España

Turismo. País. Regiones. Impacto socioeconómico. Emisores turísticos. Barcelona. Canarias. Litoral alicantino

  • Enviado por: Mariano Wagner
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

IMPACTO TURÍSTICO EN ESPAÑA

El país

España ocupa la mayor parte de la Península Ibérica, situada en el extremo sudoeste de Europa. Con una superficie de 505.955 kilómetros cuadrados, se sitúa en tercer lugar en el conjunto del continente europeo tras Rusia y Francia. La mayor parte de dicha superficie (493.484 km2.) es peninsular, a la que hay que sumar los archipiélagos de las Baleares, al este, (4.992 km2.) y Canarias (7.447 km2.) que se halla a más de mil kilómetros del sur peninsular, frente a la costa africana. A ello hay que añadir las dos ciudades ubicadas en el norte de África, Ceuta y Melilla.

Las regiones

La rica diversidad de España y sus grandes contrastes geográficos, climáticos y paisajísticos tienen su expresión puntual en todas y cada una de estas regiones, que a veces se agrupan entre sí para potenciar sus características comunes en orden al turismo. Así la "España Verde", nacida del esfuerzo común de Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco para resaltar los aspectos comunes de su paisaje, climatología, gastronomía y atractivos turísticos -playa y montaña, deportes, turismo rural-.

Las regiones más desarrolladas en relación al turismo de sol y playa son Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña, que cuentan con unas infraestructuras de gran calidad y diversidad, mientras que otras regiones de la España interior como Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura ofrecen al turista el atractivo de sus ciudades históricas -muchas de ellas Patrimonio de la Humanidad- su patrimonio artístico y monumental, su rica gastronomía y un turismo de la naturaleza de gran belleza paisajística. Otras regiones autonómicas como La Rioja, Madrid y Navarra, poseen el encanto de las comarcas dotadas de una gran tradición y personalidad, que ofrecen al visitante una serie de atractivos derivados de su naturaleza y de su cultura, formando algunas de ellas parte de otras rutas establecidas, como La Rioja con "El Camino de Santiago" y Navarra con igual ruta y la marca "Pirineos". La España insular es, sin duda, uno de los destinos preferidos por los turistas. Las islas Baleares, en el corazón del Mediterráneo, ofrecen una costa espléndida para gozar de sus playas y de los deportes náuticos, mientras que las islas Canarias, en la costa atlántica africana, son un auténtico paraíso con sus playas, sus parques de naturaleza volcánica y un clima excepcional durante todo el año.

Las ciudades de Ceuta, en la costa africana del estrecho de Gibraltar, y Melilla, en el Mediterráneo africano, gozan también de atractivo por su fácil comunicación desde la Península, que permite disfrutar de sus playas y realizar compras a precios interesantes.

Impacto Socioeconómico

El turismo representa uno de los puntales y sectores básicos de la economía española. Lo demuestran su desarrollo sostenido en los últimos años, su importancia actual y las expectativas de futuro que ofrece. La actividad turística está evolucionando muy rápidamente; el nivel de tecnificación de sus empresas, sus modelos de gestión y financiación han experimentado profundas transformaciones y la globalización actual de los mercados, los cambios en las tendencias de la demanda y las transformaciones en los canales de comercialización, y los fenómenos de integración vertical y horizontal, evidencian un gran movimiento

Recuperación del turismo español. Se puede decir que en los últimos años se ha producido un importante crecimiento del turismo español tanto en el volumen de turistas como y en los ingresos; durante los últimos años; superándose la crisis de finales de los 80 y comienzos de los 90, mediante un sostenido esfuerzo inversor en la mejora del producto turístico español.

España recibió el año pasado 70,85 millones de visitantes, de los que 47,7 millones eran turistas que consumieron servicios turísticos en territorio español, correspondiendo los 23,1 millones restantes, a excursionistas, visitantes fronterizos o transeúntes. Se estima que el consumo de bienes y servicios que realizan anualmente todos los turistas no residentes en el interior del territorio económico español representa más del 8,8% del consumo privado, es decir, casi un 5,5% de la demanda final de toda la economía española.

El turismo se caracteriza por ser un sector de gran actividad laboral, muy intensivo en el empleo de mano de obra. El turismo en España genera 1.300.000 empleos directos e indirectos.

El principal esfuerzo inversor se realiza a través de un número muy importante de empresas, la mayor parte pequeñas y medianas empresas, que consiguen que la oferta turística española sea una de las más importantes del mundo. Sólo la planta hotelera española ocupa por su capacidad el tercer lugar mundial, detrás de Estados Unidos e Italia, y registra 178 millones de pernoctaciones anuales.

La década de los noventa ha estado marcada por el esfuerzo del sector turístico en su modernización y mejora, lo que ha provocado la incorporación de una gran cantidad de tecnología en todos aquellos subsectores de los que está compuesto: centrales de reservas, agencias de viajes minoristas, sector hotelero, etc.

Inversión pública. A partir de la década del 90, se realiza una gran inversión pública, la mayor parte de estas inversiones están relacionadas directamente con el turismo: transporte, vías de comunicación, abastecimiento de aguas, saneamiento, regeneración de playas, medio ambiente, etc.

En el marco reciente de las actuaciones del sector público para la mejora de las condiciones del desarrollo turístico, no pueden olvidarse las inversiones ejecutadas para la puesta al día de las infraestructuras generales. Entre ellas deben citarse las que han unido la meseta castellana con Galicia (Autovías de las Rias Baixas y Noroeste), el acercamiento del País Vasco con Cantabria, la finalización de la Autovía Madrid-Valencia, la Autopista A-66 que une León con Asturias. En las infraestructuras del ferrocarril hay que destacar los proyectos del AVE Madrid-Frontera Francesa, Madrid-Valencia, Alicante y Murcia, el proyecto de tren de velocidad alta Madrid-Valladolid y el tren de velocidad alta Valencia-Barcelona. Asimismo, cabe destacar los proyectos de desalinizadoras para Baleares y ampliación en Canarias; el aumento de nuevas plantas depuradoras en numerosos destinos turísticos. Las inversiones en saneamiento y depuración en la Costa del Sol y Salamanca. En cuanto a las inversiones en aeropuertos cabe señalar los esfuerzos presupuestarios realizados en los últimos años. Entre las actuaciones más relevantes cabe señalar la tercera pista del aeropuerto de Barajas o la finalización de la total renovación y ampliación del aeropuerto de Palma de Mallorca.

Por último cabe destacar el intenso esfuerzo realizado por la Administración Turística española en la promoción del turismo español en los mercados internacionales. Las continuas campañas de promoción y de publicidad desarrollada por la Secretaría de Estado de Comercio, Turismo y de las Pymes en creciente colaboración con las Comunidades Autónomas durante estos años es un buen ejemplo de ello y marca el camino a seguir.

Mercados emisores.

La mayoría de los turistas que viajan a España proceden de países europeos; durante el año pasado, las entradas de turistas europeos supusieron el 91.3% del total. En cuanto a los principales países emisores, los turistas procedentes de Alemania representan el 24,3% del total, el mismo porcentaje que el correspondiente a los residentes en el Reino Unido; ambos países concentran, por lo tanto, cerca del 50% del total de entradas de turistas a España.

En cuanto a las entradas de turistas procedentes de mercados extraeuropeos, son los norteamericanos los que mantienen la participación más destacada, con un 1,9% del total de entradas.

Estructura de las llegadas de turistas extranjeros

Origen

Porcentaje

Alemania

24,3

R. Unido

24,3

Francia

11,3

P. Bajos

4,4

Italia

4,4

Bélgica

4,0

Suiza

3,0

Portugal

2,7

Otros Europeos

12,9

USA

1,9

Japón

0,9

Brasil

0,8

Otros

5,1

Estacionalidad. La mayor parte de las entradas turísticas, un 45 %, se registran en la temporada de verano, concretamente en los dos meses centrales, julio y agosto, y que representan un 28 % de las totales. Durante la temporada de verano, la duración media de permanencia de los turistas extranjeros en España fue de 12,6 días. No obstante, y sobre todo en los últimos años, puede apuntarse un aumento del turismo en temporada media y baja.

Destinos importantes.

Los destinos de sol y playa (Gran Canaria, Málaga, Murcia, etc.) constituyen el segmento principal de la oferta turística española. Uno de los principales problemas de estos destinos es la saturación de su espacio urbano, que en algunos casos ha podido incluso superar su capacidad de carga con los problemas que eso trae: insuficiencia de las vías de transporte, insuficiencia o inexistencia de espacios públicos, insuficiencia de infraestructuras y servicios, etc. que inevitablemente supone una caída notable de la satisfacción con la experiencia turística y una agresión al entorno. Dentro de los destinos más importantes destaca por su importancia las ciudades con alto valor histórico (Barcelona, Madrid, etc.) que captan un importe número de turistas pero sin que estos generen riqueza en la misma magnitud, al componerse en muchas ocasiones de visitantes, pero no pernoctan o están dentro de un circuito

Barcelona

Barcelona, situada en la costa mediterránea, muy al Norte de España, es sin duda la ciudad más cosmopolita y económicamente más activa de España. Siempre probó su deseo de ser moderna, seguir las últimas tendencias internacionales o estar a la cabeza de ellas.
Por supuesto Barcelona tiene también una historia muy antigua, como podemos ver en sus numerosos monumentos románicos, góticos y renacentistas, o incluso en restos de períodos todavía más antiguos. Pero lo más característico, o lo que la hace más única, es que ha construido en, digamos, los últimos 100 años.

Barcelona ha sido un importantísimo centro del modernismo, distinguiéndose especialmente por los trabajos de Antoni Gaudí, quien, junto con grandes artistas contemporáneos, ha dado a la ciudad un aspecto nuevo y excitante y la han situado en la cúspide del modernismo.

Canarias.

Según datos del Departamento de Psicología Social de la Universidad de La Laguna de Tenerife, la isla de Lanzarote soporta el parque móvil más alto por metro cuadrado de toda España, en un territorio diez veces más pequeño que la provincia de Madrid.

Según las mismas fuentes, también los hábitats naturales del litoral son los que han sufrido el mayor impacto de los asentamientos turísticos. Se citan como ejemplos la isla de Fuerteventura, donde se han destruido las zonas de maretas y vegetación de la península de Jandía; lo mismo sucede en Gran Canaria (concretamente en Maspalomas), donde apenas queda vida natural silvestre; y en Tenerife, donde prácticamente han desaparecido las zonas aptas para las aves migratorias.

La ocupación del suelo para el desarrollo turístico ha invadido también zonas cultivables que marcaban el paisaje típico canario, como las plataneras. En algunos municipios, como el Puerto de la Cruz en Tenerife, la reducción del cultivo por construcción de hoteles ha superado el 40 por ciento.

Por otro lado, la singularidad del paisaje isleño y la tradición turística hacen que los parques nacionales canarios sean de los más visitados. El problema es la falta de adecuación y control de las visitas, sobre todo en el Teide, son frecuentes las basuras, el riesgo de incendios, la predación de fauna y flora, el pisoteo y las molestias a las aves en época de cría. En concreto habla de los profundos surcos abiertos en la parte alta del cono del Tedie, provocados por los visitantes, que afean el paisaje volcánico.

Litoral Alicantino.

Enumeracion de impactos turísticos en el Litoral Alicantino

Casos de incidencia visual:

- en Moraira emergen dos torres de apartamentos sobre un fondo de pinar;

- barrera arquitectónica de la playa de San Juan;

- ensanches urbano-turísticos de Santa Pola y Torrevieja que rompen la continuidad física de manera brusca.

Casos de superación de la capacidad portante del suelo:

-urbanización en el paraje de El Mascarat, junto al puerto deportivo Luis de Campomanes, donde la construcción de los inmuebles acentuó la inestabilidad del sustrato margo-arcilloso y hubo que reforzarlo con contrafuertes;

- en la urbanización Pueblo Acantilado en la Cala D'Or de El Campello, las primeras lluvias se llevaron una escalinata de bajada a la cala;

- el paseo elevado frente a la urbanización Mil Palmeras quedó totalmente deteriorado en 1987 en el glacis que conforma el perfil costero en El Pilar de la Horadada.

Casos de inadecuada infraestructura de saneamiento:

- antiguas concesiones del dominio público para vivienda de veraneo en El Portichol, El Pinet-La Marina y Guardamar, todas ellas sin conexión con la red de alcantarillado, por lo que los vertidos acaban en el subsuelo contaminando los acuíferos.

Impacto sobre humedales alicantinos:

- parte de las Salinas de Santa Pola han acabado incluidas dentro del suelo urbano una vez aterradas las balsas correspondientes;

- agrupación de conjuntos residenciales en las márgenes de las Lagunas de Torrevieja y La Mata.

Sobre este último espacio natural protegido, literalmente cercado por urbanizaciones, conviene recordar que el proyecto de Plan Rector de Uso y Gestión mantenía una franja de protección de 500 metros para limitar actuaciones urbanísticas que incidieran sobre los valores ecológicos y paisajísticos de las lagunas. El Ayuntamiento de Torrevieja consiguió reducir dicha franja a 100 metros.

En cuanto al consumo de agua, la Fundación de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha criticado el sistema de riego de los campos de golf de la Comunidad Valenciana. Concretamente se ha cifrado el consumo de agua de los diez campos existentes en Alicante en casi 5,5 millones de metros cúbicos al año. A esto se unen las limitaciones existentes en la depuración de aguas residuales, con poblaciones costeras como Calpe, Finestrat, Denia, Moraira o Benissa carentes aún de estaciones depuradoras de agua.

Impactos del turismo de interior.

Aunque el turismo de sol y playa sea el responsable de la mayor parte de la degradación ambiental, en el interior, y en ocasiones provocado por un turismo supuestamente respetuoso con el medio ambiente, también se dan casos de incompatibilidades normalmente asociadas con la práctica de algún deporte.

El ejemplo más claro procede del turismo de invierno y en especial de la práctica del esquí. La escasa permanencia de la nieve en las montañas y el limitado número de cumbres nevadas ha hecho de la innovación artificial un recurso contestado por organizaciones ecologistas, que insisten en lo perjudicial que resulta para los neveros de alta montaña y los cursos altos de los ríos. Por otro lado, la construcción de pistas de esquí lleva consigo una continua renovación año tras año motivada por la necesidad de ofrecer nuevos atractivos a los visitantes. Así, nuevas pistas con nuevos medios de elevación, mejores accesos, esquí nocturno o adaptación de pistas para snowboard, provocan nuevas fricciones con el entorno. Según la Liga por la Defensa del Patrimonio Natural (DEPANA), de Cataluña, señala que la estación de Baqueira-Beret, que ya consiguió limitar la protección del Parque Nacional de Aigüestortes para futuras ampliaciones de sus instalaciones, ha sido la principal causante de la desaparición de la perdiz nival de la zona o de que la población de urogallo se haya visto seriamente comprometida con la construcción de las pistas de Port Ainé, en el Pallar Sobirá leridano. El Fondo Mundial de la Naturaleza(ADENA), por su parte, advierte que la continua ampliación de las pistas de Valdelinares en la sierra de Gúdar (Teruel) puede acabar con uno de los bosques de pino negro mejor conservados.

Otro grave efecto sobre el entorno lo provocan las excursiones de coches todo terreno, algunas de ellas celebradas sin obtener los respectivos permisos, como ha ocurrido con casos detectados en la sierra de Guadarrama, entre Madrid, Segovia y Avila. Ruido, emisiones contaminantes y erosión del suelo son algunos de los impactos provocados por estos vehículos, lógicamente amplificados cuando forman caravanas. La importancia de esta modalidad de desplazamiento por medios naturales ha conllevado que algunas comunidades autónomas legislen sobre la materia.

A modo de conclusión, a pesar de que el turismo en España es uno de los puntos mas fuertes de la economía española, que genera muchas fuentes de trabajo y le da al país un reconocimiento mundial, también tiene sus resultados negativos como los problemas ambientales y las superpoblaciones en determinadas épocas del año. Esto hace que sea indispensable que la oferta turística española ofrezca una constante renovación y amplificación de sus servicios y un régimen estricto de las leyes y restricciones turísticas para hacer del turismo un disfrute por parte de los emisores, y no un problema para los residentes, mas aun, para que puedan sacar provecho del mismo.