Esperando a Rachma; Mario Giordano

Literatura italiana contemporanea. Novela juvenil. Denuncia. Peleas de perros. Sacrificio de animales. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Sandra
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

Esperando a Rachma. Mario Giordano

Resumen del argumento

Otto ha muerto, a sus dieciséis años. A pesar de su muerte, no se han esfumado los recuerdos de aquel verano de hace 15 años.Entonces Matthias tenía 13 años. Vivía en St. Pauli, cerca de las orillas del Elba. Su padre tenía una canoa. Un día, estando Matthias en el puerto con su padre, apareció Alex, que aún no se conocían, huyendo de su hermano. No tuvo mas remedio que subirse en la canoa y huir por el Elba con Thias y su padre. Estando en el centro de la corriente, vieron un perro, al que llamarían Otto, lo salvaron de morir ahogado. Tenía heridas y magulladuras como si hubiese peleado. Lo llevaron a la veterinaria, y allí estuvo un par de semanas.

Thias no podía quedarse con el perro, así que Alex se lo llevó a su casa. A lo largo de la semana aparecieron varios papagayos muertos. Matthias fue a visitar a Otto a casa de Alex. Cuando Thias se encontraba sólo con el perro, apareció una chica, Rachma, la hermana adoptiva de Alex. Thias se enamoró de ella.

Días después, en varias ocasiones, intentaron raptar a Otto y también quisieron comprarlo. Aparecían animales muertos de manera que parecía que Otto los había matado. Alex y Thias llevaban a Otto a la otra orilla del Elba. Allí lo entrenaban. Mas tarde, Alex descubre que su hermano va en un Porsche sospechoso. Kai tiene un arma en su poder y se la enseña a su hermanao en el colegio, y le cuenta a éste que la va a vender.

Alex y Thias sospechan de Kai y escarban en su cuarto, encontrando tan sólo una tarjeta en la cual viene escrito el nombre de Erdbeer-Kalle, supuesto socio de Kai, con la dirección de su oficina de la otra orilla del Elba. Los dos deciden ir al lugar para encontrarles. Escucharon una conversación en la que el jefe de Kai le pide a éste que le traiga a Otto.

Un tiempo después, Thias decide pedir prestada una canoa e ir a la otra orilla del Elba sólo con Otto. Allí se encontró a Kai y a Alex. Kai le propone un extraño juego a su hermano, el que gane se sale con la suya, Alex se queda con Thias y con Otto y su hermano deja a Erdbeer-Kalle, si éste gana, sino, sería lo contrario. Kai hace trampas y gana pero Alex hace caso omiso al trato que habían hecho. Kai se disponía a pegar a su hermano cuando Thias y el perro salen en su ayuda.

Al día siguiente aparecen pájaros colgados en los árboles, Kai desaparece con su ropa y su dinero, y el negocio de Kuddel arde, donde se supone que Otto estaba durmiendo. Pero no es así, Kai se lo ha llevado a su socio y se encuentra en un viejo barco llamado Kamtschatka. Alex y Thias deciden ir allí por la noche, cogiendo la canoa de su padre. Llegaron al barco y echaron las amarras, encontraron a Otto, y cuando se disponían a bajar del barco, apareció Kai con una pistola. Alex distrajo a Kai para que Thias y Otto se salvasen a costa de su propia vida. Kai disparó a su hermano. El padre de Thias y Kuddel vinieron a salvarlos en una lancha. Alex murió camino del hospital. Thias sólo volvió a ver a Rachma una vez, y ahora que Otto ha muerto, quiere que salude a Alex Winter de su parte.

Esperando a Rachma. Mario Giordano

Descripción de un personaje a elegir:

Otto

Sin duda, todos los acontecimientos de esta historia se ciernen a este bull terrier. Sus dueños Alex y Thias le salvaron de morir ahogado en el Elba. El perro presentaba magulladuras y heridas de forma que parecía que Otto había escapado de una pelea de perros.

En cuanto a su físico, Otto era un perro fuerte y nunca crió grasa. Tan sólo unas cuantas manchitas de color marrón salpicaban la piel blanca y rosada del animal.

Alex y Thias no lo tomaban como un simple animal. Otto es especial para ellos. Rachma, la hermana adoptiva de Alex, parecía tener un sexto sentido que le hacía saber cómo se sentía y que le ocurría a su querido Otto.

Su vida comenzó cuando fue salvado por sus dueños y terminó a sus dieciséis años con una inyección que daba fin a su existencia, ya que tenía un fallo en los riñones que no le dejaría vivir y le haría sufrir.

Crítica del libro:

A mí, en particular, me ha parecido una historia fabulosa y emocionante. El final de ésta me ha puesto triste, ya que este libro ha hecho que me aferre a él de forma que la muerte de Alex me diera pena durante dos o tres días. No quería terminarlo.

En cuanto a la forma de narrarlo, mi única oposición, es la abundancia de una palabra un tanto grosera: “mierda”. Ha sido escrito en primera persona, de manera que tan sólo se sabe lo que Thias piensa, escuha, dice, hace y por supuesto, ve. En ella, el narrador nos habla de su perro Otto como si lo hiciese de una persona, y de un hecho actual por el que todos debemos luchar para que desaparezca por completo: las peleas de perros y el sacrificio de otros animales para entrenar a éstos perros de peleas, como por ejemplo, los bull terrier.