pensamiento con el que obtuvo explicaciones para el hecho más allá del azar, las intrigas políticas, las circunstancias adversas, etc. Pero el pensamiento trascendente que consiguió, desembocó en el desarrollo de una teoría educativa y política. Platón buscaría el sitio negado en la ciudad para el filósofo (Sócrates “tuvo” que morir por ser un filósofo). Eso fue lo que hizo en su ciudad ideal; será justa cuando todos sus componentes (las tres clases sociales identificadas con el alma tripartita ) cumplan con su función y actúen de acuerdo con su virtud característica.

En cuanto a la parte gubernativa, está formada por filósofos y sabios dotados de moderación y prudencia e identificados con la parte racional del alma. El “filósofo rey” es un privilegiado, que ha nacido con actitudes para la filosofía que hay que encauzar con las matemáticas y la dialéctica. El filósofo ama la verdad y tiene espíritu de justicia con valor de magnanimidad, con facilidad de aprender y buena memoria. La nueva polis precisaba que los hombres salieran del mundo de sombras al de la luz, del mundo de las apariencias y las opiniones al mundo de la verdad. Quien lo lograse sería la clave del Estado perfecto.

Platón crea sus mitos, que están muy lejos de los mitos tradicionales y que sustituirán a estos en su ciudad ideal. El mito creado por Platón es verdadero, hombres y mujeres inspirados le dicen cosas verdaderas y bellas, lo explica mediante dos instrumentos: primero intenta formar a la gente en la Academia ( en donde será explicado el mito ), por último intenta tomar el poder del Estado. Para que la sociedad viva según las verdades, hay que darle una normativa y ordenarla.

El mito se entiende mediante el logos : la Dialéctica trata de reducirlo a dimensiones humanas. El alma “cae” a un cuerpo y el mito revela ; es necesario entenderlo ya que es el discurso que introduce la verdad y la filosofía es el esfuerzo humano por comprenderlo y adaptarlo. Hay dos partes : una teórica que desemboca en otra práctica ( si funciona ), la organización del Estado para que los individuos vivan según la teoría.

En la República se expone esta concepción política y educativa , y nos da una respuesta al tema propuesto. En el pensamiento del filósofo griego es evidente la imposibilidad de la democracia ; si sólo unos pocos nacen dotados para la filosofía y sólo esos pocos, educados e instruidos, pueden salir de la caverna entonces serán los únicos capacitados para gobernar la ciudad. Por lo tanto es necesaria una forma de gobierno en la que sólo unos ostenten el poder ( filósofo-rey ). Se hace patente la teoría elitista (una vez más) de la política de Platón.

La tiranía intelectual que propone Platón no pretende supeditar al hombre, todo corresponde a una conclusión lógica ; la propuesta platónica no es arbitraria sino que se ha llegado a ella mediante un racionamiento que la ha justificado. La intención no es someter a los hombres sino liberar sus almas.

El mundo “real” en el que la sociedad está instalada es la caverna. Los hombres conocen las sombras que ven y el filósofo debe intentar liberarlos, ayudarlos a romper sus cadenas. Pero abandonar las sombras es difícil porque el saber es violento , produce una violencia en quien lo recibe al pedirle que abandone su comodidad y siga un camino difícil hasta ver la luz. Sócrates intenta liberar a los individuos de uno en uno y se percata cuando la sociedad está en la caverna. Lo elimina para acabar con la violencia del saber.

Consciente de vivir en una sociedad perversa que sólo sigue los dictados del cuerpo, Platón decide apropiarse del Estado para organizarlo y reformarlo. Propone un Estado absoluto que ponga un orden que potencie la liberación del alma. Es necesario una educación que trabaje el alma para separarla del cuerpo ; conocer es purificarse y purificarse es separar lo puro de lo impuro ( el alma del cuerpo) .

Platón no propuso su república como un plan político realizable, sino como una justa pintura de un tipo de estado naciente, creado para ver aparecer en él las ideas de justicia que deseó ver en el individuo. El Estado de Platón es un producto de laboratorio ( como una ampliación de un elemento microscópico que no se pretende que tenga vida real ).

“ El poder , pues , para los reyes filósofos “ , dice Platón . Parece bastante razonable confiar el poder a quien sabe distinguir entre el bien y el mal, lo real y la apariencia falsa, la verdad y el error, mejor que a quien lo ignore. De igual forma parece también razonable dejar que el filósofo dirija la educación de la juventud, la selección y formación de la élite y el adiestramiento de los futuros dirigentes de la ciudad , en lugar de permitir que todo ello suceda sin método, sin principios. ¿Acaso el saber tiene menos derecho a ejercer influencia en la dirección de las cosas que el talento oratorio, la valentía, la tradición o la riqueza?.

-ÍNDICE-

  • Introducción

  • Vida de Platón. Atenas

  • Diálogos de juventud. Sociedad

  • Política platónica frente a la sofista

  • La República

  • Otros diálogos

  • Comentario

  • Bibliografía

-BIBLIOGRAFÍA-

  • Chatelet, F., “El Pensamiento de Platón”, Labor, Barcelona, 1.973.

  • Grube. G. M., “El Pensamiento de Platón”, Gredos, Madrid, 1.987.

  • Guthrie, W. K. C., “Historia de la Filosofía Griega", Vol. III, IV y V, Gredos, Madrid, 1.988, 1.990, 1.992.

  • Jaeger, W., “Paideia”, F. C. E., México, 1.985.

  • Platón, “La República”, Gredos, Madrid, 1.985.

  • Popper, K., “La Sociedad Abierta y sus Enemigos”, Paidós, 1.977.

  • Tovar, A., “Un Libro sobre Platón”, Espasa-Calpe, Colec. Austral, Madid, 1.973.

  • Vidal-Naquet, “Formas de Pensamiento y formas de sociedad en el mundo Griego”, E.d. Península, Barcelona, 1.983.